Arte y Cultura
El día que Hernán Cortés conoció a Moctezuma (relatado por los españoles)
Mariana Gaxiola
El también cronista, Bernal Díaz del Castillo, narra en sus textos el primer encuentro del conquistador español, Hernán Cortés y el emperador mexica, Moctezuma.
hernan cortes

Crónicas de españoles relatan los primeros acercamientos que ocurrieron entre Hernán Cortés y Moctezuma, en Tenochtitlán.

 

El primer encuentro del conquistador Hernán Cortés con el tlatoani Moctezuma tuvo fecha un 8 de noviembre de 1519, justo en donde se unen las calles que hoy constituyen República del Salvador y Pino Suárez.

Tras su llegada por Cholula, los españoles avanzaron hasta Tenochtitlán. Su arribo fue por Iztapalapa, y más tarde partirían esa mañana de 1519 para encontrarse con Moctezuma. Si en algo coinciden las crónicas de Cortés y Bernal Díaz, es en la sorpresa e impresión que les causó ver por primera vez a Moctezuma, el cual venía acompañado de cuatro señores con ostentosas prendas.

Bernal Díaz del Castillo relata:

Ya que llegábamos cerca de México …. se apeó el gran Montezuma de las andas, y traíanle del brazo aquellos grandes caciques, de bajo de un palio muy riquísimo a maravilla, y la color de plumas verdes con grandes labores de oro, con mucha argentería y perlas y piedras chalchihuites (jade) que colgaban de unas como bordaduras … otros muchos señores venían delante del gran Montezuma, barriendo el suelo por donde había de pasar, y le ponían mantas para que no pisase la tierra”.

Moctezuma toma de la mano a Hernán Cortés y lo lleva a una gran sala que estaba frontera del patio por donde entraron. El emperador le dijo que lo esperase y se fue.

Hernán Cortés narra:

“Y dende4 a poco rato, ya que toda la gente de mi compañía estaba aposentada, volvió con muchas y diversas joyas de oro y plata, y plumajes, y con hasta cinco o seis mil piezas de ropa de algodón, muy ricas y de diversas maneras tejidas y labradas, y después de me las haber dado, se sentó en otro estrado que luego le hicieron allí junto con el otro donde yo estaba”.

Una vez que los españoles se asientan en el palacio de Axayáctl, Moctezuma le cuenta a Hernán Cortés que en sus escrituras, sus antepasados dieron noticia de unos extranjeros que venían de partes extrañas para dominar las tierras aztecas.

Cortés escribe las palabras de Moctezuma:

“Y pues estáis en vuestra naturaleza y en vuestra casa, holgad y descansad del trabajo del camino y guerras que habéis tenido, que muy bien sé todos los que se vos han ofrecido de Puntunchán acá, y bien sé que los de Cempoal y de Tascaltecal os han dicho muchos males de mí. No creáis más de lo que por vuestros ojos veredes5, en especial de aquellos que son mis enemigos, y algunos de ellos eran mis vasallos y hánseme rebelado con vuestra venida, y por se favorecer con vos lo dicen”.

Por su parte, Bernal Díaz describe al tlatoani así:

“Era el gran Montezuma de edad de hasta cuarenta años, de buena estatura y bien proporcionado, cenceño y de pocas carnes, y el color no muy moreno, sino propio color y matiz de indio. Traía los cabellos no muy largos, sino cuanto le cubrían las orejas, y pocas barbas, prietas, bien puestas y ralas. El rostro algo largo y alegre, los ojos de buena manera, y mostraba en su persona, en el mirar, por un cabo amor, y cuando era menester, gravedad. Era muy pulido y limpio, bañábase cada día una vez a la tarde”.

Más tarde, Moctezuma invita a los españoles a una comida. Esta experiencia la explica Bernal Díaz en su obra “Historia verdadera de la Conquista de la Nueva España:

“Mientras el tlatoani comía había personas contrahechas que bailaban y cantaban El palacio contaba con buen número de aposentos En unos había armas, en otros bastimentos. Había una especie de zoológico con animales de todo género y hasta un estanque para aves. Numerosos artesanos estaban al servicio del tlatoani, y qué decir de las mujeres y concubinas del señor. Huertas de flores, árboles olorosos y estanques de agua dulce formaban parte del palacio”.

A pesar de las atenciones por parte del pueblo mexica para con los visitantes europeos, éstos terminan por tomar preso a Moctezuma. Existen crónicas que aseguran que los mismos aztecas son quienes liquidan al emperador. Sin embargo, hay otros textos que dicen que el tlatoani fue asesinado por los españoles, pues ya no les era útil.

Acerca de esto, Bernal Díaz escribe:

“Cuando así le vieron muerto, vimos que hicieron muy gran llanto, que bien oímos las gritas y aullidos que por él daban; y aún con todo esto no cesó la gran batería que siempre nos daban de varas, piedra y flecha, y luego la comenzaron mucho mayor y con gran braveza, y nos decían: “Ahora pagaréis muy de verdad la muerte de nuestro rey y señor y el deshonor de nuestros ídolos…”

Espectaculares y simbólicas Serpientes del Templo Mayor
MXCity
El simbolismo de la pirámide mayor de México-Tenochtitlan es una fuente inagotable de especulaciones e hipótesis diversas, más o menos acertadas.

Serpientes a la sombra del Templo.

 

Existen muchas ideas y especulaciones alrededor de las serpientes y su conexión con las divinidades en la antigua Tenochtitlan. Cada vez se hace menos difícil saber si estas ideas son ciertas o no, ya que los antecedentes que se han descubierto no sólo en Cacaxtla, sino también en la antigua metrópoli de Teotihuacan, han revelado muchas luces sobre los mitos de la serpiente emplumada.

Las serpientes que se cierne en el templo mayor en el mero corazón del zócalo de la CDMX, son hermosas y amenazantes esculturas que alguna vez estuvieron al pie de las escaleras de una vasta pirámide dedicada a Huitzilopochtli, el dios de la guerra azteca con un insaciable apetito de sangre.

 

 

Entre las historias que se cuentan, se die que los aztecas practicaban el sacrificio humano en una escala épica. Los enemigos capturados en asaltos de guerra y escaramuzas fueron llevados a diario al templo, pintados de azul con un pigmento mineral, y luego conducidos por las serpientes de piedra para subir los escalones.

Una vez que los prisioneros llegaban a la cima, el sumo sacerdote arrancaba sus corazones con un cuchillo y se dice, que aún latían cuando eran expuestos para darlo como ofrenda al sol y al cielo.

 

 

Como sea, la presencia simbólica de estas esculturas de serpientes al pie del templo significa que la pirámide estaba destinada a representar a Coatepec o Cerro de las Culebras, donde los antiguos pobladores indígenas bautizaban la fertilidad de su tierra, ya que la culebra representaba a la Diosa de la Tierra y la Fecundidad, la deidad del sol y de las flores.

En la mitología azteca, se creía que Coatepec era el lugar de nacimiento de la montaña del dios de la guerra, Huitzilopochtli, cuya madre Coatlicue, la que tiene su falda de serpientes era una diosa de dos cabezas que había dado a luz al dios de la guerra bajo después de ser decapitada por sus cuatrocientos hijos.

 

 

En el momento en el que le cortaron la cabeza a Coatlicue, Huitzilopochtli saltó de su vientre, armado con armas masacrando a sus hermanos. Así fue como vengó la muerte de su madre matando al asesino y cortándola en muchos pedazos, que luego arrojó al viento.

Este mito fue recreado por sacerdotes aztecas que buscaban apaciguar al dios y garantizar la victoria en la guerra, de ahí, que sacrificaban y arrojaban cadáveres de la “colina de la serpiente”, representando simbólicamente la muerte de Coyolxauhqui. Durante la conquista española en 1521, el templo fue el sitio de algunas de las batallas más feroces entre conquistadores y guerreros aztecas, y el resultado fue la destrucción de una gran parte del templo.

 

 

Posteriormente las piedras del templo se usaron para construir la catedral para servir a la nueva fe católica. Las ruinas fueron redescubiertas en la década de 1930 por los historiadores que buscaban el Gran Templo. El sitio fue posteriormente excavado y reconstruido por los arqueólogos. Las serpientes de piedra fueron descubiertas y excavadas en la tierra en 1948, recibiendo mucha atención de los medios tanto de la prensa nacional como internacional.

Hoy en día, las serpientes han recuperado su antigua gloria y se las ha dejado a la intemperie tal como lo fueron en la antigüedad, donde se las puede admirar en toda su feroz belleza y significado histórico.

 

 

Aunque las serpientes de piedra son visibles desde lejos, es recomendable apreciar el resto de las ruinas y lo que resta de la pirámide mayor dedicada al numen solar y otro al dios de la tierra y de la lluvia, Tláloc.

Las excavaciones del Templo Mayor a partir de 1979 y los hallazgos de ricas ofrendas relacionadas con Tláloc, combinado con el deseo de establecer un paralelismo entre el Coatépetl y el cerro de Tláloc, inspiraron la idea de que la pirámide del numen telúrico y lluvioso era el Tonacatépetl, el cerro del maíz original del cual habla de la Leyenda de los Soles.

 

 

Con el tiempo seguiremos descubriendo que en Teotihuacan, las serpientes forman parte importante de lo que fue el centro político y religioso de una majestuosa ciudad, con un templo lleno de hermosos relieves, donde los campesinos ofrecieron sangre para la fertilidad de los campos, y los guerreros para apaciguar a los dioses.

Artista mexicano reproduce, desde hace 17 años, una impresionante réplica de la Capilla Sixtina
MXCity
Desde que comenzó las obras, dos párrocos han fallecido. Y uno de ellos, antes de morir, le sentenció: “Tú no tienes el derecho a enfermarte o morirte hasta que termines las pinturas”.

La existencia de la Capella Maggiore, también conocida como la Capilla Sixtina, se remonta al 1368. Aunque no fue sino hasta el 1477 que el Papa Sixto IV descubrió en sus ruinas, su apabullante futuro que trascendería los límites del tiempo. Así que no sólo decidió demolerlo para brindarle una mayor fortaleza, también decorarlo con frescos de los artistas más famosos del Alto Renacimiento como Sandro Botticelli, Domenico Ghirlandaio, Pietro Perugino y Michelangelo.

La Capilla Sixtina ha sido la protagonista de historiadores, artistas y viajeros. Inclusive, ha sido el centro de atención de filmes y libros. Y hasta de réplicas, como la del artista mexicano Miguel Macías.

Él, de 71 años de edad, es un artista gráfico en retiro y en constante búsqueda de la belleza. Principalmente que lo llevase a esa sensación de perfección fueron los hermosos frescos de la Capilla Sixtina. A sus ojos, la perfección de los frescos elaborados por Michelangelo parecían no haber recorrido cinco siglos de existencia…

Macías notó que las dimensiones y curvatura de la Capella Maggiore eran similares –si no que comparables– a los de la Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. Así que decidió trascender las emociones vividas en 1999 durante su viaje a Roma, y traducirlas en una idéntica reproducción de la Capilla Sixtina en la parroquia mexicana.

 

 

 

 

Desde entonces, y con 15 años de camino, Macías ha reproducido 14 lienzos con las bendiciones de los sacerdotes de la iglesia y la motivación del cardenal Norberto Rivera. Si bien sus técnicas pictóricas se adecuan a la comodidad de su cuerpo –primero lo realiza sobre lienzo y después lo pega y barniza sobre el techo–, él hace todo por gusto y trabajo social: “A Michelangel le pagaban con ducados de oro y hasta tenía el apoyo del Papa. En cambio yo estoy pagando todo esto de mi propio bolsillo –una jubilación mensual y depende de las donaciones de amigos, parientes y fieles”.

Antes de comenzar a pintar, Macías buscó el consejo de amigos arquitectos para dividir el techo en cuadrículas y encontrar la manera de reproducir los elementos complejos y figuras musculosas de Michelangel. ¿Cómo se puede deformar deliberadamente las figuras para que puedan ser vistas desde abajo? La escena de Adán y Dios acercándose uno al otro, con los dedos a punto de tocarse, le dio la respuesta. Fue lo primero que pinto, pues “[e]la forma más fácil de llamar la atención rápidamente.”

 

 

 

No obstante, Macías se desespera. “Cuando pinto a Miguel Ángel, a veces siento que me penetra. Cuando me desespero, atorado en alguna dificultad, hasta lo grito y lo llamo: ¡Baja y ayúdame, qué haces ahí arriba: ¡Por favor, ven a ayudarme! ¡Qué estás haciendo allá arriba!’”. ¿Cómo poder competir con la agilidad y eterna juventud de un Miguel Ángel que demoró alrededor de cuatro años en completar los cuadros, y él, un jubilado Macías, se ha demorado cuatro veces más? Necesitará, al menos, tres años más para terminar.

capilla-sixtina-01

 

El nuevo video de Interpol es una carta de amor a la CDMX
MXCity
El video del nuevo sencillo de Interpol, The Rover, del álbum Marauder, rinde homenaje a los fans, a la ciudad y a nuestros ritos y constumbres.

Mira el video completo de la canción The Rover.

 

Interpol vino a México en junio para presentar a nivel mundial su sexto album, Marauder. Despertando un idilio entre la banda neoyorquina con la CDMX, y con la gran expectativa que generó la presentación mundial, en una atípica rueda de prensa, donde la banda dio cuenta de ese agradecimiento que le profesan a la caótica y en sus palabras inspiradora capital mexicana.

En aquella presentación, sorpresiva e insual, un tipo ruibio, de pelo salvaje y lleno de sudor, se acercó al escritorio exactamente donde Paul Banks, Daniel Kessler y Sam Fogarino, estaba respondiendo preguntas frente a los fanáticos y periodistas. En ese momento el güero se acercó, un poco loco, a la cabeza de Banks y se aferró a su frente con los ojos cerrados. Luego se alejó la misma brusquedad, y todos desconcertados continuaron como si no hubiera pasado nada.

 

 

 

Interpol jugó con los tiempos e hizo del misterio un elemento narrativo. Con el lanzamiento del video The rover, ahora sabemos que el güero loco que irrumpió en el evento fue el actor Ebon Moss-Bachrach (The Last Ship, Girls y The Punisher) y que todo se trató de un algo dirigido por el ojo clínico del realizador Gerardo Naranjo, (Narcos y Miss Bala).

El primer sencillo ´The Rover´ se ha posicionado, con este documental-ficción que retrata a Ebon como un músico en crisis o un ídolo de culto que deja por unos días a su banda para adentrarse con un grupo de fans en el crisol de paisajes que es la capital mexicana.

 

 

 

En poco más de 5 minutos aparece recorriendo sitios como el Palacio de Bellas Artes, la Torre Latinoamericana, el Mercado Sonora, el Metro y la Col. Roma donde como sorpresa Naranjo nos regala un cameo de la cámara donde aparece Albert Hammond Jr.guitarrista de The Strokes. Según Banks, el video también es un documental sobre la Ciudad de México, aunque con una narrativa ficticia.

México es la ciudad que quizá tenga mayor número de fans de la banda. Es por esto, un lugar geográfico donde la Interpol tiene la mayor cantidad de oyentes en Spotify. Otros músicos que adquirieron sus inicios a principios de la década de 2000, New York Metropolis también tienen enormes bases entusiastas en América Latina: The Strokes realizó el mayor espectáculo en Argentina, por ejemplo. 

 

 

 

En conjunto dibujaron una historia de fondo para el video e idearon un personaje, el Rover (vagabundo): un ex miembro de la banda que realiza una misión espiritual y se convierte en un líder de culto.

El toque final fue encontrar un grupo de personas que el Rover pudiera convertir en su banda. Naranjo se acercó a un amigo que sugirió a algunos jóvenes artistas con un interesante sentido del estilo que podrían servir como lo que comenzó a llamar “los Locos“. “A partir de ese momento, fue simplemente correr y disparar el poco de caos que encontramos en nuestro camino.

Aquí te dejamos el video de Interpol, The Rover, una pieza fascinante, divertida e interesante estéticamente.

 

Mundialmente entrañable, The School of Life llega a la Ciudad de México
MXCity
The School of Life va mucho más allá que una librería. Los libros acompañan a esta escuela de la vida en un concepto en el que se junta una serie de proyectos realizados en conjunto con La Ciudad de las Ideas, El Día del Conocimiento en asociación con la UNESCO.

The School of Life es un concepto más que una librería; su objetivo es desarrollar la inteligencia emocional con un acercamiento lúdico con el conocimiento.

 

The School of Life llegó a México con la apertura de su primer espacio en la Ciudad de México. Trasciende el concepto tradicional de una librería a través de una amplia gama de productos, videos, una serie de conferencias-clases, textos, juegos y clubes de lectura que desarrollan la inteligencia emocional.

The School of Life es una organización global dedicada a desarrollar la inteligencia emocional que busca las mejores ideas de la psicología, la filosofía y la cultura para aplicarlas a la vida cotidiana.

 

 

Su ampliación a nuestro país es resultado de las gestiones de Salvador Briman y Andrés Roemer, en conjunto con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), One Day University, Grupo Salinas, La Ciudad de las Ideas y el Día del Conocimiento (The Day of Knowledge).

 

 

Andrés Roemer la define como: “una escuela de inteligencia emocional donde nunca se termina de aprender a través de muchísimas herramientas”. La sede de The School of Life en la Ciudad de México se abrió la noche del jueves 20 de septiembre en Avenida de las Palmas No. 340, colonia Lomas de Chapultepec. Ahí podemos encontrar una librería, más una tienda de productos, con una serie de conferencias de clases y de videos; con ejercicios de club de lectura; juegos de ser, todo en una forma lúdica de generar inteligencia emocional en los ciudadanos.

 

 

The School of Life es un concepto que nació en Inglaterra con el filósofo Alain de Botton, quien ha llevado su pensamiento a París, Ámsterdam, Amberes, Estambul, Río de Janeiro y ahora la Ciudad de México. El objetivo es difundir todo un conocimiento a través del humanismo, la filosofía, el arte y la ciencia, para tener una mente crítica, cuestionadora, inquisitiva, abierta y trabajar con uno mismo, su fortaleza emocional.

 

 

 

 

En este espacio, el público encontrará cursos, clubes de lectura, juegos, cuadernos de Sigmund Freud, Friedrich Nietzsche, Martin Heidegger, de Emmanuel Kant, entre otros grades filósofos. Textos de cómo estar satisfecho con uno mismo, junto con diversos materiales para trabajar con la sexualidad, el ser en sí, en sus relaciones de familia y de trabajo.

Es una escuela que realmente no existe en la universidad. Es una escuela para aprender de uno mismo, de relaciones, elegir una carrera, cómo tener una vida placentera y mejor comunicación, con la pareja, familia, y los hijos. Es un lugar de formación personal.

 

 

 

 

 

The School of Life tiene juegos, videos, clases, ejercicios en muchas manifestaciones, programas de televisión para realmente, como seres humanos, nunca dejar de aprender, que se tenga una mente que nos resuelva muchas de nuestras disonancias cognitivas y nos haga más conscientes del sentido de la vida. Es la primera librería con este concepto en el país. Su apertura requirió de años de negociaciones para obtener la franquicia. Es producto de la iniciativa de Salvador Briman y Andrés Roemer.

Las clases se ofrecerán en toda la República a través del Día del Conocimiento, que son cátedras impartidas en grandes foros por los profesores mejor evaluados por sus estudiantes, quienes expondrán temas sobre diversos conceptos que no se aprenden en otros lugares.

 

 

 

Se han realizado cursos sobre como, si se es una persona de serotonina o dopamina, andrógenos o estrógenos, cómo eso afecta en la mente para relacionarte con otros, para conseguir pareja, para hacer negociaciones. Asimismo se aborda la astrofísica; cuáles son las tres piezas musicales que han impactado más a la humanidad; sobre la psicología del dinero. El próximo será sobre cómo ser crítico de cine, entre otros. Estas son parte del grupo de actividades para generar una industria cultural donde el conocimiento sea entretenido y la inteligencia es una herramienta de cada día.

El amplio acervo incluye materiales de videos que explican qué significa la meritocracia, qué pasa con el sistema de mercado, cómo mejora tu comunicación, sobre cómo entender a los grandes filósofos. Igualmente se trata el debate sobre el ateísmo, cómo entender la ansiedad del estatus; textos sobre sexualidad, de cómo ser una buena persona, de cómo amarte a ti y a tu trabajo, de cómo ser optimista en una manera inteligente sobre la vida, en otros tópicos.

 

 

The School of Life es un espacio abierto para todo tipo de público. El único requerimiento es amar aprender, querer crecer, nunca dejar de cuestionarse, es para mentes creadoras y para despertar ese amor por el conocimiento, sobre todo el amor a la introspección, a conocerte a ti mismo.

 

 

 

The School of Life México

Dónde: Avenida de las Palmas No. 340, colonia Lomas de Chapultepec.

Web / Facebook / YouTube / Twitter