Arte y Cultura
Cinco intelectuales que escogieron Coyoacán para vivir
MXCity
Un recorrido por el misterioso jardín de Novo, la casa azul de Frida y el trágico estudio de Trosky.

A partir de ahora, ya no podrás caminar por Coyoacán sin pensar en estos personajes.

. . .

Desde la fundación de la CDMX, Coyoacán ha sido uno de los lugares más esplendorosos para vivir. Las calles de otro tiempo, las tradiciones pueblerinas ubicadas en cada esquina, los parques cubiertos de piedras volcánicas donde cualquier mortal se puede sentar a no hacer nada, han convertido a este barrio, repleto de fachadas históricas, en una bocanada de aire de fresco para esta enorme metrópoli.

Coyoacán conjunta de una manera magistral, la magia de los pueblos ancestrales con la modernidad. Es un espacio tan único que además ha sido el refugio de muchos intelectuales, que ahí, no sólo han encontrado una casa sino la paz necesaria para pintar, escribir y hasta resistir una revolución.

A continuación, te dejamos una lista de los personajes más destacados que escogieron este sitio bohemio para hacer su vida. Te advertimos que a partir de ahora ya no podrás caminar por el antiguo lugar de los coyotes sin pensar en estos genios.

Frida Kahlo

Coyoacán

Pocas personas tienen el privilegio de nacer y morir en el mismo hogar. Esa suerte tan particular, la tuvo la entrañable pintora Frida Kahlo, que durante casi toda su vida vivió en la famosa Casa Azul. Una residencia ubicada en la calle Londres que fue construida en 1904 por su padre Guillermo y transformada a lo largo de la vida de la artista. Este bello inmueble, cuenta con un patio central que está rodeado de cuartos y una fachada afrancesada como las que se usaban en la época. Es tan hermosa la casa que se convirtió en museo en 1958, después de la muerte de la Frida y Diego. Hoy en día es uno de los puntos más concurridos y originales de la ciudad.

Emilio "El Indio" Fernández

Coyoacán

Emilio Fernández es uno de los directores más importantes del cine de oro mexicano. Este hombre fue el responsable aquella secuencia de Dolores del Río en reboso caminado frente a las ganas de Pedro Armendáriz.

"El Indio Fernández" también escogió Coyoacán para vivir. En 1945 construyó en el Barrio Santa Catarina, un inmueble con la ayuda del arquitecto Manuel Parra. La construcción de este predio se inspiró en las haciendas del  siglo XIX. Actualmente, muchos de sus espacios, decorados con piedra volcánica y estatuas decimonónicas, han servido como set para un sinfín de películas mexicanas.

Salvador Elizondo

Coyoacán

Una de las figuras literarias más importantes de la CDMX. Fue escritor, traductor y fundador de un sinfín de revistas y escuelas.

La residencia donde vivió Elizondo está ubicada en una de las calles más famosas de la capital, Francisco Sosa. Una arteria coyoacanense, tapizada de piedras y rodeada de casonas antiguas que le dan al sitio un toque casi mágico. El hogar de Salvador, tiene un opulento jardín, con plantas exóticas, que le sirvió de inspiración hasta los últimos años de su vida.

León Trosky

Coyoacán

León Trosky, uno de los grandes críticos del gobierno de Stalin, llegó exiliado a la Ciudad de México en 1937. Aunque en un inicio vivía en la casa de Frida, una misteriosa pelea con Diego Rivera (algunos dicen que fue por celos) lo obligó a mudarse a una amplia residencia en la calle Viena, dentro de la famosa colonia Del Carmen. Desde su llegada a la casona, el bello inmueble recibió dos ataques perpetrados por espías rusos. Se dice que en el primer atentado estuvo involucrado el pintor David Alfaro Siqueiros, que, aparentemente, había mandado un grupo de supuestos policías ametrallar la propiedad sin éxito. El segundo ataque contra el líder ruso, fue el 20 de agosto de 1940. Un español fanático de Stalin, que se había infiltrado en su casa, le dio un golpe en el cráneo y lo mató. Actualmente el lugar es un museo y una fundación.

Salvador Novo

Coyoacán

El cronista y dramaturgo, que con su genio cambió las letras de México, es una de las grandes personalidades que escogieron el paisaje colonial de Coyoacán para pasar sus días. En esta delegación, Novo, acompañado de su inmenso jardín, y un estudio perfecto para atraer inspiración, murió.

La residencia, que había sido antes de Dolores del Río, estaba cerca de la emblemática avenida Miguel Ángel de Quevedo. Salvador Novo vivía ahí con su madre y todos los días salía a caminar por las calles y espacios verdes de su barrio y luego hacía crónicas al respecto. La casa constaba de dos pisos, una biblioteca y una cocina que él mismo había diseñado.

10 ciudades mexicanas para ver lo mejor de la arquitectura colonial
MXCity
La arquitectura colonial en México nos dejó fascinantes edificaciones barrocas, clásicas, góticas y churriguerescas.

Foto destacada: Roman Lopez / Unsplash

La arquitectura colonial de estas ciudades representan el legado de una época sociopolítica muy compleja.

 

. . .

 

La época de la colonia inició en el siglo XVI y se le denomina de este modo ya que toda la región que comprende a México le pertenecía a la Corona Española. Este periodo tuvo una duración de 300 años, hasta que varios episodios históricos dieron inició a la Independencia.

Más allá del contexto socio político del colonialismo complejo y tan criticado últimamente, las ciudades mexicanas se caracterizan por su arquitectura. Es la huella que dejó la conquista, iglesias y casonas, ornamentación y umbrales, columnas y ventanales; que a la fecha muchas ciudades del país cuentan con fascinantes edificaciones barrocas, clásicas, góticas y churriguerescas.

Aquí te dejamos con algunas de las ciudades en donde puedes ver esta arquitectura colonial.

 

Mérida, Yucatán

 

 

"La Ciudad Blanca" fue construida sobre las ruinas de la antigua ciudad de Tho y uno de los primeros lugares de México en ser colonizado por los españoles. La influencia española y las raíces indígenas hacen que el lugar ofrezca construcciones con una mezcla entre antiguo y nuevo e histórico y moderno. De hecho, el período colonial se inicia con la fundación de Mérida el 6 de enero de 1542, apegándose a las normas de urbanidad de esa época en España. En ese entonces las casas eran simples, con inspiración italiana y detalles con cantera. San Ildefonso es la muestra de la arquitectura colonial de los siglos XVII y XVIII, la más antigua de México y América.

 

 

Ciudad de México

 

 

La CDMX también fue de las primeras ciudades coloniales y una de las más influyentes en la arquitectura del Virreinato en el siglo XVI. La caída de Tenochtitlán dejó ruinas y una capital revestida con un tono europeo. Diversas colonias sirvieron como asentamiento de la clase alta de la sociedad (de aquel entonces y de la actual) donde su pueden observar edificaciones suntuosas, elegantes y callejones. La avenida Álvaro Obregón, Coyoacán y muchos lugares definen el estilo colonial de la CDMX.

 

 

Morelia, Michoacán

 

 

La arquitectura barroca y afrancesada de Morelia es Patrimonio Cultural de la Humanidad. El ícono arquitectónico de Morelia es el Acueducto: 253 arcos de estilo barroco. Existen otros edificios que son una verdadera joya arquitectónica, como el Palacio Clavijero, la Catedral de Morelia, el Antiguo Convento del Carmen, el Callejón del Romance y la Fuente de las Tarascas.

 

 

Zacatecas, Zacatecas

 

 

En 2019 Zacatecas fue ganadora en la categoría de la Mejor Ciudad Colonial. Su arquitectura tiene edificios de cantera rosa y sus extraordinarios ornamentos. Es una de las diez ciudades mexicanas distinguida como Patrimonio de Mundial por la UNESCO, en virtud de su valioso patrimonio colonial. Sus edificios, callejuelas, puertas e iglesias preservan múltiples historias.

 

 

San Miguel de Allende, Guanajuato

 

 

San Miguel también es Patrimonio de la Humanidad, calles y callejones extraordinarios, torres neogóticas como la Parroquia de San Miguel Arcángel y muchas casonas que hoy en día están convertidas en restaurantes, hoteles, galerías de arte o museos. El Teatro Juárez, sus jardines, el Palacio de Gobierno, la Casa del Conde Rul y Valenciana, así como sus minas, son grandes paraísos coloniales.

 

 

San Luis Potosí, SLP

 

 

Además de ser una ciudad con muchos atractivos turísticos, es ideal para todo tipo de viajeros. Su ciudad es ideal para visitar en familia ya que cuenta con un gran número de edificios coloniales e interesantes recintos. Y ¿qué decir de la Huasteca Potosina? Bueno, es una de las regiones más atractivas de México y del mundo.

 

 

Campeche, Campeche

 

 

Es una ciudad conocida por el buen estado que presentan sus edificios coloniales de estilo barroco construidos en la época virreinal, las viviendas tradicionales que poseen una influencia caribeña y sus arquitecturas militares con muchos fuertes, siendo los más importantes los que se encuentran detrás de "la gran muralla" de 500 metros de longitud que se realizó para rodear parte de la ciudad.

 

 

Oaxaca, Oaxaca

 

 

Oaxaca lo tiene todo y en arquitectura colonial también destaca. De hecho es uno de los conjuntos más ricos, originales y notables del tesoro artístico de México. Sus fachadas concentran la mayor riqueza ornamental y creativa de ese periodo, ya que los dominicos construyeron templos y conventos-fortaleza que constaban de un templo y un extenso espacio abierto que formaba el atrio. El ex convento de Santo Domingo de Guzmán es, quizá, la construcción virreinal en pie más grande e importante de México, y probablemente de toda América debido a su valor cultural y al papel que desempeñó como centro de evangelización en el sur del país. 

 

 

Puebla

 

 

Puebla es otra de las ciudades mexicanas con la mejor arquitectura colonial. Al ser una de las más antiguas tiene gran cantidad de edificios religiosos y civiles que son parte del Patrimonio Cultural. En el Zócalo, se pueden apreciar casonas con talavera e iglesias con estilo barroco. La Catedral, el Palacio Municipal, la Casa del Alfeñique y el Callejón de los Sapos, son ejemplos de arquitectura colonial. Sin embargo, la Biblioteca Palafoxiana es el mayor atractivo, al ser la primera biblioteca pública del continente y conservar el mobiliario original.

 

 

Querétaro, Querétaro

 

 

Es una de las ciudades claves en la historia. Sus mayores edificios barrocos son: el Acueducto de Querétaro, la Casa de la Corregidora, el Ex Convento de San Francisco, el Templo y Ex Convento de la Santa Cruz, así como la Catedral. Entre los edificios barrocos se encuentra la iglesia Santa Rosa de Viterbo. Cerca, está el Templo de San Francisco de color ocre, en el Jardín Zenea, la plaza principal de la ciudad. En el antiguo convento de la iglesia, el Museo Regional de Querétaro exhibe artefactos prehispánicos, coloniales y republicanos.

Las Yácatas, una zona arqueológica purépecha y museo en Tzintzuntzan
MXCity
Las Yácatas es una zona arqueológica con gran herencia cultural para conocer algunos de los misterios purépechas.

Foto destacada: Diego Villalo?n

La Cultura Purépecha es un gran misterio en cuento a lengua, arquitectura y tradiciones.

 

. . .

 

Tzintzuntzan fue el centro ceremonial del estado tarasco. Este nombre proviene de la palabra purépecha Ts’intsuntsani , que significa “lugar de colibríes”. Después de Pátzcuaro, el Imperio Purépecha consolidó su poder en Tzintzuntzan a mediados del siglo XV. El imperio continuó creciendo y resistiendo los ataques del vecino Imperio Azteca, hasta la llegada de los españoles.

Para no sufrir la destrucción que sufrió Tenochtitlán, el emperador se rindió a los españoles; aunque con el tiempo gran parte del sitio y sus cinco pirámides redondeadas distintas llamadas yácatas fueron destruidas, y la ciudad casi abandonada.

 

 

Por esta  razón, la excavación de este sitio comenzó hasta 1930. Su construcción más grande son las yácatas que se alinean mirando hacia el lago de Pátzcuaro, en una gran plataforma artificial excavada en el cerro Yahuarato. Este centro ceremonial contiene una gran plaza y varios edificios conocidos por albergar sacerdotes y nobleza. Este centro ceremonial se llamaba Taríaran o “Casa del Viento”, fue una fortificación defensiva así como un centro religioso.

En este centro ceremonial, el rey, o “cazonci”, actuaba como representante del dios principal Curicaueri. Aquí se realizó un gran número de sacrificios humanos, generalmente de prisioneros de guerra. Se creía que estos prisioneros sacrificados eran mensajeros de los dioses y eran venerados como tales.

 

 

Tzintzuntzan tiene la más grande de las estructuras monumentales del reino purépecha. La Gran Plataforma es una superficie de 450 m por 250 m; que a diferencia de las pirámides aztecas o mayas están redondeadas, no cuadradas. Y ya que Tzintzuntzan fue organizado por distintos vecindarios, lo más probable es que su mercado se reuniera a diario y tuviera productos locales e importados, sin embargo, no se ha determinado su ubicación.

 

Museo de Sitio de la Zona Arqueológica de Tzintzuntzan

 

 

Otro detalle de interés es el Museo de Sitio. Inaugurado en 1992, el propósito básico de este museo fue exhibir elementos religiosos, decorativos y utilitarios. Hoy en día, incluso hay gráficos que relatan la historia de los gobernadores del imperio, así como un mapa del Michoacán moderno que indica las ubicaciones en donde se originaron los objetos mostrados.

Hasta hace poco tiempo los arqueólogos, antropólogos e historiadores tenían poco interés por el sitio, ya que las ciudades no estaban fortificadas de manera significativa, pero las investigaciones recientes han revelado que los antiguos purépechas tenían un vasto imperio, solo superado en territorio por los aztecas y una cultura compleja que, en muchos sentidos, era diferente a cualquier otra en Mesoamérica.

 

 

El sitio alberga el Festival Cultural de Fin de Año en el que las comunidades indígenas alrededor del lago de Pátzcuaro demuestran su cultura a través del canto y la danza. Algunas de danzas tradicionales que se llevan a cabo incluyen la Danza del Pescado, Danza de los Moros, Danza de los Tumbies y Pescador Navegante. Por la noche, hay juegos de pelota purépecha (uárukua) en los que se prende fuego a la pelota y se emplean palos similares a los que se usan en el hockey.

 

 

Asimismo, Tzintzuntzan es uno de los pocos lugares en México donde el catolicismo no es la única religión importante, que se ha mantenido dominante desde que los indígenas abandonaron el área. Los evangélicos y otras denominaciones protestantes han logrado numerosos conversos en los últimos cincuenta años.

La iglesia más conocida que aún se conserva en Tzintzuntzan es el Monasterio de San Francisco; sus dos capillas abiertas atraen a turistas interesados ??en la historia religiosa del país.

 

 

Zona Arqueológica y Museo en Tzintzuntzan

Dónde: Av. Las Yácatas s/n, Centro, Tzintzuntzan, Michoacán, México.

Cuando: martes a domingo de 9:00 a 17:99 horas.

Cuánto: $75

Exentos de pago: estudiantes y profesores con credencial vigente; personas con discapacidades, pasantes e investigadores del INAH, niños y niñas menores de 13 años, adultos mayores de 60 años, jubilados y pensionados

Domingos entrada libre para nacionales y extranjeros residentes en México (con identificación vigente, IFE o FM correspondiente)

Yaopan es un videojuego sobre la conquista creado por la UNAM
MXCity
Yaopan es un videojuego desarrollado por la UNAM que une lo lúdico y la divulgación histórica y cultural de la conquista.

Foto destacada: Gaceta UNAM

Yaopan es un desarrollo inspirado en los clásicos juegos del NES.

 

. . .

 

Yaopan es un videojuego creado por la UNAM, que narra el proceso de conquista de México inspirado en el Lienzo de Tlaxcala. Después de pulsar Start, escoger a la princesa Tecuelhuetzin, comenzar a recorrer Tlaxcala y Tenochtitlán, derrotar enemigos y pasar niveles a través de la historia de México y las batallas entre tlaxcaltecas, españoles y mexicas.

Este videojuego tiene un estilo retro, muy similar a los juegos en 8 bits del NES clásico. El proyecto nace como una aportación didáctica de la UNAM dentro de la conmemoración de los 500 años de la caída de México Tenochtitlán.

 

 

Yaopan puede traducirse al español como: "lugar en donde nace la guerra". Según Margarita Cossich y Antonio Jaramillo, historiadores vinculados al desarrollo de este videojuego, el nombre fue consultado con varias mujeres y hombres nahuablantes y fue elegido por su expresividad y por ser un término fácil de recordar y pronunciar.

Con una modalidad de seleccionar personajes, el jugador puede tomar la identidad de Tecuelhuetzin, princesa tlaxcalteca o de Calmecahua, general tlaxcalteca de Ocotelulco, para sortear los ocho niveles que conforman la arquitectura dinámica de Yaopan.

 

 

La historiadora Margarita Cossich comentó la importancia de Tecuelhuetzin como personaje de acción en el videojuego, ya que ayuda a derribar el mito de que las mujeres no tuvieron un papel activo durante los hechos de la conquista.

Otra figura importante que aparece en Yaopan es Malintzin, quien aunque tiene un papel secundario en la estructura del juego, nos recuerda que era ella quien organizaba y comandaba los ejércitos indígenas en la conquista, pues los castellanos no sabían náhuatl y no podían comunicarse ni con tlaxcaltecas ni con los otros aliados.

 

 

El juego sigue el orden presentado en el Lienzo de Tlaxcala: ocho niveles que nos llevan desde la llegada de los europeos hacia diversos momentos emblemáticos de la historia que conocemos: como la marcha a Tenochtitlan por Cholula, la "noche triste", el sitio a Tenochtitlan e incluso alude a las conquistas en Centroamérica.

El Lienzo de Tlaxcala es un documento de historia visual con información invaluable, mandado a manufacturar por el Cabildo de la ciudad de Tlaxcala, alrededor del año de 1550, y que presenta la primera versión completa de la gesta histórica que normalmente llamamos la conquista de México.

 

 

Entre los aliados para la creación de Yaopan estuvieron involucrados la empresa de desarrollo de videojuegos y aplicaciones móviles, Bromio, el Seminario del Lienzo de Tlaxcala, Noticonquista, CulturaUNAM-México 500, Centro Cultural de España en México y la Universidad Autónoma de Tlaxcala.

El videojuego desmitifica "la traición" del pueblo tlaxcalteca, Morán Leyva dijo que "los videojuegos son uno de los mejores medios de divulgación de la cultura y de la historia, y en ese sentido, Yaopan es un producto pensado para nuestra comunidad universitaria y para el público en general".

 

 

Para el estudio del desarrollo del juego, se basaron en un códice donde participan 15 estudiantes de arqueología, antropología e historia de la Universidad Nacional y la UAM, cada uno con un enfoque diferente para acercarse a su tema de investigación, lo que ayuda a entender el Lienzo de otras maneras para darle vida al videojuego.

Yaopan es una aplicación disponible para celulares con sistema operativo Apple y Android. Puedes descargarlo gratuitamente aquí

¿Es verdad que los vikingos llegaron a América antes que Colón?
MXCity
Una nueva investigación podría brindar evidencia científica de la llegada de los vikingos a América, muchos años antes que Cristóbal Colón.

Foto destacada: Speeshreads

Nueva evidencia revela que los vikingos pudieron llegar antes que Colón a América.

 

. . .

 

Se ha dicho que los vikingos cruzaron el océano Atlántico llegando a América mucho antes que Cristóbal Colón. Pero los detalles estaban bastante, bueno los detalles eran mitos y sagas arraigadas que fueron creadas por escandinavos, y otras fueron historias orales, escritas siglos después de que realmente ocurrieran.

Además, como toda saga, estas historias están llenas de notas fantásticas, encuentros entre vikingos y los pueblos indígenas de América siendo algunos eventos descritos como indígenas amables o violentos y viceversa.

 

 

Las sagas islandesas como Saga de Erik el Rojo, la Saga de los groenlandeses, se dice que los vikingos iniciaron la exploración al oeste de Groenlandia a los pocos años de establecerse los asentamientos en la isla.

Bjarni Herjólfsson, un mercader que navegaba entre Islandia y Groenlandia, perdió el rumbo, llegando a un territorio mucho más al oeste. Herjólfsson describió el territorio a Leif Erikson, quien exploró el área con mayor detalle y fundó un pequeño asentamiento llamado Leifsbúðir… Pero estas afirmaciones son igual de verdaderas que la existencia de dragones en el Señor de los anillos.

 

 

 

?Algunos otros textos medievales describen que muchos europeos sabían que los vikingos habían llegado a una nueva tierra al otro lado del Atlántico. Pero sin dar detalles ni nada. La combinación de técnicas de investigación modernas y el descubrimiento de otros textos podría ayudar a establecer una línea de tiempo para los vikingos en las Américas.

Pero encontrar evidencia arqueológica que respalde los mitos, sagas, leyendas e historias es mucho más complejo. Pero según un nuevo estudio en donde se examinaron diversos artefactos de madera de un asentamiento vikingo sin fecha en Terranova, se dice que los vikingos se establecieron en Canadá en 1021.

 

 

Se trata del registro más antiguo conocido de humanos cruzando el Atlántico para llegar a América. El sitio, conocido como L’Anse aux Meadows, está ubicado en la península norte de Terranova.

Se cree que los vikingos aterrizaron en América gracias a que cuando los vikingos llegaron a L’Anse aux Meadows cortaron árboles con cuchillas de metal, que no eran producidas por la población indígena que vivía en la zona en ese momento. Las piezas de madera, dejadas en el asentamiento, provienen de tres árboles diferentes.

 

 

Dentro de esas piezas había anillos de árboles, incluido un marcador claro para el año 993. El año anterior, los científicos saben que ocurrió una tormenta solar masiva, liberando una corriente de rayos cósmicos, o partículas altamente energéticas, del sol a casi la velocidad de luz.

Los tres objetos de madera muestran la misma señal de la tormenta solar exactamente 29 anillos de crecimiento antes de encontrarse con el borde de la corteza. “Encontrar la señal de los anillos de crecimiento de la tormenta solar 29 en la corteza nos permitió concluir que la actividad de corte tuvo lugar en el año 1021 dC”, dijo Margot Kuitems, coautora del estudio e investigadora postdoctoral en la Universidad de Groningen.

 

 

Asegurar esta fecha sugiere que esta es la primera presencia conocida de europeos en las Américas antes de Cristóbal Colón, así como la evidencia más temprana en todas las migraciones y exploraciones humanas de que se había cruzado el Atlántico.

“Se cree que los vikingos se aventuraron hacia el oeste para encontrar nuevas materias primas, sobre todo madera”, dijo Dee. “Al viajar entre continentes en busca de tales materiales, se ha descrito como el primer paso en la globalización”.

 

 

Si bien el número exacto de viajes a las Américas, o cuánto tiempo permanecieron allí, no está claro, la evidencia actual muestra que probablemente fue una estadía de corta duración para los vikingos. Pero hay evidencia en el sitio de L’Anse aux Meadows que muestra que los vikingos exploraron áreas al sur de Terranova mientras estaban en América.

“Esto significa que los vikingos estuvieron allí un poco más tarde en el tiempo, o vinieron y se fueron durante un período de tiempo más largo, o se quedaron en el sitio más tiempo de lo que la mayoría hubiera esperado”, dijo Dee.

 

 

También se ha supuesto que algunos petroglifos de América del Sur se relacionan con símbolos de escritura al estilo de las runas, por ejemplo, en Nazca, Perú,? Brasil, Paraguay, y las provincias argentinas de Tucumán y Córdoba, de lo cual deducen un contacto entre escandinavos y poblaciones locales. Pero tales suposiciones no son aceptadas por la investigación arqueológica moderna.

Se han considerado runas encontradas Kensington y Oklahoma, pero los expertos no aceptan estos hallazgos como pruebas de la colonización de Escandinavia en América, dado que contienen muchas inconsistencias en relación a la escritura rúnica. Esto los lleva a considerarlas falsificaciones.

 

 

Todavía no hay evidencias contundentes que legitimen la presencia de vikingos en América, pero el futuro de muchos profesionales depende de estas aseveraciones.

x