Gastronomía
¿Por qué la gastronomía mexicana se decretó Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO?
Maria Jose CA
La cocina mexicana fue una propuesta para ser considerada Patrimonio Cultural de la Humanidad, pues apeló criterios apegados a la cultura, su antigüedad y biodiversidad, su historia y carácter ceremonial y ritual.

La gastronomía mexicana revive historia, cultura y biodiversidad de un país en crecimiento.

 

En el libro Elogio de la Comida Mexicana, de la editorial Artes de México, Gloria López Morales escribe acerca de que para entender el sistema alimentario mexicano es necesario llevarlo más allá del pensamiento como "un nutrimento físico o parte fundamental del buen vivir", sino como "elemento fundamental de una cosmología en la que funge como la energía misma del universo."

Para ella, la cocina mexicana fue una propuesta para ser considerada Patrimonio Cultural de la Humanidad, pues apeló criterios apegados a la cultura, su antigüedad y biodiversidad, su historia y carácter ceremonial y ritual del alimento, su identidad y cohesión comunitaria. Quizá por esta razón sólo los mexicanos seamos capaces de ver al maíz, frijol y chile como referencias fundamentales, e incluso sagradas, de la vida tanto individual como colectiva de México.

Tanto para el mexicano como para los estudiosos de la gastronomía, la cocina mexicana se ha reconocido como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO por sus repercusiones en la vida de miles de millones de personas. En palabras de López Morales, la gastronomía del país representa la soberanía alimentaria, la producción de alimentos, el apego a los principios de justicia, limpieza y sustentabilidad, "pregonados por grandes movimientos que en el mundo se dan a la tarea de trabajar a favor de las cocinas tradicionales y de los productores del campo que defienden el consumo local de la comida propia." De modo que la comida mexicana hizo frente a la tradicional manera de ver la comida mediante su increíble capacidad de evolucionar, generando un diálogo entre la preservación de tradiciones y costumbres, y la innovadora ecosustentabilidad desde tiempos prehispánicos.

comida-mexicana

De algún modo, el hecho que se haya nombrado la comida mexicana como Patrimonio Cultural de la Humanidad fue una medida de salvaguardia:

"La dieta tradicional mexicana, una dieta que incurre en graves riesgos de degradación y pérdida de sus valores originales si no toma en serio las tareas de rescate y salvaguardia que corresponden tanto a las políticas gubernamentales como a la acción de todos aquellos implicados en la cadena alimenticia."

Esto significa que es indispensable que, a la hora de elegir un chile en nogada sobre unas costillitas a la BBQ, estamos ayudando a preservar nuestra cultura culinaria. De alguna manera se trata de concebir nuestra gastronomía con orgullo, riqueza y poder, pues es la que "mejor expresan la creatividad de quienes las preparan y recrean. [?] que permiten la supervivencia y la calidad de vida de quienes hacen producir la tierra." Y se tiene que ir más allá de preferir un platillo nacional sobre uno extranjero ?aunque valga la pena probar los segundos de vez en cuando?, se tiene que transmitir de generación en generación; se tiene que recrear constantemente generando una interacción con la naturaleza e historia, infundiendo identidad, diversidad cultural y creatividad humana.

mixiote-kiwilimon

Fuente: Kiwilimon

En otras palabras, la decisión de la UNESCO fue desafiante frente a las otras gastronomías del mundo, pues la mexicana es irreverente, diferente, rebelde. Se trata de un:

sistema culinario de mayor complejidad, [el cual] trasciende una serie de prejuicios y de apreciaciones estereotipadas acerca de la comida, vista únicamente como un plato en el momento de presentarlo a la mesa, considerada escuetamente como el elemento que satisface circunstancialmente el hambre y sin relación alguna con el ámbito social, ni con el proceso productivo, con todas sus consecuencias en el contexto global. La cocina constituye en sí un modo de vida y una expresión cultural que propicia la relación social y evolución humana. [?] la UNESCO en buena medida removió inercias y despertó conciencias para seguir hurgando a través del pensamiento en el significado del patrimonio cultural, en la complejidad de sus representaciones y símbolos en su función como motor de la energía civilizatoria.

Y uno de los ingredientes más importantes de la comida mexicana es el maíz, el cual ha estado en la creación del hombre desde la cultura maya hasta nahua. Ambas culturas plasmaron su pensamiento en la palabra escrita, inmortalizando la sabiduría del hombre antiguo y la bondad de los dioses, creadores y formadores que dotaron del alimento que sustentaría a la humanidad. Incluso Eduardo Matos Moctezuma explica que el hombre hizo a los dioses a su imagen y semejanza, dotándolos de virtudes y defectos: "Los dioses aman, sufren, odian, nacen y mueren al igual que los hombres, pero están revestidos de poderes inaccesibles para éstos. Uno de ellos es el don de la inmortalidad." Los hombres pusieron en mano de los dioses aquello de lo que carece y los dioses, concebidos por el hombre, se apoderaron de su destino y "exigieron que se les rindiese pleitesía por medio de rituales y cantos, de ofrendas y sacrificios, en los que el hombre ofrecía su cuerpo, como alimento a los dioses, su vida, como retribución de aquel acto creador. El pacto quedó establecido." Por ejemplo, en la leyenda de la creación del hombre maya, encontrado en Popol Vuh, se recita:

maiz

Y así encontraron la comida y ésta fue la que entró en la carne del hombre creado, del hombre formado; ésta fue su sangre, de ésta se hizo la sangre del hombre. Así entró el maíz por obra de los Progenitores.

Y de esta manera se llenaron de alegría, porque habían descubierto una hermosa tierra, llena de deleites, abundante en mazorcas amarillas y mazorcas blancas y abundante también en pataxte y cacao, y en innumerables zapotes, anotas, jocotes, nanches, matasanos y miel. Abundancia de sabrosos alimentos había en aquel pueblo llamado de Paxil y Cayalá.

Había alimentos de todas clases, alimentos pequeños y grandes, plantas pequeñas y plantas grandes. Los animales enseñaron el camino. Y moliendo entonces las mazorcas amarillas y las mazorcas blancas, hizo Ixmucané nueve bebidas, y de este alimento proviene la fuerza y la gordura y con él crearon los músculos y el vigor del hombre. Esto hicieron los Progenitores, Tepeu y Gucumatz, así llamados.

Tamales tontos, ayacote, charal y otras deliciosas variedades tlaxcaltecas
MXCity
Existen muchos tipos de tamales, en diferentes tamaños, sabores y texturas, siendo los tamales de Tlaxcala un ícono de la gastronomía mexicana. 

Foto destacada Gonzalo Gfg

Descubre parte de la gran variedad tamales que puedes encontrar en Tlaxcala. 

 

A menudo se ha dicho que en México existen alrededor de 5 mil variedades de tamales registrados, ya que en casas región del país se usan ingredientes y técnicas que no pueden igualarse en cada zona geográfica. Es por eso, que de sur a norte, es posible encontrar tamales en todos los rincones del país, y aquí te vamos a hablar solo de algunos de los tamales que puedes encontrar en Tlaxcala.

Tamal con pipián

Este tipo de tamal comenzó como una receta de una familia tlaxcalteca que la preserva desde hace 50 años. Es la reinvención del tradicional tamal de ayocote con hojas de aguacate, una receta prehispánica que enaltece el sabor de este tipo de frijoles indispensables para la cocina regional que pueden probarse en el mercado municipal de Tlaxcala.

Tamal de charal

Los tamales de charales se elaboran con ajo, cebolla, cilantro, chile jalapeño y charales sin cabeza. Esa mezcla hace una pasta que se envuelve en hojas de maíz y se tienen unos tamalitos bastante nutritivos; ya que los charales son ricos en calcio, potasio, fósforo, sodio, hierro, magnesio, yodo, niacina y vitaminas C, E, B y A. También, contiene proteínas de alto valor biológico, pocas grasas, nada de hidratos de carbono y una gran cantidad de aceites omega 3.

Gonzalo Gfg

Tamales tontos

Los tamales tontos son originarios de Tlaxcala. Se llaman tamales tontos porque no tienen relleno, su misión es sustituir a las tortillas y aportar textura a diferentes guisos como los pipianes y las salsas. Para prepararlos, en las hojas de totomoxtle se añade una cucharada de masa de maíz y se extiende muy bien para que queden tamalitos pequeños, delgados y compactos.

Tamales de ayocote

También hay tamales de ayocote, es el más grande de los frijoles de México, del que existen muchas variedades. Miden desde 2 cm de largo y los hay morados, cafés, rojos y pintos. Para hacer tamales con el peculiar sabor de los ayocotes, estos se muelen y se combinan con la masa de maíz, por lo que el color resultante es muy oscuro y su textura es más firme.

Gonzalo Gfg

Tamales salados

De mole, de salsa verde y de rajas son los sabores más populares, pero el ingenio no tiene límites y ahora la masa de maíz se puede combinar con un sinfín de ingredientes. Desde la opción ?gourmet? de tres quesos hasta los experimentales de insectos, los tamales salados son los favoritos de todos.

Tamales dulces

A los tamales rositas se les agregaba grana cochinilla a la masa para distinguirlos, aunque ahora se pintan con colorantes vegetales, piloncillo rallado o azúcar. No obstante, ya no es raro encontrar tamales de queso con zarzamora, de cajeta, de arroz con leche o hasta de gansito. Y es que el dulce es la debilidad de todos.

Ike-jime: la técnica de pesca sostenible que protege el ecosistema marino mexicano
MXCity
El Ike-jime es considerado una forma más respetuosa de tratar a los animales que son para consumo humano. 

Foto destacada Pesca ABC Con información de Verónica Santamaría / Animal Político 

Ike-jime es una técnica de pesca milenaria que se está implementando en México. 

 

El puerto de San Felipe es un destino con una comunidad de gran tradición pesquera, y ahora está surcando camino para construir una pesca sostenible que pueda preservar el hogar y a la vaquita marina, una especie endémica de la región y que por falta de protección y acciones gubernamentales para incentivar la pesca sostenible está en peligro de extinción; en gran medida por la pesca incidental de totoaba, un pez de similar tamaño a la marsopa mexicana.

En San Felipe habitan cerca de 20 mil personas, que desde hace muchos años han visto que la pesca ilegal es un problema que se ha incrementado con los años, poniendo en riesgo el ciclo de vida de las especies, la salud de los mares y la seguridad alimentaria de las personas que consumen el producto marino, pero también de quienes dependen económicamente de él.

En esta pequeña comunidad de San Felipe, existen organizaciones como Pesca Alternativa de Baja California, Pronatura Noroeste, que están dedicadas a educar, capacitar y llevar a cabo una pesca sostenible para el bienestar de todos. 

Pesca ABC

Pesca ABC es una organización civil creada que lleva a cabo una técnica japonesa Ike-Jime, es decir, que no utiliza redes de pesca que afecten la vida marina silvestre para contaminar mucho menos el ecosistema. 

El método de pesca japonés Ike-jime, suele garantizar que el consumidor final de los productos marinos, tenga un producto extraído de manera responsable y sostenible para los mares. El Ike-jime es una técnica de sacrificio de pescados que se utiliza en la Japón desde hace más de mil años. Consiste en pescar al pez con anzuelo, clavar un punzón en la cabeza para lograr la muerte instantánea y luego introducir un alambre afilado en la médula espinal a través de la aleta caudal, con el fin de abatir el sistema nervioso, reduciendo al mínimo el sufrimiento del pescado.

Finalmente, el pescado es sangrado a través de un corte en las agallas y enfriado lo antes posible para evitar el crecimiento bacteriano. Este proceso debe ser realizado por un pescador experimentado y hábil que conozca la anatomía del pescado para evitar errores que dañen al animal y alterar la calidad de su carne.

Pesca ABC

El objetivo principal del Ike-jime es preservar la calidad de la carne del pescado; al prevenir que el animal sufra, se evita que las glándulas de estrés se activen y se produzcan hormonas como la adrenalina y con ello la producción de ácido láctico. De este modo, se consigue que el producto pueda durar más tiempo en anaquel y mantenerse fresco durante más tiempo que la carne de un pescado sacrificado mediante técnicas comunes.

Además de preservar la calidad de la carne, el Ike-jime también es considerado una forma más respetuosa de tratar a los animales de consumo humano, ya que representa una muerte rápida y sin dolor. Este modelo de pesca sostenible lleva un par de años en acción, e involucra diferentes procesos y técnicas para generar una pesca sostenible con el uso de anzuelos especiales, y trato del producto final.  

Pese a que el inicio del proyecto fue un poco difícil, especialmente tratar de hacer que los pescadores lo adopten, hoy en día hay más personas del sector interesadas en ser parte de este modelo. Sin embargo, hace falta que más empresas adopten el proyecto para comercializar el pescado que se obtiene.

Abrirá en México el primer restaurante con enfoque ‘cero desperdicio’
MXCity
Este restaurante busca ser punta de lanza contra el desperdicio alimentario a través de prácticas sostenibles y agroecológicas.

Foto destacada Baldío

Este restaurante busca optimizar cada ingrediente y eliminar los desperdicios.

 

A pesar de lo rico, práctico y divertido que puede ser visitar un restaurante, este sector es de los que mayor impacto tienen en el desperdicio de alimentos. Es por eso que desde hace muchos años, cada vez hay más restauranteros implementando diversas herramientas para optimizar su producción, disminuir sus costos fijos y reducir la pérdida de alimentos.

Es por eso que muchos restaurantes ya han implementado políticas de desperdicio cero en su negocio, con el fin de mitigar el impacto económico y medioambiental que genera el desperdicio de alimentos, además de ayudar a la población vulnerable. En México, el sector restaurantero es el que más desperdicia comida, solamente después del desperdicio en hogares. 

El primer restaurante con estas políticas se llama Baldío y busca ser pionero en la lucha contra el desperdicio alimentario, implementando prácticas sostenibles que aseguran que cada ingrediente sea utilizado de manera óptima.

Baldío

Así, pues, el primer objetivo de esta nueva propuesta es eliminar botes de basura, crear soluciones sostenibles que reutilicen y mejoren la vida tanto de los ingredientes como de los materiales empleados diariamente. Para esto, este  lugar tendrá su propio departamento de abastecimiento, gestionado por Arca Tierra, lo que representa la culminación de 14 años de construcción de un sistema de producción de alimentos regenerativos.

Cada plato será elaborado por el chef Francisco Prato y su equipo, pretende aprovechar al máximo cada ingrediente, destacando la labor de las familias campesinas. Para ello tendrá una estrecha colaboración con agricultores y proveedores locales para mantener una cadena de suministro consciente y responsable.

Baldío

Con esto se busca que los comensales puedan disfrutar desde bebidas prehispánicas, como tepaches, taberna, ticunchi, pulque hasta coctelería con ingredientes cultivados en las chinampas de Arca Tierra. Los creadores del restaurante cero desperdicio son Lucio Usobiaga, fundador de Baldío y director general de Arca Tierra, es de la opinión de que un restaurante puede ser un vehículo de ideas, salud, restauración y cultura.

Baldío es un proyecto líder en agricultura regenerativa en Ciudad de México; el segundo es conocido por ser el primer restaurante cero desperdicio del mundo, dirigido por el chef Douglas McMaster, galardonado con una estrella verde Michelin por sus prácticas sostenibles.

Por supuesto, Baldío estará en Xochimilco, un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO que sirve como el huerto de la Ciudad de México, y el lugar ideal para que el personal del restaurante lleve a cabo técnicas agrícolas ancestrales y coseche los productos que utilizarán en la cocina.

Sal Piqué, la auténtica comida y tradición guerrerense en el corazón de Chicago
MXCity
Sal Piqué es un restaurante con muchos detalles de la cultura, gastronomía y tradición mexicana que atiende a miles de latinos en Chicago. 

Foto destacada Sal Piqué

Sal Piqué es un peculiar restaurante que llevó la tradición culinaria de Guerrero a Chicago.

 

Sal Piqué toma su nombre, y retoma a la mascota del Mundial de fútbol organizado por México en el año de 1986. De hecho, la mascota se llama Pique, es un chile con bigote, un sombrero de mariachi y un balón de fútbol en su pie derecho. El verde picante simbolizaba todo el sabor mexicano y cuya pasión era jugar fútbol. 

En Sal Piqué también se usan los colores que representan a México, y es un restaurante de la ciudad de Chicago, que ofrece seis tipos de tacos, 14 tequilas y 14 cócteles: además, de que su cocina está influenciada por Guerrero. Roberto Flores y Zinnia Iglesias abrieron Sal Pique en 130 N. Northwest Hwy., en Park Ridge; pero enfrentaron demoras para instalar su letrero permanente y dependieron del boca a boca, dijo Iglesias. 

Sal Piqué

Chicago vio crecer su población latina en un 2 por ciento en la última década; de hecho, es la tercera ciudad más grande de los Estados Unidos, con más de 50 mil residentes agregados durante la última década a la población total de la ciudad, siendo en su mayoría latinos y asiáticos. La población latina creció en más de 40 mil personas, aproximadamente un 5 por ciento, en los últimos 10 años, y la población asiática creció en casi 45 mil, un aumento del 31 por ciento.

Como es la primera vez que los latinos superan a los afroamericanos, como el grupo racial o étnico más grande en Chicago, con ello se ha visto un incremento considerable de los restaurantes de comida mexicana, particularmente, siendo Sal Piqué, uno de los más representativos.

En efecto, Sal Piqué profundiza en la cocina al estilo Guerrero. El chef Flores eligió Park Ridge como ubicación para su segundo restaurante por un par de razones. Dijo que si bien Ovo Frito ha tenido éxito, tiene limitaciones porque la mayoría de sus clientes son estudiantes de la Universidad Northwestern. "No queremos depender tanto de los estudiantes", dijo Flores al periódico Chicago Tribune. “Hay momentos en que no están presentes y todo se vuelve lento”.

Sal Piqué

"Hoy en día, mucha gente trabaja desde casa, pero todavía quiere salir a comer", dijo Flores. “Sal Piqué será el espacio donde querrás celebrar algo especial, tal vez como un aniversario o un día festivo”.

El plato estrella del restaurante es la Carne a la Pique, es un filete de falda marinado con una guarnición de queso panela, ensalada, arroz y un plato regional llamado frijoles borrachos, un plato de frijoles guisados. Los frijoles borrachos se cocinan con tocino, jalapeños, cebolla y chorizo, salsa de tomate y cerveza Modelo, explicó Flores.

En el menú también hay tacos de pollo, bistec, barbacoa, camarones, verduras y pescado. El menú también incluye mariscos tradicionales con camarones cocinados en sabrosas salsas, mole y postres. El menú de bebidas incluye margaritas de lima, mora, mango, arándano, durazno, fresa y guayaba, cócteles clásicos y una mula mexicana.

¿Por qué le llamamos ‘chilaquiles’ al desayuno supremo de México? 
MXCity
Los chilaquiles representan muy bien a la gastronomía mexicana y en cada región es posible encontrar muchas variaciones de este platillo. 

Foto destacada Sofia Rabassa

Los chilaquiles son geniales porque son un desayuno completo, sencillo y delicioso.

 

Los chilaquiles son el desayuno ideal de millones de personas en México, y fuera del país. Este platillo tiene una historia interesante y bastante desconocida. De hecho, se dice que el nombre de los chilaquiles proviene del náhuatl ch?laqu?lli, que a su vez está compuesta por las palabras ch?l? chile, y aqu?lli "algo dentro o  metido en", haciendo referencia a la tortilla sumergida en la salsa.

Otra versión asegura que la palabra proviene del náhuatl chilli, que significa chile y de quilitl que es hierba comestible. Otro posible origen habla de la terminación ati, que es agua y quilitl, que significa quelite.

Más allá de estas interpretaciones de la lengua, en realidad, se desconoce si este platillo existía en la época prehispánica, y en todo caso, no existía en su forma actual. Esto porque el maíz y el chile eran ingredientes básicos en la cocina del pasado; pero otros elementos como el queso, la cebolla y la crema fueron introducidos por los españoles después de la Conquista.

Danny Pérez

En varios lugares, se dice que el misionero franciscano Alonso de Molina mencionó la salsa de chile en su Vocabulario en Lengua Castellana y Mexicana, que era muy típica en los nativos, quienes llamaban chilmulli (salsa de chile).  Se cree que para aprovechar las tortillas endurecidas de un día anterior, se bañaban en chilmulli para suavizarlas. 

El primer registro de los chilaquiles aparece en 1821, en un libro llamado Arte nuevo de cocina y repostería acomodado al uso mexicano, con una receta que incluía carne de puerco, chorizos, clemole, y tortillas:

 "Se cuece carne de puerco y chorizos (pero estos no se echan hasta que la carne esté á medio cocer,) se fríe todo y se aparta del fuego: se tiene pronto el clemole, las tortillas y el ajonjolí tostado; se pone capa de carne y se tapa con tortillas; se le echa caldo de clemole y un puñado de ajonjolí; de este modo se hace con las demas: se les echa manteca de la regular porque las tortillas la embeben mucho".

En El Cocinero Mexicano, otro recetario publicado en 1831, se encuentran cuatro recetas diferentes: los chilaquiles blancos, chilaquiles rojos o colorados, chilaquiles rellenos y chilaquiles tapatíos. En este texto de influencia hispana, se niega un origen prehispánico de los chilaquiles, y su invención se atribuye a la cocina de los conventos.

Danny Pérez

Una de las características más grandes de los chilaquiles, es que los comen todas las personas, se pueden comer en restaurantes mexicanos de todos los niveles e incluso en las esquinas de las calles, en fondas populares, y es un desayuno común para los oficinistas.

Lo único innegable de los chilaquiles es que forman parte de los 100 mejores desayunos en el mundo, según el sitio Taste Atlas, que colocó al icónico platillo mexicano, en cuarto lugar, reafirmando lo que una gran parte de los mexicanos y de los amantes de la comida mexicana en Estados Unidos han sabido por años.

Los chilaquiles están por debajo del kahvalti, un plato de Turquía, siendo el más delicioso del mundo. El segundo y tercer lugar fueron para el bougatsa, platillo de Grecia, y el roti canai, de Malasia. 

Dicho, explica: "Los chilaquiles son, en su versión más básica, una serie de pedazos de tortilla frita remojados en salsa de chile con carne y verdura opcionales". De igual forma resalta que el platillo es tanto popular en México, tenga gran cantidad de variaciones regionales con recetas distintas. Por ejemplo, en Sinaloa existe una versión que se prepara con salsa blanca, en California se acostumbran a servir con cilantro y aguacate, en Texas tienen elementos Tex-Mex como el queso cheddar y frijoles refritos, mientras que en Ciudad de México se acostumbra el uso del epazote.

Sal de Cuyutlán: conoce todo sobre el oro blanco y su ruta turística en Colima
MXCity
La geografía y el clima de Colima lo hacen el lugar ideal para crear la mejor sal y tener una ruta para conocer el “oro blanco”

Foto destacada Sal Real de Colima

La alta calidad de la sal de Colima la hace una "joya gourmet".

 

La geografía, el clima y el agua de Colima, hacen que sea un lugar único en el mundo, para producir sal. De hecho, la calidad de la sal es tan bueno, que aquí existe la Ruta de la Sal, en la Laguna de Cuyutlán, del municipio de Manzanillo; en donde trabajan cerca de 400 familias, produciendo el denominado "oro blanco".

Asimismo, se espera que la sal de Colima cuente con denominación de origen, agregando valor a la cultura, arquitectura y gastronomía del estado. Con esto también se espera que aumente el turismo del estado en general y de las comunidades salineras en particular. 

Esto porque la sal colimeña contiene 30 por ciento menos sodio que la sal común, haciendo que sea rica en calcio, magnesio y hierro. Esto hace que su sabor sea distinto y equilibrado, llegando a ser conocida como una "joya gourmet" por su alta calidad. De hecho, las salinas de Cuyutlán, fueron nombradas uno de los 7 tesoros del patrimonio cultural de Colima.

La Laguna de Cuyutlán es un extenso corredor biológico, muy cercano a la Bahía de Manzanillo, a media hora en auto desde ese famoso destino de playa. Aquí hay mangles rojos, blancos y negros, que son escudos naturales ante desastres como inundaciones y huracanes; son, también, áreas de reproducción y refugio de animales, como caimanes, iguanas, tortugas y hasta de 186 especies de aves, algunas de ellas residentes y otras migratorias.

Este hace que el paisaje sea uno de los más idílicos del país, una tierra rica en minerales de donde se extrae la sal, siendo la empresa Sal Real de Colima, la más reconocida, con una producción aproximada, en 2023, de 40 mil toneladas. La Ruta de la Sal es un recorrido de tres horas con tres destinos: área de los manglares, de producción y la Laguna de Cuyutlán.

Sal Real de Colima

En los manglares es posible conocer la importancia del ecosistema local, y algunas ocasiones es posible ver reptiles y muchas aves. La laguna es un Sitio Ramsar por ser considerado un humedal de importancia internacional; además, el cuerpo de agua más grande de todo Colima, ocupando cerca de 68 kilómetros cuadrados con una longitud de 37 kilómetros.

Lo que más llama la atención de esta Ruta, es el área de producción de la sal, en donde hay albercas inmensas llamadas "eras de cristalización", donde se forma este producto: se cosecha y se "cepilla" con unas escobas especiales. Incluso, podrás apreciar la flor de sal (el producto premium de la marca).

Es posible subir a los enormes montículos de sal, que pueden medir unos 3 metros de altura. Además, el recorrido te llevará por un área de empaquetado y una tienda para que puedas adquirir algunos productos de la empresa y de la región, como café y ponche.

De abril a mayo es cuando el agua se evapora y se forman los cristales salinos. Son tiempos de cosecha, donde se puede apreciar el trabajo artesanal para su recolección y el efecto "espejo" que provoca la sal disuelta en agua, en combinación con la luz del sol.

Sal Real de Colima

Ruta de la Sal en Colima

Dónde: Km 74 Carretera libre Armeria- Manzanillo, Nuevo Cuyutlán, Manzanillo, Colima.

Cuándo: de enero a mayo, aunque la mejor época es entre abril y mayo; de lunes a viernes en 2 horarios: 9:00 a.m. y 4:00 p.m. Dura unas 3 horas.

Cuánto: desde $150 pesos por persona. Incluye recorrido guiado, herramientas para las actividades y transporte.

Contacto

Chiltomate, la extravagante salsa mexicana considerada de las más deliciosas del mundo
MXCity
El chiltomate forma parte de las mejores salsas del mundo y es uno de los orgullos gastronómicos de Yucatán.

Foto destacada Taste Atlas

El chiltomate es una de las mejores salsas del planeta, seguido de la salsa de chipotle quemado.

 

La gastronomía yucateca está de manteles largos, luego de que el reconocido Taste Atlas le otorgara una calificación de 4.7 de 5 estrellas, el chiltomate yucateco, reconociéndola como la mejor salsa del mundo. De esta manera, el chiltomate ocupa el primer lugar en su ranking de las mejores salsas del planeta.

Como casi cada mes, estamos celebrando que una guía internacional coloca a otra receta mexicana en lo más alto del mundo. El chiltomate es una rica salsa yucateca que se prepara con tomates, chiles habaneros, cilantro y cebolla, como cualquier salsa. 

Pati Jinich

No obstante, lo que más caracteriza a esta salsita, es que los tomates, los habaneros y las cebollas se deben asar antes de mezclarlos con cilantro y sal. Una vez preparado, el chiltomate debe tener una consistencia espesa con algunos trozos restantes en la salsa, mientras que el sabor debe ser picante, dulce y ligeramente ahumado.

En Yucatán, esta salsa se sirve con papadzules, enchiladas o huevos motuleños; pero en realidad es una delicia que va bien cualquier platillo que quieras hacer picante y con sabor ahumado, por ejemplo con un corte.

Pati Jinich

En lo que respecta al segundo lugar en las mejores salsas del mundo, luego del chiltomate yucateco, está la salsa chilena de chancho en piedra; y la salsa de chipotle quemado, que también es de México.

Según el sitio de Taste Atlas, la "salsa de chipotle quemado o salsa de chipotle quemada es una sabrosa salsa mexicana que se elabora tostando chiles secos hasta que adquieran un color marrón y luego combinándolos con cebollas, jarabe de agave, vinagre de sidra de manzana, ajo y sal. Esta salsa ahumada se utiliza a menudo como complemento de platos de carne robusta elaborados con cordero o cabra.

Así que estas tres salsas picantes, dos mexicanas, son un distintivo de los ingredientes locales, y una gran forma de aportarle un sabor distinto a cada preparación. La salsa de ají criollo, de Perú, hecha con ají amarillo y aceite, también tiene una gran puntuación y aunque la puntuación no es la mejor, la salsa picante más popular, es el pico de gallo.

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Ads Blocker Detectado!!!

Hemos detectado que está utilizando extensiones para bloquear anuncios. Ayúdenos deshabilitando estas extensiones o software de Adblock.

Powered By
Best Wordpress Adblock Detecting Plugin | CHP Adblock
x