Vida Capital
La UNAM te invita a dar este increíble recorrido de 360º por Ciudad Universitaria
MXCity
Se trata de un paseo virtual 360º por todas las secciones del campus, mismo que puedes hacer desde cualquier dispositivo con internet.

El recorrido está integrado por fotografías esféricas 360º de todos los rincones de la Ciudad Universitaria.

 

Con la popularización de las tecnologías de bolsillo, resulta cada vez más demandante la posibilidad de viajar, literalmente, de un lugar a otro a través de internet –y paradójicamente desde otro sitio. Y es aquí donde se empieza a vislumbrar la importancia real de la tecnología que, quizás, no esté en la mercantilización de los productos de vanguardia como muchos lo intentan estipular, sino más bien, en la fascinante posibilidad de estar en todas partes al mismo tiempo.

Partiendo de estas premisas, y siempre a la vanguardia, es como la UNAM ha decidido lanzar su plataforma para navegar Ciudad Universitaria desde nuestros asientos. Se trata de un recorrido de 360º que permite al usuario pasearse por las instalaciones de CU a través de una especie de tool parecido al que ofrece Google Street View.

recorrido-virtual-ciudad-universitaria-cu

La dinámica se articula de imágenes con profundidad esférica que permite una vista personalizada de cada sección específica del campus, con la posibilidad de hacerlo desde cualquier dispositivo con Internet.

Todo esto se llevó acabo gracias al certamen Universitario de recorrido Virtual 360º de Ciudad Universitaria, convocado por la Dirección General y la Oficina de Gestión del Campus Central de la máxima casa de estudios y con motivo de la celebración por los 60 años de actividad académica de la institución.

recorrido-virtual-cu

Pues bien, sin más que horadar en el tema, te compartimos el link al recorrido.

Algunos espacios inadvertidos e inesperados para terminar un libro
Viviana Cohen
Más allá de las bibliotecas, la Ciudad de México ofrece algunos lugares secretos con el silencio suficiente para entregarnos a un libro.
literatura

Oasis de tranquilidad en los que se puede escuchar todo el silencio de un libro…

 

El siglo pasado, Julio Cortázar escribió un relato breve llamado La Continuidad de los parques. Se trata de un cuento acerca de un lector atrapado en las redes de una novela de amantes, cuya única obsesión es terminar de leer su libro sin que nadie lo moleste. Con tal de tener silencio; este acaudalado personaje le da la tarde a su mayordomo y se encierra en su estudio, se sienta en su sillón de terciopelo, frente al bosque que aparece frente a la ventana.

Aunque este texto del escritor argentino tiene muchas interpretaciones, hay una que sostiene que es una oda a la lectura. Un pequeño cuento que explora el gran poder que tienen las novelas sobre nosotros cuando nos involucramos con la vida, los traumas y la existencia de un conjunto de personas que sólo existen porque la literatura así lo quiere. 

Y es que hay pocas cosas tan reconfortantes como terminar de leer una obra de largo aliento. Ese instante (perdido en el tiempo) en el que el punto final atraviesa nuestras pupilas, cerramos de tajo el libro y pensamos ¿ahora qué ha terminado qué haré con mis horas?, es un pequeño placer que todas las personas se merecen.

Sin embargo, cuando uno vive en una urbe tan grande y caótica como esta, a veces es difícil lograr esto. Esto se debe, entre otras cosas, a que la Ciudad de México está llena de gente, de ruido y también a que es la metrópoli donde pasamos nuestras vidas y no siempre es factible hacerle un espacio a lectura.

Dicho esto, y para festejar el Día del Libro que todos los años se celebra el 23 de marzo, hemos creado una lista de lugares secretos y silenciosos en los que cualquier capitalino entusiasta de las letras se puede refugiar para al fin terminar ese ensayo, poema, novela o cuento que le acapara los pensamientos.

 

La Plaza de Santa Catarina

Un espacio hermoso y poco transitado de Coyoacán…

literatura

 Al sur de la Ciudad de México hay una plaza con una iglesia amarilla,  con pisos de piedras y bancas cómodas perfectas para pasar una tarde leyendo un clásico. Además de ser tranquilo y estar ubicada en la maravillosa calle Francisco Sosa, este espacio es muy relevante para la historia de la Ciudad de México, ya que hace muchos siglos fue regalado por el mismo Hernán Cortés a los franciscanos. 

Dirección:Av. Miguel Ángel de Quevedo #486, Col. Romero de Terreros. 04320, Coyoacán

 

Museo Dolores Olmedo 

Un hermoso lugar cerca de Xochimilco…

literatura

Fuera de la Hacienda La Noria, hay un recinto cuya edificación data del siglo XVI. Este paradisiaco sitio fue adquirido por Dolores Olmedo en 1962, y en 1994 se convirtió en museo para el deleite de los capitalinos. Hay que destacar que además de las salas permanentes con arte que hay ahí, el encanto de este espacio esta en sus jardines llenos de animales y verde. Vaya paraíso de las letras.

Dirección: Av. México #5843, Col. La Noria. 16030

 

El Parque Ecológico de Peña Pobre

El secreto mejor guardado de Tlalpan…

literatura

Entre el tráfico desproporcionado de Insurgentes Sur, hay un parque de 28,000 metros cuadrados, en el que hay árboles inmensos, pasto verde para sentarse y un manantial. En este espacio, los capitalinos pueden encontrar miles de rincones para leer así como, una escuela de sustentabilidad y un jardín con talleres para niños.  

Dirección: Av. San Fernando #765, Col. Peña Pobre. 14060, Tlalpan

 

El Parque la Pagoda

Un recoveco japonés en la CDMX…

literatura

El parque Masayoshi Ohira, mejor conocido como el parque La Pagoda fue inaugurado en 1980 en memoria de la visita del primer ministro japonés del mismo nombre a la ciudad de México. Desde esa década hasta nuestros días, esta área verde ha ofrecido un lugar cálido y poco ruidoso a todos los que gustan de las atmósferas orientales. 

Dirección: Corredores s/n, Col. Country Club Churubusco. 04220

 

Café Nin

Un asombroso espacio de La Juárez… 

literatura

Concebido como una cafetería de barrio, el Café Nin de la Juarez le ofrece a sus comensales no sólo el mejor pan de la capital, sino también es un espacio con luz tenue y maravillosa decoración que es perfecto  para un te y un clásico. 

Dirección: Avre 73, Juárez, Cuauhtemoc

 

La terraza del Centro Cultural España

Para leer muestras te acompañan los recintos del Centro Histórico…

literatura

Uno de los lugares más emblemáticos de la Ciudad de México, tiene en su interior un hermoso refugio contra el bullicio capitalino que hay en el Centro Histórico. Emi este Centro Cultural, además de asistir a exposiciones puedes probar uno de los mejores cafés que hay cerca del Zócalo. 

Dirección: República de Guatemala #18, Col. Centro. 06010, Centro Histórico

Un poco sobre la semana mas importante para la moda en México
MXCity
Este año el Mercedes-Benz Fashion Week México ofrecerá un recorrido por los lugares más emblemáticos de la Ciudad de México.

No te pierdas de la semana mas importante de moda en nuestro país.

 

Ya se acerca la nueva edición de Fashion Week México otoño-invierno 2018. La semana de la moda es una de las fecha más importantes dentro del mundo de diseño en nuestro país, y en esta ocasión se realizará del 22 al 27 de abril, cuando se presentaran las colecciones de los diseñadores más destacados de México. Estos seis días estarán llenos de novedades y belleza, ya que las propuestas expuestas durante el evento son también una muestra para los compradores de boutiques y almacenes de prestigio, además de la difusión que los diseñadores obtienen gracias a la prensa involucrada en el evento.

Este año los desfiles se llevarán a cabo en diferentes puntos de la CDMX, así daremos un recorrido por algunos de los lugares mas emblemáticos de nuestra ciudad, aquí te dejamos una lista de que pasará día a día, no te lo pierdas.

 

DIA 1:

La edición de este año se inauguró, como las tres pasadas, en el Ángel de la Independencia como escenario. En ocasiones anteriores Kris Goyri y Yakampot tuvieron mucho éxito en esta locación, ahora le toca al diseñador tapatío, Alfredo Martinez dar inicio a la semana de la moda el domingo 22 de abril.

 

DÍA 2:

El lunes 23 el espectáculo toma lugar en Seminario 12, una casa muy antigua, en el Centro Histórico de la CDMX en donde se presentarán las colecciones de Kris Goyri y Sandra Weil.

 

DÍA 3:

El talento mexicano que se prestará el tercer día lo hará en el Comité Olímpico Mexicano, entre los diseñadores que exhibirán sus colecciones se encuentran Paloma Lira, Xico, Malafacha y Colectivo Diseño Mexicano, una plataforma con las mejores curadurías de diseño emergente.

 

DÍA 4:

De nuevo nos movemos de lugar y esta vez nos vamos a las calles, ya que el miércoles el desfile se llevará a cabo en las calles de la condesa, la Glorieta de las Cibeles será el lugar donde diseñadores como Julia y Renata y Pineda Covalín se presentarán. Más tarde nos moveremos a Versalles 113, una casa en la colonia Juárez que será la sede de dos presentaciones estelares entre ellas la de la firma de joyería Sangre de mi Sangre y una de las diseñadoras mejor establecida de México, Lorena Saravia.

 

DÍA 5

La ubicación del quinto y sexto día será el Frontón México, este lugar fue recientemente remodelado y reactivado, se ha convertido en lugar ideal para eventos de índole creativa, como presentaciones de moda. Entre las propuestas que veremos este día se encuentran las de Lydia Lavín, Cynthia Buttenklepper, Armando Takeda y Alexia Ulibarri.

 

DÍA 6

El último día del MBFW que usa una vez mas el Frontón México como escenografía, así es como se despide la edición Otoño-Invierno 18 y cierra con las colecciones con propuestas masculinas de Galo Bertin y The Pack.

 

Papalote: símbolo de libertad, parte de la estrategia militar y causa de muerte en México
MXCity
Siempre es hermoso y gratificante ver volar a un papalote por los cielos.

Un breve recorrido por la historia del papalote en México .

 

En América tiene varios nombres: chichigua, chiringa, pandorga, kuatiaveve, barrilete, papagayo, culebrina, petaca, piscucha, volador, volantín y, proveniente del náhuatl papalotl: “mariposa”.

Cuando llegó a la Nueva España en el siglo XVII, gracias a la comunicación que se tenía con China, (a quien se le atribuye el nacimiento del cometa en el 400 a.C) mediante el llamado Galeón del Pacífico; las culturas prehispánicas lo asociaron con una “flor voladora“, alegoría de la verdad y la vida, que representaban gráficamente con una mariposa o papalotl en náhuatl.

A mediados del siglo XVII, jugar con un papalote era una actividad cotidiana entre los menores de la ciudad, siendo calles y azoteas el lugar preferido para volarlos. No obstante, en el Diario de sucesos notables de Antonio de Robles (1665-1703), se asentaron los primeros decesos infantiles documentados por volar un papalote. El miércoles 18 de octubre de 1684, se mató un niño al caer de una azotea mientras volaba un papalote.

El 29 de noviembre de 1700, un niño de doce años cayó de otra azotea de casi diez metros al correr tras un papalote. El niño Martín de Ganza, se cayó de otra azotea al andar tras un papalote, el 18 de diciembre de 1701. Fueron varios accidentes ocasionados por el papalote, que con el tiempo se fueron incrementando, a tal grado que en la segunda mitad del siglo XVIII, la autoridad virreinal se preocupó por las muertes y comenzaron a prohibir que se volaran los papalotes.

En noviembre de 1797 el virrey Miguel de la Grúa Talamanca y Branciforte, en calidad de “tutor público” prohibió volar papalotes. Derivado de esta prohibición, de febrero a abril de 1832, Antonio López de Santa Anna tomó los papalotes como propaganda y burla, ya que en estaban hechos de papeles impresos con caricaturas y mofas, sublimándose contra el gobierno de Anastasio Bustamante.

En la Revolución Constitucionalista llevada a cabo por ferrocarrileros que habían logrado restablecer el tráfico de carga hacia Reynosa, crearon una manta que volaba como un enorme papalote, al que adicionaron una mecha de yesca y un rehilete. Cuando encendieron la mecha por la noche, las chispas despendidas hicieron huir al bando enemigo, que pensaron que eran señales de que se acercaban tropas en medio de la oscuridad, haciendo huir a los enemigos.

En el siglo XIX este juguete fue objeto de prohibiciones para quien lo hacía ascender por los aires, al igual que su pariente el globo aerostático. En 1862 se llevó a cabo esta prohibición a menos que se tuviera autorización del gobierno.

En febrero de 1869, justo en la temporada más propicia para hacerlos volar, el periódico El Siglo Diez y Nueve publicó el artículo “PAPELOTES”, creyendo que la palabra era un aumentativo de papel: “Se recuerda al público, de ordenes del ciudadano Gobernador, la disposición vigente que prohíbe se echen papelotes en las azoteas, calles y plazas, si no es en las de los suburbios; bajo el concepto de que se harán efectivas las penas… determinadas para los infractores de dichas disposiciones.”

Por fortuna, los papalotes en nuestra ciudad y el resto del país, ya no son parte de estrategias militares, de muertes de menores ni de prohibiciones. Y podemos ver que existen varios diseños, y personas desafiando al viento para dejar una estampa en el cielo, recordándonos el vuelo de una mariposa.

Hoy en día, podemos llenarnos de diversión y magia, mientras vemos como un pedazo de papel surca los cielos, majestuoso como en ave y libre como una mariposa.

Glorieta de Insurgentes: síntesis entre un pasado prehispánico y un futuro ecléctico
MXCity
La glorieta muestra nuestro pasado prehispánico, novohispano y el dibujo de un futuro prometedor

La Glorieta es el reflejo de la vida urbana en una ciudad del siglo XXI.

 

 

La Glorieta de Insurgentes es una plaza pública bellísima y una de las más transitadas de nuestra ciudad. Es un nodo urbano ubicado en la delegación Cuauhtémoc, en las colonias Roma y Juárez; en el cruce entre avenida chapultepec y avenida insurgentes, a la salida del metro insurgentes.

La Glorieta de los Insurgentes fue inaugurada en 1969, como parte de las obras de la primera línea del metro; donde el símbolo de la estación representa la Campana de Dolores, con la cual Miguel Hidalgo y Costilla llamó a rebelarse contra el gobierno español el 16 de septiembre de 1810. La campana es el símbolo de los Insurgentes, que evoca la sublevación contra la autoridad y el anhelo de Independencia.

El promotor de la construcción fue el Ingeniero Bernardo Quintana, y todo el proyecto estuvo a cargo del arquitecto Salvador Ortegas. Se trató de una reformulación de un proyecto anterior pensado por Mario Pani, para el cruce de Reforma e Insurgentes, que nunca se llevó a cabo.

 

En aquella época, sobre la avenida circulaban pocos automóviles, había un tranvía y la estatua de Cuauhtémoc, que fue movida a unos al paseo de reforma. También se encontraba el cine Insurgentes, que desde los años treinta tenía una vistosa fachada con una estructura cilíndrica rematada en la cúpula.

Uno de los aspectos más interesantes de la glorieta es que se encuentra construida bajo el nivel de las calles, donde los peatones pueden caminar a través de varios pasajes y llegar a la Zona Rosa y a la Colonia Roma. Este cráter peatonal en medio de la ciudad es un buen lugar de paso, de encuentros, un foro musical-cultural al aire libre y un lugar de expresión para diversos grupos de jóvenes.

La estación del metro y la glorieta, es una síntesis entre el pasado prehispánico de México, representado por los relieves de glifos mayas en un medio círculo, y el periodo novohispano, presente a través de otros relieves en concreto que recuerdan las lapidas de Puebla, hasta el mural que representa el underground de Londres, en el interior de la estación del metro.

 

El muro de glifos mayas es uno de los elementos más destacados de este espacio. Sus elementos y composición son geniales, desde la curvatura de la pared hasta los bloques de concreto. Cada bloque tiene de dos a cuatro pictogramas basados en los tableros de glifos encontrados en la zona arqueológica de Palenque en los años 50´s, donde se escavó la famosa la Lápida de Pakal.

Los caracteres o logogramas fueron llamados jeroglíficos por los antiguos exploradores europeos de los siglos XVIII y XIX, que aunque desconocían su significado, lo asociaron a los jeroglíficos egipcios. Hoy en día se sabe que es todo un sistema de escritura, con logogramas y glifos silábicos, que posee una función similar a la escritura japonesa.

La combinación de estos bloques de glifos casi no se repiten y básicamente no hay pictogramas iguales que estén uno a un lado del otro. La idea de presentar un muro de glifos, sería retomada en 1980 en la estación del metro Etiopía; al que además se le añadió un recubrimiento de ladrillos y unos leones similares a la representación de la estación del metro.

En 2017 se llevó a cabo la remodelación de la Glorieta de insurgentes, haciendo de esta plaza un lugar todavía más vivo, dinámico y diverso, donde muchos jóvenes encontraron libertad para usar ese espacio entre los anuncios luminosos que rodean la plaza. Este tamiz de personajes es el reflejo de la vida urbana del siglo XXI, donde podemos ver cómo nuestra ficción diaria cohabita con las múltiples aristas de lo que llamamos realidad.

Como último dato sobre este inmenso espacio urbano, en 1990, Arnold Schwarzeneger filmó una escena central de la película “Total Recall“, que vislumbra el futuro cuyo telón de fondo es nada menos que el metro de la Ciudad de México, la Estación Insurgentes y su plaza aledaña.