tlalpan
MXCity

tlalpan

Molcajate: historia, diversidad y un poco de arte
MXCity
La acepción más aceptada de Molcajete es la que procede de las palabras náhuatl: mollicaxtli y temolcaxitl: “cajete para la salsa” o “cajete de piedra para el mole”.

Hoy en día el Molcajete es un símbolo de nuestra cocina e identidad nacional.

 

El molcajete es el mortero tradicional de Mesoamérica, y todavía muy utilizado en todas las regiones de México. Se utiliza para triturar o martajar alimentos, como granos, especias y vegetales, destinados a la preparación de salsas y otros platillos. Para moler los ingredientes se utiliza un cilindro de piedra llamado tejolote, temolote o comúnmente referido como piedra de molcajete.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, ha dicho que el término “molcajete” procede de las palabras náhuatl: mollicaxtli y temolcaxitl, que significan cajete para la salsa o cajete de piedra para el mole.​ Sin embargo, el Diccionario de la lengua española afirma que procede del vocablo mulcazitl, que significa escudilla.

 

 

 

El término temolote también procede del náhuatl, concretamente de la palabra texolotl,​ de tetl, que significa piedra, y xólotl, que significa muñeco.​ No se debe de confundir con el metate, que sirve para moler maíz. Este mortero se elabora de piedra volcánica tallada en forma cóncava, donde se machacan y muelen  los productos. Este tipo de mortero ha sido empleado en la elaboración de alimentos desde la época de los egipcios (1550 a. C) y aparece hasta en el antiguo testamento, pero es en Mesoamérica (época prehispánica), donde las diferentes civilizaciones empleaban molcajetes que excavaban en una roca a modo de hueco para poder moler el maíz y otros frutos secos.

A pesar del uso extendido de la licuadora eléctrica y otros instrumentos modernos, el molcajete continúa con preferencia para la elaboración de salsas dentro de la cocina popular y tradicional mexicana, debido a que el sabor y la textura proporcionado por la piedra y técnica de molido es único y muy característico. Buena parte de la piedra para los metates y molcajetes se extrae de las minas localizadas en San Lucas Evangelista, municipio de Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, México. Su diseño y uso, prácticamente no han variado a lo largo de los siglos.

 

 

 

Cuando la Nueva España fue establecida, la gastronomía se reservó para los conventos en donde las comunidades indígenas ahora servían como amas de llaves y personal de cuidado y fueron quienes, a través de las tradiciones orales, mantuvieron vivas las recetas y las técnicas por más de un siglo, haciendo que la cocina prehispánica sobreviviera hasta nuestros días debido a las múltiples comunidades étnicas desde Baja California hasta Chiapas.

A falta de libros de recetas en aquella época, las mujeres de los conventos juntaron las notas que tenían como referencias, y a través de las historias contadas generación tras generación, los platillos y tradiciones hallaron trascendencia. Fue hasta el siglo XVIII que las recetas utilizadas en los conventos fueron publicadas en periódicos como una forma de llegar a las mujeres de cada casa del México virreinal. Pero el uso del molcajete siguió intacto.

 

 

 

Uno de los libros más importantes en la gastronomía mexicana nación: “El Cocinero Mexicano” fue publicado a finales del siglo XIX utilizando un estilo de diccionario en el que cada receta, ingrediente o técnica usada podía ser hallada de manera inmediata. Este libro no se volvió a publicar hasta la década de los 60 en el siglo XX cuando la hija del gran muralista Diego Rivera reunió todas estas recetas de una impresión original y lo llevó a las librerías de nuevo.

Fue durante el gobierno de Porfirio Díaz, convencido de que las maneras francesas y europeas eran lo mejor que había en el planeta, dejando a un lado las tradiciones nacionales y los ingredientes. Como consecuencia de este vacío de casi un siglo, muchos ingredientes tradicionales de la cocina prehispánica comenzaron a desaparecer y a extinguirse.

 

 

 

Hoy en día hay un movimiento nuevo de cocineros y académicos que tienen una sola misión: rescatar y restaurar la grandeza de nuestra cocina para las nuevas generaciones, incluyendo al genial molcajete.

El trabajo de investigación exposición, restauración y hasta redención de la cocina está llegando a buen puerto en la industria a nivel mundial. Y con ello se está poniendo de nueva cuenta, en alta estima al molcajete.

 

Foto de Portada Cacique inc

Concierto a coro de Carmina Burana, una complacencia musical
MXCity
Carmina Burana de Carl Orff a cargo del Coro Promúsica, dirigido por Samuel Pascoe en el Colegio de San Ildefonso.

 

Inspirados en la época medieval del siglo XII, Carmina Burana es el título otorgado a una serie de cantos goliardos que consta de una recopilación de 24 poemas escritos en latín medieval. Su éxito, especialmente O Fortuna, ha recorrido cada rincón del mundo a través de compañías de danza, sinfonías y como es de esperarse, coros. Esta nueva versión a cargo del director Samuel Pascoe se presentará el próximo 26 de septiembre en el Antiguo Colegio de San Ildefonso.

 

Déjate llevar por las notas musicales y los cantos angelicales del coro.

Si desconoces la historia de estos textos, tendrás que remontarte hasta los siglos XI, XII y XIII, cuando los estudiantes clérigos plasmaban su vida diaria en libros. Si asistes a este concierto especial, escucharás una amplia gama de temas igual de presentes en plena edad contemporánea: la inestabilidad de la fortuna y la riqueza, la naturaleza efímera de la vida, la alegría del regreso de la primavera, los placeres y peligros de beber, la gula, el juego, la lujuria, y sin duda, el amor.

 

 

El lugar donde se llevará a cabo el espectáculo será en el antiguo Colegio de San Ildefonso, una inquebrantable construcción que solía albergar a los jesuitas durante la época de la Nueva España. Será un espacio muy ameno a la ambientación que experimentarás ante el coro. Vivirás una experiencia fuera de lo convencional. 

 

 

El Coro Promúsica se fundó en 1985  y está  integrado por aficionados al canto polifónico que siguen el camino de los coros de tradición europea . En 2013 participaron en el concierto del 60 Aniversario del Cantenbury Choral Society de Nueva York, cantando la Octava Sinfonía de Mahler en el Carnegie Hall.

Sé parte de una experiencia inmersiva que mediante la música te hará reflexionar sobre temas filosóficos atemporales. Tu donativo al comprar el boleto ayudará al financiamiento del programa de actividades culturales del Colegio de San Ildefonso.

 

 

 

Carmina Burana

Dónde: Anfiteatro Simón Bolívar. Antiguo Colegio de San Ildefonso. Justo Sierra 16, Centro Histórico.

Cuándo: Jueves 26 de septiembre, 7:00 pm.

Precio: $400. Compra tus entradas en Boletia.

Exposición La cámara y el oficio: una vida dedicada a registrar presentes
MXCity
La exposición La cámara y el oficio es el registro de varias décadas de registrar la vida cotidiana como un testimonio de la ciudad.

Ruben Pax nos habla del oficio de ser fotógrafo y registrar la vida cotidiana.

 

Rubén Cárdenas Paz es también conocido como Rubén Pax. Uno de los fotógrafos mexicanos que ha retratado una parte de nuestra sociedad durante varias décadas. Ha visto pasar la modernidad ante su lente y sobre todo los cambios vertiginosos que ha tenido la fotografía a lo largo de los años.

A diferencia de fotografía digital, Rubén es un fotógrafo de cuarto oscuro, donde  la temperatura que ahí se tiene, el claroscuro y los olores de los químicos son algo que los jóvenes de hoy desconocen.

 

 

Esta ocasión, el Museo Archivo de la Fotografía (MAF) presentará la exposición retrospectiva La cámara y el oficio, cuyo propósito es el de generar reflexión en el público acerca de todo el proceso que hay detrás del resultado final de una fotografía, para valorar de una manera más amplia las imágenes que ilustran los momentos trascendentes en la vida del país.

Integrada por más de 100 imágenes del fotógrafo que ha publicado en diversos periódicos mexicanos como son Excélsior, La Jornada, El Día, Unomásuno, El Universal y El Heraldo, la exposición es un recorrido por las diferentes facetas de Rubén Pax, quien recibió la Medalla al Mérito Fotográfico en 2013, otorgada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

 

Fotografía: Itzel Romero / Secretaría de Cultura de la Ciudad de México

 

 

“Las imágenes que se exhibirán permitirá a las personas reconocerse en los personajes que están expuestos. Mostrar mi material en el MAF significa algo muy especial, pues la gente podrá ver mi trabajo en un lugar muy importante para mí y para la fotografía”, comentó Rubén Pax sobre su exposición.

El montaje está dividido en tres núcleos: el primero es Alquimia fotográfica: conocimiento, técnica y docencia. El segundo es el Cazadores de historias: la fotografía como documento y finalmente, El instante decisivo: el fotógrafo y su obra. Estos tres panoramas revelan la experiencia del fotógrafo como pionero en utilizar diversos materiales y técnicas, así como su experimentación en los distintos significados de la imagen.

 

 

 

Esta exposición ayuda a comprender más sobre la perspectiva que daba la fotografía en el siglo XX, y cómo ha evolucionado a pasos agigantados a partir del nacimiento a partir de la fotografía digital. En poco tiempo se convertirá en algo muy distinto a lo que hoy conocemos como digital, y habrá otras tecnologías que puedan proporcionar imágenes en una visión que no sé cuál será.

Pero sobre todo, Rubén Pax es amante de retratar la vida cotidiana. Posee miles de imágenes en colecciones inmensas de registros de fiestas y celebraciones populares, festivas y religiosas, producto de innumerables viajes a comunidades del país donde la tradición ancestral aún pervive.

 

 

Fotografía: Tania Victoria/ Secretaría de Cultura de la Ciudad de México

 

Son siete décadas y media de vida, por donde ha pasado una etapa creativa con el reencuentro con sus archivos. Esta exposición revela fotografías hasta hoy inéditas,  y es posible ver fotos impresas, a través de un archivo en el que estén clasificadas y sistematizadas.

Este es un breve recuento de las miles de fotografías en varias técnicas, como diapositivas en 35 milímetros y de 120, rollos de blanco y negro de 120, placas de 4×5 y lo más reciente en fotografía digital. Son 120 fotografías colgadas y 300 de 10 x 15 centímetros exhibidas en el piso…

 

 

Fotografía: Tania Victoria/ Secretaría de Cultura de la Ciudad de México

 

La pretensión de su labor es documentar. Tomar fotografías en cualquier lugar es crear un documento importante, con significado presente y para el futuro. Puede convertirse en herramienta para la investigación de ciertos temas que se dan en el entorno y ayuda a dilucidar los sucesos ocurridos.

No dejes de asistir al registro de estos testimonios cotidianos en la exposición La cámara y el oficio.

 

Fotografía: Tania Victoria/ Secretaría de Cultura de la Ciudad de México

 

La cámara y el oficio

Dónde: Museo Archivo de la Fotografía

Dirección: República de Guatemala 34, Centro Histórico.

Cuándo: hasta el 15 de septiembre de martes a sábado de 10:00 a 18:00 hrs.

Entrada libre

Sitio web // Facebok

 

Estudio-Taller Selenium: fotografía al estilo de la vieja escuela
MXCity
El Estudio-Taller Selenium enseña a los jóvenes la importancia del discurso visual con las técnicas que fundaron la disciplina.

El arte de la fotografía y el cine está presente en el Estudio-Taller Selenium.

 

Daniel Mendoza Alafita es el artífice del Estudio-Taller Selenium. Nació en la Ciudad de México en 1957 y desde los ochenta se ha dedicado a la fotografía estenopeica. De 1980 a 1986 estudia con el Maestro Nacho López; es miembro fundador del grupo Foto apertura y tiene un gran CV, con actividades profesionales para editoriales, universidades y trabajos en comunidades indígenas del Estado de Veracruz, donde fue catedrático de la Facultad de Artes Plásticas de la Universidad Veracruzana.

Ha sido fotógrafo personal en campañas políticas, fotógrafo de agencias de información, reportero gráfico del periódico “El Economista” y ha publicado en revistas y periódicos nacionales e internacionales, dictado conferencias sobre fotoperiodismo, fotografía documental y metodologías de la enseñanza de la fotografía.  Ha sido participante en más de treinta exposiciones colectivas.

 

 

 

Actualmente es fotógrafo free lance, impresor y académico. Imparte cursos y talleres de iniciación a la fotografía por medio de cámaras estenopéicas, impresión fina, fotoperiodismo y fotografía documental. En el Centro de la Imagen, Universidad de Morelos, Universidad Veracruzana, Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo de Oaxaca, en  el Centro de Capacitación Cinematográfica, y en el Centro Universitario de estudios cinematográficos CUEC de la UNAM

Su obra pertenece a las colecciones de la Universidad de Valencia, España, y del Museo del Carmen de la Ciudad de México. Pero sobre todo, enseña a las nuevas generaciones sobre el arte de la fotografía. Su fin es el de regresar a ese principio mágico de la fotografía, que viene desde los alquimistas, porque se ha ido perdiendo en la fotografía y el cine.

 

 

 

Mendoza da cursos y talleres de fotografía y cine estenopeico en el Estudio-Taller Selenium. Su plan es el de enseñar a los jóvenes que en la inmediatez no hay un instante para la reflexión y el análisis de lo que se quiere fotografiar. En cambio, la cámara estenopeica enriquece el concepto y se equilibra la forma y el contenido, además de retomar la parte técnica de la fotografía y del cine.

La idea de este taller es regresar al origen, y reflexionar sobre lo que hacemos, para enriquecer nuestras imágenes. Esto ayuda a cambiar la visión del acto de hacer fotografía o cine; y enriquece la técnica del laboratorio de fotografía, que está desapareciendo en las escuelas de comunicación y de cine, importantes para rescatar y revalorar.

 

 

 

El profesor del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos, abre cursos y talleres regulares, donde la convocatoria más relevante es la un pequeño festival para regresar al principio de la formación de las imágenes, comprender la luz, y enriquecer la actividad del fotógrafo y el discurso visual.

Se llama Festival de la Fotografía y Cine Estenopeico, y se lleva a cabo en el Estudio-Taller Selenium. Para los participantes que no cuenten con cámara estenopeica se les presta una con película y posterior revelado. Ahí mismo se inaugura la exposición de álbumes estenopeicos, resultado del taller intensivo Elaboración de portafolios para obra fotográfica.

 

 

El programa del festival, además, contemplaba un recorrido hacia la emblemática pulquería La Xóchitl, en la colonia Santa María La Ribera, donde los participantes realizan varias tomas durante el recorrido. Es en “La Xóchitl” donde se  inauguró la primera exposición de fotografía estenopeica y con una sesión fotográfica con dos modelos y dos luchadores.

 

 

Estudio-Taller Selenium

Dónde: Sabino #129, col. Santa María La Ribera

Cuándo: Pendiente para los cursos en sus redes

Cuánto: Depende curso / taller

Blog //  Facebook

Fotos Estudio-Taller Selenium