Arte y Cultura
Un recorrido virtual por las entrañas del majestuoso Palacio de Bellas Artes
Mariana Gaxiola
El Palacio de Bellas Artes es un edificio donde convergen el arte, la historia y la arquitectura.
palacio de bellas artes

Un recorrido revelador por los adentros del icónico Palacio de Bellas Artes.

 

Hablar del Palacio de Bellas Artes es hacer referencia a una de las obras arquitectónicas más emblemáticas y hermosas, no sólo de la Ciudad de México sino de todo el país. En realidad, el recinto que albergaba al Teatro Nacional es su principal antecedente, pues era un espacio artístico y cultural importantísimo durante la segunda mitad del siglo XIX en la capital.

Una vez entrado el siglo XX, y continuando con el programa que se encargó de embellecer con obras de arquitectura la CDMX, se pensó en renovar el teatro. Sin embargo, por el crecimiento urbano de la metrópoli, mejor se decidió construir otro. El proyecto corrió a cargo del arquitecto italiano Adamo Boari.

Dos hitos marcaron la historia de la construcción de este lugar: el gobierno de Porfirio Díaz y el estallido de la Revolución Mexicana. Este segundo fue el más grave para el edificio, pues como sucedió con otras construcciones alrededor de la ciudad, el proyecto pasó por un periodo de abandono de 1917 a 1929. Boari regresó a Europa, y para este tiempo, se había concluido casi todo el exterior del Palacio.

No fue hasta 1930 que el arquitecto Federico E. Mariscal retomó el proyecto. Y en 1932, con ayuda de Alberto J. Pani, la obra fue revitalizada. Pronto el Teatro Nacional pasó a ser el Palacio de Bellas Artes.

palacio de bellas artes palacio de bellas artes

Si bien la fachada de este magnífico edificio es una de las más preciosas y eclécticas del país, también conviene hablar de sus adentros.

La Sala Principal es de sus espacios más sugestivos, pues ha sido testigo de grandiosos espectáculos por más de 80 años. La Sala M. Ponce y la Sala Adamo Boari son sedes idóneos para eventos de corte nacional e internacional. De igual forma, cuenta con dos museos en sus entrañas: el Museo Nacional de Arquitectura y el Museo del Palacio de Bellas Artes. Y cómo pasar de largo los asombrosos murales que se encuentran plasmados en los distintos muros del recinto.

Pero lo cierto es, que además de estos ya conocidos rincones, el Palacio de Bellas Artes cuenta con otros sitios escondidos que vale la pena descubrir, tales como la Sala Diego Rivera, el cuarto Rincón del Tiempo y la mecánica del piso del escenario principal.

Por suerte, el Palacio cuenta con un hermoso recorrido virtual, que comienza desde la Alameda Central, y recorre literalmente todo el interior del lugar. Si deseas conocer más acerca de todos los espacios que constituyen el maravilloso Palacio de Bellas Artes, da click aquí para realizar un mágico recorrido virtual.

palacio de bellas artes palacio de bellas artes
Historias prehispánicas: el rapto de Xochiquetzal
MXCity
Uno de los mitos más famosos del acervo mexica es el del rapto de Xochiquetzal, la diosa del amor y la fertilidad, por Tezcatlipoca, el dios de la noche.

La yuxtaposición entre luz y oscuridad, entre cielo e inframundo, es de las más comunes en la mitología; también está presente en la cultura mexica, en la forma del rapto de Xochiquetzal.

 

El panteón mexica es uno de los más vastos e interesantes del mundo. Hay una cantidad enorme de dioses, todos relacionados entre sí de alguna manera u otra y con infinidad de poderes. Conocemos sus orígenes gracias a las cronistas de los evangelizadores españoles, como fray Bernardino de Sahagún y fray Diego Durán. Personas como ellos se interesaron profundamente en las culturas y ritos indígenas, y lo documentaron a través de sus informantes.

Uno de los temas más frecuentes en la mitología prehispánica es el de la sexualidad y la fertilidad. Las deidades que mejor lo representan son Tlazoltéotl y Xochiquetzal. Además, en el mito que mostraremos a continuación, se maneja un tópico que se repite en otras culturas alrededor del mundo. Es el del rapto de una diosa de la fertilidad y del amor por un dios nocturno, del inframundo.

En este caso, es Tezcatlipoca quien secuestra a Xochiquetzal y se la lleva a sus dominios, obligándola a casarse con él. Seguramente la historia te suena: se parece mucho al mito griego de la primavera, en el que Hades secuestra a Perséfone, hija de Deméter. Se va al inframundo con ella y la convierte en su esposa. Las similitudes son imposibles de no notar. A continuación, el texto íntegro:

 

xochiquetzal
Imagen de: Arqueología Mexicana (Códice Borgia)

 

A diferencia de Tlazoltéotl, de Xochiquetzal se cuentan muchos mitos. Se dice que su belleza era inigualable, que era “preciosa como una flor”. Representa los encuentros juveniles, espontáneos, pero sobre todo libres, los cuales no eran sancionados entre los varones.

Xochiquetzal, “flor preciosa”, nació de los cabellos de la diosa madre. En los mitos de creación se menciona que fue mujer de Piltzintecutli, hijo de la primera pareja de hombres: Cipactónal y Oxomoco. Con Piltzintecutli tuvo un hijo, Cintéotl, dios del maíz, y en otros mitos se cuenta que también engendraron a Nanahuatzin, quien se sacrificaría en el fogón divino para convertirse en el Quinto Sol, y a Xochipilli, dios de las flores y también conocido como dios del amor.

 

 

Tuvo varios consortes y amantes. Primero habitaba en Tamoanchan, “cerro de la serpiente”, uno de los paraísos situado en el primer cielo, el Tlalocan, el cual se localizaba en la cumbre del Cerro de la Malinche. Esta morada era una región llena de deleites y pasatiempos agradables en donde había fuentes, ríos, florestas y lugares de recreación. En este sitio había un árbol florido, y el que alcanzaba a coger una de sus flores o era tocado por alguna de ellas sería dichoso y fiel enamorado. Xochiquetzal era atendida por otras diosas y estaba acompañada y guardada por mucha gente, de tal manera que ningún hombre la podía ver. Los que la cuidaban eran enanos, jorobados, payasos y bufones, que la divertían con música y bailes, y que también desempeñaban el oficio de embajadores cuando mandaba mensajes a los dioses que ella cuidaba.

 

xochiquetzal
Imagen de: ancient-origins.es (Códice Borgia)

 

En cierto momento, mientras estaba casada con Tláloc, Tezcatlipoca rapta a Xochiquetzal y la obliga a casarse con él. Acto seguido, el dios de la noche la lleva a su reino, y ninguno de los dioses se atreve a rescatarla. Sin embargo, Tláloc acepta el desafío y viaja a los dominios de Tezcatlipoca para exigir la devolución de su esposa. El dios del agua tuvo éxito en su empresa, ya que Tezcatlipoca aceptó devolverle a Xochiquetzal y no molestar a la diosa de nuevo, con las condiciones de que Xochiquetzal tuviera prohibido viajar a la tierra directamente y permaneciera en Tamoanchan, el paraíso de los dioses mexicas.

 

Tomado de: Trejo, Silvia, “Xochiquétzal y Tlazoltéotl. Diosas mexicas del amor y la sexualidad”, Arqueología Mexicana núm. 87, pp. 18-25.

 

Aquí la entrega anterior de Historias Prehispánicas: el nacimiento de Huitzilopochtli.

*Imagen destacada de: Wikimedia Commons (Códice Borgia)

Historias prehispánicas: Tezcatlipoca, “El espejo que humea”
MXCity
Tezcatlipoca es uno de los dioses más interesantes y multifacéticos del panteón mexica; no es sorpresa que haya tantos mitos con él como protagonista.
tezcatlipoca

Los antiguos mexicas veneraban a muchos dioses, pero los más significativos eran Quetzalcóatl, Huitzilopochtli y Tezcatlipoca. El último es una deidad que representa el dualismo prehispánico.

 

Tezcatlipoca, “El espejo que humea”, es, probablemente, el dios más complejo y malentendido del panteón mexica. Esta complejidad radica en las múltiples advocaciones que adoptaba y propiedades que ostentaba. Además, representa a la perfección la dualidad de las divinidades prehispánicas: es un dios que regalaba bienes y los quitaba, que era tanto negativo como positivo, caprichoso y voluble.

Era el dios supremo, que estaba en todas partes. Su identidad se asemeja a un caleidoscopio; en la Historia General de las Cosas de la Nueva España se encuentran hasta 360 nombres o maneras de dirigirse a él. En su aspecto oscuro, era el hechicero, el brujo, asociado con la noche y con el jaguar. Por otro lado, su aspecto luminoso lo colocaba como el primogénito de la pareja creadora: Ometecuhtli y Omecíhuatl, “Señor y Señora de nuestra carne”.

De hecho, hay cuatro Tezcatlipocas principales, identificados por sus colores y asimilados a otras deidades. 1) el Tezcatlipoca negro, el verdadero Tezcatlipoca, 2) el Tezcatlipoca rojo o Xipe Tótec, 3) el Tezcatlipoca azul o Huitzilopochtli y 4) el Tezcatlipoca blanco o Quetzalcóatl. Estas divinidades se encuentran en diversos mitos, y nos ayudan a entender mejor la cosmogonía mexica. A continuación, algunos fragmentos de dichos mitos:

 

tezcatlipoca
Imagen de: Arqueología Mexicana (Códice de Dresde y Códice Borbónico)

 

En la historia de los Cuatro Soles o mundos, Tezcatlipoca regía el primero, 4-Océlotl o Tigre, cuando vivían los gigantes. Pero unos jaguares devoraban a los gigantes y así terminó este sol. Quetzalcóatl presidía el siguiente sol, 4-Ehécatl, que fue destruido por vientos huracanados. Tezcatlipoca y Quetzalcóatl, entonces, tenían aspectos de creadores y colaboradores desde los Cuatro Soles. Aunque no siempre eran amigos, en algunas ocasiones, sin embargo, trabajaban juntos.

Tezcatlipoca y Quetzalcóatl también colaboraban en la reconstrucción de la tierra después del cataclismo que acabó con el Cuarto Sol. Según la Historia de los Mexicanos por sus pinturas (1973: 32), los dos dioses se transformaban en árboles para ayudar a levantar el cielo que se había caído. Como premio, el padre Tonacatecuhtli les hizo Señores del Cielo y de las Estrellas.

 

tezcatlipoca
Imagen de: Wikimedia Commons (Códice Borgia)

 

En otro mito, que se encuentra en la Histoire du Mechique (1973: 108), estos dos dioses miraban a Tlaltecuhtli, Señor (o Señora) de la Tierra, desde un lugar alto. Tlaltecuhtli era una especie de cocodrilo-monstruo que nadaba en un mar de aguas prístinas. Tezcatlipoca y Quetzalcóatl se transformaron en serpientes y entre los dos asieron al monstruo y lo rompieron en dos partes. Una parte la subieron al cielo y la otra mitad quedó abajo. Los otros dioses entonces hicieron la tierra de lo que quedó de Tlaltecuhtli: árboles, flores y hierbas de sus cabellos; de su piel la hierba muy menuda y florecillas; de los ojos, pozos y fuentes y pequeñas cuevas; de la boca, ríos y cavernas grandes; de la nariz, valles y montañas.

Sin embargo, su mito más conocido es en el que participa del fin del Quetzalcóatl en Tula, cuando Tezcatlipoca se disfraza como un anciano y le da de beber pulque para emborracharlo. Aquí puedes leer el mito en su totalidad.

 

Tomado de Heyden, Doris “Tezcatlipoca en el mundo náhuatl”, Estudios de cultura náhuatl vol. 19, pp. 83-88.

 

*Imagen destacada de: Wikimedia Commons (Códice Borgia)

Fragmentos de Salvador Dalí mezcla entre filosofía, poesía y cadavre exquis
MXCity
“Declaro la independencia de la imaginación y el derecho del hombre a su propia locura.” Salvador Dalí

Fragmentos de poemas de Salvador Dalí para la cuarentena surrealista.

 

Salvador Felipe Jacinto Dalí i Domènech, nació en Figueras, provincia de Gerona, en una comarca catalana, cerca de la frontera con Francia, un 11 de mayo de 1904. Como sabemos, dedicó su vida a la pintura, a la escultura, el grabado, a la escenografía; aunque es mejor reconocido como uno de los máximos representantes del surrealismo y el profeta del humor. También escribió algunas cosas.

Salvador Dalí tuvo una hermana, llamada Ana María Dalí, menor que él por 4 años, que en 1949 editó un texto titulado Dalí visto por su hermana. Luego de eso, el propio Dalí escribiría cosas como esta:

 

Metamorfosis de Narciso.

 

Fuente de vida

de noches sin mañanas

yo puedo llegar al surtidor

donde he visto súbitamente

la imagen tan amada

que llevaba grabada

en el fondo de mis entrañas.

Yo sé dónde está

el pan de vida

tan blanco es

que cerrando los ojos

lo continuo a ver por transparencia

pan de vida

yo sé dónde está el horno

en las llamas del cual

he visto prefigurada

la imagen tan amada

de Gala tan amada

horno que las totémicas guirnaldas

le sirven de adorno.

Sólo queda de él

el alucinante óvalo de blancura de su cabeza,

su cabeza otra vez más tierna,

su cabeza crisálida de prejuicios biológicos,

su cabeza sostenida por las puntas de los dedos del agua,

por las puntas de los dedos

de la mano insensata

de la mano terrible

de la mano coprofágica,

de la mano mortal

de su propio reflejo.

Cuando esta cabeza se hienda,

cuando esta cabeza se resquebraje,

cuando esta cabeza estalle,

aparecerá la flor,

el nuevo Narciso…

 

 

El gran masturbador (Fragmento)

 

A pesar de la oscuridad reinante

la noche estaba en sus comienzos

en los bordes de las grandes escalinatas de ágata

donde

fatigado por la luz del día

que duraba desde la salida del sol

el gran Masturbador

su inmensa nariz apoyada sobre el piso de ónix

sus enormes párpados cerrados

la frente corroída por horribles arrugas

y el cuello hinchado por el célebre forúnculo que bulle de hormigas

se inmoviliza

estático en ese instante del crepúsculo todavía demasiado luminoso

mientras la membrana que recubre enteramente su boca

se endurece a lo largo de la angustiosa de la enorme langosta

aferrada inmóvil y apretada contra ella

desde hace cuatro días y cinco noches.

Todo el amor

y toda la embriaguez

del gran Masturbador

residía

en los crueles ornamentos de oro falso

que recubren sus sienes delicadas y blandas

e imitan

la forma de una corona imperial

cuyas finas hojas de acanto bronceado

se prolongan

hasta las mejillas rosadas e imberbes

y continúan sus fibras duras

hasta fundirlas

en el alabastro claro de su nuca.

 

 

Manifiesto amarillo

 

Del presente manifiesto hemos eliminado toda cortesía en nuestra actitud. Inútil cualquier discusión con los actuales representantes de la actual cultura catalana, negativa artísticamente, aunque eficaz en otros órdenes. La transigencia o la corrección conducen a los delicuentes a lamentables confusionismos de todos los valores, a las más irrespirables atmósferas, a la más perniciosa de las influencias. Ejemplo: “La Nova Revista“. La violenta hostilidad, por contra, sitúa netamente los valores o las posiciones y crea un estado de espíritu higiénico:

HEMOS ELIMINADO

toda argumentación.

Existe una enorme bibliografía y todo el esfuerzo de los artistas de hoy para suplir esto.

HEMOS ELIMINADO

toda literatura

HEMOS ELIMINADO

toda lírica

HEMOS ELIMINADO

 toda filosofía a favor nuestras ideas

NOS LIMITAMOS

a la más objetiva enumeración de los hechos.

NOS LIMITAMOS

 a señalar el grotesco y tristísimo espectáculo de la intelectualidad catalana de hoy, encerrada en un ambiente cerrado y putrefacto.

 

PREVENIMOS

de la infección a los aún no contagiados.

Asunto de estricta asepsia espiritual.

SABEMOS

que no vamos a decir nada nuevo. Nos consta, no obstante, que es la base de todo lo nuevo que hay hoy y de todo lo nuevo que tenga posibilidades de crearse.

EL MAQUINISMO

ha revolucionado el mundo.

EL MAQUINISMO

-antítesis circunstancialmente indispensable futurismo- ha verificado el cambio más profundo que ha conocido la humanidad.

UNA MULTITUD

 anónima -anti-artística- colabora con su esfuerzo cotidiano en la afirmación de la nueva época, viviendo de acuerdo con su tiempo

 

 

Diario de un genio (fragmento)

 

El genio del pueblo judío le dará involuntariamente, gracias a Freud y Einstein, sus posibilidades dinámicas y antiestéticas. El papel de Francia será esencialmente didáctico. Ella redactará probablemente el acta de constitución del “misticismo nuclear”, por los méritos de su inteligencia, pero, a pesar de todo, España tendrá la misión de ennoblecerlo con la fe religiosa y la belleza.

Esculturas de todo el mundo intervenidas con cubrebocas (FOTOS)
MXCity
Estas fotos son el reflejo de nuestra preocupación y una forma lúdica de ser más conscientes de esta terrible afección.

La pandemia del siglo XXI se refleja en estas fotografías de estatuas alrededor del mundo.

 

Pocas cosas están abiertas en esta crisis del coronavirus. Pero ante toda crisis, se abren nuevas representaciones culturales puesto que el arte se inspira en la vida, y expresa el modo en que los artistas están viviendo esta pandemia.

Varias personas han salido a la calle a poner cubrebocas a las estatuas, como un símbolo de lo que está sucediendo a nivel mundial. No es solo algo divertido, es el reflejo de nuestra preocupación, es una forma lúdica de hacer consciencia ante lo que nos afecta y en el interior nos hace temer. La pandemia del siglo XXI también tiene algunas cosas interesantes para reflejar nuestro mundo actual. Aquí te dejamos esta fotos de gran interés, de las estatuas con cubrebocas.

 

Foto Wired

 

Foto Wesa

 

Foto WFDD

Foto El confidencial

Foto The daily gazzet

Foto Al Jazeera

Foto MPR News

Foto Public Source

Foto France 24

Foto Irish examiner

Foto NZ Herald

Foto ACtuall

Foto New Haven Register

Foto Japan today

 

Foto Reuters /Stoyan Nenov

 

Foto Steve Russell/Toronto Star 

 

Foto The Times

 

Foto BBC

 

Foto Wired

 

Foto BBC

 

Estatua de David en la Piazza della Signoria en Italia.

 

Foto destacada Shout out uk