El día que un español entró a la boca del Popocatépetl
Mariana Gaxiola
De la Conquista datan las primeras crónicas del Popo, una de las maravillas mexicanas que más embelesó a los españoles.
popocatepetl

Tras la caída de Tenochtitlán, Cortés organizó una expedición al mítico volcán Popocatépetl.

 

En lienzos, letras e imágenes, el Popocatépetl se ha plasmado como un hermoso e importante emblema de la naturaleza que abraza tierras mexicanas.

Según la leyenda que define al volcán, que más bien se trata de una alegoría, el Popo es un guerrero enamorado. No cabe duda de que su presencia milenaria es clave en la naturaleza que se desdobla alrededor de la capital. Y aunque hoy en día las expediciones a las faldas del volcán son más comunes, en épocas de la Conquista se trataba de una travesía peligrosa y llena de misterio.

Los indígenas, por su parte, le temían al volcán. Pero Hernán Cortés estaba ávido por descubrirlo, y en una de sus crónicas narra: “…Y porque yo siempre he deseado todas las cosas de esta tierra, quise de éste (el Popocatépetl), que me pareció una cosa maravillosa, saber el secreto, y envíe diez de mis compañeros…”

popocatepetl

La primera expedición fue una debacle total. Se llevó a cabo en 1519, para saber “el secreto de aquel humo, de dónde venía y cómo salía”. Diego de Ordaz estuvo al frente de la expedición, sin embargo, los españoles que iban con él no lograron subir mucho, debido al imponente frío que arrasaba con ellos.

De igual manera, el volcán escupía piedras y ceniza, además de que el suelo estaba demasiado trémulo. Esto provocó el miedo de los españoles, y tuvieron que regresar. Pero Cortés no se dio por vencido, más tarde, tras la caída de Tenochtitlán, volvió a mandar a sus hombres al apabullante volcán.

El ejército español se quedó sin pólvora, lo cual fungió como la excusa perfecta para enviar a una pequeña tropa al volcán, por piedra de azufre. Montaño, Larios y Mesa eran los nombres de los españoles que lideraban la nueva expedición.

popocatepetl

Los soldados salieron muy de madrugada, y cuando cayó la noche, aún no alcanzaban la cumbre del volcán. Las crónicas cuentan que los hombres tuvieron que ascender gateando, con ayuda de unos clavos que enterraban en el cerro. Tuvieron que dormir antes de poder continuar, aunque el olor a azufre y el frío difícilmente les permitieron conciliar el sueño.

En cuanto amaneció, subieron hasta la boca del volcán, donde se podía ver toda la Ciudad de México, la laguna y todos sus pueblos. La suerte decidió quién iba a bajar para recoger las piedras; perdió Francisco Montaño, quien se despidió de sus compañeros con un sentimental apretón de manos y bajó con ayuda de una cuerda con un costal colgado. Cortés asegura que logró bajar 80 brazos. Y para reunir cantidad suficiente, tuvo que bajar ocho veces.

Alegres regresaron los españoles a Coyoacán, donde Cortés los recibió gozoso prometiendo premiarlos. Se trata de una travesía que aunque pocos conocen, indudablemente le otorga un nuevo significado al volcán; uno lleno de valentía, orgullo y por qué no, belleza.

popocatepetl

Fuente: Héctor de Mauleón, La ciudad que nos inventa.

La Caravana Gamelab CDMX, 400 juegos de mesas para aprender, experimentar y comprar
MXCity
La caravana CDMX es el club de juegos de mesa más grande de México, solo te unes, conoces las reglas y tiras los dados con snacks y bebidas.

La Caravana CDMX es una cafetería, bar único en la CDMX.

 

Jamás había pensado en un bar donde pudiera jugar, aprender y competir con juegos de mesa de todo el mundo. No hubiera imaginado que esto fuera un negocio, y menos que los juegos de mesa tuvieran un rol en una sociedad que camina a pasos gigantescos, con el avance de los museos virtuales, la realidad aumentada y una tecnología que se desecha después de haber sido adquirida.

Pero contra este apocalipsis aparente, siempre surgen iniciativas de oposición contra la modernidad. Este es el caso de Caravana Gamelab, una iniciativa surgida en Guadalajara en el 2012 a través de un videoblog de juegos de mesa. Después de saber el alcance que los juegos tienen en la sociedad y al ver lo ideal de este pasatiempo, José Macías decidió darle un giro y convertir La Caravana en un club.

 

 

 

Al cabo de dos años, surgió el experimento en un garage rentado cerca de su casa y se ha transformado en distintas ocasiones, sin olvidar su columna vertebral cuya base mantenemos hasta la nueva sucursal en la Ciudad de México. En La Caravana, sus pilares son comunidad, servicio, atención, camaradería y diversión.

La Caravana Gamelab CDMX comenzó operaciones el 27 de octubre de 2017 gracias a la ayuda de decenas de backers (entre personas y compañías) con una gran campaña de Kickstarter (una plataforma de donativos online). Desde entonces ha recibido a miles de visitantes sorprendidos al darse cuenta que, el juego hace comunidad y divierte al mismo tiempo.

 

 

 

Game Lab tiene una increíble ludoteca abierta, de hecho es una de las más grandes del país y la más grande de la ciudad. Cuentan con más de 400 títulos distintos para cualquier tipo de cliente: niños, jóvenes, parejas, familias y adultos mayores. Además su servicio es personalizado, ya que, a través de una pequeña entrevista, cualquier máster lúdico te asignará, preparará y explicará un juego a la medida.

Para esto, los juegos de la ludoteca están divididos en tres colores, verde, amarillo, rojo y azul. Esto sirve para identificar la dificultad y tiempo de explicación de cada juego. Los verdes son juegos que tardan de 0 – 5 minutos en explicar, los amarillos de 10 – 15, los rojos 30 minutos o más y los azules son juegos recomendados para dos jugadores.

 

 

 

Lo mejor de todo es que el servicio lúdico cuenta con servicio de cafetería, fuente de sodas, barra de cocteles y restaurante. Además ofrece una sección con juegos a la venta en la que cualquier máster lúdico podrá asesorarte para que hagas una compra informada de Monopoly hasta los más raros como Mechs vs Minions, creado por el estudio Riot Games y ambientado en el mismo universo de League Of Legends.

Aquí puedes pasar todo el día jugar los clásicos de casa, o aprender un juego de cualquier parte del mundo.  En cada una de sus mesas en forma de hexágono se vive un mundo diferente donde la rivalidad entre amigos es el anfitrión de la fiesta. Es común toparte a una pareja jugando Conecta 4 o ver cómo un grupo de amigos que viajan por toda América en un tren con Ticket to Ride.

 

 

 

Si quieres un descanso, puedes probar sus chapatas Cocoricó-Cocorocó con jamón de pavo y queso manchego y acompáñalas con un smoothie de fresa o un poseidón. Los lunes abren un nuevo juego y lo añaden a su repertorio. Este bar está muy cerca del metrobús Parque Hundido y metro Insurgentes. No hay estacionamiento, pero a una cuadra hay uno, y no hay parquímetros en la zona.

Para ir puedes llegar simplemente o hacer una reservación, hay mesas con cupo para tres y hasta 20 personas.

 

 

La Caravana CDMX

¿Dónde? Fresas 59, Tlacoquemecatl del Valle, Col Del Valle.

¿Cuándo? Lun. a jue., 16:00 a 23:00, vie., 16:00 a 00:00, sáb., 14:00 a 00:00; dom., 14:00 a 20:00.

¿Cuánto? $50 por persona. 

Sitio web // Facebook  // Instagram

Tel. 5088 9954

Expo tus Juguetes 2018, la juguetería más espectacular de la CDMX
MXCity
Expo tus Juguetes 2018 abre sus puertas con una oferta de más de 12,000 juguetes de temporada y muchas sorpresas para disfrutar en familia.

Shows, diversión y ofertas para toda la temporada de regalos.

 

Se dice que en algunas de las zonas arqueológicas de antiguas civilizaciones de Afganistán, Pakistán y el norte de India, se han desenterrado juguetes y juegos que incluyen pequeños “carros”, silbatos en forma de aves y monos de juguete que podrían deslizarse por una cuerda.

También se dice que los primeros juguetes están hechos de materiales que se encuentran en la naturaleza, como piedras, palos y arcilla. Hace miles de años, los niños egipcios jugaban con muñecas que tenían pelucas y miembros móviles hechos de piedra, cerámica y madera. En la antigua Grecia y en la antigua Roma los niños jugaban con muñecas hechas de cera, palos, arcos y flechas y yo-yos.

 

 

El rompecabezas mecánico más antiguo conocido proviene de Grecia y apareció en el siglo III aC. El juego consistía en un cuadrado dividido en 14 partes donde el objetivo era crear diferentes formas a partir de estas piezas. Pero fue después del

siglo XVIII que los juguetes se generalizaron y los niños comenzaron, digamos, a obsesionarse con ello. Fue en el siglo XIX que los niños comenzaron a ser vistos como personas (sí, aunque parezca extraño) cuando la variedad y la cantidad de juguetes que se fabricaban aumentaron drásticamente. Se le concede a John Spilsbury el inventó del primer rompecabezas (1767) para ayudar a los niños a aprender geografía.

 

 

Su rompecabezas tenía ocho temas: el mundo, Europa, Asia, África, América , Inglaterra y Gales , Irlanda y Escocia. El caballo mecedora se desarrolló al mismo tiempo en Inglaterra, especialmente entre las clases adineradas, y se creó pensando que este juguete desarrollaba el equilibrio de los niños para montar caballos reales.

Otros juguetes populares en la época fueron los aros, los carros de juguete, los cometas, ruedas giratorias y títeres. Los primeros juegos de mesa, similares a los juegos de mesa modernos, fueron producidos por John Jefferys en la década de 1750; y fue hasta finales del siglo XIX que se puso énfasis en los juguetes que tenían un propósito educativo, como rompecabezas, libros, tarjetas y juegos de mesa.

 

 

En México, el proceso fue poco más tardado, ya que nos llegaron juguetes con temas religiosos, algunas muñecas de madera así como carros se comenzaron a producir, pero en realidad la primer producción “masiva” fue la de la Lotería que creó Clemente Jacques (el de las latas) y más tarde la producción de yoyos.

Fue hasta el siglo XX, mucho después de la revolución donde la producción de juguetes tuvo sentido en México. En los 50, después de la 2da guerra mundial, se hicieron populares los juguetes de hojalata, las muñecas de porcelana y plástico y las clases populares tuvieron éxito los las canicas y trenes de juguete.

 

 

Se dice que hoy en día los niños ya no juegan con juguetes, y que prefieren los aparatos electrónicos. Esto ha dado pauta a el surgimiento de muchos coleccionistas, y cuando uno tiene las cifras de lo que sucede en el país, no parece que la industria del juguete este en riesgo. Esto parece confirmarlo la llegada de los reyes megos, de Santa Claus y de juguetes para los niños en todo México. 

Al menos en la CDMX, la última quincena de diciembre llega con más de 12,000 juguetes en uno de los eventos navideños más esperados por chicos y grandes. Se trata de la Expo tus Juguetes 2018 que está más que lista para recibir a niños, niñas, jóvenes y adultos a su gran oferta de juguetes de temporada.

 

 

 

El evento tiene un espacio increíble. Es ahí que podrás recorrer, de manera agradable, segura, fácil y divertida esta oferta de época. En este lugar todos se divierte: si eres niño amaras el lugar y la cantidad de juguetes. Si eres rey mago encontrarás ofertas y todo para realizar las compras navideñas. Y si solo eres acompañante, podrás disfrutar de diversas actividades que te mantendrán entretenido.

La expo trae juegos interactivos y un Villa navideña donde tus pequeños podrán divertirse de modo seguro. Después podrán interactuar en la zona de drones y en las pistas de radiocontrol que estarán abiertas para todo el público. Habrá presentaciones en vivo de los personajes favoritos de todos los niños y niñas.

 

 

 

Este año contará con la presencia de marcas de prestigio como como: Baby Alive, Crayola, Dragon Ball Z, Fotorama, Funko Pop, Los Increíbles, Mi pequeño pony, Nenuco, Nerf, Playmobil, Pokemon, Star Wars, Toy Story, Transformers, entre muchas otras que tendrás que ver por ti mismo.

Este es uno de los eventos imperdibles de la temporada, está pensado para que toda la familia disfrute de un increíble programa de eventos, áreas de juegos interactivos y presentaciones en vivo con los personajes favoritos de los niños.

¡8,800 metros cuadrados de piso con juguetes, ofertas interminables!

 

 

Expo tus Juguetes 2018

¿Dónde? Centro Internacional de Exposiciones y Convenciones WTC, CDMX.

¿Cuándo? Hasta el 5 de enero de 2019.

Entrada libre.

Sitio web // Facebook // Instagram

Conoce los restaurantes más antiguos de CDMX
Mariana Gaxiola
Además de que sus establecimientos siguen vivos, su concepto y tradición se mantiene muy intacto.

La Ciudad de México es un lugar rico en historia y cultura. Y cuando de gastronomía se trata, sin duda la capital tiene mucho de dónde indagar.

Actualmente, existen decenas de restaurantes que abren y cierran cada semana. Pero también existen algunos, que desde hace ya varios años, han logrado mantenerse activos.

No solamente nos referimos a que el establecimiento en donde se encuentran estos restaurantes aún sigue arriba, lo que queremos decir es que su estilo, concepto y tradición se ha mantenido intacto desde su creación. Y que aunque podrán lucir antiguos, es su sabor e historia lo que los hace a todos unos clásicos.

Aquí te presentamos algunos de los restaurantes más antiguos de CDMX:

 

Hostería de Santo Domingo: 1860

 

 

Se considera el primer restaurante de la Ciudad de México. Está ubicado en el Centro Histórico en un edificio que antes funcionaba como convento. Aquí, tanto la decoración como sus platillos son muy mexicanos. Y su platillo más famoso son los Chiles en Nogada.

Dirección: Calle Belisario Domínguez 70 y 72, Cuauhtémoc, Centro Histórico.

Teléfono: 5526 5276.

 

La Jalisciense: 1875

 

 

Se encuentra en medio de Tlalpan. Se trata de una cantina que todavía sigue conservando su estilo arquitectónico colonial. Lo habitual en este lugar es sentarse a comer en la barra una torta de bacalao.

Dirección: Plaza de la Constitución 6, Tlalpan, Centro.

Teléfono: 5573 5586.

 

Ópera Bar: 1895

 

 

Era el lugar favorito de los políticos y artistas de la época. En su menú cuentan con platillos internacionales. Y se dice que la bala que está plasmada en el techo, fue disparada por el mismo Pancho Villa.

Dirección: 5 de Mayo 10, Cuauhtémoc.

Teléfono: 5512 8959.

 

Café de Tacuba: 1912

 

 

Sin duda es uno de los restaurantes de la ciudad que mejor rinde homenaje a la cocina mexicana. Tras más de un siglo, ha convocado todos los días a las familias y amigos a pasar un buen rato en su casona de estilo novohispano.

Dirección: Calle de Tacuba 28, Cuauhtémoc, Centro.

Teléfono: 5521 2048.

 

Casa de los azulejos: 1919

 

 

Se trata del famoso Sanborns del Centro Histórico, el cual destaca por estar cubierto de azulejos en su fachada. El restaurante se localiza en el patio, donde se encuentra un mural hecho por José Clemente Orozco.

Dirección: Av Francisco I. Madero 4, Centro.

Teléfono: 5512 1331.

 

El Taquito: 1923

 

 

El concepto del lugar se basa en la decoración taurina. Ha sido el anfitrión de importantes políticos y celebridades, incluso el Papa Juan Pablo II asistió en una de sus visitas.

Dirección: Calle del Carmen 69, Delegación Cuauhtémoc, Col. Centro.

Teléfono: 5526 7699.

 

Loma linda: 1924

 

 

Este lugar es un poco distinto a los demás. No se encuentra en el Centro Histórico y no ofrece en su menú los platillos típicos de México. Sin embargo, desde su creación ha sido uno de los más concurridos por los paladares exigentes de la cocina argentina.

Dirección: Paseo de la Reforma 1105, Miguel Hidalgo, Lomas de Chapultepec V Secc.

Teléfono: 5520 0024.

 

5 museos interactivos para recorrer estas vacaciones
MXCity
En MXCity nos apasionan los museos, la historia y las artes en todas sus formas y variedades. También nos gusta sentirnos cómodos y divertirnos en los recorridos interactivos que tienen los museos para sus visitantes más pequeños.

Museos interactivos en la CDMX.

 

La Ciudad de México es increíble. Es una urbe descomunal en la que viven veinte millones de personas, todos con historias que contar, sus propios restos arqueológicos como herencia y habitando en edificios que nos recuerdan un pasado glorioso y un futuro que pinta prometedor para los ciudadanos. En los museos se preservan piezas que nos hacen dar cuenta de nuestra historia y en la ciudad, tenemos museos para presumir.

Sabemos que la ciudad cuenta con un muchos museos y todos ellos son de gran valor cultural y de mucha importancia para reconocer el legado de nuestra ciudad. Hay algunos museos que todo capitalino debería visitar por lo menos una vez en su vida, tales como el Museo Nacional de Antropología, el Museo de Arte Contemporáneo, el Museo del Castillo de Chapultepec, el templo mayor. Pero hay otros museos que deberíamos visitar para alimentar nuestra curiosidad y recorrer todos los demás museos que existen en la cdmx.

Estos cinco museos son de lo más distintivo, son museos novedosos y lo mejor de todo son interactivos, es decir que puedes tocar, hablar, moverte y aprender jugando. De este modo evitaremos el regaño de nuestros de los vigilantes. O si estás buscando algo divertido, económico y cultural, para hacer este verano, visita, MXCity te lleva a un recorrido por estos interesantes recintos:

 

Futura CDMX

San Jerónimo s/n, Centro, 06000, CMDX

En Futura CDMX, Centro Interactivo se exhibe la transformación urbanística de esta gran ciudad. Ubicado en pleno corazón capitalino, cuenta con 2 mil metros cuadrados equipados con la tecnología más avanzada. Este asombroso espacio tiene 150 metros cuadrados y la Gran Maqueta de la Ciudad de México, es una de las representaciones urbanísticas más grandes del mundo. Para elaborarla se requirieron más de 70 personas.

Cuenta con dos gradas con capacidad para 240 visitantes, proyectores de alta definición y un sistema especial de audio que dan vida a una espectacular inmersión audiovisual. Sobre ella se proyecta un mapping audiovisual que muestra la asombrosa transformación de la capital mexicana. Un impresionante espectáculo que reflexiona sobre el pasado, el presente y el futuro de la ciudad.

 

Museo de la Luz

San Ildefonso 43, Centro México, 06020.

Desde la teoría del color, extracción de pigmentos, pasando por la luz de las estrellas en el firmamento, hasta una sala interactiva con espejos que deforman la imagen,

el museo ofrece un aprendizaje vivencial para niños. También hay un espacio dedicado a las ilusiones ópticas que pone a jugar a personas de todas las edades. Además el museo cuenta con un sustancioso cineclub, da conferencias, talleres, cursos de verano y visitas nocturnas el último miércoles de cada mes. Todas las salas cuentan con opción de lectura en braille.

 

Museo de Ripley

Londres 4, Juárez, CDMX.

Este museo interactivo es fuera de serie. Aquí puedes encontrar personajes como el hombre más alto del mundo y el más gordo. Una replica de la Mona Lisa hecha con pan tostado, un pedazo del Muro de Berlín, un estuche antivampiros con crucifijo, un vestido hecho con cabello humano… Y lo más impresionante del museo: su túnel giratorio con un festín de color. La ilusión óptica es muy divertida.

 

Planetario Luis Enrique Erro

Unidad Profesional Adolfo López Mateos, Wilfrido Massieu s/n, Zacatenco, CDMX.

Este recinto cuenta con un museo y un domo de inmersión digital. Sólo se puede visitar con un recorrido guiado, lo que hace más enriquecedora la experiencia, ya que los comentarios de los guías explican y complementan el montaje interactivo de cada una de las salas. Algunas de las cosas que verás son modelos a escala de naves espaciales, conocerás al equipo de astronautas que visitó la luna por primera vez y hasta podrás experimentar lo difícil que es manipular herramientas al usar un traje espacial. También hay maquetas de los planetas y algunas piezas originales de naves espaciales donadas por Rusia y EU.

 

Museo Herdez

Seminario 18, Centro, 06060, CDMX.

Este Museo Galería Nuestra Cocina Duque de Herdez promueve la difusión de la historia de la cocina mexicana. Aquí podemos observar la evolución y preservación de la cultura alimentaria y su influencia en las tradiciones, costumbres e identidad de los mexicanos. La visita al museo es interactiva debido a que cada sala está dotada con juegos que brindan información de cómo se conservaba la comida en las diferentes épocas o la importancia de los ingredientes a lo largo de la historia.

 

Museo Interactivo de Economía (MIDE)

Calle de Tacuba 17, Centro Histórico, Centro, 06000, CDMX.

Este es el primer museo del mundo dedicado a hablar sobre el dinero, con temas sobre cómo manejar tus finanzas en la vida diaria, cómo comprar, vender y cómo no endeudarte. El museo tiene información básica para que desde pequeños tomemos sobre nuestra forma de administrar el dinero. Hay un recorrido por la historia de los bancos, la fábrica de billetes, el área de numismática, exhibiciones permanentes así como cursos y diplomados para comprender que al final todos jugamos el mismo juego.

 

 

Fuente de fotografía de portada: El Universal