Manuel Parra, el otro arquitecto del siglo XX
Mare Loustaunau
A Manuel Parra se le reconoce como un arquitecto de culto importantísimo para la Ciudad de México del siglo pasado.
manuel parra

Manuel Parra fue uno de los artistas que permeó la realidad estética de la colonia San Ángel Inn. 

 

De los arquitectos que se encargaron de dibujar el semblante de los rincones de la Ciudad de México del siglo XX destaca Manuel Parra, un verdadero artífice que logró congregar en sus diseños su experiencia como pintor, escultor, escenógrafo y constructor. Sin duda se trata de uno de los arquitectos más inadvertidos pero al mismo plausibles del siglo XX, y esto por decisión propia, pues al artista nunca le interesó recibir reconocimientos ni publicar libros.

A Manuel Parra se le recuerda como un arquitecto de culto que no buscaba edificar ostentosas construcciones como torres residenciales ni centros comerciales, a Parra le apasionaba la creación de hogares.

Sobresalen las casas que hizo en San Ángel, de hecho, hay quienes lo recuerdan como el creador de San Ángel Inn. En esta zona llegó a diseñar alrededor de 40 hermosas casas, cuyo valor intrínseco radicaba en la historia y los métodos artesanales, características tan propias del particular y vibrante estilo de Parra.

manuel parra manuel parra

Muchas de estas casas siguen manteniéndose incólumes alrededor de San Ángel y Coyoacán, como la casa del Indio Fernández, pese a que datan de hace más de cinco décadas. Son los dueños los que se dan a la tarea de preservarlas, en señal de devoción y admiración al trabajo del arquitecto.

En estas construcciones se desdoblan detalles personales de Manuel Parra, o más bien, sus obsesiones. Elementos como las chimeneas, las terrazas y los balcones que de manera armoniosa se integran al resto de las casas fungen como sus sellos insignia. Más que un arquitecto, Parra era un maestro, que le enseñaba a los inquilinos a disfrutar primeramente de los muros que constituían su hogar para posteriormente gozar de su vida.

Lo interesante del estilo de Parra es que rompía con las corrientes que tanto gustaron en la década de los 50 del siglo XX, como el funcionalismo y el modernismo. Él trazó sus propios cánones, inspirados en su pasión por la arquitectura española, árabe y morisca. De igual forma, el artista gustaba de reusar materiales. Rescatar puertas, marcos y ventanas era una de sus más notables manías. En cada habitación que Parra diseñó se puede verdaderamente respirar una fusión entre estilos del pasado y el futuro. 

Lo cierto es que las nuevas generaciones de arquitectos no solo pueden, sino deben aprender de la visión de Manuel Parra, una llena de humanismo y detalles reconfortantes, que nunca buscó la fama ni el dinero, sino solamente crear espacios que inspiraran momentos disfrutables, acogedores y cómodos.

manuel parra manuel parra
La Feria del amaranto y el olivo, un evento cultural esencial para Xochimilco
MXCity
La Feria del amaranto y el olivo, realizará recorridos turísticos, presentaciones de grupos musicales y talleres con especialistas.

En esta edición de la Feria del Amaranto se incita al consumo local de productos del Xochimilco.

 

La Feria del amaranto te espera con diversas actividades artísticas y culturales, muestras y venta de diferentes productos. En esta edición número 49 de la Feria de la Alegría y el Olivo, se realizarán recorridos turísticos en diferentes instalaciones como el quiosco o la iglesia, así como presentaciones de diversos grupos musicales, y talleres por especialistas de la UNAM, UAM y otras instituciones.

Todo el día habrá eventos culturales, ya que en esta ocasión, la Secretaría de Cultura de la Alcaldía de Xochimilco, estará apoyando el festival, con el fin de presentar danzas y bailes tradicionales.

 

 

 

Asimismo, se tendrán dos días específicos para niños y para el adulto mayor, además de un concurso de danzón. Sin duda, esta feria será diferente, con más cultura sobre todo, sin artesanía china. Xochimilco se destacará estos días, como pueblo originario con artesanos de la región y de otros estados y muchos productos locales.

Se ofrecerán más de cien productos hechos con base al amaranto, realizado por 58 productores, transformadores y comercializadores del mismo; además se realizará el primer Torneo del Trinquete, un torneo de ajedrez, una exposición de cien fotografías de la historia del pueblo, además del segundo concurso gastronómico, entre otros.

 

 

 

El evento espera una derrama económica de aproximadamente 10 millones de pesos. En la entidad se siembra el amaranto en 200 o 230 hectáreas, esto dependiendo del clima. Más de 100 productores del pueblo originario Santiago Tulyehualco ofrecerán dulces típicos, tamales, pulque, galletas y pizza de amaranto.

El patronato organizador instalará una expo venta donde los visitantes podrán encontrar una extensa gama de productos de Xochimilco. El festival también ofrecerá un sustento a las familias que producen y comercializan pan, tamales, atole, pulque curado de amaranto, granola, churritos, agua de amaranto, panques, obleas, así como aceite de olivo, aceitunas en salmuera negras y verdes.

 

 

 

Las “barras de alegría” que los oriundos del oriente de la demarcación elaboran mezclando la semilla de amaranto con miel de abeja, resultado un dulce exquisito que podrán degustar con sabor a chocolate, fresa o natural.

La importancia del amaranto cultivado en Xochimilco, no radica en la cantidad sino en la calidad ya que de la misma con un excelente balance de aminoácidos tiene un contenido importante de lisina, aminoácido esencial en la alimentación humana. Es de alto valor calórico, carbohidratos, fibras y sales minerales. Son dos semanas de productos elaborados en Xochimilco, además de actividades fabulosas que no te puedes perder.  

 

 

Feria del Amaranto y el Olivo 2020

Dónde: Plaza Quirino Mendoza y Cortés Santiago Tulyehualco, Xochimilco.

Cuándo: del 1 al 16 de febrero de 9:00 a 23:00 hrs

Entrada libre

Facebook

Fotos Feria del Amaranto y Olivo 2020

Foto destacada Me lo dijo Lola

 

Mata comedor: una gloriosa cantina contemporánea en el centro de la ciudad
MXCity
Mata Comedor es un secreto del Centro Histórico con exquisita comida mexicanaen una preciosa casona con 150 años de antigüedad.

Esta cantina contemporánea tiene un concepto familiar que complace el gusto de sus visitantes.

 

La Cantina Mata Comedor es una propuesta gastronómica contemporánea, en un ambiente único en el Centro de la CDMX, que pretende regresar a sus visitantes en el tiempo, e invitarte a disfrutar el precioso atractivo del diseño del lugar.

Esta Cantina recuperó y restauró una casona del siglo XVIII, aprovechando al máximo el espacio del salón principal, para crear un ambiente único de cantina / comedor.

 

 

 

El chef César León, se base en la esencia de la comida mexicana para innovar en a comida típica de la ciudad. Con el tiempo, este lugar se ha convertido en referente del centro de la Ciudad de México, siendo el lugar por excelencia para ​turistas y locales.

Sobre las calles adoquinadas de Filomeno Mata, reluce esta cantina que es uno de los comercios llenos de historia para olvidarte del ajetreo de la vida diaria. Es un precioso lugar que te hará que vuelvas una y otra vez. Hay tres espacios donde puedes disfrutar de la comida y una cerveza bien fría o la bebida que prefieras.

 

 

 

El primer salón es más bien para asuntos de negocios o un lugar para estar tranquilo con toda la familia. La terraza, decorada por un mural blanco y negro, es donde puedes estar con los amigos y olvidarte de todo en este espacio lleno de luz.

La cantina es un lugar especial, con esa gran barra en medio donde puedes pedir la carta de “comida chilanga”, como la describe el chef. Una entrada de frijoles, guacamole con chicharrón o papas con gajo. Hay opciones de ensaladas fuera de lo común como la de maíz pozolero que para empezar sustituye la lechuga tradicional. Tiene granos de cacahuazintle, betabel, queso de cabra, aguacate y una vinagreta de tres chiles que le da vida.

 

 

 

La sopa de tortilla es un manjar. Hay sopa de mariscos, tártara de trucha, ceviches y tiraditos con tostadas hechas en casa. Hay tacos de tripa y lengua, picaña o barriga de cerdo y fideo seco con tuétano. No sería un lugar digno del centro si no encuentras buenas tortas.

EL barman creó una carta de tragos arriesgados y cervezas artesanales. Muchos destilados y cocteles clásicos y los de la casa. El Mata Street que está preparado con ron, cacao blanco, licor de plátano y unas rodajas de plátano macho.  El Ahuizote, es un coctel servido con jarrito y mezcal, escarchado con piquín.

¡No lo pienses más y date una vuelta este fin de semana!

 

 

 

Mata Comedor Cantina

Dónde: Filomeno Mata 18, planta alta, Centro Histórico.

Cuándo: lunes a jueves de 13:00 a 23:00; viernes a sábados de 13:00 01:00; domingo de 13:00 a 20:00.

Cuánto: $150 – $300

Sitio web // Facebook // Instagram

Nieve en el Popacatépetl, una presencia poética e imponente
María González de León
Encuentro con Popocatépetl ¿Cuáles son las implicaciones —geográficas, estéticas, metafísicas— de la presencia y cercanía de este hermoso gigante?

Antes que nada, el Popacatépetl es su leyenda: la personificación mitológica (acaso geográfica) de un guerrero enamorado, de un guardián. Y es que la presencia de entes naturales tan poderosos como lo son una gran montaña, un enorme lago o un volcán, incide en los espacios y seres que los rodean inevitablemente.

 

8971166392447411

 

9287954618179596

 

Desde 1354 se han registrado 18 erupciones del imponente Popacatépetl. Localizado a 72 kilómetros de una de las ciudades más grandes del mundo, su nombre significa en náhuatl “cerro que humea”; es, sin duda, símbolo e identidad poética del Valle de México, de su horizonte, sus ciudades y pueblos. Este magnánimo guerrero tiene aproximadamente 730,000 años de edad y es uno de los volcanes más grandes del hemisferio, además de ser una potente presencia mitológica.

 

nevado

unionpuebla.mx

 

Cuenta la leyenda que durante el dominio de los aztecas en el centro de México, un cacique tlaxcalteca decidió revelarse contra la opresión del gran imperio; se trataba del padre de la princesa más hermosa de la región, Iztaccíhuatl, quien antes de la gran batalla se comprometió con Popocatépetl, uno de los más fieros guerreros del ejército tlaxcalteca. Antes de que éste volviera para casarse con su amada, un rival celoso de Popocatépetl le aseguró a la princesa que su prometido había muerto en batalla, y ella, con el corazón roto, murió de tristeza. Al volver y enterarse de la muerte de su amada, el guerrero mandó construir una gran montículo hecho de 10 cerros apilados en cuya cúspide colocó el cadáver de la Iztaccíhuatl. Después se sentó a un lado, para cuidar la tumba de su amada para siempre.

 

leyenda

vmexicoalmaximo.com

 

La leyenda se extiende al día de hoy, pues los habitantes de las poblaciones cercanas a los volcanes no solamente los consideran entes vivos, sino que aseguran que la actividad del Popacatépetl, conocido como Gregorio o “Don Goyo”, está relacionada con su estado de ánimo, y muchos de ellos cuentan que el guerrero entra frecuentemente a sus sueños, una muestra de cómo el poderosos volcán también habita el inconsciente de quienes vivimos en sus cercanías.

Igualmente, para los habitantes de la Ciudad de México, el Popocatépetl y el Iztaccíhuatl son una fuerte presencia. Más allá de las consecuencias geográficas de vivir cerca de un volcán activo (en caso de una erupción, se tendrían que evacuar a alrededor de 3,000 personas), el Popacatépetl es el guardián vigilante que corona los horizontes y vistas de nuestra capital y la dotan de una belleza que ninguna otra ciudad del mundo posee.

 

popocatepetl1

 

goyo-18_48089

 

Twitter de la autora: @imissmaria

Artistas Revolucionarios en México, una exposición sobre la estética política
MXCity
Esta exposición es una gran oportunidad para conocer grabados de Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, Pablo O’Higgins, Raúl Anguiano, Andrea Gómez, Sarah Jiménez y Mariana Yampolsky.

El MUNAE expone 180 piezas políticas de grandes artistas gráficos del siglo XX.

 

El Museo Nacional de la Estampa (Munae) del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) exhibe la muestra La célula gráfica. Artistas revolucionarios en México, 1919-1968, cuyo objetivo es valorar la función del arte como compromiso social. Esta exposición se centra en el trabajo de artistas que 1921 y hasta la década de 1960, asumieron la tarea de crear imágenes con mensajes generalmente de índole social.

La célula gráfica es una gran oportunidad para conocer parte del acervo del Munae que pocas veces se ha exhibido, principalmente de grabadores reconocidos, como Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, Luis Arenal, Xavier Guerrero, Leopoldo Méndez, Pablo O’Higgins, Raúl Anguiano, Ángel Bracho, Francisco Dosamantes, Alfredo Zalce, Arturo García Bustos, Francisco Mora y Francisco Moreno Capdevila. Igualmente contempla la obra de Andrea Gómez, Sarah Jiménez y Mariana Yampolsky.

 

 

Para Emilio Payán, director del Munae, La célula gráfica… “es un mosaico de la obra de artistas que buscaron impulsar sus capacidades, pero sobre todo reconocer el relevante papel que desempeñaron en las transformaciones que nuestro país ha vivido.

La Revolución Mexicana, entre otros acontecimientos de gran envergadura, generaron una transformación que impactó a todos los sectores, desde el social y el político hasta el cultural y económico. De ella se desprendió una corriente artística que se apropió de recursos como la pintura mural, la gráfica, la literatura y otras disciplinas, que favorecieron la nueva política de la nación.”

 

 

 

Estos artistas gráficos algunos afiliados al Partido Comunista Mexicano, se agruparon en ligas, colectivos y sindicatos para difundir su mensaje artístico y ponerlo a disposición de obreros y campesinos que seguían luchando por sus derechos.

La curadora Ana Carolina Abad, abundó en que la célula de los grabadores, junto con los muralistas, crearon obras que apoyaban las luchas obreras y campesinas, a ciertos candidatos o presidentes y, a nivel internacional, las luchas antifascistas en Europa y los regímenes de izquierda.

 

 

 

El centenario de la fundación del Partido Comunista Mexicano es un buen pretexto para explorar la filiación de izquierda de los artistas mexicanos, y cómo ésta se refleja en su obra, por lo menos hasta 1968. Estos artistas alimentaron el imaginario nacional sobre proletarios, campesinos, masas, el pueblo, y los héroes de la historia patria y de la historia mundial, así como a los enemigos del pueblo, de la Revolución y de la democracia.

La célula gráfica… está conformada por obra gráfica que pertenece al acervo del Museo Nacional de la Estampa, y por importantes piezas de la colección particular de Ernesto Arnoux y del Centro de Estudios del Movimiento Obrero y Socialista, A.C.

 

 

 

Podremos ver cerca de 180 obras, entre grabados en madera, en linóleo, litografías, fotografías, material documental y publicaciones periódicas. Los núcleos temáticos en las que está dividida la muestra, abarcan las luchas obreras y campesinas, las condiciones de trabajo de ambos grupos, las huelgas y las manifestaciones, la represión, los horrores y las consecuencias de las guerras, las diferentes formas de representar a los trabajadores, entre otros tópicos.

La exposición recuerda al arte como soporte para representar nuestra particular visión e interpretar dibujos, grabados, hojas, volantes, caricaturas, viñetas, textos que se fusionan con imágenes, prensa ilustrada, sellos y placas, que retratan imágenes fantásticas con juegos ópticos, sugerentes, estimulantes y que permiten una mirada inédita, atractiva y compleja del grabado que el público encontrará en esta exposición.   

 

 

 

La célula gráfica. Artistas revolucionarios en México, 1919-1968

Dónde: Museo Nacional de la Estampa (MUNAE)

Dirección: Avenida Hidalgo No. 39, Plaza de la Santa Veracruz, colonia Centro

Cuándo: hasta el 23 de febrero de 2020; lunes a viernes de 9:00 a 17:00 h

Cuánto: $55 pesos

Domingos entrada libre

Sitio web // Facebook // Twitter // Instagram

Fotos del MUNAE