Arte y Cultura
Casa Lu, una residencia para artistas en el barrio de Tlalpan
Mariana Gaxiola
Casa Lu alberga artistas de todo el mundo con el objetivo de generar un intercambio cultural en el maravilloso barrio de Tlalpan.
casa lu

Una hermosa casa que acoge artistas nacionales y extranjeros para despertar el movimiento cultural de Tlalpan.

 

En tibetano, la palabra "lu" quiere decir "cuerpo", y es una manera de hacer referencia "a algo que dejaste atrás". Para Casa Lu, esta noción rige su ideología, pues cada vez que dicen "lu", es como un recordatorio de que todos en esta Tierra somos solamente viajeros, tomando un refugio temporal tanto en nuestro cuerpo como en la vida.

Bajo esta premisa nace Casa Lu, una residencia cuyo concepto radica en la rotación constante de artistas. Se trata de un lugar particular que busca brindarles alojamiento a artistas provenientes de todas partes del mundo, para que encuentren inspiración en la cultura mexicana y en un entorno relajado.

Es un hogar auténtico, que se ubica en el centro de Tlalpan y que tiene como propósito construir un ambiente entrañable para todo creativo que pase por sus puertas. La residencia, que está envuelta de un lindo jardín, es un sitio tranquilo y seguro que nació por la visión de Guadalupe Quesada.

casa lu casa lu

Cabe mencionar, que su fundadora también es artista, y su experiencia como viajera la inspiró a abrir un lugar en México que diera cabida al intercambio cultural. Quiso hacerlo en el barrio que la vio nacer, Tlalpan, una zona de la ciudad que se encuentra escondida entre calles empedradas al sur de la Ciudad de México. Por su arquitectura colonial, sus maravillosos parques y su emblemático mercado, esta colonia resultó idónea para inaugurar Casa Lu.

Pese a que la edificación fue remodelada, cada habitación que compone la casa cuenta con ese aroma hogareño y clásico. Tres cuartos integran Casa Lu, y desde luego, la construcción tiene cocina, sala y espacios para trabajar. Está el taller con horno, para aquellos que practican la cerámica; también hay un estudio confortable, que es ideal para escultores y pintores; asimismo hay una terraza, que es perfecta para los amantes de las letras.

Es importante reiterar que Casa Lu es una residencia particular, es decir, que cada individuo es responsable de sus gastos. Si bien hay un proceso de selección, en Casa Lu es requerimiento pagar renta, servicios y gastos personales. La estancia mínima es de un mes, y la máxima es de seis.

casa lu
casa lu

Esta fantástica casa abrió sus puertas el pasado mes de julio, y ya ha recibido a artistas de lugares como Culiacán, Sinaloa, y Copenhague, Dinamarca. Próximamente, arribarán de lugares como Francia, Estados Unidos y Nueva Zelanda. Lo interesante, es que cada creador deja piezas alrededor de la casa, que son un recordatorio de su estadía, pero también, un ejemplo de la noción que define la columna vertebral de Casa Lu: la impermanencia.

El programa está abierto todo el año, y aquellos que deseen vivir en esta casa deben de aplicar a través de su página. Para los que quieran conocer el paso de los artistas, está la galería de Casa Lu, un espacio que expone las obras que fueron elaboradas dentro de este magnífico lugar.

Casa Lu es un maravilloso sitio para que artistas de todo el mundo se inspiren y creen su obra, pero además, para que descubran los detalles de la Ciudad de México y convivan con otros creativos cuya visión es distinta y a la vez similar. Sin duda esta casa ha llegado a Tlalpan para cambiar la vida cultural del barrio, pues no solo se limita al alojamiento de artistas, sino que también le da la bienvenida al público en general con exposiciones, talleres y conferencias que promueven el trabajo emergente de todo el planeta.

casa lu casa lu

Casa Lu

Dirección: Mariano Abasolo 193, Tlalpan Centro.

Página web // Facebook // Instagram

La leyenda de la gitana en el billete mexicano, un escándalo de 5 pesos
MXCity
La historia de la gitana en el billete mexicano tiene fuertes rumores entre una bailarina y un funcionario.

Se trata de un billete que "nadie notó", pero que generó un escándalo.

 

. . .

 

Entre 1925 a 1934 el Banco de México mandaba imprimir los billetes en la American Bank Note Company de Nueva York, entre los cuales alguna vez uno de ellos ¡no tomó una figura histórica nacional!

Esto fue lo que pasó:

 

 

Era 1925 cuando en el billete de 5 pesos se imprimió a una hermosa mujer argelina, una gitana que nadie conocía, aparentemente porque de inmediato se corrió el rumor de que se trataba de Gloria Faure, una bailarina de teatro de revista.

Gloria, se decía, era amiga y amante (según afirmaban algunos) del entonces secretario de Hacienda, Alberto J. Pani, quien en 1925 viajó a Nueva York para trabajar con los banqueros de Wall Street, la señorita Faure iba con él.

 

 

Estando en la gran manzana, la policía entró en el cuarto de hotel de Pani para arrestarlo por trata de personas, se asegura que en la habitación estaba la bailarina. En venganza por el arresto, Pani entregó la foto de Gloria al American Bank Note Company.

Este hecho hizo que Pani presentara su renuncia, misma que el presidente en turno, Plutarco Elías Calles no aceptó aún cuando le preocupara la presencia de la gitana en los billetes de un país conservador.

 

 

Pero toda esta historia no fue más que un gran ardid entre políticos, verdades y mentiras se mezclaron para crear toda una leyenda de la cual hoy sabemos la verdad. Aquella gitana era un grabado hecho por Robert Savage.

El artista norteamericano fue uno de los grabadores más importantes del siglo XX y creo su obra titulada "Cabeza ideal de una joven argelina" en 1910 cuando Gloria Faure era una niña. La identidad de la mujer aún es un misterio.

 

 

En aquellos días la American Bank Note Company proponía los diseños de los billetes, el de la gitana fue una propuesta que, al parecer, nadie rechazó a tiempo, incluso aún con el escándalo se siguió imprimiendo.

México contó con su propia casa de moneda hasta 1969 pero fue hasta 1978 que cambió el diseño del billete el cual, por cierto, del otro lado mostraba al famoso Ángel de la Independencia.

 

 

¡Hoy ese billete puede costar hasta más de 4 mil pesos!

Foto destacada Nnumismática Mexicana

Museo del Calendario, un sitio para los amantes de la nostalgia
MXCity
El curioso Museo del Calendario se encuentra en la ciudad de Querétaro y te dejará asombrado con su colección.

El Museo del Calendario preserva el tiempo en sus manifestaciones calendarizadas.

 

. . . 

 

El Museo del Calendario es un sitio para la nostalgia de todo corazón, ya que si lo visitas podrás ver una colección de miles de calendarios que datan desde principios del siglo XIX.

El museo exhibe la primera réplica del Calendario Azteca tallado en madera y la galería más grande jamás mostrada de Jesús de la Helguera, entre otros objetos de valor histórico y gráfico incalculable.

 

 

Es un museo único en el mundo, y ya cumplió dos años de ofrecer al público la historia de los almanaques a partir del acervo de obras que tiene la compañía queretana Landin; quienes en mayo de 2015 abrieron al público el Museo del Calendario (Mucal).

Un proyecto auspiciado por la empresa, donde se exponen tres mil 700 piezas. En las salas se presenta la historia del calendario en México, que incluye la reproducción del calendario azteca, la Piedra del Sol, algunos almanaques y una colección de calendarios que van desde 1903 hasta nuestros días.

 

 

En el lugar se pueden apreciar obras de pintores destacados en el tema, como Santiago Sadurní, Ángel Martín y Raúl Vieyra Flores. La primera sala, Cromos con historia se destaca la importancia del calendario, dado que éste apareció prácticamente con la civilización, desde que el hombre comenzó a contar el tiempo a partir de los astros y los fenómenos naturales.

De hecho, los calendarios nos hablan de épocas, imágenes, momentos históricos, fechas memorables, fiestas religiosas, costumbres. Aunque la industria del calendario impreso resiste la modernidad estos artículos han dejado atrás su fase artística y obedecen en gran medida a fines comerciales, de tal forma que han perdido esa emotividad, el reflejo de una época.

 

 

Al recorrer el lugar, uno evoca los tiempos de infancia con calendarios ilustrados con anuncios de la emulsión de Scott, encuentra imágenes del edificio “La Nacional” -el primer rascacielos de principios del siglo XX en México-; así como las ilustraciones históricas de la leyenda de los volcanes Popocatépetl y el Iztaccíhuatl, la obra La Patria, La fundación de México-Tenochtitlán, entre otras.

 

 

La casona que alberga el museo data del siglo XVI, y durante la restauración y montaje se encontraron vestigios de construcciones de los siglos XVII y XVIII, que también se pueden apreciar durante la visita. En el recinto hubo un taller donde se entintaban telas y un criadero de peces, ambos utilizados seguramente con una finalidad comercial.

 

 

Se encontró un pozo artesiano, cuya existencia no se conocía previamente, y un pozo de acceso que sería una red de túneles que conectaban diversas propiedades, como casas con iglesias, edificios públicos u otros recintos.

Alberga más de mil calendarios de varios países, y aunque entrar a esta casona del siglo XVII ya es un lujo, la riqueza al interior es imperdible para los amantes de la historia.

 

 

Museo del Calendario MUCAL

Dónde: Calle Francisco I. Madero 91, Centro, Santiago de Querétaro.

Cuando: martes a domingo de 10:00 a 18:00

Cuánto: $40

Foto destacada MUCAL

La Breve historia de la preciosísima Catedral Basílica de Zacatecas
MXCity
La Catedral Basílica de Zacatecas es un lugar que cuenta con una historia y tradición que vale la pena desentrañar.

La Catedral Basílica de Zacatecas tiene un estilo arquitectónico churrigueresco.

 

. . .

 

Se cree que en Zacatecas hubo asentamientos humanos desde hace 10.000 años, siendo un paraíso natural inagotable. Entre las tribus más importantes se destacaron los zacatecas y de allí el nombre de este estado. El vocablo significa "habitantes de la tierra donde abunda la hierba" en lengua náhuatl.

Ya con la llegada de los españoles, y debido a la riqueza de su suelo, la ciudad se convirtió en la segunda más importante de la Nueva España, después de Ciudad de México.

 

 

Zacatecas fue un importante polo comercial, minero y religioso. Varias órdenes religiosas se instalaron a mediados del año 1500, siendo la franciscana las más destacadas. Estas órdenes comenzaron a crear verdaderas gemas arquitectónicas labradas con la misma plata y minerales extraídos de sus entrañas.

 

Historia de la Catedral Basílica de Zacatecas

 

 

Los mineros de Zacatecas decidieron que este nuevo templo sustituyera a uno que había sido edificado en 1625, a su vez reemplazó al construido en 1568. Los dos fueron demolidos. La primera piedra del actual templo la colocó don José de Izarraguirre, vicario episcopal.

Sus creadores buscaron que fuera una iglesia impactante, y parece que adivinaron que al paso de los años se convertiría en la Catedral de la Diócesis de Zacatecas.

 

 

La Iglesía fue creada el 26 de enero de 1863 por el Papa Pío IX, quien dio al templo el rango de iglesia Catedral. El estilo de la catedral es churrigueresco, fue realizada con cantera rosa, y consta de tres naves, tres portadas -ornato arquitectónico en las puertas-, y en la fachada principal tiene un remate en forma de cruz.

Las columnas son salomónicas -en espiral- y están formadas por conchas, hojas de acanto y de vid.

 

 

El primer nivel de la fachada de la catedral de Zacatecas tiene tres columnas corintias a cada lado de la puerta, y en ambos lados están las esculturas de Santiago, san Pedro, san Pablo y san Andrés.

En el segundo nivel está la ventana del coro, y a su alrededor las imágenes de cuatro doctores de la Iglesia: Gregorio Magno, Jerónimo, San Agustín y San Ambrosio. Y a los costados están san Juan Apóstol, san Bartolomé y san Mateo.

 

 

El templo carece de atrio, por lo que es imposible apreciarla completa de manera frontal, ya que sólo se ve desde la banqueta de enfrente. La Catedral tiene dos torres, y en una de ellas está una campana famosa porque ?canta? al amanecer y al anochecer; se forjó con joyas y monedas de los zacatecanos y tiene un sonido particular.

El interior es austero y destacan sus grandes columnas de estilo dórico, y sobre sus bóvedas hay símbolos marianos, figuras de algunos santos y objetos de la Pasión de Cristo.

 

 

Los altares laterales son de estilo neoclásico y sobresalen el de la Virgen de Guadalupe y el del Sagrado Corazón de Jesús. Desde hace nueve años, en su interior destaca el retablo mayor, de estilo contemporáneo y bañado en oro. Su creador fue Javier Marín, escultor michoacano, junto con los arquitectos Claudio y Christian Gantous.

Ramón López Velarde en su poema La Bizarra Capital de mi Estado, habló de este templo:

 

 

"Y una catedral, y una campana  mayor, que cuando suena, simultánea con el primer clarín del primer gallo, en las Avemarías, me da lástima que no la escuche el Papa".

Velarde no lo sabía, pero un Papa sí la escucharía. Fue san Juan Pablo II, el 12 de mayo de 1990.

 

 

Una de las historias que más fascina a los locales es el Papamóvil se detuvo al pasar cerca de este templo, para que el Papa Juan Pablo II escuchara la campana.

Posteriormente el Papa entró y se arrodilló ante Nuestra Señora de los Zacatecas, patrona de la ciudad.

 

 

Catedral Basílica de Zacatecas

Dónde: Av. Hidalgo 617, Zacatecas Centro, Zacatecas.

Cuando: lunes a sábado 07:00?13:00, 17:00?21:00 Domingo 24 horas

Entrada libre

Foto destacada Conexión Migrante

Los increíbles descubrimientos en la antigua aldea prehispánica de Chak Pet
MXCity
En Tamaulipas, frente a la playa Tesoro, podrían encontrarse las primeras evidencias biológicas del origen étnico de los huastecos.

Los estudios y descubrimientos de Chak Pet abren nuevas perspectivas del pasado huasteca.

 

. . .

 

En Tamaulipas se investiga el lugar que los arqueólogos  han identificado como una una aldea prehispánica poblada entre el año 900 a.C. y hasta el 200 d.C., donde descubrieron más de 400 entierros humanos en buen estado de conservación, de los que se ha obtenido ADN que será analizado en Alemania.

El nombre del sitio es Chak Pet ("tortuga roja", en lengua huasteca). Ahí no se desarrolló arquitectura de piedra: además de los entierros, los arqueólogos han localizado restos de los pisos de casas conservada un pequeños montículos de tierra.

 

 

 

Los arqueólogos también han hallado diversos objetos suntuarios, entre los que destacan dos espejos de pirita y conjuntos de varios dijes de piedra verde, objetos de concha y hueso, cerámica local del tipo Prisco Negro, instrumentos musicales, artefactos de molienda, figurillas y una máscara de barro que fue colocada como ofrenda en uno de los entierros.

Luego de más de una década de exploraciones e investigación, una selección de las 19 piezas más representativas de esta aldea. La aldea mide cerca de un kilómetro de norte a sur y 300 metros de este a oeste. Los estudios indican una antigüedad máxima de casi dos mil años antes de que se asentaran los grupos que conocemos tradicionalmente como huastecos, explica.

 

 

 

En Chak Pet se comerciaba con la extracción de sal, misma que se intercambiaba por productos foráneos, muchos de ellos suntuarios, como lo testifica el descubrimiento de los dos discos de pirita procedentes del centro de Veracruz, muy escasos en la arqueología, cuyo uso se ha asociado con rituales de curación y adivinación.

La pieza sobresaliente es una máscara de barro localizada como ofrenda. Se encontró a la altura de la pelvis de un difunto, y quizá sea la representación de la faz del personaje.

 

 

 

Los restos humanos recuperados de los entierros han sido sometidos a estudios de antropología física y los primeros resultados permiten reconocer eran personas robustas, de baja estatura, cráneos alargados y se supone que fueron cazadores-recolectores  con inflamación de huesos por infecciones, artritis e incluso sífilis eran los padecimientos comunes.

El INAH envió siete muestras para estudio de ADN, al Instituto Max Plank para la Ciencia de la Historia Humana, con sede en Jena, Alemania, para saber el nivel biológico que se compartieron linajes genéticos con los mayas.

 

 

 

Todos estos estudios y descubrimientos de Chak Pet abren nuevas perspectivas de interpretación acerca del pasado de la cultura huasteca.

Gustavo Ramírez Castilla, arqueólogo del Centro INAH Tamaulipas y coordinador del proyecto de Salvamento Arqueológico Puerto Altamira, es el que continúa con la investigación y recuperación de más de 400 entierros y alrededor de cinco mil piezas.

 

 

 

Chak Pet

Dónde: Municipio de Altamira, Tamaulipas

Cuando: no accesible para turismo

Sin acceso a visitas.

Foto destacada Gustavo Alberto Ramirez Castilla

x