Arte y Cultura
Asombrosas animaciones del Día de Muertos (VIDEO)
Viviana Cohen
Una colección de instantes cinematográficos que nos permitirán entender la grandeza del 2 de noviembre.
muertos

Empieza el  poético tiempo de las ofrendas…

 

El 2 de noviembre los mexicanos celebramos una de nuestros ritos más espectaculares, el del Día de Muertos. En los próximos días aparecerán en distintos lugares un sinfín de ofrendas llenas de fotografías, velas, pétalos de cempasúchil y comida destinada a alimentar el alma errante de los que ya no están aquí.

La tradición del Día de Muertos nació desde tiempos remotos en las entrañas de las civilizaciones indígenas que habitaban México. Para los pueblos prehispánicos la muerte era simplemente un proceso mediante el cual se pasaba de un estado de la vida a otro. Por eso, cuando alguien fallecía lo enterraban con sus pertenencias más valiosas y con comida para que emprendiera el viaje más importante de su vida, ese que se tenía que hacer para conocer a los dioses.

muertos

Los nahuas tenían la creencia que los muertos llegaban a un universo en el que esperaban con tranquilidad a que llegara el momento de visitar sus hogares y ver desde lejos a sus seres queridos. A este lugar se le conocía como Mictlán; un cosmos teológico en el que se ubicaban: el inframundo, el mundo y el supramundo.

muertos

 

Asimismo, hay que destacar que en horizonte precolombino la muerte tenía una función en el orden de la naturaleza. Para los aztecas, por ejemplo, el alma de los guerreros que morían en batalla acompañaba al sol desde alba hasta el anochecer. Por su parte, las mujeres que morían en un parto se apropiaban de las tardes y los ahogados descansaban en una pradera.

No cabe duda que para nuestros ancestros esta costumbre era muy importante. Incluso, varias culturas organizaban un festejo cada mes. Sin embargo, el f más importante era la Fiesta Grande de los Muertos una celebración de la que se sabe poco y de la que casi no queda evidencia, entre otras cosas, porque el Día de Muertos tal cual lo conocemos se empezó a realizar tras la llegada de los españoles.

muertos

En conclusión, esta costumbre es maravillosa tanto que será la protagonista de la nueva película de Pixar Coco. Tanto hemos decidido empezar la fiesta con una selección de animaciones (hechas por diferentes realizadores) para que se pueda apreciar desde el séptimo arte historias alusivas al día en el que las almas nos visitarán.  

 

Hasta los huesos 

Rene Castillo 

 

El músico y la muerte 

Lubomir Benés

 

Día de Muertos 

Kirk Kelley

 

Viva la calaca

Ritxi Ostáriz

 

 

Dia De Los Muertos

Whoo Kazoo

 

Night of the Day of the Dead

Steve Gacconier

La épica música de Star Wars llegará a la UNAM, con todo y sinfonía
Viviana Cohen
El sonido de la galaxia, que compusiera en los 70 John Williams, aterrizará en la Sala Nezahualcóyotl.
unam

Música en la UNAM para llegar tan lejos como se pueda.

 

De tanto en tanto aparece en el horizonte la banda sonora de una película que tiene el poder de trastocar el horizonte sonoro del mundo. Un soundtrack que por la fuerza de los instrumentos y la contundencia de la inspiración nos hace entender la increíble naturaleza de los personajes y es capaz de profundizar la fuerza que tiene cada interacción dramática que ocurre en una cinta.

Tal es el caso de la legendaria Star Wars; la serie de largometrajes espaciales de George Lucas, que desde su estreno se convirtió en un referente del cine en casi todos los países del mundo. Una saga genuina que se hizo famosa, entre otras cosas, por sus héroes con espadas luminosas, por su homenaje a Edipo, por la colección de creaturas que deambulan en ella y por su apoteótica música.

unam

La banda sonora de La Guerra de la Galaxias estuvo a cargo de John Williams; un genio con una gran debilidad por el séptimo arte, que en los años 70 era poco conocido en la industria. Se dice que cuando el artista recibió el guion de esta historia épica se emocionó tanto que se propuso componer la música de tal manera que los espectadores pudieran ver la obra sin diálogos. Sólo secuencias estelares acompañadas violines, chelos, trompetas y pianos.

UNAM

Pero ¿qué es lo que hace tan especial esta obra de arte? Según algunos expertos es la unión de múltiples fenómenos: de secuencias tonales cortas, de melodías pegajosas que exaltan los momentos de tensión, del uso de un lenguaje musical único (parecido al que empleaban los grandes compositores del mundo) y del sincretismo que nació de distintas subculturas.

Es así, como cada vez que aparece la Estrella de la Muerte la melodía es profunda e implacable, o que cuando suena el tema de Darth Vader de pronto hay una necesidad de caminar rápido; de quemar las naves, o que cuando las letras amarillas atraviesan con rapidez la pantalla,  el estallido de cuerdas y los vientos haga que un escalofrío irrumpa en todo el cuerpo.

unam

Sin duda, ver a una orquesta tocar en vivo los temas para las Galaxias que escribió Williams es una experiencia única en la vida. Escuchar cómo estas melodías atemporales salen de los instrumentos, emergen en el silencio y se fusionan con nuestras emociones  nos hará entender cómo funcionan las cosas esenciales de la existencia.

Dicho eso, es una estupenda noticia anunciar que el próximo 11 de agosto La Orquesta Sinfónica del Palacio de Minería (una de las más importantes de la CDMX) interpretará para los capitalinos la músico de la Guerra de las Galaxias.

unam

El recital estará bajo la tutela del director y violinista mexicano Carlos Miguel Prieto y contará con la participación de los experimentados miembros de la orquesta (famosa en el mundo) que con sus instrumentos nos llevarán a los rincones más inéditos del universo.

Recomendamos ser parte de este fantástico concierto, pero como todavía falta un verano entero para que este asombroso evento suceda, aquí les dejamos una probadita de todo lo que podrán atestiguar ese día.

Star Wars en la Sala Nezahualcóyotl

¿Cuándo? 11 de agosto del 2018

¿Dónde? Sala Nezahualcóyotl

Dirección:  Insurgentes Sur 3000, Cd. Universitaria

*Para comprar los boletos hay que ir directo a la taquilla del Centro Cultural Universitario.

La increíble escultura Hope Hippo replica un hipopótamo de tamaño real
MXCity
En el lomo del hipopótamo hay un performer, cuya única tarea es leer los periódicos del día, hasta encontrar alguna noticia que denuncie o mencione un acto de corrupción y alertar sobre este hallazgo con un silbido.

El hipopótamo que ayuda a denunciar la corrupción.

 

El hipopótamo es un enorme mamífero herbívoro que habita en las zonas de la África subsahariana. Es un animal semiacuático de ríos y lagos, los machos adultos más territoriales pueden llegar a controlar grupos de 5 a 30 hembras en una zona del río. La mayor parte del día reposan en el agua o en el fango, anochecer salen a comer hierbas terrestres.

Aunque los hipopótamos con como cerdos gigantes, su familia cercana son los cetáceos (ballenas, marsopas, etc.) pero el ancestro que tenían en común las ballenas y los hipopótamos se separó hace aproximadamente 60 millones de años.​ Estos gigantes se encuentran amenazados y en los últimos 10 años, sus números han disminuido hasta en un 20%. Los hipopótamos son cazados por su carne y sus caninos para el comercio ilegal de marfil, debido a la prohibición de marfil de elefante. Muchos de los artículos que parecen estar tallados en colmillos de elefantes pequeños, de hecho son de colmillos de hipopótamo.

Es tan grave el problema de la pérdida de hábitat de los hipopotamos, que el nuevo lugar para vivir de estos hermosos animales son los museos. La exposición y performance Hope Hippo trae a un hipopótamo al museo Carrillo Gil de la CDMX, con un actor consultando las noticias, en un nuevo diálogo con los visitantes del recinto del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Hope Hippo es una obra de Jennifer Allora (Estados Unidos, 1974) y Guillermo Calzadilla (Cuba, 1971), que se presenta como una alegoría a los monumentos militares ecuestres, pues en latín, hipopótamo equivale a “caballo de río”.

Aunque en todas las exposiciones alrededor del mundo, se colocó a un lector a espaldas del hipopótamo, con el fin de buscar en los rotativos actos de injusticia, el museo consideró que en México se buscaran sucesos relacionados con la corrupción.

La exposición mexicana aborda a la gente a través de una pregunta de tipo filosófico estética: “¿Qué es el acto de corromper?” donde los asistentes escriben su respuesta en un trozo de papel que después pegan en las paredes. Las reflexiones de los visitantes transforman la escultura en una obra de arte, convirtiendo al público en juez y participante activo, que además se lleva una experiencia reflexiva y útil para su vida.

La escultura monumental fue realizada en México con tres toneladas de barro por los artesanos Carlos Bustos, Franco Martínez, Gerardo Ramos, Mario Reyes y Moisés Cosío, de Tlaquepaque, Jalisco. Además, es una de las esculturas mejor ejecutadas de todas las que Allora y Calzadilla han hecho alrededor del mundo.

Esta pieza fue exhibida por primera vez en la 51 Bienal de Veneciaen 2005, y desde entonces se ha presentado en varias ciudades del mundo. Esta escultura acompañada de un performance, tiene varias connotaciones pedagógicas al alternar la escultura monumental a escala real, con un actor dedicado a leer el periódico sentado en un hipopótamo, que silba cada vez que encuentra una noticia que considera corrupción.

El actor detrás de este performance es Tomás Pérez, que al inicio de su interpretación eligiío un periódico de una esquina del salón, completamente blanco y con algunos diarios esparcidos en el suelo. Se acerca a la escultura parsimonioso, y sentado en el lomo de la criatura hojea las páginas de un diario, hasta que hace sonar el silbato, expresando su denuncia cuyo silbido invade las paredes del museo.

Serán más de quince “actores-lectores” los que subirán al hipopótamo por turnos, recae buena parte del significado de la obra, que esconde varios mensajes y subtextos y llega a confrontar al mismo espectador con su conciencia crítica y activa.

Al final de la exposición, la enorme escultura será destruida por completo; pero se realizarán moldes para realizar otra pieza exactamente igual, para que pueda formar parte de una colección permanente en algún instituto.

Hope Hippo y Los artefactos subordinados.

¿Dónde? Museo de Arte Carrillo Gil.

Avenida Revolución No. 1608, esquina Altavista, en la colonia San Ángel.

¿Cuándo? Hasta 16 de septiembre. Martes a domingo de 10:00 a 18:00 hrs.

¿Cuánto cuesta? $50.00 mxp

Domingo entrada libre

Web // Facebook

Hasekura Tsunenaga, el samurái que llegó a México con una misión diplomática
Cristopher Garnica
Hace más de 400 años que Hasekura Tsunenaga y su clan de samuráis desembarcaron en un puerto en Acapulco; algunos tripulantes se adaptaron tan bien a la sociedad mexicana que jamás regresaron a Japón.

Hasekura Tsunenaga representa el espíritu del samurái.

 

Hasekura Rokuemon Tsunenaga fue un samurái noble de nivel medio, de ascendencia imperial japonesa que sirvió al señor feudal más poderoso del periodo Edo japonés, con lazos ancestrales con el emperador Kanmu el Dominio Sendai, o clan más importante en el norte de Japón, que tuvo la oportunidad de servir al gran estratega que se hizo icónico por su ojo perdido, y al que llamaban dokuganryū o el “Dragón de un ojo de Ōshu“, Date Masamune.

Hasekura Tsunenaga pasó su juventud en el castillo de Kamitate que fue construido en la ciudad de Kawasaki. Su escudo de armas oficial era una esvástica budista cruzada por dos flechas dentro de un escudo con una corona sobre un fondo naranja.

En 1612, el padre de Hasekura fue acusado de corrupción y ejecutado en 1613. Según las reglas del feudo el hijo debería haber sido ejecutado. No obstante, Date le dio oportunidad de hacer un largo viaje a Hasekura a cambio de su vida, el gran barco zarpo de Toshima-Tsukinoura, con 40 bárbaros del sur, 10 hombres de Mukai Shōgen y varios comerciantes. El objetivo de la embajada japonesa era discutir los acuerdos comerciales con la corona española en Madrid y reunirse con el Papa en Roma.

El barco hace un nuevo viaje el 28 de octubre de 1613, pero esta vez Hasekura y su tripulación trazan una nueva ruta hacia la Nueva España. Las personas que van a bordo: 10 samuráis del shōgun, 12 samuráis de Sendai, 120 comerciantes japoneses, marineros y sirvientes, y alrededor de 40 españoles y portugueses con calidad de pasajeros, pero que en realidad son misioneros.

En enero de 1614, después de un viaje de más de tres meses por el Océano Pacífico, la tripulación de Hasekura arribó al puerto de Acapulco, el más grande de la Nueva España en aquel entonces, donde fue recibido por el representante del Virrey de la Nueva España. Hasekura es el primer embajador japonés en América y en España, y llegó con la misión de establecer un comercio directo con México y crear relaciones bilaterales Japón-México, que a la fecha siguen vigentes con varios tratados que engloban la visión diplomática proactiva que sostenían los japoneses en aquella época.

En marzo de 1614, Hasekura recorre varias ciudades pasando por Cuernavaca, y llagando hasta la capital donde se entrevista con el Virrey y el Obispo de México; algunos tripulantes de la delegación fueron bautizados en la Iglesia de San Francisco. En mayo del mismo año, la delegación salió de la Ciudad de México y en junio, pasando por Puebla, Hasekura y unos veinte tripulantes partieron del Puerto de San Juan de Ulúa, Veracruz rumbo a Sevilla, España vía La Habana.

El propósito de estos viajes es el de conseguir el consentimiento y apoyo del Rey español y del Sumo Pontífice, para el establecimiento de un comercio directo y el envío de misioneros. Durante este tiempo Hasekura comienza varias negociaciones y el intercambio comercial con pimienta fina y laca de Kyoto, por plata mexicana y otros productos con los que podía negociar en la nueva España. De hecho, para evitar la partida de plata de la nueva España a Japón, el virrey autorizó a Hasekura un gastar en productos mexicanos un monto de 12,000 pesos para que esto pudiera ser embarcado como personal.

En el lapso que Hasekura pasó entre España y la nueva España fue bautizado por el capellán personal del rey y renombrado como Felipe Francisco Hasekura. La ceremonia de bautismo debía haber sido dirigida por el arzobispo de Toledo, Bernardo de Sandoval y Rojas, pero debido a su enfermedad el duque de Lerma, el administrador principal del gobierno de Felipe III y gobernante de facto de España, fue designado como el padrino de Hasekura.

Durante las entrevistas que Hasekura tuvo con el Rey Felipe III de España y el Sumo Pontífice Paulo V, donde transmitió las misivas de su señor Date Masamune; se generaron otras misiones para el samurái que lo hicieron volver a la Nueva España en 1617, y de Acapulco ir rumbo a Manila, donde esperó en vano la respuesta del Rey de España.

El viaje de Hasekura duró 7 años, entre Japón, Roma, y la nueva España y fue una hazaña épica en aquel siglo donde Japón estaba consciente de la importancia geopolítica de México. El sueño de conseguir relaciones bilaterales de Date Masamune, al enviar la misión de Hasekura, se realiza 400 años después a través del Acuerdo de Asociación Económica Japón-México. Sin embargo, el hecho es que Hasekura es el pionero de los inmigrantes japoneses en México, y muchos tripulantes que se adaptaron a la sociedad mexicana jamás regresaron a Japón.

Al regreso de Hasekura a Japón, este se había encontrado con cambias dramáticos: se intentó erradicar el cristianismo en el comienzo de la era Tokugawa con el hijo más xenofóbico del clan, Tokugawa Hidetada; Japón se movía hacia una política de aislamiento y debido a las noticias de las persecuciones, en Europa, en especial el rey de España, se mostró reacios a responder favorablemente a las propuestas comerciales y misionales de Hasekura.

Hoy en día es posible ver muchas estatuas de Hasekura Tsunenaga en las afueras de Acapulco en México, en la entrada de la Bahía de La Habana en Cuba, en España, Italia y Japón gracias a los viajes de intercambio comercial de Hasekura, haciendo de este guerrero un líder legendario,

Ya viene el Ollin Kan; 15 años de música ancestral y 40 conciertos gratuitos
Viviana Cohen
Este año el Festival Internacional de las Culturas en Resistencia celebrará su aniversario como nunca.
ollin

Ollin Kan; una fiesta de Tlalpan para toda la Ciudad de México…

 

Desde hace más de una década la Delegación de Tlalpan ha organizado uno de los festivales  más importantes y originales de la CDMX. Un espacio cultural  que a lo largo de los años  se ha encargado de traer a la urbe sonidos alternativos nacidos en los lugares más interesantes del mundo. Una fiesta cosmopolita que nos ha permitido escuchar la esencia de África, de Asía y de América Latina.

Hablamos del estupendo Ollin Kan (que en español se traduce como “lugar de movimiento”); ese evento que desde el 2003 se encarga de reunir en una sola experiencia lo más destacado de la música étnica. Una colección de himnos nacidos en los pueblos rebeldes que son cuidadosamente mezclados: con el jazz, el funk, la samba, el merengue.

ollin

Tras quince primaveras de éxito y de llegar a miles de personas, en 2018 el festival celebrará su aniversario del 15 al 22 de julio, en dos estupendas escenarios ubicados en la parte más antigua de Tlalpan: el Foro Multicultural Ollín Khan y el Deportivo Vivanco. Ambas sedes recibirán un sinfín de actividades absolutamente gratuitas.

ollin

Este año el público capitalino se podrá deleitar con algunas funciones de teatro y danza, con recitales de los mejores exponentes indígenas, con una presentación de la connotada agrupación Los de Abajo y con cuantiosos conciertos protagonizados por aquellos artistas internacionales que están revolucionando la forma de crear música.

Entre los países que asistirán a esta fiesta se cuentan: Canadá, Malí, Costa de Marfil, Malawi,  Cuba, Guatemala, Costa Rica, Francia, Líbano, por sólo mencionar algunos. Cada nación le permitirá a los asistentes viajar sin mover a lugares lejanos y desconocidos.

ollin

Y aunque cada músico que participará en el Ollín Khan es importante y su obra tiene una calidad impresionante, casi todos los artistas que tocarán son desconocidos ya sea  porque graban sus discos en sellos independientes o porque intentan difundir su obra de una forma alternativa.

Y en honor al poco conocimiento que tenemos de ellos, hemos creado (para el placer de los melómanos) una lista con algunas de las joyas que se presentarán durante el verano en la Ciudad de México. Advertimos que cada propuesta musical es adictiva, y su sonido persuadirá a todos de no perderse por nada décimo quinto aniversario  del Ollin Kan.

 

Nancy Zamher

un compendio de estilos cercanos a la rumba, rocksteady, reggae y tumbao…

 

Afrotronix

Un poco de Canadá, un poco de África…

 

Holman Trio

un poco de Jazz para el verano…

 

Ollin Kan 2018

¿Cuándo? del 15 al 22 de julio

¿Donde? 

Multiforo Ollin Kan Tlalpan

*Dirección  Av. San Fernando S/N, Centr

Deportivo Vivianco

*Dirección:  Calle Moneda 64, Tlalpan Centro

 

**Para consultar la programación completa entra aquí