Comunidad
Estos mexicano nos representan en los Juegos Olímpicos de Invierno 2018
Viviana Cohen
Cuatro deportistas de nuestro país están haciendo historia en las montañas de PyeongChang
mexicanos

Deslizarse en el hielo para hacer magia…

 

Cada cuatro años el mundo es testigo de un evento que sucede a varios grados bajo cero. Una fiesta deportiva protagonizada por bucólicos escenarios pintados de nieve, por hombres con rostros cubiertos y por los reflejos melancólicos de los lagos congelados. Porsu puesto hablamos de los místicos Juegos Olímpicos de Invierno.

Esta singular competencia internacional se realizó por primera vez en Suecia en 1901. La idea de los organizadores era juntar en un solo espacio la magia de los deportes que los nórdicos realizaban en el invierno; el patinaje artístico, el patinaje de velocidad, el esquí, el hockey, por sólo mencionar algunas disciplinas.

A lo largo de la historia estas competencias heladas se han realizado en distintos países y han incorporado a su complejo programa diversas actividades que tienen que ver con la pericia de deslizarse en el hielo. Este año los juegos se han organizado en PyeongChang; un condado surcoreano ubicado en las montañas de Teabeak. Los anfitriones históricos de la fiesta de 2018 son Corea del Norte y Corea del Sur, dos países en conflicto desde hace décadas que se han reconciliado momentáneamente por el deporte.

mexicanos

En esta ocasión los Juegos Olímpicos cuentan con la participación de más de 2,900 atletas y albergan a 92 delegaciones, entre las que por supuesto se encuentra  la mexicana integrada por cuatro deportistas que a pesar de vivir en un país en el que hay  poca nieve han logrado perseguir su sueño helado y encontrar un lugar en este importante evento.

Pero ¿quiénes son estos hombres y mujeres nos representan y que con tanto orgullo portaron la bandera nacional en la inauguración? Vale la pena conocerlos y enorgullecernos de su tenacidad para hacer posible lo imposible. Algunos ya compitieron, otros todavía esperan su oportunidad, pero todos son valientes y merecen nuestro apoyo.

 

Germán Madrazo

Un verdader orgullo nacional…

mexicanos

Se trata de un deportista de 43 años que hace unos días hizo historia en Corea. Fue el primer mexicano en terminar la extenuante prueba de 15 kilómetros de esquí y aunque quedó en el último lugar cruzó la meta con una gran sonrisa, una bandera de México en la mano y la ovación de un estadio maravillado por su actitud.

 

Sarah Schleper

El desafío de representar a México por primera vez…

mexicanos

Una experta en el esquí alpino que aunque nació en Colorado y ha participado 5 veces en los Juegos Olímpicos, por primera vez representa a México. Esta atleta compitió hace un par de jornadas y hasta ahora está ubicada en el puesto 39. Su vestimenta con motivos del Día de Muertos llamó la  la atención de todos los asiáticos.

 

Rodolfo Dickinson

Del calor del mar a las frías montañas del norte…

mexicanos

Un esquiador alpino que este año participará en la competencia de eslalon. Este mexicano, criado en Canadá, ha dado muy buenos resultados en diversos certámenes internacionales. Según el ranking mundial es uno de los mejores 20 del planeta.

 

Robert Franco

Quiere cambiar la historia…

mexicanos

Un tapatío que representará a México en la competencia de esquí estilo libre. Su afición al ski inició a los 2 años y a los 7 empezó a practicar esta actividad profesionalmente. Aunque Robert vive en las montañas de Sacramento, quiere cambiar con su participación la historia del deporte invernal en México.

IPN trabaja en implementar fármaco para el tratamiento del Covid-19
MXCity
Este medicamento cuenta con un proceso de producción único en México que ha permitido poseer la patente hasta 2032 a nivel nacional e internacional.

Falta un poco de investigación para que IPN comience a hacerle frente a Covid-19.

 

Transferón es un medicamento que los Científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) de México administran a niños con cáncer. Se trata de un innovador medicamento que se obtiene a partir de células de sangre humana que contribuye a paliar los efectos adversos durante los ciclos de quimioterapia.

Transferón o Factor de Transferencia, un fármaco capaz de reactivar el sistema inmunológico, afectado por la quimioterapia, ayuda a los menores a que el tratamiento se vuelva menos agresivo para el cuerpo humano. El Transferon no ataca el cáncer, lo que hace es estimular la respuesta inmune del individuo para que ésta se fortalezca y así poder luchar contra este padecimiento.

 

Foto La jornada

 

 

Y ya que este medicamento ha demostrado su eficacia como regulador del sistema inmune en otros padecimientos autoinmunes, infecciosos, crónico-degenerativos y respiratorios, hoy se busca ser empleado como auxiliar en el tratamiento de pacientes con Covid-19.

La doctora Sonia Mayra Pérez Tapia, directora Ejecutiva de la Unidad de Investigación, Desarrollo e Innovación Médica y Biotecnológica (Udimeb) de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas; afirmó que está en espera de las autorizaciones por parte de las autoridades, para poder iniciar un estudio de Fase 2-3, que nos permita evaluar y hacer una exploración terapéutica de nuestro producto en los pacientes con covid positivo.

 

 

Foto Sin embargo

 

La intención es que la administración de Transferón en las primeras etapas, pueda ayudar a prevenir las complicaciones de la enfermedad. Este producto cien por ciento politécnico, quiera modular la respuesta inmune del organismo, ya que puede incrementarla o reducirla, de acuerdo al padecimiento en el cual se aplique. La doctora Pérez Tapia destacó que más de 40 años de trabajo de investigación básica, clínica y de desarrollo farmacéutico están soportados en la normatividad vigente nacional e internacional para garantizar la calidad, seguridad y eficacia del fármaco, el cual sólo es útil para afecciones en las que se involucran alteraciones de la respuesta inmune.

Este medicamento cuenta con un proceso de producción único, estandarizado y controlado, lo que les ha permitido poseer la patente hasta 2032 a nivel nacional e internacional, específicamente ya otorgada en Estados Unidos, Canadá, Colombia, Perú, y Comunidad Europea, y en trámite en Brasil, Chile y Guatemala. Es único e irrepetible, ya que el IPN es la única institución educativa del país con licencia sanitaria para la fabricación de hemoderivado.

 

 

 

El IPN cuenta con uno de los programas más robustos de farmacovigilancia del país, ya que todos los pacientes que acuden a consulta se incorporan al protocolo de ese programa. El Politécnico ha generado una cantidad muy grande de información en torno a la seguridad, mecanismos de acción, procesos divulgados en artículos científicos que le dan soporte al medicamento lo que nos ha permitido abrir brecha a nivel mundial sobre el producto cien por ciento politécnico y cien por ciento mexicano.

Los leucocitos los obtienen mediante convenios establecidos con bancos de sangre certificados, debido a que todos los hemoderivados tienen riesgo de transmisión de virus, pero además de ello aplican estrictas normas para garantizar la inocuidad del producto, como el uso de los filtros ya mencionados.

 

 

Foto El Diario de México

 

Es así, que el Transferón podría emplear contra el virus de Wuhan. Esperamos que este inmunomodulador con una mezcla de péptidos que ha demostrado su eficacia como regulador del sistema inmune en otros padecimientos, sea útil para los pacientes con Covid-19.

Ojalá que la intención de los científicos en utilizar el Transferón en las primeras etapas, pudiese ayudar a prevenir las complicaciones de la enfermedad.

Foto destacada Heraldo de México

UNAM impulsa creación de Escuela de Medicina Tradicional Totonaca
MXCity
La UNAM en conjunto con indígenas veracruzanos totonacas trabajan para crear una escuela de medicina tradicional totonaca.

Esta escuela preservará el conocimiento milenario y al mismo tiempo genera uno nuevo.

 

La medicina tradicional ha sido una alternativa terapéutica para un gran sector de la población rural sin acceso a la medicina alópata. Desde hace muchos años, las curaciones tradicionales se usan para la prevención de las enfermedades del cuerpo y del espíritu.

Con curaciones inusuales para nosotros como lamer el primer huevo de una gallina para las mujeres no sufran mucho y el parto, o comer carne de zorrillo para que a los niños no les dé tosferina, pues actúa como vacuna contra esa enfermedad. O recomendaciones como que en la fogata no se debe jugar, ni pelear con hermanos, con los tizones, ni con las brasas; se debe guardar respeto. Si alguien se espanta allí, se debe hacer la ceremonia para no enfermar o dejar el espíritu, así como, si cae un niño o una niña al suelo, se le debe pegar 12 veces y no enfermará.

 

 

Pero estos y muchos otros consejos de salud se han llevado a cabo desde la conquista hasta nuestros días, aunque no hay una enseñanza básica y sistematizada de enseñar a ser curandero o huesero, pese a ser un servicio muy demandado por la población; hasta hoy en día.

Es por eso que el Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural y la Interculturalidad (PUIC) junto con el Centro de las Artes Indígenas del Totonacapan veracruzano trabajan en la creación de la escuela de medicina tradicional totonaca, cuyo modelo educativo quedará listo este mismo año.

 

 

Esta escuela permitirá promover y reconocer los saberes tradicionales de los pueblos indígenas y de las comunidades locales para mantener la diversidad biológica y cultural, expuso Carlos Zolla Luque, coordinador de Investigación del PUIC y titular del proyecto.

Entre la zona arqueológica de Tajín y el Petén se ubica el Centro de las Artes Indígenas, en el Parque Takilhsukut. Ahí, los especialistas de la UNAM se reunieron con casi 70 médicos tradicionales, con el firme propósito de asegurar la tradición, y enseñarla con los mejores métodos posibles para resguardar este gran conocimiento que ha sobrevivido por milenios.

 

 

Pese a que los curanderos y hueseros son altamente demandados por la población mexicana para atender dolencias primarias, la transmisión de este conocimiento se está perdiendo debido a la migración de los jóvenes totonacas de Veracruz hacia Estados Unidos, resaltó el universitario.

“Nos dijeron: ‘esto se está perdiendo; los jóvenes tienen poco interés y les resulta más atractivo irse al otro lado que convertirse en curanderos’, por lo que pidieron a la Universidad Nacional ayuda para crear una escuela de medicina tradicional”, comentó Zolla Luque.

Desde la llegada de Hernán Cortés a la fecha, no ha habido una escuela para formar curanderos, parteras, rezanderos o yerberos; sin embargo, es una práctica que se ha mantenido, tanto que un gran número de personas acuden a ellos antes que al médico o a otros medios de atención como la acupuntura o el naturismo.

Es por eso, que la tarea de la UNAM es reunir a varios especialistas que “…diseñan el modelo educativo para esta escuela, que formará a curanderos de nueva generación, que así como tendrán que acudir a las cuevas a realizar sus ceremonias para el agua, regresarán a la computadora para registrar sus hallazgos o estudios.”

 

 

Para ello, se pretende ofrecer una parte formativa con enseñanza de la filosofía, cosmovisión, usos y costumbres de los totonacas; los factores desequilibrantes de la salud, además de los conocimientos de herbolaria, apreciados por propios y extranjeros.

Actualmente, los expertos trabajan con 18 personas, sobre todo mujeres que requieren apoyo para llegar al sitio y terminar sus cursos. Esta escuela, remarcó, promoverá un conocimiento que ha prevalecido pese a todo.

 

 

“Confiamos en su importancia; la estamos creando con terapeutas de nuevo tipo, ya se tienen avances en cuanto al levantamiento de la información, de las plantas medicinales, los mercados, la detección de las principales enfermedades y causas de demanda de atención”. Con regularidad, los investigadores del PUIC se reúnen con curanderos totonacas para afinar los detalles del modelo educativo.

Fotos UNAM

Infografías en lenguas indígenas para informar sobre covid-19
MXCity
Este material en lenguas indígenas bien puede ayudar a prevenir posibles contagios en los rincones de nuestro querido México.

Esta información puede ser la diferencia en nuestras comunidades indígenas.

 

Nuestro país cuenta con 11 familias lingüísticas, 68 agrupaciones lingüísticas (lenguas) de donde se derivan 364 variantes lingüísticas diversificadas por región y grupo étnico. México es una nación multilingüe con 68 lenguas indígenas originarias más el español, lengua apropiada en el largo proceso de mestizaje.

La realidad lingüística del país es mucho más compleja de lo que en términos generales se ha creído hasta ahora. Existen 11 familias lingüísticas indoamericanas consideradas en el catálogo, debido a que cada una de ellas se encuentra representada en México con al menos una de sus lenguas.

 

 

Si la pandemia del coronavirus llega al interior de nuestro país, las únicas herramientas que tenemos para enfrentarla son la información y la prevención. Además, de que casi toda la comunicación oficial en México sobre Covid-19 está en español y hay muy pocos recursos disponibles en idiomas indígenas.

Es por eso que surgen iniciativas que buscan hacer llegar la información indispensable a todos los rincones de nuestro país, y poco a poco están siendo traducidas a las 68 lenguas vivas que podemos presumir.

Estas infografías son responsabilidad de la Universidad Veracruzana Intercultural, quienes además están divulgando cápsulas informativas en redes sociales, en su estación de radio y en radios comunitarias; en hñahñu, popoluca, náhuatl del norte, centro y sur del estado, tének, totonaco y tepehua.

Si conoces a algunos indígenas puedes compartir este material infográfico en distintas lenguas indígenas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Algunas ideas para hacer un jardín casero durante la contingencia
MXCity
Una buena manera de aprovechar el tiempo mientras estamos encerrados es “enverdecer” nuestros espacios con un jardín casero.
jardin-casero

Embellecer tu casa, limpiar el aire, agregar frescura: todos estos y más son los beneficios de un jardín casero, una gran idea para realizar durante la cuarentena.

 

Estar encerrados en nuestras casas no es de lo más divertido, pero si sabemos cómo aprovecharlo, se puede convertir en una experiencia muy productiva. Una manera de hacerlo es confeccionar nuestro propio jardín casero. Llenar de plantas o de flores nuestros espacios nos mantendrá ocupados, además de que nos dará gusto cuando entremos a un cuarto y esté repleto de verde. Hay varias opciones: jardines verticales, de flores, pequeños huertos. Aquí algunas de ellas.

 

Jardín vertical

 

 

La mejor opción de jardín casero si cuentas con poco espacio. Esta versión te permitirá enverdecer tu casa sin necesidad de atestarla de macetas, ya que el objetivo es que crezca hacia arriba. El chiste es cultivar varias plantas de diversas especies en una estructura vertical, lo que dará como resultado un jardín variado y colorido. Montarlo es muy fácil; solo necesitas: bambú, cuerdas, maceta, tierra, una malla, un cuchillo y plantas pequeñas. Tú mismo puedes escoger el diseño: plantas selváticas, aleatorias, perfumadas, con flores e incluso comestibles.

 

Huerto casero

 

 

Esta también es una gran opción para tener un poco de comida de tanto en tanto. Si bien una manera es adquiriendo las semillas, también puedes aprovechar las de los alimentos que consumes, para sacar un arbolillo de aguacate, por ejemplo. Los cultivos recomendables para el inicio de la primavera son las acelgas, las lechugas y las zanahorias. También puedes aprovechar los tubérculos, como la cebolla, el ajo o los rábanos. Para estos últimos, en general solo tienes que esperar a que un cacho de cebolla o diente de ajo germine por su cuenta, y después lo alimentas con agua y lo siembras. Complementa el huerto con una pequeña composta; aprovecha tus desechos orgánicos para darles nutrientes a tus cultivos.

 

Jardín de flores

 

 

En general, hay muchas flores que puedes tener en tu casa y que funcionan bien en el interior. Algunas de ellas son hortensias y begonias, las cuales son muy resistentes. Sin embargo, lo que te recomendamos esta vez es criar una hueste de violetas. Estas plantas se reproducen de manera asexual, por lo que de una sola puedes sacar varias más. A veces encontrarás una pequeña hojita en la maceta de una violeta que se afianzó a la tierra: estas son las “hijas”. Riégala con frecuencia y, cuando esté lo suficientemente grande, transfiérela a su propia maceta. Incluso si se llega a romper una hoja, la puedes poner en agua y sacará raíz. Como las hojas tienen tallo, solo es necesario suministrarle suficiente agua, durante un par de semanas, y estará lista para plantarse.

 

Balcón “jungla”

 

 

En el último jardín casero de nuestra lista puedes dar rienda suelta a tu creatividad. Si cuentas con un balcón en tu casa, por pequeño que sea, conviértelo en tu propia jungla urbana. Si bien puedes usar macetas, también aprovecha materiales que tengas en tu casa, como llantas o botellas de plástico. Las botellas grandes de refresco se pueden convertir fácilmente en macetas, cortándolas por la mitad. Es recomendable organizar tu jardín de manera escalonada, para aprovechar el agua de riego. Para esto puedes usar repisas, o incluso huacales. Estos últimos son ideales, ya que son baratos y pueden albergar varias plantas a la vez: las de arriba riegan a las de abajo. Abastécete de enredaderas (planta de vaporub, teléfono), plantas frondosas, suculentas y cactáceas. El vaporub, en particular, es una gran opción: despide un aroma delicioso, además de que es muy resistente y crece muy rápido. Cualquier ramita que se rompa puede plantarse y obtendrás una nueva planta. También tiene propiedades medicinales.

 

Si prefieres recostarte en tu sillón y ver películas, aquí te proporcionamos una lista.

 

*Imagen destacada de: bekiahogar.com