Gastronomía
Los mejores lugares para degustar comida latina en la CDMX
MXCity
Restaurantes que han creado nuevas propuestas gastronómicas sin perder la esencia de su país.
latina

“La comida es nuestro terreno común, una experiencia universal” –James Beard.

 

Las raíces de cada región del mundo se pueden ver reflejadas en diferentes aspectos como la arquitectura, el lenguaje o las tradiciones y costumbres. Pero, cando hablamos de América Latina, sin duda uno de los aspectos más característicos que definen sus orígenes es la gastronomía.

Un espacio en el que se yuxtaponen todo tipo de sabores provenientes del lejano continente Europeo, en su mayoría, y que han sido adaptados a las culturas sudamericanas. El resultado ha sido la creación de un sinfín de platillos exquisitos que han sido celebrados internacionalmente.

Así que para los citadinos que no han tenido la oportunidad de visitar a sus vecinos del sur, les dejamos una lista con restaurantes que se especializan en diferentes cocinas de los países de América del Sur. Además, cada uno de ellos guarda la esencia del país al que representa, lo cual podrá hacernos viajar a todos estos maravillosos lugares tan solo con un bocado.

 

Órale Arepa

Venezuela  latina1

Las arepas son uno de los platillos más representativos de la gastronomía venezolana y Órale Apera es el mejor lugar para degustarlas. El restaurante inició como un foodtruck y ahora es un reconocido negocio en el que podrás probar una deliciosa variedad de arepas, además de otros platillos típicos como petacones y las cachapas. También cuentan con una lista de marcas de ron de países latinos.  

Dirección: Schiller 330, col. Polanco.

Teléfono: 9155 6133.

Página web

 

Piantao

Argentina  latina4

Cuando hablamos de la cocina argentina, las primeras opciones que nos llegan a la cabeza son el choripán, las empanadas y por supuesto los cortes de carnes. Puedes encontrar éstas y otras deliciosas propuestas en Piantao, un espacio especializado en la comida argentina y que ofrece desde una deliciosa entrada de morcilla, hasta unos arrollados de dulce de leche perfectos para cerrar una buena comida.

Dirección: Av. San Fernando 649, col. Peña Pobre.

Teléfono: 5424 0012.

Página web

 

Garota Boteco

Brasil  latina5

Este lugar se forma de un concepto único brasileño, los botecos. Básicamente son bodegas pero no como nosotros pudiéramos pensar, sino que en esta región de Sudamérica representan un espacio en el cual se reunían bohemios para beber, comer y charlar. Siguiendo esta referencia es que nace Garota Boteco, un restaurante gourmet brasileño que guarda los sabores típicos de allí como los de la feijoada o la conocida picanha.

Dirección: Tabasco 46, col. Roma Norte.

Teléfono: 6725 7068.

Página web

 

Lima 700

Perúlatina6

El nombre se deriva de los años durante los que la comida peruana ha logrado impactar el mundo de la gastronomía. En este lugar, podrás encontrar platillos gourmet que surgen de lo tradicional peruano, y que representa una fusión entre la cocina inca y la europea. Además, el restaurante se preocupa por utilizar ingredientes representativos de la región como la papa, ají, el maíz, maní y los mariscos. Sin duda una yuxtaposición de la esencia de Perú con lo actual.   

Dirección: Tonalá 144, col. Roma.

Teléfono: 3717 5411.

Página web

 

Ciénaga

Colombialatina7

Este acogedor lugar guarda los sabores más tradicionales de la comida colombiana. Los testimonios de muchos comensales hablan de la gran sazón que se encuentra en cada platillo y recomiendan probar algunos como el arroz chaufa o el bollo pelón. Sin duda el restaurante prueba que no tienes que salir de tu país para conocer la verdadera comida de Colombia. 

Dirección: Coahuila 200, col. Roma sur.

Teléfono: 5564 2255.

Facebook

 

Barrio sur

Uruguaylatina8

La gastronomía uruguaya se deriva de una fusión entre la cocina española y la italiana. En Barrio Sur esta mezcla de sabores es llevada a los platillos de manera natural y con una presentación impecable. Su menú ofrece algunas propuestas como el carpaccio Punta del Este, el bife de lomo o su representativo postre chajá. Además la fachada del lugar te hará conectar con la naturaleza y los sabores que ofrece cada bocado.

Dirección: Santa Catarina 207, col. San Ángel Inn.

Teléfono: 5550 4716.

Página web

 

Por Desiree Prado. 

Poesía en la cocina: tres recetas de Sor Juana para alimentar el cuerpo y el alma
Viviana Cohen
Además de su asombroso legado literario, la décima musa dejó escritas algunas deliciosas recetas de cocina.

“Si Aristóteles hubiera guisado, mucho más hubiera escrito…” Sor Juana.

 

Sor Juana Inés de Cruz era una mujer llena de virtudes. Algunas muy conocidas como sus impresionantes talentos literarios; los poemas que dejó, sus ensayos y escritos llenos de sabiduría. Otras que se explican por sus múltiples subversiones; por esa necesidad de cuestionar el papel de las mujeres en su tiempo.

Sin embargo, quizá  su virtud más secreta, esa de la que no se habla tanto, es aquella que tiene ver con sus dotes gastronómicos. A “la décima musa” le gustaba hacer alquimia con las verduras y las carnes. Y amaba los olores y los colores que emanaban de las ollas de barro puestas al fogón. Cuando no trazaba letras con la pluma, hacia pócimas para nutrir el alma.

sor juana

La relación entre Sor Juana y la cocina empezó a gestarse desde sus primeros años. Específicamente cuando la monja pasaba sus días en la hacienda de Panoayán entre libros, poemas ocasionales y los abundantes festines que los esclavos servían en la mesa. En aquella época su alimentación estaba protagonizada por los vegetales frescos, el maíz, las hortalizas y el conejo propio de las montañas del Estado de México.

Sor Juana

Más tarde, cuando se mudó a casa de sus tíos, que vivían en el corazón de la Nueva España, la joven probó las delicias de las frutas, las carnes y los pescados. En ese momento Juana se instruyó (como todas las jóvenes de la época) en las artes culinarias y a la par que descubría la filosofía griega pulía sus destrezas culinarias.  

No obstante, sus habilidades alquímicas se desarrollaron años después, cuando dejó el encierro austero de las Carmelitas  y se mudó al Convento de San Jerónimo  donde las monjas tenían que vivir bajo las reglas de Santa Paula y podían dedicar su existencia a profundizar en las lecturas y buscar su espíritu en la cocina. 

Ahí, entre los muros de los que hoy en el Claustro,  Sor Juana se convirtió en una cocinera ejemplar. Aprendió toda clase de conocimientos al respecto de la gastronomía mexicana. Entendió, por ejemplo que el azúcar hacía más denso el líquido, supo ver cuál era el punto de las claras batidas y se enseñó a preparar exuberantes platillos con huevo y guisos complejos. 

sor juana

Pero además de inventar su libertad en una cocina del siglo XVII, esta magnífica mujer construyó un puente entre sus letras y sus guisos. Cada vez que regalaba a alguien sus versos, acompañaba el presente con pastillas de chocolates y dulces de nueces. Cada vez que una adolescente se ordenaba le hacía su famoso caldo Manchamanteles.

sor juana

Cuentan sus biógrafos que Sor Juana Inés dejó para su hermana un recetario escrito con su propio puño y letra. De esta joya, extrajimos tres exquisitos platillos y para el placer de todos los chefs ocasionales que nos leen, aquí les dejamos estas maravillosas comidas que fueron personalmente redactadas por la escritora. 

 

Buñuelos de viento

Un postre de la Nueva España…

Sor Juana

“Se pone a hervir un cazo con agua de anís y manteca, así que hierve se le va despolvorando la harina, y se está meneando porque no se queme. Así que se hace pelota y despega del cazo, se aparta y deja enfriar. Después, a cada libra de harina, nueve huevos como para freír. En la palma de la mano se van deshaciendo, así que está bien espesa, se le echa tantita manteca derretida y se van echando con una cuchara de plata en la manteca y así que revienta se aviva el fuego para que salgan dorados.”

 

Torta de arroz 

El secreto es la manteca…

sor juana

“Se hace el arroz con
 leche y ya que está bueno se aparta y unta una cazuela con manteca y se echa la mitad
 del arroz en la cazuela, frío;
 ya está prevenido el picadillo como para rellenar con jitomate, una punta de dulce, pasas, almendras, piñones, acitrón y alcaparras, y se la echa y encima la otra mitad del arroz, y puesto a dos fuegos se le va untando con unas plumas manteca por encima y así está cocida se aparta.”

 

Ante de mamey

Mamey y canela…

mamey

“Una libra de mamey, media de almendras, dos de azúcar clarificada y colada puesto al fuego hasta que tome punto no muy alto. Se hace pasta de piña, a libra de piña otra de azúcar, se ponen capas de mamón (especie de bizcocho blando y esponjoso) y la pasta se adorna con canela, pasas y almendras. Dos libras de azúcar clarificada, así que está de medio punto echa un coco rallado y luego que espese bien, se aparta y deja enfriar y poco a poco se le echan 12 yemas batidas, se pone al fuego y revuelve. A un coco molido, 10 yemas, cuatro reales de almendra, 12 id. de azúcar y vino lo que baste para mojar el mamón y no lleva canela.”

De por qué las Pizzas Félix son las mejores de la capital
Viviana Cohen
Entre plantas, luces suaves y comida casera, este rincón le ofrece a los capitalinos una experiencia que se queda en el alma.
pizzas

La pizza como nunca se había probado…

 

Hablemos de la humilde pizza; ese manjar que nació en Italia y que por su sencillez ha conquistado todos los países del mundo. Sus orígenes se ubican en Nápoles en 1889 y su inventor fue un Raffaelle Esposito que para hacer su creación se inspiró en los colores de la bandera de su país. El resto de la historia lo conocemos todos.

Ahora hablemos Pizzas Félix; un rincón casero, cálido y encantador, ubicado en la Colonia Roma, que desde hace 20 días le ofrece a los capitalinos la posibilidad de probar de una manera únicas las delicias más emblemáticas del mediterráneo, como nunca lo han hecho.

pizzas

Este novedoso rincón culinario fue la idea de la exitosísima chef mexicana Adriana Lerma; mejor conocida como Miwi. Según sus propias palabras el proyecto nació hace algunos años cuando viajó al sur de Italia exclusivamente para aprender a cocinar como se debía las Pizzas Napolitanas. 

Ahí al otro lado del mundo, entre los consejos de los expertos, la harina de trigo y la masa nació la esencia de las  Pizzas Félix. Luego apareció el lugar; una terraza por demás agradable protagonizada por cuantiosas plantas, cómodas mesas de madera, luces suaves, una barra a la vez sencilla y elegante, un estupendo horno de leña y por supuesto la mejor comida del barrio.

pizzas

El sofisticado menú del restaurante fue creado a varias manos. Y para prepararlo se buscaron diversos proyectos locales que son amables con los campesinos y están construidos a través  de la  sustentabilidad. Un ejemplo loable  de lo anterior es el colectivo de las Chinampas de Xochimilco, Yolcan: que ofrece canastas de verduras orgánicas a domicilio, y lleva a este lugar hasta las hojas de albahaca.

Por otro lado, aunque en este establecimiento cada comida que se ofrece en el menú enamora a  cualquier paladar; es recomendable empezar la experiencia con una Ensalada de Farro. Esta poética colección de chícharos, alubias, labneh, sarraceno y queso griego (hecho en casa), es una opción fresca y nutritiva para abrir el apetito. 

pizzas

Para continuar esta suculenta aventura no hay que irse sin probar las Sardinas Portuguesas; dos piezas frescas (traídas directo de las playas mexicanas) que se hacen acompañar de un jugoso limón amarillo asado y de una suave salsa.

pizzas

Después vale la pena saborear alguna de las pastas frescas que se ofrecen en la carta. En particular esa obra de arte hecha con un ragú de cola de res. Este platillo es simplemente perfecto; cada bocado lleva a los comensales a una fonda perdida de Roma.

pizzas

Y para terminar o para empezar (depende de dónde se mire) evidentemente uno no puede ir Pizzas Félix sin probar la especialidad de la casa. Aquí las pizzas están hechas con una masa que tiene 80% de hidratación; una innovadora técnica lograda gracias a la fermentación que le da al plato un sabor y una textura distinta, única en la capital mexicana. Cierta ligereza deliciosa, que contrasta con  orillas crocantes.

Todas las pizzas de Félix son soberbias, pero vale sobre todo la pena probar la Fontana; hecha con una base de salsa blanca, papa e hinojo. También hay que atestiguar la Napolitana y la Margarita dos de las más pedidas.

pizza

En conclusión, este lugar lo tiene todo: alimentos apoteóticos, un ambiente tranquilo y mucha pero mucha atmósfera casera.

Pizzas Félix

¿Dónde? Álvaro Obregón 64, Roma Norte

Teléfono para reservas: 5160 1791

 

Refugios cálidos y dulces para la lluvia
Mariana Gaxiola
Panaderías y cafés ideales para escaparse por un momento del frío y disfrutar de un deleite gastronómico.
invierno

Lugares alrededor de la ciudad para refugiarse de la lluvia y gozar de un delicioso placer culinario.

 

Es oficial, la temporada de lluvias ha dado inicio. Es esa temporada en la ciudad, que cuando la precipitación es regla, lo único que se antoja es ingresar a un cálido establecimiento, aventar el paraguas y ordenar una rica bebida caliente con un postre para acompañar.

Lo cierto es, que aunque la ciudad se torna especialmente bella durante las lluvias, en ocasiones puede ser es tan intensa que resulta necesario refugiarse en un lugar. Y qué mejor que un rincón gastronómico para sucumbir ante el deseo y además, entrar en calor.

Alrededor de esta ciudad existe un sinnúmero de cafeterías y panaderías, que desde que pones un pie dentro quedas embelesado con el aroma y sientes una calidez reconfortante. De inmediato el ambiente te invita a sentarte y ordenar algo, para olvidarse un rato melancólico y disfrutar al máximo ese momento. Aquí algunos de los refugios dulces más agradables en la CDMX para la lluvia:

 

Panadería Rosetta

*Juárez

invierno

Si bien el restaurante de la chef Elena Reygadas es uno de los favoritos de la ciudad, su panadería también ha dado mucho de qué hablar en los últimos años. Es un pequeño pero bonito local en una de las zonas más pintorescas de la Juárez. Aquí la especialidad es el pan, el cual hornean todos los días. Recomendamos pedir uno dulce, como los bollos de romero, y acompañarlo de un capuccino. Es glorioso.

Dirección: Havre 73, col. Juárez.

Teléfono: 5207 7065.

Facebook

 

Café Budapest

*Polancoinvierno

Se trata de un auténtico rincón extraído de Hungría, que ofrece cafés, tés, postres y unos cuantos desayunos. Lo cierto es que se encuentra un poco escondido, hay que entrar por el restaurante Common People. Pero una vez que se arribe, degustar una taza de café se vuelve una experiencia maravillosa, por la vista y la decoración tan pintoresca del lugar.

Dirección: Emilio Castelar 149, col. Polanco.

Teléfono: 5280 5950.

Facebook

 

Pan de Nube

*Del Valle

invierno

La inspiración de este lugar radica en el cuento coreano “Pan de Nube”. Aquí se esmeran por hornear panes esponjosos de manera artesanal, que se disfrutan mejor con un delicioso café. Recomendamos ir temprano, para ser seducido por el genial aroma a recién horneado y a un rico capuccino.

Dirección: Diagonal de San Antonio 922, col. Del Valle.

Teléfono: 4763 5399.

Facebook

 

Churrería El Moro

*Cuauhtémocinvierno

No se trata de un restaurante, aquí te formas, pides tu churro y te sientas en una de sus mesas. Lo mejor, es que cuentan con una estación abierta, donde puedes ver todo el proceso del churrero, desde la elaboración de la masa hasta cuando los llenan de azúcar.

Dirección: Río Lerma 165, col. Cuauhtémoc.

Teléfono: 7313 3797.

Página web

 

Freims

*Condesainvierno

Se trata de una cafetería de especialidad, que cuenta ya con varias sucursales alrededor de la ciudad. Conviene visitarlos en la Condesa, en un amplio y hermoso local donde converge el arte, la literatura, y desde luego, el café. Cuentan con ocho métodos de extracción, lo cual la hace una cafetería especial y distinta a cualquier otra.

Dirección: Ámsterdam 62, col. Condesa.                                  

Teléfono: 9130 8449.

Página web

 

Pod KFE

*Juárezinvierno

Un sitio que es muchas cosas a la vez: un lugar tranquilo, propicio para ir trabajar en el día; un café en el que cualquiera se puede sentar a leer una novela y disfrutar de la literatura y un restaurante que mezcla la elegancia parisina, con la diversidad de sabores que hay en México.

Dirección: Marsella 81, col. Juárez.

Teléfono: 9155 2822.

Facebook

Mesa B, la experiencia gastronómica más irreverente y sofisticada de la ciudad
MXCity
El reconocido chef Jair Téllez ofrece cenas mensuales, experiencias íntimas y fuera de lo común con la mejor comida de la ciudad, Mesa B.

Te presentamos Mesa B, del chef Jair Téllez…

 

Hasta el chef más diestro sabe que al tener un restaurante (o cinco, como es el caso de Jair Téllez) la cercanía con la comida y su preparación se vuelve cada vez más esporádica y complicada. Es imposible hacer todo uno solo, es imposible estar en todos lados al mismo tiempo y es por esta razón —por un honesto gusto por estar en la cocina, por preparar la comida con sus propias manos y escoger su materia prima él mismo— que este chef ensenadense desarrolló Mesa B, un proyecto que no se parece a ninguno otro.

Téllez es uno de los chefs más reconocidos de Ensenada y del país —dueño de restaurantes de la talla de Merotoro y Amaya en la Ciudad de México, Laja en su natal Baja California, y Zorro Plateado en Playa del Carmen, además de Fayuca en Vancouver, Canadá—, y Mesa B es uno de sus más recientes experimentos.

Mesa B nace es un espacio de exploración que rompe con muchas de las cosas establecidas en torno a lo que debería ser la alta cocina (lo cual es, francamente, un alivio). La intención al crear este proyecto, de acuerdo a lo que explican Jair y Milena Pezzi —socia creativa y esposa del chef—, no busca la perfección de ninguna forma, a excepción sólo de todo aquello que se consume: las bebidas y la comida no podrían ser de mayor calidad.

Las cenas de Mesa B reúnen amigos y desconocidos en una mesa de 20 personas una vez al mes en un espacio que, por cierto, no se encuentra dentro de un restaurante; se trata de un lugar improvisado que da la sensación de una bodega, pero al mismo tiempo genera la intimidad que sólo puede lograrse en el comedor de un amigo (excepto porque tienes a uno de los mejores chefs de México cocinando para ti).

Los platillos que se preparan en las cenas de Mesa B están hechos, siempre, con productos que Jair escoge personalmente. Por esto el menú es sorpresa: se hace con los mejores productos que el chef recibe en las horas previas a la cena. Normalmente, él visita el Mercado de Ozumba (uno de los más grandes, antiguos e importantes del Valle de México) o algún otro mercado a las afueras de la ciudad. También recibe productos de su restaurante Laja en el Valle de Guadalupe, que cuenta con su propio huerto, además de recibir productos de la región de la más alta calidad. También se reciben pescados y mariscos de Baja California, Oaxaca y Veracruz.

Mesa B es una experiencia extraña en el mejor sentido de la palabra. No necesita de ninguna clase de opulencia para ser profundamente sofisticada, es lo que sus creadores llaman un “hackeo a la alta gastronomía”. Además, hay que notar que su selección de vinos y otras bebidas para maridar la cena son más que perfectas.

Mesa B no es un restaurante y no es un pop up. Es un espacio que valora la irreverencia, la espontaneidad y el riesgo, además de la calidad y gusto más genuino por la comida, una experiencia que ningún verdadero amante de la gastronomía puede perderse…

 

Para hacer una reservación en Mesa B, escribe a mesabmex@gmail.com