Sobre la historia de la Farmacia París, un clásico citadino
Mariana Gaxiola
Todavía hay gente en la ciudad que le sigue llamando “botica”, pues la Farmacia París siempre será un clásico del Centro Histórico.
farmacia paris

Un local que abastece de fármacos a los capitalinos desde 1944.

. . .

Durante la década de los 40, en la Ciudad de México, la gente solía acudir a los boticarios cuando se sentía mal o padecía de algún tipo de enfermedad. Ahora, a estas personas se les conoce como "farmacéuticos", y pese a que las recetas médicas han cambiado bastante desde aquellos días, siempre queda un pedazo de nostalgia en las farmacias clásicas, sobre todo, en las del Centro Histórico.

Tal es el caso de la Farmacia París, un establecimiento que se ubica en lo que fuera un noviciado para monjes agustinos de la Nueva España. El lugar abre sus puertas el 28 de febrero de 1944, con la misión de atender a los vecinos que buscaban curar sus males.

Se trata de una empresa que fue fundada por el químico farmacéutico Ignacio Merino Martínez, quien rentó el local que se encontraba disponible en la esquina donde se juntan las calles de 5 de febrero y República de El Salvador. Cabe mencionar, que esta botica comenzó sus jornadas con solamente cinco empleados, y actualmente son más de 600 los que atienden día con día a los más de 20 mil de capitalinos los 365 días del año.

farmacia paris

Aquellos que solían visitar asiduamente la botica podrán dar fe de que era de esos lugares que olían a medicina. Esto se debía al hecho de que muchos de los productos los realizaban ahí, usando como base flores y especias que fungían, más bien, como remedios caseros que auténticos medicamentos.

Jarabes y ungüentos se vendían para sanar heridas, desvanecer verrugas o disipar el dolor. Cabe mencionar, que pese a que las boticas son casi coetáneas al inicio de la Nueva España, no se tiene registro de la venta de antibióticos, pues todavía no existían leyes sobre salud pública.

Para cuando los antibióticos se introdujeron en la vida cotidiana de la CDMX, la Farmacia París fue uno de los principales lugares que los abastecía. Es importante mencionar, que en 1950, una gran parte del Centro Histórico quedó más de un metro bajo las aguas de una terrible inundación. No obstante, Don Ignacio Merino Martínez se dio a la tarea de erigir de nuevo la farmacia, pues no podía concebir ni un día sin atender a sus clientes.

farmacia paris

La Farmacia París se constituye como el primer mostrador de América Latina, y aunque sí se ha sometido a diversos cambios (como el crecimiento del local), se jacta de ser un lugar que mantiene incólume la tradición. Además de los muchos fármacos que diariamente administra, sigue elaborando más de 100 remedios al estilo de los boticarios.

Mediante la clientela proliferaba y el establecimiento crecía, se tuvo que implementar un nuevo sistema para movilizar las medicinas. Ahora, cuentan con una especie de motor que mueve un carrusel, baja por unos toboganes y desliza los productos que provienen de su bodega. Una persona los recibe y se encarga de colocarlos en las diferentes bandejas, que son los pedidos de las personas que ingresan al lugar.

La Farmacia París ha sido un importante testigo no solo de la noción de salud que tanto ha cambiado a lo largo de las décadas en la ciudad, sino que también es un punto citadino que forma parte de la cotidianeidad de los habitantes de la CDMX, que todos los días buscan un alivio que además de hacerlos sentir mejor, les dé esa confianza que dan los muros, olores y personal que comprende la farmacia.

farmacia paris

Farmacia de Paris

Dirección: República del Salvador 95-97, Centro Histórico, Centro.

Teléfono: 01 55 5709 5000

Horario: 8 am – 11 pm

El Monumento a la Patria, símbolo nacional e ícono de Mérida
MXCity
El Monumento a la Patria hace alusión a la cultura maya y nos hace testigos de un recuento histórico de México.

Este monumento es una de las construcciones más icónicas del neoindigenismo mexicano.

 

. . .

 

Una foto es suficiente para ver lo imponente de este monumento:

 

 

¿Qué te pareció?

Genial, ¿no? El monumento a la patria fue inaugurado en abril de 1956 bajo el mando del escultor colombiano Rómulo Rozo, y ha formado parte de Mérida desde hace más de 60 años, y a través del tiempo su presencia ha sido una pieza fundamental de la cultura.

Sin duda es el foco de turismo y el paso de diario para muchos yucatecos, este monumento reúne cada día a cientos de personas quienes le dan vida al ajetreo perpetuo que caracteriza a esta importante glorieta.

 

 

 

Existen más de 300 figuras talladas a mano, las cuales representan la historia de México desde la fundación de Tenochtitlán, hasta mediados del siglo XX. Igual puedes encontrar, en las fachadas del monumento, figuras que hacen alusión a la cultura maya, como un Chacmool, un árbol de ceiba custodiado por  mariposas, jaguares y el escudo de la ciudad.

Este monolito es una parada obligatoria para los turistas y un tesoro invaluable para los Meridanos. Es aquí en donde tenemos la dicha de admirar esta gran obra y ser testigos del recuento de la historia de México, así como de la destreza de quienes dieron vida a esta pieza.

 

 

Para muchos yucatecos representa más que una maravilla arquitectónica.  Este lugar fue concebido y realizado por el escultor colombiano avecindado en Yucatán, donde también participaron los arquitectos Manuel y Max Amábilis y el maestro de obras Víctor Nazario Ojeda.
Se dice que la obra tuvo su origen en un concurso convocado por la Universidad de Yucatán, para la realización de un monumento que se dedicaría a la bandera, proyecto que en manos de Rozo evolucionó hasta lo que ahora conocemos.

 


El monumento es un ejemplo de la arquitectura neoindigenista o neomaya (como parte del movimiento nacionalista), consiste en un hemiciclo central con dos rampas, una escalera y una fuente, con un diámetro externo total de 40 metros.

En la fachada del monumento que da al norte, en la parte cóncava inferior, hay un espejo de agua con un pretil en piedra que reproduce al lago de Texcoco, en el cual se reproduce al águila luchando contra la serpiente, sobre un nopal, símbolo de la fundación de Tenochtitlán, el origen de la cultura mexica. También muestra los escudos actuales de los 31 Estados de la República, incluyendo la CDMX.

 

 


Por las paredes superiores de la mole de piedra desfilan los cuerpos y rostros de un buen número de personajes claves en la historia, política, literatura y arte de México e incluso de América.

Visto desde la parte frontal, de derecha a izquierda se ubican, en la primera sección, los principales personajes de la Colonia, en la central, la representación de la Patria en una figura femenina mestiza, ataviada con vestimentas de tendencia prehispánica maya y en cuyo interior arde permanentemente la lámpara cóncava.

 

 

Hacia la izquierda se ubican personajes de la Reforma, la Revolución y el México contemporáneo, de manera tal que un recorrido por este monumento es un viaje a través de la historia de México y además un recorrido fisionómico por los rostros de los hombres y mujeres que escribieron con su vida la historia de nuestro país.
Además, hay cuatro columnas con pebeteros que flanquean la escalera central cuyas rampas representan las cuatro divinidades mayas que desde el cielo fecundan la tierra. En la parte cóncava del monumento hay una representación de la ceiba sagrada de los mayas "el árbol del linaje de los Itzá? la tribu más culta del continente indoamericano?"

 

 

Monumento a la patria

Dónde: Monumento a la Patria, Paseo Montejo 438, Centro, Mérida, Yucatán.

Cuando: 367 días al año

Entrada libre

Foto destacada: @borderlesscouple

Secretos de Chiapas, lugares ecoturísticos para hacer espeleología
MXCity
Chiapas es uno de los lugares con más sitios espelelógicos y otros con magníficas formaciones subterráneas.

Recorre estos sitios fascinantes y poco explorados en Chiapas.

 

. . .

 

El grupo chiapaneco "Jaguar" ha sido precursor de la explotación bajo sistemas kársticos, ya que Chiapas tiene una gran abundancia en cuevas. El relieve kárstico se debe a una erosión del agua en las piedras calizas, que se originaron por el arrastre o acumulación de materiales solubles y desintegrados, como los que están constituidos por carbonatos.

Suele ser común encontrarse fenómenos como en Chiapas, ya que cuenta con relieves sólidos y aquí te decimos uno de los más populares

 

 

La espeleología es la ciencia que estudia la forma de las rocas y de las cavidades naturales, por decirlo de un modo burdo. Estas formas se investigan, mapean y se catalogan todo tipo de descubrimientos.

En Chiapas, menos del 25 por ciento de las cuevas han sido descubiertas y documentadas¸ haciendo de esta actividad de gran importancia de los sistemas kársticos de Chiapas, ya que por la cantidad de agua que conducen, dan vida a diversos ecosistemas.

 

 

Es por esa diversidad geografía, Chiapas mantiene decenas de cavernas y cuevas en varias regiones del estado, de las cuales la gran mayoría no han sido estudiadas ni documentadas. El Grupo "Jaguar" se ha especializado en realizar un proceso de documentación en la zona de San Fernando, en la que inclusive en trabajos de campo, han pasado más de 3 días internados en una caverna.

Esta falta de investigación, representa un vacío importante ya que no se puede entender la relación entre las comunidades y sus sistemas de agua.

 

 

"Hay muchas regiones y han sido poco estudiadas. Si se han hecho diagnósticos, de forma aproximada, existe un 25 por ciento de estudios respecto a los sistemas kársticos" dice.

Según especialistas, las zonas donde más abundan las cuevas y cavernas son en San Fernando, Selva Negra, el Cañón la Venta y la Selva Lacandona, en específico en la zona de Najá y Metzabok.

 

 

En su experiencia, Franco comentó que al entrar a las profundidades de la tierra, se requiere un amplio sentido de respeto a la naturaleza, compromiso y disciplina.  Recuerda que la espeleología requiere de un acompañamiento y conocimiento amplio, ya que existen algunas zonas en la cual se puede desarrollar de forma más abierta como sucede en las grutas de Rancho Nuevo.

Aunque existen muchos sitios, aquí te recomendamos algunos de los más explorados.

 

El aguacero

 

 

El Estado cuenta con algunas de las grutas más profundas del país. Incluso, la cascada El Chorreadero es una caída de agua que surge de las montañas, se localiza a media hora de Tuxtla Gutiérrez y a 10 minutos de Chiapa de Corzo.

Este lugar presenta un escenario único ya que se puede recorrer una cueva por donde fluye el río. Durante la época de secas, es posible realizar un emocionante recorrido a lo largo de la caverna por donde transita el río, pues su cauce es muy leve. Dentro de la cueva, es posible encontrar pequeñas cascadas y pozas de gran belleza y el río El Escopetazo.

 

Grutas de Teopisca

 

 

Es altamente recomendable que la visita se realice con un guía especializado. Otro sitio asombroso son las Grutas de Teopisca; están ubicadas a un kilómetro de la población del mismo nombre, ofrecen formaciones calcáreas esculpidas por el tiempo que los lugareños han bautizado con ingeniosos nombres.

Recuerda que es recomendable ir acompañado de un guía de la localidad.

 

Grutas San Cristóbal o de Rancho Nuevo

 

 

Se localizan a 10 kilómetros de la ciudad de San Cristóbal de Las Casas dentro de un hermoso bosque de coníferas. Se recorre un andador iluminado que permite apreciar un kilómetro de caprichosas figuras formadas por estalagmitas y estalactitas.

 

Reserva el Ocote

 

 

En su interior alberga uno de los sistemas cavernarios más importantes del país. Su límite es el río La Venta, donde se pueden efectuar diversas actividades de turismo de aventura.

 

Cavernas Guaymas

 

 

Son las más recomendables, ya que hay varias cavernas con increíbles formaciones y galerías llenas de caprichosas figuras.

Ahora que estás enterado y con un interés despierto por la espeleología en Chiapas, conocer estas aventuras en la oscuridad, con mucha humedad y ver grandes formaciones geológicas, te dejamos con unos expertos en el tema.

Foto destacada National Geographic en español

Bisontes llegan a Coahuila: la importancia de su conservación (FOTOS)
MXCity
Los primeros esfuerzos por reintroducir al bisonte a Coahuila, Sonora y Chihuahua servirían para restaurar el ecosistema de los pastizales.

Los bisontes o búfalos son animales que ayudarán a restauran nuestro ecosistema.

 

. . .

 

El bisonte americano, también conocido como búfalo, es el mamífero terrestre más grande del continente. Esta especie tiene un cuerpo robusto con una cabeza grande, cuello corto y joroba pronunciada.

Ambos sexos tienen cuernos cortos y negros que se curvan hacia arriba y hacia adentro. El tamaño promedio es de 3 a 4 metros de largo, 1,60 metros de altura y peso entre 300 y 950 kilogramos. Los machos son más grandes que las hembras y tienen cuernos más gruesos y largos; también tienen una joroba más pronunciada y un pelaje frontal más largo.

 

 

La importancia ecológica del bisonte es grande, ya que mantienen la altura de los pastizales en un nivel adecuado al alimentarse, lo que evita la propagación de incendios forestales y promueve la diversidad de plantas, beneficiando a otras especies como berrendos y aves de pastizal.

A diferencia del ganado doméstico, el pisoteo del bisonte permite airear el suelo, reduciendo la compactación y erosión de este último. El bisonte se encuentra dentro de la lista de especies en peligro de extinción en México. Algunas de las amenazas de recuperación que enfrenta son la pérdida de hábitat, debido a la expansión de los desarrollos agrícolas y el sobrepastoreo de ganado.

 

 

Solo hay una manada de bisontes en México que se considera genéticamente pura, que se encuentra en Rancho El Uno (Janos, Chihuahua). Este hato es administrado por el Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza.

Este mamífero estuvo presente en las planicies de Canadá, Estados Unidos y México en los estados de Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Durango, sin embargo, fue extirpado en la segunda mitad del siglo XIX. Actualmente, es una especie que se encuentra en peligro de extinción en México.

Aquí te dejamos unas fotografías de este animal de pelaje increíble, con el fin de ayudar a su concientizarnos sobre la importancia de su conservación.

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto destacada Informe Confidencial

Castillo de Teayo, el monumento a la pluralidad ancestral de Veracruz
MXCity
El castillo es una pirámide fascinante que se destaca por su historia y una ciudad viva en una zona poco visitada de Veracruz.

Esta pirámide tiene la influencia Tolteca y representa a la cultura Huasteca y Mexica.

 

. . .

 

 

La zona arqueológica del Castillo de Teayo en Veracruz, es uno de los sitios más importantes de la Costa del Golfo debido a la pluralidad cultural que se refleja en sus restos materiales.

Este sitio recibe su nombre por la presencia de una estructura o basamento piramidal formado por tres cuerpos que rematan en una plataforma superior sobre la que se construyó un templo.

 

 

Esta localidad es considerada como una de los más antiguos centros de las dos culturas tolteca-aztecas, a mediados del siglo XII y XV de nuestra era. Durante el siglo XV, los aztecas conquistaron la huasteca veracruzana, realizándose así un intercambio religioso, el cual debe comprobarse por la existencia de la pirámide y de varias esculturas de piedra que tienen un significado común para la historia.

La población de Castillo de Teayo fue fundada en junio de 1870 por varias familias (Canovas, García, Urrutia y Barra), descendientes de españoles que habitaban en la villa de Tihuatlán.

 

 

Estos habitantes llegaron en busca de nuevas tierras a Zapotitlán. Al realizar las talas para la construcción de sus casas y preparar los terrenos para la siembra y la cría de ganado, descubrieron la cúspide de la pirámide en un cerro, por ello le pusieron el nombre de Castillo.

Aquí se desarrolla una fauna compuesta por poblaciones de conejos, armadillos, mapaches, comadrejas, zorras y ardilla. Sin duda es un increíble sitio para tomarse fotos, pasear por la ciudad y vivir esta zona poco visitada de Veracruz.

 

 

La pirámide del Castillo de Teayo es una construcción prehispánica en realidad de origen tolteca, y sus características arquitectónicas y estilísticas revelan están en un parque público del poblado actual, rodeado por treinta esculturas monolíticas de gran importancia documental y por sus cualidades plásticas.

Aunque al parecer el origen de este basamento se da en el Preclásico Temprano, su estilo arquitectónico recuerda tradiciones culturales Huastecas y Mexicas. Por otro lado, la escultura tiene fuertes influencias Mayas y Toltecas.

 

 

El náhuatl Teayok, Te-ayo-k significa “Tortuga sobre piedra”. Recibe su nombre actual porque se encuentra en el municipio un templo o castillo arqueológico, único vestigio de una gran ciudad indígena, mezcla de las culturas olmeca y huasteca que antiguamente se llamó Tzapotlan.

Asimismo, el municipio cuenta con un museo que presentan las piezas arqueológicas que fueron encontradas en el sitio. Esta antigua ciudad huasteca que se estima estuvo habitado del año 900 hasta 1521 d.C.

 

 

El único vestigio que se conserva se ubica en el centro del poblado y se le conoce como El Castillo. La mayor parte de su estructura se ha preservado y cuenta con una altura de 11.3 m, se destaca su escalinata y el templo ubicado en su parte superior.

El exhibe piezas prehispánicas del norte de Veracruz como esculturas de roca renisca de deidades mexicas como Tláloc (Dios de la lluvia), Xipe Tótec (Nuestro señor el desollado) y Macuilxóchitl (Diosa de las flores). Es un edificio de piedra de cantera amarilla, la misma que se utilizó para edificación de la pirámide principal del sitio.

 

 

Los orígenes de la pirámide se remontan a 1100 y 1200 años de antigüedad, y actualmente se encuentra una pequeña sala de exhibición, en donde también se aprecian restos totonacas y huastecos, con presencia e influencia azteca-tolteca.

Las primeras noticias de los vestigios arqueológicos de Castillo de Teayo se deben a la tesonera voluntad del arqueólogo alemán Edward Seler, que visitó el sitio en el año de 1902. Hizo un estudio completo de acuerdo a los acontecimientos de su época y en su primera descripción llegó a la conclusión de que debió haber sido una colonia militar azteca, teoría sostenida por el arqueólogo americano Fewkes. Su primera descripción fue hecha por José García Pavón en 1944, quién reconoció que dicho centro arqueológico fue eregido y habitado por los toltecas.

Así que como te podrás dar cuenta, esta pirámide es un sitio fascinante y lleno de historia.

 

 

Castillo de Teayo

Dónde: Plaza de la Pirámide s/n, Centro, Castillo de Teayo, Ver.

Cuándo: Martes a domingo de 9:00 a 17:00 hrs.

 

 

Foto destacada Jorge Díaz Henry

x