Arte y Cultura
El mural que evoca piedad en las paredes de la prisión de Lecumberri
MXCity
Un artista que hizo un mural en las paredes del Palacio Negro de Lecumberri.

El artista que plasmó el dolor del encierro emulando la Piedad de Miguel Ángel.

 

Manuel Rodríguez Lozano fue descrito por Octavio Paz como “Un excelente dibujante, un artista incorruptible y un hombre de rara y caústica inteligencia”. Rodriguez Lozano nació en la ciudad de México en 1897. Dedicó su vida artística a crear un arte diverso, en una época en la que la ideología revolucionaria, la representación de la lucha de clases y la exaltación de las costumbres del pueblo estaba en voga.

La obra de Rodriguez Lozano es difícil de clasificar en una escuela o con un término. Dentro de su abanico de propuestas, abarcó diversos estilos y temas que van del muralismo al fauvismo, pasando por la pintura dramática, pero casi siempre con una estética centrada en el dolor, la miseria y la desolación. Su obra está repleta de alusiones metafísicas , haciéndolo uno de los grandes maestros mexicanos del siglo XXI.

Asimismo, Rodríguez Lozano se distinguió por su habilidad para el dibujo, y por su estilo cercano a las líneas fuertes, libres y populares. Sus visiones evocan nostalgia, tristeza y la vida taciturna en ambientes que carecen de elementos decorativos o pintorescos, haciendo de esto el principio de originalidad de su pintura.

Uno de los sucesos más dramáticos en la vida del artista, que no tuvo nada que ver con afirmarse abiertamente en su homosexualidad, es el de su encarcelamiento. En 1940, el entonces director del Colegio de San Nicolás en Morelia, Gustavo Baz, celebraba los 400 años de vida de la institución. De ahí, que Baz pediera prestado a Rodríguez Lozano, en aquel entonces director de la Escuela Nacional de Bellas Artes, una serie de grabados antiguos.

Rodríguez Lozano aceptó prestar los grabados a Baz, entre los que se encontraba un Durero del siglo XVI y de Guido Reni, un famoso pintor del siglo XVII. Las personas a su cargo llevaron los grabados a su oficina. Rodríguez guardó el lote en su cajón y se fue de su oficina olvidando resguardar con llave los grabados.

Por la tarde los grabados son extraidos del cajón. Aunque no se saben muy bien los detalles de la historia del robo, parece ser que un trabajador de la escuela, al parecer enviado por Manuel Moreno Sánchez, sucesor al puesto de Rodriguez Lozano, mandó sustraer los grabados a un trabajador apodado “El pagano”. Como sea, Rodriguez Lozano asume la culpa por el robo, y sin muchas averiguaciones el Estado lo lleva preso a Lecumberri en 1941.

Estando en el panóptico mexicano inaugurado por Porfirio Díaz en 1900, a Lozano se le permite pintar un mural en el pasillo de las visitas. “El contacto con ese mundo descarnado –narra el artísta- en el que se vive realmente más allá del bien y del mal, me llevó a adentrarme en la pasión que ha sido la idea central de mi vida: el conocimiento de mi pueblo hasta el máximo extremo”.

El resultado de esta experiencia fue la La piedad en el desierto, inspirado en La Piedad de Miguel Ángel, plasmada en colores fríos y opacos. Sin tonos vivos ni brillantez. La composición del mural es triangular: una María indígena de pómulos prominentes, símbolo del sistema capitalista, con actitud protectora; mientras que el hijo, autorretrato del pintor languideciendo en un desierto, se halla con los brazos abiertos y la cara reclinada. La figura estilizada nace de una profunda reflexión espiritual inspirada por el cautiverio; la obra es una alegoría acerca de la injusticia social, sobre todo del pueblo mexicano, su miseria y su sufrimiento.

Aunque su encierro sólo duró 4 meses el mural se volvió un hito. Los presos lo frecuentaban como objeto religioso y le colocaban veladoras, pues para ellos la virgen era lo más cercano que tenían. En 1967 el mural fue desprendido de Lecumberri y pasó a ser parte de la colección permanente del Palacio de Bellas Artes.

El mural La piedad en el desierto muestra otra cara del muralismo mexicano, y que ahora puede ser visto en donde fue pintado. Aunque ya no es una prisión, sino el Archivo General de la Nación, el mural continúa evocando melancolía con pocos tonos vivos.

Una mágica colección de GIFs surrealistas de Leonora Carrington
Viviana Cohen
14 asombrosas postales para ver en movimiento la obra de la pintora inglesa más querida de México.
Leonora

“Yo no inventé el mundo que pinto, él me inventó a mí” Leonora Carrington

 

No todos somos iguales, algunos cuantos nacen con poderes extraordinarios. Dones inadvertidos que se hilvanan con los años, y que pueden transformar la forma en la que las personas perciben el mundo. Esos seres que, sin saber por qué, trastocan lo ordinario y lo convierten extraordinario

Tal es el caso de Leonora Carrington y todas las vidas que tuvo. Leonora, la niña aristócrata que nació al norte de Inglaterra que nunca encajó. Leonora, la joven surrealista que se enamoró de Max Ernst y terminó en un psiquiátrico escapando de sí misma. Leonora, la extranjera que un día del siglo XX llegó con sus maletas a la CDMX y nunca se volvió a ir porque aquí pudo expresar sus fantasías sin que nadie le pusiera un límite.

La vida se pasó más rápido que un chasquido de dedos, pero Carrington logró lo que pocos; ser una artista completa. Una escultora, escritora y pintora que dejó para la eternidad una colección de creaturas míticas que se refugian en sus lienzos: aves, cerdos, caballos, vacas, patos, gansos, mandriles y humanos alargados tan ligeros que pueden flotar entre los aires y que fueron parte de los primeros años de su vida.

leonora

Leonora tuvo la facultad de expresar con sus propias manos el universo onírico que aparecía frente a ella siempre que cerraba los ojos. Su imaginación siempre estuvo desenfrenada. Volaba con la intensidad de un águila que no se detuvo jamás a oler las margaritas. No se paró ni siquiera en 2011 cuando la muerte se llevó el cuerpo rebelde de Carrington.

Afortunadamente, su fallecimiento fue solo físico, porque el espíritu surrealista Leonora Carrington es simplemente inmortal. Deambula en las calles de la CMDX, es la obsesión de los que saben de arte, es el homenaje que está presentando el Museo de Arte Moderno y es el protagonista de un grupo de GIF hechos por la iniciativa Maizz Visual.

Se trata de 14 animaciones digitales que, a través de un trabajo muy minucioso, dan una vida inédita a algunos de los dibujos más emblemáticos de la obra de Carrington. Estos cuadros tienden un magnífico puente entre la forma en la apreciamos el arte y la tecnología.

leonora

Hay que destacar que estas postales con movimiento fueron parte del homenaje nacional que se le rindió a Leonora a propósito del primer centenario de su nacimiento en el 2017. Sin embargo, el proyecto comenzó a gestarse desde el 2013 y cada tanto se agregan más GIF para el placer de los entusiastas del arte.

Y como una imagen habla más de mil palabras aquí les presentamos esta magnífica colección de las obras de arte que hizo un ser humano que claramente tenía súper poderes.leonora

Frida Kahlo y Diego Rivera inmortalizan su historia en una exposición en Brasil
MXCity
Momentos en la vida de los pintores mexicanos Frida Kahlo y Diego Rivera, inmortalizados en una serie de 60 fotografías compiladas en una exposición en Sao Paulo, Brasil.

La fotografía como forma sublime de contar la historia.

 

La relación Frida Kahlo y Diego Rivera comenzó cuando Kahlo conoció a Diego cuando se encontraba pintando el auditorio de la preparatoria en la que ella estudiaba. Se acercó a él y l e pidió consejos y tutorías sobre pintura, a quien admiraba como artista, y reconocía su talento. Rivera, impulsó a Kahlo a seguir la pintura tradicional mexicana y más tarde iniciaron una relación amorosa.

Se casaron en 1929 pero Rivera ya tenía un historial amoroso con las pintoras rusas Angelina Petrovna y Marevna Vorobe-Stebelska. Fue esposo de la primera y tuvo una hija con la segunda. El matrimonio Frida-Diego fue más que complicado, estuvo lleno de infidelidades por parte de ambos. Una de las infidelidades de diego fue con Tina Moddotti, quien aparece en murales como “La tierra dormida“, “Germinación” y “Los frutos de la tierra“; mientras que Frida se dice que tuvo romances con Chavela Vargas, quien fue uno de los amores de la artista, aunque el romance entre ellas dos nunca fue totalmente público, y se cree que con Leon Trosky.

Ambos mantuvieron una relación amorosa que perduró hasta 1927. Mientras que Kahlo fue una mujer de carácter fuerte, liberal y abiertamente bisexual, acordaron mantener una relación abierta. A pesar de que no podían estar juntos y les constaba mucho trabajo estar separados, existen cartas donde la pintora escribe mucho sobre el amor que sentía por el muralista y la obsesión que llegó a sentir por él. Fue la infidelidad de Diego con la hermana menor de Frida, Cristina, lo que puso fin a su matrimonio.

Algunos fragmentos de la intimidad de la pareja, como la boda de los padres de diego Rivera, la pareja en manifestaciones políticas o, Frida tendida en la cama con la pierna inmovilizada debido a los dolores que sufría por la poliomielitis que contrajo cuando era niña, son escenas de la exposición inédita en BrasilFrida y Diego, Fragmentos“.

El objetivo de la exposición brasileña es rescatar las principales características de dos de los artistas más emblemáticos de la historia de México. Esta es una exposición didáctica donde las fotos muestran el trayecto histórico de Frida y Diego, así como su activismo político en un periodo de cambios constantes en México tanto política como culturalmente.

Algunas de estas fotografías datan del siglo XIX, y pertenecen al acervo personal de las familias de los dos pintores, por lo que pudieran capturar fragmentos de la vida íntima de la pareja así como momentos compartidos con su círculo de amigos más restringido. Aunque la relación entre Frida y Diego no fuera la más serena, debido a que la pareja fue protagonista de un amor complicado y para muchos melodramático, en la exposición es posible ver cómo las cámaras eternizaron la ternura y el afecto cultivaban uno por el otro.

Aunque la relación de estos geniales artísticas mexicanos, fue una relación marcada por dos grandes personalidades, tan singulares como la expresión de su propio arte, estas también se vuelven el resultado de relaciones tempestuosas. En la exposición brasileña también es posible ver varias fotografías que muestran Frida y Diego con sus otros compañeros sentimentales.

No obstante, a pesar de los tonos de todos colores que tuvo este matrimonio, no cabe duda que Frida Kahlo es mayor icono en la historia mexicana, por todo lo que gira en torno a su vida y sufrimiento. Y es que los brasileños tienen una relación especial con la vida de Frida, sus más de 200 autorretratos, y la autobiografía de sufrimiento que se ha construido sobre la figura de Kahlo, al grado de impactar a varias personas, que en momentos de oscuridad tienen la necesidad de expresarse por medio de actividades artísticas.

Para los amantes del arte en Brasil, las manifestaciones callejeras, la construcción de una conciencia política que reflejó la pareja en las fotos, es una pieza clave en la pareja y la exposición. En este momento de transición, y cambios complejos para como los que se viven en Brasil, es necesario pensar y reflejar sobre quienes son las personas que gobiernan y cómo gobiernan. De ahí que la exposición ayude a encontrar reflexiones, mirando hacia la historia de otro país y sus problemas, para reflejar la realidad brasileña.

Piratas en el boulevard, una retrospectiva al movimiento gay de los 80’s
MXCity
Exhibición de fotografías y memorabilia relacionada con las identidades no normativas y homosexuales presentes en la década de 1980 en nuestro país.

Piratas en el boulevard una mirada al otro de nuestro país

 

Piratas en el Bouvelard es la primera retrospectiva de Agustín Martínez Castro (Veracruz, 1950 – Acapulco, 1992) que rescata su búsqueda multidisciplinaria como productor de imágenes piratas; esa práctica de saqueo organizado que consiste en atacar en lugares no sometidos a la jurisdicción de ningún Estado con el propósito de robar su carga.

Agustín Martínez Castro es un artista multifacetico: editor, gestor, crítico y diseñador, que disloca y entrecruza los usos culturales entre la llamada baja y alta cultura. Este personaje oculto en la historia oficial de la fotografía mexicana desde finales de los años 70, inició su trabajo como fotógrafo y activista, como un disidente de la fotografía que durante sus años de producción siempre estuvo comprometido con la lucha por los derechos de la comunidad LGBTTTI.

Participante en los inicios del Frente Homosexual de Acción Revolucionaria (FHAR), el artista milita entre el activismo y un compromiso estético con su comunidad, a través de un vocabulario visual sumamente interesante y expresivo.

Este trabajo, estrechamente ligado a las luchas homosexuales, rompe con el clóset del pasado para presentarnos una forma novedosa de reinterpretar las luchas sociales. Estas fotografías piratean lo purista de nuestra sociedad, lo roban, lo aniquilan, para regresar a los lenguajes y usos de lo cotidiano: las vestidas como homenaje a lo impuro de la existencia, las Xerox intervenidas navegan en el universo del hurto simbólico que reivindican los modos de cohabitar entre el conservadurismo de los ochenta y el aniquilamiento de su época.

Estas imágenes son también, un testimonio afectivo y un gran documento social. Una intromisión vouyerista donde los piratas de una ciudad se vuelven piratas de sí mismos. Esta exposición es un recorrido por las identidades homosexuales, es una trinchera visual de elaboraciones gráficas: carteles, pintas, fotografías amateur, pancartas, disfraces, maquillaje, performances, puestas en escena y otras ges-culaciones desobedientes de jotas, lilos, cuinas, feministas, operadas, campesinos, estudiantes, larailos, trabajadoras sexuales y otras “locas” que reivindican su existencia y reclaman reconocimiento a su diferencia.

 

Exposición Piratas en el bouvelard

¿Dónde? Centro de la Imagen

¿Cuándo? Hasta el 15 de julio de 2018 de martes a domingo , 10:00 – 19:00 hrs.

Entrada libre

Una venta de libros baratísimos de la UNAM
MXCity
¡Los amantes de la lectura que no han recibido su quincena estarán felices con esta Venta Especial de Libros de la UNAM!

Una muy especial venta de libros en la UNAM en donde encontrarás libros desde $10 pesos.

 

Desde el año 2015, la UNAM organiza ventas especiales de libros que ofrecen los precios más accesibles y representan un admirable trabajo por el fomento y difusión de la lectura. Así, estas ventas logran acercar el tan importante hábito de la lectura a todo tipo de público. La próxima venta de este tipo promete libros desde $10 pesos y se llevará a cabo de 22 al 25 de mayo. A diferenecia de otras ediciones, este año esta fascinante vendimia sale de la Ciudad Universitaria para realizarse en la Facultad de Estudios Superiores (FES) de la UNAM en su campus de Acatlán.

Esta Venta Especial de Libros de la UNAM (VELU) es organizada por Difusión Cultural a través de la Dirección de Publicaciones y Fomento Editorial y ofrece, entre otros volúmenes, una gran cantidad de libros editados por la misma universidad, cuya casa editorial representa una de las más importantes del país, y ofrece libros difíciles de encontrar en otros sitios.

La dinámica consiste en vender los libros por su precio más 1 peso, es decir, encontrarás libros desde 10, 20 y 30 pesos, y sólo tendrá que sumarle un peso a su costo para poder adquirirlos.

La feria contará con la participación de reconocidas dependencias editoras de la UNAM, por ejemplo: la Dirección de Literatura, el Instituto de Investigaciones Filosóficas, el Instituto de Investigaciones Estéticas, la Facultad de Artes y Diseño, el Instituto de Investigaciones Jurídicas, el Instituto de Investigaciones Filosóficas, el Centro de Investigaciones sobre América Látina y el Caribe, entre muchos más.

 

Venta especial de libros de la UNAM en la FES Acatlán

Lugar: Facultad de Estudios Superiores (FES) de la UNAM – Acatlán. Avenida Alcanfores y San Juan Totoltepec S/N, Santa Cruz Acatlán, Naucalpan de Juárez, Estado de México.

Fecha: 22 al 25 de mayo de 10:00 a 19:00 horas.

Facebook