Nuestra Vida, Nuestro Diseño, un abanico de diseños experimentales desde China
MXCity
Nuestra Vida, Nuestro Diseño, se presenta en el Museo de la Ciudad de México donde encontrarás tradición, cultura y filosofía relacionada con la gran civilización China.

China también es una súper potencia en arte y moda.

 

China es un Estado soberano de Asia Oriental y el país más poblado del mundo. Es la primera potencia económica mundial por PIB, un Estado unipartidista gobernado por el Partido Comunista, cuya sede gubernamental está en su capital, Pekín. Tiene fronteras con catorce Estados soberanos,​ es el tercer país más extenso del planeta, detrás de Rusia y Canadá.

El paisaje chino es vasto y diverso, desde las estepas y los desiertos del Gobi y Taklamakán hasta los bosques subtropicales en el sur. Cuenta con cordilleras montañosas en el Himalaya, con el sexto lago más largo del mundo, una inmensa costa a lo largo del océano Pacífico,​ y por si esto fuera poco, China es la civilización más antiguas del mundo, que floreció en la fértil cuenca del río Amarillo.

Así que esta es una oportunidad única de apreciar un poco del diseño experimental, la cultura y estilo de vida china, en una exposición llamada: “Nuestra vida, nuestro diseño” donde se muestra el trabajo de 15 diseñadores chinos contemporáneos, del diseño del ramo de confecciones, joyería y muebles. Además se acompaña de una serie de textos que provienen de la tradición filosófica y milenaria de China, que contribuyen a la comprensión entre la relación del pasado y presente.

La exposición reúne 114 piezas sobre diseño chino contemporáneo de la muestra “Beijing ZVCOM Design & Culture Art”, que abarca arquitectura, textiles, joyería, utensilios cotidianos, porcelana y diversos productos creativos. El objetivo de la exhibición es acercar la imagen del pueblo chino con base en el diseño creativo de esta cultura milenaria, y la mezcla de lo tradicional con lo contemporáneo.

Las cuatro secciones del a exposición: “Nacer”, “Crecer”, “Coleccionar” y “Guardar”, exhiben diseños en los que permanece la idea de unidad entre el hombre y la naturaleza adaptada a espacios de la cotidianidad, así como propuestas con una visión del futuro. En la sección Nacer, la obra representa el comienzo de la primavera, la germinación de la vida; se aprecia el pensamiento, el trazo y la comprensión de los diseñadores en el proceso de integración de los seres humanos y la naturaleza.

Crecer habla de la vitalidad y exuberancia del verano, temporada en que prosperan los cultivos y que es momento de aprendizaje. Por su parte, Coleccionar llega la puesta en práctica del conocimiento acumulado y que se representa con el otoño, temporada de maduración y cosecha de los frutos. Finalmente, la sección Guardar se refiere al frío de invierno donde la vida se marchita.

La muestra se presenta como parte de la programación extendida de la Feria Internacional de las Culturas Amigas (FICA) 2018. La edición ha tenido al diseño como eje temático, en el marco de la designación de la Capital Mundial del Diseño CDMX 2018, en la que China y su capital Beijing han participado como país invitado Especial y Ciudad Invitada Especial.

Paralela a esta exposición se llevarán a cabo conferencias, foros, recitales y conciertos con importantes artistas y diseñadores de México y China. Habrá mesas redondas en donde se abarcarán temas diversos como Respeto a la Naturaleza, Espacio en armonía y plataformas efímeras como encuentro cultural y de diálogo como parte de la Semana Cultural y Creativa de Beijing.

Exposición Nuestra Vida, Nuestro Diseño

¿Dónde? Museo de la Ciudad de México. Pino Suárez 30, en el Centro Histórico, CDMX.

¿Cuándo? Hasta el 12 de agosto de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas

¿Cuánto cuesta? $ 30 pesos. Miércoles y espectáculos (cupo limitado) son de entrada libre.

 

La Capilla de Jimmy Ray, un alucinante espacio de colorido arte sacro
MXCity
La delirante residencia suburbana de un artista en San Miguel de Allende parece un sueño arquitectónico febril.

La Capilla de la Galería Jimmy Ray fue fundada en 2012 como un vehículo para presentar el trabajo de Anado McLauchlin junto con artistas selectos con los que Anado se ha unido a nivel visual y, a menudo, emocional.

La Galería está ubicada a 5 kilómetros de San Miguel de Allende en el complejo Casa de Las Ranas en el pequeño pueblo de La Ceieneguita. Esta es una galería amigable para artistas dedicada al “camino menos transitado”. Sus dueños son sin lugar a dudas, dos de los personajes icono de San Miguel. 

 

 

 

Por todas partes podrán ver estructuras-esculturas hechas a base de objetos reciclados, botellas de cristal, pedazos de talavera, etc. que han sido integrados para formar un espacio que es una galería del folclor mexicano visto bajo la óptica de un extranjero…

 

 

 

Anado McLauchlin construyó este oasis creativo, uno de los muchos inmigrantes que encontró su vocación artística en San Miguel de Allende. Llamó al complejo por su padre, James Raymond “Jimmy Ray” McLauchlin.

 

 

El complejo de la capilla incluye La Casa de las Ranas (La casa de las ranas), la casa privada de McLauchlin y su esposo Richard, así como una galería y jardines llenos de obras de arte y suministros. El arte de McLauchlin es en su mayoría medios mixtos, ya que el artista utiliza un enfoque de objetos encontrados para la arquitectura y la escultura.

 

 

 

Los edificios de la casa y las galerías están cubiertos de mosaicos de colores brillantes, la mayoría de los cuales incorporan piezas de espejo. Esta técnica también se extiende a las esculturas de gran formato y enmarcadas.

 

 

 

Anado adoptó su nombre actual después de viajar a la India (significa “silencio” en sánscrito), y su arte utiliza elementos de las culturas de ese país además de los de México y los Estados Unidos. Como tal, puedes encontrar imágenes religiosas hindúes junto a figuras de plástico luchador e imágenes de vaqueros en sus obras.

 

 

 

 

La Capilla de Jimmy Ray

Dirección: Temazcal 3, La Cieneguita, Gto. San Miguel de Allende.

Teléfono: 415 155 8044

Chinicuiles, los exquisitos gusanos rojos de maguey
MXCity
Seguramente los has probado fritos como botana, o los has visto al fondo de una botella de mezcal: se trata de los maravillosos chinicuiles.
chinicuiles

En México se come una gran variedad de insectos, tanto por su buen sabor como por su alto contenido alimenticio; unos de los más conocidos son los chinicuiles.

 

La entomofagia  es una práctica ampliamente extendida en México, herencia de las culturas prehispánicas. La dieta de nuestros antepasados era sumamente variada y nutritiva: incluía una buena cantidad de insectos, los cuales son de las mejores fuentes de proteína que se encuentran en la naturaleza. A lo largo del tiempo, su consumo y preparación fueron evolucionando, y hoy día se les asocia con distintos manjares. Los chinicuiles, por ejemplo, van de la mano con el mezcal, ya que viven en el maguey.

 

chinicuiles

 

Si bien el origen de los chinicuiles se encuentra en el Valle del Mezquital, Hidalgo, se popularizaron rápidamente y ahora se consideran una delicia a lo largo y ancho del país. En Mesoamérica se les tenía en alta estima, ya que se creía que comerlos confería fuerza viril. Los códices cuentan que estos gusanos eran exclusivamente para los señores y gobernantes de los pueblos, ya que se les atribuía propiedades casi mágicas; por ende, solo los más poderosos y sabios podían deleitarse con ellos.

La característica más distintiva de los chinicuiles es su intenso color rojo (a veces son blancos), y anidan en las raíces del maguey. Su proceso de extracción es milenario, y la técnica se pasa de generación en generación: solo los ojos más entrenados los detectan, para después envolverlos en pergaminos hechos con las propias pencas del maguey. Acto seguido, se cuecen a las brasas o en el comal. Cabe destacar que su periodo de recolección es únicamente en los meses de agosto y septiembre.

 

chinicuiles

Imagen de: La Silla Rota Hidalgo

 

chinicuiles

Imagen de: Mezcología

 

En Oaxaca, casa del mezcal, los chinicuiles se utilizan para hacer sal de gusano, la cual se espolvorea sobre limones o naranjas para acompañar al licor de los dioses. También es tradición agregar un gusano a las botellas, tanto por estética como por sabor. De hecho, los gusanos de maguey son muy versátiles: se comen como botana tostada, en salsas, en guacamole, como complemento y hasta en dulces. Además, aportan más proteínas que la carne, y más energía que el frijol, el trigo y el maíz. Una verdadera maravilla gastronómica de México.

 

 

Más insectos deliciosos de la cocina mexicana: los escamoles.

*Imagen destacada de: Flickr

La gran oferta de juegos del INAH para entretener a los pequeños
MXCity
El INAH pone a la disposición de la población en general su gran catálogo de juegos educativos, ideales para entretener y divertir a chicos y grandes.
inah

Durante estos días en que es recomendable quedarse en casa, siempre es un reto despertar el interés de los niños; los rompecabezas, libros para colorear y recortar y demás juegos digitales del INAH son una gran opción.

 

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) es uno de los organismos gubernamentales más importantes del país. El presidente Lázaro Cárdenas lo fundó el 3 de febrero de 1939 y ahora, más de 80 años después, el Instituto se ha consolidado como una de las instituciones líder en lo que respecta a las ciencias sociales. Gracias a su trabajo, se ha podido preservar el patrimonio histórico de México. Además, sus funciones incluyen labores de investigación antropológica, histórica y arqueológica, además de la restauración de monumentos históricos y la difusión de acervos.

 

inah

Imagen de: inah.gob.mx

 

El INAH es responsable de más de 100 mil monumentos, construidos entre los siglos XVI y XIX, además de 29 mil sitios arqueológicos. También está a cargo de 162 museos, repartidos por todo el país, entre los que destaca el Museo Nacional de Antropología, uno de los más importantes del mundo entero. También dirige varias escuelas y centros, en donde se forman investigadores, antropólogos, etnólogos y restauradores y arqueólogos, entre otros.

Además, algo verdaderamente loable del Instituto es que siempre intenta acercarse lo más posible a la población. Ya sea a través de conferencias, infografías o recursos digitales, el INAH siempre hace todo lo posible para que el conocimiento que genera se difunda. Dentro de todo esto, no se olvida de los niños, la semilla del futuro del país. Por eso es que puso a nuestra disposición toda una serie de materiales para que los pequeños se diviertan y jueguen, mientras aprenden sobre historia universal e historia de México.

 

inah

Imagen de: inah.gob.mx

 

A través de estos juegos conocerán sitios de Patrimonio Mundial, zonas arqueológicas y museos, además de una gran cantidad de exposiciones e información para despertar su curiosidad y espíritu científico. Hay rompecabezas, sopas de letras, crucigramas, laberintos, memoramas, recorridos por museos e información de animales endémicos y acontecimientos históricos. También encontrarán libros para recortar y colorear, de diversos temas: dioses prehispánicos, máscaras, sitios arqueológicos y grandes personalidades mexicanas. Por si esto fuera poco, hay toda una sección de juegos interactivos, a los que se puede acceder desde el navegador de internet. Descubre todo lo que el INAH nos regala en este link.

 

Para aquellos niños con alma de paleontólogo: el increíble documental de dinosaurios del Papalote.

 

*Imagen destacada de: inah.gob.mx

Tlatelolco intervenido de futurismo en este corto digital (VIDEO)
Ana Paula de la Torre Díaz
Mirar un espacio con otros ojos, que confluyen sentimientos y resaltan las cualidades estéticas de un espacio cotidiano y milenario.

Muchos sitios colmados de historia existen en la CDMX, pero quizá Talelolco es uno de los más poderosos. Aquí vivió una tribu rebelde, que separándose de los mexicas, los tlatelolcas, formaron el tianguis más grande que jamás haya existido en Mesoamérica.

Hoy es un espacio entre ruinas arqueológicas; ha sido el escenario de capítulos entristecedores de la historia de México, pero incluso en la tristeza, el arte es capaz de mutar esos sentimientos a los de reflexión y pertenencia…

Como parte del proyecto de Ciudad Intervenida, en el que artistas digitales reconvierten la manera en que vemos y experimentamos espacios cotidianos de la ciudad, Tlatelolco ha sido reinterpretado desde su historia y en una muestra estética sobre cómo las personas siguen apropiándose cotidianamente de este sitio milenario.

Una montaña digital integra los extremadamente disímiles elementos arquitectónicos de Tlatelolco; atletas mágicos y fluorescentes flotan en memoria de las Olimpiadas del 68; globos ¿u hongos?  crecen desde sus colores en las paredes del lugar.

El combo final invita a respirar los claroscuros de  una historia que nunca termina; la belleza de la nostalgia en la esperanza de un futuro, y la armonía del presente en un mismo espacio.

Twitter de la autora: @anapauladelatd