Vida Capital
6 lugares de la CDMX que muestran que vivimos en una ciudad multicultural
MXCity
Estos lugares de la Ciudad de México muestran un poco de lo que se ha cosechado en el intercambio con otras culturas, ampliando nuestra identidad y el panorama que tenemos del mundo.

Una mirada cultural a otros países a través de la CDMX.

 

Vivimos en una metrópoli que en los últimos años se ha convertido en uno de los destinos turísticos más grandes del mundo. El centro histórico es Patrimonio de la Humanidad declarado por la UNESCO, y es el corazón de una cultura que se respira y se mueve de un lugar como lo hiciera la antigua Tenochtitlán en sus orígenes.

En sus barrios es posible ver el sincretismo cultural en la arquitectura, la oferta gastronómica, el arte de los museos y de las calles y conocer a gente de muchas partes del mundo en una de las ciudad más grandes y diversas del mundo. La ciudad ha construido lazos con ciudades lejanas con el fin de aumentar la diversidad y el intercambio para tener más riqueza cultural en nuestro territorio.

Así que puedes visitar piezas y lugares lejanos sin salir de la CDMX, para conocer una parte de los intercambios que la ciudad tiene con el mundo. Asimismo puedes formar parte de varias actividades culturales y artísticas en los diferentes puntos de la urbe que demuestran los lazos de amistad y de respeto de la CDMX multicultural.

 

Parque Masayoshi Ohira

Corredores, Country Club Churubusco, 04220 Ciudad de México, CDMX

Este parque se inauguró en 1942 pero fue hasta la década de los 80 que adquirió un aspecto japonés. Si un sitio destaca algo del país del Sol Naciente en la CDMX, es el Parque La Pagoda en Coyoacán. Su nombre oficial es Parque Masayoshi Ohira, pero antes de hablar de su aspecto actual, resulta imprescindible aludir a sus orígenes.

El parque se inauguró por el entonces regente de la ciudad, Javier Rojo Gómez. Sin duda la característica más emblemática de aquel parque era una pagoda, lugar que fungía como oficina de bienes raíces del barrio (es por este motivo que hoy por hoy se sigue conociendo como el Parque La Pagoda).

 

Barrio Chino

Dolores, Centro Histórico, CDMX.

 

El Arco Chino fue donado por el gobierno de China en 2008, y da la bienvenida a este barrio en la CDMX. Desde 1925 es posible convivir con la comunidad china, y visitar el increíble restaurante Shanghai, uno de los primeros establecimientos dedicados a la gastronomía de este país. Desde esa época, aquí se concentran diversos restaurantes que atraen a los transeúntes por el olor a especias, carnes y aceite de sésamo proveniente del sudeste de Asia. Después de probar los platillos tradicionales chinas–”baozi”, pan al vapor relleno de carne o frijol dulce– visita las tiendas en donde podrás adquirir productos tradicionales como amuletos, calendarios, vestimentas y tés.

Hoy en día, la imagen del barrio chino y en general de la ciudad, está cambiando poco a poco.

 

Pabellón Coreano

Chivatito s/n esq. Paseo de la Reforma, 1a. Sección del Bosque de Chapultepec.

El pabellón coreano llegó al país en 1968 y se inspira en la arquitectura coreana del siglo VIII, que en conjunto con el bosque de la 1a. Sección del Bosque de Chapultepec, y el Jardín de la Tercera Edad, hacen de este espacio un lugar lleno de belleza con una asombrosa atmósfera llena de colores amarillo, verde, azul, rojo y naranja.

En una esquina del jardín, sobre avenida Reforma, es posible ver el Pabellón Coreano; esta construcción es una replica de la pagoda donde se firmó la independencia de Corea del Sur. Se construyó pieza por pieza in situ y fue un regalo que buscaba vincular a México y Corea en el marco de los juegos olímpicos de 1968.

 

Reloj Otomano

Venustiano Carranza esq. Bolívar. Centro Histórico.

Este reloj llegó a México en septiembre de 1910 y es bellísimo. Tiene cuatro carátulas que marcan el paso del tiempo en números arábigos y otomanos y fue enclavado en la esquina de las calles Venustiano Carranza y Bolívar. Esta estructura es una muestra de agradecimiento de la comunidad otomana que emigró a México a finales del siglo XIX. Labrado en cantera rosa acompañado de mosaicos con figuras geométricas azules, naranjas y verdes, el reloj termina de lucir su belleza con tres campanas doradas en su punta.

 

Tótem Canadiense

Calzada del Rey s/n, 1a. Sección del Bosque de Chapultepec, acceso por Puerta Quebradora.

El pueblo canadiense donó este tótem a los mexicanos con motivo de los 150 años de la Independencia de México. El tótem es un símbolo de sabiduría y tradición que se entregó a la comunidad mexicana en 1962; y es un “protector del pueblo” que fue tallado en cedro rojo por el artista Mungo Martin e integrantes de la nación Kwakwaka’wakw, un importante pueblo autóctono de la Columbia Británica (provincia canadiense).

Igual que el pabellón coreano, el tótem se encuentra la 1a. Sección del Bosque de Chapultepec, tiene 11 m de altura y en él es posible reconocer elementos tradicionales de la mitología indígena de Canadá: la figura de la nutria, la serpiente, el hombre cedro y la efigie del Pájaro del Trueno adornados con colores negro, blanco, rojo y verde.

 

Acceso del Metro Bellas Artes

Metro Bellas Artes, Línea Azul. Ángela Peralta, Centro Histórico.

El art nouveau francés está a unos pasos de la Alameda Central desde 1998. Esto fue resultado del intercambio cultural entre la Compañía Arrendataria Autónoma de los Transportes Parisinos (RATP, por sus siglas en francés) y el Sistema de Transporte Colectivo Metro, la estación del Metro Bellas Artes luce una réplica de los accesos parisinos realizados por el arquitecto francés Héctor Guimard. Guimard es el principal exponente del art nouveau en Francia; y además de Francia, sólo México y Lisboa cuentan con una estructura de este tipo en el mundo. En la actualidad, aún es posible admirar los diseños originales de Guimard en estaciones de París como Abbesses y Porte Dauphine.

 

Placa Metro Etiopía

Cuauhtémoc esq. Eje 4 Sur Xola, Narvarte.

México se convirtió en promotor de la paz en el mundo cuando alzó la voz contra la invasión italiana a Etiopía a principios del siglo XX. Por esta acción, en 1954, el entonces emperador etíope Haile Selassie I visitó la Ciudad de México para agradecer y reforzar los lazos diplomáticos entre ambos países. Durante su visita se inauguró la Glorieta de Etiopía que tenía ejemplares de palmeras traídas desde el país africano. Con la transformación de la ciudad, la glorieta desapareció y se inauguró en 1980 la estación de Metro Etiopía. Al interior de la estación aún es posible ver mosaicos con alusión a un león y una placa que conmemora esta amistad multicultural.

La Feria de las Flores en Xochitla, tendrá una alfombra de 2,500 metros de flores
MXCity
El Parque Ecológico de Xochitla es un santuario natural, que incluye jardines rodeados de flores, un área especial para campamentos, restaurante y amplios espacios para andar en bicicleta y patinar.

Feria de las Flores en Xochitla: libro abierto sobre la naturaleza.

 

Xochitla significa el lugar de flores. No hay mejor lugar para homenajear a las flores que Xochitla. Xochitla es un parque ecológico en Tepotzotlán, Estado de México, a sólo un par de horas de la Ciudad. Este fascinante lugar siempre se ha caracterizado por promover el cuidado del medio ambiente a través de diversas actividades. Desde hace muchos años, Xochitla es un lugar las personas podemos convivir con la naturaleza de una manera única y divertida.

Asimismo, en el parque ecológico se realizan muchas investigaciones sobre el medio ambiente y los seres humanos, con el fin de crear diversas actividades recreativas y educativas. Estas actividades tienen lugar en el jardín principal, que además de ser un lugar hermoso, está rodeado de muchos árboles y arbustos. Xochitla es el lugar ideal para llevar un libro y sentarse a leer bajo un árbol, caminar por un alucinante jardín, hacer un poco de yoga y tal vez llevar una canasta para hacer un picnic.

Xochitla ofrece diferentes actividades al aire libre, como excursiones, campamentos, fiestas, bodas, cumpleaños, eventos de la compañía, además de contar con lanchas, acuaesferas, golfito, renta de bicis y cuadriciclos, inflables, bungy, talleres de manualidades y recorridos en tren; uno de los eventos más grandes, esplendidos e imponentes es la Feria de las Flores, el evento ambiental más importante del año

En el Festival de las Flores 2018 se reúnen los mejores floristas, jardineros, alfombristas, investigadores, chefs, artistas, amantes de la naturaleza, con un solo propósito, rendirle tributo a la hermosura, al aroma y colores de las flores.

Donde además se celebrará a las flores silvestres ornamentales más importantes de México, a través de una fiesta llena de formas, colores, sabores y aromas. Los Alfombristas Mexicanos procedentes de Huamantla, Tlaxcala, invitan a las familias a convivir con sus tradiciones y participar activamente en la elaboración de la alfombra, a partir del miércoles 1 y hasta el sábado 4 de agosto, en un horario de 10 a 18 hrs.

El festival contará con:

*Espectacular alfombra monumental de arte efímero elaborada con elementos naturales.

*Muestras gastronómicas.

*Pláticas y talleres sobre plantas y flores.

*Presentaciones culturales.

*Ecobazar con exhibición y venta de plantas, flores y productos orgánicos o artesanales.

*Atracciones para chicos y grandes.

*Venta de alimentos.

Este festival busca que, a través de mostrar y resaltar la belleza de las flores ornamentales, con énfasis en las silvestres mexicanas, se genere conciencia ambiental entre los visitantes sobre la importancia de su conservación y difusión.

Festival de las Flores Xochitla 2018

¿Dónde? Xochitla Parque Ecológico: Carretera Circunvalación s/n Centro, El Trebol. 

¿Cuándo? 4 y 5 de agosto de 9:00 a 17:00.

¿Cuánto cuesta? $85 adultos y $65 niños. 

Web // Facebook 

Tel. 5899-6600  

Recorrido mágico por la increíble vista del Paso de Cortés
MXCity
El Paso de Cortés es una asombrosa ruta ecoturistica, con una vista sublime, con muchas opciones de aventura y recorridos, que además muestra el camino histórico que recorrió el conquistador Hernán Cortés.

El Paso de Cortés es un puerto montañoso a 3600 metros de altura sobre el nivel del mar.

Ubicado entre los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl, en el centro de México en el municipio de Amecameca, es también el lugar por donde pasa la línea de parteaguas de las cuencas de México y la del río Balsas.

El paso adquirió su nombre por el conquistador español Hernán Cortés, quien entró en el valle de México en 1519, buscando la conquista de México-Tenochtitlan, la capital azteca. Se dice que de este punto envió Cortés una expedición para subir a los volcanes con la finalidad de obtener el azufre necesario en la fabricación de la pólvora para sus cañones y arcabuces.

En su segunda carta de relación dirigida al emperador Carlos V, fechada el 30 de octubre de 1520, Hernán Cortés describe la forma en que mandó a un grupo de españoles a reconocer el terreno por el que habrían de salir de la sierra para entrar a la cuenca de México. Cuando vieron la sierra, se encontraron con un camino que los dirigía hacia Culúa (hoy San Juan de Ulúa, Veracruz) pasando por la ciudad de Temixtitan hasta que varios kilómetros después llegaron al oriente de vieron el volcán Malintzin (o Malinche) y el Pico de Orizaba, hacia el poniente el volcán Ajusco en la Ciudad de México, la parte sur del Valle de México y la sierra de las Cruces. Este es un punto de partida para subir tanto al Popocatépetl como al Iztaccíhuatl.

Así que Cortés estaba con sus seguidores y nativos en medio del bosque, a 3,500 metros de altura, viendo dos majestuosos volcanes nevados, uno vigilando el Valle de México que se vislumbra a lo lejos antes de llegar a Tenochtitlán atravesando el Iztaccíhuatl y el Popocatépetl. Y tal y como hace más de 500 años, la vista sigue siendo hermosa e impresionante.

Como la actividad de todo volcán es inestable, existen momentos en los que la actividad del Popocatépetl aumenta las medidas de seguridad, restringiendo el acceso. Cuando hay actividad volcánica normal (semáforo amarillo) se puede llegar al Paso de Cortés ya sea desde la población de Amecameca por un sinuoso camino pavimentado o desde Santiago Xalitzintla, en el estado de Puebla, por un camino de terracería en un estado regular del camino. Pero desde 1994, el acceso al volcán Popocatépetl y al albergue de Tlamacas se encuentra limitado.

En el Paso de Cortés encontrarás

El sendero interpretativo: La recuperación del Bosque y el Vivero Educativo, donde conocerás la relevancia de conservar los bosques y sus beneficios.

Centro de atención a visitantes Paso de Cortés, donde encontrarás información general del área protegida (servicio sanitario y audiovisual).

Módulo recreativo, área que cuenta con mesas, asadores, fogatarios y el sendero interpretativo Cumbres de México.

Para tramitar el acceso al Área Protegida existen las siguientes opciones:

  1. Acudir a la oficina del Parque ubicada en Amecameca, Estado de México, de lunes a viernes, de 9:00 a 18:00 hrs.
  2. Descarga Aquí el formato de acceso a zonas protegidas. Se llena en unos minutos, y se envía por fax al 01 597 97 838 29 ó 30 y hay que seguir indicaciones del resto del procedimiento.
  3. Registrarte directo en el Paso de Cortés con el personal de guardia. Al pagar recibirás un brazalete foliado como comprobante, mismo que deberás mostrar al ingresar al área.

Para subir al volcán Iztaccíhuatl desde el Paso de Cortés, se paga una cuota de acceso al parque nacional y se sigue un camino de terracería que lleva al paraje conocido como La Joya, de ese punto se puede seguir el ascenso hasta la cima del volcán. En el Paso existe un pequeño albergue con áreas para acampar. Y Para un fin de semana aventurero y fiesta entre amigos, se hace necesario pasar la noche en medio de la nada junto a una fogata en el Paso de Cortés.

En Paso de Cortés se puede practicar senderismo en la mujer dormida, donde los más inexpertos pueden llegar a más de 5,000 metros de altura. Además puedes acampar, tener un día de campo, explorar, subir la montaña y practicar algunos deportes en las explanadas de las faldas de los volcanes. La calma y oscuridad de la noche, nos hacen ver lo pequeños que somos, entre aquella inmensidad estrellada. Es una experiencia fantástica.

Una aventura en el Paso de Cortés te dará un fin de semana diferente. Anímate a explorar México y tener una experiencia inolvidable.

Visita Paso de Cortés

¿Dónde? Amecameca, Estado de México. Mayores informes en Plaza de la Constitución Núm. 9 B Centro, Amecameca de Juárez, Estado de

México (parte baja de la Casa de Cultura).

¿Cuándo? 7:00 a 21:00 hrs. todo el año.

¿Cuánto? $25 pesos por persona por día.

Tel/Fax 01 597 97 8 38 29 ó 30

Misterios y letanías de la Plaza de la Bombilla
Viviana Cohen
Historias y secretos de uno de los parques más inadvertidos y maravillosos de la Ciudad de México.
bombilla

La plaza donde se decidió el curso de la historia de México…

 

Ubicado en el Barrio de San Ángel, hay una parada obligada para los entusiastas de los árboles frondosos y el silencio. Un lugar emblemático por el que además ha pasado buena parte de nuestra historia, hablamos de la magnífica Plaza de la Bombilla.

La historia de este parque empezó a contarse gracias a un restaurante español construido en 1920 que se llamaba  “La Bombilla”. Este lugar era famoso entre los hombres acaudalados de inicios del siglo XX porque era el único lugar de la Ciudad de México en la que había luz eléctrica.

bombilla

Además, los estupendos jardines que tenía el establecimiento los había diseñado el japonés Tatsuguro Matsumoto; un famoso arquitecto del paisaje que llegó a México durante el porfiato y que se quedó por el estupendo clima que había en la CDMX. Este artista tuvo una especial atracción por San Ángel y las plantas endémicas que encontró ahí cuando le encomendaron hacer un pulmón verde.

bombilla

Sin embargo, la historia del restaurante  (y de nuestro país en general) cambió para siempre un 17 de julio de 1928. Ese día acribillaron en La Bombilla al entonces candidato a la presidencia Álvaro Obregón. Horas antes, el general había llegado para comer con conocidos y había bajado de su Cadillac tranquilo, no se imaginaba que su vida iba a terminar entre el primer y el segundo tiempo.  

Cuentan algunos cronistas que el responsable del atentado fue un hombre llamado León Toral, que decía ser caricaturista y se acercó al mandatario con el pretexto de mostrarle sus dibujos. Entonces, sin que nadie lo viera,  sacó del fondo de su gabardina un arma y le disparó seis veces a Don Álvaro. Le gritó “solo Cristo Rey podrá gobernar en la tierra”.

bombilla

El periódico del día siguiente anunció “el día que Caín mató a Abel.” Y tras el violento asesinato el restaurante ibérico cerró sus puertas para siempre. Seis años, en 1934,  Lázaro Cárdenas mandó hacer en el sitio un parque y una estatua conmemorativa en honor a la vida y obra de Obregón.

bombilla

Para diseñar el nuevo jardín se contrató al arquitecto Enrique Aragón, y para crear el enorme monumento se llamó al artista Ignacio Asúnsolo. Este último se dio a la tarea de edificar de un lado: dos falos, grabados en granito gris, que representaban el poder de la agricultura y la importancia de la industria; y del otro hizo una oda a la Revolución Mexicana a través de un grupo de hombres armados.

bombilla

El resultado de estas creaciones fue simplemente glorioso, y ha subsistido hasta nuestros días. Hoy es un sitio de encuentro en el que a veces se organizan tertulias literarias y en el que los capitalinos toman el sol en mayo.

bombilla

El Parque de la Bombilla se encuentra en Chimalistac, ubicado en el barrio de San Ángel de la delegación Álvaro Obregón.

Fotografías que reflejan la historia olvidada de los niños en la Revolución Mexicana
Cristopher Garnica
Durante la Revolución los niños jugaban con las soldaderas de los revolucionarios, se correteaban, cantaban, jugaban a las canicas, a la pelota, al trompo. Los niños jugaban a la guerra y vitoreaban a Villa, Carranza o Zapata.

Los niños de la revolución mexicana.

 

La Revolución mexicana cobró un millón de muertos. Al inicio de la Revolución en 1910, México contaba con 15 millones de habitantes, de los cuáles 6 millones 375 mil eran menores de 14 años; en otras palabras, los niños de la revolución constituían el 40 por ciento de la población mexicana. Los niños menores de 10 años fueron los principales afectados por el conflicto armado.

Aunque fueron muchos y diversos los efectos que tuvo la Revolución en la población infantil, y que varios historiadores se han dado a la tarea de rescatar el papel de los niños en la lucha armada, por ejemplo el texto Infancia y Revolución de la historiadora Tania Carreño; a la fecha se sigue diciendo poco sobre las formas en que la tragedia de la muerte se implicó en la vida cotidiana, y sobre todo en las experiencias de vida de los niños, quizá por lo difícil que resulta ser un tema sensible para muchas personas.

Y es que miles de niños quedaron huérfanos por el conflicto armado, a que las familias populares se hundieron en la pobreza y lo difícil de sobrevivir durante la revolución, el destino de muchos niños fueron las instituciones de beneficencia, el abandono en las calles, el trabajo en fábricas y talleres o la incorporación a la lucha armada.

Hay que mencionar qué, a pesar de que los niños de las elites y clases medias no participaron como protagonistas de la revolución, ni cuidaron caballos de las fuerzas, como lo hicieron lo niños de las clases más populares, la guerra también marcó sus experiencias de vida cotidiana de otros modos.

Si se dejan de mirar fotografías de los personajes míticos de la revolución, Francisco Villa, Emiliano Zapata y Francisco I. Madero, si se miran los segundos planos de la visión romántica de la revolución, lo que quedan son niños. También son el reflejo de una etapa histórica, son la evidencia de su paso por la lucha revolucionaria, y también el reflejo de un estilo de vida y de cómo podemos entender el concepto de infancia a principios del siglo XX.

Aquí les dejo esta breve selección de fotos de los niños de la revolución.