Vida Capital
Una preciosa colección de fotografías de los campos de Cempasúchil
MXCity
El nombre del cempasúchil proviene del vocablo náhuatl Cempoalxóchitl que significa “veinte flores” (cempoalli, veinte y xóchitl, flor).

La encantadora leyenda del Cempasúchil.

 

La leyenda de la flor de cempasúchil es una hermosa historia de amor entre dos jóvenes Aztecas, Xóchitl y Huitzilin. El romance de estos dos jóvenes comenzó cuando aun eran pequeños y se divertían jugando juntos y disfrutando de los alrededores de su pueblo. Con el tiempo, fue natural que entre ellos un gran amor floreciera.

Todas las tardes, Xóchitl y Huitzilin, subían a lo alto de la montaña a llevarle flores a Tonatiuh, el dios sol, quien parecía sonreírles desde las alturas ante la ofrenda de los enamorados. Ante Tonatiuh juraron amarse por siempre, incluso más allá de la muerte.

 

 

Pero un día llegó la guerra y los amantes tuvieron que separarse ya que le joven Huitzilin tuvo que marchar a luchar. Poco tiempo llegaron noticias tristes: Huitzilin había sido herido y a pesar de todo se murió. La bella Xóchitl sintió que su corazón se quebraba de dolor.

Xóchitl decidió subir por a la montaña para implorarle a Tonatiuh, el dios sol, que la uniera por siempre con su amor. El sol lanzo uno de sus rayos y al tocar a la joven la convirtió en una hermosa flor, de colores tan intensos como los mismos rayos del sol.

 

 

Al poco tiempo llegó un colibrí que amoroso se poso en el centro de la flor. Era Huitzilin que se había transformado en un bello colibrí. Al instante la flor se abrió en 20 pétalos, de aroma intenso y misterioso… Es así como nació la flor de cempasúchil, la flor de muertos.

Es así que los enamorados están siempre unidos en las flores de cempasúchil alimentando a los colibríes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Todo lo que puedes hacer en el encantador Bosque de Aragón
MXCity
Te dejamos una lista de actividades culturales, recreativas y deportivas que se llevan a cabo en el asombroso Bosque de San Juan de Aragón.

Desde su renovación este bosque es cada vez más genial.

 

El bosque de San Juan de Aragón ha sido una de las áreas verdes más importantes del norte de la ciudad, desde hace más de 50 años. Desde su creación en 1964, cuenta con una extensión aproximada de 162 hectáreas, 114 de ellas conformadas por áreas verdes, y el resto distribuidas en las diversas áreas culturales y recreativas como el lago, el centro de convivencia infantil, la pista de patinaje, el teatro al aire libre, la sala de proyecciones y el balneario popular.

Según cifras oficiales, este pulmón del área metropolitana registra una afluencia de 3.5 millones de visitantes al año, y el 12 de diciembre de 2008 fue declarado área de valor ambiental por el gobierno capitalino. ​Este punto de reunión ha sido visitado por innumerables familias los fines de semana, y todos los días es visitado por muchos  deportistas e incluso aves migratorias como los patos que llegan cada año al lago del Bosque de Aragón, remanentes de aquellas grandes migraciones que se daban en este lugar cuando toda esta área conformaba el lago de Texcoco.

 

 

A partir del 2015 el gobierno capitalino inició una remodelación del bosque, incluyendo el corte de césped, construcción de un skatepark, remodelación del área de comida y cada fin de semana se presentan actividades culturales.

Entre 1713-1754, los tlaltelolcas rentaron sus terrenos localizados al poniente del lago de Texcoco al Capitán de corazas Blas López de Aragón, sevillano de origen, el cual mandó a construir la “Hacienda Santa Ana”. A la muerte de López de Aragón, la administración quedó en manos del Marqués del Jaral de Berrio, Miguel de Berrio y Saldivar, el cual sustituyó el nombre de la hacienda por el título de “Hacienda de Aragón”, en honor de su fundador.

 

 

 

En 1857 el Presidente Ignacio Comonfort promulgó decreto por el cual se reconoce la existencia legal del pueblo de Aragón, al cual se le anexó el nombre de San Juan, referido al Santo que se festeja en esa fecha “San Juan Crisóstomo” y se fundó el pueblo llamado San Juan de Aragón. La hacienda fue fraccionada y al finalizar la gesta revolucionaria  en 1917, se redistribuyeron las tierras a los campesinos, tomando un carácter ejidal los terrenos repartidos y para 1922, se le hace la primera dotación de ejidos al pueblo de San Juan de Aragón con una extensión de 1.074 hectáreas.

Pero el 22 de febrero de 1962 se expropiaron 885.39-82 hectáreas al ejido de San Juan de Aragón a favor del Departamento del Distrito Federal, mismas que se destinarían a la construcción de unidades habitacionales, así como un campo deportivo, conformado por áreas verdes, lagos artificiales y un zoológico que abastecieran de zonas de esparcimiento a las colonias ya establecidas y a los habitantes de las Unidades Habitacionales en construcción.

 

 

Con el tiempo, la extensión territorial del Bosque para crear un parque de diversiones que contaba con 278 hectáreas las cuales al incluir la superficie del zoológico le daban al Bosque una extensión total aproximada de 290 hectáreas.

Adolfo López Mateos inaugura el Bosque y el Zoológico de San Juan de Aragón, y 28 de enero de 1972 fue inaugurado por Octavio Senties Gómez y Mario Moreno “Cantinflas” un teatro al aire libre y el mismo año el Centro de Convivencia Infantil (C.C.I.) “Sara Pérez de Madero”.

Aquí te dejamos algunas actividades que puedes hacer en el bosque:

 

Runners

 

 

La comunidad de corredores en la zona ha creado una pista de aproximadamente 5 km que  circundan el bosque de San Juan de Aragón. Sobre la pista puedes observar la flora y fauna de la zona como ardillas y eucaliptos durante todo el recorrido, en el trayecto se pueden encontrar negocios que vende bebidas energéticas.

 

Actividades al aire libre

 

 

En este inmenso pulmón, puedes acercarte a los diversos grupos de yoga masajes , tai chi,y grupos de la tercera edad. Desde hace unos años, el bosque se ha convertido en un espacio de esparcimiento recreativo para toda la familia de 6 a 19 hrs, resguardado por personal de seguridad pública.

 

Skate Park Aragón

 

 

Patineta, bicicleta, scooter, patines, skates, rollers y bmx. Este parque en Aragón es un oasis para practicar actividades extremas, ya que cuenta con alrededor de 7 mil metros cuadrados, en los que encontrarás tubos de diferentes tamaños, bowls, escalones, quarters, botadores, manual-pads y una plancha de cemento para patinar.

 

Zona del Lago

 

 

El lago del Bosque es el cuerpo artificial de agua de mayor dimensión en la CDMX. Cuenta con cuatro isletas que funcionan como refugio de aves residentes y migratorias, lo que otorga un gran atractivo a este lugar para su observación, principalmente en el periodo de noviembre a marzo. El lago cuenta con un humedal artificial que mejora la calidad del agua, mediante el desarrollo de plantas acuáticas y filtros para depurar del agua.

 

Centro de Convivencia Infantil

 

 

El Bosque cuenta con cuatro módulos de juegos para niños con columpios, tirolesa, resbaladillas, juego de ligas, entre otros. Aquí podrás fomentar la habilidad, destreza y desarrollo motriz de los niños.

 

Módulo ecotecnológico

 

 

Esta instalación especializada en manejo de vegetación, recolección de agua pluvial, lombricomposta y propagación de material vegetal, está conformado por dos invernaderos uno tipo cenital y otro tipo túnel, así como un área de composta, una de aclimatación (malla sombra) y un huerto demostrativo.

 

Galerías al aire libre

 

 

Se cuenta con tres espacios en el Bosque, para la exposición de trabajos artísticos con diversidad de perspectiva del entorno. Una ubicada en la reja perimetral que cuenta con 70 mamparas, del Acceso 1 a la Av. 510; la segunda galería interna (andador) que cuenta con 16 mamparas y la tercera se encuentra a las orillas del lago con 20 mamparas.

 

Balneario

 

 

Este espacio cuenta con 2 albercas (una semi-olímpica y otra con accesibilidad universal), calentadores solares, chapoteadero con chorros de agua, baños, vestidores, palapa de usos múltiples para eventos culturales, cafetería, paquetería; canchas deportivas de futbol 7, futbol rápido, frontón, raquetbol y cancha de usos múltiples, acceso electrónico y oficinas administrativas. Además de los servicio de enfermería, guardavidas, instructores de clases de natación y waterpolo, personal de protección civil, vigilancia y atención al público.

 

Zoológico

 

 

En la actualidad cuenta con una colección de especies animales integrada por más de 635 individuos de 120 especies diferentes de fauna silvestre, tanto de México como del mundo. El Zoológico de San Juan de Aragón es el único en el país que exhibe al berrendo y el único en la ciudad que tiene una elefanta africana. Es por esto que cada año, más de dos millones de personas lo visitan.

Cuenta con grandes espacios y amplias zonas verdes que permiten estar en contacto con la flora y fauna de este maravilloso lugar. Se recomienda visitar el jardín de mariposas y las diferentes exposiciones temporales. Además ofrece a sus visitantes instalaciones y servicios de primer nivel como: plazas de alimentos, sanitarios, juegos infantiles, recorridos guiados y facilidades para personas con capacidades diferentes.

 

Actividades de Verano

 

 

Cuenta cuentos.

Juegos tradicionales mexicanos.

 Recorridos por el humedal.

Exposiciones.

Talleres ambientales, de grabado y pintura.

Lagocinema.

Picnic Nocturno.

Domingo Verde.

 

Bosque de San Juan de Aragón

Dónde: Avenida José Loreto Fabela Colonia San Juan de Aragón, 07920, Gustavo A. Madero, CDMX.

Cuándo: De lunes a domingo, 06:00 – 18:00 hrs.

Entrada libre.

Sitio web // Facebook // Instagram

Este es el más asombroso timelapse de la Ciudad de México (VIDEO)
MXCity
Un timelapse que en 4 minutos muestra el impecable paso del tiempo en la caótica y maravillosa CDMX.

Sin duda, los time-lapse están desafiando la manera en la que las mujer y hombres del siglo XXI entienden el tiempo. Son videos (más cercanos de la poesía que de las proezas tecnológicas) que muestran la fugacidad de la existencia y resaltan la importancia de no sólo sobrevivir, sino de vivir.

El colectivo de realizadores especializados en tomas aéreas realizadas con drones, Potandfly, acaba de publicar su video Hyperia, un impresionante timelapse realizado con estos dispositivos que revolucionaron las tomas elevadas.

El resultado es impresionante y podemos apreciar una vista única de la capital del país en varios horarios del día, desde la agitada mañana, hasta la iluminada noche que la distingue en un mar de luces que ahora ocupa El Valle de México.

En el video aparecen varios referentes de la Ciudad de México como el Zócalo capitalino, los rascacielos de Avenida Reforma, el Estadio Olímpico Universitario, la chimenea-escultura de Gabriel Macotela, el Monumento a la Revolución en la Plaza renovada Plaza de la República, la Glorieta de Insurgentes, y muchos más que es mejor que descubran.

Sin duda un trabajo espectacular que hay que ver y nos deja claro que la tecnología es arte y hace arte.

 

Breve paseo por la historia de la fascinante Plaza de San Juan
MXCity
La historia del barrio de San Juan es de las más geniales debido a su ubicación en el centro histórico y a su contacto con tantos personajes de la vida política mexicana.

La Plaza San Juan está rodeada de varios lugares para visitar.

 

Sin duda, el barrio de San Juan es histórico. Su ubicación lo hace un lugar privilegiado, se encuentra al Suroeste del Centro Histórico abarcando parte de un ex barrio prehispánico, el barrio Chino y cuatro mercados construidos a finales de la década de 1950; asimismo, alberga la mayor cantidad de edificios considerados monumentos artísticos en el Centro Histórico.

El barrio de San Juan tiene su origen en el barrio prehispánico de Moyotlan, también conocido como el “lugar de mosquitos” en náhuatl, donde en años recientes se han descubierto testimonios de dos importantes construcciones que durante la época colonial y buena parte del siglo XIX, dieron identidad a lo que fue el barrio de indios de San Juan Moyotlan: el Convento de San Juan de la Penitencia y el Hospital Real de San José de los Naturales.

  

 

 

Moyotlan fue uno de los cuatro barrios en los que estaba dividido México-Tenochtitlán, y el más poblado e importante de ellos en su época. Después de la conquista española, la ciudad se dividió políticamente en tres partes, en la parte central del barrio se delimitó una plaza donde se estableció el tianguis para abasto de los indígenas y una capilla, en este caso bajo la advocación de Juan el Bautista.

En 1591 los representantes del barrio le ofrecieron al Virrey Luis de Velasco II el edificio de la hospedería para establecer un convento de monjas y la recaudación de suficientes limosnas para mantenerlo, pidiendo como condiciones el que fueran monjas franciscanas, y el derecho de dar sepultura en la iglesia a todos los vecinos del barrio. El virrey aceptó y los indígenas habilitaron la hospedería para poder albergar al convento, al cual llegaron las monjas clarisas el 18 de junio de 1598 y recibió el nombre de San Juan de la Penitencia.

 

 

El barrio de San Juan fue la parte más afectada de la ciudad por la gran inundación de 1629, y las posteriores epidemias y su población fue severamente diezmada. La parte oriente del barrio la componían pantanos y terrenos cenagosos, por lo que no tuvo desarrollo sino hasta finales del siglo XVIII, y el vecino barrio de la Candelaria Atlampa se fue despoblando hasta que casi desapareció.

 

 

 

Después de muchas reconstrucciones y cambios de dueño, fue hasta 1849 que se realizó el proyecto para la construcción de un mercado en la plaza de San Juan, el cual fue diseñado y construido por el arquitecto francés Enrique Griffon y fue concluido en 1850 y llamado Mercado de Iturbide.

El mercado fue diseñado con un concepto estrictamente utilitario y carente de ornamentos, que reflejaba la situación económica inestable del país, aunque el arquitecto Griffon introdujo en el edificio del mercado varias innovaciones para la época, como fue el uso de una armadura de hierro que permitió techar el patio central y al mismo tiempo le proporcionaba iluminación y ventilación, así como pisos de cemento y para los cajones exteriores se colocaron celosías de madera para ventilación así como protección para la lluvia.

 

 

 

A finales del siglo XIX se pretendió mejorar el estado que tenían algunos mercados de manera que fueran más higiénicos. El primero en modificarse fue el de San Juan en el año de 1879, en su construcción se utilizaron materiales como el hierro y el cemento y fue diseñado por el arquitecto Antonio Torres Torija.

En 1890 el empresario de origen francés Ernesto Pugibet y su esposa Guadalupe Portilla compran los terrenos y en 1884, Pugibet había fundado una fábrica de cigarros a la que le dio el nombre del Buen Tono, la cual había crecido rápidamente gracias a la rápida aceptación de sus productos y después de seis años se encontraba en plena expansión y fue necesaria la construcción de instalaciones adecuadas para la producción.

 

 

 

El convento fue demolido para construir la nueva fábrica, dejando sólo el templo en pie. La construcción del complejo fue encargada al ingeniero Miguel Ángel de Quevedo, quien se convirtió en el arquitecto favorito de Pugibet. La nueva fábrica marcó el desarrollo y auge del barrio hasta su cierre a mediados del siglo XX.

En 1912 Ernesto Pugibet manda demoler el templo de San Juan de la Penitencia y le encomienda al ingeniero Miguel Ángel de Quevedo la construcción de un templo para los servicios religiosos de los trabajadores y directivos de la fábrica.​ El templo fue dedicado a la Virgen de Guadalupe en honor a Guadalupe Portilla, esposa de Pugibet. La reja del coro alto del templo de San Juan de la Penitencia fue trasladada a la entrada del Castillo de Chapultepec que en ese entonces fungía como residencia presidencial.

 

 

A mediados de los años 50, el Departamento del Distrito Federal reorganiza los mercados de la Ciudad de México, construyendo mercados modernos, y trasladando los viejos mercados a nuevas ubicaciones. De esta reorganización formaron parte el Mercado de Jamaica, el Mercado de la Merced y los cuatro mercados de la Lagunilla, así como los cuatro mercados del barrio de San Juan.

En 1955 los comerciantes fueron reubicados a una bodega que la Fábrica del Cigarros del Buen Tono cedió para este fin, en la calle que hoy se conoce como Ernesto Pugibet, dando origen al mercado San Juan Ernesto Pugibet. Los comerciantes del exterior del mercado fueron enviados al nuevo mercado San Juan Arcos de Belén, construido en 1956 y ubicado en la esquina de las calles de López y Arcos de Belén.

 

 

Los comerciantes reubicados en un mercado inaugurado en 1970 junto a la Plaza de San Juan, el cual es el mercado San Juan de Curiosidades. Y hoy en día, La festividad de San Juan se lleva a cabo el 24 de junio y se lleva a cabo principalmente en los 4 mercados donde los locatarios organizan verbenas. La más tradicional es la celebración del mercado Arcos de Belén, donde es costumbre hacer obsequios a los vecinos y clientes que visitan el mercado ese día. Conoce la hermosa plaza de San Juan.

 

 

 

Dónde: Ayuntamiento s/n, esquina con Dolores, Col. Centro (Área 1), C.P. 6000, México, Ciudad de México

El Centro Histórico en el futuro, un paraíso para los peatones
MXCity
El Centro Histórico es visitado diariamente por entre 1.5 y 2 millones de personas, de las cuales el 65 por ciento llega en transporte público.

Sobre la prometedora peatonalización del Centro Histórico

 

La construcción un nuevo corredor peatonal en el Centro Histórico que tendrá una inversión de 301 millones de pesos, que se obtuvieron del Fondo para la Modernización del Patrimonio Cultural Federal, es tan sólo el principio de lo que augura el futuro del centro de la capital.

Además de la habilitación del nuevo corredor peatonal en el Centro Histórico, las obras prevén el remozamiento de 10 inmuebles emblemáticos de la zona, entre las que destacan:

-Iluminar el Sagrario y conservar la reja atrial de la Catedral Metropolitana

-Iluminación arquitectónica para el Palacio del Marqués del Apartado

-Instalación de elevadores e iluminación en el Templo Mayor

-La recuperación de la fachada y mantenimiento interno a la Casa de la Primera Imprenta

-Un proyecto de arbolado para la calle de Moneda.

 

 

La titular de la Autoridad del Centro Histórico (ACH), Dunia Ludlow, dio a conocer que en esta zona avanza hacia la peatonalización. Para ello, iniciarán en breve con el cierre vehicular de algunas calles; por ejemplo, las cercanas a la iglesia Santa María la Redonda y la calle Pensador Mexicano atrás del Museo Franz Mayer.

 

 

Dijo que dichas vialidades “no te llevan a ningún lado” por lo que son consideradas para darles un uso recreativo; sobre todo los fines de semana, cuando jóvenes pueden “apropiarse del espacio y realizar diversas actividades”. La medida es necesaria para incidir en la disminución de los autos y por lo tanto reducir los niveles de contaminación.

Esto ha llevado a que en los dos perímetros (A y B) que conforman el Centro Histórico; la temperatura sea tres grados centígrados superior al resto de la capital del país. También explicó que el Centro se encuentra muy bien comunicado con tres líneas del Metro y tres de Metrobús; lo que propicia que la gente camine para realizar visitas turísticas, recorridos o ir de compras.

 

 

Una de las prioridades de las autoridades es propiciar la seguridad de los peatones a quienes calificó como los más vulnerables, razón por la cual la peatonalización también pretende que el centro deje de ser utilizado como “atajo” para llegar a otros destinos.

 

 

El 75% de los coches que pasan por el Centro Histórico lo hacen para llegar a otro lado y no al centro. En la medida que abatamos eso vamos a evitar poner en riesgo a las personas.

Incluso los funcionarios que visitan las oficinas del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador y de la nueva jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum; tienen que trasladarse a pie o en alguno de los sistemas de transporte público, bicicleta o bien, dejar sus autos en algún estacionamiento y caminar el resto del traslado tal como lo hace 80% de las personas que visitan el Zócalo y las zonas cercanas.

 

 

El Centro Histórico se conforma por varias comunidades de diferentes niveles sociales y culturales; pero todas tienen muy buenas intenciones y ganas de sumarse al proyecto de rehabilitación. Al respecto y para conocer sus inquietudes, desde el pasado 11 de diciembre y hasta el 31 de enero se realiza una consulta que tiene como objetivo conocer las fallas en los servicios burocráticos; así como establecimientos que afectan la tranquilidad de los vecinos para lograr una mejor convivencia.

 

Con info de Notimex