9 cosas sobre el Monumento a la Revolución que seguro desconocías
Mariana Gaxiola
Desde su original vocación hasta sus rasgos arquitectónicos, te contamos de aquellos datos que quizá no conocías sobre el Monumento a la Revolución.

El Monumento a la Revolución guarda en su historia varios secretos.

 

El Monumento a la Revolución, además de tratarse de una de las obras arquitectónicas más emblemáticas de la ciudad, es también un mausoleo dedicado a conmemorar el hito que marcaron las batalles revolucionarias del siglo pasado.

Actualmente es uno de los monumentos que más destacan de la ciudad. Forma parte de un conjunto que también se integra por la Plaza de la República y el Museo Nacional de la Revolución. Pero es su interesante historia y sus detalles estéticos lo que lo han hecho un verdadero monumento, impresionante ante los ojos de cualquier país del mundo. Es por esto que hoy queremos ahondar en los datos de esta maravillosa estructura que no cualquiera conoce.

 

De cuando sería el Palacio Legislativo


Cámara de Diputados Asamblea Legislativa  DF

Era 1897 cuando Porfirio Díaz lanzó una convocatoria para el proyecto del Palacio Legislativo, el cual albergaría las Cámaras de Senadores y Diputados, algunas dependencias de gobierno y oficinas. Tras el fallecimiento del arquitecto italiano Paolo Quaglia, la responsabilidad cayó en manos de Émile Bénard. Díaz pone la primera piedra de la estructura el 23 de septiembre de 1910, pero pronto estallarían las batallas de la Revolución Mexicana.

 

La estructura desértica

 


El proyecto se suspendió, e inclusive Francisco I. Madero planea reanudar con las obras del edificio. Pero es ahora su muerte lo que interrumpe de nuevo la construcción. Por años, una estructura de acero permanecería en desuso y desgaste. A esto se le conoció como el “Salón de los Pasos Perdidos”.

 

Carlos Obregón Santacilia al rescate


Para evitar la demolición del monumento, en 1933 el arquitecto mexicano Carlos Obregón Santacilia le propone al entonces Secretario de Hacienda, Alberto J. Pani, levantar la edificación y convertirla en un homenaje a los héroes de la Revolución Mexicana. No se discutió mucho el tema, pues la aprobación y construcción del monumento sucedieron ese mismo año.

 

Un lustro de construcción


Obregón había sido responsable de proyectos como el Banco de México y la Secretaría de Salud, así que conocía acerca de obras de carácter público. Hasta 1938, el Monumento a la Revolución fue terminado, con un aspecto original e innovador que asombró a todos los que lo fueron a conocer.

 

La fusión de su estilo arquitectónico


El Monumento a la Revolución destaca por su tamaño, pero también por su aspecto geométrico. Se trató de remitir a la arquitectura prehispánica a través de ciertos detalles, pero también fue un representante de una de las corrientes arquitectónicas de ese momento. Elementos de Art Deco están presentes en las columnas, la cúpula de cobre que remata el monumento y las lámparas de los lados.

 

El mausoleo


Un decreto se emitió el 4 de febrero de 1936 que otorgaba al monumento la función de un recinto funerario. En este sentido, los restos de Venustiano Carranza, Francisco I. Madero, Plutarco Elías Calles, Lázaro Cárdenas y Francisco Villa fueron depositados en unas criptas que se adaptaron dentro de las columnas.

 

La doble cúpula


El monumento termina en una doble cúpula, que se sostiene por cuatro arcos a una altura de 26 metros. La primera cúpula fue hecha con cantera, y la exterior es de cobre. Una escalera rodea la primera, la cual lleva a una terraza que funciona como mirador.

 

La linternilla


En la idea original del arquitecto Obregón, se tenía pensado que la cúpula tuviese una luz que fungiera como faro para la ciudad. Existe una abolladura en la cúpula que fue obra de un rayo que cayó cuando el monumento no contaba con pararrayos.

 

El museo


El 20 de noviembre de 1986, se inauguró en el sótano del monumento el Museo Nacional de la Revolución, el cual tiene como objetivo dar a conocer la historia de nuestro país a través de los movimientos revolucionarios. La exposición permanente cuenta con más de 400 piezas que conmemoran y rinden homenaje a los personajes de este periodo.

Corredor de Arte Buena Vista: obra pública con impacto social
MXCity
El Corredor de Arte Buena Vista es el mejor ejemplo de que el arte no está reservado para unos pocos: está destinado a ser un agente de cambio.

Una de las mejores maneras de afianzar lazos en una comunidad y de honrar nuestras raíces es a través del arte: el Corredor de Arte Buena Vista lo constata.

 

Rescatar colonias sumidas en la delincuencia o en el abandono no es tarea fácil. Formar lazos comunitarios y lograr que la gente se involucre para transformar su espacio requiere mucho trabajo y compromiso. Sin embargo, los miembros de Liberalia Colectivo Itinerante lo lograron en su barrio, Buena Vista. Los fundadores son una familia que se decidieron a actuar y cambiar la realidad en que vivían. El resultado fue el Corredor de Arte Buena Vista, un conjunto de murales que tienen como objetivo recuperar espacios y estrechar lazos.

corredor-de-arte-buena-vista
Fotografía de: Michelle Marie Wallace

Claudia Barajas, Deyanira Garduño, Julio César Barajas y Juana Garduño se criaron en Buena Vista, en Eje Mosqueta. Querían contribuir a la comunidad “trayendo arte y cultura aquí, a este barrio”, porque sabían que había mucha violencia y conflicto en él. La iniciativa comenzó realizando exposiciones pequeñas y trabajando con artistas de manera individual, pero el proyecto evolucionó cuando Deyanira tuvo la idea de los murales.

El colectivo sabía que necesitaba el apoyo de la comunidad para llevar a cabo tamaña tarea. Para lograrlo, presidieron varias reuniones vecinales para presentar su proyecto y para demostrarle a la gente lo que lograrían. No fue fácil: al principio había mucho escepticismo, ya que se creía que los murales no cambiarían tanto las paredes rayadas con grafiti. Sin embargo, el colectivo los convenció de hacer un mural piloto, y seguir a partir de ahí.

corredor-de-arte-buena-vista
Fotografía de: Marlene Vizuet

corredor-de-arte-buena-vista
Fotografía de: Marlene Vizuet

El lugar de experimentación fue el propio edificio de la familia: sobra decir que fue un éxito. Los vecinos quedaron tan encantados que decidieron que todos aportarían para ampliar el proyecto. Los siguientes pasos fueron acercarse al gobierno de la delegación y a los artistas. La alcaldía accedió a financiar el coste de los materiales y Liberalia hizo un llamado a los artistas que quisieran participar. Seleccionaron solo artistas mexicanos, para reflejar la vasta cultura del país, e intervinieron cada edificio después de consultar a sus ocupantes, para que las decisiones tomadas fueran conjuntas y todas las partes estuvieran satisfechas.

De esta manera, los edificios de la colonia se fueron llenando poco a poco de colores, flores y rostros y se convirtieron en el Corredor de Arte Buena Vista. Hoy en día, las calles intervenidas forman parte del recorrido del Turibús. Además, los vecinos del barrio están encantados con los resultados. Muchos de ellos afirman que el cambio producido por los murales es más que palpable.

corredor-de-arte-buena-vista
Fotografía de: Michelle Marie Wallace

Con sonrisas en la cara, dicen que las calles ahora son más luminosas, más bonitas y que la gente está más contenta. La ciudadanía ha ido recuperando los espacios, y los lazos comunitarios se sienten más fuertes. Dicen que la gente sale más, que platica más con sus vecinos, y que los niños juegan de nuevo en los parques. Hay menos grafiti, las calles están más limpias y el crimen ha disminuido.

El impacto del arte y del compromiso y amor de una familia cambiaron el barrio de Buena Vista para siempre. En palabras del colectivo: “queremos levantar a nuestros barrios y decirle al mundo que la gente que vive aquí son personas que quieren vivir bien: que tenemos historia y cultura y que no somos barrios llenos de delincuencia. Al recuperar nuestros espacios públicos con arte somos capaces de cambiar nuestro entorno”. El Corredor de Arte Buena Vista es una demostración maravillosa de lo que pueden lograr el ingenio, la compasión y la esperanza humanas.

Fotografías de @luluurdapilleta

Te recomendamos: las lecturas sugeridas por Anagrama para recibir la primavera.

*Imagen destacada de: Marlene Vizuet

Cocina Abierta, el comedero más original de la CDMX
MXCity
Los comederos de los centros comerciales suelen ser todos iguales; sin embargo, Cocina Abierta se distingue del resto y sobresale por su originalidad.
cocina-abierta

Si te apetece estar en un solo lugar que ofrezca múltiples opciones de cocinas deliciosas y de calidad, Cocina Abierta es la mejor opción; no dudes en visitarla.

 

Los centros comerciales no suelen ser lugares a donde uno va por sus comederos. Si bien a veces pueden albergar buenos restaurantes, sus áreas de comida dejan mucho que desear. Los locales que uno se encuentra no varían mucho: cadenas transnacionales, changarros de comida rápida y alimentos mediocres, en su mayoría. Sin embargo, esto no tiene por qué ser siempre así: Cocina Abierta rompe con el patrón y ofrece una excelente y muy variada experiencia culinaria.

cocina-abierta
Imagen de: Deezen

Si tienes ganas de caminar un rato por un centro comercial, hacer window-shopping y terminar con una buena comida, date una vuelta por Artz Pedregal, sobre Periférico. Más allá de sus tiendas, la verdadera estrella del lugar es su comedero. Cocina Abierta fue creado por el estudio de arquitectura MYT+GLVDK, con elementos que combinan los estilos mexicano y japonés.

Alrededor del lugar se encuentran varios locales que ofrecen probadas de distintas cocinas internacionales, con muchas opciones para sentarse y admirar el exquisito diseño de la zona. En el centro del comedero hay una escalera y una rampa helicoidales, que dan vueltas entre sí, y llevan a un mezzanine que ofrece una vista espectacular del espacio.

cocina-abierta
Imagen de: Deezen

cocina-abierta
Imagen de: Deezen

No obstante, las indiscutibles joyas de Cocina Abierta son los restaurantes. En primer lugar, tenemos un Biergarten alemán, con un patio al aire libre, coctelería y comida tanto mexicana como alemana. Mientras pruebas sus platillos, podrás deleitarte con sus magníficas cervezas y bebidas preparadas. Si quieres seguir explorando, Cocina Abierta no se queda corta de opciones.

A continuación, tenemos La Imperial, un restaurante mexicano que busca evocar la época de oro de las cantinas. Su arquitectura a la antigua, combinada con toques barrocos y del siglo XXI hacen de La Imperial un restaurante muy fotogénico. Si eres fanático de la comida oriental, desplázate hacia Moshi-Moshi. Este restaurante japonés ofrece un espacio amplio y luminoso, con cabinas de madera y lámparas colgantes. Las delicias que corren a lo largo de su cinta transportadora te harán agua la boca. Sin lugar a dudas, en Cocina Abierta hay algo para todos.

Dónde: Artz Pedregal; Periférico Sur 3720, Jardines del Pedregal.

Más espacios fascinantes en la CDMX: el Museo Tamayo.

*Imagen destacada de: Deezen

Ex-Convento de Bucareli, un Tesoro histórico en la Sierra Gorda
MXCity
La arquitectura religiosa de México, majestuosa y espectacular, forma parte de nuestro patrimonio cultural: ejemplo de ello es el Ex-Convento de Bucareli.

La Sierra Gorda de Querétaro es una maravilla natural, que alberga hermosos bosques, cascadas, miradores y ríos; sin embargo, también es el hogar de una maravilla arquitectónica: el Ex-Convento de Bucareli.

 

En el corazón de la Sierra Gorda, cerca del pintoresco pueblo de Pinal de Amoles, se ubica uno de los edificios más bellos de la región. Se trata del Ex-Convento de Bucareli, una preciosa construcción de finales del siglo XIX que se asemeja a un castillo medieval. Forma parte de la ruta de Misiones, la cual se extiende a lo largo de varios estados: es uno de los más bellos e interesantes recorridos turísticos que se pueden hacer en el país. Ofrece una de las vistas más bellas de los alrededores: rodeado de cerros, cielos azules y aire limpio, es un sitio maravilloso para recargar energías y tomar fotos fantásticas.

 

pinal-de-amoles

Imagen de: Wikimedia Commons

 

 

Fue erigido por Fray Ángelo Ruiz y Ruiz, Fray Isidoro M. Ávila, Fray Salvador Monroy, Fray Domingo García y Fray Pacífico Rendón, franciscanos de la provincia de San Pedro. El esmero que pusieron al erigirlo se nota inmediatamente: sus dos patios interiores, adornados con preciosos arcos y una fuente, son muestra de un gusto exquisito. En el interior de la mole principal hay una capilla y una sacristía, las cuales fueron construidas unos 30 años antes por otro franciscano. Los pobladores de la zona llamaban a este pequeño conjunto “El Conventito”.

Los tres cuartos con los que contaba fueron retirados para dar pie al ahora Ex-Convento de Bucareli. Sin embargo, el ex-convento no solo es bello por fuera, sino que en su interior contiene un acervo cultural incomparable. La devoción y dedicación al conocimiento y estudio de quienes habitaban aquí están plasmadas en los más de 450 volúmenes de diversos tratados de teología, todos escritos en latín.

 

 

ex-convento-de-bucareli

Imagen de: Wikimedia Commons

 

Además, parte de su interior fue habilitado como un espacio museográfico, en donde converge la voluntad de trabajo y conservación de quienes lo administran, además de parte del patrimonio histórico de Bucareli. Entrar al Ex-Convento de Bucareli es como traspasar un umbral al pasado, donde palabras antiguas y sabias resuenan en sus muros. Además de ser un repositorio de riqueza social y cultural, también se convierte en un lugar de reflexión y diálogo, donde todos los que ahí se encuentran mantienen el espacio vivo y en movimiento.

 

ex-convento-de-bucareli

 

 

 

Aquí más acerca de Pinal de Amoles, un pueblo rodeado de paisajes espectaculares.

*Imagen destacada de: Reddit

El Mural a los Héroes de la Salud, un emotivo homenaje a los trabajadores del IMSS
MXCity
Durante la pandemia de Covid-10, miles de doctores, enfermeras y demás personal de salud trabajan sin descanso; el mural del IMSS reconoce su esfuerzo.
imss

Cuando un país experimenta tiempos de adversidad, siempre hay personas que dan todo de sí para sostenerlo: actualmente, son los trabajadores del IMSS, a quienes se les dedicó un oportuno homenaje.

 

La pandemia de coronavirus ha puesto en jaque a muchos países, ha roto nuestra rutina y nos ha puesto a cuestionarnos muchas cosas. Sin embargo, para algunos es mucho más difícil que para otros. Aquellos quienes están en la primera línea de fuego, como los doctores y enfermeras, tienen que luchar todos los días para mantener al virus a raya. Por ello es que el IMSS dedicó un emotivo mural digital para reconocer su sacrificio: su objetivo es agradecerles, apoyarlos y recordarlos en todo momento.

 

imss

Imagen de: sntss.org.mx

 

El Mural a los Héroes de la Salud se proyectó en la fachada de la Unidad de Congresos del CMN Siglo XXI. Aquí se transmitieron constantemente mensajes enviados por Twitter, repletos de las fotos de los trabajadores, de agradecimientos y memoriales para quienes han perdido la vida. Además, el mural se levantó sin costo alguno para el IMSS, ya que fue un esfuerzo conjunto de Grupo CIE, la empresa Cocolab y el afamado fotógrafo Santiago Arau.

El efecto deseado es que la población en general comprenda el enorme valor social que tiene el personal sanitario. Si bien muchos de nosotros podemos pasar la cuarentena en casa, sin ponernos en demasiado riesgo, toda la planta de trabajo de hospitales, clínicas y centros de salud se levantan todos los días para librar una batalla sumamente complicada, poniendo sus vidas en la línea para salvar la de los demás. Ellos son los que ayudan y reconfortan a los miles de pacientes que pasan por el calvario del Covid-19.

 

imss

Imagen de: imss.gob.mx

 

La crisis sanitaria continúa, y todos debemos hacer un esfuerzo conjunto, desde nuestras respectivas trincheras, para superarla. A los que podemos leer este tipo de artículos desde la seguridad de nuestras casas, nos toca practicar el distanciamiento social, difundir información útil y verídica, exhortando a nuestros conocidos que acaten con las indicaciones de la Secretaría de Salud y ayudar, dentro de lo posible, a quienes no se pueden dar el lujo de recluirse. Iniciativas como el Mural a los Héroes de la Salud del IMSS es un ejemplo de cómo hacerlo.

 

 

Conoce el esquema 4×10 para regresar a trabajar en la CDMX.

*Imagen destacada de: gob.mx