Guiseppe “Peppino” Garibaldi: libertador, revolucionario y luchador social
MXCity
Peppino Garibaldi, nieto de libertadores, combatiente en Venezuela, General en la Revolución Mexicana y luchador contra el fascismo de Mussolini.

Guiseppe Garibaldi fue un enorme luchador social.

 

En todo México hay calles, plazas y parque llamados "Garibaldi". Inclusive en el extranjero existen restaurantes de comida Mexicana y bares con el mismo nombre. En la CMDX la plaza Garibaldi recibe a sus visitantes con un museo del tequila, restaurantes típicos, grupos de mariachis y conjuntos norteños.

La palabra Garibaldi porta consigo cierto grado de mexicanidad, pero muy pocos nos hemos detenido a pensar quien fue Garibaldi, y como es que un apellido Italiano termino siendo un nombre tan sonado en nuestro país. En Milán, Italia, se encuentra un monumento a Garibaldi, destacado político y estratega militar Italiano y uno de los héroes de la unificación de Italia. Garibaldi es uno de los padres de la patria y uno de los personajes más conmemorados en la historia de Italia. Pero las calles, plazas, y escuelas llamadas Garibaldi en México no fueron nombradas así en honor al héroe de la liberación Italiana, el Garibaldi que tanto mencionamos en México es Giuseppe "Peppino"Garibaldi II, nieto del libertador de Italia, y general de la revolución Mexicana.

 

 

Giuseppe Garibaldi fue un General en el Ejército Maderista. Nació en Melbourne, Australia, siendo hijo de Ricciotti Garibaldi y la inglesa Constance Hopcraft. Era nieto del famoso héroe italiano Giuseppe Garibaldi, por lo que fue bautizado con el mismo nombre, pero cuando llegó a México le llamaban “José”, y más tarde sería mejor conocido en todo el mundo con el nombre de Peppino Garibaldi.

Garibaldi combatió en Grecia junto a su padre durante la Guerra Greco-Turca (1897) también en la Primera Guerra de los Balcanes. Tras estas aventuras se estableció en Buenos Aires, viajando eventualmente a Estados Unidos. En 1903 ofreció sus servicios en Sudáfrica en las Guerras de los Bóer como voluntario del Ejército Británico y luego combatió en Venezuela contra Cipriano Castro durante la Revolución Libertadora.

 

 

Giuseppe Garibaldi II, luchó por diferentes causas sociales en Sudáfrica, Venezuela y Guyana, hasta que se muda a Chihuahua para probar suerte en las minas de oro de la sierra. No tuvo fortuna y trabajó en los talleres ferroviarios el mismo año que estalló la revolución y uniéndose en El  Paso, Texas en las tropas maderistas. A la buena usanza mexicana, a Giuseppe Garibaldi II se le dio el apodo de José "El Gringo" Garibaldi.

Gracias a su experiencia militar, y la fama su familia, Giuseppe Garibaldi II se convirtió en uno de los hombres de confianza de Madero. Participó en varios combates del estado de Chihuahua por lo que Francisco I. Madero lo hizo coronel antes de la Batalla de Casas Grandes donde alcanzó el grado de General. Madero nombró a Peppino jefe de la "Legión extranjera", un cuerpo que llegó a contar alrededor de cuarenta individuos y en el cual sentaban plaza voluntarios de distintas nacionalidades.

 

 

Su designación no agradó a todos y Madero hubo de recordales que Wáshington no desdeñó el auxilio de Lafayette; que el general venezolano Miranda comandó una sección del ejército francés en Jenmapes, y que Mina, uno de los héroes de la independencia, era natural de España, lo que no le impidió ciertamente inmolarse en aras de la libertad de México. Estas razones parecieron satisfacer a los descontentos.

Garibaldi fue acogido fraternalmente en las filas del ejército rebelde, participando en la batalla de Casas Grandes junto a Eduardo Madero, el hermano del caudillo. Después combatió en la batalla de Ciudad Juárez, en compañía de Raúl Madero, otro hermano de Francisco, en donde utilizó los dos cañones que había construido mientras duró el armisticio.

 

 

Cuando Madero hizo su entrada triunfal en la ciudad de México, el 7 de junio de 1911, su hermano Raúl y Peppino Garibaldi se subieron con el jefe de la revolución a un auto para encabezar el desfile de la victoria. Las crónicas de la época señalan que al recibimiento acudieron más de cien mil personas.

Al triunfo de la revolución maderista, Garibaldi decidió marcharse de México. Se dirigió a Grecia en 1912 para luchar en la Primera Guerra de los Balcanes contra Turquía, permaneciendo allí hasta 1913 y estableciéndose luego en Estados Unidos.

 

 

Garibaldi formó la Legione Garibaldina, formada por inmigrantes italianos en Francia que se adhirieron a la Legión Extranjera Francesa en agosto de 1914 cuando empezó la Primera Guerra Mundial, siendo admitido allí con el grado de comandante. En 1915 Garibaldi combatió con distinción, recibiendo el grado de General Brigadier en junio de 1918 y decidiéndose retirar de las armas en 1919, a los 40 años de edad.

Peppino Garibaldi se estableció como negociante en Gran Bretaña y Estados Unidos pero sin mayor éxito. Volvió a Italia en 1922 y allí se opuso al advenimiento del fascismo mussoliniano junto con el movimiento político Italia Libera, pero fracasó en este empeño. Tras este episodio volvió a Estados Unidos, donde se estableció lejos de la vista del público hasta 1940. En ese año volvió a Italia para visitar a su madre establecida en Roma, pero en 1943 fue arrestado por orden de la Wehrmacht alemana y detenido hasta 1945. Tras su liberación permanece en Roma, dedicado a la vida privada, donde muere el 19 de mayo de 1950.

 

 

Gracias a este libertador y aliado de los pobres y la tiranía, en México existen calles y plazas llamadas Garibaldi. Gracias a Giuseppe Garibaldi II, la plaza del Barrio de la Lagunilla, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, conocida como Plaza Garibaldi, lleva ese nombre en honor a este destacado personaje, nieto de Giuseppe Garibaldi, el padre de la patria italiana.

 

Pericos monjes invaden la CDMX , una bella especie carismática pero muy competitiva
MXCity
El perico monje tiene un plumaje hermoso, pero en muchas partes del mundo, incluyendo México, puede convertirse en plaga.

Foto destacada: Soanes pictures

El Perico monje es un ave preciosa pero en muchas partes del mundo se le considerada una plaga.

 

. . .

 

El periquito monje es un animalillo que se tiene como mascota debido a que son  muy inteligentes y tienen una gran adaptabilidad al medio, a la alimentación  y a que la forma de su pico es fuerte y versátil, así como la estructura flexible de sus patas que le permite trepar en la vegetación y asir alimentos. ?

Estos periquillos son animales sociales de gran complejidad, llegan a construir nidos comunales en la mayor altura posible disponible de los árboles. Es la única especie de loro que construye sus propias nidificaciones utilizando ramas y vuelan en ruidosas bandadas.

 

 

Asimismo, es capaz de emitir chillidos, graznidos e imitar palabras. ?Debido a su tamaño y manejo en casa, se han introducido como mascotas en varios lugares, aunque más tarde terminan escapando al grado de que se han vuelto aves silvestres. Entre 1960 y 1980 se introdujeron miles de cotorras a los Estados Unidos como mascotas. ? Muchos de ellos se escaparon lo que permitió que la especie proliferara. Al grado de que en 1970, había ejemplares en siete estados y para en 1995 se había difundido a otros ocho. Se calcula que solo en Florida, pasó debe haber entre 150,000 a 500,000 a principios del siglo XXI.

 

De Mascota a plaga

 

 

Esto derivó en que el periquito monje sea, hoy en día, es considerada una plaga invasora. El perico es una especie exótica que entró a México y ahora existen poblaciones silvestres por todo el país, los expertos temen que su apariencia pueda representar un obstáculo para frenarla.

A pesar de que es pájaro de 30 centímetros con un precioso plumaje verde limón y gris; el perico monje argentino es una especie que representa un peligro para nuestros ecosistemas. De hecho, esta ave figura en el primer listado de invasoras publicado en diciembre pasado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

 

 

Aunque esta ave no es originaria de la región, es capaz de sobrevivir, reproducirse y establecerse en hábitats y ecosistemas naturales. Pero la introducción de especies exóticas se considera una de las mayores causas de pérdida de biodiversidad global, provocando hasta 17% de las extinciones animales. En México, es el tercer factor de presión a la biodiversidad.

Esta especie no debe ser tomada a la ligera. En otros países donde se han vuelto plaga (en España se calculan unos 20 mil ejemplares), registrando desplazamiento de especies nativas y afectaciones a cultivos ya que este perico puede anidar en donde sea. Sus nidos son tan grandes que provocan equivalentes daños en el bosque ya que rompen las ramas de los árboles, así como postes de luz e incluso torres eléctricas.

 

 

El peso de los nidos puede ser de más de 150 kilos, y cuando anidan en un poste de luz, muerden cables causando cortocircuitos, problemas en las comunicaciones, además de portar enfermedades que afecten a poblaciones de aves mexicanas y a la salud humana.

Asimismo, el otro peligro de estos animales está en la cantidad de aves, y su éxito reproductivo aumenta mucho en ciudades y zonas urbanas. Cada ave vive de 20 a 30 años, y una sola pareja puede engendrar 30 aves por año. De hecho, esta especie se considera una plaga incluso en Argentina, su lugar de origen.

 

¿Qué hacer con el perico monje?

 

 

Patricia Ramírez Bastida, bióloga de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala de la UNAM, maneja el Proyecto Cotorra Argentina, uno de los nidales de pericos monje más grandes de la CDMX, en la alcaldía GAM, financiado por la Conabio, y cuyo propósito es diagnosticar el grado de penetración de esta especie en la Ciudad de México y su área metropolitana, ubicando parvadas y sitios de anidación como éste.

 

 

En México sólo se había visto una parvada de estas aves en 1995. Pero entre 2005 y 2010 se transportaron 126,260 ejemplares que hoy proliferan en Oaxaca, Baja California Sur, Guerrero, Hidalgo, Estado de México y 21 estados más con poblaciones de miles de aves. La importación de perico monje se prohibió en 2015, pero ya fue muy tarde.

Desde 2006, México se convirtió en el mayor importador de cotorra argentina en el mundo. Por fortuna, las poblaciones de pericos todavía no se han incrementado a grados invasivos, la literatura referida a esta ave advierte que de no tomar su erradicación como prioridad e invertir todo lo necesario para llevar a sus poblaciones a cero, cualquier recurso gastado se desperdiciará.

 

 

El perico monje es una plaga, pero como cuenta con el apoyo de la gente, al ser una especie carismática, que resulta complicado impedir que se sigan liberando y tomando como mascotas. Es por eso que se recomienda no alimentar al perico monje argentino.

La otra idea, es  hacer que la especie "se naturalice"; es decir,  que sus poblaciones dejan de competir con las especies nativas y tomen un nicho ecológico. Los gavilanes, la aguililla de Harris y el halcón peregrino podrían estabilizar el ecosistema, haciendo que la naturaleza haga el resto.

Parque Submarino Rosarito, la Disneylandia de los buzos
MXCity
El Parque Submarino Rosarito brinda buceo educativo, científico, cultural y turístico en el espectacular Mar de Cortés.

Foto destacada: hiptex

El formidable Parque Submarino Rosarito es el primer Arrecife artificial del noroeste mexicano.

 

. . .

 

Fueron necesario muchos años de análisis de suelo, corrientes y mareas del agua, así como una clara comprensión del pasó de los barcos navegables, oxigenación para la vida marina y limpieza, para hacer de este ecosistema un asombroso lugar para el buceo educativo, científico, cultural y turístico.

Después de varios planes y de definir el lugar exacto en el Pacífico Norte, fue posible hundir el primer barco de 70 metros de largo a 30 metros mar adentro de Playas de Rosarito.

 

 

Pero este proyecto todavía sigue en marcha. A largo plazo, se planea un cementerio de barcos, un área tributo al Titanic, un Atlantis Pre-colombiano y un jardín de esculturas. Así que este Parque Submarino, donde se hundió el Buque Uribe 121 con alrededor de 50 hectáreas para el buceo.

La Patrulla Oceánica Uribe 121 es el primer componente del cementerio de Barcos, fue hundido el 21 de noviembre del 2015, en la Bahía El Descanso en las coordenadas 32° 15´ 45" LN y 116° 56´ 03" LO en aproximadamente 95 pies de agua.

 

 

 

Dentro de sus características principales, tenía dos motores diésel como propulsores, estaba armado con un cañón Bofors Breda de 40 mm y un helicóptero Bolkow, que perteneció a la primera generación mexicana de patrullas de vigilancia con helipuerto y helicóptero, con una capacidad de tripulación de 54 personas.

El Uribe 121 sufrió un daño irreparable debido a un incendio el 27 de noviembre de 2011, quemando el Puente de Mando, el techo, los cuartos de la batería, del aire acondicionado y los camarotes, dejando al Uribe 121 totalmente incapacitado. La nave fue inspeccionada para evaluar si podía regresar al servicio, pero fue declarada daño total, debido al alto costo de los daños.

 

 

Después de remover todos los componentes usables, el ex Uribe 121 fue donado a la gente Playas de Rosarito como un casco sin motor. La ex Patrulla Oceánica Uribe 121 fue liberada en comodato por parte del municipio de Playas de Rosarito a la Fundación de Arrecifes Artificiales de Baja California, A.C., para ser usado como refugio de vida marina en las costas de Playas de Rosarito, Baja California, como parte del Parque Submarino de Rosarito, el primer Arrecife artificial en el noroeste de México.

Parque Submarino Rosarito se localiza mar adentro, a mil 500 metros de tierra, entre las aguas de Ensenada y Playas de Rosarito. Forma parte de la Bahía El Descanso, a 10 minutos de Puerto Nuevo, donde se prepara uno de los mejores platillos de langosta de Baja California. Llega desde Tijuana por la carretera escénica Tijuana-Ensenada hacia la Transpeninsular, que pasa por Rosarito.

 

 

 

A menudo, este parque se describe como "la Disneylandia de los buzos", dice con emoción Francisco Ussel Heredia, presidente de la Fundación de Arrecifes Artificiales de Baja California.

Es un Parque Submarino dirigido a buzos de todos los niveles. Asimismo, se describe como "estar en un vivero submarino" donde es posible  observar un sinnúmero de colores, cardúmenes dando vueltas y otras especies. Es una aventura recorrer una nave hundida, de 70 metros de largo, por 14 de ancho y 100 de altura.

 

 

En el parque, los buzos pueden sumergirse a siete y hasta 30 metros de profundidad. Los científicos y otros especialistas calculan que el Parque Submarino albergará más de 30 mil individuos de 80 especies de flora y fauna. Uno de sus objetivos es contribuir a la protección de un ecosistema en 50 kilómetros de litoral.

En las aguas de este lugar, habitan ballenas, focas y estrellas de mar gigantes. Generalmente se requiere de un traje de neopreno de ocho milímetros, para visitar la próxima Atlántida Prehispánica, que contará con cinco estructuras piramidales a escala, entre las que están consideradas Palenque y Uxmal.

 

 

El Museo de Sitio del Arrecife es el único atractivo dirigido a visitantes en tierra. Aquí podrás ver una exhibición de todo lo que sucede en el arrecife artificial, con cámaras que transmitirán imágenes en tiempo real. Para hacer esto posible se hicieron alianzas con instituciones como la Baja California.

 

 

Parque Submarino Rosarito

Dónde: Bahía El Descanso 32° 15´ 45" LN y 116° 56´ 03" LO a 95 pies de agua.

Cuando: todo el año

Cuánto: ver cláusulas