Bares y Antros
La cultura tiki de los años 50 surge en la Roma con Waikiki Tiki Room
MXCity
Waikiki Tiki es un restaurante / bar inspirado en la escena tiki de los años 50 y en los lugares emblemáticos de Hawai de aquellos años.

Waikiki Tiki es un viaje tropical y misterioso alrededor de Hawai, sus volcanes, cultura y música se reinterpretan de una manera contemporánea y funky.

 

La cultura Tiki es una construcción social estadounidense del siglo XX nacida de restaurantes y bares de temática exótica que se basaba en ideas de viajes idealistas a regiones tropicales, típicamente Polinesia, pero también a partes de Hawaii, Asia y Australia. Comenzando en California en la década de 1930 y luego extendiéndose por todo el mundo, se inspiró en la vida náutica y el sentimiento turístico hacia el Pacífico Sur en general, especialmente como se ve a través de una lente de Hollywood.

Las tazas de Tiki y la supuesta mitología de sus tallas comenzaron a desempeñar un papel más prominente y comenzaron a dominar en una forma de ocio escapista expandido. La conexión con el verdadero tiki es, por lo tanto, suelta y estilizada, ya que es una forma muy romántica con simbología prestada y no una verdadera forma de arte oceánico o parte de cualquier práctica religiosa para quienes cenan en establecimientos “tiki”.

 

 

 

La cultura tiki comenzó a cambiar con el tiempo, influida por la Segunda Guerra Mundial, la era atómica y la era espacial a medida que crecían las nuevas razones para el escapísmo. Si bien el escapísmo sigue desempeñando un papel importante en la cultura tiki del siglo XXI, también depende en gran medida de las personas interesadas en la historia, la arqueología urbana y el retroísmo.

 

 

 

Waikiki Tiki rescata este concepto y lo lleva nuevas magnitudes, es un restaurante / bar inspirado en la escena tiki de los años 50 y en los lugares emblemáticos de Hawai de aquellos años. Es un viaje tropical y misterioso alrededor de Hawai, sus volcanes, cultura y música se reinterpretan de una manera contemporánea y funky. Entrar a Waikiki es como viajar en el tiempo y permanecer allí para disfrutar del mundo tiki en la Ciudad de México.

 

 

 

Creado por Walter Meyenberg diseñador y empresario; responsable de conceptos como Huset y Hanky Panky en la CDMX, apasionado del diseño, la gastronomía y coctelería. Tomás Bermúdez, co-fundador de La Docena Oyster Bar & Grill, y Juan Pablo Arredondo, socio del restaurante La Docena Oyster Bar & Grill en la Roma y Polanco, y creador del Tequila Santo Veneno y socio del Mezcal Titlán.

 

 

 

La cultura Tiki comienza en la Roma con este bar hecho para parecer un antiguo set de Hollywood, las bebidas elaboradas son su piedra angular y sus principales actores. Así como a Don the Beachcomber se le atribuye en gran parte el hecho de que es el primer bar tiki del que todos los demás establecimientos estarán hablando. Un menú completo de bebidas en la mezcla de jarabes con sabor y jugos de frutas frescas con ron. Estos cocteles exóticos, convertirán rápidamente a Waikiki Tiki en el lugar ideal para la escena de la Roma y un verdadero viaje a una dimensión tropical.

 

 

 

Waikiki Tiki Room

Dónde: Orizaba 115, colonia Roma. CDMX

Cuándo: Martes a Domingo de 5:00pm – 2:00am

Reservaciones

Facebook / Instagram

La Xampa, el bar que hace homenaje a la espuma de vida de la champagne
MXCity
La Xampa se convertirá en tu cocktail bar preferido ya que su especialidad en champagne, vinos espumosos y cavas es suprema.

Además de champagne, este cocktel bar tiene una gran variedad de comida y bebida.

 

 

El champán, champaña o champagne, es un vino espumoso elaborado conforme al método champenoise en la región de Champaña, en el noreste de Francia. Está protegido por una denominación de origen, que puede ser  blanco o rosado espumoso elaborado con una mezcla entre uvas chardonnay, pinot meunier, pinot noir, pinot gris, arbanne y petit meslier.

Aunque la denominación de champán es exclusiva de la región de Champaña, popularmente se utiliza el término para denominar a los vinos espumosos elaborados en muchas regiones del mundo, entre ellos el cava. La recomendación para beber champán es a una temperatura de entre 5 y 7 grados, en copa de vino o copa alta en forma de tulipa, se desaconseja la copa plana tipo pompadour.

 

 

 

El champán se comienza a embotellar hacia el 1660, poco antes de terminar la primera fermentación a fin de conservar mejor sus aromas. A consecuencia de ello aparecen burbujas; esta efervescencia fue una fuente de preocupaciones para los productores que lo denominaron vino del diablo y salta-tapones, ya que las botellas estallaban y los tapones saltaban.

En 1670 el monje dom Pérignon, de la abadía benedictina de Hautvillers, introdujo una serie de cambios, tales como la selección de la uva, el corcho cónico sujeto con una grapa metálica y las botellas de vidrio más grueso que evitaban estallidos y que los tapones saltaran. A pesar de los muchos esfuerzos del monje el origen de las burbujas continuó siendo un misterio hasta que Louis Pasteur estudiase la fermentación en el siglo XIX.

 

 

 

Si tú eres de los que toman champán no sólo en una celebración importante, sino para celebrar la vida, La Xampa ser convertirá en tu lugar preferido. La Xampa está en el corazón de la Condesa, un lugar diferente en el cual se celebra la buena comida y sobre todo los buenos tragos.  Este bar cuenta con catas de Champagne y de varios tipos de bebidas. Ofrece a sus clientes un ambiente agradable y cálido con una propuesta de alimentos enfocada al maridaje de nuestras bebidas.

La Xampa es uno de los íconos de la Condesa si de coctel-bar hablamos, es un concepto que está inspirado en la Xampanyeria original de Barcelona, España. La idea de esto es que la gente se familiarice con la champagne. Es un bar sin reglas de etiqueta donde el consumo no es caro.

 

 

 

 

La Xampa se inauguró en diciembre del 2010, y además de su especialidad burbujeante ofrecen diferentes destilados: ginebra, ron, vodka y whisky. También cuentan con un menú que ofrece platillos sencillos para que lo que resalte sea tu bebida, pero muy bien realizados para matizar todos los sabores.

David Rocha se encuentra al frente de la barra, quien ofrece cocteles inspirados en los grandes clásicos, los cuales han sido reinterpretados con la efervescencia que aporta este estilo de vinos. El chef David Patrick es el encargado de conquistar a los asistentes con platos inspirados en tierras francesas: el fondant de queso manchego y los rollitos de berenjena, son una gozada.

 

 

 

La Xampa está en renovación de su menú, donde es posible probar la Mezcana, cóctel hecho a base de extracto de pepino, piña, miel de agave y limón, acompañado de sal de jamaica. El Demi Sec Tonic, una bebida a base de ginebra, agua tónica, jugo de limón, toronja y decorado con una ramita de romero que altera el sabor de tu bebida debido al fuerte aroma que despide, una gran experiencia.

La decoración es sobria y elegante, pero sin duda es un lugar que hará dejarte seducir por el culto a las burbujas. Es un hecho que brindar en La Xampa te va a encantar.

 

 

 

 

 

La Xampa

Dónde: Nuevo León 66, Esquina con Laredo, Condesa.

Cuándo: lunes a domingo de 14:00 a 02:00

Consumo promedio: $ 250 – $ 300

Facebook // Instagram

10 bares secretos y con un gran aura de exclusividad en la CDMX
MXCity
Disfruta de buena música, una increíble decoración, excelente comida, y accesos inesperados y secretos en estos bares de la CDMX.

Estos bares son difíciles de encontrar y de acceso secreto.

 

La paradoja del término “secreto”, es que si en verdad fuera “secreto” no sabríamos de su existencia. Pero hablar de los “bares secretos” o speakeasy ha sido tan usado que hoy en día, se ha convertido en una gran idea de marketing; además de que siempre es divertido sentir que estás en un lugar secreto.

No obstante en una ciudad como la CDMX las posibilidades de un poco de misterio siguen abundantes y puede ser que trabajes un poco para encontrar estos bares, pero es parte de la diversión. Además, si deseas salir de la rutina de los mismos lugares, aquí te dejamos los mejores bares ocultos y un poco difíciles de encontrar en la ciudad.

 

Xaman

 

 

Xaman tiene un decorado con elementos que hacen referencia al desierto y a la mística de los chamanes. Este bar tienen una barra hermosa y su estilo te hará sentirte en una cueva espiritista. Los cocteles de este bar, además de estar dedicados a la herbolaria, son exquisitos. El mixólogo utiliza ingredientes nacionales y latinoamericanos para crear experiencias sensoriales y sabores únicos, que con el agregado de la música, el diseño y el aroma, te harán sentirte con un verdadero chamán.

Dónde: Copenhague 6, Juárez.

Cuándo: martes a sábado desde las 18:00

Cuánto: $300

 

Jules Basament

 

 

Jules Basament se esconde en la fachada de un restaurante de comida tradicional, puedes comer tranquilamente y hasta ver el futbol mientras comes en este lugar. Cuando creas que es el momento, levántate, camina todo derecho hacia las puertas grandes de color blanco, al abrirlas parece un refri, camina al fondo, bajas las escaleras y encontrarás el bar. La base de las mesas tienen calaveras y el techo tiene una especie de metales, el lugar es pequeño pero ponen música de DJ y hay noches de jazz.

Dónde: Julio Verne 93, Polanco. 5280 1278

Cuándo: martes a domingo de 20:00 a 2:00

Cuánto: $400 pesos.

 

Poe

 

 

Su concepto hace referencia al célebre poema “The Raven” de Edgar Allan Poe y presenta djs invitados cada semana. Sólo podrás asegurar tu entrada si te mantienes atento a sus redes sociales, pues el acceso es sólo con reservación.

Dónde: Av Oaxaca 79, Roma Norte.

Cuándo: jueves a sábado desde las 12:00

Cuánto: $500

 

Cigar Bar

 

 

Este bar está dedicado a los amantes del cigarro y de fumar. Se encuentra en el tercer piso donde encontrarás una cabina telefónica de color rojo, y ya no hacemos spoiler de los demás… Pero en este sitio puedes disfrutar de un cigarrillo y una buena copa. Un speakeasy de lo mejor en la ciudad para los amantes de los detalles gloriosos.

Dónde: Av Moliere 48, Polanco II.

Cuándo: lunes a domingo desde medio día.

Cuánto: $300

 

Main Room

 

 

Aunque se anucia la entrada a unos “Baños Públicos”,  verás un cadenero y gente esperando para entrar. El interior de Main Room tiene una decoración simula ser una suite elegante de hotel con sillones de piel. Cuando logres ingresar verás la fachada de un mostrador de baño con accesorios de limpieza y artículos de uso personal, entras a un elevador, oprime el botón MR, y las puertas del otro lado se abrirán de par en par, permitiéndote entrar al bar speakeasy en CDMX que se oculta detrás de lo que simula ser un baño. No olvides la reservación previa.

Dónde: Av Oaxaca 90, Roma Nte.,

Cuándo: jueves a sábado desde las 23:00

Cuánto: $300 pesos.

 

Vanderbilt

 

 

Vanderbilt es un antro inspirado en los clubs privados más exclusivos como Boosty Bellows en Los Ángeles y Boom Room en Nueva York. Está ubicado detrás de una lavandería. Al entrar estarás rodeado de un exclusivo ambiente donde solo están disponibles 20 mesas.

Dónde: Pdte. Masaryk 393, Polanco.

Cuándo: jueves a sábado desde las 22:00

Cuánto: $500 pesos.

 

Warhol

 

 

Si la avenida Tamaulipas pudiera hablar, tendría mucho por revelarnos sobre los lugares que han formado parte de la vida nocturna en la Condesa. Pero es nuestro deber como citadinos y noctámbulos descubrir aquellos sitios que incitan a probar nuevas experiencias. Ejemplo de ello es Warhol, un speakeasy en Av. Tamaulipas con terraza, bar y coctelería de autor.

Dónde: Av. Tamaulipas 136, Hipódromo.

Cuándo: jueves a sábado desde las 18:00

Cuánto: $500

 

Parker and Lenox

 

 

Este bar es ecléctico y está decorado con terciopelo rojo, piel y madera presenta comida americana y música de jazz en vivo. Es un foro inspirado en los años 30 con una propuesta de coctelería clásica y excelentes bandas en vivo de martes a sábado.

Dónde: Calle Milán 14, Cuauhtémoc, Juárez.

Cuándo: martes a domingo desde las 13:00

Cuánto: $300

 

Nom

 

 

De todos los lugares, Nom es casi un lugar secreto. Solo es un espacio para dieciséis personas las que disfrutan de un menú elaborado en una cocina en la que en todo momento tienes interacción directa con el chef y puedes ver todo lo que te están preparando.  Hay gran selección de vino mexicano para maridar tus platillos y es un sitio perfecto para disfrutar con tu pareja o amigos.

Dónde: Alejandro Dumas 125, Polanco.

Cuándo: martes a sábado desde las 14:00

Cuánto: $600

 

Hanky Panky

 

 

Su ubicación es un rumor, excepto para quienes tienen membresía o han entrado por invitación; de otra forma resulta complicado dar con el lugar e imposible acceder a Hanky Panky. Este bar le rinde culto a los años de la prohibición, cuando los locales cotidianos servían de fachada para vender bebidas alcohólicas de forma ilegal. Su impecable carta de coctelería clásica y tragos signature fue diseñada por los bartenders más reconocidos del país, haciendo de este speakeasy un verdadero encanto en el que, por supuesto, los insumos se preparan en casa para mezclarse sólo con las mejores etiquetas.

Dónde: en algún lugar de la Ciudad de México.

Cuándo: martes a domingo desde las 14:00

Cuánto: secreto

12 bares recientes para conocer en la siempre vanguardista Ciudad de México
MXCity
Para saciar esa sed de la buena y de la mala, aquí te dejamos algunas ofertas de nuevos bares de la siempre activa CDMX.

Estos bares de la CDMX forman parte de la más reciente oferta de vida nocturna.

 

El alcohol y los bares son inseparables. Desde la antigua Babilonia hasta el día de hoy, forman parte de nuestra civilización y a veces de nuestra comunidad. El alcohol, específicamente el vino, se usaba principalmente como agente medicinal, igual que hoy se utiliza para aliviar las penas.

Podemos rastrear los conceptos tradicionales de las barras desde la antigua Grecia y Roma. A lo largo de las ciudades y el campo, las tabernas comenzaron a servir bebidas alcohólicas con alimentos para los viajeros. A medida que pasaba el tiempo y más personas se reunían allí, estas tabernas comenzaron a expandir sus negocios para incluir juegos y otros entretenimientos. Con la caída del Imperio Romano, el número de estas tabernas comenzó a disminuir y solo ofrecía comida, alojamiento y establos para los viajeros.

Cuando los habitantes de Nueva Inglaterra comenzaron a mudarse al Nuevo Mundo, las “casas públicas” eran una parte tan importante de la vida cotidiana, que en muchas colonias nuevas la ciudad comenzó a construir las tabernas antes de las iglesias. En la década de 1800, el propósito de las tabernas se transformó en lo que ahora llamamos hoteles, y al mismo tiempo aparecieron muchos “salones” en cada esquina.  Desde esa época los bares de vino y la escena nocturna han llegado a todos los rincones del mundo.

Por eso te traemos los nuevos bares para visitar nuevos bares en la CDMX.

 

Discoteca

 

 

En Discoteca hay buenos tragos y mucho glam propio de un antro gay. Aunque está un poco alejado de los principales puntos de encuentro en la Ciudad de México, hay una esencia de exclusividad. Sus dos barras ofrecen gin, vodka y tequila inspirados en las divas del pop: Madonna, Britney, Gaga entre otras. Así que puedes sacar tus mejores pasos de baile.

Dónde: Paseo de las Palmas 810, Lomas de Chapultepec.

Cuándo: viernes a partir de la media noche

Cuánto: $250 acceso y $300 con tarjeta.

 

Japan Club

 

 

Este bar le apuesta por la música electrónica local. Así que puedes escuchar, bailar y disfruta la música en un bar donde apenas brillan un par de neones en la barra. Hay que ver sus redes sociales para estar al pendiente de su programación. Buena recomendación de nuevos bares en CDMX si te gustaron Terminal y Yu Yu.

Dónde: Monterrey 56, Col. Roma Norte

Cuándo: miércoles a domingo de 20:00 a 03:00

Cuánto: $500-$900

Cóver según evento.

 

Hilaria Jardín

 

 

Aquí hay terraza, tap room, restaurante y speakeasy en el 908, dentro de un edificio donde abundan negocios de reparación de lentes. Más de 15 líneas de cerveza artesanal mexicana lo hace el lugar ideal para tomar cerveza antes de la fiesta. Hay pizzas con chapulines hasta hamburguesas con tuétano.            

Dónde: Bolivar 21, Departamento 908, Col. Centro Histórico.

Cuándo: miércoles a domingo desde las 12:00

Cuánto: 200–$300

 

Café Tacobar

 

 

Con una barra de cocteles extraordinarios y tacos deliciosos con tortilla hecha a mano, te sentirás como ir a la casa de tu amigo bartender a echar el trago y la fiesta. Un lugar que se convertirá en favorito de muchas personas y, por supuesto, un lugar en la lista de los nuevos bares en la CDMX.

Dónde: Oaxaca 12, Col. Roma Norte

Cuándo: martes a sábado desde las 09:00

Cuánto: $200-$500

 

Warhol

 

 

En Warhol  hay increíbles neones, cuadros en tercer dimensión, plantitas y paredes de cerveza Warhol decoran la terraza. La coctelería, de Alonso López, está bien. Entre los mejorcitos está el Self Portrait, con mezcal, menta, kiwi y limón. Uno de los más fifís en esta lista de nuevos bares en CDMX. No puedes entrar sin el código que te dan al reservar.

Dónde: Avenida Tamaulipas 136, Col. Hipódromo, reserva al 55 3036 4861

Cuándo: jueves a sábado de 19:00-02:00

Cuánto: $500-$900

 

Bar de Terminal Juárez

 

 

El bar de Terminal Juárez ofrece una carta enorme de bebidas y hay un lugar exclusivo de Vinos con más de 50 etiquetas. Aquí te explican y recomiendan los vinos y hay variedad de comida, desde carnes frías y quesos, hasta pizzas, pastas y carne estilo Kentucky.

Dónde: Versalles #88, Colonia Juárez, CDMX.

Cuándo: Lunes a miércoles de 07:00 a 23:00; Jueves a sábado, 07:00 a 01:00; dom., 08:00 a 22:00

Cuánto: $290

 

Bar en el Museo del Pulque

 

 

El Museo del Pulque en la Ciudad de México que abrió en febrero, ofrece buenos pulques de las zonas pulqueras mexicanas, curados interesantes y botana gratis de 13 1 14 horas (después la comida es a la carta). Sin duda uno de nuestros favoritos entre los nuevos bares en CDMX.

Dónde: Ex Convento de San Hipólito, Av. Hidalgo 107-109, Centro Histórico

Cuándo: lunes a sábado desde las 10:00

Cuánto: $200

 

Bar Oriente

 

 

Deliciosos mariscos orientales, coctelería y karaoke. Así se puede resumir este lugar, uno de nuestros favoritos entre los nuevos bares en CDMX. Acompaña tu sushi con sake en el primer piso, un tiradito en el segundo y unas canciones de Juan Gabriel en el tercero. Noche rica y divertida asegurada.

Dónde: Durango 181, Col. Roma Norte

Cuándo: miércoles a domingo desde las 19:00

Cuánto: $500-$900

 

Rico Club

 

 

En rico Club hay tres ambientes y cerveza a un precio muy accesible para armar la fiesta gay —o no— durante toda la noche. Entre los nuevos bares en CDMX, este es el que le quiere hacer competencia a Baby y todos los de perreo chilangos.

Dónde: Niza 45, Col. Juárez

Cuándo: jueves a sábado desde las 19:00-03:00

Cuánto: cóver de $50 a partir de las 23:00

 

Speakeasy cervecero

 

 

Es un pequeño lugar para máximo 15 personas con una oferta única: tres o cuatro estilos de chelas de barril prácticamente imposibles de conseguir en México. Para acompañar elige el pastrami con papas a la francesa  oun antojo grasabroso perfecto para chelas poderosas. Aquí encontrarás sabores de cerveza que seguramente no habías probado.

Dónde: dentro de Hop The Beer Experience 4: Ejército Nacional 622, Col. Polanco. Cuándo: lunes a domingo desde las 18:00-03:00

Cuánto: $200

 

Waikiki Tiki Room

 

 

Estar aquí es como La Polinesia o tal vez es como ir un set de Hollywood de los años 50 con mucho ron y el ukelele de Israel Kamakawiwo’ole de fondo. Este bar homenajea a la cultura tiki: eso es lo que ofrece este bar con aire melancólico. Uno de los nuevos bares en la CDMX que hay que conocer por sus tragos.

Dónde: Orizaba 115, Roma Norte

Cuándo: martes a domingo desde las 17:00

Cuánto: $300 -$900

 

Tokyo Music Bar

 

 

El nuevo bar de coctelería y vinoilos de grupo Edo Kobayashi (Rokai, Kyo, Hiyoko) es el plan perfecto para echarse un sake en Le Tachinomi Desu, y luego aventarse unos martinis en Tokio. Todo está en el mismo lugar.

Dónde: Río Pánuco 132, Col. Cuahutémoc

Cuándo: lunes a sábado desde las 18:00

Cuánto: $500-$900

 

La cantina del Centro Histórico inmortalizada por William Burroughs
MXCity
El poeta de la generación beat nos relata en el libro Junkie sus anécdotas de cantina, en donde Tío Pepe era el escenario de un encuentro desconcertante

Cruzar la puerta de vaivén en la cantina Tío Pepe es como descubrir un umbral hacia el infinito de los recuerdos que cuentan la historia de México. Además de su arquitectura de tallados obsoletos y las fotografías trascendentales enmarcadas este lugar destaca, de entre todas las cantinas a su alrededor, por su estilo tradicional y nada presuntuoso, mismo que huele a nostalgia mexicana engendrada en las tabernas de 1900 o quizás mucho más atrás. No se sabe con precisión desde cuándo existe, pero se dice entre sus clientes fieles a la barra que, al menos, es una de las primeras cantinas de la ciudad, específicamente del Centro Histórico.

 

 

 

En Tío Pepe, las personas llegan solas y se encuentran en la barra con sus colegas de cantina (aunque  se siente la confianza exquisita de poder estar solo y pasarla muy bien), y en su mayoría acuden personas grandes y de buen humor de las que puedes aprender demasiado con un par de frases. Hay tragos bastante clásicos servidos por un mesero amable que trabaja ahí desde hace 16 años, hay botanas de canasta como las mollejas o los huevos hervidos, y por supuesto, los cacahuates con chile de árbol; hay dominó y también juegos de poker en las mesas, tal como en el cine mexicano de los 50. Los detalles más elegantes de este recinto porfiriano los encuentras en su barra y la hermosa vidriería detrás que posee el nombre de “Cognac Hennessy”, minuciosa belleza de sus pequeños detalles que transforman el lugar.

 

Tío Pepe

 

Este pasaje mítico a las realidades antañas de nuestra ciudad también es uno de los lugares más factibles para hacer profundas pláticas con nuestra mente; es cómodo y extrañamente parece silencioso entre los murmullos de las personas que lo visitan. Quizás sea por ello que algunos de los mejores versos se han escrito ahí, como lo fue en el caso del escritor beatnik William Burroughs, en su estancia en la ciudad de México.

Burroughs nos relata en su libro Junkie sus anécdotas de cantina, en donde Tío Pepe formaba el escenario de un encuentro desconcertante con tres mexicanos:

…parecía que tenía energías sin límites y una capacidad para ingerir alcohol que nunca había tenido antes. Mis emociones se desbordaban por todas partes. Me sentía incontrolablemente sociable y hablaba con el primero que pillaba (…) Estaba en una cantina barata junto a la calle Dolores en la ciudad de México, llevaba bebiendo unas 2 semanas y estaba en una mesa con tres mexicanos bebiendo tequila. Los mexicanos iban muy bien vestidos. Uno de ellos hablaba inglés. Un individuo de edad madura, corpulento, de cara triste y dulce, cantaba y tocaba la guitarra. Estaba sentado al final de la barra. Yo me alegraba de que sus canciones hicieran imposible la conversación. En esto entraron cinco policías. Pensé que igual me registraban, de modo que me quité la pistola y la funda del cinturón y la dejé caer debajo de la mesa, junto con un trozo de opio que llevaba guardado en un paquete de cigarrillos. Los guardias se tomaron una cerveza en la barra y se largaron. Cuando metí la mano bajo la mesa la funda estaba allí, pero la pistola había desaparecido.

 

Tío Pepe

 

Los nombres de Tío Pepe y Dolores (como la calle donde está situada la cantina) también aparecen en una grabación hecha por Burroughs para Giorno Poetry Systems, el colectivo de poetas que regalaba versos con acendrada genialidad por teléfono. No se tiene acertada seguridad, pero es algo probable que haya utilizado, metafóricamente, los nombres de estos lugares para crear un relato en el que Tío Pepe es un sujeto que se aprovecha de los alcohólicos viciados:

 

 

No podríamos afirmar la verdad absoluta sobre si Tío Pepe era o no uno de los sitios a los que Burroughs concurría con cierta afición; sin embargo, lo importante de esta mención a un lugar tan clásico y estiloso es que provocó, en gran medida, algunos de los estados alterados de conciencia del autor de El almuerzo desnudo. Vale la pena dedicarle a esta emblemática cantina la famosa canción de Antonio Aguilar en la rockola del lugar: los recuerdos de las juergas en el Centro Histórico por hoy y siempre.

 

 

Cantina Tío Pepe

Dirección: calle Dolores, esq. Independencia, cerca del barrio chino, Centro Histórico, DF

Precios: $20 en adelante

Fotos: Franco Hidalgo