Arqueología en el Bosque de Chapultepec, el parque urbano más grande de México
MXCity
Algunos de los hallazgos arqueológicos que han sido descubiertos en Chapultepec y la zonas aledañas.

Chapultepec ha sido lugar de descubrimientos arqueológicos desde el siglo XIX.

 

El parque urbano más grande de la ciudad de México ha sido fuente de diversos vestigios prehispánicos desde el siglo XIX. En las tres secciones de este parque, existen espacios con vestigios: cerca de los baños y las albercas de Moctezuma, las fuentes y los andadores ubicados dentro de la primera sección, así como en las áreas verdes cercanas a la Feria de Chapultepec y los museos de la segunda.

Desde 2003 se han dado los hallazgos de alrededor de 14 piezas y cimientos de muros encontrados en una excavación en la falda sur del cerro, la cual mide 20 metros cuadrados. Aquellos restos fueron asentamientos mexicas, que se dieron tras los trabajos de iluminación que se realizan en los andadores del bosque, pero ya se tenían antecedentes de asentamientos teotihuacanos cuando en 1999 se encontraron vestigios de esta cultura con el proyecto de restauración del museo de Historia.

 

 

Chapultepec, fue un área con una fuerte carga ideológica y social, donde se se han encontrado vestigios domésticos como molcajetes, jarras y ollas. En esta zona aparecen alineamientos de piedras y  restos que sugieren era un área de rituales, pues existen seis pares de vasijas colocadas una encima de la otra.

Más tarde, en 2004 se otorgó un gran presupuesto medio millón de pesos por el INAH, y cien mil pesos por el gobierno de aquella época, para contar con recursos para encontrar más vestigios. Más tarde se montaron exposiciones de las piezas encontradas en la periferia del Cerro de Chapultepec en el mismo Museo Nacional de Historia.

 

 

 

En múltiples recorridos por la superficie de las tres secciones del bosque desde 2009, se registraron diversas zonas con alto potencial arqueológico en el parque urbano. Así, y de acuerdo con la declaratoria instaurada en 2012 y ampliada en 2016 que establece a las dos primeras secciones y partes de la tercera como Zona Arqueológica de Chapultepec, fue posible emprender exploraciones en coordinación con la Conagua y localizar vestigios de una serie de viviendas prehispánicas, cuya temporalidad corresponde a las fases Tlamimilolpa (225 a 350 d.C.) y Xolalpan (350 a 550 d.C.) de la cultura Teotihuacana.

Pero quizá el mayor descubrimiento arqueológico en Chapultepec, se dio en 2018 cuando encontraron casi una hectárea que alojaba entierros, material cerámico y vestigios de antiguas estructuras habitacionales. Las labores de salvamento identifican dos ocupaciones del sitio, correspondientes al periodo Preclásico y a fases del Clásico. Hacía el año 1000, las casas que componían las aldeas se van alejado unas de otras, al principio unos 200 o 300 metros, y extendiéndose por las laderas y valles.

 

 

 

Fueron hallados los vestigios de un caserío de más de mil 500 años de antigüedad, cuyos elementos guardan semejanza con el estilo teotihuacano del Clásico, resurgen gracias al trabajo que los arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En esa época, los restos fueron inscritos dentro del proyecto “Bosque, Cerro y Castillo de Chapultepec”, y coordinados por la arqueóloga Lourdes López Camacho, las labores de salvamento iniciaron a mediados de enero con el fin de supervisar áreas en las que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) introduciría nuevos sistemas de riego automatizado, y así garantizar la debida investigación y protección de los objetos culturales que pudiesen encontrarse.

 

 

 

Si bien los trabajos en la segunda sección del Bosque se realizan en tres frentes, dos de éstos concentran la mayor cantidad de hallazgos. Se trata de un par de unidades en las que los arqueólogos ubicaron cuadros y rectángulos unidos por muros colindantes, las cuales habrían sido los cimientos de antiguas habitaciones.

Las dos fases de ocupación pueden inferirse por aspectos como un doble muro localizado bajo uno de los rectángulos al noroeste del asentamiento y diversas sobreposiciones de muros, así como por materiales de cerámica, obsidiana, pizarra, mica, piedra y 11 entierros humanos (nueve de adultos y dos de neonatos) descubiertos por los arqueólogos Ivonne Cruz Sosa, Blanca Copto Gutiérrez, Valeria Aguirre Aldana, Oswaldo Murillo Soto y Natalia Vázquez Cerón, a quienes asisten 16 ayudantes.

 

 

 

También se encontraron 17 objetos, junto con fragmentos de obsidiana, un pequeño hueso trabajado en forma circular, restos de láminas de pizarra y mica, que confluían alrededor de los restos de un individuo en posición sedente. Al norte de este entierro, bajo un molcajete, se extrajeron piezas óseas, por lo que se teoriza que el personaje de la ofrenda principal fue inhumado con un acompañante.

Otros restos humanos hallados corresponden a neonatos, ubicados al interior de un par de vasijas fragmentadas, y a los de un adulto masculino que se localizó incompleto y sin asociación a una estructura arquitectónica, además contaba con láminas de pizarra, hachas de riolita (o hachas verdes) y otros materiales del periodo Preclásico que tienen similitud con piezas de la tradición Guerrero.

 

 

 

Hoy en día, piezas completas y más de 40 costales de fragmentos prehispánicos son resguardados en el laboratorio del proyecto en el Castillo de Chapultepec, donde especialistas trabajan en su limpieza, estabilización y  clasificación en cédulas, así como su incorporación a muestrarios. Desde el 2018, se ha establecido en acuerdo con la Conagua y la autoridad del Bosque de Chapultepec, para que el espacio ocupado por este caserío no pueda ser excavado o intervenido por ninguna obra.

 

Conoce al artista mexicano que pinta con mantequilla y tinta congelada
MXCity
Waiting Room ha sido exhibida en la ciudad de Nueva York y estará por única ocasión en la Galería Oscar Román de Polanco.

Waiting Room es el nombre de la  instalación de este artista mexicano.

 

Se hace llamar Cartú el gran artista visual mexicano, radicado en Nueva York, que ha explorado diversas disciplinas estéticas como la arquitectura, la escultura y el diseño.

Cartú tiene un postgrado en arte por Parsons: The New School for Design en la ciudad de Nueva York; así como de arquitectura en la Escuela Superior de Arquitectura de París, y Architectural Association de Londres. Es egresado también de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México.

 

 

Ha expuesto en diferentes galerías y foros tanto en la ciudad de México como en Nueva York. En 2016 recibió el premio Abraham Zabludovsky a la mejor tesis de composición arquitectónica.

Cartú fue seleccionado  como  finalista  para  el premio MTV RE: REFINE presentado por la fundación Goss-Michael y nominado para la beca Dedalus Foundation MFA en pintura y escultura. Actualmente vive y trabaja entre México y Nueva York.

 

 

Este artista estará en México presentando una instalación fugaz llamada Waiting Room, en el marco de la semana del arte en la ciudad de México, con la presencia de diversos e influyentes eventos artísticos, de los cuales en algunos el Cartú participará.

Waiting Room es una expresión autoretrato-biográfica de Cartú, que habla del tiempo y la memoria de los materiales. Esta exposición es una reflexión acerca del misterio de la vida, donde nada es para siempre y los recuerdos del pasado se van derritiendo poco a poco.

 

 

 

La experiencia estética de Waiting Room se vive al interior de una habitación donde se permite el paso en grupos de 5 personas para ser parte de este proceso. Por último,  el también arquitecto se presentará del 6 al 9 de febrero en la edición número 8 de Salón ACME, la plataforma artística ubicada en General  Prim  30  de  la colonia Juárez de la ciudad de México.

Además tendrá participación en Zona Maco Diseño junto con Iker Ortiz en el Centro Citybanamex a realizarse del 5 al 9 de este mismo mes.

 

 

Waiting Room de Cartú

Dónde: Galería Oscar Román

Dirección: Calle Julio Verne 14, Polanco, Polanco III Secc, Miguel Hidalgo.

Cuándo: martes 4 de febrero de 2020 de las 19:00 a las 22:00 hrs.

Entrada libre

Sitio web // Instagram

El Restaurante Bajel es una maravilla de alta cocina mexicana por Sofitel México
MXCity
Si quieres disfrutar de una cena de lujo en uno de los establecimientos más vistosos y exclusivos de la ciudad, no dejes de visitar el Restaurante Bajel.

Sofitel México ha traído el lujo y estilo franceses a Reforma; ahora, esta singular visión se fusiona con lo mejor de la cocina mexicana en el Restaurante Bajel.

 

Sofitel Mexico City Reforma es uno de los hoteles más impresionantes y lujosos de la capital. Localizado en la avenida que lleva su nombre, en el corazón del bullicio metropolitano, destaca entre sus competidores por su estilo y gusto incontestables. Además, la experiencia que ofrecen a sus huéspedes es única.

 

restaurante-bajel
Imagen de: sofitel-mexico-city.com

 

https://www.accorhotels.com/9615

 

Uno puede elegir entre sus 275 cuartos o 56 suites, las cuales están equipadas con comodidades de primera clase y decoraciones preciosas. El lujoso y refinado estilo francés destila en sus restaurantes, bares y salas de negocios. También cuenta con un magnífico spa y una alberca fuera de este mundo en su piso 38.

Por si esto fuera poco, cuenta con un gimnasio ampliamente surtido y vistas impresionantes desde sus pisos más altos, con ventanales de piso a techo que muestran lo más bello de la ciudad, desde el Ángel de la Independencia hasta el Castillo de Chapultepec.

 

restaurante-bajel
Imagen de: sofitel-mexico-city.com

 

Hace unos meses, para poner la cereza en el pastel, Sofitel México inauguró el Restaurante Bajel, una fusión de alta cocina e ingredientes tradicionales mexicanos que volverá loco a tu paladar. Su cocina corre a cargo del chef Luis Escamilla, reconocido internacionalmente. El concepto que persigue el restaurante es el de una celebración de la variadísima cocina mexicana.

 

restaurante-bajel
Imagen de: sofitel-mexico-city.com

 

Las técnicas culinarias tradicionales son deconstruidas y vueltas a armar para crear una experiencia sensorial única. Escamilla se vale de su laboratorio de fermentos, donde crea platillos inimaginables que satisfarán hasta los gustos más exigentes. Sin embargo, todo el sabor no sacrifica la parte visual. El emplatado es verdaderamente notable: utiliza composiciones monocromáticas que ofrecerán al comensal un espectáculo visual que complementará su cena de la mejor manera.

 

restaurante-bajel
Imagen de: sofitel-mexico-city.com

 

Podrás degustar cualquier delicia que se te ocurra: mariscos, carnes, todo tipo de vegetales y postres caramelizados. Para los gustos más exóticos, también podrás disfrutar de escamoles, chicatanas, pulpo y gusanos de maguey, entre otras cosas.

Para cerrar con broche de oro, su mezcalería y tequilería es de las mejores del país. Sus finísimos licores tienen a los derivados del agave como su punto focal, con los que crean cocteles exquisitos.

 

restaurante-bajel

 

 

Dónde: Restaurante Bajel; Av. Paseo de la Reforma 297.

Horarios: lunes a sábado, de 18 a 23 horas.

Teléfono: 55 8660 0596

 

Si lo tuyo es más salir de noche, checa esta lista de bares y terrazas para conocer en 2020.

 

*Imagen destacada de: restaurants.accor.com

El metro la Raza se torna surrealista con en el universo de HG Giger
MXCity
El erotismo, simbolismo y muchas fotos de las piezas bio mecánicas de HG Giger llegan a uno de los trasbordos más fabulosos del metro de la CDMX.

El metro de la CDMX exhibe las visiones biomecánicas del creador de Alien, HG Giger.

 

El año pasado se cumplieron 40 años del estreno de la cinta dirigida por Ridley Scott, Alien, además de que está presente la muestra Solo con la Noche de Hans Rudolf Giger en la capital, con más de 100 obras originales de quien ha sido considerado uno de los últimos artistas surrealistas.

Esta exposición del creador de Alien tiene una sección de entrevistas y documentales para comprender mejor la visión e inspiración de uno de los creadores más emblemáticos de la ciencia ficción contemporánea. Además, tuvo piezas de colecciones privadas y públicas más importantes de Europa como esculturas, muebles, dibujos, pinturas y fotografías que el propio Giger realizó a lo largo de su trayectoria.

 

 

Aunque HR Giger murió en 2014 y el mundo perdió a uno de sus mejores artistas, pero dejó una gran cantidad de ilustraciones y un enorme legado en el mundo de la ciencia ficción. Giger creó algunas de las representaciones más exóticas y oscuras de la sexualización biomecánica puesta en el lienzo.

Muchos fanáticos saben que Giger diseñó al xenomorfo de la franquicia Alien, pero los menos fanáticos conocen sus otras contribuciones al género, incluido el diseño del alienígena Sil de Species, así como películas no hechas como Dead Star de William Malone y, por supuesto, la duna de Alejandro Jodorowsky .

 

 

 

Aunque también participó en las películas Alien 3, Prometheus, así como en los videojuegos Dark Seed y Dark Seed II. Sus obras también abarcan la pintura y la escultura.

Con este estilo único, oscuro y surrealista de H. R. Giger, llega una exposición más modesta a la CDMX, en la estación La Raza de la Línea 3 del Metro de la Ciudad de México, con la exposición de obras del padre gráfico del extraterrestre cinematográfico “Alien”, el octavo pasajero.

 

 

 

El viaje alterno hacia el universo de Giger inicia al abordar la estación La Raza, que está llena de seres mecánicos, paisajes apocalípticos, símbolos ocultos e imágenes monocromáticas. Así que la estación del metro La Raza inicia un viaje alterno hacia el universo de Giger

En el transbordo hacia ese mundo paralelo no queda más que admirar el poder de la prolífica imaginación de Giger, cuya obra se ve influida por artistas de la talla de Salvador Dalí, Ernest Fruchs y Francis Bacon.

 

 

La muestra que se exhibe es parte de la extensa colección del Giger, que ha recorrido diversas galerías internacionales y es una inmejorable oportunidad para que los usuarios del Metro de la CDMX rindan homenaje póstumo al autor suizo.

Por ahora, el Metro de la CDMX continúa abierto a diversas expresiones del arte y la cultura, en uno de sus transbordos hacia el mundo paralelo; un viaje alterno hacia el

 

 

 

HG Giger en La Raza

Dónde: transbordo de metro la raza

Cuándo: de 6:00 am a 24:00 hrs.

Cuánto: $5

 

El encantador ex convento de San Andrés Apóstol Epazoyucan (FOTOS)
MXCity
Este inigualable lugar en Pachuca tiene una iglesia, capillas y el ex convento de Epazoyucan que significa “donde abunda el epazote”.

Lo que distingue al ex convento de Epazoyucan es la fachada de cantera rosa con estilo plateresco.

 

El precioso convento de San Andrés Apóstol Epazoyucan se fundó por Frailes Agustinos en el siglo XVI, que muchos templos de la época, fue parte del proceso de conversión religiosa de los indígenas de la región.

Este gran complejo está formado por una pendiente de tierra o terraplén, atrio e iglesia-convento. Debido a su arquitectura y religiosidad destacan la Iglesia y Ex-Convento de San Andrés Apóstol, fundados entre 1540 y 1541 por los frailes agustinos donde desde hace seis años el pueblo venera ahí a la llamada Dama momificada. Otro es el caso de la capilla de Santa Mónica, que lleva rosca y jambas ornamentales; es un ejemplo de influencia indígena en los monumentos del siglo XV.

 

 

 

El edifico fue concluido alrededor de 1540 por Fray Juan de Grijalva, cronista de la orden de San Agustín, dijo “la gente era tanta que se edificó casa e iglesia en siete meses y días.” Los estilos arquitectónicos del inmueble son el románico, mudéjar y plateresco con muchas aportaciones de la visión indígena. 

 Además, este ex convento cuenta con pinturas murales policromadas con escenas de la Última Cena, Ecce Homo y él Tránsito de la Virgen.  Además de pinturas al temple del siglo XVI llamadas tablas de Epazoyucan, que se exhiben de manera permanente.

 

 

El Museo Ex-Convento de San Andrés cuenta con una sala de exposición de fotografías, mostrando el acontecer social, político y deportivo de la localidad, además de los espacios del propio convento, las impresionantes pinturas al fresco con pasajes de la vida de Cristo y la sala Cihuatecólotl con exposición de piezas arqueológicas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ex convento de Epazoyucan

Dónde: Benito Juárez s/n , Col. Epazoyucan, C.P. 43580, Epazoyucan, Hidalgo

Cómo llegar:  Desde la ciudad de Pachuca tomar la carretera 130 rumbo a Tulancingo. Después de 16 km seguir la desviación a la derecha que conduce a Epazoyucan; 4 km después se arriba al convento.

Cuándo: de martes a domingo, 09:00 – 17:00 hrs.

Cuánto: $45

Foto Pachuca Colonial