Arquitectura prehispánica: belleza y patrimonio de la humanidad (FOTOS)
MXCity
La arquitectura prehispánica no puede pensarse sin su cosmovisión ni su iconografía, los elementos más ricos de estas estucturas.

La arquitectura prehispánica es una de las más preciosas del mundo.

 

 

La arquitectura mexicana ha tenido una evolución y mezcla impresionante a lo largo de su historia. Sin duda, la más original y  extraordinaria es la del México prehispánico, cuya relevancia a nivel internacional es indiscutible.

A pesar de que las culturas precolombinas sufrieron grandes pérdidas durante la conquista, su desarrollo y legado han sido fuertes como para prevalecer hasta nuestros días. Todavía podemos maravillarnos con las colosales construcciones hechas hace miles de años en nuestras tierras, y nos desconcierta cómo es que esas civilizaciones que no contaban con la tecnología que ahora tenemos pudieron ser capaces de crear construcciones tan exactas y fuertes.

 

 

En México, el tipo de edificio más reconocido y el que define la arquitectura prehispánica, es el basamento para el templo, llamado pirámide. Estas construcciones llaman la atención por su perfecta simetría, y se caracterizan por su forma y accesos de escaleras para llegar a la cima. En algunos basamentos, como en Teotihuacán, las escaleras se encuentran de un solo lado, y en otros, como en Chichen Itzá, se ubican en las cuatro caras.

En ocasiones también están decoradas con esculturas talladas con piedras duras, un proceso primitivo del que se obtuvieron extraordinarios acabados, resaltando la gran organización de estas culturas para la prefabricación de materiales.

 

 

Las técnicas de edificación de cada cultura indígena dependían de la zona geográfica y del acceso a distintas materias primas. Ejemplo de ello son las zonas arqueológicas en México, que son el legado de un ingenio arquitectónico de hace casi 2,000 años. En Teotihuacán, una de las técnicas más interesantes de construcción fueron los cajones de adobe de planta cuadrangular, con troncos de árbol en las esquinas para reforzar los cercados. Los cajones rellenaban los espacios con piedras y tierra, y al terminar ese nivel, se construía sobre él. En la actualidad, los castillos de varilla y concreto tienen el mismo fin.

El acabado final se hacía con piedras careadas (labradas en una cara) para obtener una superficie más lisa y cubrirla con estuco (pasta de grano fino compuesta de cal). Para poder alcanzar la altura necesaria en la construcción, se levantaban taludes de piedra y tierra, mismos que recorrían los cargadores en largas filas, llevando sobre sus hombros los materiales requeridos por los antiguos arquitectos.

 

 

La piedra caliza fue la materia prima de las construcciones mayas. Este material natural, de característico color blanquecino, era utilizado en las pirámides y paredes de habitaciones. Otras comunidades que no tenían acceso a roca caliza juntaban conchas de ostión del mar y, siguiendo el mismo proceso, obtenían cal de la misma calidad.

La arquitectura prehispánica está estrechamente relacionada con su cosmovisión, religión, geografía y mitología. Otro aspecto impactante de la arquitectura mesoamericana es su iconografía. Los edificios monumentales estaban decorados con imágenes de importancia religiosa y cultural y en muchos casos con escritura en algún sistemas de escritura mesoamericanos.

 

 

El Arquitecto Agustín Piña Dreinhofer hace un rápido pero muy completo recorrido por la arquitectura prehispánica mesoamericana, un recorrido que a la vez resulta de forma colateral un vistazo a la historia de México y su evolución como país y los profundos cambios en sus valores estéticos a través de los años. Se supone que los primeros pobladores llegaron al continente americano, provenientes de Asia, por el Estrecho de Bering y pasaron por un puente formado durante las glaciaciones.

Según los expertos, esto pudo haber sucedido hace entre 40,000 y 25,000 años aproximadamente. De acuerdo con los descubrimientos realizados, el hombre bajó de norte a sur del continente, por un corredor libre de hielo, al occidente de las montañas Rocallosas. Cazador y recolector, venía siguiendo a los animales que eran la base de su subsistencia y buscando zonas de clima benigno. Su vida era una continua lucha con los elementos naturales y se alimentaba de la caza mayor, que le proporcionaba carne, pieles y grasas, así como de la recolección de frutos silvestres y también de pequeños animales salvajes.

 

 

 

Son dos las grandes áreas culturales de América: Mesoamérica y el Área Andina. En esta ocasión nos ocuparemos de la primera, que es un área cultural geográficamente bien delimitada. Esta región ocupa una gran parte de lo que actualmente conocemos como República Mexicana y se interna en Guatemala, Honduras, Belice y parte de Nicaragua y Costa Rica.

El desarrollo cultural de Mesoamérica está íntimamente ligado al desarrollo de la agricultura: como lo demostró el gran investigador Mc Neish en el Valle de Tehuacán, Puebla, aproximadamente en el año 4,500 a.C. el hombre mesoamericano del Horizonte Arcaico ya había logrado domesticar el aguacate, el chile y la calabaza. A raíz de este descubrimiento, la existencia del hombre empezó a experimentar algunas modificaciones, ya que no le era fácil abandonar lo que tanto trabajo le había costado: sus plantas mejoradas. Sin embargo, no fue sino hasta aproximadamente el año 3,000 a.C. cuando el hombre mesoamericano logró el descubrimiento que le haría abandonar definitivamente su vida nómada: la domesticación del maíz. La hibridización del maíz fue, después, el catalizador que inició una serie de cambios y que eventualmente transformaría la economía de subsistencia en una de mercado y así aparecerían los primeros centros urbanos y la arquitectura.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5 geniales tiendas a granel en la CDMX para decirle adiós al plástico
MXCity
Una manera de disminuir nuestro impacto sobre el medio ambiente es reducir el uso de materiales desechables: estas tiendas a granel nos ayudan a lograrlo.
tiendas-a-granel

Las tiendas a granel son una gran alternativa para reducir nuestra producción de basura; además, en estos momentos de crisis es importante reflexionar sobre nuestra responsabilidad en la destrucción progresiva de la Tierra.

 

La situación actual del país y del mundo nos presenta con una oportunidad inmejorable para cuestionarnos las maneras en que contribuimos al deterioro sistemático del medio natural. Esta crisis sanitaria nos está mostrando que el planeta necesita urgentemente un descanso de los parámetros capitalistas y voraces que nos rigen. Afortunadamente, desde principios de año se emitió la prohibición para los plásticos desechables de un solo uso en la CDMX; esto permite que las tiendas a granel florezcan.

Es imperativo aprender de nuestros errores y rescatar aquellas medidas de antaño que respetaban al medio ambiente. No debemos destruir todo en aras de la comodidad. Sin embargo, también hay que saber hasta qué punto podemos ayudar, y no echarnos cargas a la espalda que no nos corresponden. Una de esas pequeñas, pero significativas, acciones es aprovechar las tiendas a granel de la CDMX.

Botánica Granel

tiendas-a-granel
Imagen de: FB Botánica Granel

El mejor lugar para surtirte de cereales, harinas, tés y pastas. La sustentabilidad es una parte inseparable del consumo en este establecimiento. No solamente vende alimentos, sino que también tiene una amplia gama de shampoos, acondicionadores, bálsamos labiales, cremas corporales y desodorantes. Por si esto fuera poco, su tienda cuenta con una máquina para hacer mantequilla de maní in situ. Para almacenar tu compra, puedes llevar tus propios contenedores, adquirirlos en la tienda o realizar tus compras vía internet.

Dónde: Fernando Montes de Oca 69, Condesa.

La Buena Cosecha

tiendas-a-granel
Imagen de: FB La Buena Cosecha

Este expendio a granel se define a sí mismo como una extensión de la Central de Abasto. Tiene una gran relación precio-calidad, además de que hay mucho menos gente que en la Central y podrás realizar tus compras a gusto y con espacio. Venden todo tipo de botanas, fruta deshidratada y cristalizada, semillas, cereales, chiles secos y especias; además, tienen una sección de productos gourmet y kosher. Tu compra no tiene que ser presencial: puedes hacerlo por teléfono o por internet.

Dónde: Av. Paseo de las Palmas 340, Lomas de Chapultepec.

Estado Natural

tiendas-a-granel
Imagen de: FB Estado Natural

El concepto de esta entrada de nuestras tiendas a granel es simple y efectivo: cero empaques y cero marcas. Además de ofrecer una amplia gama de alimentos sanos y sustentables, ofrecen a sus clientes un 5% de descuento si llevas tu propio recipiente reutilizable. También cuentan con un programa en el que acumulas puntos con cada compra. Cuenta con seis sucursales en la CDMX, así que seguro hay una cerca de ti.

Dónde: Sinaloa 61D, Roma Norte. Las demás sucursales aquí.

Lush

tiendas-a-granel
Imagen de: FB Lush México

Más allá de lo comestible, Lush es la mejor opción para adquirir productos de higiene y cuidado personal. Venden cosméticos artesanales, frescos orgánicos y libres de experimentación en animales. La gran mayoría de ellos no están envasados, por lo que es sencillo comprarlos a granel. Los que sí lo están, llevan un empaque hecho 100% de materiales reciclados. Entre otras cosas, cuentan con shampoos, acondicionadores, geles de ducha, exfoliantes y aceites corporales, desodorantes y perfumes sólidos.

Dónde: Av. Paseo de la Reforma 180, Juárez.

La Nature

tiendas-a-granel
Imagen de: FB La Nature

El último establecimiento de nuestra lista de tiendas a granel en la CDMX se enfoca en los lácteos. Su compromiso con el medio ambiente es evidente: todos sus productos son orgánicos y a granel o, en su defecto, en envases retornables. Se especializan en leches, mantequillas, yogures y quesos, tanto de origen animal como vegetal. Sin embargo, también cuentan con productos como cátsup, compotas, salsas y productos biodegradables de limpieza del hogar. Además, si devuelves los envases de sus productos en buenas condiciones, se te bonificará con una pequeña cantidad.

Dónde: Abraham González 131, Juárez.

Conoce la iniciativa Salvemos Restaurantes, una medida comunitaria para salvar el consumo local.

*Imagen destacada de: FB La Buena Cosecha

Corredor de Arte Buena Vista: obra pública con impacto social
MXCity
El Corredor de Arte Buena Vista es el mejor ejemplo de que el arte no está reservado para unos pocos: está destinado a ser un agente de cambio.

Una de las mejores maneras de afianzar lazos en una comunidad y de honrar nuestras raíces es a través del arte: el Corredor de Arte Buena Vista lo constata.

 

Rescatar colonias sumidas en la delincuencia o en el abandono no es tarea fácil. Formar lazos comunitarios y lograr que la gente se involucre para transformar su espacio requiere mucho trabajo y compromiso. Sin embargo, los miembros de Liberalia Colectivo Itinerante lo lograron en su barrio, Buena Vista. Los fundadores son una familia que se decidieron a actuar y cambiar la realidad en que vivían. El resultado fue el Corredor de Arte Buena Vista, un conjunto de murales que tienen como objetivo recuperar espacios y estrechar lazos.

corredor-de-arte-buena-vista
Fotografía de: Michelle Marie Wallace

Claudia Barajas, Deyanira Garduño, Julio César Barajas y Juana Garduño se criaron en Buena Vista, en Eje Mosqueta. Querían contribuir a la comunidad “trayendo arte y cultura aquí, a este barrio”, porque sabían que había mucha violencia y conflicto en él. La iniciativa comenzó realizando exposiciones pequeñas y trabajando con artistas de manera individual, pero el proyecto evolucionó cuando Deyanira tuvo la idea de los murales.

El colectivo sabía que necesitaba el apoyo de la comunidad para llevar a cabo tamaña tarea. Para lograrlo, presidieron varias reuniones vecinales para presentar su proyecto y para demostrarle a la gente lo que lograrían. No fue fácil: al principio había mucho escepticismo, ya que se creía que los murales no cambiarían tanto las paredes rayadas con grafiti. Sin embargo, el colectivo los convenció de hacer un mural piloto, y seguir a partir de ahí.

corredor-de-arte-buena-vista
Fotografía de: Marlene Vizuet

corredor-de-arte-buena-vista
Fotografía de: Marlene Vizuet

El lugar de experimentación fue el propio edificio de la familia: sobra decir que fue un éxito. Los vecinos quedaron tan encantados que decidieron que todos aportarían para ampliar el proyecto. Los siguientes pasos fueron acercarse al gobierno de la delegación y a los artistas. La alcaldía accedió a financiar el coste de los materiales y Liberalia hizo un llamado a los artistas que quisieran participar. Seleccionaron solo artistas mexicanos, para reflejar la vasta cultura del país, e intervinieron cada edificio después de consultar a sus ocupantes, para que las decisiones tomadas fueran conjuntas y todas las partes estuvieran satisfechas.

De esta manera, los edificios de la colonia se fueron llenando poco a poco de colores, flores y rostros y se convirtieron en el Corredor de Arte Buena Vista. Hoy en día, las calles intervenidas forman parte del recorrido del Turibús. Además, los vecinos del barrio están encantados con los resultados. Muchos de ellos afirman que el cambio producido por los murales es más que palpable.

corredor-de-arte-buena-vista
Fotografía de: Michelle Marie Wallace

Con sonrisas en la cara, dicen que las calles ahora son más luminosas, más bonitas y que la gente está más contenta. La ciudadanía ha ido recuperando los espacios, y los lazos comunitarios se sienten más fuertes. Dicen que la gente sale más, que platica más con sus vecinos, y que los niños juegan de nuevo en los parques. Hay menos grafiti, las calles están más limpias y el crimen ha disminuido.

El impacto del arte y del compromiso y amor de una familia cambiaron el barrio de Buena Vista para siempre. En palabras del colectivo: “queremos levantar a nuestros barrios y decirle al mundo que la gente que vive aquí son personas que quieren vivir bien: que tenemos historia y cultura y que no somos barrios llenos de delincuencia. Al recuperar nuestros espacios públicos con arte somos capaces de cambiar nuestro entorno”. El Corredor de Arte Buena Vista es una demostración maravillosa de lo que pueden lograr el ingenio, la compasión y la esperanza humanas.

Fotografías de @luluurdapilleta

Te recomendamos: las lecturas sugeridas por Anagrama para recibir la primavera.

*Imagen destacada de: Marlene Vizuet

Cocina Abierta, el comedero más original de la CDMX
MXCity
Los comederos de los centros comerciales suelen ser todos iguales; sin embargo, Cocina Abierta se distingue del resto y sobresale por su originalidad.
cocina-abierta

Si te apetece estar en un solo lugar que ofrezca múltiples opciones de cocinas deliciosas y de calidad, Cocina Abierta es la mejor opción; no dudes en visitarla.

 

Los centros comerciales no suelen ser lugares a donde uno va por sus comederos. Si bien a veces pueden albergar buenos restaurantes, sus áreas de comida dejan mucho que desear. Los locales que uno se encuentra no varían mucho: cadenas transnacionales, changarros de comida rápida y alimentos mediocres, en su mayoría. Sin embargo, esto no tiene por qué ser siempre así: Cocina Abierta rompe con el patrón y ofrece una excelente y muy variada experiencia culinaria.

cocina-abierta
Imagen de: Deezen

Si tienes ganas de caminar un rato por un centro comercial, hacer window-shopping y terminar con una buena comida, date una vuelta por Artz Pedregal, sobre Periférico. Más allá de sus tiendas, la verdadera estrella del lugar es su comedero. Cocina Abierta fue creado por el estudio de arquitectura MYT+GLVDK, con elementos que combinan los estilos mexicano y japonés.

Alrededor del lugar se encuentran varios locales que ofrecen probadas de distintas cocinas internacionales, con muchas opciones para sentarse y admirar el exquisito diseño de la zona. En el centro del comedero hay una escalera y una rampa helicoidales, que dan vueltas entre sí, y llevan a un mezzanine que ofrece una vista espectacular del espacio.

cocina-abierta
Imagen de: Deezen

cocina-abierta
Imagen de: Deezen

No obstante, las indiscutibles joyas de Cocina Abierta son los restaurantes. En primer lugar, tenemos un Biergarten alemán, con un patio al aire libre, coctelería y comida tanto mexicana como alemana. Mientras pruebas sus platillos, podrás deleitarte con sus magníficas cervezas y bebidas preparadas. Si quieres seguir explorando, Cocina Abierta no se queda corta de opciones.

A continuación, tenemos La Imperial, un restaurante mexicano que busca evocar la época de oro de las cantinas. Su arquitectura a la antigua, combinada con toques barrocos y del siglo XXI hacen de La Imperial un restaurante muy fotogénico. Si eres fanático de la comida oriental, desplázate hacia Moshi-Moshi. Este restaurante japonés ofrece un espacio amplio y luminoso, con cabinas de madera y lámparas colgantes. Las delicias que corren a lo largo de su cinta transportadora te harán agua la boca. Sin lugar a dudas, en Cocina Abierta hay algo para todos.

Dónde: Artz Pedregal; Periférico Sur 3720, Jardines del Pedregal.

Más espacios fascinantes en la CDMX: el Museo Tamayo.

*Imagen destacada de: Deezen

Ex-Convento de Bucareli, un Tesoro histórico en la Sierra Gorda
MXCity
La arquitectura religiosa de México, majestuosa y espectacular, forma parte de nuestro patrimonio cultural: ejemplo de ello es el Ex-Convento de Bucareli.

La Sierra Gorda de Querétaro es una maravilla natural, que alberga hermosos bosques, cascadas, miradores y ríos; sin embargo, también es el hogar de una maravilla arquitectónica: el Ex-Convento de Bucareli.

 

En el corazón de la Sierra Gorda, cerca del pintoresco pueblo de Pinal de Amoles, se ubica uno de los edificios más bellos de la región. Se trata del Ex-Convento de Bucareli, una preciosa construcción de finales del siglo XIX que se asemeja a un castillo medieval. Forma parte de la ruta de Misiones, la cual se extiende a lo largo de varios estados: es uno de los más bellos e interesantes recorridos turísticos que se pueden hacer en el país. Ofrece una de las vistas más bellas de los alrededores: rodeado de cerros, cielos azules y aire limpio, es un sitio maravilloso para recargar energías y tomar fotos fantásticas.

 

pinal-de-amoles

Imagen de: Wikimedia Commons

 

 

Fue erigido por Fray Ángelo Ruiz y Ruiz, Fray Isidoro M. Ávila, Fray Salvador Monroy, Fray Domingo García y Fray Pacífico Rendón, franciscanos de la provincia de San Pedro. El esmero que pusieron al erigirlo se nota inmediatamente: sus dos patios interiores, adornados con preciosos arcos y una fuente, son muestra de un gusto exquisito. En el interior de la mole principal hay una capilla y una sacristía, las cuales fueron construidas unos 30 años antes por otro franciscano. Los pobladores de la zona llamaban a este pequeño conjunto “El Conventito”.

Los tres cuartos con los que contaba fueron retirados para dar pie al ahora Ex-Convento de Bucareli. Sin embargo, el ex-convento no solo es bello por fuera, sino que en su interior contiene un acervo cultural incomparable. La devoción y dedicación al conocimiento y estudio de quienes habitaban aquí están plasmadas en los más de 450 volúmenes de diversos tratados de teología, todos escritos en latín.

 

 

ex-convento-de-bucareli

Imagen de: Wikimedia Commons

 

Además, parte de su interior fue habilitado como un espacio museográfico, en donde converge la voluntad de trabajo y conservación de quienes lo administran, además de parte del patrimonio histórico de Bucareli. Entrar al Ex-Convento de Bucareli es como traspasar un umbral al pasado, donde palabras antiguas y sabias resuenan en sus muros. Además de ser un repositorio de riqueza social y cultural, también se convierte en un lugar de reflexión y diálogo, donde todos los que ahí se encuentran mantienen el espacio vivo y en movimiento.

 

ex-convento-de-bucareli

 

 

 

Aquí más acerca de Pinal de Amoles, un pueblo rodeado de paisajes espectaculares.

*Imagen destacada de: Reddit