Arquitectura prehispánica: belleza y patrimonio de la humanidad (FOTOS)
MXCity
La arquitectura prehispánica no puede pensarse sin su cosmovisión ni su iconografía, los elementos más ricos de estas estructuras.

La arquitectura prehispánica es una de las más preciosas del mundo.

. . .

La arquitectura mexicana ha tenido una evolución y mezcla impresionante a lo largo de su historia. Sin duda, la más original y  extraordinaria es la del México prehispánico, cuya relevancia a nivel internacional es indiscutible.

A pesar de que las culturas precolombinas sufrieron grandes pérdidas durante la conquista, su desarrollo y legado han sido fuertes como para prevalecer hasta nuestros días. Todavía podemos maravillarnos con las colosales construcciones hechas hace miles de años en nuestras tierras, y nos desconcierta cómo es que esas civilizaciones que no contaban con la tecnología que ahora tenemos pudieron ser capaces de crear construcciones tan exactas y fuertes.

En México, el tipo de edificio más reconocido y el que define la arquitectura prehispánica, es el basamento para el templo, llamado pirámide. Estas construcciones llaman la atención por su perfecta simetría, y se caracterizan por su forma y accesos de escaleras para llegar a la cima. En algunos basamentos, como en Teotihuacán, las escaleras se encuentran de un solo lado, y en otros, como en Chichen Itzá, se ubican en las cuatro caras.

En ocasiones también están decoradas con esculturas talladas con piedras duras, un proceso primitivo del que se obtuvieron extraordinarios acabados, resaltando la gran organización de estas culturas para la prefabricación de materiales.

Las técnicas de edificación de cada cultura indígena dependían de la zona geográfica y del acceso a distintas materias primas. Ejemplo de ello son las zonas arqueológicas en México, que son el legado de un ingenio arquitectónico de hace casi 2,000 años. En Teotihuacán, una de las técnicas más interesantes de construcción fueron los cajones de adobe de planta cuadrangular, con troncos de árbol en las esquinas para reforzar los cercados. Los cajones rellenaban los espacios con piedras y tierra, y al terminar ese nivel, se construía sobre él. En la actualidad, los castillos de varilla y concreto tienen el mismo fin.

El acabado final se hacía con piedras careadas (labradas en una cara) para obtener una superficie más lisa y cubrirla con estuco (pasta de grano fino compuesta de cal). Para poder alcanzar la altura necesaria en la construcción, se levantaban taludes de piedra y tierra, mismos que recorrían los cargadores en largas filas, llevando sobre sus hombros los materiales requeridos por los antiguos arquitectos.

La piedra caliza fue la materia prima de las construcciones mayas. Este material natural, de característico color blanquecino, era utilizado en las pirámides y paredes de habitaciones. Otras comunidades que no tenían acceso a roca caliza juntaban conchas de ostión del mar y, siguiendo el mismo proceso, obtenían cal de la misma calidad.

La arquitectura prehispánica está estrechamente relacionada con su cosmovisión, religión, geografía y mitología. Otro aspecto impactante de la arquitectura mesoamericana es su iconografía. Los edificios monumentales estaban decorados con imágenes de importancia religiosa y cultural y en muchos casos con escritura en algún sistemas de escritura mesoamericanos.

El Arquitecto Agustín Piña Dreinhofer hace un rápido pero muy completo recorrido por la arquitectura prehispánica mesoamericana, un recorrido que a la vez resulta de forma colateral un vistazo a la historia de México y su evolución como país y los profundos cambios en sus valores estéticos a través de los años. Se supone que los primeros pobladores llegaron al continente americano, provenientes de Asia, por el Estrecho de Bering y pasaron por un puente formado durante las glaciaciones.

Según los expertos, esto pudo haber sucedido hace entre 40,000 y 25,000 años aproximadamente. De acuerdo con los descubrimientos realizados, el hombre bajó de norte a sur del continente, por un corredor libre de hielo, al occidente de las montañas Rocallosas. Cazador y recolector, venía siguiendo a los animales que eran la base de su subsistencia y buscando zonas de clima benigno. Su vida era una continua lucha con los elementos naturales y se alimentaba de la caza mayor, que le proporcionaba carne, pieles y grasas, así como de la recolección de frutos silvestres y también de pequeños animales salvajes.

Son dos las grandes áreas culturales de América: Mesoamérica y el Área Andina. En esta ocasión nos ocuparemos de la primera, que es un área cultural geográficamente bien delimitada. Esta región ocupa una gran parte de lo que actualmente conocemos como República Mexicana y se interna en Guatemala, Honduras, Belice y parte de Nicaragua y Costa Rica.

El desarrollo cultural de Mesoamérica está íntimamente ligado al desarrollo de la agricultura: como lo demostró el gran investigador Mc Neish en el Valle de Tehuacán, Puebla, aproximadamente en el año 4,500 a.C. el hombre mesoamericano del Horizonte Arcaico ya había logrado domesticar el aguacate, el chile y la calabaza. A raíz de este descubrimiento, la existencia del hombre empezó a experimentar algunas modificaciones, ya que no le era fácil abandonar lo que tanto trabajo le había costado: sus plantas mejoradas. Sin embargo, no fue sino hasta aproximadamente el año 3,000 a.C. cuando el hombre mesoamericano logró el descubrimiento que le haría abandonar definitivamente su vida nómada: la domesticación del maíz. La hibridización del maíz fue, después, el catalizador que inició una serie de cambios y que eventualmente transformaría la economía de subsistencia en una de mercado y así aparecerían los primeros centros urbanos y la arquitectura.

Sisal, no es un pueblo mágico, es un paraíso de colores y flamingos
MXCity
Sisal, es un paraíso ecoturístico, un Pueblo Mágico maravilloso y un sitio que te hará enamorarte de Yucatán.

Foto destacada: Gaby Rocha

Sisal, una localidad costeña perteneciente al municipio de Hunucmá, que fue incluido entre los once destinos inscritos en la lista de Pueblos Mágicos.

 

. . .

 

Sisal es uno de los tantos Pueblos Mágicos que hay en el sur de México con una gran diferencia: su territorio es vasto en riqueza histórica, cultural y natural de toda la península yucateca. Para llegar hay que recorrer un camino que se trazó desde 1564, y que te envuelve entre dunas, ciénegas, manglares, aves migratorias e historias.

Además, Sisal es el primer puerto comercial de la península yucateca, así que cuenta con varias historias de piratas y otras tantas que se remontan a épocas prehispánicas. Pero desde hace mucho, este sitio fue un importante puerto donde se comerciaba con el Golfo de México y el Mar Caribe.

 

 

Sisal proviene del vocablo maya "Síisal" que quiere decir algo así como "Frescura y sombra que hacen los árboles grandes". En su etapa colonial fue bautizado como Santa María de Sisal y se convirtió en el puerto comercial más importante de la península desde donde se exportaba algodón, tabaco y henequén: "oro verde".

El henequén el "Oro verde" de Yucatán, ya que en siglo XIX dada la gran derrama económica de la exportación este producto. Para mitad del siglo XVIII, Sisal ocupaba el tercer lugar entre los puertos con mayores exportaciones, después de los puertos del Carmen y Campeche. En 1840 Sisal recibió el título de Villa convirtiéndose en sede del Ayuntamiento que controlaba la costa yucateca desde Celestún hasta Isla Mujeres.

 

 

Leyenda del Sisal

 

 

Durante mucho tiempo, Sisal fue un pueblo de pescadores y playas alucinantes que motivaron al nombramiento de Pueblo Mágico Yucatán en el año 2000.

En este sitio hubo muchos barcos hundidos, algunos de forma misteriosa. Así que con tanta historia portuaria muchas embarcaciones aún se esconden en las profundidades de las aguas de Sisal. Pero el caso del naufragio de "La unión", un barco de vapor hundido el 19 de septiembre de 1865 que transportaba personas, mercancías y esclavos, es destacado? Puedes conocer la historia solo visitando este Pueblo Mágico.

 

 

El Fuerte de Sisal Yucatán es uno de los íconos turísticos ya que se construyó por la corona española para vigilar y proteger la costa peninsular de los ataques piratas a finales del siglo XVI. Además, hay un faro de 3 metros de altura y que en la actualidad podemos apreciar frente al parque principal.

Justo a un lado de la Ex Aduana de Sisal, un sitio que tienes que conocer, está una hermosa construcción que hospedó a la emperatriz Carlota de Habsburgo. Y el muelle que en los años 60 fue reconstruido con mampostería, desde donde es un deleite apreciar los atardeceres.

 

 

La Reserva Estatal El Palmar fue declarada como Área Natural Protegida con carácter de Reserva Estatal. Es una superficie de casi 48 000 hectáreas se extiende en los municipios de Hunucmá y Celestún para todos los entusiastas del ecoturismo. El Palmar es importante para el equilibrio ecológico de México y para toda la zona de Caribe gracias a su flora y fauna tan basta.

Es posible hacer un recorrido en Lancha por el Manglar como en un recorrido de ensueño hasta donde se une el agua dulce del manantial con la salada de la ciénega hasta llegar al destino más esperado del recorrido?

 

Cenote Dzul Ha

 

 

Este asombroso ojo de agua, cuyo nombre en maya significa "Caballero del Agua", tiene hermosas aguas cristalinas en donde es posible hacer esnórquel y apreciar peces y otras curiosidades en este entorno natural.  Solo se permiten grupos reducidos con una estancia máxima de 30 minutos. De regreso del cenote, el recorrido contempla un ceviche fresco preparado al momento.

 

 

 

Pueblo Mágico de Sisal

Dónde: Ubicado a 53 Km del centro de la blanca Mérida

Cuando: todo el año

Cuánto: según actividad

El Huaxmole es una de las tradiciones gastronómicas de la sierra poblana
MXCity
El huaxmole o mole de caderas vincula a las dos grandes regiones de la sierra poblana, recordándonos era una sola tierra.

Foto destacada: Sol de Puebla

Puebla te espera con uno de sus secretos gastronómicos deliciosos: el huaxmole.

 

. . .

 

En septiembre empezamos los meses de "platillos especiales" arrancando con los chiles en nogada, en la CDMX empezamos a saborear el pan de muerto y otras delicias, pero en Oaxaca y Puebla se avecina la temporada de huaxmole, si vas por aquellas tierras en octubre no olvides probarlo, nosotros te vamos contando de qué se trata esta tradición gastronómica.

 

 

¿Qué es el huaxmole?

 

 

El mole de caderas y el huaxmole son lo mismo, sus nombres provienen de los ingredientes básicos que lo conforman: espinazo de chivo (las caderas), guajes y chile costeño. Huaxmole deriva de la palabra náhuatl huaxmolli, guiso de huaje o guaje, razón por la que el platillo también es conocido como guaxmole o guaximole. El mole de caderas es un caldo aguado, recordemos que en nuestro país los moles pueden ser espesos o tratarse de guisos como el mole de olla.

El molde caderas se prepara principalmente en Oaxaca, Puebla, Tlaxcala, Guerrero y Veracruz, cada comunidad representa una variante del mismo platillo, hay quien utiliza cerdo o iguana a falta de chivo, pero el guaje es indispensable, la legumbre además de servir de guarnición aporta un sabor parecido al ajo y la cebolla potenciando el caldo a un sabor muy peculiar aun cuando se cambie el tipo de chile o carne.

 

 

Origen del huaxmole

 

 

En el México prehispánico no había cabras, pero si excelsas combinaciones de chiles, los moles, pensaríamos que con la llegada del ganado caprino durante la colonia surgiría este platillo tan especial, pero no es así. El huaxmole surgió alrededor del año 1800 en la región de la mixteca poblana y oaxaqueña desde donde viajaría a otros estados.

Se cuenta que durante aquellos días hubo una excelente reproducción caprina de la que resultó el mole de caderas, todo un evento que sobrevive hasta nuestros días, aunque cada vez con menos representaciones aún se puede observar La Matanza en algunas poblaciones, donde parte del rito consiste en aprovechar todo el animal, desde su piel hasta la panza y las ubres.

 

El rito del Huaxmole

 

 

La temporada de mole de cadera comienza el 20 de octubre fecha en la que se celebra el festival de La Matanza, una ceremonia que inicia con el baile de los matanceros, quienes realizan una danza cargando un cabrón en los hombros, mismo que es sacrificado con un tiro en la frente, la danza continúa con los chiteros y los fritangueros, personas que colaboran con el aprovechamiento total del animal.

Antes de rellenar un taco, las cabras pastorean libremente, consumen las hierbas silvestres locales, biznagas, orégano y pasto, beben agua hasta que llega la sequía, entonces los pastores les dan sal para evitar la deshidratación. Es por la escasez de agua que las cabras son sacrificadas en estas fechas, cuando, además, saben mejor, o eso dicen por la sierra poblana.

 

 

Iniciada la temporada con el festival, todos los jueves de octubre y noviembre ocurre la matanza de los chivos, pero sólo una cantidad que previamente fue designada los chivos deben haber sido pastoreados en el campo, alimentados apropiadamente y cumplir con cierto peso y medidas; requisitos que cada año van perdiendo fuerza y cambiando el sabor del sabroso mole de cadera.

El huaxmole es un platillo de fin de semana que se consume en tacos, su caldo es de sabor fuerte, concentrado, lo puedes encontrar a la venta en mercados y restaurantes, o preparado en los hogares de la sierra poblana que han estado esperando todo un año para volver a degustarlo en compañía de sus familias.

 

 

Huaxmole o Mole de caderas

¿Dónde? Dicen que el buen huaxmole se prueba en Tehuacán, Puebla, y Huajuapan de León, Oaxaca.

¿Cuándo? De octubre a finales de noviembre

¿Cuánto? Entre $250 y $400

Fotonovelas, la historia del éxito editorial que salió de los cómics
MXCity
Antes del imperio de las pantallas y las redes sociales, muchos famosos mexicanos iniciaron sus carreras en telenovelas y fotonovelas.

Foto destacada: dmarciniak

En las fotonovelas podías ver entre sus páginas a cientos de grandes luminarias.

 

. . .

 

La industria editorial mexicana ha tenido sus grandes momentos, si bien dando a luz grandes obras de la pluma de escritores y del extraordinario oficio de editores que han pasado a la historia de la literatura universal, también han salido de las imprentas fenómenos como los cómics de donde provienen joyas populares como El Libro Vaquero y la fotonovela que llegó a México de la mano de dos italianos, César Civita y Giorgio De’Angeli pero que fueron desarrolladas por editoriales orgullosamente mexicanas.

 

 

El inicio de las fotonovelas

 

 

Para la década de los sesenta la televisión ya tenía en México diez años operando, los televisores eran enormes muebles de madera que cargaban la pantalla y los bulbos, focos que ayudaban a proyectar las primeras imágenes en blanco y negro, un lujo que sólo pocos podían darse, el resto de la población recurría a la radio y a la lectura, la que todavía sigue siendo nuestra compañera en los viajes por el transporte público de la CDMX.

Precisamente de la falta de televisión, pero de las ganas de ver historias nacieron las fotonovelas, que tuvieron como antecesoras las historietas como Lágrimas, risas y amor pero que fueron mucho más famosas por retratar a los grandes rostros de esos días. Fue en 1962 que Publicaciones Herrerías, que después se convertiría en Novedades Editores y Ediciones ELE, lanzaron a la venta las primeras fotonovelas mexicanas un éxito comercial que llegó a imprimir millones de ejemplares, cifra que duplica el de El libro Vaquero otro popular que sí sobrevivió pues la fotonovela vio el final de sus días en los años ochenta.

 

 

Ambas editoriales y otras tantas más entraron en una fiera competencia que implicaba trabajos forzados pues el alto consumo del público llevó a las casas editoras a sacar números semanales, esfuerzo que se traducía en escritores veloces, fotógrafos que casi no dormían y toda la maquinaria detrás como los diseñadores, vestuaristas, los publirrelacionistas que debían llevar a las grandes estrellas de la TV y el cine a las sesiones fotográficas.

Las fotonovelas retrataban historias de amor, traiciones y superación con el rostro de bellas mujeres y hombres guapos, muchos de ellos incluso tuvieron que pasar por los diálogos en globos para alcanzar la fama de las pantallas, luego fue al revés, las editoriales buscaban a las grandes estrellas y por un momento hasta las hacían firmar exclusividades.

 

 

Fotonovelas, nombres y estrellas

 

 

El éxito de las fotonovelas se debió a dos o tres factores. Ofrecía entretenimiento, podías encontrar en preciso accesibles y en alquiler puesto de revistas, cuando salieron costaban dos pesos, para los ochenta entre 8 y diez; al costo debemos sumar la estrategia, ya que en cada revista encontrabas historia y media lo que te obligaba a comprar el siguiente número. Pero probablemente el factor que puso a las imprentas a trabajar todos los días (algunas salían en martes, otras en jueves) fueron las estrellas que aparecían en ellas.

David Silva, Norma Lazareno, Silvia Derbez, Luis Bayardo, Blanca Sánchez, Alma Muriel y Andrea Palma fueron los primeros famosos en incursionar en la fotonovela sin cobrar, apostaron a los grandes editores y fotógrafos de revistas, se sumaron actores y actrices menos conocidos para saltar a la fama como Lucía Méndez y Victoria Rufo, otros tantos se consagraron en las hojas a color como Angélica María, Ricardo Blume, Fernando Allende, Carlos Piñar, Irán Eory, Enrique Álvarez Félix, Maricruz Olivier, Jaqueline Andere, Andrés García, Ana Martín y hasta Sara García.

 

 

La lista de famosos es larga, Carlos Riquelme, Lucía Guilmáin, Olga Breeskin, Carmen Montejo, Cesar Costa, es más hasta Vicente Fernández y María Félix, no obstante, los más solicitados fueron Verónica Castro, Jorge Rivero y Enrique Guzmán. Eso sí, sólo la Doña cobró una gran cifra por aparecer en la fotonovela Cita de lujo con la historia "La farsante" por la que pagaron 50 mil pesos.

Las primeras fotonovelas en salir fueron Nocturno y Rutas de pasión, luego vino un ejercito apabullante Tuya, Amiga, Casos de alarma, Linda, Dulce amor, Novelas de amor, Capricho, Idilio, Cita, Chicas y Novela Musical, sólo por mencionar algunas, de las cuales sólo algunas se impriman a color al principio.

 

 

El estándar de impresión de las fotonovelas era de 32 páginas acompañadas de otras 16 donde aparecían breves notas de cocina, moda, horóscopos, consejos de amor y entrevistas, más adelante algunas de las publicaciones incluían un poster con el famoso del momento. Sólo Cita de lujo, que era una edición especial de Cita se imprimía en 64 páginas mensualmente.

 

 

El final de las fotonovelas

 

 

Para el final de la época de las telenovelas, en 1985, salió Quiero ser mujer una fotonovela de Ricardo Rentería L. que trataba de las preferencias sexuales, se publicaba en Cita de lujo con las actuaciones de Jaime Garza y Alma Delfina. Tal arrojo de la industria editorial no fue la razón de la desaparición de las fotonovelas, dicen que se debió a la televisión.

Ya para la década de los ochenta muchos hogares mexicanos contaban con televisión, la industria editorial resintió el duro golpe porque cada vez más personas preferían acudir a la cita semanal de la telenovela donde podían ver en acción no sólo a sus actores favoritos, sino también algunas historias de las fotonovelas, como Juana Iris, Muchachita y el Derecho de nacer.

 

 

Todavía en 1994 se publicó el último número de Novela Musical que se intentó reanimar con Musical espectacular, el género vio también una versión de Mujer casos de la vida real que nunca obtuvo el éxito de su versión televisiva. En 2001 y 2012 algunas editoriales intentaron reanimar la fotonovela sin éxito, quedando de aquellos días de gloria el trabajo de grandes fotógrafos como Antonio Caballero quien en 2006 expuso su trabajo en el Museo de Louvre en Francia.

 

Cabaña de Los Picapiedra en Mazamitla, un peculiar hospedaje nostálgico
MXCity
En Mazamitla tienen una inusual cabaña inspirada en una de las animaciones más populares de todos los tiempos.

Foto destacada: El Souvenir

Esta curiosa Cabaña de Los Picapiedra tiene espacio para 8 personas.

 

. . .

 

Los Picapiedra fue una serie de animación de Hanna-Barbera emitida desde 1960 hasta 1966 en Estados Unidos. La serie está centrada en Pedro Picapiedra y Pablo Mármol que bastante seguido hacían parrilladas e iban al boliche con sus esposas, Betty y Vilma, quienes tenían que aguantar las ideas de Pedro y la complicidad obligatoria de Pablo, de donde nunca salían bien.

La acción tiene lugar en un pueblo llamado Piedradura en una versión ficticia de la Edad de Piedra con una sociedad idéntica a la de los Estados Unidos a mediados del siglo XX. Es un mundo fantástico en el que los dinosaurios, los tigres dientes de sable, los mamuts y otros animales hoy extintos coexistían con los humanos, quienes usaban como equipo de tecnología.

 

 

Mazamitla fue nombrado Pueblo Mágico en 2005, en este destino encontrarás muchísimas actividades que realizar, lugares que visitar, restaurantes en donde comer y muchos lugares en donde hospedarte. El clima es generalmente frío debido a que se encuentra rodeado de bosque, así que no te confíes y lleva ropa abrigadora.

Sobre todo, el Pueblo Mágico de Mazamitla en Jalisco, te hará recodarla la infancia con estas preciosas cabañas es la inspiradas en "Los Picapiedra", donde cada detalle fue planeado para hacerte sentir un personaje más de la historia, con todo y troncomóvil.  Este espacio tiene capacidad para 8 personas, y cuenta con terraza, bracero, chimenea, cocina, comedor y sala.

 

 

Cabaña de Los Picapiedra

 

 

La cabaña de Los Picapiedra es parte de un conjunto de hospedajes de varios estilos que se encuentran en el Pueblo Mágico de Mazamitla. Además tiene un sitio para hacer fogatas y esta original casa de Los Picapiedra tiene 3 habitaciones con servicio de televisión por cable y 2 baños completos.

En el troncomóvil podrás tomarte fotos al estilo de Pedro Picapiedra y Pablo Marmol. El costo del hospedaje varía según la fecha y cantidad de personas alojadas. Y como Mazamitla es un pueblo ubicado en la sierra de Jalisco y rodeado por el lago de Chapala, su centro tiene calles empedradas y casas blancas con portones de madera y techos de teja.

 

 

El interior de la cabaña es experiencia que te lleva a la fantasía de la caricatura, ya que es una casa de piedra por fuera, el interior y todos los muebles. Literalmente es la casa de la familia Picapiedra. La cama es de piedra y tiene un colchón bastante cómodo para conseguir un descanso delicioso.

Su aspecto es de la edad de piedra, pero la cabaña cuenta con un tamaño excelente para hospedar a 8 personas. Este sitio original y temático para hospedarte hará de tu viaje mucho más divertido e interesante.

 

 

Cabaña de Los Picapiedra

Dónde: Mazamitla, Jalisco, 28200.

Cuando: todo el año. Según la época el precio puede variar.

Cuánto: desde $2,500 entre semana.

Información y reservación al número 3334986497.

x