Xihuingo, el mágico lugar para estudiar astronomía de los teotihuacanos
MXCity
La importancia desempeñada por la Luna, Venus y las constelaciones para los teotihuacanos dejaron numerosas huellas grabadas en Xihuingo.

Ubicado a lo largo de la carretera Pachuca-Ciudad Sahagún, el sitio Xihuingo es uno de los más antiguos de la zona y se cree que se remonta al 100 DC. La pirámide del sitio, Tecolote, se encuentra al pie del Cerro de Xihuingo (colina Xihuingo) y se cree que funciona como un centro religioso y ceremonial para sus habitantes originales. Aquí se han descubierto varias ilustraciones de la vida cotidiana y los sistemas de creencias de su gente.

El nombre Tepeapulco (“Junto al gran cerro”), está formado por las raíces Tepetl, que significa “cerro”, Pul o Pol, que significa “grande”, y Co que significa “en” o “junto”. Otra manera de nombrar al sitio es Xihuingo.

 

 

La palabra Xihuingo se deriva de Xihutl-co, es decir, “Lugar del Año”, y por extensión, “Lugar donde se Calcula o se Registra el Año”. Esto es de particular importancia porque existen en los acantilados aledaños algunas cruces punteadas como las de Teotihuacán, que servían para cálculos astronómicos y que podrían estar relacionados con el nombre de la zona. Numerosos petrograbados de diferentes épocas se localizan en las paredes rocosas cercanas, así como también dos peñas decoradas con pinturas rupestres en color rojo.

 

 

El Tecolote, donde aparecen hombres esquemáticos armados de varas, y Las Tres Peñas, donde se encuentran plasmadas huellas de manos humanas y otros símbolos geométricos no identificados. Algunos investigadores consideran que Tepeapulco fue un asentamiento comercial para la distribución de productos del Altiplano Central de México a la Costa del Golfo y viceversa. Uno de los principales productos de comercio lo constituía la obsidiana de la Sierra de las Navajas. Cronología: 1 a 750 d. C. También existen evidencia de ocupación humana en el periodo Cenolítico Superior, 7000 a 2500 a. C. Ubicación cronológica principal: Clásico Temprano: 200 a 600 d. C.

 

 

El sitio de Xihuingo, se localiza 3 km al norte de la población de Tepeapulco, Hidalgo, y a unos 35 km al noreste de Teotihuacan. Desde el punto de vista astroarqueológico, el sitio exhibe rasgos que nos indican que su ubicación fue deliberadamente escogida por encontrarse algo aislado, cercado al noreste, noroeste y sur por serranías escarpadas -se abre hacia el suroeste con vista al Cerro Gordo, al sur de cuyas faldas se extiende Teotihuacan-, y por el hecho de que gran parte de su superficie está cubierta por miles de rocas, las cuales son ideales para grabar petroglifos.

 

 

Los resultados arrojados por varias investigaciones realizadas en estos últimos años han revelado que Xihuingo, como extensión de la cultura teotihuacana, fue ocupado desde el Preclásico Tardío (1-200 d.C.) hasta la época de los mexicas, con una interrupción de unos 250 años entre 750 y 1000 d.C. Hoy en día está destruido en un 90%. Actividades agrícolas de varios tipos durante las épocas colonial y poscolonial modificaron sustancialmente su entorno, y durante los cincuenta del siglo pasado fue utilizado como cantera. De la época teotihuacana sobrevivieron a la destrucción el conjunto pirámide plaza avenida, cimientos de edificaciones y varios petroglifos.

 

 

 

El interés manifestado por los teotihuacanos en el cielo y su deseo de entender la razón del lugar que ocupaban en el universo los llevó a proyectar parte de este último en Xihuingo. Es posible que el ordenamiento espacial de los marcadores obedeciera a ese deseo de recrear en la tierra lo que contemplaban en el firmamento. Respecto a su ubicación en el contexto espacial, los teotihuacanos, para afianzar su vínculo con su medio, escogieron entre varias opciones un punto cardinal fijo, inamovible: el polo norte, alrededor del cual giraba la bóveda celeste.

 

 

 

Cómo llegar

Saliendo de la Ciudad de México hacia la ciudad de Pachuca es necesario trasladarse hacia Ciudad Sahagún y posteriormente hacia Tepeapulco. Saliendo de este poblado por el noroeste, parte un camino asfaltado del cual hay que desviarse transcurridos dos kilómetros, siguiendo por una brecha que conduce hasta el sitio arqueológico. En caso de arribar al sitio a través de transporte público, es posible tomar camionetas desde Ciudad Sahagún con dirección a Pachuca o desde la Ciudad de Pachuca (en el Hospital General) con dirección a Sahagún, pero es necesario bajarse en la carretera, en el punto donde se encuentra la desviación hacia el camino de terracería, sin embargo, se deberá caminar a la entrada del sitio.

Horario: Miércoles a Domingo de 09:00 a 17:00 horas

Contacto: Centro INAH Hidalgo 01 (771) 7 14 34 31 y 7 14 35 20

La asombrosa reconstrucción del Parque Lineal en Periférico Oriente
MXCity
Sobre este parque se construirá la Biblioteca Crucero a la Utopía que contará con un acuario virtual, alberca semiolímpica, auditorio y ludoteca.

El Parque lineal Periférico Oriente le volvió a dar color verde a esta parte de la CDMX.

 

La inauguración del Parque lineal Periférico Oriente que corre el Camellón de Periférico de Combate de Celaya hasta eje 6, se llevó a cabo a mediados de enero del 2020. En este parque se plantaron más de 500 árboles y plantas, además de iluminar un gran tramo.

Con una inversión de 54 millones de pesos, para 850 metros lineales, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, entregó la primera parte del parque lineal del camellón central de Periférico Oriente, desde el Eje 6 Sur Luis Méndez a calle 4 J.M. Rodríguez.

 

 

La rehabilitación va Eje 6 Sur a Calle 4, con más de mil metros de ciclopista y cerca de mil 750 metros de trotapista. De igual manera se rehabilitaron 7 palapas, se instalaron 220 luminarias con tecnología LED, se plantaron más de 465 mil plantas y más de 490 árboles. La mandaria reiteró: “estamos transformando la ciudad, lo que queremos es disminuir desigualdades y acercar los derechos a la gente y lo más importante que haya espacio público al final para poder soñar y ser felices”.

Insistió que el espacio público tiene una gran importancia en la ciudad pues está demostrado el bienestar que producen para una comunidad y por ello esta administración tiene proyectado invertir en aquellas zonas donde hay pocos espacios verdes.

 

 

Este parque contribuye a cambiarle el rostro a la alcaldía Iztapalapa, y pertenece al programa Sembrando Parques contempla la recuperación de espacios públicos con la rehabilitación de la infraestructura existente, así como la instalación de materiales adicionales, luminarias LED, banquetas, forestación o reforestación e incluso la restauración total de sistemas de drenaje. Además, se pusieron murales y se colocaron cámaras de seguridad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotos Alcaldía de Iztapalapa

Temazcaltitlan: el temazcal prehispánico encontrado en el barrio de La Merced
MXCity
Los restos del temazcal encontrado en la Merced están elaborados con bloques de adobe y fragmentos de tezontle recubiertos de estuco.

El antiguo barrio mexica de Temazclatitlan en la Merced.

 

En el pintoresco e histórico barrio de La Merced, permitió el registro de un temazcal para situar el barrio del campan de Teopan. Asimismo, fueron descubiertos vestigios de una vivienda de la nobleza indígena. En la calle Talavera 24, se descubrieron los restos de un temazcal prehispánico, elemento que confirma la vocación del antiguo barrio mexica de Temazcaltitlan.

Los restos de temazcal prehispánico han permitido ubicar con precisión el lugar donde estuvo el barrio de Temazcaltitlan, uno de los más antiguos de Tenochtitlan, según consta en fuentes como el Mapa de Sigüenza, la Crónica Mexicáyotl y el Códice Aubin, los cuales relatan la historia de la peregrinación del pueblo mexica.

 

 

El registro de este baño de vapor que data del siglo XIV es uno de hallazgos realizados por un equipo de la Dirección de Salvamento Arqueológico (DSA), encabezado por Víctor Esperón Calleja, en la calle Talavera. Las excavaciones permitieron liberar los vestigios de una vivienda que fue habitada, quizá, por una familia indígena de origen noble, poco tiempo después de haberse consumado la conquista española.

También se hallaron estructuras arquitectónicas de una curtiduría, la cual funcionó en el último siglo del periodo novohispano, es decir, entre 1720 y 1820. Es de una insólita coincidencia que los orígenes del callejón afamado por los expendios de “Niños Dios”, estén vinculados con la maternidad en la época prehispánica.

 

 

 

En la Crónica Mexicáyotl de Hernando Alvarado Tezozómoc se dice que en este lugar se hizo un temazcal para bañar y purificar a la doncella Quetzalmoyahuatzin, noble mexica que había parido en Mixiuhca, “allá se bañó la madre de Contzallan, por eso se denomina Temazcaltitlan, allá se bañaron todos los mexicanos, allá se asentaron”.

Es la primera vez que se tiene un testimonio plausible de la vocación de Temazcaltitlan, un barrio donde se veneraba a deidades femeninas como Tlazolteotl, Ayopechtli o Ixcuina (diosa del parto), Coatlicue, Toci, Chalchiuhtlicue y Mayahuel, advocaciones ligadas a la tierra, a la fertilidad, al agua y al pulque.

 

 

 

Los restos del temazcal están elaborados con bloques de adobe y fragmentos de tezontle recubiertos de estuco. En la parte central se ve la tina o pileta de agua para el baño de vapor, así como una de las banquetas que formaban parte del mismo. Con base en los restos encontrados, se infiere que sus dimensiones eran de 5 metros de largo por 2.98 de ancho.

El tlaxilacalli o barrio de Temazcaltitlan, pertenecía a la parcialidad de Teopan (también llamado Zoquipan), primer territorio lacustre ocupado por los mexicas. La zona de Temazcaltitlan fue la sede primigenia del islote en la que se produjo el avistamiento de las señales pronosticadas por Huitzilopochtli, como lo recuerda el monumento de “La aguilita”, en la Plaza Juan José Baz, que le hace contraesquina.

 

 

 

En este predio de Talavera se distribuyen restos arqueológicos de sus distintas temporalidades, como es el caso de un complejo industrial para curtir pieles, el cual debió funcionar en la última centuria del virreinato español (1720-1820). Esta casa de curtiduría ocupó además la contigua Casa Talavera, según los hallazgos registrados en el área este de ese centro cultural.

En el extremo este del predio se localizaba el “área húmeda” de la curtiduría, como lo indica un conjunto de ocho tinas en las que se procesaban las pieles de las reses, las cuales debían proceder del cercano rastro de San Lucas, ubicado en las inmediaciones de lo que hoy es la estación del Metro Pino Suárez.

 

 

 

Al centro del predio estaba el “área seca” de la curtiduría, donde, posiblemente, se manufacturaban los artículos, como dan cuenta algunos artefactos: regladores, punzones de hueso, fragmentos de piel de toro y cornamentas. El equipo de la Dirección de Salvamento Arqueológico del INAH ha concluido la liberación del predio, toda vez que ya se realizaron los registros gráficos y fotográficos de los restos arqueológicos, así como las tomas de muestras que servirán para afinar mayores datos sobre sus distintas ocupaciones. 

 

 

Dirección: Talavera 24, barrio La Merced

Fotos INAH.

Foto destacada El Universal

El MAM presentará una increíble retrospectiva de Picasso y el exilio español
MXCity
Libera de una vez algún fin de semana de julio, porque la exposición de Picasso y el exilio español en el MAM es imprescindible.

El MAM siempre se encuentra en la vanguardia de todo arte contemporáneo; esta vez, podremos ver la obra de Picasso bajo una nueva luz: la del exilio español.

 

El Museo de Arte Moderno (MAM) de la Ciudad de México ya se está preparando para el verano. En esta ocasión, le toca el turno a uno de los clásicos: Pablo Picasso. Pero no solamente es una presentación tradicional de su obra, sino que la exposición adquiere un matiz diferente. Es el impacto que la Guerra Civil Española y el subsecuente exilio tuvieron sobre el pintor malagueño. Picasso y el exilio. Una historia del arte español de la resistencia es un diálogo entre Picasso, los horrores de la guerra y los artistas refugiados españoles que la sufrieron en carne propia.

 

 

mam
Fotografía de: Pascal Pavani

 

Pablo Picasso nació en Málaga en 1881, pero se trasladó a Francia en los albores del nuevo siglo, para instalarse definitivamente en el país galo cuatro años más tarde. París era el mejor lugar para cualquier joven aspirante a artista de la época. La ciudad bullía con actividades culturales, vanguardias e intercambio de ideas. La confluencia de artistas de todas las nacionalidades la convertía en un ambiente más que propicio para el pintor español.

La última vez que pisó España fue en 1934, cuando se negó a regresar hasta que no volviera la democracia. Los atisbos del fascismo y la dictadura incipientes lo apartaron definitivamente de su país natal. Durante la Guerra Civil, de 1936 a 1939, cerca de medio millón de republicanos cruzaron los Pirineos rumbo a Francia, huyendo de la represión del nuevo régimen.

 

mam
Imagen de: rtve.es

 

Esta exposición, presentada por primera vez en el museo de arte moderno y contemporáneo Les Abattoirs de Toulouse, muestra hasta qué punto la guerra afectó la producción artística de Picasso, y devela su rol como mentor entre los artistas refugiados españoles.

Se exhiben aproximadamente treinta obras del pintor, como “Paloma de la Paz”, “Vive la paix! (Sardane)” y “Le Matador”. Además, los cuadros, dibujos y litografías se complementan con los intercambios epistolares que sostuvo Picasso con otros artistas españoles, como Joan Miró. El conjunto muestra su compromiso inquebrantable con la república y con la democracia. Además, sus obras conviven con las de otros artistas a quienes ayudó o influyó, como Pedro Flores o Antonio Rodríguez Luna.

 

mam
Fotografía de: Pascal Pavani

 

Y claro, no puede faltar el cuadro de la Guerra Civil por excelencia, “El Guernica”. Este cuadro, que todos conocemos, muestra, de una manera poco convencional pero igual de cruda e impactante, los horrores de un enfrentamiento bélico. Lleva por nombre el de una villa que fue bombardeada por las fuerzas falangistas, sembrando la muerte y el sufrimiento. Picasso y el exilio es una exhibición imperdible en el MAM.

 

mam

 

 

Dónde: Museo de Arte Moderno (MAM); Av. Paseo de la Reforma s/n, Bosque de Chapultepec.

Cuándo: julio 2020.

 

Tampoco te pierdas las maravillosas exposiciones de Guadalajara 90210 en febrero.

*Imagen destacada de: rtve.es

El mazapán es un dulce sencillo con una historia que no creerás
MXCity
Conoce los diversos orígenes de uno de los productos más bondadosos, deliciosos y adaptables del mundo.

El mazapán es un dulce cuyos ingredientes se pueden sustituir y lograr resultados increíbles.

 

El origen remoto del mazapán parece estar en un postre griego elaborado a base de pasta de almendra y miel. Pero la Ciudad de Toledo, España, registra la primera referencia escrita del mazapán en el año 1512. ​ Hay muchas leyendas acerca de su origen, incluso se dice que es persa  y que fue introducido en Europa desde el sur con la invasión musulmana de la península ibérica en el siglo VIII. Aunque la versión más difundida es que el mazapán fue inventado en el convento de San Clemente de Toledo.

Del mismo modo que el origen, la palabra también se discute. Fuentes señalan que procede de la península ibérica,​ del latín martius panis (pan de marzo) la Real Academia Española acude al árabe hispánico pičmáṭ, el cual a su vez procede del griego παξαμάδιον (pasamadión), bizcochito, influido por masa y pan, o metátesis de pasamadión. ¿Cómo saberlo?

 

 

Lo que sabemos es que hay diferentes tipos de mazapanes en Europa y América. Los más famosos en el mundo son los españoles y los alemanes. Aunque el mazapán de Guatemala es famoso desde el siglo XIX, ya que se elabora con las semillas de la calabaza arroz y azúcar. En Venezuela se elabora con anacardo y azúcar. En las Filipinas se hace de nueces de pili. En Colombia es un dulce con leche en polvo y azúcar pulverizada. En México es muy popular el mazapán de maní o cacahuete.

Nosotros podemos dejar que se peleen por la denominación de origen del mazapán en España y Alemania, por el nombre y el origen “real” incluso de la palabra Mazapán, para instalarnos en la historia de una de las delicias que el mestizaje ha producido en México, cuya mezcla original era de pasta de almendras y azúcar, y que en México se hace con cacahuate o distintos tipos de nuez y semillas.

 

 

El mazapán llega con los españoles y varias compañías dulceras ofrecen el producto, que desde entonces y aún en la actualidad, se sigue asociando con las figuras que se elaboraban antes de hornearlo.

Desde los testimonios más antiguos, la pasta se presta a ser moldeada y parte de su estima dependía de lo que se representaba visualmente en las distintas tradiciones culturales, más allá de los sabores, que eran fruto de las combinaciones de la pasta tradicional con productos de cada región, lo que se diversificó en Latinoamérica.

 

 

 

Hoy en día se llama mazapán a la masa obtenida por amasado (con o sin cocción de la mezcla) de almendras crudas, peladas y molidas, con azúcares en distintas clases y derivados. La pasta que se obtiene debe presentar una textura blanda y, por ello, resulta fácil de moldear para elaborar figurillas.

Además de almendras y azúcar, el huevo y la miel son también ingredientes principales de este dulce que, por tradición, se consume en nuestro país durante la época navideña (como herencia de España) pero, en su versión comercial, su disponibilidad no se asocia a ninguna festividad.

 

 

 

El mazapán casero se puede utilizar para la decoración de pasteles, o como un postre saludable gracias a su combinación de ingredientes nutritivos y benéficos para el organismo, además que te tiene un sabor característico que le ha convertido en uno de los bocados preferidos de casi cualquiera.

De la Rosa es la marca más popular de mazapán en México, que se ha encargado de producir y distribuir este delicioso manjar hecho a base de cacahuate, con más de 70 años dentro de la industria del dulce, siendo una de las más grandes, con una ganancia anual por encima de los 4 mil millones de pesos.

 

 

Es una empresa jalisciense, a cargo de Enrique Michel Velasco, uno de los 13 hijos del fundador don Jesús Michel González, que comenzaron siendo un pequeño negocio en la capital de La Perla Tapatia, realizando dulces de manera artesanal. Para la elaboración de este típico dulce mexicano se eligen cacahuates que se tuestan, y posteriormente se crea la masa, y aunque sabemos que hoy en día el mazapán se fabrica de manera industrial, la receta no ha cambiado durante todos estos años.

La imagen original de la empresa no siempre fue una rosa, en realidad eran tres fresas en el empaque, pero debido a una queja proveniente de una marca que contaba con una ilustración similar (tres cerezas), y Don Jesús se dio a la tarea de darle una nueva presentación, fue así como nació la idea de colocar una rosa, puesto que en los años 50, Jalisco era reconocida como la Ciudad de las Rosas.

 

 

En fechas recientes, se hizo viral la noticia del mazapán que rompió el Récord Guiness siendo el más grande del mundo en Guadalajara, Jalisco, para el cual se necesitaron ocho toneladas de cacahuate preparado, así como más de 100 artesanos, nos nació la curiosidad de conocer la historia detrás de este frágil dulce mexicano.

El mazapán más grande mundo lo disfrutaron 6 mil personas.