5 apabullantes cimas para observar a la Ciudad de México desde las alturas
Redacción
La Ciudad de México está rodeada de apabulllantes cerros y volcanes, hermosas presencias que aureolan la realidad capitalina y cimas que, desde su punto más alto, nos muestran la ciudad desde otra fabulosa perspectiva.

Te mostramos 5 apabullantes cimas donde podrás admirar el Valle de México rodeado de bosques, flora, fauna y del exótico entorno de volcanes extintos sin salir de la urbe. 

 

El Valle de México se encuentra rodeado de cadenas montañosas muy bellas. Un espectáculo liderado por paisajes únicos y hermosos, narrados desde la antigüedad por cronistas y pintores, que detallaron de forma elocuente y fantástica, lo que se observaba desde aquellas grandes cimas. Ejemplo de ello son personalidades épicas como Bernal Díaz del Castillo, conquistador español y autor de La Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España,  el increíble José María Velasco y sus inmortales retratos del paisaje, o el investigador y viajero alemán Alexander Von Humboldt, quien en el siglo XIX  se dedicó a registrar las bellezas naturales de américa y especialmente de México.

Hay quienes afirman que los imperios más poderosos han sido los que se han encontrado un lugar en la geografía precisamente rodeado de montañas o, en cúspides altas. Sin duda fue el caso de la Tenochtitlán. Y por si hoy nos queda duda de ello, basta recorrer algunos de los puntos más altos encontrados en la Ciudad de México, donde a propósito se les confirió un carácter sacro desde épocas muy remotas. Incluso hasta la fecha siguen emitiendo cierto halo de misticismo, especialmente con respecto a sus muchos habitantes –hoy fantasmas– que aún perviven en forma de recuerdos en la zona.  

En breve te mostramos un top 5 de cumbres y cerros donde podrás observar lo que en libros y revistas se dice de lo que alguna vez fue llamado la región más transparente de México, y que sorpresivamente la encuentras más cerca de ti de lo que imaginas: 

 

1. El Ajusco

 

ajusco

 

Nombre que significa “Flor de Agua” en náhuatl, es la cumbre más alta de la ciudad. La cima del Ajusco es conocida como el pico del águila; el gobierno lo tiene considerado como parque nacional por ello es que también se usa para realizar deportes extremos como alpinismo, ciclismo de montaña y rapel. Con una altura de 3,937 msnm, destaca del Ajusco el volcán extinto Xitle que dio origen al pedregal ubicada al sur de la Ciudad de México, sus puntos más altos son: Cruz del Márquez, Pico del Águila, Santo Tomas y Mezontepec.

En invierno presenta un paisaje invernal con nieve, y desde su cima se puede apreciar prácticamente casi todo el Valle de México. Su clima generalmente es templado con lluvias, la fauna del lugar va desde las ardillas, coyotes, mapaches, zorros, murciélagos, y también es rico en diferentes especies de flora, tales como oyameles, pinos, encinos y bosque de coníferas (especies que por cierto son endémicas y bastante únicas).

 

2. Cerro de la Estrella

 

Cerro-de-la-Estrella

 

Es una eminencia orográfica que se encuentran en el centro de la delegación Iztapalapa, en el oriente de la ciudad. Desde el punto de vista arqueológico es una de las zonas más ricas, e interesantes ya que se han descubierto asentamientos humanos que datan del periodo preclásico mesoamericano. Los antiguos mexicanos le llamaban Huizachtepetl (cerro de los huizaches), lugar místico de los mexicas donde se celebraba el rito del Fuego Nuevo. En el año de 1938 fue declarado por el entonces presidente de la república Lázaro Cárdenas del Rio parque nacional, con el tiempo el crecimiento habitacional invadió el cerro, quedando en categoría de área natural protegida administrada por el gobierno de la ciudad.

 

3. Cerro de Chapultepec

 

cerro de Chapultepec

 

Famoso por estar dentro del boque de Chapultepec, lugar clásico de esparcimiento y descanso de todas las clases sociales de la sociedad mexicana, y tener en la cima al Castillo de Chapultepec. Su significado en castellano es “el cerro del chapulín”. El templo prehispánico que se encontraba en la cima fue destruido para dar paso a una ermita franciscana. En 1939 Lázaro Cárdenas del Rio lo convirtió en sede del museo nacional de historia. Ya en una época más actual seria la residencia de eventos y fiestas del presidente Vicente Fox. Sin duda se trata de un poderoso lugar que ha abordado a miles de personajes que lo eligen, ya sea por su carácter sagrado, o porque sin duda es uno de las cimas más bellas de la capital.

 

4. Sierra de Santa Catarina

 

 

Es una cadena de volcanes apagados en el centro oriente de la ciudad, el punto más alto lo alcanza el volcán del borrego a 2,820 msnm. En la antigüedad antes de la desecación del lago de Texcoco formaban la península de Iztapalapa, era un pedazo de tierra que dividía las aguas dulces de Chalco y Xochimilco, con las saladas de la laguna de México y el lago de Texcoco. La sierra está formada por los volcanes apagados de Xaltepec, del borrego, de Santiago, de la caldera, y de los cerros de la estrella, tetecón y yohuiclixqui. Actualmente se contempla un plan de rescate y desarrollo para evitar su deterioro ya que ha crecido la mancha urbana en su serranía.

 

5. La Sierra de Guadalupe

 

Volcan de Guadalupe

 

Es una cadena montañosa ubicada al norte de la ciudad de México formando una herradura que culmina en el famoso cerro del Tepeyac, donde se ubica la basílica de Guadalupe. Su punto más alto es el cerro del guerrero son varias las montañas que lo conforman siendo los que están dentro de la ciudad –el cerro del chiquihuite, donde se encuentran las antenas de señales de televisión–, el cerro del tenayo , el cerro de Zacatenco, el cerro de Santa Isabel tolla y el cerro del Tepeyac. El punto más alto alcanza los 3,055 msnm. Convertido en parque nacional también, cuenta con zonas de esparcimiento y de ecoturismo para conservar la flora y fauna del lugar, un enfoque que se centra en la sustentabilidad, la preservación, y la apreciación del medio ambiente.

 

También en MXCity: Este es el punto más alto de la Ciudad de México

Un palacio azteca fue hallado debajo del Monte de Piedad en el Centro
MXCity
Vestigios del Palacio de Axayácatl y restos de una casa construida bajo las órdenes de Hernán Cortés, fueron encontrados en el terreno del edificio del Nacional Monte de Piedad de la Ciudad de México.

Investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) encontraron los restos del Palacio de Axayácatl, tlatoani mexica y padre de Moctezuma Xoyocotzin, debajo del Monte de Piedad en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Son vestigios de un antiguo palacio azteca, sede de acontecimientos claves de la conquista de México como la muerte del monarca Moctezuma, y que luego fue morada de Hernán Cortés.

El señorial edificio del Nacional Monte de Piedad, histórica casa de empeño en plena plaza central de Ciudad de México, escondía pisos de lajas de basalto correspondientes a un espacio abierto del palacio de Axayácatl, tlatoani de Tenochtitlan entre 1469 y 1481 y padre de Moctezuma.

 

 

 

La Secretaría de Cultura indicó que el Programa de Arqueología Urbana registró pisos de lajas de basalto, correspondientes a vestigios de un palacio prehispánico y de la morada del conquistador Cortés, posterior sede del primer Cabildo de la Nueva España y del Marquesado del Valle de Oaxaca.

 

 

“Guiados por las fuentes históricas, para los arqueólogos no es ningún misterio que bajo los pisos del Nacional Monte de Piedad, uno de los edificios más emblemáticos del primer cuadro de Ciudad de México, ubicado a un costado de la Catedral Metropolitana, se encuentran los cimientos del Palacio de Axayácatl, el cual fue morada de la comitiva de Cortés a su llegada al corazón de Tenochtitlan”, afirmó el INAH en un comunicado.

Este palacio prehispánico fue el hogar de Axayácatl, quien dirigió al pueblo mexica de 1469 y 1481. Cuando los españoles llegaron a Tenochtitlan el 8 de noviembre de 1519, Moctezuma ordenó que el Palacio de su padre sirviera de alojamiento para Cortés y sus tropas y con el paso del tiempo se convirtió en un cuartel español.

 

 

El Palacio de Axayácatl también fue el sitio donde murió Moctezuma después de ser prisionero de Cortés y tuvo un papel estratégico en la conquista de México.

Los arqueólogos encontraron pisos de lajas de basalto, además de restos de cerámica prehispánica que formaban parte de un espacio abierto en el Palacio de Axayácatl y que fue destruido por los españoles tras la caída de Tenochtitlan.

 

 

“Empotrados en la fachada de la esquina interior sureste del cuarto colonial, se detectaron dos sillares prehispánicos trabajados en altorrelieve que representan una serpiente emplumada (Quetzalcóatl) y un tocado de plumas, los cuales debieron pertenecer a un panel del Palacio de Axayácatl. Así también, formando parte un fuste, se registró otra escultura mexica con el glifo que simboliza el tianquiztli o mercado”.

 

 

Los arqueólogos hallaron los restos de una casa que Hernán Cortés ordenó construir el mismo año que cayó Tenochtitlan. A partir de los hallazgos de la que también fue sede del primer Cabildo de la Nueva España en 1525, se logró ubicar los restos del Palacio, enterrados tres metros debajo de la construcción española.

 

Disfruta del Festival Internacional de las Luces en YouTube: Filux Virtual
MXCity
Si bien no podremos disfrutar de las impresionantes instalaciones de luz in situ este año, se pueden disfrutar a la distancia, con Filux Virtual.

En los últimos años, Filux se ha posicionado como uno de los festivales más apreciados por los mexicanos; en este momento lo podemos disfrutar desde nuestras casas, con Filux Virtual.

 

Filux es un proyecto multidisciplinario que nació en México, y es el primer festival internacional de la luz del continente americano. Es un espacio de promoción y exhibición de la obra de arte realizada con luz que vincula a artistas nacionales e internacionales. Su objetivo es convertirse en un escenario cultural internacional, de integración social y recuperación del espacio público. Si bien este año no lo podremos disfrutar en vivo y en directo, debido a la contingencia, sí que estará disponible en su canal de YouTube, a través de Filux Virtual.

 

filux-virtual

Imagen de: Filux FB

 

filux-virtual

Imagen de: Filux FB

 

Desde su primera edición en 2013, en la CDMX, Filux se ha posicionado como uno de los festivales artísticos que más público atrae y que más revuelo genera. Sus espectáculos, magníficamente diseñados y montados, han maravillado a miles de personas, quienes esperan con ansias a que se celebre la siguiente edición. Las actividades con las que cuenta son muchas: proyecciones, videomapping, estructuras de luz, iluminación arquitectónica, caminos de luz, cine y música.

 

filux-virtual

 

filux-virtual

Imagen de: Filux FB

 

En años anteriores nos asombró con los alebrijes iluminados del Museo de Arte Popular, con conejos monumentales y con el Arcoíris Global, una pieza de Yvette Mattern que atravesaba todo el centro histórico. Desde 2017, su sede cambió a la Ciudad de Mérida, pero este año lo podremos disfrutar todos desde nuestras casas. Filux Virtual trae todas las maravillas de la luz a la pantalla de la computadora.

 

filux-virtual

Imagen de: Filux FB

 

filux-virtual

Imagen de: Filux FB

 

Cabe destacar que el festival, a diferencia de otros, tiene una identidad propia, basada en el muralismo mexicano y en la deconstrucción cinematográfica. La piedra angular de su proyecto es la formación de una comunidad, por lo que lo más importante es que las obras lleguen a la mayor cantidad de gente, y a través de ellas se generen conexiones genuinas y duraderas. Además, es un espacio que aspira a abrir oportunidades de intercambio accesibles para todos. Disfruta de Filux Virtual aquí.

 

 

Otro espectáculo en línea que no te puedes perder: Björk Ballet.

*Imagen destacada de: Filux FB

¿Es Insurgentes la avenida más larga del mundo?
María González de León
Un poco sobre la historia (y los nombres) de una de las vías más importantes de la Ciudad de México, Avenida Insurgentes.

A veces, cuando tenemos algo muy cerca, es fácil dejar de apreciarlo. En el caso de las ciudades, vivir cerca de un hermoso parque o monumento y verlo todos los días puede hacer que dejemos de notar su belleza o importancia, lo mismo en el caso de las calles y avenidas. Pensemos, por ejemplo, en una de las avenidas más imponentes de nuestra ciudad, Insurgentes.

ins

photobucket.com

La Avenida de los Insurgentes, que cruza de norte a sur la Ciudad de México, mide casi 30 kilómetros y es una de las vías más importantes de nuestra capital. Como la conocemos hoy, Insurgentes se inauguró en 1953, y a lo largo de su historia ha cambiado de nombre en muchas ocasiones; algunas de sus anteriores denominaciones han sido Avenida Veracruz, Camino Nuevo a San Cosme y Vía del Centenario.

Durante la Colonia y hasta el siglo XIX, segmentos de lo que hoy conocemos como Insurgentes eran caminos rurales y carreteras que comunicaban terrenos del Lago de Texcoco y el Lago de Xochimilco (que fueron desecados en obras de urbanización) con el norte de la ciudad.

Para 1900, con el surgimiento de zonas habitacionales fuera de los límites de lo que entonces era propiamente la Ciudad de México, el transitado Camino a San Cosme (la parte de Insurgentes que hoy va de la calle Ricardo Flores Magón a la Avenida Revolución) sufrió transformaciones: varios segmentos se cerraron para ser usados como patios o estacionamientos de tranvías. A causa de esto, sus varias secciones recibieron diversos nombres como Calle 22 Poniente y Ramón Guzmán. Entonces, solamente el área que va de Paseo de la Reforma a Avenida Chapultepec se llamaba Insurgentes, un nombre que con el tiempo se daría de manera informal al camino rural México-San Ángel.

insurgentes y morelos

staticflickr.com

Asimismo, a principios del siglo XX y a la altura de la Colonia Roma, Insurgentes recibió el nombre de Avenida Veracruz, mientras que su prolongación hacia el sur era conocida como Vía del Centenario.

En la década de los treintas, como parte de un plan de urbanización de la ciudad, se crearon varias avenidas importantes como el Anillo Periférico, el Circuito Interior y la Avenida de los Insurgentes, que resulta de la unión de varias de las vías antes mencionadas, que se encontraban fraccionadas y que tenían distintos nombres.

insurgentes1940

infotodomexico.com

El camellón que hoy ostenta esta avenida, una que va transformándose dependiendo de la zona que cruza, se colocó en la década de los cincuenta, durante la regencia de Fernando Casas Alemán. Posteriormente, durante el gobierno de Ernesto P. Uruchurtu, se realizan obras y banquetas en la zona de Insurgentes cercana a su cruce con Paseo de la Reforma. Más adelante, con los Juegos Olímpicos de 1968 se hicieron renovaciones para embellecer la zona sur de Insurgentes, entre su cruce con el Camino al Desierto de los Leones y Periférico Sur.

El sismo de 1985 habría de dañar numerosos edificios sobre la Avenida Insurgentes, especialmente a la altura de la Colonia Roma.

1985

jornada.unam.mx

Recorrer Insurgentes de norte a sur implica hacer un recorrido por zonas de la ciudad completamente distintas entre sí, ver muy diferentes mundos dentro del mundo que es la Ciudad de México. El paso de los años la ha ido transformando hasta lo que es hoy, una avenida especialmente imponente que no siempre apreciamos en su totalidad, y que frecuentemente impresiona a quienes son capaces, turistas o capitalinos, de mirarla con asombro.

insurgentesychapultepec

cch.unam.mx

Con sus 28.8 kilómetros de norte a sur de la Ciudad de México, la Avenida Insurgentes es una de las más largas del mundo.

Aunque el primer puesto según el Libro de los Récord Guiness lo ocupa Yonge Street en Toronto (56 kilómetros), Insurgentes es la sexta calle más larga del planeta.

Twitter de la autora: @imissmaria

Sobre la calzada flotante que cruzará Chapultepec
MXCity
Los esfuerzos para convertir al Bosque de Chapultepec en el espacio cultural más grande del mundo se verán cristalizados en una calzada flotante.

Chapultepec es un remanso de tranquilidad que lo tiene todo: un castillo, bosque, recintos culturales y mucha historia. Pronto se construirá una calzada flotante que lo cruce de cabo a rabo.

 

El Bosque de Chapultepec es, sin duda, uno de los lugares más bellos de la Ciudad de México. Es uno de los pulmones más importantes de la ciudad, equipado con un espacio que brinda un descanso del frenesí de la metrópolis. Aquí puede venir uno a caminar y aclarar la mente, correr, hacer un día de picnic o asistir a eventos culturales. Además, en su cima está el Castillo, uno de los sitios turísticos más bellos y repletos de historia de México. Ahora, en no mucho tiempo, podremos acceder a él y cruzarlo con una preciosa calzada flotante.

 

calzada-flotante

Imagen de: themeparkreview.com

 

Esta calzada forma parte del proyecto del gobierno capitalino que tiene como objetivo convertir al Bosque de Chapultepec en el espacio cultural más grande del mundo. La avenida en cuestión tendrá una extensión de 310 metros de largo por 12 de ancho. Sin embargo, no será tan pedestre como un simple puente peatonal. La calzada flotante estará diseñada para el tránsito de peatones, ciclistas y policía montada, por lo que se ambientará debidamente.

Contará con áreas verdes, maceteros, alumbrado público y bancas para el descanso, entre otros elementos de mobiliario urbano. Así que no irá en detrimento de la belleza de Chapultepec: todo lo contrario, la acentuará y armonizará a la perfección con sus alrededores. El nombre que llevará será Calzada Flotante los Pinos, y atravesará los dos niveles del periférico. El inicio del tramo se ubicará en la calle Molino del Rey, en la Primera Sección, y el final en Avenida de los Compositores.

 

calzada-flotante

Imagen de: travelandleisure.mx

 

Si se te dificulta imaginar el proyecto concluido, la Secretaría de Cultura afirma que se parecerá al puente que cruza el Circuito Interior, a la altura de la Puerta de los Leones, la cual tiene cipreses y otros ornamentos. Cabe destacar que la calzada flotante de Chapultepec es solo uno de varios proyectos de infraestructura que se tienen planeados en la CDMX. Otros son El Tajo La Cañada, un paso que atravesará Constituyentes por debajo, y el Centro Ecuestre de la Secretaría de Defensa Nacional, que incluye un edificio comercial, un foro y varios túneles.

 

calzada-flotante

 

Más obras nuevas de infraestructura en la CDMX: el trolebús elevado de Ermita-Iztapalapa.

*Imagen destacada de: Wikimedia Commons