Arte y Cultura
El encantador jardín de Frida Kahlo seis décadas después de su muerte
MXCity
La influencia del jardín de Frida Kahlo, su pasión por la flora y la fauna, se manifestaron dentro de la Casa Azul.

En un retrato tomado en 1940, Frida Kahlo se apoya casualmente en una escultura de piedra rodeada de exuberante vegetación. Lleva una corona de flores de color rosa intenso de buganvillas, solo una de las innumerables plantas que llenaron su abundante jardín en Casa Azul, el hogar de la pintora desde hace mucho tiempo.

Hoy, 80 años después, la casa y los jardines de Kahlo permanecen abiertos como museo. Las buganvillas también se mantienen erguidas, y sus enredaderas espinosas serpentean alrededor de los caminos y macizos de flores que Kahlo atravesó durante su vida. La pintora pasó innumerables horas en su jardín, una fuente de respiro e inspiración artística.

 

 

 

 

 

Para Humberto Spíndola, el jardinero principal de Casa Azul, mantener las plantas que Kahlo y su esposo, Diego Rivera, cultivaron durante sus vidas es esencial para preservar su legado. “No solo el jardín y sus plantas aparecen en las pinturas y fotografías de [Kahlo] tomadas de ella, sino que también se adorna con ellas”, explicó. “Estamos tratando de cultivar tantas plantas que hayan jugado un papel importante en su vida y arte como podamos”.

Kahlo y Rivera asumieron la propiedad de Casa Azul y sus terrenos en 1929, cuando el padre de Kahlo transfirió la casa (donde nació y se crió Kahlo) a la joven pareja. Inmediatamente comenzaron a remodelar los espacios interiores y exteriores de la propiedad para expresar su interés por el arte, la arquitectura y la vida vegetal de los indígenas de México. Durante la juventud de Kahlo, la casa había reflejado los gustos europeos: los detalles arquitectónicos eran neoclásicos; la distribución de la casa (alrededor de un patio central) se basaba en los precedentes hispano-moros; y el jardín estaba lleno de plantas importadas como rosas y palmeras.

 

 

 

 

Influídos por la Revolución mexicana de los años 20 y 30, Kahlo y Rivera creían que la autoridad colonial debería ser derrocada en favor de un gobierno populista y una celebración de la cultura indígena mexicana. Esto se reflejó en la Casa Azul, donde despojaron los edificios de decoración europea y reemplazaron muchas plantas no autóctonas por una variedad de variedades tropicales y desérticas de México, incluidos los cactus, la yuca y la azucena. Rivera también dispersó su creciente colección de esculturas prehispánicas entre la vegetación. “Toda su vida giró en torno a la idea de México”, dijo Spíndola. “El mundo cultural, biológico y botánico de México”.

Las fotografías de Kahlo tomadas en los años 1930 y 40 por su amante Nickolas Muray, la muestran a gusto en los jardines de Casa Azul, donde también cuidaba a una colección de animales nativos de su país de origen. En un día dado, los monos favoritos del artista (Fulang Chang y Caimito del Guayabal), los venados (Granizo), el águila (Gertrudis Caca Blanca), los loros, los pavos y un grupo de perros se divirtieron entre los suculentos y los árboles de granada.

 

 

 

En un encantador bosquejo de los terrenos de Casa Azul de alrededor de 1940, Kahlo describió la propiedad como un alegre oasis doméstico de animales, plantas, personas, muebles y estudios de arte. De hecho, la Casa Azul era el lugar de refugio de Kahlo. En 1939, el mismo año de su divorcio temporal de Rivera, se mudó allí a tiempo completo. Sería su residencia principal durante el resto de su vida, ya que cada vez más padecía una enfermedad. Los senderos serpenteantes del jardín, que todavía existen en la actualidad, fueron diseñados específicamente para que pudiera atravesarlos en una silla de ruedas.

La influencia del jardín de Kahlo, y su pasión por la flora y la fauna, también surgieron dentro de la Casa Azul. Como explicó Spíndola, su biblioteca contenía libros sobre botánica, y Kahlo presionó las flores en las páginas de algunos volúmenes. (Después de que la artista muriera en 1954, se descubrió un pequeño ramo en su querida copia de Hojas de hierba de Walt Whitman).

 

 

 

En su estudio, pintó frutas turgentes, flores erizadas, vainas de semillas en explosión, y hojas anchas y carteales a través de bodegones y autorretratos. Se refirieron a su herencia mexicana, su fertilidad, su sexualidad y la naturaleza dualista de su hogar (un lugar de ambos dolores, debido a su relación volátil con Rivera, y su comodidad).

En la pintura de 1936 de Kahlo, Mis abuelos, Mis padres y yo, se representó como una niña, parada en el patio de Casa Azul con su pierna aparentemente fusionada con el naranjo del jardín. A su izquierda, un cactus de pera espinosa emite un rocío de semillas que germinan en un óvulo humano. La implicación es que Kahlo ha brotado tanto de la tierra de México como de sus parientes humanos, a quienes pintó sobrevolando.

 

 

 

Hoy en día, el mismo naranjo todavía se levanta del patio de Casa Azul, y los cactus de pera espinosa salpican los terrenos del museo. Son dos de las muchas plantas que crecieron durante la vida de Kahlo y ahora son cuidados por Spíndola. Pero el jardín también ha cambiado desde la muerte del artista en 1954: los árboles que plantaron Kahlo y Rivera han crecido, creando un ambiente más sombrío que es menos propicio para la crianza de suculentas, por ejemplo. Se han hecho algunos reemplazos, como los helechos que llenan los lechos donde las variedades que buscan el sol ya no pueden sobrevivir.

“Nuestra tarea es hacer un jardín de acuerdo con su visión, pero también que se adapte a cómo han crecido los árboles”, explicó Spíndola. Eso significa trabajar sólo con plantas mexicanas nativas, “y adaptarlas a este nuevo entorno”, continuó.

 

 

 

Spíndola cuida especialmente la querida buganvilla de Kahlo, que apareció no solo en las coronas de flores del artista, sino también en al menos una pintura. En Autorretrato con collar de espinas y colibrí (1940), Kahlo se mostraba a sí misma usando un collar tallado de las espinosas ramas de la buganvilla. Un mono y un gato se posan sobre sus hombros, un denso matorral de hojas parece brotar de su espalda, y las flores de mariposa híbridas salen volando de su cabello. Aquí, el cuerpo de Kahlo se fusiona con el mundo natural que le proporcionó un refugio e inspiración de por vida, elementos que aún se pueden vislumbrar en los jardines de Casa Azul en la actualidad.

 

 

 

 

Casa Azul – Museo Frida Kahlo

Dirección: Londres 247, Del Carmen, 04100 Ciudad de México, CDMX

El INAH celebra su 80 aniversario con un sitio web para dar a conocer su trabajo
MXCity
No dejes de visitar la página del aniversario del INAH: podrás sumergirte en 80 años de historia con artículos, fotos, mapas y eventos.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia cumple 80 años, y lo celebra con la gente que lo hizo posible: pone a tu disposición buen parte de su archivo, además de ciclos de eventos.

 

El 3 de febrero de 1939, el entonces presidente de la República, el general Lázaro Cárdenas, emitió el decreto que daría vida al INAH. Ahora, 80 años después, el Instituto se ha consolidado como una de las instituciones más importantes del país en lo que respecta a las ciencias sociales e históricas. Gracias a su trabajo, se ha podido preservar el patrimonio histórico de México. Además, sus funciones incluyen labores de investigación antropológica, histórica y arqueológica, además de la restauración de monumentos históricos y la difusión de acervos.

 

inah
Imagen de: inah.gob.mx

 

Con su aniversario en mente, se han coordinado numerosas actividades que tienen como objetivo difundir su trabajo. Se buscará hacer un balance de su presente y pasado para pensar la institución a futuro. La función de su página web es poner al alcance de la población los documentos y archivos producidos a partir de esta celebración.

En primera instancia está el libro conmemorativo, el cual compila la historia y el quehacer del INAH, en 15 capítulos. Hablan de sus escuelas, de monumentos, de la conservación y preservación del patrimonio y de la presencia internacional del Instituto, entre otras cosas.

 

inah
Imagen de: inah.gob.mx

 

Luego, podrás maravillarte con su galería de mapas. Aquí se compilan todas las instituciones que están afiliadas al INAH. Podrás buscar centros, escuelas, museos y zonas arqueológicas.

Después, date una vuelta por la galería de fotos y línea del tiempo que ofrece una perspectiva amplia de su trabajo. Los primeros archivos fotográficos datan de los principios del siglo XX, mientras que los últimos son apenas de este año.

 

inah
Imagen de: inah.gob.mx

 

Finalmente, está la sección de celebración, donde te enterarás de todos los eventos que hay planeados. Hay un folleto informativo, una publicación especial y un amplio ciclo de conferencias y pláticas. Podrás checar las sedes y fechas ahí mismo. Además, el INAH será invitado especial en la XIX Feria Internacional del Libro del Zócalo.

 

inah
Imagen de: inah.gob.mx

 

Aquí una exposición que puedes visitar ahora en la CDMX, en la que el Instituto está involucrado: el Calmécac.

*Imagen destacada de: 80aniversario.inah.gob.mx

El potente cortometraje “Rise” será presentado en el Museo Jumex
MXCity
El cortometraje Rise es una forma diferente de mostrar la condición humana. No te pierdas de esta presentación en el Museo Jumex en la CDMX.
museo-jumex

Bárbara Wagner y Benjamín de Burca son dos artistas visuales que, por medio del spoken word y el slam, pretenden mostrar la libertad y el poder de las palabras. El Museo Jumex presenta “Rise”.

 

El Museo Jumex abrió sus puertas desde el 2013 como una institución dedicada al arte contemporáneo. Su objetivo es convertirse en un laboratorio para la experimentación e innovación en las artes. Desde su génesis, no ha dejado de atender a un público amplio y diverso. Muestra de ello es la presentación de este nuevo cortometraje de los artistas Bárbara Wagner y Benjamín de Burca: “Rise”.

 

museo-jumex
Imagen de: museosdemexico.com

 

Rise es un cortometraje lleno de subversión, que busca cuestionar la noción de “dar voz” a las minorías y a las comunidades marginadas. Sus actores son un grupo de jóvenes poetas y músicos, en su mayoría descendientes de inmigrantes africanos y caribeños.

Basados en el grupo R.I.S.E. (Reaching Intelligent Souls Everywhere), traducido como “Alcanzando almas inteligentes en todas partes”, Wagner y de Burca toman el concepto de “edutenimiento” para hacer el vídeo. Edutenimiento es una mezcla de educación y entretenimiento. Para este vídeo, los artistas colaboraron con poetas, raperos, cantantes y músicos, quienes escribieron los versos y la música del guion. Todo esto lo convierte en un trabajo interesante y complejo.

 

museo-jumex
Imagen de: premiopipa.com

 

Por medio de la práctica del spoken word (palabra hablada), contarán historias y experiencias personales que tejen una narrativa de resistencia. Sus palabras de empatía, soledad amor y esperanza llena los túneles de Toronto, espacio donde se filma el corto.

Este trabajo explora diferentes lenguajes estéticos vinculados a la cultura popular. Se enfoca, principalmente, en la producción de imágenes en movimiento como una forma de entrelazar tradiciones, arte y cultura.

 

museo-jumex

Imagen de: dutchartinstitute.eu

 

Por si fuera poco, también se llevará a cabo un taller de rimas y video. Durante dos sesiones, se realizará un video, cuya temática es el lenguaje como espacio para crear comunidad. Además, habrá un conversatorio donde los productores hablaran de su práctica artística.  

 

 

Dónde: Blvd. Miguel de Cervantes Saavedra 303, Granada, Miguel Hidalgo.

Cuándo: exposición actual hasta el 9 de febrero del 2020.

Horario: martes a domingo, de 10:00 a 19:00 horas.

Cuánto: público general $50 pesos; público nacional $30 pesos; domingo entrada libre. Entrada gratuita a menores de 15 años, estudiantes y profesores y adultos mayores con credencial vigente.

 

Si te interesa conocer más exposiciones presentadas en la CDMX visita este link.

*Imagen destacada de: thehappening.com 

Moverse para nombrar y la gran carrera caminando y texteando del Museo Carrillo Gil
MXCity
Si lo tuyo es el arte moderno y contemporáneo, tienes que ir al Museo de Arte Carrillo Gil a esta increíble exposición. Te dejará anonadado.
museo-de-arte-carrillo-gil

El Museo de Arte Carrillo Gil anuncia estos proyectos como parte de un nuevo programa de artistas emergentes. Estás increíbles exposiciones muestran cómo las personas nos relacionamos con nuestro entorno.

 

Desde el 30 de octubre se están presentando dos increíbles exposiciones en el Museo de Arte Carrillo Gil: Moverse para nombrar y Primera carrera caminando y texteando, 2019.

 

museo-de-arte-carrillo-gil
Imagen de: Terremoto

 

A través del Museo de Arte Carrillo Gil, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) ofrece al público este par de muestras. Estas muestras temporales son parte del nuevo programa del MACG. El programa busca dar un espacio expositivo a artistas emergentes menores de 30 años. Nuestros dos artistas son: Galia Eibenschutz y Santiago Muedano.

Eibenschutz ha sido tutora en SOMA y ha impartido el taller de dibujo y movimiento en múltiples espacios culturales y educativos. Esta última actividad marcó parte de su producción artística. También se destaca su participación como bailarina en la compañía Mitrovica Danza Contemporánea y como performer en diversos proyectos.

 

museo-de-arte-carrillo-gil
Imagen de: Twitter

 

La exposición Moverse para nombrar muestra una selección de obras generadas por la artista Galia Eibenschutz. Su trabajo consta de tres performances: Dibujos efímeros, Dibujos de transmisión y Terreno vulnerable. Todos se realizarán en distintos momentos de la exposición. En la presentación colaborarán artistas, una cantante, bailarines, artistas visuales, diseñadores de vestuario y músicos.

Muedano es egresado de la licenciatura en Artes plásticas y Visuales por La Esmeralda, Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado del INBAL. Sus trabajos exploran los medios digitales en diálogo con los medios tradicionales, como dibujo y escultura

 

museo-de-arte-carrillo-gil
Imagen de: Revista Código

 

Por otro lado, el trabajo de Muedano muestra el desarrollo de las habilidades que las personas hemos adquirido a partir del uso de las tecnologías. Su exposición es el resultado de una carrera donde un grupo de competidores se desplazó interactuando en la red Whatsapp. En el ejercicio se demostró la interacción que las nuevas generaciones presentan con ambos mundos: el espacio real y el virtual.  

Dónde: Av. Revolución 1608, esquina Altavista, col. San Ángel.

Horario: martes a domingo de 10:00 a18:00 horas.

Costo: entrada general $50; domingo entrada libre.

 

Si te interesa conocer otras exposiciones, este link te puede interesar

*Imagen destacada de: travelandleisure.mx

Calmécac, la escuela de los hijos nobles, en la calle más antigua de la CDMX
MXCity
En el Calmécac se exhiben 88 piezas de las épocas prehispánica, colonial y contemporánea, descubiertas durante las excavaciones arqueológicas.

Objetos del Calmécac son exhibidos en el Museo de Sitio del Centro Cultural de España en México.

 

El calmécac fue la escuela de los hijos de los nobles mexicas de México-Tenochtitlan. Se les entrenaba para ser sacerdotes, guerreros de la élite, jueces, maestros o gobernantes, además de conseguir educarlos en historia, astronomía y otras ciencias, la medición del tiempo, música y filosofía, religión, hábitos de limpieza, cuestiones de economía y gobierno, y sobre todo, disciplina y valores morales.

El calmecan contaba con los maestros especiales que les enseñaban la tradición, y leían y aprendían de memoria las historias ilustradas en los códices. La escuela funcionaba como un internado, donde los jóvenes vivían, dormían y comían. Los aspirantes a sacerdotes se enfocaban en la religión, e incluía rituales, cantos a los dioses e interpretación de los sueños; mientras que los guerreros de la élite recibían entrenamiento sobre tácticas militares y asuntos de economía y gobierno.

 

 

Los jóvenes nobles comenzaban su educación en casa cuando y entre los 7 y 15 años entraban al calmécac. Desde el momento  que cruzaban la puerta, se hacía un ritual en el que se hería al niño para acostumbrarlo a soportar el dolor. Su educación variaba de acuerdo a la edad, pero cuando eran adolescentes iniciaba su entrenamiento militar, y cuando eran jóvenes adultos, se les llevaba a la guerra.

Para los mexicas era muy importante que sus gobernantes fueran aptos para los cargos que desempeñaban, tuvieran la capacidad de tomar buenas decisiones y fuertes convicciones morales. En el calmécac los alumnos sufrían diversas pruebas, sobre todo en la guerra, para demostrar su valor y su habilidad militar. A los que fracasaban, se les marcaba y rechazaba socialmente.

 

 

 

Desde pequeños se les levantaba en la madrugada para recibir baños de agua fría. Hacían penitencia y autosacrificio, usando espinas de maguey, ayunaban frecuentemente y practicaban la abstinencia. Además usaban ropa ligera para desarrollar el control de sus cuerpos contra el frío. Trabajaban duro durante el día, y pasaban en vela muchas noches en rituales de purificación.

 Si se quedaban dormidos o cometían una falta, se les castigaba de forma dura. Todo esto servía para forjar un carácter fuerte y resistente, digno de un noble, y para probar a los que no pudieran desempeñarse en su vida de adultos.

 

Foto CCEM

 

Foto CCEM

Se quieres conocer más sobre el calmécac y ver los restos de dos etapas constructivas del edificio, visita el Museo de Sitio del Centro Cultural de España en México. En este edificio conviven el pasado y el presente, y alberga los vestigios de lo que fuera el Calmécac de la antigua Tenochtitlan.

Los restos de esta antigua escuela y 88 piezas representativas de las etapas prehispánica, colonial y moderna, entre las que destacan dos almenas de barro con una altura de 2.38 metros, consideradas uno de los principales elementos arquitectónicos prehispánicos, y se exhiben en el recién creado “Calmécac” Museo de Sitio del Centro Cultural de España en México.

 

Foto CCEM

 

Para el recinto fue una gran sorpresa el hallazgo de estos vestigios durante la excavación realizada en lo que sería el estacionamiento de este espacio; siendo el Museo de Sitio, único con estas características en el Centro Histórico. Los trabajos de excavación se realizaron de 2006 a 2008, con el interés de preservar este patrimonio cultural.

Las piezas se presentan en 20 vitrinas colocadas alrededor de los vestigios del Calmécac, singular edificación prehispánica que se extendía hacia los extremos poniente y norte por debajo de lo que hoy es la calle de Donceles, y que constituyen una de las 78 edificaciones que, a decir de fray Bernardino de Sahagún, conformaban el recinto sagrado de Tenochtitlan.

 

  Foto ProtoplasmaKid

 

  Foto ProtoplasmaKid

 

 

Son 714 metros cuadrados donde el público puede apreciar restos de una gran plaza abierta de lo que fue el colegio mexica. Además, se observan los restos de una subestructura del Calmécac, periodo del mandato de Ahuítzol como tlatoani de Tenochtitlan, representados por un piso de estuco con pilastras y una banqueta interior de dos metros de ancho adosada a un muro de piedra.

Entre los objetos prehispánicos hay cerámica doméstica y ceremonial, cajetes policromos, trípodes Azteca II y Azteca III y IV, platos, un cuenco, objetos de madera, un pilote, una coa y una vasija miniatura que representa a Tláloc, cinco cuchillos de pedernal, dos puntas de proyectil de obsidiana, una mandíbula humana esgrafiada con la representación de una xiuhcóatl y un rostro de mixcóat, así como un rostro pétreo de Ehécatl.

 

   Foto ProtoplasmaKid

 

El recorrido por el Calmécac incluye un proyector multimedia que reproduce el proceso de excavación, así como una semblanza histórica del edificio y la etapa de restauración de los vestigios del colegio mexica. No te pierdas este sitio en tu próxima visita al centro histórico de la Ciudad de México.

 

 

Museo de Sitio del Centro Cultural de España en México

Dónde: República de Guatemala 18, Centro Histórico CDMX.

Cuándo: de martes a sábados de 11:00am a 17:00hrs, domingos de 11:00am a 15:00hrs.

Entrada libre

Sitio web // Facebook // Twitter // Instagram