Colegio de la Santa Cruz de Tlatelolco, la primera escuela superior para indígenas
MXCity
El colegio de Santa Cruz de Tlatelolco fue la primera institución educativa de América Latina que brindaba un grado de conocimiento a la población indígena.

El Colegio de la Santa Cruz de Tlatelolco fue un gran centro educativo en México.

 

Los 50 años de su funcionamiento del Colegio de Tlatelolco constituyeron un gran establecimiento científico en la Nueva España; siendo el centro más importante para las ciencias y las artes durante la primera mitad del siglo XVI, en el que se cultivó gran parte de la medicina nahua, y ciencias políticas en las que se preparaban los hijos de los caciques para el gobierno de los pueblos de indios.​

En efecto, el Colegio de la Santa Cruz de Santiago Tlatelolco fue la primera institución de educación superior de América destinada a los indígenas.

 

 Foto wikiméxico

 

Foto: cdmx travel

 

El convento de Santiago Tlatelolco se construyó en varia etapas a partir de 1526, con una modesta construcción de piedra y cal, misma que utilizaban los frailes franciscanos para evangelizar a los indígenas de la antigua Nueva España. Las actividades del Colegio de Tlatelolco, estuvieron a cargo de Bernardino de Sahagún, quien ayudó a impulsar la enseñanza superior y de la investigación científica, con base en la integración cultural de los conocimientos indígenas y españoles.

La escuela introdujo remedios y terapéutica indígena mezclándolos con la medicina novohispana y la práctica médica europea. Además se preparaba a los caciques en el arte de gobernar, estableciendo las pautas para otros centros de enseñanza como el Colegio de San Nicolás, la universidad de México y los Colegios Mayores de diversas advocaciones.  Por aquellas fechas, el Colegio de San Pablo se destinó a la educación de los niños indígenas.

 

Foto ResearchGate 

 

Foto wikiméxico

 

Para el año 1595, después de la muerte de Sahagún, el Colegio de Tlatelolco se volvió una escuela elemental y desapareció igual que otros colegios establecidos para la educación de los indígenas. Así que el proyecto de educar a los indígenas jamás se llevó a la práctica de modo generalizado. Tan es así, que la Ordenanza de los Maestros del Nobilísimo Arte de Leer, Escribir y Contar (primera ley de educación primaria de la Nueva España de 1600) se señala que los profesores no podían ser negros, mulatos, ni indios, sino españoles “cristianos y viejos”.

Uno de los profesores de la escuela fue el obispo Ramírez de Fuenleal, quien declaró que los alumnos indígenas presentaban mayor capacidad de aprendizaje que los españoles. De ahí, que escribiera una epístola al Rey Carlos I, el 8 de agosto de 1533, en la que solicitó permiso para tomar una hacienda real de 111 metros donde se cosechaba maíz, para alimentar a los estudiantes y $200 pesos de minas para el pago de salarios. Se quiso contratar a maestros de latín laicos y desconocedores del náhuatl, pero esto solo paso a medias.

 

Foto @liliarivero

 

Foto wikiméxico

 

El custodio fray Jacobo de Testera también llamó a profesores al colegio de Santiago Tlatelolco, llamada por sus contemporáneos Tlatilulco, para administrar los sacramentos a los indígenas y en leerles algunos textos, con lo que se logró conservar, sistematizar y fomentar la educación para los indígenas.  Así fue posible que el Colegio de Santa Cruz de se inaugurara el 6 de enero de 1536, en honor a la festividad cristiana, y a quince años de la caída de Tenochtitlán.

En poco tiempo, el Colegio de Santa Cruz fue una institución franciscana de élite creada para que niños indígenas, de entre diez y doce años, pudieran ser educados. Se eligieron a hijos de la nobleza indígena, de los señores y de los mayores pueblos de Nueva España. Durante los primeros cuatro años de su funcionamiento, la escuela no aceptó a más estudiantes.

 

Foto wikiméxico

 

Foto wikiméxico

 

La instrucción que se llevó a cabo fue la de la formación intelectual y espiritual de para iniciar en el sacerdocio y crear catequistas. Ya que se consideraba el símbolo más grande de aceptación y asimilación de los elementos culturales de los conquistadores. El segundo propósito, fue el de la formación de una clase más educada entre los indígenas laicos para que en el futuro pudieran ocupar puestos importantes en la vida política y social de sus respectivas comunidades. Pero esto nunca pasó hasta varios años después.

Los alumnos comían junto con los frailes; dormían en una habitación larga con camas en ambos lados del cuarto, y cada alumno tenía una caja con cerradura para guardar sus pertenencias (ropa y libros) y su llave. Se enseñaron las siete artes liberales, disciplinas que eran parte del currículo de las universidades medievales y que se remontan a la Antigüedad (la Academia y el Liceo, por ejemplo). Su plan de estudios fue formativo, el más importante por ser el que permitía el aprendizaje del latín, el trivium: gramática, retórica y lógica. Y el segundo fue el cuadrivium: aritmética, geometría, astronomía (aún asociada con la astrología) y música.

 

Foto wikiméxico

 

Foto wikiméxico

 

Pero después de 50 años de funcionamiento, El Colegio de Santa Cruz se encontró sumido en un profundo estado de decadencia económica, académica y demográfica del que no se recuperó. Estuvo en malas, con falta de recursos económicos causada por el retiro del apoyo político y eclesiástico a la muerte de Carlos I y de Luis de Velasco, sumado a la oposición, a los cambios de objetivos y de administración, y la despoblación estudiantil debido a las enfermedades epidémicas. Así que el Colegio dejó de funcionar como una escuela de educación superior hacia finales del siglo XVI. Así acabó una de las instituciones educativas más meritorias del virreinato de la Nueva España, y la primera de su tipo.

Si deseas conocer los vestigios de este colegio, acá la dirección

Dirección: Almacenes 92, Tlatelolco, Cuauhtémoc.

Foto de Portada Memoria Política de México org

5 fascinantes museos interactivos en la CDMX para estimular tus sentidos
MXCity
¿Quieres pasar un momento diferente experimentando con todos tus sentidos? Estos 5 museos interactivos te sorprenderán.

De acuerdo a datos de la Secretaria de Turismo de México, la CDMX cuenta con 170 museos. Cada uno te brinda una experiencia diferente, pero estos cinco museos interactivos prometen ser únicos.

 

La CDMX es una de las ciudades con mayor número de museos. Se coloca a nivel mundial en esta categoría junto a Londres, París y Madrid. Gracias a su gran variedad, podemos encontrar un sinfín de museos con temáticas y objetivos diversos. Cada uno de ellos te brinda una experiencia única y muestra una pequeña parte de nuestra riqueza.

 

Museo del Pulque y las Pulquerías (MUPYP)

 

museos-interactivos
Imagen de: El Universal

 

Este museo cuenta en cada una de sus salas la historia del pulque, su proceso artesanal y su importancia en la historia. El MUPYP ofrece una experiencia completa, ya que al final del recorrido puedes pasar a La Pulquería Panana. Te permite terminar tu visita con los mejores pulques y curados de la CDMX.

Dónde: Av. Hidalgo 109, a un costado de la Iglesia San Hipólito. Metro Hidalgo.

Horario: el MUPYP está abierto de miércoles a lunes, de 11:00 a 18:00; la Pulquería Panana está abierta todos los días (excepto los días 28 de cada mes) en el mismo horario.

Costo:  entrada general $20; entrada con credencial de estudiante, maestro e INAPAM $15.

 

Mundo Chocolate Museo (MUCHO)

 

museos-interactivos
Imagen de: Publimetro

 

El Museo del Chocolate tiene por objeto ofrecer a sus visitantes un panorama completo sobre los orígenes del chocolate y su estado actual. Este increíble museo cuenta con 9 salas de exhibición. Cada sección se dedica a la historia del chocolate, al cacao, sus sabores y la fabricación industrial del producto: el chocolate en todos sus aspectos. Además, cuentan con una sala repleta de chocolate que te hará agua la boca.

Dónde: Milán 45, col. Juárez, Cuauhtémoc.

Horario: lunes a domingo de 11:00 a 17:00 horas.

Costo: entrada general $ 75; niños estudiantes y adultos mayores $ 50.

 

Museo del Perfume (MUPE)

 

museos-interactivos
Imagen de: El Universal

 

¿Te imaginas entrar a un lugar y que una ráfaga de aromas te envuelva? Esto solo ocurre en el MUPE. El Museo del Perfume es un espacio inmersivo, aromático, único y experiencial. Bajo la visión de promover la importancia de los aromas, nos ofrece 3 actividades: talleres, visitas guiadas y un preámbulo olfativo. Pese a que este museo aún no inaugura su colección oficial, se sabe que está conformada por alrededor de 3,000 piezas.

Dónde: Calle de Tacuba 12, Centro Histórico de la Ciudad de México, Centro.

Horario: martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas.

Costo: entrada general $50; niños, estudiantes, profesores y adultos mayores $25.

 

Museo TRICK EYE

 

museos-interactivos
Imagen de: Twitter

 

Este museo interactivo es sin duda de los mejores. Trick Eye viene de la palabra francesa “Trompe-I´ oeil”, que significa “trampa para los ojos”. Este fascinante museo emplea una de las técnicas de arte tradicional que utiliza la ilusión óptica. Es el primer museo en el mundo que aplica la tecnología de Realidad Aumentada sobre Arte 3D. ¡Aquí podrás interactuar con cada obra! Ven a conocer sus seis emocionantes zonas temáticas.

Dónde: Av. Ejército Nacional 843-B, col. Granada Del. Miguel Hidalgo.

Horario: lunes a domingo de 10:00 a 21:00 horas.

Costo: adultos $ 215 lunes a viernes y $245 sábados, domingos y festivos; niños $185 lunes a vienes y $215 sábados, domingos y festivos.

 

Fonoteca Nacional

 

museos-interactivos
Imagen de: mesdelosmuseos.mx

 

La Fonoteca Nacional es reconocida en toda Latinoamérica. Este increíble espacio ha sido exitoso por difundir una parte de la riqueza mexicana. Además de estimular la creación y experimentación artística sonora, preserva el patrimonio sonoro del país. Ofrece un sinfín de actividades: conciertos, salas sonoras, foros, exposiciones, etc.

Dónde: Francisco Sosa 383, col. Barrio de Santa Catarina, Coyoacán.

Horario: lunes a viernes de 9:00 a 19:00 horas; sábados, de 9:00 a 18:00 horas.

Costo: entrada gratuita.

 

Si lo tuyo también son los restaurantes, ven a conocer estos 7 museos con los restaurantes más deliciosos en la CDMX.

*Imagen destacada de: El Universal

Expendio de Maíz sin Nombre: delicias culinarias y tradición en la Roma
MXCity
Vuélvete loco con la caótica, pero deliciosa, propuesta de este expendio de maíz: ingredientes frescos y de la mejor calidad con estilo hogareño.
expendio-de-maiz

Si buscas un lugar diferente para atascarte de comida mexicana, este es el mejor lugar: el Expendio de Maíz sin Nombre te sorprende a cada paso con platillos increíbles.

 

En la Ciudad de México, te encuentras un changarro de antojitos en cada cuadra, pero, ¿alguna vez fuiste a uno que no tuviera menú? Sí, lo sabemos, suena raro, pero el concepto es genial. En el Expendio de Maíz sin Nombre, no te tienes que preocupar por la carta o por elegir qué comer; aquí, todo es diferente. Simplemente te preguntan si tienes alguna restricción dietaria o si hay algo que no te gusta. Acto seguido, te traen plato tras plato de comida mexicana exquisita.

 

expendio-de-maiz
Imagen de: mxcity.com

 

Además, puedes observar cada paso del proceso de preparación de tu comida. Mira cómo muelen las salsas, hacen tortillas o preparan tlacoyos in situ. Podrás constatar con tus propios ojos que los ingredientes que usan son de la mejor calidad; además, están completamente frescos. Hasta parecen recién cosechados. Otro de los highlights son sus salsas: hasta cuatro diferentes, con distintos niveles de picor.

Para redondear todo, el ambiente del lugar es precioso. Su arquitectura utiliza piedra volcánica y acabados rústicos, confiriéndole un look muy particular. Entre esto y las ollas de barro, los comales, los huacales y las cazuelas de todo tipo, sentirás que estás en la cocina de un chulísimo y acogedor restaurante de pueblo. Aquí mismo, en el corazón de la Ciudad de México.

 

expendio-de-maiz
Imagen de: Culinary Backstreets

 

Además, te puedes sentar ya sea en mesas pequeñas o en bancas largas, compartiendo la comida y el inmobiliario con todo tipo de gente. Esto da pie a una convivencia muy agradable, donde el espacio se ocupa y se comparte entre todos.

Para degustar las gorditas, tlacoyos, huevos de todo tipo, tamales, tortillas recién hechas, salsas, quesadillas, tacos y caldos, entre muchas otras cosas, podrás pedir un tejuino (bebida tradicional de maíz fermentado), atole, café o aguas de sabores. Tampoco dejes de pedir el maravilloso mezcal que tienen: es un verdadero manjar.

 

expendio-de-maiz
Imagen destacada de: Trip Advisor

 

Así que date una vuelta por el Expendio de Maíz sin Nombre y come como tlatoani en uno de los mejores locales de comida mexicana de la ciudad.

 

Dónde: Yucatán 84, Roma Norte.

Horario: martes a domingo, de 9:30 a 18:00 horas.

 

expendio-de-maiz
Imagen destacada de: Trip Advisor

 

expendio-de-maiz
Imagen destacada de: Trip Advisor

 

expendio-de-maiz
Imagen destacada de: Trip Advisor

 

Si buscas más restaurantes deliciosos en la ciudad para conocer en diciembre, checa esta lista.

 

*Imagen destacada de: Alejandra Carbajal.

El ESPAC presenta Inter/medio, una exposición colectiva sobre cine y artes visuales
MXCity
No te pierdas esta experiencia artística que va más allá del arte; el ESPAC la configura como exposición, libro y programa de aprendizaje.
espac

Déjate llevar por un espacio Inter/medio, donde lo cinematográfico, lo expositivo y lo escénico se intercalan y crean un espacio de aprendizaje, intercambio y reflexión.

 

El Espacio de Arte Contemporáneo (ESPAC) de la Ciudad de México es un lugar multifacético. No solo cuentan con un amplio acervo de arte contemporáneo, sino que también publican periódicamente el trabajo de sus artistas y ofrecen talleres para que la población se acerque al arte. Como dice su página web, es una “organización independiente sin fines de lucro dedicada a estudiar, difundir y promover la producción artística actual”.

 

espac
Imagen de: espac.org.mx

 

Su enfoque principal es apoyar la exhibición y difusión de obras de artistas jóvenes. Fomentan la experimentación, así como los acercamientos al mundo artístico que expandan sus fronteras y aporten ideas nuevas al medio. Tiene tres líneas de trabajo principales: Pintura Contemporánea, Nuevas Propuestas y Producción Audiovisual. El espacio cuenta con áreas para talleres, presentaciones y convivios. De esta manera, se cimienta su identidad como una plataforma editorial y educativa, además de artística.

 

espac
Imagen de: espac.org.mx

 

Ahora bien, ahora y hasta el 31 de marzo estará disponible la exposición Inter/medio. Es una presentación colectiva, donde el escenario es un conjunto de experiencias que suceden entre el cine y las artes visuales. El proyecto se ayuda de estrategias de cine experimental para pensar la evolución de los medios artísticos a través del tiempo. Además, tiene tres vertientes: exposición, libro y programa de aprendizaje.

La exposición está integrada por la colección ESPAC y artistas invitados. Por su parte, la sección editorial presenta un espacio en que se articulan diversos acercamientos al proyecto. Se exhiben obras y colaboraciones en paralelo para destacar los puntos en común entre el mundo cinematográfico y el editorial.

 

espac
Imagen de: espac.org.mx

 

Finalmente, el programa de aprendizaje, titulado “Ensayos para habitar juntxs”, busca fortalecer la colectividad. A través de un diálogo con Inter/medio, se explora el potencial colectivo de distintas actividades artísticas. Se genera un encuentro maravilloso entre la escritura, la performatividad, el sonido y las intervenciones escultóricas.

Así que no te pierdas este magnífico y audaz concepto. Es una manera singular y atrevida de pensar el arte. Deja de lado lo individual para mostrar la importancia de crear en grupo, como un colectivo. Realmente, su descripción lo dice todo: “el proyecto es una invitación a explorar las zonas de transición como escenarios, narrativas, enmarcajes, ficciones, montajes y modos de precepción para modular el tiempo y la presencia”. Después de leer eso, no puedes no ir.

 

espac
Imagen de: espac.org.mx

 

Dónde: Goethe 130, Anzures, Miguel Hidalgo.

Horarios: martes a jueves, de 10:00 a 18:00 horas; viernes y sábados, de 10:00 a 16:00 horas.

Cuánto: entrada libre.

 

También en arte y cultura: no te pierdas la Da Vinci Experience, en el Palacio de Autonomía de la CDMX.

*Imagen destacada de: espac.org.mx

5 preciosos animales endémicos de la CDMX que están en peligro de extinción
MXCity
¿Eres una persona curiosa y te interesan los animales? Aquí encontrarás a los animales endémicos más bonitos, que desafortunadamente están en riesgo.

En México existe una gran diversidad de animales endémicos, es decir, que solo habitan en nuestro país; ¿quieres conocerlos?

 

Normalmente, estas especies se encuentran en áreas naturales, como bosques, montañas o espacios restringidos. Debido al crecimiento exponencial de la CDMX, se les puede ver incluso en las calles o en nuestros patios.

La Ciudad de México posee una gran riqueza, no solo histórica y cultural. Alberga ni más ni menos que 2,254 especies de fauna: artrópodos, anfibios, reptiles, aves, peces y mamíferos. Muchas de estas especies habitan cerca de nosotros y es imposible que pasen desapercibidas. Poseen una belleza sin igual; ¿ya sabes cuáles son?

Comenzamos nuestra lista con los más populares; probablemente a estos amigos ya los conozcas.

 

Ajolote mexicano

 

animales-endemicos

Imagen de: desinformemonos.org

 

El ajolote es una salamandra que posee la característica de conservar sus rasgos larvales en su vida adulta. Esta particularidad la hace parecer una especie de renacuajo, y le da ese aspecto tierno y gracioso. Habita en el complejo lacustre de Xochimilco. ¿Estás interesado en saber dónde encontrarlos? Visita este link.

 

Rana fisgona

 

animal-endemico

Imagen de: bdi.conabio.gob.mx

 

Las ranas también poseen un encanto singular, aunque sus familiares, los sapos, les hayan dado fama de feas. La rana fisgona (Eleutherodactylus grandis), habita en el Pedregal. Por esta razón, es conocida popularmente como rana del pedregal. Esta diminuta especie tiene uno de los cantos más agradables y potentes. Si prestas atención, podrás escuchar su silbido, muy parecido al canto de un grillo.

 

Gorrión serrano

 

animal-endemico

Imagen de: naturalista.mx

 

El gorrión serrano, también conocido como Xenospiza baileyies, es una especie se ave. Mide 12 cm de altura y su encanto se encuentra en su estructura: se caracteriza por tener el plumaje café rojizo, las alas cafés oscuro y una mancha negra al centro del pecho. Poseen un bello canto; probablemente habrás escuchado a uno de ellos en algún parque en la ciudad.

 

Conejo Zacatuche

 

animales-endemicos

Imagen de: adn40.mx

 

El conejo zacatuche, también conocido como conejo de los volcanes, teporingo, tepol o burrito, es una de los animales más pequeños y lindos de su especie. Esta increíble criatura vive en bosques y zacatonales, por arriba de los 2800 m. Su nombre deriva del náhuatl zacatuche, que significa “conejo de los zacatonales”.

 

Víbora de cascabel

 

animales-endemicos
Imagen de: milenio.com

 

La víbora de cascabel es una de las especies más venenosas conocidas mundialmente. Su nombre es dado gracias al cascabel que portan en la punta de la cola, el cual les sirve como mecanismo de defensa. Estas poderosas criaturas tienen características variadas: los patrones de color de su piel las diferencian. La piel de una víbora puede mostrar patrones en forma de diamante, bandas o manchas. Normalmente se encuentran escondidas en lugares cálidos, oscuros y secos.

El avance de la agricultura y la aforestación, así como el pastoreo y el avance de la urbanización, han logrado poner en riesgo a estas especies. Hoy día se encuentran en peligro de extinción.

*Imagen destacada de: El Imparcial de Oaxaca