Arte y Cultura
Historias prehispánicas: la creación del sol y la luna
MXCity
En nuestra siguiente entrega de historias prehispánicas, hablaremos de uno de los mitos mexicas más importantes: la creación del sol y la luna.

En la cosmogonía mexica, tanto el astro rey como el satélite de la Tierra son entidades sumamente importantes; tanto así, que su creación va de la mano con el nacimiento del mundo.

. . .

 

La mitología de las culturas prehispánicas es una de las más ricas de la historia. La cantidad de imágenes, metáforas, alegorías y demás recursos literarios abundan en cada verso y en cada estrofa. Además, el valor de sus palabras no es solamente estético, sino que estas configuran toda una manera de pensar y de comportarse, sientan las bases para el devenir correcto de la humanidad. Los dioses que aparecen no son entes inalcanzables; también ostentan propiedades humanas: discuten, se pelean, tienen miedo?en fin, son un reflejo de nosotros mismos.

El mito de la creación del sol y la luna para los mexicas es sumamente interesante. Su importancia es tal, que sin este mito el mundo seguiría a oscuras. Aquí es donde los dioses se juntan para hacer la luz, para hacer nacer el sol y dar pie a la vida: en Teotihuacán. Dos dioses son los encargados de llevarlo a cabo: Nanahuatzin y Tecuciztecatl. Ambos realizan su penitencia en la cima de dos montes: las pirámides del Sol y de la Luna. También se cifran virtudes claves del código social mexica: la humildad, el desinterés, la valentía, la paciencia, el sacrificio y la abnegación. Constátalo por ti mismo:

creacion-del-sol-y-la-luna
 Tochtli Imagen de: Wikimedia Commons

1. Dicen que cuando aún es de noche, cuando aún no sale el sol, cuando no amanece, dizque se juntaron en uno, se convocaron los dioses allá en Teotihuacán, dijeron, se dijeron unos a otros:

? Vengan acá, dioses, ¿quién tomará el trabajo, quién se echará a cuestas el hacer salir el sol, el hacer amanecer?

Y luego por cierto allá habla aquel, se presenta delante Tecuciztecatl, dijo:

? ¡Dioses, yo tengo que ser!

2. Una vez más dijeron los dioses:

? ¿Quién otro más?

Luego por esto juntos, se ponen a ver, se miran unos a otros, se dicen:

? ¿Cómo ha de ser esto? ¿Cómo seremos nosotros?

Nadie se atrevía para presentarse como otro más: solo todas las personas tenían miedo, retrocedían. Y no se estaba presentando delante otra persona.

Nanahuatzin allí junto a ellos estaba oyendo lo que se determinaba: luego pues a este llamaron los dioses, le dijeron:

? Tú tienes que ser, Nanahuatzin.

Luego él vino en tomar la orden, la recibió de buena gana, dijo:

? Está bien, dioses, ustedes me han hecho una gracia.

3. Al punto, pues, comenzaron a hacer penitencia, ayunaron cuatro días ambos, él y Tecuciztecatl.

En seguida por consiguiente se encendió fuego, ya arde allá en el fogón, y el fogón tenía el nombre de "roca divina".

4. Ahora bien, aquello con que Tecuciztecatl hacía penitencia, todo precioso: sus ramas de abeto, plumas de quetzal; sus bolas de grama, oro; sus espinas, jades; sus cosas ensangrentadas, sus sangramientos, coral, y su incienso un muy buen incienso.

5. Pero por lo que toca a Nanahuatzin, sus ramas de abeto se redujeron a cañas verdes, cañas tiernas, en manojos, gavillas, diversas atadas, todas ellas nueve, y sus bolas de grama, solo (eran) hoja seca de pino, y sus espinas no (eran) sino verdaderas espinas de agave y lo que se sangraba bien (era) en verdad su sangre, y su incienso, no más que la raedura de sus llagas de que estaba doliente.

6. A cada uno de estos se le hizo su monte, en donde estuvieron haciendo penitencia cuatro noches (dicen, por cierto, ahora a estos montes, "pirámides": la pirámide del sol y la pirámide de la luna). Y cuando acabó el (término) de cuatro noches, de hacer penitencia, luego echaron por el suelo, arrojaron sus ramas de abeto y todo aquello con que habían hecho penitencia. Esto se hizo en el término de levantar la penitencia, cuando ya anochece para ponerse a su oficio, para hacerse dioses.

creacion-del-sol-y-la-luna
Imagen de: Flickr

7. Y cuando llega la media noche luego pues les reparten, les atavían, les engalanan: a Tecuciztecatl le dieron su morrión de plumas de garza, cónico, y su chaleco; pero a Nanahuatzin solo papel: aquello con que liaron su cabeza se llama su cabellera de papel, y su tiara de papel y su braguero de papel.

8. Y así pues, cuando hubo llegado la media noche, todos los dioses se pusieron a rodear el fogón, el llamado "roca divina", en el cual por cuatro días había ardido el fuego, de uno y otro lado se pusieron en fila, y en medio colocaron, hicieron poner de pie a los dos llamados Tecuciztecatl y Nanahuatzin; los pusieron vuelta la cara, parados con la cara hacia el fogón.

9. Al punto pues mandan los dioses, dijeron a Tecuciztecatl:

? Ea pues, Tecuciztecatl, échate, arrójate al fuego.

10. Al punto va a arrojarse al fuego. Pero, cuando a él llegó el ardor, que (era) insoportable, insufrible, intolerable, como que mucho había estado ardiendo el fogón, se había hecho un fuego abrasador, se había hecho un gran montón de brasas, no hizo más que sentir miedo a su vista, pararse a medio camino, retroceder y volver atrás. Una vez más fue a intentar arrojarse, poniendo todas sus fuerzas, para lanzarse con ímpetu, para dar consigo en el fuego.

11. Sin embargo, no pudo atreverse: no bien alcanzó a llegar a él el ardor, no pudo más que retroceder, echarse a huir: no era para sufrirlo. Hasta cuatro veces hizo otro tanto y no sufrió, sino que no pudo echarse al fuego. Solo que allí era el mandato de cuatro veces. Y por tanto, había intentado cuatro veces: luego por esto gritan a Nanahuatzin y le dijeron los dioses:

? Aun tú, aun para bien tú, Nanahuatzin, ¡ea pues!

12. Ahora bien, Nanahuatzin de una vez fue a atreverse, se hizo violencia, esforzó su corazón, cerró los ojos por no tener miedo; por nada se amedrentó, no se paró en la carrera, no retrocedió, sino que al punto se dejó caer, se fue a arrojar al fuego de una vez: al punto, pues, ya arde, chisporrotea y chilla (en el fuego) su carne.

creacion-del-sol-y-la-luna
 Nanahuatzin Imagen de: Wikimedia Commons (Códice Borgia)

13. Pues así que vio Tecuciztecatl que ya ardía, al momento también él se arrojó en él, con lo cual al punto ardía.

Y según dicen, dizque también entró el Águila, los siguió ella, por cuya causa su plumaje es oscuro y requemado.

14. Igualmente se metió el Tigre, aun no mucho se quemó cuando cayó en el fuego, con él solo se chamuscó, se pintó con el fuego, se medio quemó, del todo bien no se quemó, por lo cual solo manchado, manchado de tinta, manchado o salpicado.

15. Ahora bien, así que ambos se hubieron echado al fuego, inmediatamente se quemaron del todo. Luego se pusieron a esperar los dioses por dónde había de salir Nanahuatzin, el que primeramente se echó al fuego, para ser sol y para amanecer.

creacion-del-sol-y-la-luna

16. Cuando ya hubo pasado largo tiempo, cuando los dioses hubieron estado esperando, luego comienza a ponerse rojo, por todas partes rodea la aurora, la claridad de la luz. Según dicen, luego se arrodillan los dioses para esperar por dónde ha de salir el que se había hecho sol; hacia todas partes fijaron los ojos, hacia (ellas) fijaban los ojos dando vuelta alrededor. En parte alguna se puso de acuerdo su palabra, su pensamiento, nada bien fijo lo que dijeron.

17. Algunos opinaron que del norte había de salir, por lo cual hacia allá estuvieron mirando; algunos que del poniente, algunos que del sur; hacia allá estuvieron mirando; por todas partes opinaron (que saldría) por la razón de que la claridad rodeada estaba. Pero algunos bien estuvieron viendo hacia el oriente, dijeron:

? Por cierto que por aquí, por allí ha de salir el sol.

18. Muy verdadera (fue) la palabra de los que allá estuvieron viendo, de los que allá señalaron con el dedo. Así se llaman aquellos que hacia allá estuvieron mirando: Quetzalcóatl, que por otro nombre, es Ehécatl, y Tótec, o sea Anáhuatl itecu ("el señor del anillo"), y Tezcatlipoca el rojo, como también llamados los "Serpientes de Nube", que no tienen número, y cuatro mujeres: Tiacapan ("Nuestra hermana mayor"), Teicu, Tlacoyehua y Xocoyotl ("la que sigue, la de en medio, la menor").

creacion-del-sol-y-la-luna
Tecuciztecatl Imagen de: Wikimedia Commons (Códice Borgia)

19. Y cuando vino a salir el sol, cuando se presentó delante, como pintado de rojo, se estuvo contoneando de un lado a otro, no era posible verle cara a cara, le mortificaba a uno los ojos, mucho brillaba, lanzaba rayos de luz (y) su irradiación fue a llegar a todas partes, su calor entró a todas partes.

20. En seguida vino a salir Tecuciztecatl (que) lo iba siguiendo en el mismo punto del oriente junto a aquel se presentó que era el sol: tal como cayó en el fuego, de igual manera salieron, se fueron siguiendo.

21. Ahora bien, según cuentan los que refieren y narran hablillas a la gente, se hizo igual su luz con que resplandecían; cuando los vieron los dioses que era igual su luz luego al punto de nuevo se hizo reunión (y) dijeron:

? ¿Cómo será? ¿cómo esto? Dioses, ¿acaso ambos han de ir uno en pos de otro? ¿ambos han de lucir y brillar igualmente?

22. Y todos los dioses dieron su fallo, dijeron:

? Así será esto, así se hará esto.

Luego una persona de los dioses salió corriendo, hirió la cara con un conejo a aquel Tecuciztecatl, con lo cual le estragó la cara, le hirió en la cara, tal como hasta a hora se ve.

creacion-del-sol-y-la-luna
Tochtli Imagen de: Wikimedia Commons (Códice Borgia)

23. Ahora bien, así que ambos se presentaron, tampoco podían moverse, no podían seguir su marcha, sino que solo estuvieron en pie, se mantuvieron en firme.

Por tanto, de nuevo dijeron los dioses:

? ¿Cómo hemos de vivir, no se mueve el sol? ¿Hemos de vivir acaso mezclados con los plebeyos (hombres)? Antes bien, por nuestra obra resuciten y medren, aun cuando todos nosotros muramos.

24. Al punto hizo su oficio Ehécatl (el viento) y da muerte a los dioses. Pero, según dicen, Xólotl no quería morir.

Dijo a los dioses:

? ¡No muera yo, oh dioses!

25. Por esto mucho lloraba, bien se le hincharon los ojos, se le hincharon los párpados. Pero llegó hasta él la Muerte y no hizo más que huir ante ella, se ausentó, entre cañas de maíz verde se fue a meter, tomó el aspecto, se convirtió en caña que en dos permanece, cuyo nombre (es) doble, "doble labrador".

26. Pero allí entre las cañas fue visto. Otra vez ante su cara huyó, y bien se fue a meter entre los magueyes, se convirtió también en maguey que dos permanece, cuyo nombre es "maguey doble". También otra vez fue visto. Otra vez bien se fue a meter en el agua, se convirtió en ajolote: empero allí lo agarraron, con lo cual le dieron muerte.

creacion-del-sol-y-la-luna
Xólotl Imagen de: Arqueología Mexicana (Códice Borgia)

27. Y dicen que aunque todos los dioses habían muerto, sin embargo no pudo moverse, no pudo seguir su marcha el dios para hacer su oficio. Ehécatl, se paró el viento, mucho empujó, hizo ímpetu con viento, (y) enseguida pudo moverse y luego ya por esto va siguiendo su marcha.

28. Y cuando ya él va siguiendo su marcha, allá se quedó la luna; cuando salió su salida el sol también le fue siguiendo la luna: con lo cual allí se apartaron, hicieron diferente derrotero cada vez que van a salir: dura todo el día el sol, pero la luna de noche hace su oficio, cada noche pone su cargo, de noche trabaja.

29. De aquí aparece esto que se dice que aquel la luna Tecuciztecatl hubiera sido el sol si primero se hubiera echado al fuego, por la razón de que él primero se presentó (y) todo precioso con lo que hizo penitencia.

Aquí acaba este mito, fábula que hace largo tiempo narraban los viejos que eran sus guardianes.

Tomado de Ángel María Garibay K., Llave del náhuatl, Editorial Porrúa, 1989, México D.F., pp. 216-220.

Aquí más historias prehispánicas: El rapto de Xochiquetzal, Tezcatlipoca, El nacimiento de Huiztilopochtli y Quetzalcóatl borracho.

*Imagen destacada de: Wikimedia Commons

Pedro Páramo llega a Netflix con el ingenio supremo de Rodrigo Prieto
MXCity
Uno de los libros que revolucionó la literatura latinoamericana, Pedro Páramo, llegará a Netxflix a cargo de Rodrigo Prieto.

Foto destacada: Abraham Matías

Rodrigo Prieto, ganador del Oscar y extraordinario cinefotógrafo mexicano, será el director de Pedro Páramo.

 

. . .

 

Pedro Páramo es una novela editada en 1955, escrita por el único e inigualable Juan Rulfo; ubicada en la Guerra Cristera, y tendrá una nueva entrega para Netflix. De hecho, ya se sabe quién será el responsable de convertirla en película: Rodrigo Prieto.

Este cinefotógrafo fue nominado al Oscar por sus trabajos en “Secreto en la montaña”, “El irlandés” y “Silencio”, y la creación de Pedro Páramo será un gran debut como director con este largometraje anunciado desde el año pasado y que comenzará rodarse.

 

 

Rodrigo Prieto es, hoy por hoy, uno de los cinefotógrafos más respetados del mundo; ha trabajado con directores como Spike Lee y Curtis Hanson, en 8 Mile. En el 2002, filmó Frida, una película sobre la pintora mexicana Frida Kahlo, con Salma Hayek en el protagónico y en la producción.

Prieto fue nominado al Oscar a la mejor fotografía por su trabajo en Brokeback Mountain, del director Ang Lee, y por The Irishman, de Martin Scorsese. Fue nominado a los premios BAFTA por Babel, de Alejandro González Iñárritu. Y estuvo nominado al Oscar 2017 por Mejor Fotografía con la película Silence, dirigida por Martin Scorsese.

El trabajo de Rodrigo Prieto se caracteriza por el uso poco convencional de la cámara, utilizando la sobreexposición y otras técnicas para crear imágenes originales, parecidas a un sueño.

 

 

¿Qué hay de Pedro Páramo?

 

 

Prieto tiene una conexión directa con la época en que se cuenta la historia. Su abuelo tenía 16 años cuando se sumó a las fuerzas de Emiliano Zapata, mientras que su abuela vio en Coahuila la llegada de Francisco Villa. Ya está trabajando en la adaptación hecha por el español Mateo Gil, quien intentó filmarla hace más de una década.

Esta sería la tercera versión de Pedro Páramo, luego de las películas filmadas en 1966 y 1976, que llevaron en los roles principales, respectivamente, a las duplas de John Gavin y Carlos Fernández; Manuel Ojeda y Abelardo San Miguel.

 

 

Aunque Pedro Páramo sería la ópera prima de Rodrigo, en realidad conoce el mundo de la dirección después de haber trabajado con los mejores. Además, su tiene más de tres décadas de trabajo en textos, guiones, fotografía y dirección.

Pedro Páramo es una producción que se estrenará en festivales de cine internacionales como Venecia y San Sebastián. Eugenio Caballero realizará el diseño de escenografía y la película ya se encuentra en pre producción.

 

 

Por otro lado, también ya está en camino la nueva película de Alejandro González Iñárritu en Netflix y marca un hito como el regreso del director a México, después de 20 años de no filmar en nuestro país.

Se trata de Bardo, protagonizada por Daniel Giménez Cacho, estrena en el Festival de Venecia, dentro de competencia y seguramente será una de las películas más comentadas del año. Estamos listos para ver Bardo triunfar por el mundo. Estrenará en cines y posteriormente en exclusiva en Netflix.

Eclipse de siete lunas: revaloración de las mujeres dedicadas al muralismo
MXCity
Hoy muchas artistas mujeres que son muralistas y en Eclipse de siete lunas es posible ver los antecedentes de esta gran historia.

Foto destacada: Miguel Dimayuga / Proceso

Eclipse de siete lunas revalora el papel de la mujer en el arte del siglo XX, específicamente de las muralistas.  

 

. . .

 

Los murales mexicanos son reconocidos en todo el mundo, se han destacado los muralistas hombres, y más específicamente cuatro nombres: David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco, Diego Rivera y Rufino Tamayo.

Fuera de la narrativa pictórica y estética de estos muralistas, también se dio una vasta obra de mujeres, tanto mexicanas como extranjeras, que formaron parte de un movimiento de artistas que transformaron de manera radical el arte público en México durante el siglo XX y que en sus obras reflejaron la preocupación social que marcó la época y la generación de creadores a la que pertenecieron.

 

 

Muestras de grandes artistas son Elena Huerta, creadora del mural más grande hecho por una mujer en México; Rina Lazo (recién fallecida en 2019) guatemalteca que asistió a Diego Rivera; las Hermanas Marion y Grace Greenwood, quienes pintaron la lucha social de las clases sociales, la lucha obrera, el anticolonialismo y la libertad de expresión.

Electa Arenal, poeta y escultora, que trabajó en los murales exteriores del Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria; Valetta Swann (1904-1973) pintora y escultora inglesa, Fanny Rabel, Aurora Reyes y muchas mujeres más.

 

 

Con la finalidad de revalorar el espacio de las mujeres en el muralismo mexicano, la escritora Dina Comisarenco recupera la obra de 20 mujeres que se dedicaron al muralismo durante el siglo XX en México, en una la publicación de Eclipse de siete lunas. Mujeres muralistas en México.

El libro destaca artistas como Elena Huerta, Marion Greenwood, Elvira Gascón, Fanny Rabel, Rina Lazo y Olga Costa, entre otras. Es una rigurosa labor de rescate arqueológico en donde se recuperan datos y referencias que reconstruyen el panorama de la creación femenina a lo largo de un siglo, en un campo donde se había hecho invisible la acción de las mujeres, por olvido, explica la investigadora Karen Cordero.

 

 

La escritora, Comisarenco explicó, en entrevista para el periódico Excélsior, que son pocos los investigadores que se han dedicado al estudio de las muralistas. Por ejemplo, "hay estudios de James Oles sobre las hermanas Greenwood, yo trabajé a Aurora Reyes y a Fanny Rabel, y hay un texto colectivo dedicado a algunas de las muralistas publicado por el Seminario de Investigación de Muralismo de la UNAM".

Así que se trata de una valiosa aportación para revalorar a todas las muralistas en conjunto, contextualizando sus obras en relación con el ambiente político, social y cultura de las distintas etapas en las que trabajaron, y con la lucha a favor de los derechos de las mujeres.

 

 

Así, al evitar aislar a las artistas como casos únicos y al contextualizar en cambio sus obras, los mensajes transmitidos por cada artista resultan reveladores y significativos, y pueden apreciarse lo mucho que tenían en común.

La omisión de las mujeres muralistas, tiene que ver con lo poco que se conoce la labor de las artistas en general, no sólo por el hecho de que el muralismo ha sido generalmente monopolizado por los hombres, sino porque las mujeres que hacen arte público no se adaptan a los estereotipos que se asocian a la creatividad femenina con lo íntimo y lo doméstico.

 

 

"Así que la invisibilización a la que han sido sometidas las mujeres muralistas responde no sólo a las dificultades inherentes para estudiar su obra (poco reproducida y con archivos a veces en manos de familiares y no siempre de fácil acceso), sino también al desafío que significa su mera existencia para la forma en la que tradicionalmente se ha narrado la historiografía del arte mexicano del siglo XX", explicó.

Las primeras muralistas en México datan de la década de 1920 y eran estadunidenses, apunta Comisarenco. Y en esa lista están Ione Robinson, Marion y Grace Greenwood, Ryah Ludens, Lucienne Bloch y Eleonor Coen. Aurora Reyes fue la primera mexicana en realizar una pintura mural como autora. Se trató de El ataque a la maestra rural, en el Centro Escolar Revolución.

 

 

Eclipse de siete lunas es un recorrido por el arte de las muralistas, de 1920 a 1970 y reúne a 20 artistas que transitan del realismo al abstraccionismo y muestran que su narrativa aún está incompleta.

Podrás ver la obra de las artistas como Remedios Varo o Leonora Carrington, pero no tanto en sus creaciones de arte público. Sin embargo, entre las más productivas en mural hay que citar a Elena Huerta, Fanny Rabel y Rina Lazo, quien tiene más de 90 años y aún hace obra mural.

 

 

Asimismo, este libro da pie para un segundo volumen en el que se recupere la obra de artistas contemporáneas como Teresa Morán, Martha Ramírez, Carmen Parra, Patricia Quijano, Martha Tanguma, Margarita Gándara y Elena Climent entre muchas otras.

Museo del Meteorito, un increíble recorrido por 65 millones de años de historia
MXCity
La inauguración del Museo del Meteorito se suma el Sendero Jurásico y al mejoramiento urbano de Chicxulub.

Foto destacada: El Imparcial Oaxaca

El Museo del Meteorito en Yucatán reconoce la cultura milenaria y tradición de Chicxulub.

 

. . .

 

En el poblado de Chicxulub, Yucatán, cayó un meteorito hace 65 millones de años, fue tan inmenso que se ha teorizado que contribuyó a la extinción de los dinosaurios. Por esta razón se inauguró el Museo del Meteorito en el municipio de Progreso.

Este hermoso museo cuenta con exposiciones interactivas sobre el cataclismo, tiene "tecnología de punta" con la esperanza de que genere una gran derrama económica en una comunidad pesquera, donde viven miles de familias que fortalecer la identidad cultural de Yucatán.

 

 

 

 

Para la construcción de este espacio se invirtieron 1.9 millones de pesos en su construcción y equipamiento con recursos federales y del gobierno estatal, con lo que se pretende beneficiar a casi 70 mil habitantes de Progreso, más los visitantes que lleguen diario a este destino turístico con más de 150 años de historia.

Hay 8 salas que utilizan tecnología de realidad virtual y aumentada, los visitantes podrán hacer un recorrido por 14 mil millones de años de historia del planeta y su interacción con el universo, conociendo las 5 grandes extinciones.

 

 

 

 

Además, hay diversos atractivos y experiencias como mappings, tabletas digitales para diseñar tu propio dinosaurio, figuras con sonido y movimientos robóticos, a través del uso de la tecnología, de especies de dinosaurios como tiranosaurios, espinosaurios, dilofosaurio, triceraptor y triceratops, cada uno con información acerca de sus características.

También podrás interactuar con ejemplares originales de las rocas más antiguas de las que se tienen registro y evidencia fósil de las 4 primeras extinciones del planeta, además de explorar la vida del período cretácico, que es el que cursaba cuando cayó el meteorito en la actual zona de Chicxulub en Yucatán.

 

 

 

En este Museo podrás ver la historia paleontológica de Yucatán, y se une el Sendero Jurásico en Chicxulub, como parte del Programa de Mejoramiento Urbano de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU).

También se agregarán 18 prismas en el museo inspirados en las casas mayas, y en su interior se trabajó con chukum, un árbol endémico de la península de Yucatán que se caracteriza por su corteza espinosa y resina rica en taninos, que le dan un color rojo.

Se espera que las azoteas del recinto sean un espacio público para que se visiten de manera gratuita.

 

 

 

Museo del Meteorito en Progreso

Dónde: sobre el malecón de Progreso, en el Parque de la Paz, en el estado de Yucatán.

Cuándo: lunes a domingo desde las 11:00 am hasta las 7:00 pm.

Cuánto: $250. Turistas extranjeros $350.

Yucatecos $150 Progreseños entrada libre

  

Increíbles fotografías reviven la leyenda del Ahuízotle en Xochimilco
MXCity
Las impactantes fotografías digitalizadas del Ahuízotle en Xochimilco: extraordinaria reinvención de la cultura mexicana.

Foto destacada: Antonieta Martínez

El Ahuízotle fue un animal mítico, raro, mitificado y luego adorado.

 

. . .

 

El Ahuízotl o Ahuizotle se describió como un perro de cola larga y una mano en la punta que atrapaba a todo lo que se acercara a sus territorios acuáticos hasta ahogarlos. Se cree que fue un animal extinto del Lago de Texcoco, emparentado con las nutrias, y por su rareza, mitificado tanto en hábitos como aspecto.

Como sea, el ahuízotl atacaba y estaba al servicio de las divinidades de la lluvia, suponía que los dioses habían elegido a la víctima y sus almas eran portadas al paraíso.

 

 

Se decía que el ahuízotl arrancaba ojos, uñas y dientes a sus víctimas en una gruta subacuática. Atraía a los humanos llorando como un bebé desde las orillas y a veces provocaba remolinos que expulsaban fuera del agua a peces y ranas? pero con los siglos se le comenzó a organizar ofrendas y en Xochimilco aún guardan los registros fotográficos de 1930.

Se trata de unas fotografías inéditas cuyo autor no se ha podido identificar todavía. En las fotos están las diversas formas que puede adquirir un Ahuízotl.

 

Ahuízotl en Xochimilco

 

 

Además, estas fotos fueron restauradas se les dio color. Un plan que comenzó en mayo de 2021. Vienen acompañadas de una leyenda: en la actualidad está estrictamente prohibido capturar imágenes de los Ahuízotl. Antes, estos seres salían a convivir con los trabajadores de las chinampas y a jugar con los lugareños. Hoy en día es muy difícil ver a un Ahuízotl por los canales de Xochimilco y cuando se aparecen, es porque demandan una ofrenda.

 

 

Se dice que si encuentras a un Ahuízotl, éste te permite andar por las aguas como si uno estuviese en un chapoteadero, sin importar la profundidad del cuerpo de agua.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Arte de Antonieta Martínez

Cabinet of Curiosities es la antología de Guillermo del Toro para Netflix (VIDEO)
MXCity
Guillermo Del Toro está de regreso con Cabinet of Curiosities, una antología de terror para Netflix que recopila 8 historias dirigidas por directores invitados.

Netflix lanzó el primer avance de la serie live-action de terror de Guillermo del Toro, Cabinet of Curiosities.

 

. . .

 

La miniserie Cabinet of Curiosities, es el nuevo proyecto del director mexicano Guillermo del Toro, será estrenada en Netflix. Se trata de una serie de 8 episodios en los que se ahonda en temas sobrenaturales y fantásticos. La serie promete ser un éxito, en especial para los fanáticos de los autores clásicos del terror y el suspenso como Edgar Allan Poe, H. P. Lovecraft y Ambrose Bierce.

 

 

 

Cada episodio está dirigido por un director diferente, invitado o invitada por Del Toro. Hasta el momento, estos son los nombres que se han dado a conocer: Jennifer Kent (The Babadook), Keith Thomas (The Virgil), Ana Lily Amirpour (A Girl Walks Home Alone at Night), Vincenzo Natali (Cube), Panos Cosmatos (Mandy) y David Prior (The Empty Man). Sabemos que Guillermo del Toro dirigirá dos episodios

 

 

Lo único que Netflix ha revelado es la estética de la serie, inspirada en los relatos de Nueva Inglaterra durante los primeros años de la colonización inglesa en Estados Unidos.  

En cuanto al elenco, sólo se sabe de la participación de Ben Barnes (Shadow and Bone), Rupert Grint (Harry Potter), Sofia Boutella (Climax), Eric Andre (Man Seeking Woman) y Crispin Glover (Back to the Future).

La antología de historias creadas en live action promete desafiar las nociones tradicionales de lo que caracterizamos como terror en el cine y la televisión. Las ocho pequeñas historias van de lo macabro a lo mágico, de lo gótico a lo grotesco y de lo clásico a lo espeluznante. 

Cabinet of Curiosities, se estrenará el próximo 25 de octubre, con sus dos primeros episodios.

 

 

 

x