Arte y Cultura
Historias prehispánicas: la creación del sol y la luna
MXCity
En nuestra siguiente entrega de historias prehispánicas, hablaremos de uno de los mitos mexicas más importantes: la creación del sol y la luna.

En la cosmogonía mexica, tanto el astro rey como el satélite de la Tierra son entidades sumamente importantes; tanto así, que su creación va de la mano con el nacimiento del mundo.

 

La mitología de las culturas prehispánicas es una de las más ricas de la historia. La cantidad de imágenes, metáforas, alegorías y demás recursos literarios abundan en cada verso y en cada estrofa. Además, el valor de sus palabras no es solamente estético, sino que estas configuran toda una manera de pensar y de comportarse, sientan las bases para el devenir correcto de la humanidad. Los dioses que aparecen no son entes inalcanzables; también ostentan propiedades humanas: discuten, se pelean, tienen miedo…en fin, son un reflejo de nosotros mismos.

El mito de la creación del sol y la luna para los mexicas es sumamente interesante. Su importancia es tal, que sin este mito el mundo seguiría a oscuras. Aquí es donde los dioses se juntan para hacer la luz, para hacer nacer el sol y dar pie a la vida: en Teotihuacán. Dos dioses son los encargados de llevarlo a cabo: Nanahuatzin y Tecuciztecatl. Ambos realizan su penitencia en la cima de dos montes: las pirámides del Sol y de la Luna. También se cifran virtudes claves del código social mexica: la humildad, el desinterés, la valentía, la paciencia, el sacrificio y la abnegación. Constátalo por ti mismo:

 

creacion-del-sol-y-la-luna
 Tochtli Imagen de: Wikimedia Commons

 

1. Dicen que cuando aún es de noche, cuando aún no sale el sol, cuando no amanece, dizque se juntaron en uno, se convocaron los dioses allá en Teotihuacán, dijeron, se dijeron unos a otros:

— Vengan acá, dioses, ¿quién tomará el trabajo, quién se echará a cuestas el hacer salir el sol, el hacer amanecer?

Y luego por cierto allá habla aquel, se presenta delante Tecuciztecatl, dijo:

— ¡Dioses, yo tengo que ser!

 

2. Una vez más dijeron los dioses:

— ¿Quién otro más?

Luego por esto juntos, se ponen a ver, se miran unos a otros, se dicen:

— ¿Cómo ha de ser esto? ¿Cómo seremos nosotros?

Nadie se atrevía para presentarse como otro más: solo todas las personas tenían miedo, retrocedían. Y no se estaba presentando delante otra persona.

Nanahuatzin allí junto a ellos estaba oyendo lo que se determinaba: luego pues a este llamaron los dioses, le dijeron:

— Tú tienes que ser, Nanahuatzin.

Luego él vino en tomar la orden, la recibió de buena gana, dijo:

— Está bien, dioses, ustedes me han hecho una gracia.

 

3. Al punto, pues, comenzaron a hacer penitencia, ayunaron cuatro días ambos, él y Tecuciztecatl.

En seguida por consiguiente se encendió fuego, ya arde allá en el fogón, y el fogón tenía el nombre de “roca divina”.

 

4. Ahora bien, aquello con que Tecuciztecatl hacía penitencia, todo precioso: sus ramas de abeto, plumas de quetzal; sus bolas de grama, oro; sus espinas, jades; sus cosas ensangrentadas, sus sangramientos, coral, y su incienso un muy buen incienso.

 

5. Pero por lo que toca a Nanahuatzin, sus ramas de abeto se redujeron a cañas verdes, cañas tiernas, en manojos, gavillas, diversas atadas, todas ellas nueve, y sus bolas de grama, solo (eran) hoja seca de pino, y sus espinas no (eran) sino verdaderas espinas de agave y lo que se sangraba bien (era) en verdad su sangre, y su incienso, no más que la raedura de sus llagas de que estaba doliente.

 

6. A cada uno de estos se le hizo su monte, en donde estuvieron haciendo penitencia cuatro noches (dicen, por cierto, ahora a estos montes, “pirámides”: la pirámide del sol y la pirámide de la luna). Y cuando acabó el (término) de cuatro noches, de hacer penitencia, luego echaron por el suelo, arrojaron sus ramas de abeto y todo aquello con que habían hecho penitencia. Esto se hizo en el término de levantar la penitencia, cuando ya anochece para ponerse a su oficio, para hacerse dioses.

 

creacion-del-sol-y-la-luna
Imagen de: Flickr

 

7. Y cuando llega la media noche luego pues les reparten, les atavían, les engalanan: a Tecuciztecatl le dieron su morrión de plumas de garza, cónico, y su chaleco; pero a Nanahuatzin solo papel: aquello con que liaron su cabeza se llama su cabellera de papel, y su tiara de papel y su braguero de papel.

 

8. Y así pues, cuando hubo llegado la media noche, todos los dioses se pusieron a rodear el fogón, el llamado “roca divina”, en el cual por cuatro días había ardido el fuego, de uno y otro lado se pusieron en fila, y en medio colocaron, hicieron poner de pie a los dos llamados Tecuciztecatl y Nanahuatzin; los pusieron vuelta la cara, parados con la cara hacia el fogón.

 

9. Al punto pues mandan los dioses, dijeron a Tecuciztecatl:

— Ea pues, Tecuciztecatl, échate, arrójate al fuego.

 

10. Al punto va a arrojarse al fuego. Pero, cuando a él llegó el ardor, que (era) insoportable, insufrible, intolerable, como que mucho había estado ardiendo el fogón, se había hecho un fuego abrasador, se había hecho un gran montón de brasas, no hizo más que sentir miedo a su vista, pararse a medio camino, retroceder y volver atrás. Una vez más fue a intentar arrojarse, poniendo todas sus fuerzas, para lanzarse con ímpetu, para dar consigo en el fuego.

 

11. Sin embargo, no pudo atreverse: no bien alcanzó a llegar a él el ardor, no pudo más que retroceder, echarse a huir: no era para sufrirlo. Hasta cuatro veces hizo otro tanto y no sufrió, sino que no pudo echarse al fuego. Solo que allí era el mandato de cuatro veces. Y por tanto, había intentado cuatro veces: luego por esto gritan a Nanahuatzin y le dijeron los dioses:

— Aun tú, aun para bien tú, Nanahuatzin, ¡ea pues!

 

12. Ahora bien, Nanahuatzin de una vez fue a atreverse, se hizo violencia, esforzó su corazón, cerró los ojos por no tener miedo; por nada se amedrentó, no se paró en la carrera, no retrocedió, sino que al punto se dejó caer, se fue a arrojar al fuego de una vez: al punto, pues, ya arde, chisporrotea y chilla (en el fuego) su carne.

 

creacion-del-sol-y-la-luna
 Nanahuatzin Imagen de: Wikimedia Commons (Códice Borgia)

 

13. Pues así que vio Tecuciztecatl que ya ardía, al momento también él se arrojó en él, con lo cual al punto ardía.

Y según dicen, dizque también entró el Águila, los siguió ella, por cuya causa su plumaje es oscuro y requemado.

 

14. Igualmente se metió el Tigre, aun no mucho se quemó cuando cayó en el fuego, con él solo se chamuscó, se pintó con el fuego, se medio quemó, del todo bien no se quemó, por lo cual solo manchado, manchado de tinta, manchado o salpicado.

 

15. Ahora bien, así que ambos se hubieron echado al fuego, inmediatamente se quemaron del todo. Luego se pusieron a esperar los dioses por dónde había de salir Nanahuatzin, el que primeramente se echó al fuego, para ser sol y para amanecer.

 

creacion-del-sol-y-la-luna

 

16. Cuando ya hubo pasado largo tiempo, cuando los dioses hubieron estado esperando, luego comienza a ponerse rojo, por todas partes rodea la aurora, la claridad de la luz. Según dicen, luego se arrodillan los dioses para esperar por dónde ha de salir el que se había hecho sol; hacia todas partes fijaron los ojos, hacia (ellas) fijaban los ojos dando vuelta alrededor. En parte alguna se puso de acuerdo su palabra, su pensamiento, nada bien fijo lo que dijeron.

 

17. Algunos opinaron que del norte había de salir, por lo cual hacia allá estuvieron mirando; algunos que del poniente, algunos que del sur; hacia allá estuvieron mirando; por todas partes opinaron (que saldría) por la razón de que la claridad rodeada estaba. Pero algunos bien estuvieron viendo hacia el oriente, dijeron:

— Por cierto que por aquí, por allí ha de salir el sol.

 

18. Muy verdadera (fue) la palabra de los que allá estuvieron viendo, de los que allá señalaron con el dedo. Así se llaman aquellos que hacia allá estuvieron mirando: Quetzalcóatl, que por otro nombre, es Ehécatl, y Tótec, o sea Anáhuatl itecu (“el señor del anillo”), y Tezcatlipoca el rojo, como también llamados los “Serpientes de Nube”, que no tienen número, y cuatro mujeres: Tiacapan (“Nuestra hermana mayor”), Teicu, Tlacoyehua y Xocoyotl (“la que sigue, la de en medio, la menor”).

 

creacion-del-sol-y-la-luna
Tecuciztecatl Imagen de: Wikimedia Commons (Códice Borgia)

 

19. Y cuando vino a salir el sol, cuando se presentó delante, como pintado de rojo, se estuvo contoneando de un lado a otro, no era posible verle cara a cara, le mortificaba a uno los ojos, mucho brillaba, lanzaba rayos de luz (y) su irradiación fue a llegar a todas partes, su calor entró a todas partes.

 

20. En seguida vino a salir Tecuciztecatl (que) lo iba siguiendo en el mismo punto del oriente junto a aquel se presentó que era el sol: tal como cayó en el fuego, de igual manera salieron, se fueron siguiendo.

 

21. Ahora bien, según cuentan los que refieren y narran hablillas a la gente, se hizo igual su luz con que resplandecían; cuando los vieron los dioses que era igual su luz luego al punto de nuevo se hizo reunión (y) dijeron:

— ¿Cómo será? ¿cómo esto? Dioses, ¿acaso ambos han de ir uno en pos de otro? ¿ambos han de lucir y brillar igualmente?

 

22. Y todos los dioses dieron su fallo, dijeron:

— Así será esto, así se hará esto.

Luego una persona de los dioses salió corriendo, hirió la cara con un conejo a aquel Tecuciztecatl, con lo cual le estragó la cara, le hirió en la cara, tal como hasta a hora se ve.

 

creacion-del-sol-y-la-luna
Tochtli Imagen de: Wikimedia Commons (Códice Borgia)

 

23. Ahora bien, así que ambos se presentaron, tampoco podían moverse, no podían seguir su marcha, sino que solo estuvieron en pie, se mantuvieron en firme.

Por tanto, de nuevo dijeron los dioses:

— ¿Cómo hemos de vivir, no se mueve el sol? ¿Hemos de vivir acaso mezclados con los plebeyos (hombres)? Antes bien, por nuestra obra resuciten y medren, aun cuando todos nosotros muramos.

 

24. Al punto hizo su oficio Ehécatl (el viento) y da muerte a los dioses. Pero, según dicen, Xólotl no quería morir.

Dijo a los dioses:

— ¡No muera yo, oh dioses!

 

25. Por esto mucho lloraba, bien se le hincharon los ojos, se le hincharon los párpados. Pero llegó hasta él la Muerte y no hizo más que huir ante ella, se ausentó, entre cañas de maíz verde se fue a meter, tomó el aspecto, se convirtió en caña que en dos permanece, cuyo nombre (es) doble, “doble labrador”.

 

26. Pero allí entre las cañas fue visto. Otra vez ante su cara huyó, y bien se fue a meter entre los magueyes, se convirtió también en maguey que dos permanece, cuyo nombre es “maguey doble”. También otra vez fue visto. Otra vez bien se fue a meter en el agua, se convirtió en ajolote: empero allí lo agarraron, con lo cual le dieron muerte.

 

creacion-del-sol-y-la-luna
Xólotl Imagen de: Arqueología Mexicana (Códice Borgia)

 

27. Y dicen que aunque todos los dioses habían muerto, sin embargo no pudo moverse, no pudo seguir su marcha el dios para hacer su oficio. Ehécatl, se paró el viento, mucho empujó, hizo ímpetu con viento, (y) enseguida pudo moverse y luego ya por esto va siguiendo su marcha.

 

28. Y cuando ya él va siguiendo su marcha, allá se quedó la luna; cuando salió su salida el sol también le fue siguiendo la luna: con lo cual allí se apartaron, hicieron diferente derrotero cada vez que van a salir: dura todo el día el sol, pero la luna de noche hace su oficio, cada noche pone su cargo, de noche trabaja.

 

29. De aquí aparece esto que se dice que aquel la luna Tecuciztecatl hubiera sido el sol si primero se hubiera echado al fuego, por la razón de que él primero se presentó (y) todo precioso con lo que hizo penitencia.

Aquí acaba este mito, fábula que hace largo tiempo narraban los viejos que eran sus guardianes.

 

Tomado de Ángel María Garibay K., Llave del náhuatl, Editorial Porrúa, 1989, México D.F., pp. 216-220.

 

Aquí más historias prehispánicas: El rapto de Xochiquetzal, Tezcatlipoca, El nacimiento de Huiztilopochtli y Quetzalcóatl borracho

*Imagen destacada de: Wikimedia Commons

Quetzalcoatlus, ¿Qué tan grande era la majestuosa ave prehistórica?
MXCity
Los dinosaurios eran criaturas impresionantes y a veces aterradoras; muestra de ello es el Quetzalcoatlus, una criatura voladora de tamaño descomunal.

Uno de los animales voladores más grandes de todos los tiempos le debe su nombre a uno de los dioses más poderosos del panteón mexica: se trata del imponente pterosaurio Quetzalcoatlus.

 

El misterioso y magnífico mundo de los dinosaurios nos emocionó a muchos de nosotros cuando éramos pequeños, y nos sigue emocionando ahora. Y es que la existencia de estas criaturas ha causado fascinación entre biólogos y paleontólogos, ya que parecen salidas de una leyenda o un mito. Sus bestiales tamaños y rasgos fantásticos han trascendido en muchas manifestaciones culturales del ser humano. Todo hace sentido cuando nos encontramos con un espécimen como el Quetzalcoatlus.

 

quetzalcoatlus

 

quetzalcoatlus

Imagen de: Wikimedia Commons

 

Este animal pertenece al género de los pterosaurios pterodactiloideos del Cretácico Superior, y habitó la región que ahora se conoce como América del Norte. Hoy en día, después de muchas excavaciones, análisis y reconstrucciones, se sabe que fue una de las criaturas voladoras más grandes de todos los tiempos. Tenía un cuello extremadamente largo, al igual que su pico, el cual era un arma de mortal filo. Se estima que su envergadura alcanzaba hasta los 11 metros.

Los primeros fósiles del Quetzalcoatlus aparecieron en Texas, pero se necesitó de decenas de exploraciones y descubrimientos más para poder realizar una reconstrucción adecuada de su ingente esqueleto. En cuanto a su alimentación, las teorías más aceptadas sugieren que se alimentaban de pequeños vertebrados en tierra firme, como las cigüeñas. Cabe destacar que, aunque volaban, cuando se posaban en el suelo andaban como cuadrúpedos, gracias a sus grandes extremidades.

 

 

quetzalcoatlus

Imagen de: Pinterest

 

Una criatura tan imponente como este pterosaurio tenía que obtener un nombre a su medida. Por ello, los científicos se decantaron por una de las deidades más poderosas y espectaculares de las distintas mitologías del mundo: Quetzalcóatl. La gran mole del Quetzalcoatlus hace honor a la serpiente emplumada. Hallazgos como este hacen que nos preguntemos constantemente sobre los procesos evolutivos de la Tierra y de los seres vivos que habitan sobre ella: es un campo de estudio apasionante y que nunca se agota, soprendiéndonos a cada paso con nuevas e insospechadas maravillas.

 

 

Aquí más material para los amantes de los dinosaurios: el documental del Museo Papalote.

*Imagen destacada de: National Geographic

 

Bellas Artes conmemorará a Modigliani con obras de su París y sus contemporáneos
MXCity
Bellas Artes presenta de manera virtual a Amedeo Modigliani para conmemorar los 100 años de su muerte.

El postimpresionismo francés fue uno de los movimientos vanguardistas más importantes de inicios del siglo XX; Bellas Artes lo recuerda con uno de sus principales expositores, Modigliani.

 

El Museo del Palacio de Bellas Artes, al ser uno de los centros culturales más importantes del país, siempre procura traer las mejores exposiciones a sus recintos. Honrando esta tradición, en unas semanas llevará a cabo la conmemoración del centenario luctuoso de uno de los pintores más importantes del siglo XX.

Debido a la pandemia por la covid-19, los museos en México siguen manteniendo sus puertas cerradas, pero esto no significa que la cultura no pueda ser experimentada desde casa.

Para esto, la Secretaría de Cultura de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) lanzaron un micrositio para que los usuarios disfruten de la exposición digital El París de Modigliani y sus contemporáneos, organizada, como su nombre indica, en torno a Amedeo Modigliani, un artista plástico fundamental en la evolución del arte figurativo europeo.

modigliani

Imagen de: Wikimedia Commons

Modigliani y la aventura de Montparnasse recuerda la turbulenta estancia del pintor italiano en París. Noches de fiesta, excesos, romances y una producción artística frenética marcaron el paso de Modigliani por la capital francesa. La infancia de Amedeo fue complicada: nació en la Toscana, y sus primeros años estuvieron marcados por la pobreza y la enfermedad. Sufrió de fiebre tifoidea y tuberculosis; esta última fue también la causa de su muerte.

Sin embargo, encontró su camino en la pintura. A los 14 años, comenzó a asistir a clases con Guglielmo Micheli, uno de los representantes del movimiento florentino. Pasó por la Scuola libera di Nudo en Florencia y entró al Instituto de las Artes de Venecia. Finalmente, en 1906, llegó a París, la capital de las vanguardias y lugar de confluencia de jóvenes artistas en ciernes de toda Europa.

modigliani

Imagen de: Wikimedia Commons

Conoció a grandes artistas como Picasso, Brâncuși, Diego Rivera y Gillaume Apolinaire, entre otros. El ambiente bohemio y desenfrenado de París lo sumergió en una vida de excesos, pero también sacó a la superficie su espíritu creativo y sin ataduras. Sus cuadros, dominados por los retratos y por los desnudos, adquirieron una fama estratosférica, sobre todo después de su muerte. Hoy en día, se le conoce como uno de los principales expositores del postmodernismo, y uno de los pintores vanguardistas por antonomasia.

modigliani

Imagen de: Wikimedia Commons

Su precaria salud siempre lo acompañó y, finalmente, contrajo una meningitis tuberculosa en enero de 1920. Murió a los 35 años, ya con un importante acervo pictórico a sus espaldas, pero también con la tristeza de ver a una persona tan talentosa y atrevida morir tan joven. Así que mantente atento para cuando se anuncien las fechas de la exposición en Bellas Artes. Contempla obras nunca antes expuestas en México, y conoce al gran Amedeo Modigliani más de cerca.

modigliani

La exposición puede disfrutarse de manera gratuita desde cualquier dispositivo con conexión a Internet.

El micrositio cuenta con tres secciones principales: ExposiciónPublicaciones y Conoce más. Gracias a los videos de la productora y distribuidora francesa Gaumont, los visitantes podrán conocer imágenes y fotografías destacadas, así como textos especializados que los acercarán a la época en la que vivió Modigliani.

En la sección Exposición podrán encontrar videos sobre la vida cotidiana de los barrios parisinos de principios del siglo XX y sobre la Primera Guerra Mundial. Además, ahí están reunidos datos importantes sobre la vida de los artistas contemporáneos a Modigliani, su inspiración y su estilo. A lo largo de este recorrido, destaca la figura de Jonas Netter, coleccionista y mecenas que fue apoyo fundamental para muchos de los artistas incluidos en esta exposición.

Toda la información sobre la exposición y sus actividades complementarias se puede consultar en la página del Museo del Palacio de Bellas Artes, así como en sus redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.

A pesar de que esta exposición está disponible de manera digital, estamos a la espera del comunicado de las autoridades mexicanas para la reapertura de museos y recintos culturales. Una vez que esté permitido abrir las puertas de los museos, esta exposición será la primera en estar disponible para los visitantes.

Aquí el micrositio de la exposición El París de Modigliani y sus contemporáneos

*Imagen destacada de: Wikimedia Commons

La Capilla de Jimmy Ray, un alucinante espacio de colorido arte sacro
MXCity
La delirante residencia suburbana de un artista en San Miguel de Allende parece un sueño arquitectónico febril.

La Capilla de la Galería Jimmy Ray fue fundada en 2012 como un vehículo para presentar el trabajo de Anado McLauchlin junto con artistas selectos con los que Anado se ha unido a nivel visual y, a menudo, emocional.

La Galería está ubicada a 5 kilómetros de San Miguel de Allende en el complejo Casa de Las Ranas en el pequeño pueblo de La Ceieneguita. Esta es una galería amigable para artistas dedicada al “camino menos transitado”. Sus dueños son sin lugar a dudas, dos de los personajes icono de San Miguel. 

 

 

 

Por todas partes podrán ver estructuras-esculturas hechas a base de objetos reciclados, botellas de cristal, pedazos de talavera, etc. que han sido integrados para formar un espacio que es una galería del folclor mexicano visto bajo la óptica de un extranjero…

 

 

 

Anado McLauchlin construyó este oasis creativo, uno de los muchos inmigrantes que encontró su vocación artística en San Miguel de Allende. Llamó al complejo por su padre, James Raymond “Jimmy Ray” McLauchlin.

 

 

El complejo de la capilla incluye La Casa de las Ranas (La casa de las ranas), la casa privada de McLauchlin y su esposo Richard, así como una galería y jardines llenos de obras de arte y suministros. El arte de McLauchlin es en su mayoría medios mixtos, ya que el artista utiliza un enfoque de objetos encontrados para la arquitectura y la escultura.

 

 

 

Los edificios de la casa y las galerías están cubiertos de mosaicos de colores brillantes, la mayoría de los cuales incorporan piezas de espejo. Esta técnica también se extiende a las esculturas de gran formato y enmarcadas.

 

 

 

Anado adoptó su nombre actual después de viajar a la India (significa “silencio” en sánscrito), y su arte utiliza elementos de las culturas de ese país además de los de México y los Estados Unidos. Como tal, puedes encontrar imágenes religiosas hindúes junto a figuras de plástico luchador e imágenes de vaqueros en sus obras.

 

 

 

 

La Capilla de Jimmy Ray

Dirección: Temazcal 3, La Cieneguita, Gto. San Miguel de Allende.

Teléfono: 415 155 8044

La gran oferta de juegos del INAH para entretener a los pequeños
MXCity
El INAH pone a la disposición de la población en general su gran catálogo de juegos educativos, ideales para entretener y divertir a chicos y grandes.
inah

Durante estos días en que es recomendable quedarse en casa, siempre es un reto despertar el interés de los niños; los rompecabezas, libros para colorear y recortar y demás juegos digitales del INAH son una gran opción.

 

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) es uno de los organismos gubernamentales más importantes del país. El presidente Lázaro Cárdenas lo fundó el 3 de febrero de 1939 y ahora, más de 80 años después, el Instituto se ha consolidado como una de las instituciones líder en lo que respecta a las ciencias sociales. Gracias a su trabajo, se ha podido preservar el patrimonio histórico de México. Además, sus funciones incluyen labores de investigación antropológica, histórica y arqueológica, además de la restauración de monumentos históricos y la difusión de acervos.

 

inah

Imagen de: inah.gob.mx

 

El INAH es responsable de más de 100 mil monumentos, construidos entre los siglos XVI y XIX, además de 29 mil sitios arqueológicos. También está a cargo de 162 museos, repartidos por todo el país, entre los que destaca el Museo Nacional de Antropología, uno de los más importantes del mundo entero. También dirige varias escuelas y centros, en donde se forman investigadores, antropólogos, etnólogos y restauradores y arqueólogos, entre otros.

Además, algo verdaderamente loable del Instituto es que siempre intenta acercarse lo más posible a la población. Ya sea a través de conferencias, infografías o recursos digitales, el INAH siempre hace todo lo posible para que el conocimiento que genera se difunda. Dentro de todo esto, no se olvida de los niños, la semilla del futuro del país. Por eso es que puso a nuestra disposición toda una serie de materiales para que los pequeños se diviertan y jueguen, mientras aprenden sobre historia universal e historia de México.

 

inah

Imagen de: inah.gob.mx

 

A través de estos juegos conocerán sitios de Patrimonio Mundial, zonas arqueológicas y museos, además de una gran cantidad de exposiciones e información para despertar su curiosidad y espíritu científico. Hay rompecabezas, sopas de letras, crucigramas, laberintos, memoramas, recorridos por museos e información de animales endémicos y acontecimientos históricos. También encontrarán libros para recortar y colorear, de diversos temas: dioses prehispánicos, máscaras, sitios arqueológicos y grandes personalidades mexicanas. Por si esto fuera poco, hay toda una sección de juegos interactivos, a los que se puede acceder desde el navegador de internet. Descubre todo lo que el INAH nos regala en este link.

 

Para aquellos niños con alma de paleontólogo: el increíble documental de dinosaurios del Papalote.

 

*Imagen destacada de: inah.gob.mx