Mil Cascadas, el majestuoso paraíso acuático de Taxco
MXCity
Taxco es uno de los pueblos mágicos más pintorescos y con más sorpresas del país: una de ellas son las Mil Cascadas, el sueño de todo aventurero.

Cascadas hay muchas en México, de todos los tamaños y colores; sin embargo, pocas ofrecen una experiencia tan emocionante como las Mil Cascadas de Taxco.

 

. . .

 

El precioso pueblo colonial de Taxco adorna la Sierra de Guerrero con sus callejuelas angostas y empedradas, sus casas blancas con tejados rojizos y la imponente Iglesia de Santa Prisca. No obstante, si uno está dispuesto a aventurarse un poco más allá de sus fronteras, será gratamente recompensado. Están el teleférico, los cerros y las minas. Pero la verdadera joya de la corona es el paraíso cristalino y escarpado de Mil Cascadas, también conocido como Las Granadas.

 

mil-cascadas

Imagen de: blog.reservamos.mx

 

mil-cascadas

Imagen de: guerreroturistico.com

 

 

A menos de una hora de la ciudad se ubica esta maravillosa zona, donde se puede disfrutar del ecoturismo. Se recomienda ir con un guía, ya que el ascenso es complicado y un poco tortuoso; sin embargo, Mil Cascadas lo vale. Cabe destacar que es recomendable ir en temporada de lluvias, para que las pozas estén llenas y las cascadas caigan con todo su furor. Uno de los primeros lugares que se recorren es una cueva con una profunda poza, idónea para darse un chapuzón.

 

mil-cascadas

Imagen de: viamexico.mx

 

 

A esta primera atracción se le suceden varias pozas más y un gran número de cascadas, las cuales van aumentando en altura y en belleza. Para un recorrido tranquilo y vistoso, puedes ir recorriendo las cascadas por caminos de tierra y piedras, mientras escuchas la música del agua al caer y vas probando las pozas que se atraviesan en tu camino. Pero si lo que quieres es adrenalina, hay una alternativa que satisfará tu deseo de aventura.

 

mil-cascadas

Imagen de: guerreroturistico.com

 

mil-cascadas

Imagen de: matadornetwork.com

 

Muchas de las cascadas son sumamente altas, y están equipadas para descenderlas a rappel. Arnés, casco y cuerda es todo lo que necesitas para una experiencia emocionante que te hará enfrentar tus miedos o afinar tus habilidades. La cascada más grande tiene 35 metros: solo apta para los más audaces. Otra fantástica opción es rifarse uno de los grandes saltos que acaban en las profundidades turquesas de Mil Cascadas: van desde los dos hasta los diez metros.

 

 

 

Otro de los saltos de agua más impresionantes de México: la Cascada de Basaseachi.

*Imagen destacada de: travelreport.mx

La legendaria brisa de Chuveje, la sublime cascada de la Sierra Gorda
MXCity
La Cascada de la Sierra Gorda te brindará un espacio tranquilo para nadar, escuchar la naturaleza y sentir la brisa en tu rostro.

Foto destacada: Revista El Viajero

Un viaje que tienes qué hacer si visitar la sierra gorda queretana.

 

. . .

 

El estrés y los dramas de la vida que provocan las ciudades, nos hacen encontrar diversas formas para alejarnos de todo por un momento. Y las cascadas, entre el bosque y la maleza, es una opción recurrente.

Ya sea que se trate de un viaje local de un día o todo un fin de semana, una escapada de siempre nos hace escaparnos de la realidad con una nueva perspectiva de la vida como así como un estado de cuerpo y mente más saludable.

 

 

Para ver cascadas, El Chuveje es uno de los destinos favoritos para todos aquellos que visitan la Sierra Gorda. Tiene casi 30 metros de altura, es una de las cascadas más bellas del estado de Querétaro.

Sus aguas forman una poza cobijada por frondosos álamos, siendo un lugar para tener un día de campo, acampar o para relajarse y disfrutar del paisaje que te da la inigualable Sierra Gorda.

 

 

¿Cómo llegar al Chuveje?

 

Para llegar a Chuveje se realiza una caminata de 20 minutos, pero la cascada es una de las más impactantes y grandes de Querétaro. Se encuentra a 18 kilómetros de Pinal de Amoles, y según la época del año su caudal aumenta o disminuye.

Entre frondosos sauces y una caída peculiar, en donde el agua se va deslizando en una pared erosionada llena de sedimentos, musgo y helechos, esta cascada te hará recrear una historia de fantasía, pero si lo deseas, puedes hacer tu propia historia de amor en este inmaculado sitio.

 

 

La cascada continúa un cauce hacia abajo, a lo largo de un arroyo que forma cascadas de menor tamaño y pozas pequeñas ideales para nadar entre el bosque. Más abajo, este río que lleva también el nombre de Chuveje, desemboca en el Río Escanela en la comunidad de Escanelilla.

Pero aquí hay piedras grandes alrededor de la cascada donde se puede uno sentar a contemplar y escuchar la caída del agua que desemboca en una poza de agua cristalina.

 

 

Todo el sitio es ideal para tomar fotografías y para observar la biodiversidad de uno de los bosques mesófilos de la Sierra Gorda, catalogada por la UNESCO como Reserva de la Biosfera.

Asimismo, la sierra es hogar de 397 especies diferentes de aves que podrás ver en ls misma cascada. Sugerimos ir con un guía para que puedan conocer más sobre la flora y fauna del lugar, como el venado cola blanca y algunos reptiles.

 

 

También hay muchos hongos que puedes ver, debido a la humedad, y de hecho, el Centro Ecoturístico Sierra Gorda tiene disponible guías para conocer y aprender a identificar qué tipo de hongos crecen alrededor de la cascada El Chuveje.

 

 

Cascada Chujeve

Dónde: carretera federal 120 San Juan del Río ? Xilitla, luego caminata de 20 minutos.

Cuando: todo el año

Entrada libre

La Casa del Diablo de Puebla y su oscuro arte creado con rocas volcánicas
MXCity
La Casa del Diablo tiene un curioso arte hecho con rocas volcánicas y está envuelta en una tradición macabra.

Foto destacada: Poblanerías TV

La Casa del Diablo tiene arte creado con rocas volcánicas.

 

. . .

 

Puebla combina historia prehispánica con la riqueza arquitectónica y cultural de las construcciones coloniales. Es un Pueblo Mágico  donde dominan los paisajes altos de las pirámides prehispánicas, el volcán majestuoso y la maravilla de las iglesias.

Y sin importar las veces que hayas ido a Cholula, es seguro que pocos conocen La Casa del Diablo.

 

 

La Casa del Diablo es una obra de arte en sí misma, o más bien tiene una fachada, dicen los rumores, que fue una casa de adoración satánica. El gobierno de Cholula ha intentado de eliminar el estigma, pero por otra razón.

 

¿Por qué se llama la casa del Diablo?

 

 

Las imágenes de la casa datan del siglo XVII y fueron creadas utilizando una técnica llamada “piedras agrietadas”. Esto implicó insertar piedras volcánicas en figuras de formas para crear las diversas imágenes.

Aunque era una técnica bien conocida en toda la región, quizás ninguna casa encarna más esta forma de arte que la Casa del Diablo, atesorando la leyenda y creando este enigmático lugar en San Luis Tehuiloyocan.

 

 

El sitio se encuentra a un costado de la junta auxiliar de San Andrés Cholula. El edificio de piedra rejoneada, piedritas volcánicas incrustadas en el revoque del muro forman pequeñas figuras de diversas temáticas.

Pero en realidad no todo es "diabólico" porque las figuras de la fachada, algunas son religiosas, otras históricas y unas más sacadas de la imaginación del autor. ¿Por qué del sobrenombre?

 

 

La casona es de una sola planta y se ubica al fondo de una privada contigua a la plaza e iglesia principales de la comunidad. Dicha construcción fue descubierta en la década de los setentas por el Dr. José Antonio Terán Bonilla cuando hacía trabajos de reconstrucción en la zona.

El mismo investigador se dio a la tarea de estudiar esta obra artística, analizar e interpretar cada una de sus figuras. Posteriormente, llegó a la conclusión de que el mural representa, ni más ni menos, que una celebración dedicada al diablo, de ahí el sobrenombre.

 

 

Las imágenes que sobresalen son las de dos seres antropomorfos con cara burlona y atuendo de sacerdote; figuras que otorgan una especie de misticismo a la obra en su totalidad y dejan al espectador tratando de descifrar su significado.

Según las leyendas locales, se cree que en realidad había otras dos casas decoradas con la misma técnica. Sin embargo, por miedo a los dibujos, se cubrieron con cemento y sus ubicaciones se perdieron en la historia.

 

 

Hoy en día, esta casa alberga a la biblioteca principal de la junta auxiliar de San Luis Tehuiloyocan y su nombre oficial es Amoxcalli, cuya traducción literal en náhuatl es “La Casa de los Libros”.

Esta biblioteca ahora es un espacio que alberga diversos textos para acercarse a la literatura. También, ofrece cursos y talleres dirigidos a los niños y jóvenes de la comunidad.

 

 

La Casa del Diablo Puebla

Dónde: 5 de Mayo 188, De Jesús, San Luis Tehuiloyocan, Pue.

Cuando: lunes a sábado de 09:00 a 17:00

Entrada libre

Bartolomé Gallotti y las pinturas del palacio postal, una joya de la CDMX
MXCity
Bartolomé Gallotti fue el creador de los cuadros del alucinante Palacio Postal, pero pocos sabemos su historia y lo que hizo por el reciento.

Foto destacada: Revista Aventurero

Los frescos del Palacio Postal, como la arquitectura, están llenos de historia.

 

. . .

 

Justo en la esquina de Tacuba y Eje Central del Centro Histórico de la CDMX se encuentra uno de los muchos palacios construidos durante el porfiriato: el Palacio Postal.

 En este edificio ecléctico, en donde se dan cita todo tipo de artes por fuera y por dentro, puedes encontrar los frescos de Gallotti.

 

 

 

¿Quién fue Bartolomé Gallotti?

 

La Quinta Casa de Correos se inauguró en 1907 como una joya de la arquitectura desde su fachada hasta sus entrañas en las que se combinaron los estilos gótico, plateresco, veneciano y art nouveau.

Gárgolas, flores en escayola y finos trabajos de bronce enmarcan otros detalles como los aplicados en la otrora sala de juntas.

 

 

El artista nacido en la frontera de Italia con Suiza el 24 de agosto de 1872, Bartolomé Gallotti Ceroni, fue quien pintó los finos frescos de la que fuera la Sala de Juntas de la Dirección General del Correo, que hoy es una sala de exposición con el nombre del pintor.

Gatolli debió intervenir los muros de la Quinta Casa de Correos alrededor de los 34 años, momento en el que ya había pintado "La Cruz del Silencio" y participado en la ornamentación de la Iglesia de San Felipe de Jesús que se ubica a unas calles del Palacio, sobre Madero.

 

 

Los Frescos de Gallotti en el Palacio Postal

 

La sala de Juntas del Palacio debía ser suficientemente elegante así que Gallotti no escatimo en los materiales que usaría, mucho menos en las referencias a las labores del lugar, así que sus frescos resultaron una apología pictórica al correo que corona las cienes de la habitación.

Los frescos de Gallotti se encuentran en la parte superior de la sala, entre los trabajos de escayola que se hicieron en el techo y en la cenefa de la pared, dentro de gruesos marcos de yeso que refieren al art nouveau con sus discretos detalles florales.

 

 

El espacio que quedó para la obra no permitió que Gattolli pintara adultos, por eso podemos ver que son adolescentes y hasta niños en los espacios más pequeños, los que retrató trabajando en las actividades propias del correo.

Dos de los jóvenes representan a Hermes, deidad de la comunicación y a Hefaistos, deidad de la industria; ambas referencias a los griegos y el resto de las figuras demuestran la maestría que tenía Gattolli para pintar el cuerpo humano con perfecta proporción.

 

 

Los escorzos reposan sobre fondos de laminillas de oro fino, hojas de 24 quilates que originalmente Gattolli colocó a manera de tablero de ajedrez, alternando el lado brillante de la hoja con el lado mate.

Desafortunadamente el efecto ya no se puede apreciar.

 

 

Murales Palacio Postal

Dónde: Calle de Tacuba 1, Centro Histórico de la Cdad. de México, Centro.

Cuando: lunes a viernes de 08:30 y sábado y domingo de 10:00 a 16:00

Entrada libre

El origen de la caña en México y las maravillas de la tierra caliente
MXCity
El importante fenómeno sin el cual no tendríamos piloncillo, aguardiente y caña en el ponche, se genera con la caña dulce mexicana.

Foto destacada: Sol de tijuana

Y tú, ¿sabes de dónde proviene la caña?

 

. . .

 

Más o menos 3 mil años atrás, en la India ya se extraía azúcar de la caña, y aún antes del descubrimiento de América ya se cultivaba en las Islas Canarias, pero fue hasta que llegó a las tierras cálidas de la Nueva España que tomó un relevante protagonismo.

La caña llegó primero a la isla La Española en 1493 en uno de los viajes de Colón, desde ese momento la caña empezó a viajar a varios puntos de América marcando en reinado de Carlos V dando inicio a la industria azucarera.

 

¿Cómo se desarrolló la caña en México?

 

 

El primer registro del azúcar en México la ubica en la Nueva Galicia (Xalisco), en la provincia de Amula donde Francisco Cortés entregó en 1525 las primeras semillas de caña para ser sembradas, sin saberlo, aquel joven sobrino de Hernán Cortés había comenzado una exitosa siembra.

Aunque la caña ya se conocía en Europa no se había visto crecer tan rápido y con tanta abundancia, la fertilidad de la tierra y el clima propiciaron una gran inversión española en la caña mexicana, pero ¿por qué?

 

 

El éxito de la caña fue tal que desplazó cultivos nativos y extranjeros como el algodón que se sembraba en las poblaciones michoacanas de Sinagua y hasta Tepalcatepec, la finalidad era llevar grandes cantidades a España donde existió una gran cantidad trapiches hacia 1546.

Los trapiches son la maquinaria necesaria para extraer el azúcar de la caña dulce, caña de azúcar o caña de Castilla, que al igual que el plátano se pensaba era "cultivo de la tierra" por la manera en que se empezó a producir, las relaciones Tamazula, Xiquilpa y Ichcateupan, así lo registraron.

 

 

Natural de la Nueva España o no, para 1580 la caña había alcanzado mucho interés en los españoles radicados por acá quienes ya habían mandado traer trapiches desde la península Ibérica, el negocio no podía ser mejor porque se aprovechaba toda.

La Relación de Poncitlán y Cuiseo relata que la caña, además de utilizarse para la alimentación, también se utilizaba para la construcción de viviendas en lugares como Cuiseo, poblaciones que trabajaban el carrizo para techumbres y petates.

 

 

Para hacer casas se utilizaba la caña, pencas de maguey, mecate y como dice la relación "paja que llaman zacatl", es decir, la caña se incorporó al trabajo tradicional de los carrizales y después, ya entrado el siglo XVII se extendió a la industria del aguardiente.

El llamado “chinguirito” (un tipo de aguardiente) se comenzó a producir en diversas poblaciones nativas gracias a la introducción de destiladores árabes y filipinos, para ese momento el uso de trapiches también se empezó a regular con el crecimiento de los ingenios azucareros.

 

 

La caña entró originalmente por Veracruz, estado que sigue siendo el principal productor nacional con un 38%, seguido de Jalisco donde también se ha sembrado desde siempre, pero en general se cultiva en 22 entidades federativas.

Actualmente en México se cultivan 4 variedades, criolla, cristalina, violeta y veteada. La caña de azúcar está considerada como una de las fuentes energéticas más económicas y uno de los cultivos con mayor capacidad para convertir la energía solar en biomasa.

 

x