El magnífico Parque ecoturístico corral de piedra en Amanalco
MXCity
El Parque Ecoturístico Corral de Piedra es uno de los centros de ecoturismo más especiales muy cerca de la Ciudad.

Amanalco es un un paraíso natural en el Estado de México.

 

Amanalco es un lugar de una belleza sin igual en el Estado de México, y para ejemplo basta un botón. El Parque Ecoturístico Corral de Piedra tiene quinientas hectáreas de un frondoso bosque para hacer caminatas y ciclismo en donde encontrarás un lago para remar y pescar truchas.

La exuberante vegetación de Amanalco, donde puedes acampar o rentar alguna cabaña, es visible en su abundante fauna con grandes paisajes. Además, este pueblo ofrece la inmersión y contemplación de la naturaleza como uno de sus atractivos.

 

Ccmss.org 

 

En la parte alta de la Cuenca Amanalco-Valle de Bravo, a una altura de 2,780 metros sobre el nivel del mar, y privilegiado por su clima y por dos tipos de ecosistema: el páramo de alta montaña y el bosque mixto de oyamel-pino-encino, se encuentra el Parque Ecoturístico Corral de Piedra

El Parque Ecoturístico Corral de Piedra se localiza en un área de Protección de Flora y Fauna Nevado de Toluca y al sureste del Parque Estatal Santuario del Agua (SA) Presa Corral de Piedra. Además, colinda con el área de hibernación de la mariposa monarca del santuario de Piedra Herrada.

 

Ccmss.org 

 

El Parque pertenece al ejido Amanalco y es manejado por los ejidatarios, que aprovechan de manera sostenible los recursos naturales  como la madera forestal maderable, con lo que producen cerca de 2,200 m3 de madera al año. El parque genera empleos permanentes, algunos temporales y en caso de eventos y proporciona utilidades para 50 ejidatarios.

  

¿Qué hacer en el Parque ecoturístico corral de piedra?

 

Aquí puedes llevar a cabo diferentes actividades, como son:

  • Visitar o rentar alguna de las cabañas o bien acampar en las áreas permitidas.
  • Estar en el área para juegos infantiles y recorrer sus senderos .
  • Visitar el lago recreativo.
  • Senderismo, diversas actividades deportivas y de aventura, gracias a la diversidad de paisajes que brinda el espacio natural y la infraestructura establecida
  • Remar en lancha o kayak, hacer pesca deportiva
  • Recorridos en bicicleta por los senderos en los que se pueden observar varias especies de aves nativas y migratorias que habitan el ecosistema

 

Walking México

 

Asimismo puedes recorrer el sendero de los venados se tiene la oportunidad de visitar la Unidad de Manejo de la Vida Silvestre (UMA) de venado cola blanca (Odocoileus virginianus) que tiene una población de cerca de 70 individuos.

El Parque cuenta con un restaurante en el que se sirven platillos típicos regionales y como especialidad de la casa se tiene a la trucha en diferentes modos de preparación. Aquí se emplean ingredientes frescos y de calidad, que son abastecidos por agricultores, piscicultores y comerciantes del municipio, fomentando así la economía solidaria y local.

 

Walking México

 

El Parque está a nada de tener el registro del Sistema de Clasificación Industrial de América del Norte (SCIAN, 2007) bajo la actividad económica: Grutas, parques naturales y otros sitios del patrimonio cultural de la nación.

El parque cuenta con la certificación social y de desarrollo conocida como "Paraísos Indígenas", la cual es respaldada por el Gobierno mexicano ? SECTUR, el Consejo de Promoción Turística de México, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas- que distingue a los sitios turísticos con alto valor natural, cultural e histórico y busca que la población indígena.

 

 

Parque Ecoturístico Corral de Piedra en Amanalco

Dónde: Ejido de Amanalco de Becerra, Amanalco, Estado de México. a 2 horas y 15 minutos de la CDMX.

Cuando: lunes a domingo de 09:00 a 19:00

Entrada libre

Web

Foto destacada El Sol de Toluca

Chile chiltepín: el oro rojo más picante y delicioso del país
MXCity
Este chile tiene un sabor tan peculiar que hay un dicho popular que afirma: "Podrá faltar la carne, pero no el chiltepín".

Chiltepín: el chile en forma de pulga con un sabor peculiar y delicioso.

 

Los norteños saben muy bien de qué va el chile chiltepín. Es consumido por buena parte de la población y sus variantes se están propagando poco a poco por todo el país y el extranjero.

El chile chiltepín obtiene su nombre de dos expresiones en nahuatl: “chili” que significa “chile”; y “tepin”, que significa “pulga”. Este chile es distinto al tradicional chile piquín, ya que el chiltepín tiene una particular forma redonda que lo diferencia de la forma ligeramente alargada del chile piquín.

 

Pinterest

 

Este tipo de chile es una cosecha silvestre, porque "si se siembra no es lo mismo”. Se da de manera silvestre porque son esparcidos por las aves que los consumen y depositan la semilla en la tierra mediante el excremento. Se cree que este proceso contribuye a lograr su característica forma y sabor; aunque buena parte de esto es un mito.

El chile chiltepín proporciona un delicioso toque picante a los platillos, pero sin alterar el sabor. Es usado en mariscos, caldos, carnes y en la comida en general. Se dice que un buen aguachile debe llevar su buena dosis de chiltepín. Ya sea en salsa o espolvoreado, el chiltepín le aportará un gran sabor a tus platillos.

 

NTR Zacatecas

 

El Chiltepín es un chile muy típico de la región de Sonora, donde la gente suele decir: "Puede faltar la carne, pero nunca el chiltepín". El chiltepín no distingue mesas, ni manteles, ni clases sociales. Igual se le encuentra junto a un sencillo taco de frijoles que acompañando un espléndido corte de carne, este chile es un signo de identidad.

El chiltepín es conocido como el "oro rojo" de Sonora ya que su precio puede llegar hasta los mil 500 pesos por un kilo, casi a peso cada chile, y como su sabor no tiene comparación parece que todos son millonarios.

 

Cobertura 360

 

Este chile debe tener un color rojo intenso, brillante, entero, sin manchas y perfectamente redondo. El bueno es aquel que ofrece resistencia pero que truena y se deshace entre los dedos con facilidad, espolvoreando su magia sobre los platillos como una lluvia de sazón.

El chiltepinero es una especie de mortero especial para el chiltepín, una artesanía local realizada con madera en diversas figuras, que resulta muy útil para prevenir los accidentes tan comunes cuando se manipulan chiles con las manos.

 

Revista La Campiña

 

El chiltepín se come desde que está verde y fresco, también se prepara en escabeche, con verduras y vinagre, o en conservas de salmuera. Hay diversos tipos de salsas, desde las muy elaboradas que se envasan en frascos hasta las caseras de molcajete; se hacen pastas, se muele solo o con sal  y se comercializa el chile entero y seco, una maravilla para los aficionados a su sabor.

También tiene diversos usos en la medicina tradicional y las ceremonias de los grupos indígenas de la sierra. Los científicos lo llaman como Capsicum annuum L. variedad glabriusculum; pero este es un tema que ha dado origen a múltiples controversias pues hay quienes dan a esta variedad particular distintos calificativos como minus, baccatum, minimun o aviculare.

 

Cocina delirante

 

A pesar de su fama no se trata de uno de los chiles más picantes ya que tan solo ofrece 100 mil unidades en la Escala de Scoville, la medida con la que se calcula el picante de los chiles. Digamos que en realidad viene siendo como un dulce en comparación a las 580 mil unidades de un chile habanero, o los 2 millones de unidades del Carolina Reaper y Trinidad Scorpion Butch, los chiles más picantes del mundo.

Foto destacada: Conacyt

Catemaco: tierra de hechiceros, brujas, curanderos y chamanes
MXCity
Catemaco es uno de los centros turísticos más grandes del mundo dedicados a la magía, la brujería y diversos rituales.

La brujería de Catemaco es un negocio de turismo negro que también está llenos de supersticiones.

 

Catemaco es un poblado a un costado de un lago precioso, con quien comparte el nombre. Se ubica al este de México y es bien reconocido a nivel mundial por ser un centro ceremonial dedicado a la magia y a la brujería en distintas variedades, y con muchas connotaciones y mitos.

También se le conoce porque todos los años, el primer viernes de marzo, la ciudad celebra su festival anual de brujería y atrae a cerca de 5,000 visitantes de todo el mundo.

 

Visita Veracruz

 

Desde 1970 el turismo en Catemaco se disparó debido a la fama de Gonzalo Aguirre, un renombrado brujo que vivió y practicó en la región. Durante su vida, Aguirre realizó rituales para políticos, actores y líderes empresariales. También organizó una convención de brujería que reunió a los mejores chamanes del país para una misa negra.

Las 13 brujas más importantes de Catemaco, conocidas como los "Hermanos", gozan de un respeto considerable en el pueblo. A lo largo de los años, el dinero que fluye del turismo sin duda ha impactado en la cultura de la brujería en la región.

 

Cuartoscuro

 

Participar en un ritual mágico puede ser una experiencia fascinante y única, también un ambiente que se presta a la charlatanería. Como sea, en Catemaco existe el consenso de que las brujas más auténticas son aquellas que ofrecen sus servicios a cambio de donaciones voluntarias, en lugar de costosas tarifas fijas.

Aunque es posible ver curanderos teatrales que encienden hogueras y realizan sacrificios de animales, hay muchas brujas con operaciones restringidas. Algunos visten camisas blancas y tienen oficinas que se asemejan a clínicas hospitalarias, con áreas de espera y mesas de examen.

 

Cuartoscuro

 

Lo que más se hace en Catemaco son las limpias espirituales, una práctica de raíces prehispánicas que a menudo incorpora oraciones a los santos católicos. La ceremonia suele incluir un huevo de gallina, unas ramitas de romero y perfume. Para limpiar a una persona, una bruja le cepilla la cabeza, las piernas y el torso con las plantas mientras murmura una oración.

Asimismo, Catemaco es la mejor ciudad para explorar la asombrosa Reserva de la Biosfera Los Tuxtlas, un refugio de vida silvestre que contiene martines pescadores, loros, iguanas, cocodrilos, osos hormigueros y puercoespines. Un paseo en barco es la mejor manera de acercarse a los principales lugares naturales.

 

Felix Marco / Cuartoscuro

 

En Los Tuxtlas habitan todo tipo de criaturas mágicas, al menos esa es la creencia. Circulan rumores sobre naguales, poderosas brujas que se transforman en jaguares o pumas y merodear por el bosque por la noche. Algunos dicen haber visto chaneques, pequeños duendes que viven en el bosque y que protegen el bosque y ahuyentan a los intrusos.

La magia blanca se practica en la región de Los Tuxtlas, una mezcla de brebajes de hierbas ancestrales, medicina moderna y un crisol de rituales mágicos reunidos en diferentes partes del mundo, añejados en una mezcla de los Pasado hispano con un toque de catolicismo.

 

 

En Catemaco el escepticismo y la racionalidad no van bien de la mano. Aquí se respira un aire espesó y la atmósfera te pone en alerta.

Si quieres viajar a Catemaco, debes tener un espíritu salvaje y saber que la magia blanca y negra se alimenta de tus propias creencias en un universo despojado de razón.

 

 

Foto destacada. El Universal.

Yuri Knórozov: la leyenda del decodificador del mundo maya
MXCity
Yuri Knórozov fue el soviético que logró decodificar los caracteres mayas solo con el aprendizaje de los libros y sin haber pisado América.

El soviético Yuri Knórozov logró descifrar los códigos mayas.

  

“En mi corazón, siempre seré mexicano”, dice la placa de la estatua que se encuentra frente a la entrada principal del Centro de Convenciones siglo XXI, en Mérida, Yucatán, con la figura en bronce de un hombre de cara afilada y gesto adusto, que entre los brazos lleva un gato.

Se trata de Yuri Valentinovich Knorozov, quien pronunció esta frase al recibir en 1994 la Orden del Águila Azteca, la más alta condecoración que entrega el gobierno mexicano a un extranjero: un ucraniano nacido bajo el régimen soviético, que recibió la presea en la embajada de México en Moscú y ni siquiera conocía México.

 

Wikipedia

 

Este hombre descifró la escritura maya a lo largo de cuatro décadas, en los años 50, a 10.100 kilómetros de distancia de México. Y es que nadie antes de Knorozov había logrado descifrar la escritura maya jeroglífica, que durante 500 años se había mantenido silenciosa pese a las esforzadas investigaciones de expertos mayistas de todo el mundo.

 El primero en intentar descifrar los códigos mayas fue Diego Landa, un fraile franciscano. Varios siglos después, en medio de la devastación de la Segunda Guerra Mundial, un soldado soviético de 21 años se cruzó de manera fortuita con el libro de Landa en plena ocupación de la vencida Alemania nazi, en abril de 1945.

 

Wikipedia

 

Aquel soldado del 580 Batallón de Artillería del ejército soviético era Yuri Knorozov, quien rescató de la Biblioteca Prusiana, en medio de la destrucción de Berlín, dos libros que llamaron su atención y cambiaron su vida: un ejemplar de La relación de las cosas de Yucatán y una edición facsimilar de Los códices mayas, edición de 1933 de los hermanos Villacorta.

"Esto fue una leyenda ya que no hubo incendio. Las autoridades alemanas prepararon la biblioteca para su evacuación y tenían que llevarla supuestamente a los Alpes, en Austria. Los libros colocados en cajas estaban en medio de la calle. Entonces escogí dos”, relató.

 

Wikipedia

 

Lo que no es leyenda, es que Knorozov fue estudiante de historia, aficionado de Sherlock Holmes, tocaba el violín y tenía facilidad para el dibujo y sabía leer chino, árabe y griego. Escribía con las dos manos para que ejercitara los dos hemisferios de su cerebro.

 En 1945 emprendió expediciones arqueológicas y etnográficas a la región de Asia Central. Se interesó por las prácticas chamánicas y los ritos ancestrales de la sociedad sufita, los musulmanes que practicaban su religión de manera secreta, a espaldas del régimen soviético y se especializó en egiptología y en lenguas antiguas.

 

España Rusa

 

Cuando leyó un artículo titulado El desciframiento de las escrituras mayas, ¿un problema insoluble?, escrito por el alemán Paul Schellhas; abandonó todo para dedicarse por completo al estudio de la escritura maya. Knorozov comenzó por aprender español y conseguir los facsímiles de los códices mayas desde Dresden, París y Madrid. Eran tiempos de la guerra fría y la “cortina de hierro” impedía al investigador salir de la Unión Soviética.

Todo lo que conoció sobre los mayas, Yucatán y México fue a través de libros y documentos. Recién en los años 90 pudo conocer en persona las inscripciones, las esculturas, las estelas y las grandes ciudades mayas. Mientras tanto, tuvo que llevar adelante su investigación desde su oficina en Leningrado.

 

Infobae

 

Cuando le preguntaron a Knorozov por qué fue él quien había consiguido descifrar la escritura maya, respondió que la mayoría de quienes lo habían intentado antes eran arqueólogos y él, en cambio, era lingüista. “En realidad, no hice nada ?decía Knorozov en entrevistas? sólo seguí a Landa y así llegué al éxito”.

En honor a este gran esfuerzo, la Universidad de Moscú creó además el Centro de Estudios Centroamericanos “Yuri Knorozov” para preservar su legado científico y durante décadas los etnógrafos centroamericanos tuvieron que acudir a Moscú para conocer y escuchar la voz de sus antepasados precolombinos.

 

Infobae

 

Yuri Knozorov pudo conocer las zonas arqueológicas mayas hasta los años 90. De hecho, su primer viaje al continente lo hizo en 1991, a Guatemala, en pleno derrumbe del régimen soviético. Allí visitó la zona arqueológica de Tikal y Uaxactún, y recibió la Orden del Quetzal, la más importante distinción del gobierno guatemalteco.

Toda su obra está traducida al español y en los estados de Yucatán, Campeche y Chiapas hay centros culturales y de investigación sobre la cultura maya que llevan su nombre.

 Foto destacada Explor.mx

La plataforma educativa para promover el tzeltal en Chiapas
MXCity
Esta plataforma educativa opera sin Internet con el apoyo de material libre por todo Chiapas con réplicas en otros estados de México.

Alumnos de todas las edades pueden consultar bibliotecas indígenas virtuales.

 

Uno de los grupos étnicos más grande de la región montañosa chiapaneca, son los tzeltales o tzeltales. Descienden de los mayas y conservan una lengua maya y la mayoría viven en comunidades dentro de veinte municipios distintos bajo el sistema de “usos y costumbres”.

La religión tzeltal es un sincretismo de las creencias tanto cristianas como nativas y aún se practica la medicina tradicional y el chamanismo. La mayoría vive de la agricultura y de vender artesanías, generalmente textiles; no obstante, muchos trabajan por un salario para enfrentar las necesidades familiares.

 

Intrabach

 

Con el fin de erradicar las desigualdades sociales entre estos grupos indígenas, Hugo Feliciano Hernández Gómez creó una plataforma con más de 5 mil páginas de contenido en español y en tzeltal, con el fin de acercar a las comunidades indígenas del estado de Chiapas a la "Red".

Este sistema fue desarrollado por un grupo de profesores bilingües y especialistas en informática, se llama Intrabach y ya está llegando a todos los alumnos de la población con un contenido en lengua tzeltal para acercar el mundo digital a las comunidades indígenas del estado mexicano de Chiapas

 

Intrabach

 

Ante un panora del 16 % de la población chiapaneca con acceso a la red, Ramón Alvarado Pascacio, comenzó a crear la intranet con una plataforma educativa básica en la comunidad de Abasolo, una zona de alta marginación con más de dos mil pobladores.

De manera artesanal fue dotando a los alumnos y colaboradores de herramientas básicas en tecnologías de la información y comunicación para que se apropiaran de material multimedia contextualizada, creando un ambiente de apropiación del proyecto por parte de los alumnos.

 

Intrabach

 

Feliciano Hernández, fue el responsable de traducir el contenido de español a tzeltal, explicando que la mayoría de los hablantes tiene dificultades para entender la gramática de su propio idioma por lo que la enciclopedia, que ya tiene más de cinco mil contenidos en ambos idiomas busca ser una plataforma de comprensión y difusión de su cultura.

La plataforma trae "El Principito" con traducción en tzeltal, diccionario, palabras, historia, y desde hace un par de años, se ha instalado en 35 planteles y pretende extenderse a otras comunidades y estados. El sueño final es que este proyecto se difunda en todo Chiapas y se replique en otros estados de la república o en todo el mundo.

 

Intrabach

 

Se trata de un enorme reto solo por la falta de conocimientos tecnológicos, y la variedad de dialectos que tiene el tzeltal. Aun así, el proyecto busca expandirse y ha sido instalado en 35 planteles escolares en comunidades con una conexión limitada o sin conexión a Internet, y así generar contenido que ayude a preservar sus usos y costumbres.

Es un proyecto ambicioso que pretende dotar de gran conectividad, con escasos recursos e infraestructura, pero ya es un proyecto en marcha que ha inspirado a otras comunidades y estados.

Aquí puedes conocer más de la plataforma.

x