El hombre a quien debemos buena parte de los árboles de la Ciudad de México
Javier Barros del Villar
Pocas personas han hecho más por el verdor de la capital que Miguel Ángel de Quevedo, a quien se le conoce como el “Apóstol del árbol”.

"Los árboles son santuarios", decía Herman Hesse. Y es que cuando alguien ha sentido ese tan distintivo cobijo que ofrecen, esa efervescencia que el ritmo de sus ramas o raíces provoca, entonces ocurre algo que determina en adelante tu relación con ellos.

En todo caso pocos aliados más consistentes y generosos puede encontrar una ciudad que los árboles. Conforme las evaluaciones de urbanismo y medioambiente se van refinando, se comprueban más y más beneficios que estos aportan . Afortunadamente hubo quienes desde hace mucho intuyeron el papel que los árboles tienen dentro de un contexto urbano y lucharon a favor de la causa arbórea en sus respectivas ciudades.

En la Ciudad de México existió un hombre a quien, podría decirse, debemos buena parte de los árboles que hoy la habitan. Se trata de Miguel Ángel de Quevedo, ingeniero, ambientalista y, sobretodo, sensible visionario, que desde finales del siglo XIX promovió una filosofía, entonces revolucionaria, a favor de las áreas verdes del país. Más allá de sus loables intenciones, su esfuerzo quedó por suerte materializado en logros fundamentales, y hoy no solo la historia de este país sonríe cuando escucha su nombre, sino que los mexicanos disfrutamos de su labor que hoy tiene forma de parques, reservas, áreas naturales y algo de conciencia.

historia-de-un-rbol-miguel-ngel-de-quevedo-1-638

Por ejemplo, a Quevedo se debe en buena medida la creación de la Junta Central de Bosques y del primer Parque Nacional de México (el Desierto de los Leones). En 1917 convenció a Carranza de incluir un punto en el artículo 27 de la Constitución que gente como Thoreau seguro habría celebrado efusivamente:

La Nación siempre tendrá el derecho de imponer sobre la propiedad privada las reglas que dicte el interés público, y de reglamentar el uso de los elementos naturales, susceptibles de apropiación, de modo de distribuir equitativamente la riqueza pública y salvaguardar su conservación.

Quevedo en la Ciudad de México

Curiosamente, a pesar de que casi todos los habitantes de la ciudad lo hemos nombrado, gracias a una de las principales avenidas de Coyoacán y a su respectiva estación de metro, pocos sabemos quién fue o qué hizo Miguel Ángel de Quevedo ?una falta lamentable si consideramos que se trata de uno de los mexicanos más inspiradores y vanguardistas?.

En la capital, Quevedo encabezó una cruzada que en tan solo una década hizo crecer la superficie de parques públicos de un 2 a un 16%. Asesorado por el paisajista Frederick Law Olmsted, encargado del diseño del Central Park en Nueva York, también intervino en la creación de múltiples parques ?que en ese mismo lapso aumentaron de dos a 34?. Además, encabezó en 1909 el "Primer Inventario de Bosques del Distrito Federal y sus alrededores".

Conocido como el "Apóstol del árbol", Quevedo fue en 1901 responsable de crear el lugar donde crecen, y han crecido, los árboles que luego se distribuyen en parques, plazas y jardineras; me refiero a los Viveros de Coyoacán. A principios del siglo XX este lugar operaba como la pieza central de una red de viveros que producían casi 2.5 millones de árboles.

En pocas palabras la ciudad de México sería muy distinta a lo que hoy es, para mal, sin la injerencia decisiva que tuvo este hombre en las políticas públicas hasta hoy vigentes en materia de recursos arbóreos y áreas verdes.

El brillante precursor

La naturaleza por sobre la propiedad privada y la protección de los recursos naturales para garantizar un futuro sostenible ?incluso más allá de fronteras geopolíticas?, fueron algunas de las premisas fundamentales del credo que promovió Quevedo. En este sentido, y como bien apunta Raquel Vargas en su artículo para la Asociación mexicana de Arboricultura, Quevedo debiera ser reconocido como un precursor en el concepto de sustentabilidad.

La entereza de este personaje lo coloca ahí, junto a un selecto grupo de visionarios proactivos, cuya lucidez y entrega mantienen el anhelo de una evolución compartida entre hombre y naturaleza.

Twitter del autor: @javierbarrosdelv

Hermosos videos de la Huasteca Potosina: Patrimonio de la Humanidad
MXCity
La Huasteca Potosina es una obra de arte monumental creada por la madre naturaleza, un lugar lleno de misticismo ecológico.

Cascadas increíbles, arboledas majestuosas y paraísos llenos de vida en la Huasteca.

 

. . .

 

La Huasteca Potosina toma su nombre debido a los grupos indígenas que vivieron en el antiguo Huastecapan. Es una región lugar idílica para actividades de ecoturismo como trekking, caminatas, natación, rafting y simplemente explorar este hermoso paraíso mexicano.

En la época precolonial la zona fue una importante ruta comercial, protagonista en diferentes momentos clave de la historia mexicana, como la Independencia y la Revolución. Aunado a la riqueza cultural histórica, su particular geografía, que dota a la Huasteca Potosina tanto de ecosistemas desérticos como selváticos, la hacen una región ideal para sumergirse en un viaje rico en conocimiento, diversión y aventura.

 

 

El recorrido por la Huasteca Potosina puede iniciar por cualquiera de los municipios que la componen: Aquismón, Axtla de Terrazas, Ciudad Valles, Coxcatlán, Ébano, El Naranjo, Huehuetlán, y muchos más. Puedes comenza por la Reserva de la Biosfera Sierra del Abra Tanchipa, seguir por el sitio arqueológico de Tamtoc o diversos conventos entre los que sobresale el agustino del siglo XVI y terminar en Xilitla.

La Huasteca muestra está de colores, tradiciones, gastronomía y hermosos paisajes. Es un lugar multicultural que comprende el norte de Veracruz, Querétaro, Hidalgo, Puebla, sur de Tamaulipas y por supuesto San Luis Potosí.

 

 

En la Huasteca potosina hay algunos lugares de visita obligada como el Sótano de las golondrinas: el pozo de cueva más grande del mundo. Esta magnífica zona es el hogar de miles de aves que vuelan en círculos alrededor de la entrada.Es lo suficientemente profundo como para caber en la Torre Eiffel y este hecho ha atraído a los fanáticos de los deportes extremos al salto base desde este lugar.

La Cascada de Tamúl es una hermosa cascada considerada una de las más hermosas de México. Tiene una caída de 105 metros y se puede llegar a él en una canoa de madera conocida como panga. Podrás contemplar el majestuoso cañón surcando el río Tampaón hasta llegar a la cascada.

 

 

El parque de esculturas surrealistas de Xilitla. El escritor británico Edward James fue un excéntrico artista surrealista y diseñó este parque inspirado en el paisaje mexicano en la década de 1940.  La Huasteca Potosina tiene muchas cosas que ofrecer a los visitantes.

La gastronomía de la Huasteca Potosina ofrece productos originales y deliciosos. El Zacahuil Huasteco es el platillo más típico, se hace con masa quebrada, puerco o de pollo y por su gran tamaño puede alimentar hasta a cincuenta personas.

 

 

La huasteca Potosina también es famosa por su artesanía que va desde talabartería, alfarería, carpintería y ebanistería, hasta productos de vela, cestería y coronas de flores de papel. En lo que a música se refiere, el Huapango o Son Huasteco, música típica de la región, es una de las manifestaciones sonoras más bellas de la cultura mexicana, muestra de la picardía e ingenio de su gente.

Te dejamos con estos increíbles videos para que te animes a visitar este lugar impresionante.

 

 

 

 

 

Foto destacada: Huasteca aérea

Zacahuil, la leyenda escondida del gigante de los tamales
MXCity
El zacahuil es una delicia que puedes encontrar en toda la región de la Husteca con un origen un poco extravagante.

El zacahuil es considerado el tamal más grande del mundo.

 

. . .

 

Un zacahuil con más de metro y medio puede alimentar a 70 personas, así que hace gala de su grandeza culinaria y de sabor. Es originario de la Huasteca. En la época prehispánica, el zacahuil se cocinaba para la celebración comunitaria, cumplió su función gastronómica y ritual. En la cocina moderna se ha constituido como un alimento completo que conquista paladares en México y el mundo.

 

@slpturismo

 

El zacahuil se relaciona, también con un sentimiento social y el ciclo agrícola, pues desde la época prehispánica y hasta nuestros días se elabora el 2 de febrero, Día de la Candelaria, en Semana Santa, el 28 de septiembre para celebrar a San Miguel Arcángel y el 2 de noviembre, Día de Muertos.

Pero sobre cómo surge este tamal inmenso existen varias teorías. Una de ellas es que los aztecas tomaron a un guerrero Huasteco y lo cocinaron, es por eso que el tamaño del zacahuil es tan grande, pero hay otras explicaciones, y mitos que intentar precisar cuál es origen verdadero con precisión.

 

@barbacoyero

 

El otro origen de este tamal tiene qué ver con el abuso sexual contra las mujeres, y el castigado en tiempos prehispánicos comiéndose al violador. Esta es otra explicación sobre el nacimiento del zacahuil.

Este otro origen sangriento del zacahuil está en los relatos de la época prehispánica de los cronistas; en 1468 había un hombre de edad avanzada que era enviado por Moctezuma a recaudar el tributo entre los pueblos subyugados, pero aprovechando su poder mancilló a jóvenes vírgenes.

 

@giovany_rojas

 

La impunidad que rodea al violador terminó cuando los mexicas fueron derrotados por los tarascos y al enterarse el pueblo huasteco hacen prisionero al mayordomo de Tenochtitlan para ejecutar su venganza.

Los huastecos, llenos de odio por el agravio a sus mujeres y buscando lavar la ofensa, deciden matarlo y desollarlo para finalmente usar su carne en un enorme tamal ceremonial que fue comido por las víctimas. Para este proceso envolvieron el cuerpo con masa martajada y enchilada, la cual molieron en metate, cubriéndolo después con hojas de la planta de plátano y papatla.

 

@labringue87

 

Después lo metieron en un hoyo enorme en la tierra donde lo llenaron de piedras y lo cubrieron con brasas (en el popular pibil). Por supuesto, esta historia no está comprobada.

Se cree que cuando calcularon que el tamal estaba bien cocido lo sacaron y repartieron porciones entre las mujeres que habían sido ultrajadas por el recaudador, quienes gritaban jubilosas "tlanque cualantli", que significa en huasteco "se acabó el problema". El Algo así como el antecedente prehispánico del feminismo radical…

 

@pach00

 

Como sea, este tipo de sacrificios se repetiría con sus prisioneros de guerra, convirtiéndose en una tradición de los huastecos, al menos hasta la llegada de los frailes españoles que horrorizados por este acto de canibalismo, pidieron a los pobladores cambiar la carne humana por la de animales.

Desde entonces, este platillo se empezó a elaborar con cerdo, res, pollo y hasta con guajolote. Se le fueron agregando condimentos que combinados convirtieron al zacahuil en una comida irresistible al paladar. La leyenda nació en torno a ese tamal rodeado de misticismo que se volvió indispensable entre las familias huastecas.

 

@javi_escobar16

 

Hoy, el tamalote se sirve en bautizos, primeras comuniones, quince años, bodas, cumpleaños, velorios, novenarios y en diversos eventos patronales, día de la madre y se ha colado incluso en eventos políticos. Con el paso de los años, los condimentos se hicieron indispensables en la preparación del zacahuil, cuya presencia cubrió las huastecas veracruzana, hidalguense, potosina.

Así es la historia del platillo que nace para simbolizar venganza y ahora es el símbolo de comunión de los pueblos, y parte importante de la economía de la región que atraviesa la  Huasteca

 

Foto destacada: Posta

El misterio de la cueva del Chiquihuite que cambiaría el rumbo de América
MXCity
El Chiquihuite resguarda secretos sobre los primeros seres humanos que llegaron a América y desvelarlos cambiaría el rumbo de la historia.

La historia de la humanidad puede tomar un rumbo diferente con estos descubrimientos.

 

. . .

 

Aunque para los citadinos el Chiquihuite es un cerro inmenso al norte de la ciudad, para los zacatecanos se trata de una poblado del Municipio de Susticacán, con una población de tan solo 309 habitantes. Dentro de todos los pueblos del municipio, ocupa el número 2 en cuanto a número de habitantes.

El Pueblo del Chiquihuite se encuentra a 2231 metros de altitud, a 13.1 kilómetros de Susticacán, a primera vista es un lugar desolado. Pero este sitio se ha convertido en el centro de una discusión a nivel mundial, debido a la cueva de Chiquihuite: un lugar poco probable para encontrar signos de humanos primitivos, y mucho menos evidencia que podría cambiar la historia del poblamiento de las Américas.

 

National Geographic

 

Con un paisaje desértico en las montañas al norte de Zacatecas, y llegar allí requiere una subida cuesta arriba de 4 o 5 horas sobre un paisaje lunar de rocas irregulares. En el suelo debajo del piso de la cueva, un equipo dirigido por el arqueólogo Ciprian Ardelean de la Universidad Autónoma de Zacatecas, Ciudad Universitaria Siglo XXI, desenterró casi 2000 objetos de piedra que los investigadores creen que son herramientas.

Al combinar métodos de datación de última generación, el equipo argumenta que los humanos estuvieron en el sitio hace al menos 26.000 años, más de 10.000 años antes de cualquier otra ocupación humana conocida en la región. "Chiquihuite es un punto solitario" de ocupación humana, dice Ardelean.

 

National Geographic

 

Las fechas ubican a los humanos allí durante el apogeo de la última edad de hielo, cuando el hielo cubría gran parte de lo que ahora es Canadá y los niveles del mar eran mucho más bajos. Para haberse establecido en México para entonces, dice Ardelean, la gente debe haber ingresado a las Américas hace 32,000 años o más, antes de que el hielo alcanzara su máxima extensión.

“Si es cierto que la gente estuvo en Zacatecas hace 32.000 años, eso lo cambia todo: duplica el tiempo que la gente ha estado en las Américas”, dice Corvallis, arqueóloga Loren Davis de la Universidad Estatal de Oregón, quien no formó parte de la investigación equipo.

 

National Geographic

 

Pero sigue siendo escéptico, en parte porque no está convencido de que los artefactos sean herramientas. "No voy a decir que sea imposible", dice. “Pero si todo lo que encontraron son rocas fracturadas sin ninguna evidencia que lo corrobore, es natural ser escéptico”.

Durante décadas, la mayoría de los investigadores pensó que los humanos llegaron a las Américas hace aproximadamente 13.000 años; las afirmaciones ocasionales de una llegada anterior fueron objeto de fuertes críticas. Pero durante la última década, ha surgido evidencia de migraciones anteriores en sitios desde Canadá hasta el sur de Chile.

 

Visita Zacatecas

 

Solo otro sitio, Bluefish Caves, en el territorio canadiense de Yukon, ha producido fechas tan antiguas como Chiquihuite. Los investigadores atribuyen allí miles de huesos de animales rotos, que datan de hace unos 24.000 años, a la caza humana. Pero el sitio sigue siendo controvertido, en parte porque se han encontrado pocas herramientas de piedra o marcas de corte entre los huesos.

Ardelean se enteró de la cueva por los aldeanos locales. A partir de 2012, él y su equipo pasaron 1 mes o más a la vez en Chiquihuite, reabasteciéndose cada pocas semanas usando burros.

 

National Geographic

 

Aunque hoy está prohibido, el sitio se habría visto mucho más hospitalario hace 26.000 años. Un arroyo alimentado por un manantial fluye cerca de la entrada original de la cueva, que fue bloqueada hace mucho tiempo por deslizamientos de rocas.

El ADN y otras pruebas que los investigadores extrajeron del interior de la cueva muestran que se abría a un paisaje exuberante que albergaba grullas, cóndores, marmotas, cabras, ovejas, caballos y osos. "Se parecía mucho más a la Columbia Británica oa Oregon que al desierto", dice Ardelean.

 

National Geographic

 

Al excavar en el suelo de la cueva durante los últimos 8 años, Ardelean y su equipo encontraron piedras con forma de raspadores, hachas de mano, puntas de lanza y otras herramientas a profundidades de hasta 3 metros. Expertos en arqueología determinaron cuándo las rocas habían estado expuestas por última vez a la luz y fechadas por radiocarbono en más de 50 muestras de huesos de animales y carbón que se encontraron cerca de las herramientas.

Los artefactos se depositaron hace 26.000 años y se acumularon en el suelo de la cueva durante los siguientes 16.000 años. Los autores argumentan que se suma a una presencia humana continua, con personas que visitan regularmente la cueva durante milenios.

 

National Geographic

 

Pero el equipo no encontró ADN humano ni huesos marcados por manos humanas. Tampoco descubrieron un hogar central, por lo que no pueden estar seguros de si los trozos de madera quemada analizados en busca de fechas de radiocarbono provienen de incendios forestales o de fogatas artificiales.

 

Foto destacada: National Geographic

Estas son las leyendas y mitos más populares del Barrio de la Merced
MXCity
La Merced es un barrio histórico con mucha tradición, cultura, vida gastronomía y muchas leyendas urbanas.

El glorioso Barrio de La Merced está lleno de mitos y leyendas.

 

. . .

 

Las 54 manzanas que componen el barrio de La Merced tienen su origen en los calpullis que dividían la ciudad de México-Tenochtitlán, siendo un sitio de gran importancia en la metrópoli azteca. Hoy en día, es reconocida por ser un lugar que desprende un vapor aromático raro, un halo de pobreza y prostitución mezclado con el encanto de un barrio bullicioso y colorido.

El barrio de la Merced es un viaje de exploración exhaustiva de riquezas culinarias, paraísos exóticos y un corazón palpitante que se encuentra en el Mercado de la Merced: el mercado más grande de la ciudad y uno de los más antiguos.

 

@encantochilango

 

En la Merced puedes cualquier cosa que se te ocurra, es decir, literalmente cualquier osa que desees.  Además, es la parte más antigua de la ciudad y un área comercial activa desde 1300, haciendo que el lugar sea es uno de los sitios más complejos de la ciudad.

Aunque aquí debes tener las precauciones básicas de seguridad que hay en todos los puntos de la CDMX, hay una sinergia interesante en este parte de la ciudad. También tiene sus mitos y leyendas, como estos:

 

 

Fantasmas de la Merced

 

@zyan_os

 

Como este mercado se remontan a 1594, cuando se estableció el monasterio de Nuestra Señora de la Merced de la Redención de los Cautivos; es sabido que a los fantasmas les gusta habitar en antiguos monasterios o conventos. Quizá porque los secretos y penas de las personas que vivieron aquí son de naturaleza mucho más desdichada.

 

 

Esperanza Goyeneche de Ruiz García

 

@mexicoeneltiempo

 

A finales del siglo XVIII el convento de la Merced ya había sido abandonado y poco a poco fue convertido en un enorme mercado, el más popular del centro de la ciudad. La mítica doña Esperanza Goyeneche de Ruiz García, es el espíritu de una mujer que sigue apareciendo en algunos callejones de la Merced.

Después de su muerte, ocurrida en trágicas condiciones, es posible escuchar a varios comerciantes y marchantes asegurar haber escuchado sus lamentos, otros dicen haberla visto?. y cuando se acercan a preguntar la mujer desvanece en el aire.

 

 

El Indio Triste

 

@misesvainilla

 

Se dice que en la calle de Correo Mayor aparece su espíritu quien cientos de años después, se sigue lamentando por su traición que ejercía al trabajar para el virrey como espía, se dice que este indígena murió de tristeza por cargar con esta culpa.

 

 

Mano del fantasma ladrón

 

@maxrzdtov

 

Esta historia de un ladrón que vaga entre los pasillos del mercado, ya que al intentar robar a la hija de uno de los comerciantes, fue atrapado y linchado por varios de ellos. Pero antes de matarlo, el padre de la joven le cortó la mano, la puso en un frasco y la exhibió a las afueras de la Merced, como un símbolo de alerta para los potenciales maleantes.

El cuerpo fue enterrado debajo del mercado, y hay quien ha visto su espectro sin mano atormentándose por las noches por su mala suerte. Como referencia de este hecho, este hecho se encuentra representado en la concha marina de la casa número 2 de la Plaza Alonso García Bravo, en donde se puede ver una mano.

 

 

Lamentos de quemados

 

@daniel_hotcakes

 

También existe la creencia de que algunas noches se pueden escuchar con mucha presencia los lamentos de las personas que murieron en los incendios que ha sufrido el mercado en 1988, 1998, 2013, 2014 y 2020. Se sabe que los fantasmas son almas que tuvieron un final trágico e inesperado.

Foto destacada ThinkLink

x