El pueblo de Jala tiene magia, cascadas, volcanes y una gran historia
MXCity
Jala tiene monumentos históricos y ruinas Barrocas, cascadas y ecoturismo, además de una gastronomía interesante y suculenta.

Jala es uno de los centros eco-turísticos e históricos del Estado de Nayarit.

 

. . .

 

El nombre de Jala se deriva del vocablo náhuatl "Xali" que significa arena, y de la variante "Tla", que hace referencia a "lugar donde abunda"; y de hecho, Jala, fue el primer asentamiento con pobladores de origen náhuatl en Nayarit.

En 1918 fue reconocido como villa para posteriormente, con la promulgación de la Constitución Política del Estado de Nayarit, quedar integ?rado como municipio de esta entidad. ?

 

 

En Jala, las calles empedradas y viejas casonas de los siglos XVIII y XIX, te acompañarán hasta llegar a la Basílica de Jala, joya arquitectónica que mezcla los estilos romano y gótico, y que fue edificada cantera rosa, verde y amarilla consta. Su primera piedra fue colocada en abril de 1856.

Si te dejas llevar por las calles añejas llegarás a las ruinas de la iglesia de San Francisco de Asís, edificada en 1674, y el que fuera un convento franciscano, clausurado en 1810. Además hay cuatro templos tradicionales: la basílica lateranense de la Señora de la Asunción; el templo de La Natividad; el templo de San Francisco; y el templo de la comunidad vecina de Jomulco.

 

 

La Basílica Lateranense de Nuestra Señora de la Asunción está decorada en cantera rosa y verde, y su fachada posee tres accesos. En su interior posee columnas de estilo jónico y corintio, y en su cúpula se pueden observar las pechinas del crucero que poseen las pinturas con advocaciones de la Virgen María recitadas en las letanías.

Este hermoso templo fue declarado Basílica Laterense en 1961, con todas las prerrogativas de la Basílica de Santa María de Letrán, en Roma, por disposición del papa Juan XXIII. La Capilla El Santuario se encuentra en la calle Santuario, fue construida en el siglo XIX para proteger Jala en su parte occidental. Así que aunque no lo hayas pensado, puedes hacer un recorrido religioso del más alto nivel en Nayarit.

 

 

Pero eso no es todo, Jala se ubica a los pies del volcán El Ceboruco, aún activo aunque su última erupción sucedió en 1870. El también llamado "Gigante negro" se puede visitado en su cráter para admirar las fumarolas, además de disfrutar del hermoso paisaje de verdes valles y fríos bosques de diversa vegetación por los que se puede practicar campismo, ciclismo, senderismo, observación de flora y fauna.

La Cascada El Salto tiene una caída de agua que aparece en la temporada de lluvia, más o menos por ahí de junio a septiembre, con 30 metros de altura. No se puede acceder con automóvil por lo que se tiene que caminar un kilómetro desde donde se dejan los coches.

 

 

Antes de irte no olvides conocer las tiendas donde se venden maletas de cuero de primera calidad. En cuanto a la gastronomía de Jala, es recomendable ir al Mercado Municipal para disfrutar de unas deliciosas gorditas hechas a mano y unos tamales dorados.

En la Fonda de Doña Melva prueba el pozole y unas tostadas de lengua. No te puedes ir de Jala sin probar sus dulces típicos como los rosquetes y las bizcotelas, los primeros son galletas con cubierta de caramelo y el segundo es un pan sin endulzar cubierto de ajonjolí.

 

 

Sin duda, aquí reina la gastronomía local hecha a base de maíz reconocida por el tamaño de sus elotes, ostentándose como los más grandes del mundo ya que pueden llegar a medir alrededor de 60 cm. También puedes deleitarte con las típicas y peculiares tostadas gigantes con más de 30 cm. de largo.

Las gorditas de horno, los encanelados, los rosquetes, los cacahuates de minúsculo tamaño y una amplia variedad de mermeladas, chiles y jamaica, son otros productos locales con gran tradición.

 

 

Por si esto no fuera todo, en Jala se encuentran hermosas artesanías elaboradas de madera, hojas de pino y maíz. La Feria del Elote se realiza el 15 de agosto con actividades recreativas, danzas, exposiciones y juegos.

La Semana Santa en Jala se lleva a cabo una de las representacion?es más interesantes de la Pasión de Cristo?. ¿Qué esperas para visitar Jala?

 

Foto destacada Secretaría de Turismo Nayarit

Manuel Felguérez puso en el mapa el abstraccionismo mexicano
MXCity
Hijo de la Generación de la Ruptura, este gran artista cambio el discurso plástico dándole nueva vida al arte de mitad del siglo XX.

Uno de los artistas mexicanos más destacados fruto de la posguerra.

 

. . .

 

Quizá todavía contagiados del ímpetu revolucionario, y enfadados del movimiento, un grupo de jóvenes se dedicaron a criticar el arte oficial, izquierdista, aquel arte revolucionario de los muralistas, que para ellos no era más que un acto propagandístico político.

Ellos fueron La Generación de la Ruptura.

 

 

 

Lo que deseaban era tener libertad creativa, que no existieran requisitos creativos, ni en el color ni en los temas, mucho menos en las formas; el que probablemente se tomaría más en serio el ultimo punto fue Manuel Felguérez.

El 12 de diciembre de 1928, Valparaíso, Zacatecas, vio nacer al artista que pronto iría a vivir a la Ciudad de México, donde estudió en la Academia San Carlos y que después estudiaría con el artista cubista franco-ruso Ossip Zadkine en la Academia Grande Chaumière de París y la Académie Colarossi.

 

 

 

A su regreso, el constructivismo cubista de Felguérez se enfrentó a la pintura figurativa del muralismo de los grandes, el inminente rechazo a sus esculturas y pinturas, lo puso de vuelta en un avión de regreso a Europa para estudiar a fondo lo que denominó pintura de "espacios múltiples".

Una vez más en Francia, el zacatecano experimentó y adoptó diferentes corrientes plásticas para ir conformando su propia visión, en el proceso, conoció a Lilia Carillo, con quien se casó. Junto con ella, a Vicente Rojo Almazan y Rodolfo Nieto, integraron La Generación de la Ruptura, estandarte con el que regresó a su país.

 

 

 

Afortunadamente para nosotros, Felguérez volvió para instaurar una nueva etapa en el arte nacional. En 1998 inauguró el Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez en la ciudad de Zacatecas, donde se albergan alrededor de 100 de sus obras junto con otras 110 obras de artistas mexicanos e internacionales que trabajan con la misma visión.

Instalado en la CDMX, impartió cursos y realizó investigaciones en el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, en la Universidad de Cornell en Nueva York y la Universidad de Harvard en Cambridge, Massachusetts. En 2016 recibió la Medalla Bellas Artes de México.

 

 

 

Su obra ha sido exhibida en los grandes museos de México y el mundo, en el pabellón de México en la Bienal de Venecia de 1986, en la Sexta Bienal de São Paulo en 1961, en el Museo Universitario Arte Contemporáneo en la Ciudad de México, la galería Páramo en Guadalajara, el Carpenter Center for the Visual Arts de Harvard, la Galería Durban Segnini en Miami.

Puedes conocer su obra en el Museo de Arte Moderno, en el Museo de Arte Carrillo Gil, o en la reja-tzompantli que rodea en Museo de Antropología en la CDMX. El pintor falleció a los 91 años el 8 de junio de 2020.

Foto destacada Revista Código

El venado es un animal mítico para varias culturas mexicanas
MXCity
Yaquis, mayos, huicholes, nahuas, zapotecos, chinantecos y mayas; de norte a sur, el venado tiene presencia y valor ancestral.

El animal sagrado de la cultura mexicana se encuentra en peligro de extinción.

 

. . .

 

 

El venado es parte del cuadrante de los wixarika que comprende al toro, venado, maíz, peyote; para los yaquis tiene un significado muy especial para los pueblos originarios, quienes se vinculan con él de diferentes formas, en danzas, en tejidos y rituales y es probable que sea una de sus representaciones más populares es por La danza del venado. Para los mayos, pueblo que se ubica en Sonora y Sinaloa, los pasos de este animal marcan el amanecer de los tiempos, simbolizan el aspecto luminoso del mundo, en contra parte se ubica el pajkola, representante de los animales fieros como el chivo, el coyote y la culebra.

 

 

Esta danza es una batalla, el venado lucha para sacar al mal de la enramada, es la defensa del territorio, físico e ideológico que se tiene que librar todos los días. Los pajkola se burlan de la fragilidad humana de la ingenuidad del "hombre blanco", mientras esperan la aparición del hombre-venado quien los hipnotizará una vez más con su encanto.

Para los yaquis, si ves un venado en tus sueños, éste te otorgará dones. Para los pueblos que habitan Puebla, el venado posee un poder transformador pues, así como la serpiente mazacoatl muda de piel, así lo hace el cervato con su cornamenta.

 

 

 

En el mito sobre los hermanos Sol y Luna, que se narra en la Sierra Norte de Oaxaca, los hermanos matan al venado, su padre, y se lo entregan como alimento a la señora tepezcuintle, quien se encargaba de su cuidado. Comiendo el guiso, los hermanos perdieron toda humanidad, transformándose en astros.

Entre los zapotecos del sur, el animal es asociado con el tiempo climático. Además de participar en las ofrendas para pedir buena cosecha, es el anunciador de la lluvia. Los huicholes cuentan que, en el principio de los tiempos, los dioses seguían al venado buscando el amanecer, con su recorrido incansable fueron creando la tierra.

 

 

 

El venado al sentir lástima por ellos se sacrificó para transformarse en peyote que les permitió a los dioses experimentar las visiones sagradas: "Cazador y presa se vuelven uno". De todas las dimensiones del temazate, la menos imaginada es la erótica.

La cacería del animal se asocia con la seducción. Mixcóatl, dios de la cacería, se enfrentaban a diosas transformadas en venados en un acto con connotaciones sexuales. El juego mismo entre cazador y presa se considera erótico entre los pueblos originarios.

Foto destacada Vía México

A 47 años de la Cineteca Nacional, un recuento de sus películas más raras
MXCity
Aunque no todas las películas de arte son excéntricas esta lista te dejará con un recuente sorprendente del séptimo arte.

Serán casi cinco décadas de cine extrañamente bueno en la CDMX.

 

. . .

 

La Cineteca Nacional de México abrió sus puertas el 17 de enero de 1974 con una película mexicana, por su puesto, que se proyectó en blanco y negro. Desde entonces, cientos de películas, filmografías de los mejores directores y actores de todo el mundo han pasado por sus pantallas, pero nada como estas diez.

 

Cleo de 5 a 7 (Cléo de 5 à 7), 1961

 

 

Esta película de Agnès Varda pertenece a la Nouvelle Vague francesa, narra la vida de una cantante hipocondriaca que está en espera de los resultados de unos estudios, mientras esperamos con ella, podemos ver su vida de las 5 a las 7 horas.

 

El Topo, 1970

 

 

Alejandro Jodorowsky es una persona rara, así que sus películas siguen la misma línea. Escrita, dirigida y protagonizada por él mismo, El topo es un western mezclado con surrealismo y trata de un pistolero que viaja por un desierto simbólico.

 

El planeta salvaje (La planète sauvage), 1973

 

 

La animación del director René Laloux, presenta a la humanidad como una raza inferior dominada por los Draag, provenientes del planeta Ygam. Te dará escalofríos ver a los Oms (los seres humanos), ser tratados como mascotas ¿te sentirás aliviado cuando veas escapar a Terr?

 

La zona (Stalker), 1979

 

 

La Zona es un lugar con magia debido a que años atrás calló un meteorito. Dos hombres se adentran en el terreno postapocalíptico en compañía del Stalker, quien pueden andar en aquellos sim perderse.  Andrei Tarkovsky, es el director que reúne, poesía, filosofía y ciencia ficción.

 

El almuerzo desnudo (Naked Lunch), 1991

 

 

Basada en la novela de Burroughs, vemos a un alucinante exterminador de insectos que, resistiéndose a aceptar su homosexualidad, comete atrocidades que lo autoexilian a la Interzona, donde suceden cosas tan extrañas como que su máquina de escribir cobre vida. Si ya vista La mosca, ya conoces el trabajo del director, David Cronenberg.

 

Amnesia (Memento), 2000

 

 

El famoso director Christopher Nolan, nos cuenta la historia de un hombre que padece amnesia. Y esa es, precisamente la narrativa de la película: un confuso sinsentido que se va ordenando de a pocos, con una colección de pistas que despistan.

 

Dogville (Dogville), 2003

 

 

El director danés Lars von Trier, nos muestra la historia de Grace en el Estados Unidos de la Gran Depresión, donde la codicia y el abuso eran cosa de todos los días. La escenificación de la película es la que la hace rara, un juego entre sonidos y las excelentes actuaciones, te sumergen en una historia que te mantendrá atento.

 

Inland Empire (2006)

 

 

Este thriller psicológico es tan raro como todos los largo metrajes de David Lynch, así que debes estar preparado para tres alucinantes horas de surrealismo que presentan a Nikki, una actriz que, por los celos de su novio, participa en un filme de muertes sospechosas.

 

Vidas extrañas (Holy motors), 2012

 

 

Como nadie sabe bien a bien, de qué va, se dice que la película es un tributo al oficio del actor. El director Leos Carax, nos lleva de la mano de Denis, que con distintos disfraces, es el protagonistas de historias inconexas en las que podrás ver a Eva Mendez y Killy Minoggue. 

 

Los colores del destino (Upstream Color), 2013

 

 

Kriss y Jeff que se enamoran debido a los efectos de un gusano con la propiedad de vincular seres. Sí, ciencia ficción pura. La película dirigida por Shane Carruth, es una crítica al control sociopolítico que seguro te recordará a algunas apps, pues dicho gusano es manipulado por el "compositor" quien crea un vínculo entre personas mediante la manipulación.

El Xiuhcóatl es un increíble animal fantástico con cuerpo de serpiente
MXCity
Los pueblos originarios siempre han hecho referencia a los animales siendo el más fantástico la serpiente de jade por su poder y simbolismo.

Xiuhcóatl se asocia a la serpiente de fuego, brillante o serpiente solar.

 

. . .

 

La serpiente de fuego se puede encontrar en códices nahuas y mixtecos, en el Códice Florentino, el Azcatitlan, el Borbónico y otros; donde se narran las maravillas alrededor de este animal de la mitología prehispánica que vio sus últimos días con la llegada de los españoles.

Tallada en monolitos como la Piedra del Sol o el altorrelieve del Museo Británico, la mítica criatura aparece como una cabeza de serpiente de mandíbula superior alargada y ojos como estrellas. Su cuerpo se forma de tres figuras rectangulares que rematan en una cola con forma de rayo.

 

 

En otras representaciones se le muestra con cuerpo de figuras flamígeras, confirmando que a las serpientes se relacionan con el sol, y que representan los rayos. Se creía que las serpientes de fuego habitaban el quinto cielo, donde se producían los cometas y otros astros, de ahí que sus ojos sean estrellas.

El origen de Xiuhcóatl fue en las manos del dios del fuego y el tiempo. Durante la creación del quinto sol, cuando Nanahuatzin saltó al fuego, salió convertido en el astro luminoso. Fue así como dos serpientes de fuego cargaron el disco solar en su viaje de oriente a occidente. Esta trayectoria la realizan desde entonces, por lo que representan una unidad de tiempo, el día.

 

 

Además de códices y diversos tallados, la serpiente emplumada es protagonista de muchas historias e imágenes de deidades, por ejemplo, la ubicada en la nuca y espalda del dios Xiuhtecuhtli, como parte de su vestimenta o de los atavíos que lo identifican.

También encontramos a la criatura en el mito donde Hutzilopochtli, dios de la guerra y del sol en su cenit, la utiliza como arma mágica para derrotar a sus cuatrocientos hermanos ?las constelaciones del sur? en la lucha cósmica que libra cada día, apareciendo así una vez más como un símbolo estelar, como el fuego solar.

 

 

La serpiente de fuego como un arma se encuentra en el mito fundacional que describe a los mexicas en una gran batalla contra los del pueblo de Tzompanco, de la cual salieron victoriosos gracias a la intervención directa de Huitzilopochtli, quien aparece empuñando su serpiente de fuego.

Las grandes historias donde apareciera la Xiuhcóatl como protagonista, llegaron a su fin con aquel relato en el que Cuauhtémoc designó a un gran capitán mexica llamado Opochtzin para que vistiera los ropajes del "tecolote de quetzal" que habían pertenecido al tlahtoani Ahuítzotl.

 

 

Lo singular de este traje era una insignia en la que estaba colocada la voluntad de Huitzilopochtli que era, nada menos, la serpiente de fuego con la que pretendían detener a los conquistadores.  El resto, es historia.

Foto destacada 3Museos

 

x