La Rumorosa: la carretera más sinuosa, hermosa y peligrosa del país
MXCity
La ruta mexicana que no puede pasar desapercibida por las suntuosas formaciones que le dan sus escenarios de piedra.

La rumorosa es una de las carreteras más impresionantes de la México.

 

. . .

 

La carretera federal 2-D Tijuana-Mexicali, el tejido de rocas que une a la capital de Baja California Norte con Tecate, esa que susurra a sus viajeros a través del sonido del viento entre sus rocas: La Rumorosa. Los que gustan de manejar (automóviles o motocicletas) y los que aman ser paseados para admirar los escenarios del país, tienen como viaje obligado visitar esta carretera, los pretextos sobran.

Por encontrarse al norte del país, La Rumorosa suele ser un trayecto pesado si se visita en el verano, el resto del año nos muestra sus dos vestidos: el soleado, excelente para acampar y el blanco, si se visita entre diciembre y febrero.

 

 

La constante de esta carretera es son las historias de fantasmas y otras historias, a veces verídicas y otras no tanto, que acompañan tanto al recorrido como a los lugares donde te puedes detener.

Ahí entre las rocas, pueden observarse sus habitantes, los animales y plantas que resguardan su origen natural, pero también se alcanza a observar el paso de la humanidad, carros y camiones, que ahora no son más que fierros invadidos por las plantas fueron a dar a los barrancos por el descuido de los paseantes que no les tuvieron el debido respeto a las curvas de La Rumorosa, quien en los años noventa era llamada "la carretera de la muerte".

 

 

Hoy el trayecto no sólo es más "seguro" (amén de los conductores) pero también es una vereda de entretenimiento:

Hay miradores de este a oeste, de ida y vuelta, podrás detenerte en los muy necesarios miradores, amaneceres, atardeceres y panorámicas casi te obligan a detenerte. Es absurdo resistirse a tomar una buena fotografía.  

 

 

La Casa de Piedra es el geoparque por encontrarse ahí granodioritas, comúnmente llamadas piedras de granito que tienen entre 50 y 70 millones de años; es también una construcción entre las rocas color ocre.

Se dice que la Casa de Piedra fue un regalo del expresidente Luis Echeverría a María Félix; hay quienes afirman que la casa está ahí desde los tiempos de Al Capone, quien almacenaba barricas de wisky. Hasta hoy, la única información confirmada es que fue edificada en los años cincuenta por el ingeniero Manuel Maldonado Sánchez, para ser una residencia de lujo. En 2005 fue acondicionada para ofrecer actividades recreativas como el rapel y tirolesa.

 

 

El Parque Eólico proporcionarde energía lumínica a Mexicali y Tecate, el parque tiene para sus visitantes recorridos en bicicleta de montaña, rappel y escalada sobre las piedras encimadas de La Rumorosa.

El Vallecito es para observar cóndores, borregos cimarrones y hasta gatos monteses, en este sitio arqueológico conocerás pinturas rupestres que plasmó la etnia kumiai.

 

 

El Campo Alaska es el actual Museo de Sitio, que se construyó como sede del gobierno durante los meses de calor en Mexicali, luego se convirtió en un cuartel y hasta funcionó un tiempo como psiquiátrico.

Además de contar con una colección fotográfica de la historia del inmueble; el museo exhibe varias piezas que hablan de las leyendas y tradiciones de los pueblos nativos como los Kumiai, Pai pai y Cucapá; a través de cuatro secciones, cerámica prehistórica, histórica, estudios arqueocerámicos y etnográficas y artísticas, se puede conocer la cultura de estos pueblos originarios.

 

 

 

 

 

Foto destacada Expedia

México es el país con más especies de serpientes venenosas en el mundo
MXCity
México es el país con más especies de serpientes venenosas en el mundo y con una gran diversidad de especies.  

Foto destacada: Pixabay

Las serpientes son animales fascinantes con muchos simbolísmos que forman parte integral del ecosistema.

 

. . .

 

En Colombia, Indonesia y la India habitan muchas especies de serpientes venenosas y el caso de la India, con la víbora de Russell la que causa la mayoría de las mordeduras humanas.

Australia es el hogar de la serpiente terrestre más venenosa del mundo, el taipán y tiene más de 60 especies de serpientes venenosas. Los australianos se encuentran con serpientes cuando caminan por la calle, con más frecuencia que la mayoría de los países del mundo. Brasil tiene una isla que las personas tienen prohibido visitar debido a la enorme cantidad de serpientes en la isla.

 

 

¿Eres tú, Quetzalcóatl?

 

 

Pero México es la nación con más serpientes venenosas del mundo. Hay más de 80 especies de serpientes de cascabel, víboras y serpientes de coral. Además de las serpientes, nuestro país también tiene arañas, ciempiés y lagartos venenosos.

México alberga más de 400 especies de serpientes, de las cuales 216 son endémicas, lo que representa un número importante considerando que 3 mil 921 son las especies que se conocen en todo el mundo.

 

 

Esta cifra coloca a México como el primer país en riqueza de serpientes venenosas, 73 son especies viperidaes, 46 de cascabel y 17 de elapidaes. México también es el primer lugar a nivel mundial en especies de serpientes, lo que representa una gran responsabilidad en cuanto a su conservación, porque cumplen con funciones en el ecosistema como  depredadores  y controladores de plaga de roedores, además de ser alimento para otros organismos.

A pesar de que hay tantas serpientes, en México no se lleva un registro claro sobre las mordeduras de las serpientes, aunque sí se ha calculado que los humanos sacrifican miles de serpientes al año para diferentes propósitos.

 

¿Cuál es la serpientes más venenosa de México?

 

 

La serpiente más venenosa de México es la Pelamis Platura, conocida popularmente como serpiente marina. Aunque es una de las menos conocidas por la mayoría de la población, su veneno contiene una gran cantidad de toxinas de alto impacto por lo que es eurotóxica, miotóxica y hemolítica.

Habitan en los litorales del Océano Pacífico Mexicano, aunque son abundantes, estos ejemplares no son agresivos y el índice de mordeduras suele ser muy bajo y con poca probabilidad de mordedura. Las serpientes marinas suelen tener colores oscuros con claros, anillos o formas circulares en la piel y tienen una longitud de 120 a 150 centímetros.

 

 

Del mismo modo, de las cerca de 360 especies existentes en nuestro país se pueden localizar más de 70 tipos. Los mexicanos tenemos una gran responsabilidad para la protección y preservación, pues una amplia variedad de serpientes venenosas son únicas de nuestro territorio.

La necesidad de ampliar las investigaciones sobre serpientes en México han permitido el desarrollo de estas especies, y de lo que debe priorizarse para su protección.

 

 

Las impresiones negativas de las serpientes han provocado que los humanos busquen erradicarlas cuando perciben su presencia, pero esto es innecesario en la mayoría de las ocasiones. Basta con alejarse del animal para reducir los riesgos del avistamiento, porque al ver disminuida la amenaza la serpiente no tendría motivos para realizar un ataque.

En caso de encontrarse con alguna serpiente, lo mejor es comunicarse a Protección Civil, ya que el personal cuenta con la capacitación para extraer a la serpiente viva, sin riesgos y reintegrarla al área natural, o bien hacerla llegar a las áreas científicas pertinentes.

5 de los lugares favoritos para comer chilaquiles en la CDMX
MXCity
Los chilaquiles ofrecen una experiencia gastronómica sencilla y deliciosa, ideal para el goce de todo chilango.

Foto destacada: Guerrero tortillas

Los chilaquiles son tan populares entre los chilangos que bien podrían tener su propio monumento en Reforma.

 

. . .

 

Los chilaquiles, en realidad, son un platillo sin complejidad pero de gran sabor; básicamente son tortillas remojadas en la salsa que se elija, una proteína o no, crema, queso y cebolla o no.

La palabra Chilaquila proviene del náhuatl chilaquilli, que significa ?metido en salsa de chile?, eso dice la Real Academia Española, aunque en realidad se debería citar un diccionario náhuatl. Como sea, no se sabe el origen exacto de este platillo, pero sí sabemos que hoy en día es un básico para combatir la resaca y seguir padeciendo la vida.

Aquí te dejamos con los 5 lugares favoritos para comer chilaquiles en CDMX.

 

 

Los Panchos

 

Muchos años de historia son los que han respaldado a Los Panchos reinventarse ?nombre homenaje al trío musical- pero son sus chilaquiles de carnitas lo que ha hecho a este sitio glorioso. Bañados de salsa verde o roja, con carne surtida o maciza, los chilaquiles de Los Panchos se han convertido en uno de los favoritos de la Ciudad de México. El auténtico levantamuertos.

Dónde: Tolstoi 9, colonia Anzures, en la Miguel Hidalgo.

Cuando: lunes a domingo de 09:00 a 22:00

Consumo promedio: $300

 

 

La Esquina del Chilaquil

 

La Esquina del Chilaquil es uno de los atractivos populares de la Condesa. Pero bien refleja el gusto de los chilangos, es un puesto callejero en una de las zonas más prestigiosas de la ciudad. Es un establecimiento en plena banqueta que ha logrado enamorar el paladar de todos, que esperan en la fila a veces hasta 1 hora solo par comer chilaquiles. Puedes acudir y pedir tu torta verde o roja, con milanesa o cochinita y va acompañada de frijoles, crema y queso.

Dónde: Esquina de Alfonso Reyes y Tamaulipas, Condesa.

Cuando: lunes a domingo de 8:00am a 2:00pm

Cuánto: $100

 

 

Los Chilakos

 

Los Chilakos es la franquicia de chilaquiles en la CDMX. Hicieron de este platillo algo peculiar, y ofrecen la promesa de entregar chilaquiles preparados al momento y con la más alta calidad. Tiene paquetes para 1 hasta 10 personas, puedes prepararlos completamente a tu gusto; es decir, pedirlas sin proteína, con huevo, pollo, milanesa o carne. Además cuenta con 5 tipos diferentes de totopos, 3 tipos de quesos, 10 diferentes verduras y 9 salsas diferentes. Además, los Chilakos cuentan con dos sabores de chilaquiles dulces, y pueden ser de Nutella o cajeta.

Dónde: 5 sucursales. Chamizal, Interlomas, Santa Fe, Roma y Arcos Bosques.

Cuando: lunes a viernes de 08:00 a 22:00 y sábado y domingo 24 horas al día

Consumo promedio: $150

 

 

Chilakillers

 

Los chilakillers se destacan porque le pusieron punch al platillo, no solo ofrecen pollo sino que se sirven con arrachera, cecina, cochinita pibil, huevo estrellado y hasta nopales para acompañar tus chilaquiles. Además, cuenta con una extensa variedad de salsas, desde las originales verde y roja, hasta una deliciosa salsa de aguacate por si te animas a experimentar.

Dónde: Revolución 23, colonia Tacubaya.

Cuando: lunes a domingo de 9:00am a 5:00pm

Consumo promedio: $180

 

 

Peltre Lonchería

 

En peltre ofrecen cosas bonitas y deliciosas, pero los chilaquiles son la especialidad: mucha crema, queso y si quieres, carne o huevo a elegir. Es una porción que se ganó el corazón de los capitalinos por el precio, y lo bonito del lugar. Aquí los sirven crujientes y calientitos con 2×1 los viernes a través de su aplicación.

Dónde: Av. Francisco I. Madero 86, Roma Norte, Cuauhtémoc

Cuando: lunes a domingo de 08:00 a 23:00

Consumo promedio: $190

x