Arte y Cultura
Museo Tatsuguro, la encantadora casa para los amantes del bonsái
MXCity
Este museo es el hogar de un increíble bonsái de más de 500 años de edad y de otras piezas naturales sorprendentes.

El Museo Tatsuguro es uno de los primeros sitios dedicados a este arte en México.

 

. . .

 

Tatsugoro Matsumoto fue un jardinero imperial de Tokio que llegó a México en 1890, en su búsqueda por llegar a Perú, pero se dio cuenta que en nuestro país se tenía un especial aprecio por las plantas y en 1897 ingresa a México el primer Bonsái.

 

 

 

En la Ciudad de México hubo un intento para plantar miles de árboles de cerezo. El ex presidente Pascual Ortíz Rubio (1930-1932) solicitó al gobierno japonés la donación de ese tipo de árboles para colocarlos en las avenidas principales de la ciudad como símbolo de amistad entre ambos pueblos. El Ministerio del Exterior de Japón le pidió a un emigrante que ya tenía décadas de residir en México, Tatsugoro Matsumoto, su consejo para determinar si era factible que la flor se adaptara a las condiciones de la ciudad.

 

 

Tatsugoro fue uno de los primeros emigrantes que arribó  a México, justo un año antes de la primera emigración masiva de pioneros japoneses a Chiapas en el año de 1897. Matsumoto en realidad fue de los primeros inmigrantes a América Latina, invitado a Perú por Oscar Heeren para crear un jardín japonés en uno de los lugares más famosos de  la ciudad de Lima, la denominada Quinta Heeren.

En ese lugar Tatsugoro conoció a un rico hacendado y minero mexicano, José Landero y Coss, quien quedó maravillado por la obra que realizó Matsumoto. Landero invitó a Matsumoto a su Hacienda de San Juan Hueyapan, cercana a la ciudad de Pachuca, para que creara un jardín del mismo tipo con su lago artificial.

 

 

Cuando ingresó a México en 1896, Matsumoto no se imaginó que ya no volvería nunca a Japón y que moriría en México en 1955 a la edad de 94 años. Fue en 2008, que el empresario Miguel Ros Sánchez fundó el Museo Tatsugoro, en honor al gran artista japonés, en el Fortín de las Flores, Veracruz.

 

 

Es el primer recinto dedicado al bonsái en México y Latinoamérica, el cual cuenta actualmente con una colección de 700 plantas de 100 especies diferentes. El museo tiene una extensión aproximada de mil 500 metros cuadrados, donde se tiene olmos, ahuehuetes, gardenias, camelias, jacarandas y demás árboles y plantas provenientes de diversas partes del país.

En el museo se muestra también los diferentes tipos de bonsái que existen: los shito, de menos de cinco centímetros; el mame, de hasta 15 centímetros; los chumono, de entre 30 y 60 centímetros; los omono de hasta 120 centímetros; y los hachiuye, mayores de 130 centímetros.

 

 

El Museo de Tatsugoro abrió sus puertas al público el 11 de octubre de 2008, es el primero en su tipo en México y Latinoamérica, y en él se imparten cursos y talleres los sobre el cuidado del bonsái, el cual considera no es una artesanía, sino el único arte vivo.

El museo es el hogar también de ?El águila azteca?, un bonsái de por lo menos 500 años de edad que se encuentra dentro de un domo para protegerlo de la lluvia. Este sitio para los amantes de los bonsái te explicará todo sobre los cuidados que se debe tener o se orienta a quienes deseen practicar este arte milenaria.

 

 

 

Museo de Tatsugoro

Dónde: Privada de, Av Huatusco 6, Fortin de las Flores, 94470 Fortín de las Flores, Veracruz.

Cuando: lunes a sábado de 9:00 a 18:00 horas.

Sitio web

Foto destacada Casa Celis

Xinatli, el impresionante museo piramidal que emerge de la selva
MXCity
Tecnología y materiales naturales se combinarán para dar vida al espacio que revolucionará la idea de museo.

Un espacio para el arte, las ciencias y las humanidades construido en la selva.

. . .

 

El vocablo nahua xinachtli, expresa el momento en que una semilla comienza a germinar, y es donde se toma el nombre y la idea directriz que da sentido a este museo que se espera este terminado para 2025, la espera valdrá casa día que pase hasta que podamos visitarlo.

El museo será edificado en la selva del sureste mexicano, en la frontera entre Tabasco y Chiapas, en un terreno de 90 hectáreas que fue talado ilegalmente y que será recuperado y reforestado, se han tomado disposiciones para legar la tierra a la naturaleza, representada por ambientalistas y comunidades locales, que asumirán la tutela y el uso exclusivos de la tierra después de una generación.

 

 

 

Para levantar la obra, esta será 100% ecológica hecha de arcilla y tierra apisonada con madera, que servirán para los elementos de carga. La arcilla se unirá con resina Chukum y fibra de sisal para que sea fuerte y resistente a la intemperie.

Dicho método de construcción se debe a las técnicas con las que los mayas edificaban sus viviendas tradicionales. La técnica lleva el nombre de xa’anil naj, consiste en utilizar los árboles como una estructura de soporte vivo que junto al resto de elementos de construcción, como la resina de chukum y las fibras de henequén, se atan sin la intervención de clavos o tornillos.

 

 

Po tratarse de elementos naturales, éstos no tendrán la duración que tendría un edificio de concreto, y esa también es la finalidad de la estructura, que como un ente vivo, crezca, se transforme y degrade, dejando en manos de las personas su cuidado o desaparición.

Las firmas Studio Viktor Sørless, de Noruega, y Estudio Juiñi, de México, están a cargo del proyecto en forma de pirámide escalonada, con volúmenes en ángulo de diferentes tamaños, que rompe con la figura tradicional, al igual que con la idea del museo que ya todos conocemos.

 

 

El museo tendrá como objetivo, abogar por una mayor equidad en lo ecológico, en el arte y en la sociedad, por medio de 6 salas de exposición, diez pabellones diseñados por personas dedicadas al arte, además de un instituto dirigido por científicos y un restaurante.

Las piezas y exposiciones que albergará promoverán la obra de artistas nacionales e internacionales que rompan con el antropocentrismo y colonialismo en el arte.

 

 

 

Museo Xinatli

Dónde: Por construir en la frontera entre Tabasco y Chiapas

Cuándo: 2025

Foto destacada Dezeen

Plaza Moctezuma, el hermoso cuartel general de Zapata en Cuernavaca
MXCity
En este espacio zapatista, la arquitectura es el territorio que construye historias e identidades culturales.

La historia y arquitectura de la Plaza Moctezuma sigue vive hasta nuestros días.

 

. . .

 

La arquitectura de este sitio es increíble por varias razones. La principal, porque es la expresión artística de un trabajo realizado en tabique y ladrillo prensado aparente, la segunda por la vida de sus arcos, columnas y muros; y a la tercera razón de peso, porque sus barandales, pretiles, cornisas son maravillosos en cada una de sus detalles.

Pero para conocer más de este sitio, es necesario matizar su calidez histórica en cada uno de sus rincones y estructuras. El antiguo Hotel Moctezuma fue construido en el año de 1903 con el famoso ladrillo rojo, hueco, cocido y prensado, elaborados en la fábrica de El Buen Retiro, por órdenes de Don Ramón Oliveros, quien se asoció con la familia Hanson para fundar este maravilloso hotel.

 

 

 

Después de las luchas revolucionarias en la ciudad cambió su nombre a Hotel Asturias y en la década de los ochentas se le llamó Hotel Peñalba. Hoy en día conserva su primer nombre: Moctezuma, y su espacio es utilizado como plaza comercial, cafetería y oficinas.

Su fachada principal tiene solarios o miradores, elementos que jerarquizan la parte alta de la fachada. Los solarios eran estancias en las que se podía disfrutarse de una vista panorámica hacia los volcanes.

 

 

Este elemento es muy característico en la vivienda de la ciudad de Cuernavaca de la primera mitad del siglo XX, grandes casonas de fin de semana fueron construidas en la ciudad y que hoy en día por fortuna muchos ejemplos de estos continúan embelleciendo nuestra ciudad.

El segundo nivel se localiza una escalera finamente construida con el mismo material, y los corredores trazan un cuadrado enmarcado por arcos de medio punto que forman parte del diseño interior del edificio.

 

 

Este tipo de arquitectura civil se asemeja a la forma en que se construían los claustros de los conventos o la casa grande de una hacienda en Morelos. Tiene una forma cuadrada o rectangular con un patio abierto en el centro, y alrededor de éste las habitaciones. Aquí, las habitaciones, la administración, el patio, la escalinata, son amplios.

Varias edificaciones como el Castillito de la Iglesia de San José en el Chapitel del Calvario, el actual Museo de fotografía, la Casa del Velador, Casa de la Rinconada e incluso el antiguo Mercado de Tlalpan de la CDMX fue construido con este material de la Fábrica El Buen Retiro.

 

 

En este mismo lugar, se estableció el cuartel del General Emiliano Zapat, Jefe de las fuerzas armadas revolucionarias. De hecho, gran parte de la decoración está enfocada en el General Emiliano Zapata, con el fin de recrear una atmósfera revolucionaria, que nos transporta a más de cien años atrás.

Además, como uno de sus sitios preferidos, Zapata lo elige para fotografiarse acompañado de sus familiares más cercanos  que lo acompañan en esta lucha, con amigos y colaboradores; así como con su estado mayor revolucionario. Específicamente con su hermano Eufemio Zapata y su esposa Josefa Espejo, entre otros jefes revolucionarios.

 

 

En el primer piso había 17 habitaciones y la planta alta tenía otras 17, en total eran 34 habitaciones. Las habitaciones del hotel se comunicaban a través de un pasillo, el cual ha sido reconocido y ha dado la vuelta al mundo, por la fotografía que se tomó el general Emiliano Zapata Salazar.

 

 

Hoy en día, la Plaza Moctezuma alberga y converge diferentes expresiones artísticas desde la gastronomía, orfebrería hasta la expresión musical  de varios artistas. La foto que fue tomada en este sitio, se utiliza para hacer rompecabezas, camisetas, banderas, billetes, libros de texto y ha inspirado pinturas, esculturas y más. Se dice que esta foto es la foto más reproducida de un ciudadano mexicano en el mundo.

 

 

Plaza Moctezuma

Dónde: Matamoros 20, Cuernavaca Centro.

Cuando: martes a domingo, de 10:00 a 17:00

Entrada libre

Foto destacada La Unión de Morelos

Hacienda San Gabriel de las Palmas, el esplendor en una edificación de 1529
MXCity
Por su tierra fértil y clima perfecto, Amacuzac ha sido un territorio lleno de tradiciones e historias, y esta hacienda lo guarda todo.

Hacienda San Gabriel es un destino precioso cerca de la CDMX, Cuernavaca y Taxco.

 

. . .

 

Amacuzac proviene de amakozak, que significa algo así como en el río de amarillos amates, lugar en el que fue construida una suntuosa hacienda en 1529 por órdenes de Hernán Cortés para la orden franciscana que llegaría a evangelizar la zona.

Utilizando la técnica española basada en bóvedas de medio cañón y muros semicirculares, la edificación recibió a Fray Martín de Valencia, provisional entonces de San Gabriel en España, quien para 1558, junto con los misioneros franciscanos, abandonaría el monasterio.

 

 

 

Durante la colonia, Amacuzac formaba parte del Marquesado del Valle de Oaxaca, pero al convertirse en una de las fincas azucareras de más poder en sus días, adquirió independencia del marquesado, convirtiéndose en de la Hacienda de San Gabriel.

Fue desde esta hacienda que fueron formulados grandes acontecimientos históricos, Agustín de Iturbide inició las pláticas con el General Vicente Guerrero para formular el Plan de Iguala y Nicolás Bravo tuvo cautivos a 300 prisioneros españoles.

 

 

 

La plantación funcionó como tal hasta 1850 cuando el poblado casi desaparece por la epidemia de Matlalzáhuac y el cólera morbo.

Casi para cerrar el siglo XIX, ya se habían congregado alrededor de la hacienda, familias de Teacalco y Contlalco, quienes construyeron una chalana que servía para pasar las mercancías provenientes de Acapulco. Después de muchos años tratando de delimitar los estados de Morelos y Guerrero, en 1922 el presidente Álvaro Obregón, designó al municipio de Amacuzac como morelense.

 

 

 

El atractivo de la hacienda siempre ha estado vigente, por eso, Plutarco Elías Calles, que no compaginaba con la fe católica, agregó Las Palmas al nombre con el que se conoce actualmente a este destino turístico de alto nivel.

La Hacienda de San Gabriel Las Palmas, se ha convertido en una experiencia de relajación y lujo en un hotel, restaurante y spa que utiliza sus 24 hectáreas de naturaleza, plantíos de palmeras, bambúes, bosque comestible, huerto y hortaliza orgánicos, para el disfrute de sus visitantes.

 

 

 

 

Como un homenaje a su historia, sus instalaciones resguardan más de 600 piezas de arte y mobiliario antiguo, que decoran todos los espacios. Su arquitectura ha sido celosamente conservada hasta lo posible para que cada habitación sea un viaje en el tiempo.

La hacienda cuenta con un bar situado donde fuera el cuartel Emiliano Zapata durante la Revolución, una Cava original del siglo XVI con una extensa variedad de etiquetas nacionales e internacionales, y varias actividades en sus espacios más recientes, dos albercas comunes, cancha de tenis y padel tenis, paseos a caballo por los ríos, ojos de agua y cañaverales, ruinas históricas para explorar, entre otras muchas actividades.

 

 

 

Al encontrarse en un punto estratégico, puedes visitar muchísimos lugares fuera de la hacienda, la Mezcalería NAYAÁ, el Club de Golf Santa Fe, el Lago de Tequesquitengo, Grutas de Cacahuamilpa, las pirámides de Xochicalco, Taxco "la capital mundial de la plata" y hasta descender en balsa el Río Amacuzac.

 

 

 

 

Hacienda San Gabriel

Dónde: Carr Fed, Cuernavaca – Chilpancingo KM 41.8, 62642 Amacuzac, Mor.

Cuando: 365 días al año

Web

Información Hacienda San Gabriel

Foto destacada Hacienda San Gabriel

La Gran Ceiba, el árbol sagrado es representado en este majestuoso tanque de agua
MXCity
Este obra monumental es la creación del maestro Eleazar Hernández Arias,de la zona indígena yokot’an de la Ceiba, en Villahermosa.

Este mural elevado es visible desde varios puntos de la ciudad.

 

. . .

 

Tabasco cuenta con gran diversidad de atractivos culturales y turísticos, que demuestran a la majestuosidad de las diversas culturas que se han desarrollado en esta región, así como la arquitectura civil e histórica de Estado.

Villahermosa es la capital de Tabasco, distinguida por su actividad petrolera, su gastronomía y cultura, y sobre todo por "La Gran Ceiba": el tanque elevado de la colonia Tabasco 2000, que se ha convertido en un ícono de la ciudad.

 

 

Este sitio ha tenido el reconocimiento de artistas plásticos de la Universidad de Phoenix, Arizona, que valoran la creación pictórica del maestro Eleazar Hernández Arias, oriundo de la zona indígena yokot?an de la ranchería La Ceiba de villa Tamulté de las Sabanas, quien durante varios días se dedicaron se dedicó a retocar¸ con jóvenes emprendedores universitarios, este mural.

 

 

Con aportaciones de la iniciativa privada y el respaldo operativo del alcalde Evaristo Hernández Cruz, esta obra emblemática de la ciudad desde 2007, es de nuevo pintada a mano por el artista chontal y también impulsor de casas de galerías a la que acuden artistas nacionales e internacionales que aportan el talento y resplandor que los distingue.

 

 

El artista plástico Eleazar Hernández Arias, ha sido el encargado de cuidar “La Gran Ceiba” que se encuentra plasmada en el tanque elevado de Paseo Usumacinta, en Centro.

El pintor tabasqueño hizo la obra en el año de 2007, y desde esa fecha se ha dedicado a hacer la gestión de regresarle el color y la vida a su creación.

 

 

La pintura del retoque de la obra fue pedida a Monterrey, Nuevo León, pues se trata de un material especial y de larga durabilidad. Obras como esta, engalanan a Villahermosa, capital de Tabasco; pues de las manos de artistas tabasqueños.

Aquí te dejamos las fotos de este hermoso lugar.

 

 

 

 

 

 

 

Tanque Elevado “La Gan Ceiba”

Dónde: Av Paseo Usumacinta, Atasta de Serra, Villahermosa, 86100

Cuando: siempre en exposición

Entrada libre

Foto destacada El edén mx

x