Comunidad
Poza del Zacatón en Tamaulipas, el cenote más profundo del mundo
MXCity
Tamaulipas es la casa de este prodigioso cenote que ha sido estudiada por la NASA, al ser uno de los cenotes más imponentes del mundo.

Este cenote es una de las maravillas naturales de Tamaulipas.

 

. . .

 

Yucatán y Quintan Roo son los estados de México conocidos por los cenotes, podríamos pensar que no hay en ningún otro lado, pero de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) pero El Zacatón es el cenote más profundo en México y se ubica en el municipio de Aldama en Tamaulipas.

 

 

 

Para darnos una idea de la inmensa diferencia que hay entre los cenotes mayas y el Zacatón, los ubicados en el sur del país llegan atener entre 10 y 40 metros de profundidad, el tamaulipeco cuenta con un túnel natural que mide aproximadamente 300 metros de hondo, que forma parte de un sistema de cinco formaciones naturales conectadas por el subsuelo, El Zacatón, Poza Verde, El Caracol, Poza Azufrada y La Pilita.

 

 

El cenote se ubica exactamente en el rancho La Azufrosa, cuyo nombre indica las condiciones del agua que no es nada agradable, pues además de olor, no es nada cristalina y a los pocos metros de profundad hay una oscuridad absoluta; no obstante, es un lugar tan enigmático que muchos han intentado bucearlo, algunos han llegado hasta poco más de los 200 metros, hasta que la NASA llegó a explorarlo.

 

 

Una de las grandes misiones de la NASA será explorar Europa, el satélite de Júpiter, cuyas condiciones cavernosas y acuosas (debajo de una capa de hielo) se asemejan a las da la poza. Explorar el cenote permitió poner a prueba el robot diseñado para la misión y conocer más del misterioso fondo del Zacatón.

El submarino robótico llamado Deep Phreatic Thermal Explorer (DEPTHX), creado por la Carnegie Mellon University en su Centro de Robótica de Campo, es llamado Clementina por sus operadores y es el único en el mundo capaz de recorrer las profundidades oscuras sin perderse gracias a la combinación de sensores y software que le permiten trazar mapas.

 

 

Durante su inmersión Clementina logró registra la profundidad real del cenote, que es de 318 metros. También obtuvo un mapa 3D y tomo muestras de las aguas más profundas y su suelo, de donde se sabe ahora que hay 9 especies microbianas totalmente nuevas.

Un lugar enigmático que debes visitar si estas en el precioso estado de Tamaulipas.

 

https://www.instagram.com/p/CS9_ZClJ89d/

 

Poza del Zacatón

Dónde: Zacatón, Tamaulipas en Rancho La Azufrada

Cuando: 365 días al año (sin servicio turístico)

Entrada libre

Foto destacada Visita Tamaulipas

 

5 datos que probablemente no conocías sobre los Chichimecas
MXCity
Estos datos sobre los chichimecas nos muestran un poco más sobre estas tribus cazadoras recolectoras del norte.

Foto destacada: Roberto Larios / Unión Guanajuato

La historia de los chichimecas, un misterio que fue asimilado por la conquista.

 

. . .

 

Los Chichimecas no fueron una cultura como tal sino una designación que los pueblos nahuas de México aplicaron a los nómadas y seminómadas que se establecieron en la actual región del Bajío de México. A menudo la palabra Chichimeca se asemeja al término romano “bárbaro” para describir a las tribus germánicas.

Así que nombre de Chichimeca, fue usado como peyorativo por los españoles para describir a un "pueblo salvaje y nómada que vivía al norte del Valle de México". Vivían de la caza, usaban poca ropa y resistían la intrusión extranjera en sus territorios de caza.

 

Origen del término

 

@la_crema_y_nata_de_oaxaca

Se cree que Chichimeca viene de la conjunción de los términos náhuatl para perro (chichi) y cuerda (mecatl), siendo así que los mexicas se habían referido a los chichimecas literalmente como "de linaje canino". La otra versión es que significa “habitantes de Chichiman”, Chichiman significa “área de leche”. Pero algunos historiadores han explicado que la palabra chichimeca ha sido objeto de diversas interpretaciones a lo largo de los años.

Las principales tribus que ocuparon esta región fueron los zacatecos, guachichiles, tecuexes, caxcanes, otomí, pames y guamares. Este conjunto de culturas únicas no tenían lenguajes escritos y mucho sobre los chichimecas es un misterio.

 

 

Regiones en había Chichimecas

 

@el_cuahutemoc

En las regiones de Zacatecas, Guanajuato, Aguascalientes, Jalisco y San Luis Potosí, era la zona de caza y recolección de chichimecas. Estos sitios pertenecían a la provincia española de Nueva Galicia, que abarcaba unos 180.000 kilómetros desde el Océano Pacífico hasta la Sierra Madre Occidental.

Antes de 1522 diversos grupos indígenas vivieron aquí. Fue Domingo Lázaro de Arregui, en su Descripción de la Nueva Galicia, publicada en 1621, quien escribió que en esta provincia española se hablaban 72 idiomas. Pero las tribus que vivieron en esta área no han sido estudiadas extensamente.

 

 

Hernán Cortés y los aliados del Sur

 

@itztliartesanal

Los que sí se sabe que es Hernán Cortés encargó a Cristóbal de Olid explorar Jalisco en conjunto con aliados cristianizados del sur que servían como exploradores y soldados, generalmente de Tenochtitlán, tarascos, otomíes, cholultecas y tlaxcaltecas que hablaban náhuatl y a quienes se les permitía montar a caballo y portar armas como soldados al servicio de España.

A medida que los españoles y los aliados se dirigían hacia el norte se encontraron chichimecas

 

 

Cuatro identificadores de los Chichimecas

 

Nuestros Antepasados

Ser chichimeca significaba pertenecer a una de las tribus del norte del centro de México. De hecho, la dirección del norte estaba muy profundamente conectada con el concepto de ser chichimeca, ya que reclamaban una patria ancestral mitológica aún más al norte.

Los aztecas definieron a los chichimecas como un pueblo adorador del cielo, una forma de distinguirlos de las culturas idólatras del centro de México.

 

@elmexicoquemisojosven

Los aztecas notaron que los chichimecas realizaban diferentes sacrificios a estas deidades del cielo más etéreas. Mientras que los aztecas sacrificaban humanos a los dioses cortándoles el corazón, los chichimecas generalmente sacrificaban venados y solo ocasionalmente sacrificaban humanos disparándoles con flechas, sin quitarles el corazón.

El cuarto y último rasgo definitorio de los chichimecas puede ser el más importante. Como ya hemos mencionado, los chichimecas eran descendientes de cazadores-recolectores de mezquite y tunas. Sin embargo, muchos de ellos también vivían de bellotas, raíces y semillas. Los chichimecas también cazaban una gran cantidad de animales pequeños, entre ellos ranas, lagartijas, serpientes y gusanos.

 

 

Chichimecas en la historia 

 

@elmexicoquemisojosven

Debido a que la mayoría de los chichimecas se asimilaron rápidamente a la cultura hispana del México del siglo XVII, hubo muy pocas investigaciones históricas sobre sus culturas y lenguas, y ahora en su mayoría están extintas. Pero estos pueblos indígenas son ancestros de muchos mexicoamericanos.

En los tiempos modernos, solo se hace referencia a un grupo étnico como chichimecas, a saber, los chichimecas Jonaz, unos pocos miles de los cuales viven en el estado de Guanajuato.

 

Los chichimecas fue la designación genérica dada a varias tribus cazadoras recolectoras del norte.

 

 

 

La importancia de los Olmecas para la civilización Maya
MXCity
Los descubrimientos de más de 500 sitios han revelado la estrecha relación que existió entre mayas y olmecas.

Foto destacada: INAH

La relación entre las culturas olmeca y maya trae nuevos secretos en Tabasco y Veracruz.

 

. . .

 

El hallazgo del monumento más grande y antiguo de la antigua civilización maya ha revelado grandes secretos, que vienen a desarrollar un nuevo panorama sobre esta sociedad con grandes conocimientos matemáticos y astronómicos; este lo que se destaca que los mayas eran más antiguos y desarrollados de lo que se pensaba.

Esto según un estudio de la Universidad de Arizona publicada en la revista Nature. Y es que el recién descubrimiento en Tabasco, cerca de la frontera noroeste de Guatemala, del yacimiento de Aguada Fénix en 2017, trajo consigo un monumento que mide casi mil 400 metros de largo, oscila entre 9 y 15 metros de alto e incluye nueve calzadas anchas, lo que le convierte en el monumento maya más grande y antiguo jamás descubierto.

 

 

INAH

 

 

Aguada Fenix

 

Takeshi Inomata y Daniela Triadan, con el apoyo del programa de la Universidad Agnese Nelms Haury y con la autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México fueron los que llevaron a cabo el hallazgo de los 478 centros ceremoniales ubicados entre Veracruz y Tabasco.

Aguada Fénix se dio a conocer con más aplomo en junio de 2020, pero a la fecha continúa brindando información a los expertos sobre los modos en que estos complejos ceremoniales similares se diseminaron en un área que incluye la región olmeca y las Tierras Bajas Mayas occidentales.

 

 

Este descubrimiento de Aguada Fenix trajo consigo casi 500 sitios ceremoniales más pequeños, aunque similares en forma y características, lo que también  transformó la comprensión de los estudios previos de la civilización mesoamericana y la relación entre la cultura maya y los olmecas.

Entre los expertos existe un debate sobre si la civilización olmeca condujo al desarrollo de la civilización maya o si los mayas se desarrollaron de forma independiente.

 

INAH

 

Estos descubrimientos han sido llevados a cabo en Tabasco y Veracruz, regiones que fueron poblada por los olmecas y por las tierras bajas de los mayas occidentales; es por eso que comparten características similares con el primer centro en área olmeca conocido como San Lorenzo.

"La gente siempre pensó que San Lorenzo era único y diferente de lo que vino después en términos de disposición del sitio. Pero ahora mostramos que San Lorenzo es muy similar a Aguada Fénix. Esto es muy importante, nos dice que este sitio fue probablemente el inicio de algunas de esta ideas que luego fueron utilizadas por los mayas",  dijo Takeshi Inomata, profesor de Antropología de la Universidad de Arizona.

 

 

 

De acuerdo con los investigadores, estos formatos estandarizados de arquitectura tendrían un prototipo en el enclave olmeca de San Lorenzo, los cuales permiten mapear formas tridimensionales del suelo y de los sitios penetrando en la vegetación que los cubre, y que han revelado una forma rectangular que no había sido reconocida previamente.

Es sabido que San Lorenzo tuvo una organización jerárquica, como lo demuestran las esculturas de cabezas colosales que, posiblemente, representan gobernantes, los constructores de los sitios estandarizados probablemente no tenían una marcada desigualdad social y tuvieron un cierto nivel de movilidad.

 

 

Esto ha obligado a los investigadores a repensar la forma en que se desarrollaron las primeras civilizaciones. "Estos hallazgos muestran la importancia del legado de San Lorenzo y las innovaciones realizadas por grupos posteriores. Los complejos estandarizados en esta área fueron abandonados? pero algunos de sus elementos fueron adoptados por los centros mayas posteriores, proporcionando una base importante para esta civilización", finaliza el artículo científico.

A la postre, un equipo de investigadores internacionales descubrió casi 500 sitios ceremoniales prehispánicos en el sur de México, en un hallazgo que modifica las teorías sobre los orígenes de la civilización mesoamericana.

 

INAH

La historia de la Punta de Clovis descubierta en terreno zacatecano
MXCity
Una punta de Clovis descubierta en Zacatecas ha demostrado rasgos de los primeros pobladores de América y de México.

Foto destacada: INAH

Una punta de Clovis que corresponde a habitantes del norte cuyos orígenes se estimaron en 11.200 años atrás, confirma que los primeros pobladores de América estuvieron en Zacatecas.

 

. . .

 

Las puntas de lanza llamadas Clovis son artefactos de la cultura homónima de Nuevo México, que se han encontrado en diversos sitios en América del Norte, asociados al 11 000 a.n.e. En otras palabras, estas puntas las utilizaron los primeros grupos humanos que transitaron el norte del continente americano hace más de 10 mil años.

 

 

Puntas de lanza en Zacatecas

 

 

El descubrimiento de una de estas puntas de lanza Clovis revela que los primeros grupos de humanos transitaron por Zacatecas hace unos 11 mil años. Se trata de una punta de sílex, de 4.8 cm de largo por 2.6 cm de ancho y 0.76 cm de espesor. Fueron descubiertas por un grupo de especialistas durante trabajos arqueológicos en La Salada, en el municipio de Fresnillo, Zacatecas.

El grupo de expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) halló la punta de lanza durante una prospección arqueológica en un sitio en el que se planea la instalación de una planta fotovoltaica.

 

 

El INAH dio a conocer esta semana el hallazgo, que ocurrió durante un recorrido en las faldas de una loma cercana a la paleolaguna La Salada. Fue el arqueólogo Vladimir Huerta Arellano quien se percató de la punta de sílex de apenas 4.8 cm de largo que yacía en el suelo como material de arrastre, producto de la dinámica fluvial.

De acuerdo con coordinador del salvamento arqueológico e investigador del Centro INAH Zacatecas, Carlos Torreblanca Padilla, se tenían reportes sobre restos de mamuts en comunidades cercanas, algunos incluso con huellas de corte analizados desde la década de 1980 por el biólogo Óscar Polaco.

 

 

Pero en esta región mexicana no se habían registrado artefactos que aludieran a antiguos cazadores que aprovecharon el arribo de megafauna a este reservorio. La localización de la punta Clovis fue parte de los trabajos de salvamento arqueológico que por ley atiende el INAH, cuando se planean obras de infraestructura.

El hallazgo, que fue supervisado por los arqueólogos Felipe Castañeda Romero y Raquel L. Hernández Estrada, fue calificado como "encontrar una aguja en un pajar", ya que la prospección cubrió un polígono de 242 hectáreas de un artefacto que muchos años antes a la época actual.

 

 

"A raíz de este elemento aislado, pero muy significativo, se puede afirmar la presencia de grupos de cazadores?recolectores en la parte media de Zacatecas, en su tránsito del norte al centro del continente americano alrededor de 11000 a.C. De esta manera, el territorio zacatecano se inserta ahora en los estudios sobre los movimientos poblacionales tempranos", mencionó Torreblanca.

Por su parte, la doctora Guadalupe Sánchez Miranda, colaboró en determinar las características de la punta de lanza Clovis, como el adelgazamiento bifacial, el retoque bifacial marginal y la acanaladura que cubre dos terceras partes en ambas caras, la cual servía para insertarla en un mango de madera o hueso.

 

 

Estas puntas pueden rebasar los 15 cm de largo, pero lo peculiar de la encontrada en Zacatecas es su desgaste, evidencia de que fue afilada en repetidas ocasiones. Además, la zona donde fue encontrada la punta contó con grandes humedales en el Pleistoceno, concurridos por mamuts, mastodontes, gonfoterios, camélidos, equinos, bisontes y grandes aves, entre otras especies animales.

Esta área semidesértica de Zacatecas contó con grandes humedales en el Pleistoceno. Estos lechos marinos emergidos miles de años atrás, entre las sierras Madre Occidental y Madre Oriental, propiciarían mucho más adelante, entre los siglos XVIII y XIX, una gran producción salina en la zona, de ahí su nombre La Salada.

 

 

En el sitio llamado Fin del Mundo, ubicado en Sonora y La Monita II, en Nuevo León, se han registrado hallazgos similares. En el Rancho Weicker, en Durango, también se localizó una punta Clovis, considerada como una de las piezas de mayor antigüedad expuestas en el Museo Nacional de Antropología.

 

Punta de Clovis de Sonora

¿Cómo celebran los pueblos prehispánicos el año nuevo?
MXCity
Una lista con las tradiciones que algunos de los pueblos mexicanos siguen para celebrar el año nuevo.


En México no sólo se celebra el año nuevo, también se llama a los dioses prehispánicos.

. . .

Aunque el tiempo es relativo, en muchos países del mundo la gente estará pendiente del reloj, y cuando las manecillas estén cerca de avisarnos que el 2021 ya se convirtió en 2022, será inevitable repetir aquellos rituales que dan esperanza, en el futuro que está por venir.

En México, la gente hace lo propio, y la celebración del año nuevo en este país es diferente y genial, dos adjetivos que definen muy bien lo que somos,  y que se pueden ver reflejados en los ritos ancestrales que se usan en distintas comunidades para darle la bienvenida a lo nuevo.

 En distintas regiones de la República, las costumbres de año nuevo provienen de los conocimientos ancestrales que dejaron las civilizaciones antiguas, y a pesar de que muchos pueblos prehispánicos no usaban el mismo calendario, se adaptaron a los tiempos que impuso La Colonia y empezaron a festejar el nuevo ciclo en fechas parecidas a occidente,  casi siempre de diciembre a febrero.

A continuación, dejamos una lista con las tradiciones que algunos los mexicanos siguen para celebrar el año nuevo. Es importante aclarar que las costumbres cambian según el pueblo o la familia.

Cambio de bastones

preispanicas

Los huicholes de Jalisco y sus alrededores, aprovechan el año nuevo para cambiar a las autoridades de la comunidad. Esta renovación de poderes se da a través de una vez de una vara sagrada y se acompaña de cantos, rezos y una fiesta que puede durar hasta seis días.

Juguetes de Barro

preispanicas

Fuente: Vanguadia

Para celebrar la llegada de un nuevo ciclo, los zapotecas regalan a los pequeños juguetes de barro que simbolizan lo mejor de su cultura. Muñecas con faldas prominentes para las niñas y jinetes montados en su caballo para los niños.

Mazorcas dibujadas

preispanicas

Los mayas celebran el fin de su año solar en diciembre, con una ceremonia en la que se quema copal, se tocan en los tambores melodías de otros tiempos, y se colocan cuatro elotes de distintos colores hacía los puntos cardinales.

Prender el fuego sagrado

preispanicas

Los purépechas encienden una fogata en honor a Curikaueri, su poderoso dios del fuego. Entre el calor de las llamas, esta comunidad celebra sus raíces e invoca la sabiduría de sus deidades para que el nuevo ciclo esté lleno de buena suerte.

Viaje a los montes sagrados

preispanicas

Cada final de año los otomí se dirigen en peregrinación a la cima de sus montañas sagradas. En el camino recitan cantos, cargan cruces y festejan su legado. En la cima piden agua (elemento sagrado que trae vida) y se entregan a la sabiduría de sus dioses para que los protejan y conserven sus raíces.

Imagen principal: Animal Político