Arte y Cultura
La gran influencia del muralismo mexicano en el arte estadounidense
MXCity
Artistas como Jackson Pollock y Marion Greenwood, se inspiraron en la narrativa del muralismo mexicano para revivir el arte estadounidense.

El impacto del arte mexicano está presente en la cultura estadounidense.

 

. . .

 

Mientras México se reorganizaba después de la Revolución, la época de la Gran Depresión ensombrecía la economía y la sociedad norteamericana que ante la resección de su economía había perdido la fe en el "sueño americano".

Así, con un panorama tan desalentador, las tierras estadounidenses recibieron en 1925 la llegada paulatina de José Clemente Orozco, Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, quienes, desde su propio estilo y contenido, llegaron, sin imaginarlo, a inspirar el arte y reanimar a la sociedad que no se sentía representada.

 

 

Una característica importante del arte posrevolucionario mexicano fue acercar el arte al público, vincularlo con aquellas grandes obras que hablaban de la vida nacional, expuesto públicamente en mercados, escuelas, mercados y oficinas del nuevo gobierno.

Los artistas norteamericanos quedaron fascinados con una estética que no recordaba a la europea y que narraba la vida del obrero a través de obras magnánimas que inevitablemente llevó a los artistas estadounidenses a conocer México.

 

 

Los "tres grandes", pasaron largos periodos en Estados Unidos, sobre todo con la entrada de Plutarco Elías Calles, quien no estaba nada interesado en financiar al arte de vocabulario sociopolítico que además celebraba la tradición de los pueblos originarios.

Pero fue justo ese discurso el que los artistas norteamericanos querían conocer de cerca, aquella vida cotidiana -aparentemente- llena de color y tradición, aquella que ellos carecían y que vieron en murales, pinturas, litografías y grabados de Orozco, Rivera y Siqueiros.

 

 

La influencia que dejó el muralismo llevado a Estados Unidos entre 1925 y 1945 resultó decisiva para los artistas que buscaban conectarse con un público profundamente afectado por injusticias socioeconómicas expuestas por el colapso del mercado de valores.

Lo que no sabían estos artistas es que aquella vida ideal de los pueblos originarios estaba idealizada por las revistas norteamericanas y quizá mal interpretadas de las obras de los muralistas. Para ellos, aquella vida de las poblaciones mexicanas armoniosa con la naturaleza y sus tradiciones ancestrales.

 

 

Fue esa visión del México indígena que tomó el arte norteamericano para contrarrestar el desarraigo, el aislamiento de la vida urbana e industrial moderna y la obsesión por los logros individuales. Edward Weston, Tina Modotti, Sergei Eisenstein y Paul Strand, son algunos de los artistas que reforzarían esta idealización.

Tal fue el impacto, sobre todo de la obra de Rivera, que la prensa lo nombró "el mejor pintor de México" por retratar el espíritu de México, aunque en realidad la narrativa del mexicano no siempre fue cercana a la realidad, lo cual convertiría a sus campesinos y obreros en una especie de mitología.

 

 

En contra parte se encontraba su connacional, pero menos famoso, Orozco, que llamaba la atención por su representación trágica de la lucha por la liberación por medio de una narrativa de resignación y desesperación en lugar de esperanza.

Siqueiros, el más joven de los mencionados, heredó a los norteamericanos las texturas irregulares, las tonalidades oscuras y las formas prehispánicas, resumiendo en así la gran admiración que se les tenía en su arte revolucionario tanto en lo político como en lo estético.

Foto destacada Capital México

The Selfie House, un museo para selfies, stories, TikToks y creadores de contenido
MXCity
The Selfie House es un espacio para desarrollar tu personalidad, crear contenido único y dejarse llevar por la imaginación.

The Selfie House: el museo para los generadores de contenido.

 

. . .

 

El aislamiento, la soledad, el hastió la pasividad, llámale como quieras, pero todo esto y más ha hecho que todos estemos en al menos una red social. El coronavirus ha cambiado la forma en que las personas interactuamos, haciendo más evidente la necesidad de mantenernos entretenidos, pero sobre todo conectados.

Como un salvavidas ante esta problemática, las redes sociales presentaron un incremento notable en su uso, destacando a TikTok por acercarse al corazón y gusto de los adolescentes, quienes continúan eligiendo como su red social favorita; e Instagram, la cual mantiene un gran crecimiento y posicionamiento en la categoría de entretenimiento y estilo de vida entre millennials y centennials.

 

 

Ante este panorama fue que los content creators, influencers y amantes de las redes sociales se enfrentaron a una nueva situación: crecimiento exponencial en sus audiencias y la falta de spots para generar contenidos originales que les permitiera entretenerlas en medio de una pandemia.

Al estar limitados los lugares de alta concurrencia, las personas supieron sacar ventaja de la situación por un tiempo, aprovechando el ingenio y creatividad dentro de los hogares, factor se convirtió en un punto de conflicto ante una casa llena y la necesidad de otros "aires" que les permitan generar contenido interesante y entretenido para sus comunidades.

 

 

Frente a estos retos, existe un espacio que llegó para ofrecer una solución práctica a esta problemática; la CDMX acaba de inaugurar un nuevo lugar que apunta a convertirse en el favorito para todas aquellas personas que aman subir videos y selfies a sus redes sociales?

Se trata del Selfie Studio llamado. Un lugar original y multifacético que ofrece una experiencia visual única, la cual busca impulsar el talento y la creatividad de los usuarios, (o roomies, como ellos los llaman).

 

 

En este sitio, a través de una gran variedad de conceptos y elementos gráficos vanguardistas, las cuáles serán la clave para aprovechar al máximo cada rincón de la casa.

Es un espacio único tipo "museo", donde las fotos, selfies y videos son un must. Hay 15 sets y spots diseñados a la medida para seducir y apoyar a la generación Instagramer y Tiktoker que busca crear contenido atractivo y original para compartir con su comunidad en redes.

 

 

Se trata de una locación que los hará sentir tan cómodos como en su casa. Nuestro slogan "Ponemos la casa, tú las historias" lo describe Cristhian del Ángel, Fundador y Director General de The Selfie House.

La inspiración surgió de establecimientos con características similares, surgidas en Asia, Europa y Estados Unidos, e hizo hincapié en indicar que son los primeros en adaptar al mercado mexicano este concepto de estilo museo y estudio fotográfico con las amenidades de una casa habitación.

 

 

Los sets son multifacéticos y cuentan con personalidad propia. Los visitantes podrán encontrar desde la temática  más Fancy hasta el entorno más Urban y alternativo.

Si lo prefieres, puedes subirte al Ring de Box o lucha libre que se hace llamar ¡En esta esquina?! Así como muchas más opciones que se convertirán en los escenarios para que los roomies puedan recrear el video y la selfie perfecta, capturando una historia única.

 

 

 

The Selfie House

Dónde: Concepción Beistegui 211-A, Colonia Del Valle, CDMX.

Cuando: martes a Sábado de 11:00 a 20:00 PM. Domingo de 11:00 a 17:00.

Cuánto: paquetes desde $320

Web // Inst // Tik Tok // Fb

Fotos Cortesía Selfie House

La historia de la excepcional urna maya que por fin fue recuperada
MXCity
Esta urna recuperada tenía una gemela en Chiapas y permitirá estudiar mucho más de un periodo poco conocido de los mayas.

Esta urna maya tenía su hermana perdida en Chiapas.

 

. . .

 

En la jungla de Chiapas y Yucatán e se encuentran los restos de antiguas ciudades mayas que muchos llaman el “Egipto de las Américas”. Estas ruinas son impresionantes y brindan una comprensión más profunda de la historia de nuestro país.

El misterioso del pasado aún es visible en las asombrosas ruinas antiguas pero en fechas recientes se ha desvelado la herencia de una urna que estuvo desaparecida, hasta ahora.

 

 

Se trata de una urna que los mayas usaban para hacer rituales en Chiapas, y será traída de regreso al país después de 50 años. Es un cilindro de cerámica que fue encontrado en 1969 en esa zona por el profesor Marvin Vann, llevada a Estados Unidos y donada en 2003 al Albion College de Michigan, donde ha permanecido hasta ahora.

En San Cristóbal de las Casas estaba su "gemela", una versión idéntica que "fue hecha con la misma arcilla y, probablemente, por el mismo artesano", según el investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Josuhé Lozada, que participó en las negociaciones para el regreso de la pieza al país latinoamericano.

 

 

Desde 2009 comenzaron las negociaciones para que la pieza fuera devuelta, y fue Joel Palka, profesor experto en arte maya, quien había descubierto que la urna estaba en esos archivos y que en Chiapas existía una idéntica creada entre el año 900 y el 1600. Tras realizar varios análisis químicos, los investigadores constataron que la urna era original, prehispánica y realizada con el mismo material que la que se encontraba a más de 4.000 kilómetros, en el Museo de los Altos.

La escultura en cuestión llegará a México desde Michigan "en cuestión de días", según calcula Lozada, mientras en la institución estadounidense permanecerán fotografías, documentos y reproducciones de objetos que pertenecieron al profesor Marvin Vann.

 

 

La figura que regresará a México permitirá conocer más sobre un periodo poco conocido de los mayas. Representa a un dios ligado al comercio y al inframundo y fue construida en arcilla en la zona de la Laguna Pethá hace más de 400 años.

En la parte superior de la escultura, donde se encuentra la cabeza, los mayas encendían copal, una resina aromática, e "iniciaban la comunicación con la deidad".

"Podemos imaginarnos una cueva oscura y de pronto entrar y ver una deidad con humo. Debió de ser un ambiente muy ceremonial", precisa el experto.

 

 

Asimismo, México recupera 280 piezas prehispánicas que estaban en Estados Unidos. "Pero la historia no acaba allí", advierte Lozada: "Hay una tercera pieza". Se trata de una representación de la diosa de la Luna que está en Cancún (Quintana Roo) y que los investigadores consideran que fue hecha con el mismo material que las otras dos, aunque no es idéntica.

"Nuestro deseo es reunir las tres", indica el arqueólogo. El experto considera que el traslado que hizo el profesor Marvin Vann de Chiapas a Michigan fue "una tarea de conservación del patrimonio" y no un expolio. Lozada argumenta que cuando la pieza salió del país aún no estaba vigente la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos de 1972, que determina que piezas como la urna no pueden salir del territorio sin autorización del INAH.

 

 

El investigador cree que la restitución de la pieza "puede ser un ejemplo para otras naciones" ?ya que unas 9.000 piezas de arte prehispánico se encuentran distribuidas en museos de Europa y Estados Unidos.

Hoy en día, México impulsa una cruzada para recuperar el patrimonio histórico que se encuentra distribuido por el mundo. Y esperamos que sea fructífera en los años venideros.

Información y Foto destacada El País

Bartolomé de las Casas y su heroica visión para liberar a los indios
MXCity
Bartolomé de Las Casas ha sido considerado como uno de los antecedentes de la teología de la liberación y los derechos humanos.

Bartolomé de las Casas fue uno de los primeros defensores de los indígenas después de la Conquista.  

 

. . .

 

Bartolomé de las Casas fue terrateniente, fraile, sacerdote y obispo español, famoso como historiador y reformador social. Llegó a La Española como laico y luego se convirtió en fraile dominico y sacerdote. Fue nombrado primer obispo residente de Chiapas y el primer “Protector de los Indios” nombrado oficialmente.

Pero ¿en qué consistió esta ayuda a los llamados indios de las Américas? Buena parte de su ayuda se puede encontrar sus escritos, los más famosos son Breve relato de la destrucción de las Indias e Historia de Las Indias, que narran las primeras décadas de colonización de las Indias Occidentales.

 

 

 

De las Casas se sintió obligado a ir contra corriente de lo que hacían los colonos a los nativos. En 1515 renunció a sus siervos indios y abogó, ante el rey Carlos I de España , en nombre de los derechos de los nativos. Aunque defendió el uso de esclavos africanos en lugar de nativos en las colonias de las Antillas, lo hizo sin saber lo que los portugueses estaban llevando a cabo en esos momentos.

Además, consideró que ambas formas de esclavitud eran igualmente erróneas. En 1522, intentó lanzar un nuevo tipo de colonialismo pacífico en Venezuela, y durante sus viajes a Centroamérica, fue misionero y participó en debates entre los eclesiásticos coloniales sobre la mejor manera de llevar a los nativos a la fe cristiana.

 

 

Sobre todo, De Las Casas sostenía que los americanos eran humanos y que subyugarlos por la fuerza era injustificable; lo que es una gran postura para la época. Pasó 50 años de su vida luchando activamente contra la esclavitud y el abuso colonial de los pueblos indígenas, tratando de convencer a la corte española de adoptar una política de colonización más humana.

A diferencia de otros sacerdotes que buscaban destruir los libros y escritos nativos de los pueblos indígenas, él se opuso estrictamente a esta acción.  Aunque no logró cambiar la visión de los españoles sobre la colonización, sus esfuerzos dieron como resultado una mejora del estatus legal de los nativos y un mayor enfoque colonial en la ética del colonialismo.

 

 

Se considera a De Las Casas como uno de los primeros defensores de una concepción universal de la dignidad humana; lo que hoy en día conocemos como derechos humanos.

En 1542, Las Casas presentó un relato que narraba lo que se hacía a los indígenas donde se argumentó que la única solución al problema era sacar a todos los indios del cuidado de los españoles laicos, aboliendo el sistema de encomiendas y colocándolos directamente bajo la Corona como súbditos que pagan tributos reales.

 

 

Ayudó a los pocos supervivientes de La Española, Cuba, Puerto Rico y Jamaica del tributo y de todos los requisitos de servicio personal. De hecho, debido a esto estallaron disturbios y dictámenes contra de Las Casas. Debido a sus acciones fue nombrado obispo de Chiapas, una diócesis recién establecida de la que tomó posesión en 1545 a su regreso al Nuevo Mundo.

Las Casas también ha sido acusado a menudo de exagerar lo que sucedió y escribió sobre las Indias, sostienen que las cifras eran incorrectas y de que hizo parecer que todo está peor de lo que realmente era; Los historiadores también han señalado que la exageración y la inflación de los números era la norma por escrito en los relatos del siglo XVI.

 

 

Otros historiadores han abogado por una imagen más matizada de Las Casas, sugiriendo que no era ni un santo ni un fanático, sino una persona con una fuerza de voluntad excepcional y un sentido de la justicia, lo que a veces lo llevó a la arrogancia, la terquedad y la hipocresía.

Algunos otros historiadores, sostienen que fue más un político que un humanitario y que sus políticas de liberación siempre se combinaron con esquemas para hacer más eficiente la extracción colonial de recursos de los nativos. También sostiene que Las Casas no se dio cuenta de que al buscar reemplazar la espiritualidad indígena con el cristianismo, estaba emprendiendo un colonialismo religioso que era más intrusivo que el físico.

 

 

No obstante, el legado cultural se ve en Chiapas, que pasó a llamarse San Cristóbal de Las Casas en honor a su primer obispo. También se le cita a menudo como un predecesor del movimiento de la teología de la liberación.

También ha llegado a ser visto como uno de los primeros defensores de un concepto de derechos humanos universales. Fue uno de los primeros en desarrollar una visión de la unidad entre la humanidad, afirmando que “todas las personas del mundo son humanos”, y que tenían un derecho natural a la libertad, una combinación de la filosofía de los derechos tomistas con la filosofía agustiniana.

Foto destacada Wikipedia

Conos de Santa Mónica, una experiencia gastronómica, textil y artesanal
MXCity
La recuperación de unos viejos silos ubicados en la hacienda donde creció Francisco Goitia, son toda una experiencia para los sentidos.

Los Conos de Santa Mónica es un sitio para los amantes del arte y los espacios abiertos.

 

. . .

 

Con una ceremonia wixárika, este increíble destino turístico se inauguró hace un par de años como un punto gastronómico, textil y artesanal donde hace más de 70 años residió el pintor zacatecano Francisco Goitia, esto es lo que vas a encontrarte en tu visita.

Antes de ser un sitio turístico la zona fue la Hacienda de San Juan de Trancoso, cuyas estructuras aún pueden admirarse, Los Conos son una extensión de este lugar histórico ubicado en la comunidad de Santa Mónica.

 

 

 

Santa Mónica se ubica en Guadalupe, Pueblo Mágico zacatecano que surgió del pueblo Wirikuta, natural de la sierra que comparten Zacatecas, Jalisco y Nayarit y que recorren estas zonas sagradas hasta San Luis Potosí.

La presencia wixárika dejó como herencia hermosas habilidades artesanales que se presentan en Los Conos como parte de su muestrario de artesanías zacatecanas en textiles, joyería y bisutería que se puede adquirir.

 

 

 

Después de la presencia de los pueblos originarios vino el crecimiento de la Hacienda donde se edificaron los grandes conos que dan nombre a este lugar y que en sus días servían de silos para el resguardo de granos.

La visita a Los Conos se convierte en una experiencia inusitada cuando entras a los silos pues dentro de ellos se encuentra la obra del pintor zacatecano Francisco Goitia cuyo padre administró la gran hacienda mientras él pasaba sus primeros años entre la naturaleza.

 

 

Los Conos cuenta con un museo y guías que explican los detalles, historia e importancia de Santa Mónica a través de una muestra de antigüedades y la interacción con el espacio, en este lugar el arte es muy importante así que no dejes de participar en las experiencias de pintura y grabado.

Pero aquí también tus papilas gustativas la van a pasar bien porque hay degustación de dulces artesanales, como chocolate, encurtidos, ate de membrillo, quesos, vinos, mezcal, cerveza artesanal, gorditas, tacos de guisados, atole de cacahuate y de guayaba, champurrado, pan, bebidas de fruta natural y café de olla.

 

 

Los Conos de Santa Mónica

¿Dónde? Santa Mónica, Guadalupe, Zacatecas. Si estas en la ciudad de Zacatecas, un camión gratuito sale cada hora desde la Alameda J. Trinidad García de la Cadera.

¿Cuándo? Sábados de 9 a 18 h.

¿Cuánto? acceso gratuito

Foto destacada Másdemx

x