Algunas curiosidades del famoso y encantador Baile de la Piña
MXCity
El Baile de la Piña es una de las danzas más características de toda Oaxaca y la más representativa y esperada de la Guelaguetza.

El Baile de la Piña ha sido homenajeado en diversas partes del mundo.

 

. . .

 

El baile de la "Flor de Piña" es un emblema de la Guelaguetza que se ha llevado a cabo desde hace más de sesenta años por Paulina Solís Ocampo, la maestra tuxtepecana a quien se le encargó la creación del baile por los gobiernos estatal y municipal en 1958.

Pero seis décadas después, la maestra no ha revelado cuál fue la  inspiración para crear los trazos del bailable que encantó a propios y extraños, y que año con año es ovacionado con lluvias de aplausos  desde la primera vez que se presentó en la  Rotonda de las Azucenas.

Pero aquí te decimos algunas curiosidades sobre este precioso y aplaudido baile.

 

 

Conoce a su creadora

 

 

Paulina Solís Ocampo nació en junio de 1925 en  la ciudad más importante de la Cuenca del Papaloapan,  región que por su lejanía  a la capital  era más cercana a las prácticas culturales de Veracruz, entidad con  la que colinda.  Fue gracias a los pasos nacidos de la imaginación de la  docente que Tuxtepec y la Cuenca figuraron en el folclor oaxaqueño.

En mayo de 1958  la maestra recibió la misión de crear un bailable que exaltara las raíces indígenas de la Cuenca y se alejara de la identidad jarocha  que a decir del entonces gobernador, Alfonso Pérez Gasga, no era propia en Oaxaca. El único requisito fue que se ocupara  la pieza musical del compositor Samuel Mondragón  (1884-1962).

 

Origen de los pasos

 

 

"Me los saqué de la manga", ha dicho en varias ocasiones luego de carcajadas, Paulina Solís Ocampo. Y así es, el origen de los pasos para dar vida al baile de casi 11 minutos, es un secreto. Pero este baile se inició con jóvenes de Tuxtepec, quienes provocaron gran admiración por su altura, su  tez blanca y su desempeño, similar al de bailarinas profesionales.

 

Derechos del baile

 

 

En el año 2000 la también profesora, registró su famosa  coreografía  para tener los derechos. Pero durante muchos años, nadie del gobierno le dio las gracias "y sólo se dieron por bien servidos". Con los derechos se ha asegurado que cada generación la interprete con amor y con orgullo de representar a la  tierra cuenqueña.

 

Datos del vestuario

 

 

Este baile también se ha destacado por los bellísimos trajes que usan las bailarinas, mismos fueron pensados antes que la danza. A través del diseño del vestuario, Solís quiso rescatar los vestidos típicos de las comunidades de la Cuenca: San Miguel Soyaltepec, San Juan Bautista Tuxtepec, San Felipe Usila, Valle Nacional, San Felipe Jalapa de Díaz, San Lucas Ojitlán y San Pedro Ixcatlán. Las vestimentas de esta región comparten la cultura mazateca y chinanteca.

 

Los huipiles son diferentes, de acuerdo a la población en que fueron hechos, además de ser bordados a mano con diversos diseños y colores, y es la vestimenta ordinaria de las mujeres en esos poblados.

 

Poema Flor de Piña

 

 

El baile de la flor de piña inicia cuando un hombre de voz varonil recita el poema "Flor de Piña", escrito por el poeta tuxtepecano Felipe Matías Velasco, y que describe cada uno de los huipiles de los siete municipios que conforman este baile, así como los bellos rasgos de las mujeres indígenas que los portan..

 

Música del baile

 

 

La música lleva el mismo nombre de poema, y fue creada en 1958 por Mondragón, quien buscó un ritmo que no tuviera similitud con el son jarocho, de mucha influencia en Oaxaca por su cercanía con Veracruz. Su reto fue recrear una música que tuviera una identidad verdaderamente oaxaqueña.

La coreografía rescata algunos de los modos y movimientos naturales de la mujer chinanteca, pero de una manera estilizada. El huipil y la mujer son uno solo, y la sonrisa no abandona nunca el rostro de las bailarinas. Con ello se logra un bello juego de luz a base de la cadencia del baile y la obra de arte que es cada huipil, al ser portado con orgullo.

 

Adornos del baile

 

 

Las bailarinas se caracterizan por llevar una piña al hombro adornada con un listón rojo. A esto también se le ha agregado, durante los años, la introducción del vals "La tonalteca" del compositor chiapaneco Alberto Peña Ríos, para que las bailarinas tomen su lugar y hagan una reverencia al público. Con esta adición musical, adquirió más realce y la hermosura que lo caracteriza.

 

Premios del baile de la Piña

 

 

En 2018, el baile de la flor de piña ganó el primer lugar del Baltic Pearl Festival de Rusia en 2018 en San Petersburgo. Fueron tomados en cuenta todo el conjunto dancístico, la coreografía y los trajes con los que se baila. En la Guelaguetza, esta danza es una de las más esperadas, siempre recibida con una lluvia de aplausos.

Foto destacada Vive Oaxaca

Noctambulante, un evento de ensueño para todos los amantes del cine de horror
MXCity
Un proyecto que lleva el cine de horror a distintos lugares de la Ciudad de México, Noctambulante.


¿Eres amante del cine de horror y fantasía? ¿Te imaginas pasar una noche en un campamento donde se proyectan estremecedoras películas de horror hasta el amanecer? Si la respuesta es sí, Noctambulante es el evento perfecto para ti, pues se trata de un campamento donde se proyectan películas de horror durante toda la noche.

Noctambulante

Creado por Pánico de masas,

Noctambulante es un cineclub nómada que viaja por la Ciudad de México exhibiendo cine de horror y fantasía. La edición anterior se realizó en el Ajusco, y esta edición, titulada La Noche de las Pesadillas, será en la

Chinampa de La Llorona, en Xochimilco. Para esta experiencia inigualable, se recomienda llevar una casa de campaña, un sleeping bag o cobijas, y hasta un colchón inflable. El boleto al evento incluye el transporte de ida y vuelta a la chinampa.

El ciclo, que tendrá lugar en la chinampa de la Llorona, estará enfocado en ritos paganos, brujería, vudú, pactos diabólicos y folk horror.

Películas se proyectarán en Noctambulante

Entre las cintas que formarán este ciclo cinematográfico están Litan, de Jean-Pierre Mocky; The Wickerman, de Robin Hardy; Suspiria, de Luca Guadagnino; y Dagon, de Stuart Gordon, entre otras.

¿Cuándo y dónde?

El campamento se llevará a cabo el sábado 18 de junio, en la chinampa de la Llorona, en la zona de Cuemanco en la alcaldía Xochimilco. Para llegar a la chinampa deberás tomar una trajinera en el embarcadero del Parque Ecoturístico Michmani. Las salidas serán desde las 16:00 horas hasta la medianoche.

Noctambulante

Noctambulante

Las proyecciones iniciarán a las 20:00 horas y terminarán hasta las 07:00 de la mañana, por lo que se recomienda llegar temprano para embarcarte y no perderte ningún detalle de este evento. De igual forma, al ser un maratón nocturno, es importante asistir con una bolsa de dormir o una casa de campaña, además de ropa cómoda para pasar la noche. Y no te preocupes, habrá seguridad dentro y fuera del evento.

PELI2

Noctambuante es un evento extraño y, por lo mismo, profundamente especial que celebra un género del cine que fascina e hipnotiza y que además permite a su público conocer la noche en distintos lugares de la Ciudad de México.

Noctambulante

Dónde: Chinampa de la Llorona, en el embarcadero del parque eco turístico Michmani

Dirección: Anillo Periférico 7695, Parque Ecológico de Xochimilco, 16038 CDMX, Cuemanco.

Cuándo: sábado 18 de junio, 20:00

Página web.

México es el país con más especies de serpientes venenosas en el mundo
MXCity
México es el país con más especies de serpientes venenosas en el mundo y con una gran diversidad de especies.  

Foto destacada: Pixabay

Las serpientes son animales fascinantes con muchos simbolísmos que forman parte integral del ecosistema.

 

. . .

 

En Colombia, Indonesia y la India habitan muchas especies de serpientes venenosas y el caso de la India, con la víbora de Russell la que causa la mayoría de las mordeduras humanas.

Australia es el hogar de la serpiente terrestre más venenosa del mundo, el taipán y tiene más de 60 especies de serpientes venenosas. Los australianos se encuentran con serpientes cuando caminan por la calle, con más frecuencia que la mayoría de los países del mundo. Brasil tiene una isla que las personas tienen prohibido visitar debido a la enorme cantidad de serpientes en la isla.

 

 

¿Eres tú, Quetzalcóatl?

 

 

Pero México es la nación con más serpientes venenosas del mundo. Hay más de 80 especies de serpientes de cascabel, víboras y serpientes de coral. Además de las serpientes, nuestro país también tiene arañas, ciempiés y lagartos venenosos.

México alberga más de 400 especies de serpientes, de las cuales 216 son endémicas, lo que representa un número importante considerando que 3 mil 921 son las especies que se conocen en todo el mundo.

 

 

Esta cifra coloca a México como el primer país en riqueza de serpientes venenosas, 73 son especies viperidaes, 46 de cascabel y 17 de elapidaes. México también es el primer lugar a nivel mundial en especies de serpientes, lo que representa una gran responsabilidad en cuanto a su conservación, porque cumplen con funciones en el ecosistema como  depredadores  y controladores de plaga de roedores, además de ser alimento para otros organismos.

A pesar de que hay tantas serpientes, en México no se lleva un registro claro sobre las mordeduras de las serpientes, aunque sí se ha calculado que los humanos sacrifican miles de serpientes al año para diferentes propósitos.

 

¿Cuál es la serpientes más venenosa de México?

 

 

La serpiente más venenosa de México es la Pelamis Platura, conocida popularmente como serpiente marina. Aunque es una de las menos conocidas por la mayoría de la población, su veneno contiene una gran cantidad de toxinas de alto impacto por lo que es eurotóxica, miotóxica y hemolítica.

Habitan en los litorales del Océano Pacífico Mexicano, aunque son abundantes, estos ejemplares no son agresivos y el índice de mordeduras suele ser muy bajo y con poca probabilidad de mordedura. Las serpientes marinas suelen tener colores oscuros con claros, anillos o formas circulares en la piel y tienen una longitud de 120 a 150 centímetros.

 

 

Del mismo modo, de las cerca de 360 especies existentes en nuestro país se pueden localizar más de 70 tipos. Los mexicanos tenemos una gran responsabilidad para la protección y preservación, pues una amplia variedad de serpientes venenosas son únicas de nuestro territorio.

La necesidad de ampliar las investigaciones sobre serpientes en México han permitido el desarrollo de estas especies, y de lo que debe priorizarse para su protección.

 

 

Las impresiones negativas de las serpientes han provocado que los humanos busquen erradicarlas cuando perciben su presencia, pero esto es innecesario en la mayoría de las ocasiones. Basta con alejarse del animal para reducir los riesgos del avistamiento, porque al ver disminuida la amenaza la serpiente no tendría motivos para realizar un ataque.

En caso de encontrarse con alguna serpiente, lo mejor es comunicarse a Protección Civil, ya que el personal cuenta con la capacitación para extraer a la serpiente viva, sin riesgos y reintegrarla al área natural, o bien hacerla llegar a las áreas científicas pertinentes.

x