Gastronomía
La Jericalla es el postre tapatío que enamoró al mundo
MXCity
Nunca sabremos con certeza el origen de la jericalla, pero hoy en día, es uno de los postres más populares de todo Guadalajara.

La jericalla es un postre tradicional de la tierra del tequila.

 

. . .

 

Guadalajara se destaca por dos cosas: 1) sus mujeres son preciosas; 2) crearon la jericalla. Quizá falten muchas cosas más, pero la jericalla es un postre delicioso, con antecedentes europeos, creado en tierras tapatías y confeccionado por monjas.

Este un postre, a grandes rasgos, es una mezcla ingredientes europeos con mexicanos como leche, azúcar, huevos, canela y vainilla.

 

 

Como todos los postres típicos tiene diferentes versiones según la región, y también tiene diferentes teorías sobre su origen. Pero una de las más populares se remonta al siglo XIX cuando las monjas preparaban este postre para los niños, albergados en el Hospicio Cabañas, en el centro de Guadalajara.

Se dice que este postre lleva el nombre de la región natal de una de las madres, Jérica, que es un pueblo de la provincia de Castellón, comunidad valenciana de la comarca en España.

 

 

Pero otra versión, afirma que se trata de una receta francesa que la monja intercambió por ingredientes que tenía a la mano, y así resultó lo que fue un rico y apetitoso postre.

Sea cual sea la versión "original", de lo que se trataba era de crear un alimento que contribuyera a la sana nutrición de los niños del Hospicio, pero que también fuera muy rico y atractivo para que ellos quisieran comerlo.

 

 

Se dice que tomo de base de huevo, leche y azúcar, un toque de canela y vainilla, sirvió para luego meterlo al horno. Pero que el trabajo de la cocina, y darle de comer a tantísimos niños, el postre que había metido a hornear fue olvidado y al momento de sacarlo estaba "quemado" de la parte superior, por lo que la monja decidió probarlo y descubrió que el sabor de la parte quemada del postre le daba un sabor único y especial.

Es por esto que la jericalla es una golosina que evoca el sabor del flan, pero su consistencia es más ligera en la boca, el sabor del dorado que la cubre (a leche quemada) es su principal característica, otorgándole un sabor especial y muy agradable.

 

 

La receta y popularidad se fueron extendiendo poco a poco por las colonias de Guadalajara y otros estados, hasta convertirse en un postre insignia tradicional de ese lugar.

Hoy en día, la jericalla goza de reconocimiento internacional, su delicioso sabor y su fácil elaboración, le han convertido en uno de los favoritos de los hogares mexicanos.

 

 

Este postre ha llenado de sabor las casas tapatías desde sus primeras versiones en el siglo XVIII hasta nuestros días. Aunque su origen sea incierto, debido a su parecido a la natilla europea, es otro de los mestizajes culinarios que han resaltar a la gastronomía mexicana.

Como dato curioso, el Hospicio Cabañas, donde se dice que se creó este gran postre, mismo que encuentra en el centro de Guadalajara y fue fundado por el Obispo Ruiz Cabañas como casa de caridad; recibió el título de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997.  Hoy en día es un centro cultural en donde se albergan invaluables piezas del muralista mexicano José Clemente Orozco.

Foto destacada Tv Azteca

El chef Carlos Gaytán abrirá tres restaurantes de comida mexicana en Disneyland
MXCity
El reconocido chef Carlos Gaytán abrirá tres restaurantes con la mejor gastronomía mexicana al Downtown Disney. 

Fotos cortesía de Paseo Anaheim

Paseo, Céntrico y Tiendita son los nombres de los tres restaurantes de Carlos Gaytán en Disneyland.

 

Carlos Gaytán, el primer chef con estrella Michelin de México, llevará la comida mexicana al distrito Downtown Disney en Disneyland Resort, y no solo con un restaurante, sino con tres nuevos restaurantes que abrirán en mayo de 2024. Estos restaurantes se suman a Tzuco, en Chicago, y a la escuela de gastronomía en sociedad con Mikel Alonso y Jonatan Gómez Luna, dos grandes también de la escena gastronómica mundial.

Así que Gaytán llevará a los invitados en un viaje multisensorial al corazón de su tierra natal, Huitzuco, México, a través de tres conceptos distintivos que se inaugurarán en las próximas semanas. El nombre de los restaurantes son Paseo, Céntrico y Tiendita.

Tienda es el primero de los tres restaurantes que se abrirán en el parque, en donde los visitantes podrán experimentar los sabores tradicionales mexicanos y comida callejera mientras viajan. Se trata de un ?quiosco de autoservicio? donde habrá esquites, tacos de pescado, tacos de chocolate rellenos de helado y los platos favoritos para el desayuno, como burritos de chorizo ??y chilaquiles.

Paseo se caracteriza por tener una hermosa escalera que llevará a todos los comensales a un comedor con área de bar. El lugar estará decorado con ricas maderas, azulejos, texturas, cueros y detalles personalizados que celebran la cultura artesanal de México. En cuanto al menú de Paseo, incluirá ceviche, cochinita pibil, barbacoa de cordero y mejillones.

Finalmente, Céntrico, será un lugar de reunión central y enérgico que servirá cocina mexicana exclusiva y cócteles con tequila. Contará con espacios abiertos y ventilados diseñados con elementos de madera personalizados y exuberante vegetación le darán la bienvenida a su dosel al aire libre.

Los platos destacados de Céntrico incluirán quesabirrias, enchiladas de pollo, tlayudas, y uno de los favoritos del chef Gaytán, la ensalada César.

Conoce los mejores restaurantes de comida mexicana en ¿Islandia?
MXCity
Estos restaurantes ofrecen gastronomía mexicana en uno de los países más cercanos al círculo polar ártico: Islándia.

Fotos cortesía de Grapevine

La gastronomía mexicana está llegando a los lugares más recónditos del mundo. 

 

Reykjavík es la capital y ciudad más poblada de Islandia. Se encuentra en una zona muy cerca del círculo polar ártico, donde abundan los géiseres. Es una ciudad con solo 121  mil 960 habitantes y también una de las ciudades más limpias, verdes y seguras del mundo. En este recóndito lugar se entregó el título de mejor "Restaurante mexicano auténtico en Islandia"

Aunque seguramente no fue una competencia reñida, hasta esos espacios es que llega la gastronomía mexicana. Dicho premio, fue otorgado por la Asociación de Mexicanos en Islandia (AMEIS), que sintió la necesidad de aprovechar la oportunidad para comunicarse con la comunidad y exponer las delicias de la cocina mexicana.

Según Jorge Mena, presidente de AMEIS, que fue entrevistado por el medio Grapevine, hay 201 personas de ascendencia mexicana que viven en Islandia; pero desde hace muy poco se comercializaba comida mexicana en dicho país, que satisface el hambre de unos pocos expatriados, así como la curiosidad cultural de algunos islandeses. 

Los restaurantes locales de temática mexicana habían sido propiedad y operados casi en su totalidad por islandeses, ofreciendo "comida mexicana": burritos, "queso mexicano", un queso blanco denso cubierto con un suave chile en polvo y "sopa mexicana"; una sopa de pollo y tomate con queso crema; además de que ofrecen crema agria con nachos desmenuzados.

Pero esto cambió con la apertura de la taquería La Poblana en Hlemmur Mathöll en 2017, que luego fue adquirida por Juan Carlos Guarneros. Y ahora, los Islandeses sí puede probar tacos de birria, que son el especial de fin de semana en La Poblana. 

Pero poco a poco aumenta la auténtica cocina mexicana, ya que cada vez hay más disponibilidad y variedad de ingredientes. Aunque el nombre del restaurante es La Poblana, este restaurante islandés tiene un enfoque de representar el crisol de la Ciudad de México.

Además, también existe Fuego, de Chuy Zárate, un ex miembro del equipo Poblana, y oriundo de Guanajuato, que ofrece tacos: tacos de cochinita, de pollo, de carne deshebrada, margaritas y muchos más tacos; pero el taco al pastor con piña asada es el plato fuerte de Fuego.

Conoce The Mexican, uno de los restaurantes más caros de Dallas
MXCity
The Mexican es un restaurante que está llevando las experiencias estéticas y culinarias del “nuevo México” al corazón de Dallas, Texas.

Fotos cortesía de The Mexican

The Mexican es un restaurante que refleja el éxito de los paisanos del norte.

 

The Mexican (El Mexicano) es un restaurante de Dallas, Texas, que según medios locales como el Dallas Morning News es “el restaurante más hermoso que Dallas haya visto jamás. Este destino de reciente creación, le pertenece al empresario mexicano Roberto González Alcalá, y en 2023 recibió el premio internacional de arquitectura Prix Versailles, por ser el restaurante más bello de América del Norte.

Roberto González Alcalá es originario de Monterrey, y su padre fue presidente de la empresa mexicana Gruma que poseen una docena de marcas, incluida la empresa de tortillas Mission Foods, valorada en 4,4 mil millones de dólares. La ideas de crear este restaurante, fue, en palabras de Rich Hicks, uno de los seis copropietarios del lugar, "levantar Monterrey, México y trasladarlo a Dallas".

The Mexican ofrece una experiencia gastronómica de auténtico alto nivel; las instalaciones han constado 11, 5 millones de dólares en diseño y construcción, arquitectura, baldosas, pisos, muebles y más; de hecho, solo el papel costó 100 mil dólares. Lo mejor, es que se contrató a la diseñadora cancunense Paulina Morán, que incluyó siete piezas de la colección personal de González. Este lugar fue utilizado como almacén por el cantante de los Eagles, Don Henley.

A pesar del gran lujo de este destino, el precio de la comida de The Mexican tiene un promedio alrededor de $90 ($1500 pesos) por persona antes de la propina, mucho menos que un restaurante mexicano. Además, aquí se exhiben más de 300 botellas, retroiluminadas y expuestas. Eso sí, puede ser bastante lujoso como el Tequila Ultra Clase Azul, que puede costar más de $1,500 dólares la botella. Ese licor ultra premium se mezcla con Grand Marnier Cuvée 1880 y lima, y ??luego se adorna con sal dorada de cítricos.

En cuanto a la comida, hay aguachile, ceviche, filetes con sabor mexicano, así como carne estadounidense con aguacate, rábano, aceite de trufa y cilantro. La cocina está dirigida por el chef ejecutivo Christopher Tunnel, su jefe de cocina es Rodrigo Lomeli, que se mudó a Dallas desde Monterrey. Un restaurante que está llevando a México al corazón de Dallas.

La Poblana Anita: coleccionismo y cemitas en el Centro Histórico
MXCity
La Poblana Anita es un rincón escondido del Centro Histórico de la CDMX, donde podrás comer deliciosas cemitas tradicionales.

Fotos cortesía de La Poblana Anita

La Poblana Anita un rincón para los amantes de la gastronomía poblana y el coleccionismo.

 

Sabemos que te encanta recorrer la ciudad, pasear por el Centro histórico de la CDMX, encontrar lugares curiosos y sobre todo comer rico. Así que te vamos a recomendar este lugar, en donde podrás encontrar una gran colección de artículos de Coca Cola, estar en un destino accesible de precio y comer una cemita poblana con aguacate, milanesa, queso, chipotle y harto pápalo.

Antes de contarte sobre este destino para comer cemitas tradicionales, siempre es bueno recordar que
este platillo se remonta a la época colonial de México, y desde entonces tenía una gran demanda por lo diferente que era del resto de los panes y el sabor singular que le daba el ajonjolí.

La cemita se hacía con pan ácimo o pan cenceño y se distingue, porque para su elaboración se descarta la levadura. Su masa era elaborada con harina de algún cereal, agua y sal, ya para la elaboración del pan de cemita, como tal se agregó el distintivo del ajonjolí que, le otorgaba un sabor único.

Durante esa época, la cemita se rellenaba con frijol o papa, pero hoy en día ya es un platillo más elaborado. Aunque siempre ha sido una comida para ayudar a las personas a soportar las jornadas laborales largas, debido a sus ingredientes: aguacate, aceite de oliva, carne, pan y queso.

Este platillo tiene mucha historia y tradición poblana, pero en la CDMX también es posible rellenarse la panza con este bizcocho salado. Por cierto, el nombre de la cemita proviene de la "semita" de origen judío, un pan sin levadura que se preparaba por la comunidad sefaradita en España. Al llegar a México, la cemita se convirtió en un alimento de obreros, una comida de clase popular.

Después de toda la historia, y si andas en el Centro Histórico y quieres comer delicioso, te recomendamos visitar La Poblana Anita; una joyita escondida que también un mini museo con una gran colección de artículos de Coca-Cola. De hecho, el dueño de este lugar ha estado enriqueciendo con artículos de todas partes del mundo. Aquí, sin duda, encontrarás unas deliciosas semitas poblanas.

Además de ser un lugar bastante peculiar, es también accesible de precio y un sitio en donde puedes sentarte a descansar un buen rato y probar algo de la gastronomía poblana en el corazón de la Ciudad de México. 

La Poblana Anita

Dónde: Cjon. Lecheras 21, Centro Histórico de la Cdad. de México, CDMX.

Cuándo: lunes a sábado de 10:00 am a 5:30 pm.

Consumo promedio: $100.n

Sikil pak: un platillo pequeño heredado por la gran cultura maya
MXCity
El sikil pak es una receta heredada por la cocina maya, y una de las más consumidas en el sureste del país.

Foto destacada: Pati Junich

El sikil pak es uno de los platillos de la gastronomía maya que reina en el sureste mexicano.

 

El sikil pak significa “semilla y tomate”. Es un platillo maya que se describe como “sencillo” de preparar, pero su sabor es único. Esta receta forma parte de la gran tradición de la cocina maya, que se caracteriza experimentar con cultivos, desarrollar técnicas y prácticas alimentarias que son reconocidas hasta el día de hoy.

De hecho, en el siglo XXI se han rescatado muchas comidas que provienen de técnicas mayas antiguas, como el chocolate, el aguacate, las tortillas y los tamales, que se han extendido más allá de la región maya.

El sikil pak es una receta que comienza poniendo a tatemar al fuego tomates y chile habanero; que se combina con pipas de calabaza molidas. Es ideal para acompañarla con aperitivos y botanas, e incluso se dice que ayuda a mitigar el calor.

Esta botana es una muy consumida en el sureste mexicano, especialmente en Yucatán, y un platillo particular de la cultura maya. Lo que hace especial al sikil pak es la sencillez de los ingredientes. Después de que se tatemó el tomate y los chiles, incluso la cebolla, en un comal, se debe licuar bien.

Enseguida hay que agregar pepita molida con todo y cáscara, para conservar los sabores tradicionales. Este ingrediente debe añadirse a la mezcla de los vegetales asados y licuados hasta obtener un resultado espeso, como si fuera un aderezo.

Por último, a la mezcla hay que añadir limón, sal y cilantro y puedes acompañarla con tostadas o totopos. El tradicional platillo es común en Yucatán, sobre todo como acompañante para comidas de todo tipo.

Finalmente, el oeste de Yucatán lo preparan con cilantro, mientras que el este lo hacen con cebollines. Algunas personas mezclan los dos. Algunos usan el habanero crudo y otros lo usan rostizado o tatemado. Se dice que a diferencia de otras botanas, este tradicional platillo maya tiene la ventaja de que está elaborado con ingredientes naturales y que tienen beneficios para nuestra salud. Aquí te dejamos con una receta y algunos usos prácticos para acompañar al delicioso sikil pak.

 

¿Por qué se dice que las cantinas son un tesoro de la identidad mexicana?
MXCity
Las cantinas mexicanas tiene una gran historia, sucesos que han marcado a la sociedad y millones de historias de asolados consumidores. 

Foto destacada: INAH

Las cantinas mexicanas preservan miles de anécdotas de los que asisten a formar parte de estas joyas mexicanas.  

 

La idea de una “verdadera cantina mexicana” se puede encontrar en cualquier lugar del país, sin importar el destino, los costos de las bebidas o la antigüedad. Todas las cantinas del país reflejan lo que piensa, siente y admira las personas que están departiendo en estos sitios, que al día de hoy son considerados como joyas del país. 

De hecho, estos lugares son tan importantes para los mexicanos, que si nos remontamos al origen del nombre de uno de los personajes más queridos por los mexicanos, Mario Moreno “Cantinflas“, podemos llegar a descubrir cómo han influido estos sitios en la mente de la sociedad. Aunque este personaje, al inicio se hizo llamar  “chupamirto”, debido a su peculiar forma de hablar que imitaba a un alcohólico; tiempo después cambió a Cantinflas, uniendo “inflar”, entendido como beber alcohol, y “cantina”; además de que en la época era usual preguntar a los ‘borrachos’: “¿En qué cantina inflas?”

Así, es, “Una cantina -escribió Carlos Monsiváis en Elogio de las penumbras- es ese rincón sombrío donde te refugias para calmar los dolores del amor, pero también donde los hombres acuden para refrendar su virilidad y mostrar su camaradería acompañada de una botella”. Así pues, una verdadera cantina mexicana es en la que te sientas cómodo y disfrutes de ese espacio, muy a pesar de que suele ser sombrío y te encuentres en la mesa del rincón pidiendo una botella.

A menudo se suele decir la primera cantina se fundó en México en 1805, pero es difícil corroborar el dato, porque más bien en esta época se habla de tabernas, las abuelas de las cantinas, que justo eran lugares donde se vendi?an bebidas alcoho?licas, comida y en algunos casos hospedaje. Pero la existencia de estos lugares no sobrevivio? a la Independencia, ni a las constantes guerras que se dieron en el país desde 1821, siendo las invasiones extranjeras de Estados Unidos, en 1846 y la francesa en 1862, las más relevantes.

Justo, estas invasiones, sugieren que un tipo de cantina nace con la llegada de los norteamericanos en 1847, ya que buscaban sitios para beber. Se habla de que durante los meses de ocupacio?n norteamericana en la Ciudad de Me?xico, entre 1846 y 1848, se dio un incremento de la demanda de bebidas alcoho?licas y el surgimiento efi?mero de establecimientos al estilo del ‘salón’ estadounidense, que dejaron su recuerdo en los futuros nombres que detentari?an varias cantinas legendarias: Salo?n Correo y Salo?n Bach.

Pero generalmente, se toma a El Nivel como la primera cantina de la Ciudad de México, ya contó con licencia oficial para vender alcohol en 1857, y fue clausurada en 2008. Lo que se sabe de esta fecha, es que había sitios que eran una mezcla de tienda y cantina; hasta que el gobierno de la ciudad prohibio? que la venta de alcohol se llevara a cabo junto con la de abarrotes; o más bien legisló al respecto, haciendo que existieran por separado las cantinas, con un “gachupi?n” detra?s del mostrador y meseros mexicanos sirviendo bebidas ma?s o menos adulteradas, así como las cla?sicas botanas que invitaban la comida al ritmo de la libacio?n.

Lo que sí se sabe, es que las cantinas mexicanas tuvieron un gran auge en todo el siglo XIX, bajo el presidente Porfirio Díaz, quien ocupó el cargo de 1876 a 1911. Durante este tiempo, a mujeres, niños, hombres uniformados e incluso perros se les prohibió la entrada a los establecimientos; así que las cantinas servían como refugio lejos de la vida y de la esposa. Como se mencionó anteriormente, durante esta época eran más los hombres de clase alta de México los que frecuentaban las cantinas.

En la época posrevolucionaria, la clase trabajadora ya había conquistado las cantinas en todos los barrios, eran frecuentes en casi todas las películas mexicanas que presentaban escenas de hombres bebiendo y hasta se dice que el actor Hernán Vera interpretó el papel de cantinero en al menos cuarenta ocasiones.

Las cantinas rurales también tiene su tradicionalmente longeva, pero se sabe que fue hasta 1982 que las mujeres pudieron entrar a las cantinas. Hoy en día las cantinas ya han cambiado mucho, lo mismo que las pulquerías y bares.

 

Lunarena Café: el sabor Turquía en el corazón de la CDMX
MXCity
Lunarena Café es uno de los mejores destinos que podrás visitar en la CDMX para conocer el ritual y probar el verdadero café turco.

Fotos cortesía de Lunarena Café

Lunarena Café es una experiencia de café turco para todos los sentidos.  

 

El café armenio o turco es Patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad,? ya que tanto su preparación como su sabor es inigualable. Se prepara con café arábigo molido, hasta el punto de tener consistencia de harina resultando en una deliciosa bebida concentrada que se sirve en tazas pequeñas sin asa, con o sin azúcar. Esta bebida es común en el Oriente Medio y en los países balcánicos.

En Lurena Café podrás ver el ritual que significa para esta cultura hacer café. Además, las pequeñas  ollas o “cezve” son preciosas, ahí podrás ver cómo se mezcla lentamente el café, permitiendo que todos los sabores se infundan, creando una bebida rica y espesa, llena de aroma y sabor. Además, te sentirás en la luna, un símbolo que se venera en la mayoría de los países de medio oriente, y arena por el método de elaboración.

Además de la experiencia del café, podrás involucrar todos los sentidos, desde la arquitectura del lugar, pasando por los colores rojos cálidos, hasta las hermosas tazas de porcelana, que hacen del café turco es una obra maestra de la tradición culinaria.

Por supuesto, estarás bien atendido por la familia que encabeza por Moises Carrillo, en un espacio que  muestra la técnica milenaria de elaboración de café en arena, pero sobre todo la receta familiar que los ha hecho uno de los mejores en la ciudad.

 

A pesar de estar en un lugar pequeño en la colonia Condesa, es un destino ideal que para los amantes del café, y las citas para los verdaderos foodies. Recuerda que se recomienda beberlo con un poco de agua fresca de rosas, y convertir tu experiencia en una de las mejores cafeterías de la CDMX, en un todo para los sentidos.

Lunarena Café

Dónde: Gral. Benjamín Hill 71, Hipódromo Condesa, Cuauhtémoc, CDMX.

Cuándo: lunes a viernes de 07:00 a 20:30 y sábado y domingo de 08:00 a 16:00

Consumo promedio: $150

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Ads Blocker Detectado!!!

Hemos detectado que está utilizando extensiones para bloquear anuncios. Ayúdenos deshabilitando estas extensiones o software de Adblock.

Powered By
100% Free SEO Tools - Tool Kits PRO
x