Gastronomía
Centzon Totochtin, los 400 conejos que se ofrendan a la embriaguez
MXCity
Los que lloran, los que cantan, los que llaman a su ex, hay un Centzon Totochtin o uno de los 400 conejos para cada borracho.

Foto destacada: CR Comunicación

La bebida de los dioses apta sólo para algunos cuantos y la leyenda del Centzon Totochtin.

 

 . . .

 

Centzon Totochtin, los 400 conejos, son las deidades del México antiguo que refieren a la embriaguez, pero como un estado de transición y hasta de momento sacrificial en el cambio de las eras cosmogónicas.

Los centzon totochtin aparecen en códices y otras fuentes escritas con distintas poses y actitudes por eso se dice que cada uno de estos dioses representa un tipo de borracho, antiguamente se creía que más bien poseían a los hombres.

 

 

Centzon Totochtin pero ¿por qué son 400?

 

Para saber la procedencia de los 400 conejos primero se debe conoce la historia de Mayahuel, su madre. Mayahuel era una estrella que escapó a la tierra con Quetzalcóatl para no ser encontrados por Tzizimitl, su abuela, se fusionaron en un árbol de dos ramas.

Pero Tzizimitl, deidad de las estrellas, los encontró y arrancó la rama de Mayahuel quitándole la vida. Quetzalcóatl tomó entonces los restos de la que fuera estrella y los enterró, ahí nació el maguey. El padre de las deidades del pulque era el Señor de la raíz, Patécatl.

 

 

La ecuación es muy sencilla, del maguey y la raíz (los mexicas utilizaban una raíz para fermentar el aguamiel) nace el pulque, los Centzon Totochtin. Así entonces, de esta pareja nacieron los 400 conejos que Mayahuel alimentaba con sus 400 pechos.

Dicha cifra significa para los mexicas lo incontable por eso al juntarlo con la noción del seno materno simboliza la fertilidad infinita. La fertilidad se asociaba con eventos sacrificiales por eso a Mayahuel (el maguey) se le sacrifica para obtener el pulque.

 

 

 ¿Por qué son conejos?

 

Y si de fertilidad infinita se habla indudablemente pensamos en los conejos. Para los mexicas el conejo es un animal desinhibido y prolífico sexualmente, características que también se relacionan con el estado de embriaguez.

El mamífero de orejas largas plasmado en la luna por el mito generó luego otro en el que la luna es una gran olla de pulque, la bebida blanca como la leche de Mayahuel, la bebida divina que se elaboraba dentro de las fases lunares.

 

 

La fiesta de los 400 conejos

 

La fiesta de los centzon totochtin se celebraba cada 260 días, es decir con el cierre de cada calendario sagrado que concuerda con la idea de que la embriaguez es un morir y renacer. Ese día toda la población podía beber del líquido sagrado.

El pulque estaba reservado para sacerdotes y guerreros, incluso sólo se podía beber 5 jícaras, pero durante la fiesta se hacía la excepción para ancianos y guerreros (los más propensos a morir) quienes podían beber todo lo que quisieran.

 

 

Algunas curiosidades centzon totochtin

 

Durante la fiesta de los 400 conejos se colocaba una enorme tinaja de pulque llamada ometochtecómatl de la cual tomaban el pulque ancianos y guerreros. Con "la fiesta" nos referimos a la oficial en realidad había una fiesta para cada uno de los conejos.

En los códices el pulque se representa en jarras y jícaras con espuma en el borde y normalmente con el símbolo lunar. Estaba prohibido insultar a los borrachos por estar poseídos por un conejo, no se fuera ofender a la deidad.

 

 

Aún con la creencia de la "posesión" la embriaguez no era bien vista, se castigaba. La ingesta de pulque sólo se permitía a mayores de 50 años. Originalmente se llamaba octli, pero los españoles le pusieron pulque, "podrido" vocablo tomado de las islas del atlántico.

 

Chalupas poblanas ¿prehispánicas, coloniales o ninguna de las dos?
MXCity
El origen de las chalupas poblanas es tan polémico como la salsa que las baña, pero su sabor es otro encanto que nos regaló Puebla.

Foto destacada: Puebleando Ando

Las Chalupas Poblanas son una de las deliciosas garnachas de nuestro país.

 

. . .

 

La palabra chalupa en México tiene 2 acepciones, la que refiere a la embarcación y la que define a la deliciosa garnacha poblana que combina maíz y salsa a niveles celestiales, su sencillez no demerita el arduo trabajo de quien las preparan, pero sí exige buena sazón. Hablemos de las chalupas poblanas.

 

¿Por qué las chalupas se llaman así?

 

Las chalupas poblanas son todo un asunto de debate desde su nombre. Se dice que fueron nombradas así porque su forma se parece a las canoas que se usaban para navegar los canales de la gran Tenochtitlán.

 

 

Otros tantos argumentan que el nombre viene del vocablo vasco txalupa, que significa barco; así que también podría ser una combinación de las dos teorías. Pero lo último que se dijo al respecto es que el nombre de las chalupas se acuñó hasta los años treinta del siglo XX.

 

Pero ¿qué son las chalupas?

 

 

Las chalupas poblanas son muy sencillas. En un platón se colocan mínimo dos, pero pueden ser más, se tratan de tortillas gruesas de maíz que se fríen para después se bañadas de salsa roja o verde (o las dos) y adornadas con carne deshebrada encima.

Su sencilla descripción, maíz más salsa, le dan cercanía a la comida prehispánica. Sin embargo, pareciera que el nombre también determina la procedencia, así que tomando encuentra que su nombre puede ser vasco, su origen entra en una interesante polémica muy poblana.

 

 

A diferencia de muchos platillos mexicanos que fueron ideados por monjas, las chalupas fueron creadas por frailes que llegaron a evangelizar la zona de Puebla, quienes considerando la seca la mezclar de masa de maíz con el pollo le agregaron salsa (o eso de dice).

Como estos frailes estaban cerca del río San Francisco, donde había chalupas, las nombraron así. Pero otros tantos conocedores de la historia de la comida callejera afirman que las chalupas nacieron en el Barrio del Alto.

 

 

En el Barrio Alto había una chica que ayudaba a su tía, que era cocinera en una casa, lavaba platos y pelaba papas, pero un día tuvo que cocinar pues su tía no estaba y el patrón quería un sope. La chica que no dominaba la cocina, intentado hacer un sope, creó una chalupa.

Como había salido bien la chica se dedicó a venderlas en la calle, aquel puestecito se convirtió en el local La Abuelita que años después abrió una sucursal en el Paseo de San Francisco. Todavía hoy, en aquel barrió abundan los puestos callejeros de chalupas.

 

 

Las chalupas poblanas, aunque no son características de la gastronomía nacional que se conoce fuera de nuestra tierra, sí son un básico de la comida callejera poblana, incluso ya las puedes encontrar en otros estados del centro de México donde su procedencia está de más si saben bien.

 

 

Chalupas poblanas

¿Dónde? Principalmente en Puebla, pero también las encuentras en Hidalgo, Estado de México, Ciudad de México y Guanajuato.

¿Cuándo? Todo el año, ¡eh!

¿Cuánto? En promedio, una orden de 5 chalupas cuesta alrededor de $25 pesos.

Un recorrido por la suculenta gastronomía purépecha
MXCity
¿Vas a viajar a Michoacán o sus alrededores? Toma nota de esta breve pero concisa guía de gastronomía purépecha que no debes perderte.

Foto destacada: El Universal

Dos ingredientes esenciales de la gastronomía purépecha que lo hacen todo.

 

. . .

 

Es increíble como con dos ingredientes básicos, maíz y frijol, se pueden elaborar cientos de platillos deliciosos que le han dado lugar tan importante a la gastronomía mexicana, como la purépecha que además de estos usa otros ingredientes locales que la hacen única.

Los básicos de maíz como los tamales y platillos más elaborados forman parte de la larga lista culinaria que representa la cultura purépecha. Si viajas a cualquiera de sus poblaciones no dudes en probar todo lo que te ofrezcan. Estos son los más famosos.

 

 

 

Pescado blanco

 

 

En las poblaciones aledañas a Pátzcuaro se prepara el "Pescado blanco" especie endémica que ha estado en peligro de extinción por la fuerte demanda de los pobladores y el turismo. Este pescado es muy rico y fino, se puede preparar de muchas maneras.

Pruébalo al mojo de ajo o capeado, si quieres subir de nivel búscalo en caldo michi, que es una sopa de pescado con maíz. Otra preparación con pescado son las truchas en escabeche, sazonadas con tomillo, cebolla y clavos de olor.

 

 

Tamales purépechas

 

 

Estos son los clásicos hechos de maíz, blanco, azul o morado. Las corundas y uchepos son tamalitos parecidos, las primeras (que vienen del purépecha khurhúnda) son tamalitos triangulares llevan queso, crema y rajas.

Los uchepos son tamales de maíz, pero dulces, con un café son el desayuno perfecto. No olvidemos los nacatamales que se hacen con chile rojo con cerdo o pollo, y los tlacatamales, que se hacen de nixtamalizado con ceniza de leña y van rellenos de xandúcata (mole rojo).

 

 

Caldos, sopas y moles purépechas

 

 

Los caldos, sopas y hasta los moles entran en una sola descripción porque básicamente son mezclas de chiles y especias acompañadas de alguna proteína, la diferencia radica en que unos son más espesos que otros, eso sí, casi todos llevan verduras.

La sopa tarasca lleva pollo y una base jitomate con chile, pozole batido lleva a los granos a un hervor que casi los deshace dándole un sabor potente al caldo, el tradicional churipu con sus kurhundas es un caldo de res, picoso a base de tinguara.

 

 

El caldo de charal estilo Pátzcuaro y la sopa huitzimangan son dos clásicos, pero el que no te puedes perder por nada del mundo es el miguichi, que es un caldo a base de leche que lleva queso Cotija, alguna variedad de chile.

Por último y no menos importantes todos los moles que se hacen con chiles, tomate o jitomate y cilantro o hierbabuena y se espesan con masa de maíz, éstos visten a quelites, hongos, col de árbol y a veces, carne.

 

 

Guisados y dulces tradicionales purépechas  

 

 

La lista sigue con el aporreadillo es uno de los platillos tradicionales purépechas, se trata de tiras de carne seca guisadas en una salsa de jitomates rojos. También está la morisqueta, que es arroz blanco con frijoles fritos y salsa guisada con queso o carne.

Como puedes leer tienes que ir con mucha hambre, porque además existe una extensa oferta de comida que, mezclada con la tradicional, dio como resultados grandes delicias del virreinato, como las carnitas de Quiroga.

 

YouTubers que le han dado al mundo deliciosas recetas mexicanas
MXCity
Las mejores recetas de cocina mexicana no son pretenciosas y se encuentran a nuestro alcance por medio de mexicanos entrañables.

Foto destacada: Fodors

Estos famosos youtubes han puesto en alto la gastronomía mexicana.

 

. . .

 

El reciente periodo de encierro nos dio la oportunidad de hacer cosas que ya no hacíamos o que de plano nunca habíamos hecho, como cocinar. Los tutoriales tipo "hágalo usted mismo" o DIY, do it yourself y las recetas de cocina estuvieron más solicitados que nunca impulsando aún más a los canales que dan a conocer al mundo la gastronomía mexicana. Estos son los más famosos.

 

Cocina Identidad

 

 

Uno de los chefs más queridos del gremio fue Yuri de Gortari, fundador de la Escuela de Gastronomía Mexicana, el experto en la materia compartió por muchos años las recetas más tradicionales de nuestro país en Canal Once y después en su propio vlog.

El nombre del canal lo dice todo, Cocina Identidad se enfoca en recetas que nos identifican en cualquier lugar; algunas de las listas de reproducción que te encontrarás son de antojitos, comida cotidiana, tamales para Candelaria, panadería y hasta el paso a paso para curar una olla de barro.

 

La Capital

 

 

El canal favorito de los carnívoros pertenece a Oscar Meza que ofrece mil y una maneras de prepara carne, que asada, que a la parrilla, en ahumador, en freidora de aire, salsas y mucho más como recetas de mariscos y lo que él llama "Falso sano".

La Capital tiene 7.8 M de suscriptores conocedores y también aprendices del fino arte norteño de preparar barbacoas, su estilo desenfadado y honesto te hacen sentir como si estuvieras con tu mejor amigo, así que no dudes en acercarte una cerveza cuando veas sus videos.

 

Jauja Cocina Mexicana

 

 

Si quieres aprender a cocinar paso a paso, o si le quieres cambiar a las recetas de siempre, Jauja Cocina Mexicana es el canal que estabas buscando para reproducir ese arroz que sólo sabía hacer tu abuelita o el delicioso flan que nada más le quedaba a la tía.

Janet Kushner y Jack Papp, "el camarógrafo", son la pareja más encantadora que te vas a encontrar en las redes. Las recetas de la señora Janet son las que se hacen en los hogares mexicanos, con productos de la tiendita y el tianguis, con sazón de fonda y paso a paso.

 

De mi Rancho a Tu Cocina

 

 

El último gran boom de la cocina mexicana fue Doña Ángela, la abuela de 70 años que en 2020 abrió la cocina de su rancho "Pablo Cuin" en el municipio Ario de Rosales, Michoacán, con un éxito tal que fue a dar a lista de Forbes de las 100 mujeres más poderosas de México.

De mi Rancho a Tu Cocina además de enseñarnos a usar el comal, nos da un recorrido por la vida de los ranchos mexicanos, sus familias, el estilo de vida y el cariño que se le pone a los productos desde que se siembran.

 

Cocina Vegan Fácil

 

 

Si estabas pensando en bajarle a la carne o en general a los productos de origen animal pero no te convences, debes visitar Cocina Vegan Fácil, no vas a creer la versión vegana de los clásicos mexicanos que parecieran no pertenecer al mundo de la vida saludable.

Deyanira y Alfonso cuentan con una extensa variedad de listas de reproducción especializadas en muchos más que en los usos de la quinoa o las leches vegetales, hay listas de tacos, ¡28 recetas de platillos de fiestas patrias! y una de 50 recetas mexicanas, entre muchísimas otras.

El origen del mango Ataúlfo: el mango 100% mexicano
MXCity
La temporada de mango termina en agosto así que si no lo has comido te recomendamos el Ataulfo, un mango 100% mexicano.

Foto destacada: Mi abuela mx

Ataúlfo, nuestro mango.

 

. . .

 

Una de las frutas tropicales más sabrosas y suculentas del mundo es el fragante mango, del cual México cuenta con su importante aportación, el mango Ataúlfo, que se distribuye en todo México y el extranjero con un éxito que no podría ser más amarillo y delicioso.

Anualmente se producen 176 mil toneladas en nuestro país porque su 19% de cáscara es lo suficientemente fuerte para distribuir sin maltratarse tanto. Pero lo mejor del Ataúlfo es su 8.5% de semilla y 69% de dulce pulpa ¡este mango es pura abundancia!

 

 

¿Cuál es el origen del Mango Ataúlfo?

 

Nuestro mango proviene de la selva más bonita de México, Chiapas. Nadie sabe si alguien lo sembró, si es una hibridación natural o si es un regalo de la naturaleza, lo que se sabe de cierto es que 5 árboles de este mango se encontraron en un predio de Tapachula en 1950.

Aún antes de que el predio fuera adquirido los lugareños ya habían observado los árboles y lo que parecían mangos en aquel predio adquirido en 1948 por el señor Ataúlfo Morales Gordillo, pero fue hasta 1958 que el ingeniero agrónomo, Héctor Cano, puso su ferviente interés en ellos.

 

 

Los árboles ya tenían alrededor de 15 años cuando el ingeniero Cano, con el apoyo del don Ataúlfo, empezó a estudiarlos. Juntos crearon nuevos injertos que se sembraron y reprodujeron hasta lograr el denominado IMC-M2 Ataúlfo.

Fue el ingeniero Cano quien propuso el nombre para honrar el apoyo del joyero originario de Soconusco, Chiapas, don Ataúlfo cuyo nombre quedará grabado en la lista de los productos mexicanos con denominación de origen.

 

 

Después de un largo camino de estudios genéticos, entre muchos otros, el 4 de agosto de 2003 fue publicada en el Diario Oficial de la Federación, la Declaratoria de Protección a la Denominación de Origen del Mango Ataúlfo del Soconusco Chiapas.

En la declaratoria se reconoce al estado de Chiapas como cuna del mango por ser el lugar donde 77 años atrás se habían originado los primeros árboles de forma salvaje. Aquellos 5 de don Ataúlfo eran solo otros más, pero los padres de los 4 millones de árboles que ya existían para 2013.

 

 

Actualmente en México, el mango Ataúlfo se cultiva en Guerrero, Sinaloa, Nayarit, Oaxaca, Michoacán, Veracruz, Colima, Jalisco, Campeche y por su puesto Chiapas; estados que cuentan con el clima propicio.

La temporada de mango Ataúlfo en México comienza en el mes de febrero y se extiende hasta agosto, así que tienes todavía un poco más de dos meses para probar esta delicia mexicana que sirve para postres, aguas, paletas y todo lo que se te ocurra.

 

 

Mango Ataúlfo

¿Dónde? Todo México

¿Cuándo? De febrero a agosto

¿Cuánto? $33 pesos por kilo

x