Arte y Cultura
Takutzi Nakawe, un cortometraje huichol sobre el origen de la vida
MXCity
En estos días de mucha lluvia queremos compartirte Takutzi Nakawe, un cortometraje sobre la creación que comienza con un diluvio.

Foto destacada: Mirel García

Takutzi Nakawe narra la creación del mundo desde la perspectiva de los wixárikas.

 

. . .

 

Los llamados huicholes que en realidad son wixaritari, poseen un amplio panteón donde las deidades forman parte de bellos relatos que conforman sus creencias. Como en toda cultura los wixaritari cuentan con una narración creacional desde donde parte su cosmología, por eso es tan importante.

 

Takutzi Nakawe, deidad wixárika

 

 

La cosmología wixárika parte de una triada de deidades. Tututzi maxa Kwaxi es la deidad suprema, la traducción de su nombre es Nuestro bisabuelo Cola de venado, es el padre creador quien representa al universo, su esencia se encuentra en todo lo que existe.

La triada se completa con Tututzi la pareja primigenia conformada por Nairy, el Abuelo fuego, y Takutzi Nakawe, la Abuela lluvia. Ambos son deidades monstruosas con la capacidad de presentarse ante los hombres con su rostro bondadoso.

 

 

Tukutzi y Tatewari son los rostros bondadosos de estas deidades que junto con otras tantas y con Watakame verás en un cortometraje llamado "Takutzi Nakawe" que narra el mito de la creación de los wixaritari o huicholes.

 

Cortometraje "Takutzi Nakawe"

 

 

El cortometraje estrenado hace ya unos años y que muestra una historia fundacional continúa tan actual como cuando empezaron a existir "los primeros que caminaron la tierra".  Producido y dirigido por José Matiella, el cortometraje ensambla 13 leyendas que nunca habían sido escritas, bajo las narraciones de Don Julio Parra, Maarakame (Chaman) wixárika.

El guion y dirección de arte a cargo de Aarón Pankowsky tomó vida en las manos de 8 talentosos animadores y 3 músicos, cuyo trabajo conjunto nos lleva a un momento oscuro, sin ser tenebroso y mágico como toda narración antigua.

 

 

La historia narrada en wixárika es ideal para los niños, con música y mucho color somos llevados por la travesía de Watacame, el primer hombre, que guiado por Takutzi Nakawe, la Abuela lluvia, acompaña a todos los dioses al lugar que les corresponden, espacios que se convierten en lugares sagrados que, dicho sea de paso, siguen siendo espacios sagrados y de peregrinación para los wixaritari, acción que sus antepasados realizaron para encontrar "su lugar en la creación".

 

 

La creación del tiempo, el sol, la danza, los animales y las plantas quedan descritos en esta bella historia que termina con la consigna de cuidar y proteger todo lo creado, así como la responsabilidad de enseñarlo generación tras generación. Aquí te dejamos el cortometraje.

 

Chiquihuitillos: el arte rupestre en el corazón del desierto
MXCity
El arte rupestre de Chiquihuitillos nos da una mirada a la prehistoria y la antigua comprensión del tiempo y el espacio.

Foto destacada: INAH

La zona de Chiquihuitillos se destaca por tener un arte rupestre muy peculiar.

 

. . .

 

No se suele apreciar mucho la riqueza arqueológica que existe en el noreste mexicano, pero Chiquihuitillos tiene impresionantes petroglifos y es considerado un área importante debido a que es patrimonio histórico y un gran legado para la humanidad..

Chiquihuitillos es parte del corazón del desierto de Nuevo León, dentro de los límites de Mina, Villa Aldama y Bustamante, es uno de los sitios con mayor concentración de pinturas rupestres de México.

 

 

Chiquihuitillos es un conjunto de varios cerros que contienen varios refugios rocosos donde tribus muchas antiguas pintaron dibujos en roca e imprimieron elementos de su peculiar visión del cosmos.

Además, las manifestaciones artísticas muestran grandes similitudes con varios otros sitios contiguos de la región, por lo que podemos hablar de una tradición del noreste. Se dice que esta zona estuvo habitada por nativos alzapas, que hablaban el idioma coahuilteco.

 

 

No hay registro de cuántas personas habitaron este sitio, ya que no parece ser un lugar residencial sino más bien un lugar para visitantes e incluso un lugar de tránsito porque en el sitio no hay agua.

Estas tribus no dejaron rastros de pirámides, como es el caso de otras culturas mesoamericanas, pero su herencia brinda nuevas evidencias para la comprensión del pasado. Los especialistas coinciden en que la zona noreste tiene un patrimonio arqueológico diferente; aunque también existe una percepción de que como "en el norte no hay nada" se ha descartado el estudio riguroso de zonas arqueológicas y sus procesos culturales.

 

 

Pero las pinturas rupestres de Chiquihuitillos no son estructuras piramidales, la importancia y la monumentalidad de estas manifestaciones pictóricas sobre barrancos y acantilados es verdaderamente impresionante. Los investigadores afirman que en la zona se realizaban ceremonias y se contemplaban las estrellas.

La zona de pinturas es muy amplia, domina gran parte del paisaje en los alrededores del sitio. El fondo del cerro tiene miles de rocas con petroglifos. Hay petroglifos en la base y la cima de la meseta.

 

 

Estilo pictórico de la zona de Chiquihuitillos

 

El estilo Pecos está fechado con cierta precisión y se remonta a unos cuatro mil años, antigüedad aproximada de las pinturas. Este estilo se distribuye en un área de 60 kilómetros hacia el norte, en los municipios de Villa Aldama, Bustamante y Lampazos, hasta Candela en Coahuila.

Las pinturas son policromadas, con colores rojo, blanco, negro, naranja y amarillo. Además, se considera que algunas de las pinturas son motivos astronómicos, pero en su conjunto, el lugar no está definido por la astronomía en su conjunto.

 

 

Chiquihuitillos representa una de las demostraciones más importantes de este tipo en un contexto regional en pinturas rupestres, su nombre se le dio a un estilo de petroglifos. El estilo está ampliamente distribuido en la región.

Las imágenes rupestres ofrecen un acceso casi íntimo al estilo de vida imperante durante la prehistoria de los grupos cazadores-recolectores. Ayuda a apreciar el conocimiento generado por la dependencia directa de la naturaleza y su aprovechamiento mediante tecnología sencilla pero eficaz.

 

 

El arte de la pintura rupestre se encuentra en todos los continentes ocupados por humanos, es un patrimonio mundial, como lo proclama la UNESCO. Su antigüedad se remonta a los albores de la prehistoria humana. En Francia y España, las pinturas rupestres más antiguas se remontan a treinta mil años antes del presente.

En el noreste de México, la ocupación humana está confirmada al menos hasta el final de la última Edad de Hielo , aproximadamente 10,500 a.n.e. Algunos sitios tienen ocupaciones anteriores, el radiocarbono data del período arcaico temprano en las Américas, como es el caso de Boca de Potrerillos, en Mina, que se remonta al 7600 a.n.e. y Cueva Ahumada , García, del 6000 a.n.e. pero no se puede afirmar con seguridad que el arte rupestre en Chiquihuitillos sea tan antiguo, pero existe la posibilidad.

 

 

Zona de arte rupestre Chiquihuitillos

Dónde: municipio de Mina, Estado de Nuevo León.

Cuando: todo el año

Entrada libre

Las hermosas Ruinas de Padilla y los últimos días de Agustín de Iturbide
MXCity
En Padilla es posible hacer un recorrido inédito por la riqueza arquitectónica e histórica sepultada bajo las aguas.

Foto destacada: Turismo Tamaulipas

Las ruinas de esta ciudad están sepultadas por el agua dando una vista espectacular.

 

. . .

 

 

En México existen varios pueblos, haciendas e iglesias sepultadas por agua. Algunos por efecto natural y otros provocados por el hombre, y en el municipio de Padilla, uno de los 43 de Tamaulipas, hay una presa que hizo estragos con la población que habitaba el lugar.

Dicho lugar suele llamarse Presa Vicente Guerrero o la Presa Las Adjuntas. Aunque hace un par de siglos el sitio fue conocido como Villa Padilla y se fundó por José de Escandón el 6 de enero de 1749. Fue conocida en la Colonia con el nombre de San Antonio de Padilla, en honor de doña María Padilla, esposa del Virrey Conde de Revillagigedo.

 

 

En este sitio se encuentra el paredón del héroe de Independencia, Agustín de Iturbide; que tras el derrocamiento del emperador y su exilio, el país de joven independencia le declaró como traidor a la patria en 1824; aunque el y su familia fueron declarados como una familia real.

A pesar de todo Iturbide se negó al exilio y regresó, en realidad desconocía la decisión oficial y ese mismo año fue fusilado en la entonces capital de Tamaulipas. En esa época era un escuela Miguel Hidalgo en Padilla Tamaulipas. Por muchos años el municipio de Padilla fue uno de los más simbólicos del estado.

 

 

 

Una presa llena de historia 

 

Siguiendo con el dato histórico, en 1970 se construyó la presa con el propósito de obtener y controlar el agua de los 3 ríos cercanos: el río Corona, Purificación y Pilón. El 27 de septiembre de 1971 se inauguró la Presa pero entre las consecuencias previstas debido a esta instalación, ya se sabía que el poblado de Padilla pasaría a quedar inhabitado. La población fue previamente trasladada a la Nueva Villa de Padilla.

 

 

En su época fue una gran construcción, ya que la presa Vicente Guerrero es la segunda más grande del estado, con una capacidad regular de 3 mil 910 millones de metros cúbicos de agua y en niveles extraordinarios hasta 5 mil 480 millones de metros cúbicos.

Pero en la sequía de este 2020, bajó el nivel a un 48 por ciento de su capacidad, según el último reporte de la Comisión Estatal de Agua de Tamaulipas, emitido el 21 de mayo, antes de las tormentas que cayeron en el estado.

 

 

La particularidad de la sequía es que deja ver los vestigios de la vieja ciudad y es así que el edificio de la antigua escuela Miguel Hidalgo y otras estructuras de la vieja Padilla se pueden ver como un espectáculo histórico en medio de la tragedia de Iturbide, por un lado pero también de un paisaje poco común.

Así fue que Padilla pasó a convertirse en un pueblo sumergido en el agua. Hoy en día sólo han quedado restos de pequeñas edificaciones y haciendas, que esperan a los viajeros más curiosos dispuestos a recorrer Padilla para rememorar su historia.

 

 

Desde hace unos años Padilla intenta desarrollar el proyecto turístico en torno a la presa, así que los pescadores ofrecen paseos en lancha para descubrir en detalle el deterioro que tiene como protagonista a este lugar. También se ha promovido la práctica de la pesca deportiva en la zona.

En las márgenes de la presa Vicente Guerrero, se pueden encontrar especies variadas como jabalí, venado cola blanca, liebre, conejo, gato montés, víbora de cascabel y coralillo, además de especies migratorias como anátidos y paloma ala blanca, por lo que recorrer Padilla también será un verdadero contacto con la naturaleza.

 

 

Recorrer las ruinas de la antigua capital de Tamaulipas resulta sorprendente. Apenas quedan rastros de lo que fueron las calles, ahora tapizadas de maleza. Apenas y se reconoce la iglesia que estuvo dedicada a San Antonio de Padua, y ni que decir de la escuela o el centro de la plaza principal.

 

 

Presa Vicente Guerrero

Dónde: Municipio de Padilla, Tamaulipas.

Cuando: todo el año

Entrada libre

México antes de las lavadoras: de cuando los ríos eran lavaderos comunales
MXCity
Fueron necesarios años de procesos tecnológicos para llegar al lavado de ropa tal y como lo conocemos hoy en día.

Foto destacada: Environment & Society

Antes de las lavadoras los espacios de limpieza construyeron identidad, cultura y vida.

 

. . .

 

En la antigüedad lavar ropa era una tarea de un día entero y varios sacrificios, y no era el único ya que  además había que ser madre de familia encargada de cocinar, fregar, limpiar la casa, cuidar de los hijos, acarrear el agua, remendar la ropa, y las lavadoras se comenzaron a ofertar hasta 1960 en los lugares con electricidad y en los hogares más acomodados.

 

 

Además, antiguamente la ropa estaba mucho más sucia que la actual, porque la higiene personal era menor al no haber agua corriente. Acarrear el agua para los distintos usos incluso el de dar de beber al ganado consumía mucho tiempo debido a la distancia a la que se encontraba la fuente de agua y la frecuencia del uso cotidiano para cocinar, limpiar, beber, etc.

Así que la mayoría de las mujeres acudían al río para lavar la ropa, pero era parte de un proceso largo ya que los lavaderos surgieron a finales del siglo XIX y antes lo normal era tallar la ropa contra las piedras de río. La otra cosa es que también era peligroso lavar la ropa de enfermos y que esa misma agua era usada tanto por ganado como para consumo humano propiciando epidemias.

 

 

Asimismo, era cansado lavar las prendas así que las mujeres usaban ropa liviana, mostrando más que lo que el dictado de la época? El buen tiempo hacía posible "sacar los trapos sucios", restregar las prendas y ponerlas a remojar. El remojo se hacía con agua caliente y podía repetirse hasta 6 veces con tal de quitar la grasa corporal. Luego había que llevar la ropa húmeda de regreso a la casa.

El jabón y lejía química hicieron más sencillo el proceso y que fuera posible llevar la ropa al río buscando una piedra plana o la tabla de lavar que favorecía la operación del fregado, estregado y limpiado. Luego se ponía a secar la ropa sobre piedras o el pasto.

 

 

Lavar la ropa y estar en un río durante mucho tiempo, producía resfriados, reuma, pulmonía, bronquitis y también afecciones a la piel. Las manos sangraban pero siempre ha sido un oficio colectivo que simboliza la relación entre el agua, el lavado y la feminidad, siendo escenarios en donde también se podía conversar, reír, cantar, aliviar penurias y sacrificios que enfrentaban en su vida diaria, sobre todo ya en el siglo XX.

 

 

El siglo XX trajo una preocupación por la pureza del agua, médicos higienistas, y algunos avances tecnológicos en el campo del lavado de la ropa que transformarían este oficio. Los lavaderos públicos de cemento tenían una superficie rugosa para restregar la ropa y un tanque con agua que brotaba de un grifo. Sin duda es un técnico que incluía un equipo de piedra y accesos urbanos  y de cañería.

Los lavaderos también facilitaron el cuidado de los niños, permitía una vigilancia el estar lavando a la altura de la cintura y no con la cabeza abajo mirando el río. Esto trajo consigo que el acto de restregar, hacer espuma, quitar el jabón exprimir y quita manchas fuera un proceso mucho más digno.

 

 

El Sanacoche era un tipo de raíz parecida al camote que se usaba como jabón natural. Se machacaba el tubérculo con una piedra y con eso era el "Suavitel" de la época. Lavar piezas grandes como cobijas y cobertores era otra cosa, ya que el cobertor con agua es muy pesado y no solo lavarlo es complicado, darle vuelta y limpiar, quitar manchas y cargar el bulto de cobertor más la ropa mojada era un martirio.

En CDMX existen lavaderos públicos en alcaldías de Xochimilco, Iztapalapa y Milpa Alta y donde además de la limpieza,  es posible hacer yoga, zumba, cursos gratuitos de violencia intrafamiliar, de sexualidad y náhuatl. En el pueblo de San Pablo Chimalpa, Cuajimalpa, existen dos de estos legendarios lugares: uno ubicado en la calle Reforma  y otro cerca del "río chico" y "río grande".

Conoce un poco de la fascinante y antigua historia de Cholula
MXCity
Cholula es una palabra náhuatl Cholollan que se puede traducir como “agua que cae en el lugar de huida”, y está en Puebla.

Foto destacada: Wikipedia

Cholula es uno de los asentamientos más antiguos de México.

 

. . .

 

Muy cerca de la CDMX se encuentra una de las ciudades coloniales históricamente más importantes de México: Cholula. Cholula también es bien conocida por su parque arqueológico, mismo que alberga la pirámide más grande de México, la Pirámide Tepanapa.

También es la pirámide más grande del mundo por volumen  más grande en ese sentido que la Gran Pirámide de Keops en Egipto.

 

 

Pero en su apogeo, Cholula fue la segunda ciudad más grande del país después de Tenochtitlan. Se cree que fue un importante centro religioso y cultural en ese momento. La ciudad cayó ante los olmecas alrededor del año 600 a.n.e., y los toltecas unos trescientos años después. Cuando llegó Hernán Cortés a principios del siglo XVI, la ciudad estaba bajo una fuerte influencia de los aztecas.

 

 

La Gran Ciudad de Cholula

 

 

Hernán Cortés visitó Cholula a pedido de Moctezuma, pero la invitación era parte del plan para emboscarlo. Sin embargo, los tlaxacalanes cercanos, que se habían hecho amigos de Cortés y que ellos mismos no eran amigos de los aztecas, lo alertaron, permitiendo que los españoles llegaran preparados.

 

 

Los cholulanos pagaron caro conspirar con Moctezuma: Cortés ordenó una masacre de su gente y que se destruyeran sus pirámides y se construyeran iglesias en su lugar.

Según cuenta la leyenda, Cortés ordenó la construcción de 365 iglesias en Cholula, una para cada día del año. De hecho, la ciudad tiene alrededor de 40, un número considerable en relación con el tamaño de la población de la ciudad.

 

 

Cholula tiene dos áreas: San Pedro Cholula y San Andrés Cholula. San Pedro Cholula es donde se encuentran las principales iglesias, museos y parque arqueológico; San Andrés Cholula es el área de vida nocturna de la ciudad, que es particularmente popular entre los estudiantes, ya que allí también se encuentra el campus de la Universidad Estatal de Puebla.

 

 

Cholula tiene de fondo a los majestuosos Pico de Orizaba, Popocatépetl e Iztaccihuatl, además el Zócalo es el punto focal para la ciudad y lugar de encuentro para visitar restaurantes, cafés y tiendas.

Cholula también cuenta con museos y centros culturales como la Biblioteca Franciscana el Museo del Caballero Aguila. La calle Morelos cuenta con tiendas de arte y artesanía que venden obras de producción local, además de vajillas de cerámica, cerámica de arcilla roja, trabajos de hierro forjado, fuegos artificiales de producción local, trabajos de vidrio soplado.

 

 

Cholula, Puebla

 Dónde: una hora y media de la Ciudad de México.

Cuando: todo el año

Entrada libre

x