Comunidad
Chontales, un nombre compartido para dos pueblos originarios distintos
MXCity
Dos pueblos emparentados por el nombre chontal, pero alejados geográfica y culturalmente aunque no espiritualmente.

Foto destacada: INAH

Los chontales son comunidades homónimas en Tabasco y Oaxaca.

 

. . .

 

Chontal es un término mexica que significa "extranjero" pero que ahora designa a dos pueblos originarios mexicanos que no están relacionados entre sí, a no ser por el nombre. Pero como geográficamente se encuentran muy cercanos, quizá por eso se les dio el mismo nombre. Cada uno de estos extraordinarios pueblos merecen ser conocidos y aquí te compartimos un poquito de su grandeza.

 

 

Chontales de Oaxaca

 

 

Los Slijuala xanuc?, habitantes de las montañas, en lengua chontal oaxaqueña es el nombre original y correcto de este pueblo originario que habita la Sierra Madre del Sur, en los municipios San Carlos Yautepec, Santa María Ecatepec, Asunción Tlacolulita, San Miguel Ecatepec y Santa Magdalena Tequisistlán; pero también en las costas de Santiago Astata y San Pedro Huamelula.

Su origen se remonta al año 300 d. C. cuando después de haber habitado con los mixes Villa Alta y Choapam, fueron expulsados, lo que llevó a los chontales a la sierra del aire, que hoy es el municipio de Santa María Ecatepec. El fundador de la nación chontal fue el rey Alfane Leochine, quien en 1374 entró en guerra con los zapotecos por su constante expansión territorial.

 

 

Alianzas y batallas con zapotecos y mexicas escribieron la historia de los chontales hasta la llegada de Pedro de Alvarado a su territorio, momento desde el cual tuvieron que confrontar duras batallas, epidemias, evangelismo y prohibiciones absurdas como el cultivo de cochinilla y la explotación de las salinas de Tehuantepec, sus medios de sustento.

Aun con pérdidas, el pueblo chontal oaxaqueño ha preservado creencias religiosas antiguas y parte de su gastronomía milenaria. Su tradición religiosa consta de 18 deidades masculinas y 3 femeninas, de entre ellas el Gran Espíritu creador de los astros, el aire, el agua y el fuego. Su gastronomía parte de las deidades y su relación con los ciclos de la naturaleza; por ejemplo, en temporada de lluvias nunca faltan los hongos.

 

 

De entre sus obras manuales destacan la elaboración del mezcal y la fabricación de textiles de algodón teñidos con materias primas; ambas actividades se realizan por medio de técnicas tradicionales, mismas que se ven reflejadas en el uso y aplicación de medicamentos. La medicina chontal parte del concepto de enfermedad que se da por los opuestos, frío y caliente, cada uno causante de diferentes enfermedades.

El uso de las plantas para la cura de enfermedades es primordial en la medicina chontal que registra 365 enfermedades para las cuales existen 365 plantas agrupadas y clasificadas según la parte del cuerpo que curan, la parte de ellas que se utiliza, o la manera en la que se usan, algunas de estas enfermedades con el mal de vergüenza, la tirisia, el mal de ojo, el empacho y el susto; estas y el resto de enfermedades son detectadas por el curandero, quien no cobra al tratarse de un servicio a su comunidad.

 

 

Chontales de Tabasco

 

 

El nombre del pueblo mayense que habita los municipios tabasqueños Centla, Centro, Jonuta, Macuspana y Nacajuca; es yoko t?anob o yoko t?an, que significa, el pueblo que habla yoko ochoco" que nada tienen que ver con los chontales de Oaxaca. Los chontales de Tabasco se instalaron en antiguos asentamientos olmecas, pero se trata de mayas que al tener contacto con los toltecas adquirieron el náhuatl también, es decir, se trataba de una población casi en su totalidad bilingüe.

Al territorio de los chontales de Tabasco llegó en 1518 Juan de Grijalva, un año después fueron visitados por Cortés quien, acompañado por Malintzi, entabló reuniones diplomáticas con el señor de los yoko t?an, Tabscoob. El pueblo acabó por aliarse al enemigo tras las grandes afectaciones que dejaron las enfermedades españolas.

 

 

Los yoko t?an desarrollaron su cultura en medio de la selva tropical, a la orilla de los bordos fluviales altos en el llano y lugares sobre la playa y la zona costera, tuvieron una fructífera agricultura y realizaron pesca en agua dulce y salada, hasta 1614 cuando se construyó de palma la primera iglesia en Nacajuca, la zona principal de los yoko t?an, la única sobreviviente del periodo colonial.

Se dice que para el siglo XVII el 95% de los chontales tabasqueños había desaparecido, donde había poblaciones la selva creció tapando los edificios, los sobrevivientes se vieron obligados a trabajar en la ganadería y la explotación del palo tinte y el cacao. Las mejores tierras fueron distribuidas entre españoles, los yoko t?an fueron desplazados a las tierras inundables y el pantano donde vivieron como abastecedores de cal de ostión, vigas de mangle, carbón y pescado.

 

 

El pueblo chontal de Tabasco es uno de los más segregados razón por la que su grupo es muy pequeño, por ende, se encuentran en peligro de perder sus tradiciones, mismas que en otros días permitieron la vida y la prosperidad en la selva ya que los yoko t?an conciben un mundo habitado e intervenido por las deidades.

Doña Bolom, originalmente Ix Bolom y que ahora es identificada con la virgen de la Asunción, es la diosa de la fertilidad, la luna, la dueña del mar a quien visitan los "hombres tigre" y "mecaguas", seres voladores que llegan a su morada en el cielo. Yumkaa, Chwakiok, Chibompam, son otras deidades encargadas de cuidar la selva, enfermado de la mente a los que la violentan.

 

 

Su medicina tradicional está casi por perderse, pero aún conservan el uso de algunas plantas en combinación de la medicina alópata. Para los yoko t?an la enfermedad se origina cuando hay una ruptura con el orden cósmico, para lo cual es necesario realizar ceremonias y la consulta a los hueseros, las ensalmadoras y las comadronas.

Tecnología láser identificó 478 centros ceremoniales de la cultura Olmeca
MXCity
Investigadores descubrieron casi 500 sitios ceremoniales prehispánicos al sur de México, en un hallazgo que modifica las teorías sobre los orígenes de la civilización mesoamericana.

El estudio con tecnología láser fue el más grande de este tipo que involucró a la antigua Mesoamérica.

 

. . .

 

La teledetección de una gran región de México ha revelado cientos de antiguos centros ceremoniales mesoamericanos, incluido uno de gran extensión en un sitio importante para la antigua cultura olmeca, conocida por sus colosales cabezas de piedra.

Según El Economista, el método de detección remota conocido como LIDAR, por sus siglas en inglés, identificó 478 centros ceremoniales en áreas que fueron el hogar de las antiguas culturas olmeca y maya que datan de aproximadamente 1100-400 antes de Cristo (a.C.), dijeron investigadores el lunes.

El estudio fue el más grande de este tipo que involucró a la antigua Mesoamérica (una región cultural que comprende la mitad meridional de México y Centroamérica), cubriendo todo el estado Tabasco, el sur de Veracruz y partes de Chiapas, Campeche y Oaxaca.

LIDAR es un dispositivo que permite determinar la distancia desde un emisor láser a un objeto o superficie utilizando un haz de láser pulsado. La tecnología entra en la vegetación y señala estructuras que de otro modo no se verían.

 

 

Un gran centro ceremonial fue ubicado en el sitio olmeca temprano llamado San Lorenzo, que se encuentra en Veracruz, en las tierras bajas cerca del Golfo de México, y que estuvo en su apogeo aproximadamente entre 1400 y 1000 a.C.

Los olmecas representaron la civilización mesoamericana importante más antigua conocida y se cree que influyeron en culturas posteriores, incluida la maya.

El arqueólogo de la Universidad de Arizona, Takeshi Inomata, quien dirigió el estudio publicado en Nature Human Behavior, dijo que el LIDAR detectó un gran espacio ceremonial rectangular de tierra, hasta ahora desconocido, en San Lorenzo.

Mide alrededor de 1,000 metros por 275 metros, con 20 plataformas alrededor del borde ligeramente elevadas por encima de él.

Su propósito sigue sin estar claro, pero pudo haber sido una plaza donde un gran número de personas se reunieran para algún tipo de ceremonias, mientras que las plataformas que rodean la plaza pudieron haber tenido residencias, aseguró Inomata.

 

 

Las cabezas olmecas, cada una formada con una sola roca de basalto, se encuentran entre las obras de arte más evocadoras de la antigua Mesoamérica. Los rasgos faciales naturalistas están tallados de tal manera que los expertos sospechan que son representaciones reales de los antiguos gobernantes olmecas.

Se han descubierto 10 cabezas en San Lorenzo. Inomata sostuvo que puede haber más de ellas sin descubrir en sitios relacionados.

 

 

Muchos de los cientos de complejos para hacer rituales identificados en el estudio comparten diseños comunes como el de San Lorenzo. Varios de estos parecen haber sido construidos con orientaciones alineadas con la dirección del amanecer en fechas ceremoniales clave específicas.

«Estos centros fueron probablemente las primeras expresiones materiales de los conceptos básicos de los calendarios mesoamericanos», dijo Inomata, y detalló que dichos calendarios se basaban en una unidad de 20 días, coincidiendo con el número de plataformas alrededor del centro ceremonial de San Lorenzo.

 

 

Otro complejo incluso más grande, descrito por Inomata y sus colegas el año pasado, fue encontrado en el yacimiento arqueológico maya Aguada Fénix, en Tabasco, cerca de la frontera con Guatemala.

Este y otros hallazgos en el estudio, que datan después del de San Lorenzo, sugieren que los olmecas y otros pueblos de la región intercambiaron ideas.

LIDAR ha demostrado ser cada vez más útil para los arqueólogos.

«LIDAR también nos permite «ver» el paisaje y la infraestructura que en muchas partes del mundo está escondida bajo la cubierta forestal», agregó Fernández-Díaz, coautor del estudio del Centro Nacional de Cartografía Láser Aerotransportada de la Universidad de Houston.

Artistas mexicanos que ayudaron a crear la industria animada en EU
MXCity
Grandes dibujantes y animadores de descendencia mexicana del siglo XX que colaboraron con grandes compañías.

Foto destacada: Cartoon Brew

Estos mexicanos triunfaron en Estados Unidos con grandes producciones.

 

. . .

 

Varios de los artistas que triunfaron en Estados Unidos han fallecido en los últimos años. Falleció Fernando Ruiz, el primer mexicano que logró trabajar en los estudios Disney en 1963, Roman Arambula, artista mexicano que dibujó el cómic de Mickey Mouse? pero nunca es demasiado tarde para reconocer sus contribuciones y rendirles un pequeño homenaje a los artistas mexicanos que han contribuido a desarrollar la animación estadounidense.

Es sorprendente descubrir el impacto de los artistas mexicanos en la industria estadounidense en la década de 1920; quizá porque a los artistas afroamericanos se les negó el acceso a la industria. En la década de 1930, trabajaban en todos los estudios principales y ocupaban puestos clave en muchos de ellos. Fueron los primeros en crear personajes mexico-estadounidense como Meany, Miny, Moe de Manuel Mario Moreno, un trío de monos que comenzaron a aparecer en una serie teatral de Universal en 1935.

Te dejamos con algunos de los artistas mexicanos que han hecho importantes contribuciones a la historia de la animación estadounidense.

 

 

Carlos Manríquez (1908-1981)

 

Fuente: rm.132@WRMS

 

Llegó a los estudios de Disney en 1929 siendo el empleado 42 y se convirtió en el primer pintor de fondo a tiempo completo del estudio. Manríquez dejó el estudio en 1938 y vuelve a aparecer en 1951 como pintor de fondo en Warner Bros. Más tarde se mudó a la Ciudad de México, donde trabajó en Rocky y Bullwinkle en Val-Mar Productions. En Val-Mar, Manríquez dirigió el departamento de antecedentes y también supervisó los departamentos de verificación, tinta y pintura y cámara. Más tarde, Manríquez abrió su propio estudio en México.

 

 

Ernesto "Ernie" Terrazas (1909-1995)

 

Fuente: Cartoon Brew

 

"Ernie" Terrazas comenzó en Disney, pasó de asistente de animación al departamento de historia en algún momento a fines de la década de 1930. Su mayor aporte fue el desarrollo de la estrella mexicana de Los Tres Caballeros: el gallo charro, Panchito. Los detalles sobre su carrera posterior en la animación son irregulares: en la década de 1950, escribió una serie de caricaturas de propaganda anticomunista para el público mexicano, que fueron discretamente financiadas por el gobierno de Estados Unidos; a principios de la década de 1960, dirigió los dibujos animados para televisión Rocky & Bullwinkle en Val-Mar Productions en la Ciudad de México; ya partir de la década de 1970 fue director de historias en Hanna-Barbera en proyectos como Yogi y Scooby-Doo.

 

 

José Cuauhtémoc Meléndez (1916-2008)

 

Fuente: ASIFA-Hollywood

 

El artista mexicano-estadounidense más famoso que trabajó durante la Edad de Oro de la animación de Hollywood. Tenía una gran habilidad para estar presente en el momento exacto del período de gloria de cada estudio. Fue asistente de animador en Disney sobre Pinocho y Fantasía; animador en Warner Bros y muchas otras compañías. A mediados de 1950, Meléndez pasó a dirigir en el estudio comercial Playhouse Pictures. Tenía casi cincuenta años cuando dirigió A Charlie Brown Christmas, el especial de televisión que lo prepararía para el resto de su carrera.

 

 

Rudy Larriva (1916-2010)

 

Fuente: Cartoon Brew

 

Fue un animador que dejó su huella en Warner Bros a fines de la década de 1930. Ofreció una animación de alta calidad al estilo Disney y más tarde, Larriva fue a Disney, donde animó varias películas antes de convertirse en un animador clave en UPA, donde trabajó en el primer corto de Mister Magoo, Ragtime Bear, así como en Gerald McBoing Boing yUn unicornio en el jardín. A partir de la década de 1960, Larriva pasó gran parte de su tiempo como director de animación, trabajando en los principales estudios de la época: Hanna-Barbera, Filmation y Ruby-Spears. Fue director de Alvin y las Ardillas.

 

 

Gus Arriola (1917-2008)

 

 

Fuente: Cartoon Brew

 

Arriola visitó México hasta 1961, pero su gran legado fue haber usado humanos y animales en una tira cómica para presentar la cultura mexicana a los lectores de todo el mundo. Su estilo caricaturizado y personajes perezosos con sobrepeso que hablaba en un inglés, reflejaban las concepciones populares de los mexicanos de la época. Ayudó a popularizar palabras y frases en español como “hasta la vista”, “amigo”, “piñata”, “muchacho” y “hasta mañana”. Si bien la carrera de animación de Arriola se limitó a solo media década más o menos, su entrenamiento en animación y su habilidad para el diseño expresivo y poses atractivas siguieron a su carrera de cómic y dieron como resultado una historieta pionera enraizada en la cultura mexicana.

 

 

Phil Roman (1930-)

 

Fuente: Cartoon Brew

 

Phil Roman es hijo de migrantes mexicanos. Roman comenzó su carrera en Disney en la década de 1950 trabajando en cortos de Tom & Jerry en MGM, así como en el clásico especial navideño del Grinch, cortometraje ganador del Oscar. Ascendió hasta convertirse en el propietario de uno de los estudios de animación independientes más grandes de Estados Unidos de los años ochenta y noventa: Film Roman Inc. Si el nombre de su empresa no le resulta familiar, los programas icónicos que produjeron son: Los Simpson, Rey de la colina, Padre de familia, Garfield y sus amigos, El mundo de Bobby y El crítico, por nombrar solo algunos. Roman continuó dirigiendo Film Roman hasta que dejó la compañía a fines de la década de 1990.

S’ui K’ien, la gran fiesta mazateca para los muertos
MXCity
Los Huehuentones enmarcan la celebración ritual de los mazatecos, única entre todas las fiestas de muertos.

Foto destacada: Head topics

El Día de Muertos es una forma de designar muchos rituales mexicanos como el S’ui K’ien.

 

. . .

 

La fiesta de los muertos se acerca y es la celebración favorita de los mexicanos, conocida alrededor del mundo por dar forma y colorido a nuestra perspectiva de la muerte, del recuerdo y de nuestra relación con los seres que amamos, pero que no se encuentran presentes en cuerpo. Día de Muertos es el nombre genérico que le hemos dado a todas las celebraciones que se festejan el mismo día a lo largo y ancho del país. Unas duran más que otras, pero el significado primordial es el mismo:

Honrar a nuestros antepasados y seres queridos.

Y más que una fiesta o la colocación del tradicional altar de muertos, en algunos lugares del país es todo un ritual que implica disciplina, esfuerzo, y la unidad de toda una comunidad que replica durante generaciones recetas y danzas.

El  S?ui k?ien es la Fiesta Grande de los Muertos de los mazatecos, es el prodigio de las celebraciones con las que comienza noviembre, aunque esta comience desde octubre.

 

 

S?ui k?ien, la Fiesta Grande de los Muertos

 

 

Los chá ndiyo (gente antigua) conocidos como mazatecos, habitan el territorio de la Cuenca del Río Papaloapan al noreste del estado de Oaxaca que colinda con Veracruz y Puebla, zona multicultural por albergar a seis pueblos originarios, la región mazateca va desde las bajas tierras tropicales hasta las alturas místicas de las montañas que normalmente están envueltas en neblina, es ahí donde desde el 25 de octubre comienzan los preparativos para recibir a los antepasados.

A diferencia de casi todo el país, los mazatecos tienen designado como día de llegada de los muertos el día 27 de octubre, razón por la que la mayoría de pobladores inician los preparativos para el S?ui k?ien o Fiesta Grande de los Muertos un par de día antes; incluso, todo depende de las funciones que se desempeñen durante este largo ritual que también es fiesta, y baste decir que para los altares es tiempo suficiente.

El S?ui k?ien se celebra del 27 de octubre al 5 de noviembre, y durante este periodo no hay enemistades en el pueblo y no se trabaja, pues se trata de una celebración que requiere de todos los miembros de la comunidad. Y como todos tenemos antepasados, toda la comunidad participa de alguna u otra forma para recibir a las ánimas purificadas de los difuntos.

Antes de la llegada es necesario preparar las calles, los cementerios y altares, toda una serie de preparativos que año con año se han ido enriqueciendo con la llegada de turistas; para los que ha resultado muy atractiva la feria del 4 de noviembre en la Plaza Municipal, donde además de la venta de artesanías hay espectáculos tradicionales. Pero esta no es la Fiesta Grande de los Muertos, esa ocurre tras bambalinas, en las calles aledañas, con las familias que por generaciones llevan celebrando el ritual.

 

 

Altares y danzas

 

 

Antes del día 27 de octubre, las ofrendas y altares deben quedar terminados en casa y en el panteón donde los detalles son indispensables. Los mazatecos aún conservan características muy puntuales en sus altares, como los arcos de carrizo, que simbolizan las etapas de la vida y el encuentro de este mundo con el inframundo; la presencia de frutas, flores, panes de temporada y otros alimentos locales no pueden faltar.

Compartir es una de las acciones más significativas de este ritual, ofrendar al otro, al vecino, a la visita, al antepasado que ha venido desde tan lejos; lo que se comparte es el gozo de comer, el esfuerzo de la cocina, la tradición conjugada en sazón: atole agrio, tamales de frijol, mole, tesmole, caldo de chivo, pan de muerto y mezcal.

 

 

Agua, velas, copaleros y fotografías no pueden faltar, ventanas y puertas habrán de dejarse abiertas la noche del 27 de octubre para que las visitas entren a convivir en el recuerdo. Allá en el cementerio las tumbas se adornan con flores y velas de cera de abeja que alumbran a las personas que acompañan la llegada de los muertos con veladoras; es muy común ver relevos o visitar otras tumbas, de vecinos, amigos y hasta de personajes como María Sabina.

La noche del 31 de octubre llegan los niños, la noche del día 1° de noviembre, los adultos a quienes se les coloca una vereda de velas que guían a los visitantes del cementerio al pueblo, la primera bienvenida la da algún familiar que se encuentra ante la lápida pidiendo la intercesión de la visita ante Dios para solicitar su favor en la salud, el trabajo y la familia; incluso hasta favores como ser parte de los huehuentones.

 

 

Danza de los huehuentones

 

 

Los huehuentones o chá so h?o o chájma en mazateco, son grupos de danzantes casi siempre conformados sólo por hombres que tienen un papel importantísimo en el ritual de S?ui k?ien o Fiesta Grande de los Muertos, cada uno de estos hombres promete pertenecer a la comparsa durante siete años, tiempo en el que habrá de aprender danzas, música y hacer su indumentaria anual para la celebración.

La vestimenta de los huhuetones los distingue de la multitud que se junta durante la Fiesta Grande de los muertos, usan máscaras de madera llamadas jonote que ellos mismos tallan, sombreros de bejuco y huipil blanco sobre cual portan gabán, con los años esta vestimenta tradicional ha variado en algunas poblaciones donde se pueden encontrar huehuentones más bien disfrazados que utilizan máscaras de luchadores o personajes populares.

 

 

Como sea que se vistan, los huehuentones representan a los antepasados (por eso parecen viejitos) su presencia es necesaria porque son ellos quienes el día 27 de octubre acuden al panteón apara solicitar a Chikon nyoa k?en, el guardián del inframundo, la salida de los difuntos por seis días; son estos personajes los que encabezan la caravana que lleva a las ánimas de visita por el pueblo acompañados por violines, vihuelas, güiro y tambores.

Los huhuetones van danzando desde el cementerio deteniéndose en cada altar donde reciben de los anfitriones alimentos dispuesto en el altar, bailando y cantando en mazateco como agradecimiento de las cortesías recibidas; es una especie de carnaval de bienvenida que luego se convierte en fiesta, hasta el día dos de noviembre cuando entre la luz celestial de los cohetes ilumina a los huehuentones que pasan de regreso para llevar a los antepasados al panteón, lugar al que volverán durante generaciones y generaciones.

 

 

S?ui k?ien, fiesta grande de los muertos

¿Dónde? Plaza de la Identidad, Huautla de Jiménez, Oaxaca.

¿Cuándo? Del 27 de octubre al 5 de noviembre

¿Cuándo? Paso libre

Gitanos, la historia de una comunidad oculta en México
MXCity
Los gitanos que viven en México han sido comunidades que se aíslan para evitar prejuicios, mitos y el cliché de sus tradiciones.

Foto destacada: Radio mitre

Los gitanos que habitan en México son comunidades que prefieren vivir en un despliegue de ostracismo social.  

 

. . .

 

La presencia de los gitanos en México va mucho allá de aquel famoso billete, de novelas o películas, es un pueblo que se ha extendido por el mundo y que en México ha pasado casi desapercibido o presa de un cliché que comienza con el nombre con el que nos referimos a ellos, rom, ludar y calé son los grupos o familias de los romanís o húngaros que hoy habitan en muchos estados de nuestro país.

Así como otros grupos o pueblos, los que conocemos como gitanos llegaron a nuestro país en diferentes momentos, en oleadas migratorias que provenían de Francia, Grecia, Hungría, Polonia, Rusia, los Balcanes y Rumania principalmente; dependiendo de su procedencia es el nombre que utilizan para auto nominarse.

 

 

¿Cuándo llegaron a México?

 

 

Los rom y los ludar se consideran familia, provienen principalmente de Rumania, Polonia y los Balcanes, los cualés llegaron de España; los tres grupos arribaron sobre todo en el siglo XIX; al parecer fue en 1890 cuando llegaron los primeros rom y ludar a Veracruz y el sudeste de la CDMX. Después, a causa de los desastres que dejó en sus tierras la Primera Guerra Mundial, otro grupo de romaníes llegaron a México.

Para los años treinta del siglo XX los gitanos eran conocidos como un grupo de personas que de dedicaba a conductas delictivas, razón por la que en 1931 la ley de inmigración se reformó para dificultar su entrada y prohibir su asentamiento en nuestro país, sin embargo, todavía en la década de los sesenta, México recibió una gran diáspora desde España que trajo grandes circos y carpas donde artistas como Antonio Aguilar y Flor Silvestre se dieran a conocer.

 

 

Gitanos mexicanos, costumbres y tradición

 

 

Pese a que algunas familias aún son nómadas, la mayoría de los gitanos se concentran en pequeñas colonias asentadas en Veracruz, Puebla, Guadalajara, Monterrey, San Luis Potosí y la CDMX; desde que llegaron a nuestro país los romaníes trajeron consigo diversas tradiciones y labores que los grupos más tradicionales conservan, el resto ha integrado sus saberes a la cultura que les dio hogar.

El comercio de telas, el trabajo de la piel, la danza y el cine han sido las principales actividades que han desarrollado en nuestro país, por cierto, en lo que refiere al cine resulta interesante saber que su labor al respecto consistió en llevar cinematógrafos a rincones lejanos; pasarían algunos años antes de que su figura saltara a las pantallas retratando clichés culturales, pero también existirían trabajos como el del fotógrafo Lorenzo Armendáriz.

 

 

Pablo Luvinoff, conocido como el gran patriarca de los gitanos, fue el dirigente de la Iglesia Cristiana Gitana de México, asesoró personalmente los guiones de dos telenovelas, Yesenia y Gitanas, en sus diferentes versiones, por ejemplo, como Amor gitano, fueron trasmitidas en 1970, 1987 y 1999 respectivamente.

Lo que fuera una moda televisiva pasó al olvido casi hasta en las calles donde casi no se les conoce, sólo en la zona sur de la CDMX se les conoce y casi como un mito urbano por tratarse de una comunidad muy cerrada, los gom, como se denominan, tienen alrededor de cuarenta años habitando en la ciudad dedicándose principalmente al manejo de maquinaria pesada y a la compraventa de autos, con cuidado de dar a conocer su identidad por temor a represiones.

 

 

La discriminación contra las familias romaníes es tan frecuente que no extraña su ostracismo, mismo que con los años ha ido desapareciendo gracias a la labor y el interés de artistas y escritores que se han dado a la tarea de rastrearlos para escribir su historia en nuestro país en el que hasta el año 2000 sumaban 315 mil 850 personas, de acuerdo con las cifras del INEGI.

 

x