Arte y Cultura
Curiosidades de la Kermés, la fiesta nostálgica que todos gozamos
MXCity
Las nuevas generaciones no conocen la kermés, pero tenemos una obligación moral para decirles los elementos esenciales de la tradición.

Foto destacada: Food And Travel

La kermés es un ritual, un asunto de vida para convivir y de júbilo para recordar.  

 

. . .

 

Todo mexicano ha estado presente en una kermés, esos eventos que representan perfectamente a nuestro país: juegos, comida, mucho color, bromas, rifas, convivencia y música, casi siempre a favor de una beneficencia. Ya sea para pintar la escuela, cambiar las bancas de la iglesia del barrio o nada más por que hace falta convivir, sólo los mexicanos podíamos crear la única fiesta que se puede celebrar cualquier día del año: la kermés.

 

 

Origen de la palabra kermés

 

 

La palabra kermés proviene del francés kermesse que a la vez proviene del neerlandés kerkcmisse, palabra compuesta de los términos kerkc, iglesia y misse, misa; al español pasó con esa bella letra K pero también se puede escribir quermés. Pues bien, por su origen, la palabra kermés designa a las verbenas de carácter benéfico, por tratarse de una verbena, este tipo de fiestas se organizaban de noche para obtener recursos a favor de un templo religioso cristiano o de alguna institución como orfanatos y hospitales.

 

 

La kermés mexicana

 

 

La palabra y la fiesta se utilizaban sobre todo en Francia y Bélgica, pero para el siglo XIX ya se utilizaba por toda Europa también para referirse a todo tipo de fiesta religiosa. Pero en su sentido primigenio en México ha permanecido desde el periodo de la colonia, cuando los sacerdotes hacían este tipo de fiestas para atraer a la gente.

Hay quienes dicen que el concepto de la kermés llegó a México hasta el siglo XIX. Lo que es seguro es que las kermeses son más de uso popular, lo cual no excluye que se celebren hasta en colegios de alto rango económico; eso sí, todo el sabor y la fiesta vienen del barrio y por eso hoy en día la kermés siguen celebrándose al aire libre, de día o de noche, con o sin juegos mecánicos y ya muchas veces son tener que ser necesariamente a favor de alguna situación que requiere beneficencia.

 

 

Es verdad que, sobre todo las escuelas, se sigan organizando kermeses para reunir fondos; pero la verdad es que a veces es más el pretexto de reunir fondos que la felicidad que nos provoca la reunión; con el paso de los años las kermeses ya más se han convertido en fiestas para celebrar a algún santo, el aniversario de un colegio o un simple y bonito pretexto para obligar la convivencia y la participación. Pero que no te engañen, las kermeses tienes características específicas que las distinguen de cualquier celebración y son las siguientes.

 

 

La beneficencia

 

 

Definitivamente son para reunir fondos o promover la convivencia, por eso en la kermés todos cooperan vendiendo comida, bebidas, poniendo las bocinas para la disco, la tarja para el juego de pesca o las canicas ¡Ah! Pero nadie cobra directamente, ni que fuera feria; lo primero que hay que hacer al entrar a una kermés es intercambiar en una taquilla el dinero real por vales, billetes de juguetes o inventados, como aquellos que se usan en el juego de mesa Turista.

 

La comida

 

 

Si no hay comida, no es kermés. Sobre todo, antojitos mexicanos, pero en la fila de puestos de comida puedes encontrar todo tipo de postres, pero también alitas, papas a la francesa, los cada día más famosos salchipulpos y salchipapas. Todavía en la década de los noventa era un clásico de kermés tomar refresco en bolsa, pero ahora se usan vasos que contaminan mucho, quizá deberíamos poner de moda llevar nuestros propios envases.

 

Los juegos

 

 

Los juegos de kermés prácticamente son los mismos que los de las ferias, como el juego de pesca, los aros, las canicas; pero hay otros que se suman a estos clásicos, se trata de La Cárcel y El Registro Civil.

Como la kermés tomó su fuerte en las escuelas o barrios populares, donde las historias y los chismes de amor sobran, el Registro Civil tomó mucha relevancia; es el evento esperado de la fiesta porque ahí los novios son llevados casi a la fuerza o es donde se confirman en acto las cartitas de un amor misterioso. Los corazones rotos sólo son sanados con el punto anterior o el que sigue. Y la Cárcel, ese lugar donde se encierra a los latosos o a la pareja en turno de un incauto a quien van a casar a la fuerza.

 

Los huevitos de colores

 

 

Los típicos huevitos de feria, esos rellenos de confeti o harina y sellados con papel china de colores se convertían en las armas perfectas para desquitar el corazón roto, el injusto encarcelamiento y la frustración que causaba perder en cada uno de los juegos. En la kermés escolar, los huevitos son de cooperación, cada salón aporta una cantidad determinada por la colaboración de cada alumno, y la verdad es que siempre hacían falta más porque son el pretexto perfecto para reventarle la cabeza a alguien te cae mal.

 

La disco

 

 

En la kermés siempre hay un salón de clases, o una calle cerrada que se convierte en el sitio para mostrar los mejores pasos, en donde es posible destacarte en los pasos para pasar una buena noche. Hace algunos años no había más que grabar un casete y esperar que alguien llevara una grabadora, hoy se necesita una bocina y un teléfono o computadora con una buena playlist, ya no falta quien se ofrezca de dj y el maestro chaperón que no deja que el perreo se ponga intenso.

 

La rifa

 

 

Originalmente la rifa de la kermés consistía en que algunas personas donaran objetos para rifar, es así como a nuestras casas llegaron peluches mal habidos de farmacia, bisutería de plástico, una vajilla transparente o un juego de cuchillos que no cortan ni aguacate. Bueno, a veces se ponía bueno si el presupuesto daba para el gran premio, un microondas o una tele. Ahora se estila más entregar el presupuesto a alguien que vaya a comprar "buenas baratijas chinas" al centro de la CDMX.

Las Yácatas, una zona arqueológica purépecha y museo en Tzintzuntzan
MXCity
Las Yácatas es una zona arqueológica con gran herencia cultural para conocer algunos de los misterios purépechas.

Foto destacada: Diego Villalo?n

La Cultura Purépecha es un gran misterio en cuento a lengua, arquitectura y tradiciones.

 

. . .

 

Tzintzuntzan fue el centro ceremonial del estado tarasco. Este nombre proviene de la palabra purépecha Ts’intsuntsani , que significa “lugar de colibríes”. Después de Pátzcuaro, el Imperio Purépecha consolidó su poder en Tzintzuntzan a mediados del siglo XV. El imperio continuó creciendo y resistiendo los ataques del vecino Imperio Azteca, hasta la llegada de los españoles.

Para no sufrir la destrucción que sufrió Tenochtitlán, el emperador se rindió a los españoles; aunque con el tiempo gran parte del sitio y sus cinco pirámides redondeadas distintas llamadas yácatas fueron destruidas, y la ciudad casi abandonada.

 

 

Por esta  razón, la excavación de este sitio comenzó hasta 1930. Su construcción más grande son las yácatas que se alinean mirando hacia el lago de Pátzcuaro, en una gran plataforma artificial excavada en el cerro Yahuarato. Este centro ceremonial contiene una gran plaza y varios edificios conocidos por albergar sacerdotes y nobleza. Este centro ceremonial se llamaba Taríaran o “Casa del Viento”, fue una fortificación defensiva así como un centro religioso.

En este centro ceremonial, el rey, o “cazonci”, actuaba como representante del dios principal Curicaueri. Aquí se realizó un gran número de sacrificios humanos, generalmente de prisioneros de guerra. Se creía que estos prisioneros sacrificados eran mensajeros de los dioses y eran venerados como tales.

 

 

Tzintzuntzan tiene la más grande de las estructuras monumentales del reino purépecha. La Gran Plataforma es una superficie de 450 m por 250 m; que a diferencia de las pirámides aztecas o mayas están redondeadas, no cuadradas. Y ya que Tzintzuntzan fue organizado por distintos vecindarios, lo más probable es que su mercado se reuniera a diario y tuviera productos locales e importados, sin embargo, no se ha determinado su ubicación.

 

Museo de Sitio de la Zona Arqueológica de Tzintzuntzan

 

 

Otro detalle de interés es el Museo de Sitio. Inaugurado en 1992, el propósito básico de este museo fue exhibir elementos religiosos, decorativos y utilitarios. Hoy en día, incluso hay gráficos que relatan la historia de los gobernadores del imperio, así como un mapa del Michoacán moderno que indica las ubicaciones en donde se originaron los objetos mostrados.

Hasta hace poco tiempo los arqueólogos, antropólogos e historiadores tenían poco interés por el sitio, ya que las ciudades no estaban fortificadas de manera significativa, pero las investigaciones recientes han revelado que los antiguos purépechas tenían un vasto imperio, solo superado en territorio por los aztecas y una cultura compleja que, en muchos sentidos, era diferente a cualquier otra en Mesoamérica.

 

 

El sitio alberga el Festival Cultural de Fin de Año en el que las comunidades indígenas alrededor del lago de Pátzcuaro demuestran su cultura a través del canto y la danza. Algunas de danzas tradicionales que se llevan a cabo incluyen la Danza del Pescado, Danza de los Moros, Danza de los Tumbies y Pescador Navegante. Por la noche, hay juegos de pelota purépecha (uárukua) en los que se prende fuego a la pelota y se emplean palos similares a los que se usan en el hockey.

 

 

Asimismo, Tzintzuntzan es uno de los pocos lugares en México donde el catolicismo no es la única religión importante, que se ha mantenido dominante desde que los indígenas abandonaron el área. Los evangélicos y otras denominaciones protestantes han logrado numerosos conversos en los últimos cincuenta años.

La iglesia más conocida que aún se conserva en Tzintzuntzan es el Monasterio de San Francisco; sus dos capillas abiertas atraen a turistas interesados ??en la historia religiosa del país.

 

 

Zona Arqueológica y Museo en Tzintzuntzan

Dónde: Av. Las Yácatas s/n, Centro, Tzintzuntzan, Michoacán, México.

Cuando: martes a domingo de 9:00 a 17:99 horas.

Cuánto: $75

Exentos de pago: estudiantes y profesores con credencial vigente; personas con discapacidades, pasantes e investigadores del INAH, niños y niñas menores de 13 años, adultos mayores de 60 años, jubilados y pensionados

Domingos entrada libre para nacionales y extranjeros residentes en México (con identificación vigente, IFE o FM correspondiente)

Yaopan es un videojuego sobre la conquista creado por la UNAM
MXCity
Yaopan es un videojuego desarrollado por la UNAM que une lo lúdico y la divulgación histórica y cultural de la conquista.

Foto destacada: Gaceta UNAM

Yaopan es un desarrollo inspirado en los clásicos juegos del NES.

 

. . .

 

Yaopan es un videojuego creado por la UNAM, que narra el proceso de conquista de México inspirado en el Lienzo de Tlaxcala. Después de pulsar Start, escoger a la princesa Tecuelhuetzin, comenzar a recorrer Tlaxcala y Tenochtitlán, derrotar enemigos y pasar niveles a través de la historia de México y las batallas entre tlaxcaltecas, españoles y mexicas.

Este videojuego tiene un estilo retro, muy similar a los juegos en 8 bits del NES clásico. El proyecto nace como una aportación didáctica de la UNAM dentro de la conmemoración de los 500 años de la caída de México Tenochtitlán.

 

 

Yaopan puede traducirse al español como: "lugar en donde nace la guerra". Según Margarita Cossich y Antonio Jaramillo, historiadores vinculados al desarrollo de este videojuego, el nombre fue consultado con varias mujeres y hombres nahuablantes y fue elegido por su expresividad y por ser un término fácil de recordar y pronunciar.

Con una modalidad de seleccionar personajes, el jugador puede tomar la identidad de Tecuelhuetzin, princesa tlaxcalteca o de Calmecahua, general tlaxcalteca de Ocotelulco, para sortear los ocho niveles que conforman la arquitectura dinámica de Yaopan.

 

 

La historiadora Margarita Cossich comentó la importancia de Tecuelhuetzin como personaje de acción en el videojuego, ya que ayuda a derribar el mito de que las mujeres no tuvieron un papel activo durante los hechos de la conquista.

Otra figura importante que aparece en Yaopan es Malintzin, quien aunque tiene un papel secundario en la estructura del juego, nos recuerda que era ella quien organizaba y comandaba los ejércitos indígenas en la conquista, pues los castellanos no sabían náhuatl y no podían comunicarse ni con tlaxcaltecas ni con los otros aliados.

 

 

El juego sigue el orden presentado en el Lienzo de Tlaxcala: ocho niveles que nos llevan desde la llegada de los europeos hacia diversos momentos emblemáticos de la historia que conocemos: como la marcha a Tenochtitlan por Cholula, la "noche triste", el sitio a Tenochtitlan e incluso alude a las conquistas en Centroamérica.

El Lienzo de Tlaxcala es un documento de historia visual con información invaluable, mandado a manufacturar por el Cabildo de la ciudad de Tlaxcala, alrededor del año de 1550, y que presenta la primera versión completa de la gesta histórica que normalmente llamamos la conquista de México.

 

 

Entre los aliados para la creación de Yaopan estuvieron involucrados la empresa de desarrollo de videojuegos y aplicaciones móviles, Bromio, el Seminario del Lienzo de Tlaxcala, Noticonquista, CulturaUNAM-México 500, Centro Cultural de España en México y la Universidad Autónoma de Tlaxcala.

El videojuego desmitifica "la traición" del pueblo tlaxcalteca, Morán Leyva dijo que "los videojuegos son uno de los mejores medios de divulgación de la cultura y de la historia, y en ese sentido, Yaopan es un producto pensado para nuestra comunidad universitaria y para el público en general".

 

 

Para el estudio del desarrollo del juego, se basaron en un códice donde participan 15 estudiantes de arqueología, antropología e historia de la Universidad Nacional y la UAM, cada uno con un enfoque diferente para acercarse a su tema de investigación, lo que ayuda a entender el Lienzo de otras maneras para darle vida al videojuego.

Yaopan es una aplicación disponible para celulares con sistema operativo Apple y Android. Puedes descargarlo gratuitamente aquí

¿Es verdad que los vikingos llegaron a América antes que Colón?
MXCity
Una nueva investigación podría brindar evidencia científica de la llegada de los vikingos a América, muchos años antes que Cristóbal Colón.

Foto destacada: Speeshreads

Nueva evidencia revela que los vikingos pudieron llegar antes que Colón a América.

 

. . .

 

Se ha dicho que los vikingos cruzaron el océano Atlántico llegando a América mucho antes que Cristóbal Colón. Pero los detalles estaban bastante, bueno los detalles eran mitos y sagas arraigadas que fueron creadas por escandinavos, y otras fueron historias orales, escritas siglos después de que realmente ocurrieran.

Además, como toda saga, estas historias están llenas de notas fantásticas, encuentros entre vikingos y los pueblos indígenas de América siendo algunos eventos descritos como indígenas amables o violentos y viceversa.

 

 

Las sagas islandesas como Saga de Erik el Rojo, la Saga de los groenlandeses, se dice que los vikingos iniciaron la exploración al oeste de Groenlandia a los pocos años de establecerse los asentamientos en la isla.

Bjarni Herjólfsson, un mercader que navegaba entre Islandia y Groenlandia, perdió el rumbo, llegando a un territorio mucho más al oeste. Herjólfsson describió el territorio a Leif Erikson, quien exploró el área con mayor detalle y fundó un pequeño asentamiento llamado Leifsbúðir… Pero estas afirmaciones son igual de verdaderas que la existencia de dragones en el Señor de los anillos.

 

 

 

?Algunos otros textos medievales describen que muchos europeos sabían que los vikingos habían llegado a una nueva tierra al otro lado del Atlántico. Pero sin dar detalles ni nada. La combinación de técnicas de investigación modernas y el descubrimiento de otros textos podría ayudar a establecer una línea de tiempo para los vikingos en las Américas.

Pero encontrar evidencia arqueológica que respalde los mitos, sagas, leyendas e historias es mucho más complejo. Pero según un nuevo estudio en donde se examinaron diversos artefactos de madera de un asentamiento vikingo sin fecha en Terranova, se dice que los vikingos se establecieron en Canadá en 1021.

 

 

Se trata del registro más antiguo conocido de humanos cruzando el Atlántico para llegar a América. El sitio, conocido como L’Anse aux Meadows, está ubicado en la península norte de Terranova.

Se cree que los vikingos aterrizaron en América gracias a que cuando los vikingos llegaron a L’Anse aux Meadows cortaron árboles con cuchillas de metal, que no eran producidas por la población indígena que vivía en la zona en ese momento. Las piezas de madera, dejadas en el asentamiento, provienen de tres árboles diferentes.

 

 

Dentro de esas piezas había anillos de árboles, incluido un marcador claro para el año 993. El año anterior, los científicos saben que ocurrió una tormenta solar masiva, liberando una corriente de rayos cósmicos, o partículas altamente energéticas, del sol a casi la velocidad de luz.

Los tres objetos de madera muestran la misma señal de la tormenta solar exactamente 29 anillos de crecimiento antes de encontrarse con el borde de la corteza. “Encontrar la señal de los anillos de crecimiento de la tormenta solar 29 en la corteza nos permitió concluir que la actividad de corte tuvo lugar en el año 1021 dC”, dijo Margot Kuitems, coautora del estudio e investigadora postdoctoral en la Universidad de Groningen.

 

 

Asegurar esta fecha sugiere que esta es la primera presencia conocida de europeos en las Américas antes de Cristóbal Colón, así como la evidencia más temprana en todas las migraciones y exploraciones humanas de que se había cruzado el Atlántico.

“Se cree que los vikingos se aventuraron hacia el oeste para encontrar nuevas materias primas, sobre todo madera”, dijo Dee. “Al viajar entre continentes en busca de tales materiales, se ha descrito como el primer paso en la globalización”.

 

 

Si bien el número exacto de viajes a las Américas, o cuánto tiempo permanecieron allí, no está claro, la evidencia actual muestra que probablemente fue una estadía de corta duración para los vikingos. Pero hay evidencia en el sitio de L’Anse aux Meadows que muestra que los vikingos exploraron áreas al sur de Terranova mientras estaban en América.

“Esto significa que los vikingos estuvieron allí un poco más tarde en el tiempo, o vinieron y se fueron durante un período de tiempo más largo, o se quedaron en el sitio más tiempo de lo que la mayoría hubiera esperado”, dijo Dee.

 

 

También se ha supuesto que algunos petroglifos de América del Sur se relacionan con símbolos de escritura al estilo de las runas, por ejemplo, en Nazca, Perú,? Brasil, Paraguay, y las provincias argentinas de Tucumán y Córdoba, de lo cual deducen un contacto entre escandinavos y poblaciones locales. Pero tales suposiciones no son aceptadas por la investigación arqueológica moderna.

Se han considerado runas encontradas Kensington y Oklahoma, pero los expertos no aceptan estos hallazgos como pruebas de la colonización de Escandinavia en América, dado que contienen muchas inconsistencias en relación a la escritura rúnica. Esto los lleva a considerarlas falsificaciones.

 

 

Todavía no hay evidencias contundentes que legitimen la presencia de vikingos en América, pero el futuro de muchos profesionales depende de estas aseveraciones.

Vlady y los alucinantes murales rusos que pintó en una biblioteca mexicana
MXCity
Los colores que Valdy pintó en la biblioteca Miguel Lerdo de Tejada es una de las expresiones más sutiles de su exuberancia.

Foto destacada: Hacienda es Patrimonio Cultural

A pesar de que Vlady es uno de los artistas más prolíficos de México, sigue estando a la sombra de muchos otros artistas.

 

. . .

 

Vladimir Kibalchich Rusakov, Vlady, fue uno de los artistas más prolíficos y exhibidos de México en el siglo XX. El “último bolchevique”, pintó 2,000 metros cuadrados de frescos en la antigua biblioteca Miguel Lerdo de Tejada dentro del Ministerio de Hacienda en el corazón de la Ciudad de México, pero es poco conocido en el país.

Vlady describió su propia obra como “mi revolucionaria capilla Sixtina”, y se tardó de 10 años, de 1972 a 1982 pintar los murales que muestran imágenes de revoluciones políticas y musicales en todo el mundo: un Cristo andrógino, Oliver Cromwell y la serpiente emplumada con Bach y John Lennon. La obra es uno de los mayores atractivos de México para los visitantes extranjeros, aunque poco difundido.

 

 

 

El padre de Valdy, Victor, fue un anarquista, bolchevique y trotskista, secretario privado de León Trotsky, además de ser y escritor exiliado de Rusia y Francia amigo de André Malraux y André Gide. Vlady tenía 23 años cuando llegó a México con su padre en 1943, huyendo de Stalin y ya rechazado por Estados Unidos y otros países.

Vlady solía decir que sus influencias incluían los colores de Venecia, las técnicas de los pintores renacentistas y los “ritmos fluidos” de Francis Bacon. A partir de la década de 1950, creó una serie de murales abstractos dramáticos, inspirados tanto en los frescos renacentistas como en las revoluciones de todo el mundo, y se hizo conocido como un líder del movimiento de ruptura de México, un grupo de artistas que reaccionaban contra las obras nacionalistas de Diego Rivera, José Clemente. Orozco y David Alfaro Siqueiros.

 

 

El presidente Luis Echeverría encargó los murales del Ministerio de Hacienda, que supusieron el gran avance en su carrera. Vlady se casó con una Isabel Díaz Fabela y se naturalizó en 1949. A pesar de haber hecho varios murales, en 1994 produjo cuatro pinturas monumentales para adornar las paredes del Ministerio del Interior, pero nunca fueron colgados.

Aquí te dejamos los colores explosivos que Vlady plasmó en la biblioteca miguel Lerdo de Tejada llamada La Revolución y los Elementos.

 

 

 

 

 

 

 

Murales de Vlady Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada

Dónde: República de El Salvador 49, Centro Histórico de la CDMX.

Cuando: lunes a viernes de 9:00 a 17:30

Entrada libre

x