Arte y Cultura
Eclipse de siete lunas: revaloración de las mujeres dedicadas al muralismo
MXCity
Hoy muchas artistas mujeres que son muralistas y en Eclipse de siete lunas es posible ver los antecedentes de esta gran historia.

Foto destacada: Miguel Dimayuga / Proceso

Eclipse de siete lunas revalora el papel de la mujer en el arte del siglo XX, específicamente de las muralistas.  

 

. . .

 

Los murales mexicanos son reconocidos en todo el mundo, se han destacado los muralistas hombres, y más específicamente cuatro nombres: David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco, Diego Rivera y Rufino Tamayo.

Fuera de la narrativa pictórica y estética de estos muralistas, también se dio una vasta obra de mujeres, tanto mexicanas como extranjeras, que formaron parte de un movimiento de artistas que transformaron de manera radical el arte público en México durante el siglo XX y que en sus obras reflejaron la preocupación social que marcó la época y la generación de creadores a la que pertenecieron.

 

 

Muestras de grandes artistas son Elena Huerta, creadora del mural más grande hecho por una mujer en México; Rina Lazo (recién fallecida en 2019) guatemalteca que asistió a Diego Rivera; las Hermanas Marion y Grace Greenwood, quienes pintaron la lucha social de las clases sociales, la lucha obrera, el anticolonialismo y la libertad de expresión.

Electa Arenal, poeta y escultora, que trabajó en los murales exteriores del Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria; Valetta Swann (1904-1973) pintora y escultora inglesa, Fanny Rabel, Aurora Reyes y muchas mujeres más.

 

 

Con la finalidad de revalorar el espacio de las mujeres en el muralismo mexicano, la escritora Dina Comisarenco recupera la obra de 20 mujeres que se dedicaron al muralismo durante el siglo XX en México, en una la publicación de Eclipse de siete lunas. Mujeres muralistas en México.

El libro destaca artistas como Elena Huerta, Marion Greenwood, Elvira Gascón, Fanny Rabel, Rina Lazo y Olga Costa, entre otras. Es una rigurosa labor de rescate arqueológico en donde se recuperan datos y referencias que reconstruyen el panorama de la creación femenina a lo largo de un siglo, en un campo donde se había hecho invisible la acción de las mujeres, por olvido, explica la investigadora Karen Cordero.

 

 

La escritora, Comisarenco explicó, en entrevista para el periódico Excélsior, que son pocos los investigadores que se han dedicado al estudio de las muralistas. Por ejemplo, "hay estudios de James Oles sobre las hermanas Greenwood, yo trabajé a Aurora Reyes y a Fanny Rabel, y hay un texto colectivo dedicado a algunas de las muralistas publicado por el Seminario de Investigación de Muralismo de la UNAM".

Así que se trata de una valiosa aportación para revalorar a todas las muralistas en conjunto, contextualizando sus obras en relación con el ambiente político, social y cultura de las distintas etapas en las que trabajaron, y con la lucha a favor de los derechos de las mujeres.

 

 

Así, al evitar aislar a las artistas como casos únicos y al contextualizar en cambio sus obras, los mensajes transmitidos por cada artista resultan reveladores y significativos, y pueden apreciarse lo mucho que tenían en común.

La omisión de las mujeres muralistas, tiene que ver con lo poco que se conoce la labor de las artistas en general, no sólo por el hecho de que el muralismo ha sido generalmente monopolizado por los hombres, sino porque las mujeres que hacen arte público no se adaptan a los estereotipos que se asocian a la creatividad femenina con lo íntimo y lo doméstico.

 

 

"Así que la invisibilización a la que han sido sometidas las mujeres muralistas responde no sólo a las dificultades inherentes para estudiar su obra (poco reproducida y con archivos a veces en manos de familiares y no siempre de fácil acceso), sino también al desafío que significa su mera existencia para la forma en la que tradicionalmente se ha narrado la historiografía del arte mexicano del siglo XX", explicó.

Las primeras muralistas en México datan de la década de 1920 y eran estadunidenses, apunta Comisarenco. Y en esa lista están Ione Robinson, Marion y Grace Greenwood, Ryah Ludens, Lucienne Bloch y Eleonor Coen. Aurora Reyes fue la primera mexicana en realizar una pintura mural como autora. Se trató de El ataque a la maestra rural, en el Centro Escolar Revolución.

 

 

Eclipse de siete lunas es un recorrido por el arte de las muralistas, de 1920 a 1970 y reúne a 20 artistas que transitan del realismo al abstraccionismo y muestran que su narrativa aún está incompleta.

Podrás ver la obra de las artistas como Remedios Varo o Leonora Carrington, pero no tanto en sus creaciones de arte público. Sin embargo, entre las más productivas en mural hay que citar a Elena Huerta, Fanny Rabel y Rina Lazo, quien tiene más de 90 años y aún hace obra mural.

 

 

Asimismo, este libro da pie para un segundo volumen en el que se recupere la obra de artistas contemporáneas como Teresa Morán, Martha Ramírez, Carmen Parra, Patricia Quijano, Martha Tanguma, Margarita Gándara y Elena Climent entre muchas otras.

Los asombrosos arcos arquitectónicos del Campus Tecámac (FOTOS)
MXCity
La maravillosa arquitectura funcional incluye diversas áreas deportivas y recreativas en la topografía natural del Estado de México.

La columna vertebral que recorre el Club de niños y niñas del Estado de México.

 

. . .

 

La arquitectura de El Club de Niños y Niñas fue diseñada por el Centro de Colaboración Arquitectónica (CCA) y es una de las piezas más representativas del estado de México.

El campus de Tecámac cuenta con tres edificios principales: el edificio educativo, con aulas, biblioteca y espacios administrativos. El edificio de artes está enfocado en el desarrollo de actividades como danza, artes marciales, artes escénicas y espacios para la exhibición de las artes visuales, y un tercer edificio con vocación deportiva y un gran gimnasio techado equipado para actividades físicas.

 

 

 

La particularidad de estos edificios es que están unidos por un gran pasillo que representa la idea de la educación como columna vertebral del desarrollo de la sociedad.

En zonas vulnerables, un gran número de niños y niñas se quedan sin supervisión adulta cuando no están en la escuela, lo que representa un riesgo para su salud, seguridad e integridad.

 

 

 

En estas zonas, la falta de espacios seguros de esparcimiento, la violencia, los vicios y la inseguridad impiden el sano desarrollo y propician el deterioro del tejido social. Esto trae consigo una serie de graves consecuencias para la comunidad, perpetuando los ciclos negativos que generan la desigualdad.

Para la realización de este proyecto se buscó cuidadosamente una locación dentro de un polígono de prevención delictiva así que fue necesario una profunda investigación que comprendiera la zona, sus problemas y limitaciones más severas.

 

 

 

El enfoque de esta investigación se enfoca en la fallida relación del crecimiento de la ciudad y el bienestar de la comunidad, la urbanización masiva de las zonas de escasos recursos de la ciudad, carentes de espacio público y que en consecuencia, no poseen las condiciones necesarias para generar el desarrollo sano de la comunidad, en particular de los niños y los jóvenes.

Durante el proceso de construcción, la comunidad ofreció diversas actividades a los habitantes de las colonias aledañas, para introducirlos a la misión y programas del Club. Otro reto para la ejecución del proyecto, fue la búsqueda de la donación en especie de los materiales de construcción, la colaboración probono de especialistas y contratistas, así como el apoyo de instituciones públicas y privadas.

 

 

 

El primer edificio es el educativo, alberga las aulas de clases y salones de música, arte, computación, cocina y biblioteca. Está desarrollado en un volumen de un solo nivel, que cuenta con dos patios centrales contiguos que se entienden como uno solo. El patio permite la ventilación natural e iluminación sin la necesidad de tener ventanas en las fachadas.

El sitio salvaguarda la integridad de los niños al permitir la supervisión de lo que ocurre en cada aula sin que sea necesario realizar grandes recorridos, proteger el equipamiento de las aulas de posibles vandalismos y robos y evitar la distracción de los niños y niñas durante el tiempo de clases.

 

 

 

El edificio B es el de artes, un edificio de dos niveles que alberga espacios más abiertos y lúdicos. Aquí se encuentra el salón para clases de baile y el salón para artes marciales, además de un gran espacio multiusos. El edificio cuenta también con un auditorio semiabierto para realizar recitales de música, baile y todo tipo de conferencias, este se conecta fluidamente con la escalinata principal que lleva a la explanada central.

El edificio se complementa con un espacio exclusivo para adolescentes, donde los jóvenes se puedan relajar en un ambiente seguro. En este lugar se dan capacitaciones y pláticas para informar a los jóvenes sobre el riesgo del consumo de drogas y otras adicciones, así como temas de educación sexual, entre otros.

 

 

El edificio C es el deportivo, el cual contiene un gran espacio cubierto donde se pueden realizar todo tipo de actividades y deportes. El edificio aprovecha la orientación norte para dotarse de luz natural por medio de la cubierta dentada.

La columna vertebral de la arquitectura, compuesto por 24 vértebras en forma de arcos. La arcada es un ingenioso juego geométrico de arcos de concreto aparente.

 

 

 

 

 

 

 

Club de Niñas y Niños de México

Dirección: Chimalhuacán s/n, Lomas de Tecamac, Santo Tomás Chiconautla, Méx.

 

Foto e info destacada Arquine

Nacho López y sus ensayos fotográficos de la Ciudad de México
José Luis Bobadilla
La evolución de esta magnífica ciudad se puede apreciar a través del blanco y negro de Nacho López.


A través de su lente, Nacho López retrató al México de los años 50 con un sentido crítico.

. . .

Una fotografía es un registro, pero también un haiku. Es un instante de tiempo. Shiki, poeta japonés, escribió: Una gota de rocío / es una gota de rocío / y sin embargo / y sin embargo. Y así con esas pocas palabras uno puede entender que la vida es frágil, efímera, mágica, misteriosa, inmensa, esto y mucho más. Lo mismo sucede con una imagen.

Una mujer esbelta, avanza, serena, montada en sus tacones atrayendo la mirada de todos. Y viendo esa imagen vemos también la Ciudad de México, la que fuera la Ciudad de México. Vemos también la ciudad mientras un joven infla un burbuja, atrás está Bellas Artes. Ese edificio, un emblema, esta ahí. Hay un organillero. Sostiene su pesado instrumento alemán. Hay coches estacionados, hay bombillas iluminadas. Hay niños sorprendidos por el fotógrafo. En el fondo está el Monumento a la Revolución. Como el edificio de Bellas Artes está ahí, como desde siempre.

nacho lopez

nacho lopez

Alguien camina sin prisa. Lleva un maniquí. Usa sombrero. Toma el maniquí de las nalgas, unas niñas lo miran incrédulas. De pronto un grupo de personas se detiene. Uno y otro y otro levanta la mirada. Están en el centro. Hay locales y edificios del Centro Histórico. Hay una certeza, la ciudad existe todavía, y por qué no, alguien pedalea una bicicleta y alguien más arrastra un cerdo en un carrito.

nacho lopez

Nacho López fue periodista, fotoperiodista. Hizo muchas fotografías, su archivo en La Fototeca Nacional tiene 33 000 imágenes,  y su trabajo está ampliamente reconocido. Capturó entre muchas cosas la Ciudad de México. Tuvo el ojo para dejarnos un registro que permite hoy reconocernos y entender la evolución de una ciudad vertiginosa. Nació en Tampico en 1923 y murió en la Ciudad de México en 1986. Desde el comienzo de su carrera se interesó por una fotografía directa que rechazaba lo exótico de México. Prefirió igualmente enfocarse en la gente de la ciudad y no en los políticos ni el mundo de la farándula.

nacho lopez

Se le ocurrió que podía hacer "ensayos fotográficos" que publicó en los años cincuenta en distintas revistas hoy desaparecidas como Pulso, Mañana, Hoy, Rotofoto o Siempre! Luego trabajó en el cine varios años y aunque eso llenó una buena parte de su tiempo, siguió tomando fotografías que durante los años  sesenta exhibía en exposiciones con el grupo llamado los Interioristas. En los setentas y ochentas trabajó para el Instituto Nacional Indigenista y muchas de sus fotos la sigue utilizando la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Aunque la obra de Nacho López es muy amplia, su aportación fundamental, además de formar como profesor en la UNAM y la Universidad Veracruzana a muchos jóvenes, son sus imágenes de la Ciudad de México. Retrató el México de los cincuenta con un sentido crítico con respecto a los inconvenientes del desarrollo económico, pero sin que esto estorbara a la belleza. Si cierro los ojos y pienso en la ciudad, la veo en el blanco y negro de Nacho López.

nacho lopez

Warhol, Giger y Tamayo, presentes en esta gran subasta de arte espacial en Mixcoac
MXCity
Esta innovadora subasta de arte espacial, tiene la finalidad de recaudar fondos para lanzar al espacio un satélite mexicano.

Foto destacada: Art History

La subasta de arte espacial reunirá fondos para enviar al espacio un satélite mexicano.

 

. . .

 

La Primera Gran Subasta de Arte Espacial se llevará a cabo en la Universidad Panamericana (UP) de la Ciudad de México, en donde se ofrecerá un centenar de obras plásticas con temática espacial. El objetivo de esta subasta tiene una causa especial: recaudar fondos para la misión espacial del satélite mexicano PAKAL, que trabajan investigadores de dicha universidad.

 

¿Satelite Pakal?

 

 

La finalidad de la subasta es recaudar fondos para la misio?n del sate?lite PAKAL. Este satélite llegará al espacio para recabar informacio?n sobre la basura espacial; es un desarrollo a cargo de la Universidad Panamericana y el Laboratorio Misio?n Colibri?.

La Universidad Panamericana, con el apoyo de la Agencia Espacial Mexicana, desarrollará el cubesat 3U Pakal para investigar la ionosfera y contribuir a mitigar la basura espacial. En este proyecto también están involucrados con acompañamiento y asesoramiento del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y al JPL de la NASA.

 

 

Pakal es un satélite esencialmente con propósito académico, se enmarca en la misión Colibrí y busca impulsar el desarrollo tecnológico aeroespacial de México. Este satélite mexicano tiene un año de vida útil y estaba planificado para ser lanzado al Espacio en el año 2021.

Pero el proyecto no cuenta con el financiamiento necesario para su ejecución, a pesar de haber obtenido el apoyo de la empresa Netmedia que aportó 155 mil pesos mexicanos para que los 25 estudiantes y profesores involucrados en la Misión Colibrí puedan realizar viajes relacionados con el desarrollo de Pakal.

 

 

Así que, en la semana internacional del espacio, en el marco de una agenda acade?mica, cultural y cienti?fica en conmemoración del lanzamiento del Sputnik, que ocurrió el 4 de octubre de 1957, se llevará a cargo esta subasta de obras de arte.

El evento central de dicha semana sera? la subasta, que es un trabajo conjunto entre PopUp Subastas, dirigida por Juan Jose? Di?az Infante y Mo?nica Barraga?n Rosillo y el Colectivo Espacial Mexicano, según se informó en un comunicado. Juan Jose? Di?az Infante, experto en tecnologi?as y cultura, sera? el curador y martillero.

 

 

Se exhibirán un centenar de obras plásticas cuya temática es el espacio, ya que desde 2010, Di?az Infante ha estado involucrado en proyectos de ?SpaceArt" y activismo espacial entre los que destacan el sate?lite cultural Ulises I, Poema a la gravedad "Tu cuerpo, mi cuerpo" que fue parte de una misio?n de gravedad cero llevada a cabo en Rusia.

Asimismo, ha colaborado en la transmisio?n del "Quijote en la Luna" y organizo? la primera subasta de NFTs en Me?xico, adema?s de que es fundador del Colectivo Espacial Mexicano, primer colectivo de ciudadanos en su tipo y que evoluciono? a Agencia Espacial Civil Mexicana.

 

 

También participa la casa subastadora Pop Up, que tiene tres an?os de experiencia como un formato innovador en ma?s de 60 eventos entre los que destacan subastas organizadas en todo México para causas como la Fundacio?n Poniatowska, la Cruz Roja Mexicana SMA., Banco de Alimentos SMA., Fundacio?n Familiar en CDMX., La Nana en CDMX. , Fundacio?n para el Ca?ncer de Mama en Qro., y pro?ximamente el patronato del Museo de Arte de Quere?taro el MAQRO.

 

 

 

Subasta de arte espacial

Dónde: Anexo 507 de la Facultad de Ingenierías de la Universidad Panamericana: Augusto Rodin #498, Insurgentes Mixcoac.

Cuándo: 6 de octubre a las 19:00 horas

Entrada libre

Información y reservaciones: [email protected]

Conoce el mito de Tepeyóllotl, el amenazador dios mexica de los temblores
MXCity
Ante tanta incertidumbre, el dios Tepeyóllotl, que se puso en tendencia, podría ser una de las posibles respuestas a la coincidencia de los sismos.

Por los recientes acontecimientos y movimientos de tierra en México, en donde de nueva cuenta se vuelven a generar un sismos en septiembre, muchos recordaron una leyenda mexica poco conocida, en donde se habla de un supuesto dios de los sismos y terremotos. Aquí te contaremos un poco de esta historia.

Esta leyenda tiene sus raíces en diferentes libros y códices de la prehistoria. El tema se retomó después de los tres fuertes sismos que han sacudido la Ciudad de México, todos el 19 de septiembre, pero en diferentes años: 1985, 2017 y 2022.

Su nombre es Tepeyóllotl, el dios de los sismos, quien es interpretado por un jaguar y de acuerdo con el códice Telleriano-Remensis, su nombre significa "corazón de la montaña", es decir, el interior de la tierra y hace referencia al sonido que hace la tierra antes de que llegue a ocurrir un terremoto.

 

 

Por otra parte en el códice Vaticano-Latino interpreta al jaguar como "un animal muy terrible y así lo tienen por mal pronóstico y el peor de todos, es el eco de la voz".

De acuerdo con la investigación que circula en redes sociales esta deidad genera un sonido que el animal hace al salir de su cueva y rasga con sus garras la tierra, lo que provoca los movimientos terrestres.

 

 

La civilización de Mesoamérica asociaba el crujir de las montañas con el rugido de esta deidad jaguar que también rasgaba la tierra cada que salía de su morada. Una peculiaridad de Tepeyollotl es que no vivía en alguno de los 13 cielos como otros dioses, ya que él se refugiaba en las profundidades de la Tierra.

México y su riqueza cultural no deja de sorprendernos aun y cuando hay desastres naturales, por ejemplo, con lo sucedido ayer lunes en Michoacán y varios estados más de la República.

 

 

¿Cómo representan físicamente al también patrono de los jaguares?

Según descubrimientos arqueológicos y escritos, se dice que Tepeyóllotl es una representación de una personalidad alterna del dios Tezcatlipoca, además, hay algunos elementos que componen su imagen, además de ser un jaguar.

  • Vendas horizontales sobre el rostro
  • Barba
  • Venda en la frente
  • Espejo en la sien
  • Tocado de plumas de garza, de Quertzal y color amarillas.
  • Mechón colgante
  • collar con cascabeles
  • Cuchillos alrededor del cuerpo.
Edificio Celanese, el edifico que desafía las leyes de la física en Avenida Revolución
MXCity
Caracterizado por una singular estructura suspendida, Celanese Mexicana, proyecto del arquitecto mexicano Ricardo Legorreta, hace un manifiesto a la arquitectura moderna en México.


En este edificio, ubicado al sur de la Ciudad de México, su creador dejó muy claro que para hacer buena arquitectura hay tres conceptos que deben entenderse como un todo: Estructura, forma y función. Partiendo de esta triada, el arquitecto que diseñó esta obra del brutalismo mexicano.

El brutalismo se caracteriza por el gran uso de concreto. Mas, en esencia, es que los elementos constructivos sean evidentes en la fachada. Por tal motivo, el edificio de Celanese, aparte de ser del estilo internacional, también es brutalista, una arquitectura humana que cumple una función social, la de hacer edificios para que las personas vivan mejor. Buscar una arquitectura que no pase de moda y que tenga valores mexicanos.

El edificio Celanese Mexicana, construido en 1968 por Ricardo Legorreta, cumplió en 2018 su cincuenta aniversario. Se trata de una construcción que se alzó siete años después de la

Avenida Revolución sobre la cual se encuentra, una vialidad que conecta desde Benjamín Franklin hasta el Estadio Olímpico Universitario. Ha pasado medio siglo y, desde entonces, el indudable peso del tiempo ha modificado su entorno, sin embargo, la monumentalidad del edificio permanece y constituye su paisaje inmediato. Un edificio que, en palabras de Octavio Paz, es ?una piedra hecha de tiempo?.

La singularidad del Edificio Celanese –

proyecto sumamente innovador en la época en la que fue construido– es además de su elegante y moderno lenguaje formal su inteligente solución estructural, que fue determinante para la distribución de espacios y funcionamiento del interior.

El programa arquitectónico del edificio se desarrolló alrededor de un núcleo o poste central de concreto armado, del cual se desprenden una serie de armaduras y tensores de acero que literalmente quedan suspendidos hacia los extremos. Esta solución estructural, le permitió al arquitecto Legorreta crear una serie de entrepisos que permitieron un mejor aprovechamiento de los flujos de oficinas.

Se muestra un diseño continuo en el interior pues el espacio queda libre y sin muros intermedios, siendo un opositor de la planta convencional. En la torre de oficinas se halla la sensibilidad técnica aprendida con Jose Villagrán, así como en su interior se muestra claramente un sentido funcionalista al implementar grandes entradas de luz, grandes claros y gran amplitud al espacio.

El Edificio Celanese además de ser un referente en la carrera del Arquitecto Ricardo Legorreta Vilchis, es también un importante hito al sur de la Ciudad de México, tanto por su calidad constructiva como

por sus cualidades plásticas. En las fachadas, el estilo Legorreta empieza a desarrollarse, predomina el vano sobre el macizo. Sin embargo, la celosía de acero se muestra como un gesto de contemporaneidad al contexto. Su calidad constructiva y plástica, así como su solución estructural, hicieron que se volviera un referente urbano.

x