Gastronomía
Tortillas Ceremoniales: Siglos de historia sellados en maíz
MXCity
Una vez enfrente no sabrás si probarlas o guardarlas como un recuerdo de la cultura otomí prensada sobre el alimento más famoso de México.

Las tortillas ceremoniales forman parte de la cosmogonía otomí.

 

. . .

 

Si pensaste que en nuestro país la tortilla no podría ser ya importante, además de ser pilar de la gastronomía nacional, te equivocas. Desde hace muchos años para los ñañús se puede añadir un toque artesanal que eleva esta pieza sagrada del maíz.

En las entrañas de Guanajuato, sobre todo en Comonfort y San Miguel de Allende, aún se sigue practicando esta ceremonia que proviene de la tradición prehispánica a la que fueron añadidos elementos del catolicismo, pero esencialmente el sellado de las tortillas es parte de la cosmogonía otomí.

 

 

 

Originalmente adornar tortillas era una muestra de agradecimiento a la tierra por el alimento que nos da, cada familia posee un diseño de su propia elaboración, el cual fue variando hasta obtener temáticas cristianas y otomíes.

Hoy esta tradición se dedica a los santos y consiste en elaborar una tortilla gigante y delgada, que una vez cocida en el comal por uno de sus lados, se pasa pro un sello de madera previamente entintado de pigmentos naturales, luego se regresa al fuego para ser cocida del otro lado, cuando infla está lista.

 

 

 

El pigmento es una receta que varía con cada familia, hay unos que resulta de la mezcla de muicle, jugo de limón y bicarbonato de donde sale el morado, los pigmentos verdes se obtienen con la espinaca, la acelga o la alfalfa, el color amarillo se logra del cempasúchil, el rojo del betabel, que rebajado se convierte en rosa.

Los sellos se fabrican con madera de árbol de mezquite o de patol, su forma es de una paleta labrada por algún hombre de la familia y heredada a través de las mujeres de generación en generación. Existen sellos con más de 100 años, parece que se conservan porque después de ser usados se lavan para ser secados bajo la sombra y curados con ruda.

 

 

Las figuras de los sellos son variadas, pueden tener una gran carga del diseño otomí que hace referencia a su relación con el entorno, entonces veras coyotes, pájaros, conejos o venados, hasta imágenes religiosas como escudos, santos o alguna cruz antigua.

Las tortillas ceremoniales se preparan en eventos especiales como bodas, ceremonias, fiestas patronales o en muestras gastronómicas organizadas por la propia comunidad.

Aunque sólo se preparan para ocasiones especiales, no son de adorno, se comen con lo que sirva en la fiesta, mole, guisados con garbanzos, sopa de Jamaica o chicharras empanizadas, también conocidas como "pedorras".

Información de Gourmet México

Foto destaca Semillagc

Gastronomía rarámuri, una de las delicias tradicionales que ofrece Chihuahua
MXCity
La gastronomía de Chihuahua tiene muchas peculiaridades, pero los platillos rarámuri tienen el toque maestro de la sencillez con gran sabor. 

Foto destacada Vitónica

La gastronomía rarámuri es sencilla, nutritiva y con un gran sabor.

 

La gastronomía rarámuri ofrece diferentes especialidades, ya que los climas de la región, en su mayoría extremos, obligaron a los pobladores a aprovechar los cortos períodos de cosecha para preservar y almacenar alimentos. Y es por ello que dentro de los usos y costumbres gastronómicos chihuahuenses está el deshidratar, secar los granos, los vegetales, las frutas e incluso las carnes. 

En general, Chihuahua se caracteriza por tener diferentes guisos con carne de res, debido a que el ganado ofrece deliciosa carne, además de cortes finos; la tradición rarámuri suma la tradición en los platillos, casi siempre con estufa de leña, lo que le otorga un sabroso toque ahumado, y permite a los ingredientes conservar el sabor único chihuahuense.

Dentro de los platillos más populares, es posible degustar asado en chile rojo, flor de calabaza, chicharrón prensado con chilaca, chicharrón prensado con frijoles, frijoles guisados; siendo las tortillas de maíz azul y las tortillas de trigo, de lo más original que se puede probar.

El Puntero

En Chihuahua se hacen deliciosos burritos de tortilla blanca de trigo, algo que se debe probar sí o sí. Pero la comida tradicional de Chihuahua tiene un sello distintivo y aquí te dejaremos unos platillos. 

El Tónare es un cocido de carne originado en la época prehispánica. Generalmente, se sirve en las fiestas o celebraciones de la cosmovisión rarámuri, siendo el único condimento la sal y la carne cocida a fuego lento durante horas en su propio jugo.

La carne seca es un plato popular en muchas regiones de México, incluida la Sierra Tarahumara. Los rarámuri a menudo sirven un poco de carne con bastantes tortillas y frijoles o sopa de frijol. De hecho, la sopa de frijolitos es un platillo sencillo, nutritivo y básico en los hogares Tarahumaras. El frijol de Chihuahua tiene su toque de geografía, de clima extremo y, por supuesto, las hierbas y especias locales, que suman a las tortillas y quelites.

El Puntero

El pinole es una bebida tradicional, que se elabora moliendo harina de maíz tostada y mezclándola con agua, endulzantes y a veces especias. El pinole es una bebida nutritiva que proporciona energía y a menudo la disfrutan los Tarahumaras durante carreras y competiciones de larga distancia.

Con el fin de que el pueblo rarámuri preserve su cocina tradicional y forma de vida, se han creado iniciativas para promover la agricultura, sobre todo de maíz, frijoles y calabaza, cultivados juntos. Este método de agricultura tradicional no solo ayuda a mantener la biodiversidad, sino que también garantiza un suministro sostenible de ingredientes para la cocina de la Sierra Tarahumara.

Es por eso, que es importante difundir la cultura y la cocina Tarahumara, ya que es un reflejo de la profunda conexión del pueblo con la naturaleza y su herencia. Aunque es una cocina arraigada en la simplicidad, utiliza ingredientes locales para crear platos nutritivos y sabrosos. Así que te invitamos a explorar la comida tradicional de esta región mexicana, con el fin de apreciar la rica diversidad cultural y vibrante de Chihuahua. La próxima vez que visites la Sierra Tarahumara y las Barrancas del Cobre, asegúrate de explorar la escena gastronómica local y saborear los sabores únicos de la cocina Tarahumara.

Tamales tontos, ayacote, charal y otras deliciosas variedades tlaxcaltecas
MXCity
Existen muchos tipos de tamales, en diferentes tamaños, sabores y texturas, siendo los tamales de Tlaxcala un ícono de la gastronomía mexicana. 

Foto destacada Gonzalo Gfg

Descubre parte de la gran variedad tamales que puedes encontrar en Tlaxcala. 

 

A menudo se ha dicho que en México existen alrededor de 5 mil variedades de tamales registrados, ya que en casas región del país se usan ingredientes y técnicas que no pueden igualarse en cada zona geográfica. Es por eso, que de sur a norte, es posible encontrar tamales en todos los rincones del país, y aquí te vamos a hablar solo de algunos de los tamales que puedes encontrar en Tlaxcala.

Tamal con pipián

Este tipo de tamal comenzó como una receta de una familia tlaxcalteca que la preserva desde hace 50 años. Es la reinvención del tradicional tamal de ayocote con hojas de aguacate, una receta prehispánica que enaltece el sabor de este tipo de frijoles indispensables para la cocina regional que pueden probarse en el mercado municipal de Tlaxcala.

Tamal de charal

Los tamales de charales se elaboran con ajo, cebolla, cilantro, chile jalapeño y charales sin cabeza. Esa mezcla hace una pasta que se envuelve en hojas de maíz y se tienen unos tamalitos bastante nutritivos; ya que los charales son ricos en calcio, potasio, fósforo, sodio, hierro, magnesio, yodo, niacina y vitaminas C, E, B y A. También, contiene proteínas de alto valor biológico, pocas grasas, nada de hidratos de carbono y una gran cantidad de aceites omega 3.

Gonzalo Gfg

Tamales tontos

Los tamales tontos son originarios de Tlaxcala. Se llaman tamales tontos porque no tienen relleno, su misión es sustituir a las tortillas y aportar textura a diferentes guisos como los pipianes y las salsas. Para prepararlos, en las hojas de totomoxtle se añade una cucharada de masa de maíz y se extiende muy bien para que queden tamalitos pequeños, delgados y compactos.

Tamales de ayocote

También hay tamales de ayocote, es el más grande de los frijoles de México, del que existen muchas variedades. Miden desde 2 cm de largo y los hay morados, cafés, rojos y pintos. Para hacer tamales con el peculiar sabor de los ayocotes, estos se muelen y se combinan con la masa de maíz, por lo que el color resultante es muy oscuro y su textura es más firme.

Gonzalo Gfg

Tamales salados

De mole, de salsa verde y de rajas son los sabores más populares, pero el ingenio no tiene límites y ahora la masa de maíz se puede combinar con un sinfín de ingredientes. Desde la opción ?gourmet? de tres quesos hasta los experimentales de insectos, los tamales salados son los favoritos de todos.

Tamales dulces

A los tamales rositas se les agregaba grana cochinilla a la masa para distinguirlos, aunque ahora se pintan con colorantes vegetales, piloncillo rallado o azúcar. No obstante, ya no es raro encontrar tamales de queso con zarzamora, de cajeta, de arroz con leche o hasta de gansito. Y es que el dulce es la debilidad de todos.

Ike-jime: la técnica de pesca sostenible que protege el ecosistema marino mexicano
MXCity
El Ike-jime es considerado una forma más respetuosa de tratar a los animales que son para consumo humano. 

Foto destacada Pesca ABC Con información de Verónica Santamaría / Animal Político 

Ike-jime es una técnica de pesca milenaria que se está implementando en México. 

 

El puerto de San Felipe es un destino con una comunidad de gran tradición pesquera, y ahora está surcando camino para construir una pesca sostenible que pueda preservar el hogar y a la vaquita marina, una especie endémica de la región y que por falta de protección y acciones gubernamentales para incentivar la pesca sostenible está en peligro de extinción; en gran medida por la pesca incidental de totoaba, un pez de similar tamaño a la marsopa mexicana.

En San Felipe habitan cerca de 20 mil personas, que desde hace muchos años han visto que la pesca ilegal es un problema que se ha incrementado con los años, poniendo en riesgo el ciclo de vida de las especies, la salud de los mares y la seguridad alimentaria de las personas que consumen el producto marino, pero también de quienes dependen económicamente de él.

En esta pequeña comunidad de San Felipe, existen organizaciones como Pesca Alternativa de Baja California, Pronatura Noroeste, que están dedicadas a educar, capacitar y llevar a cabo una pesca sostenible para el bienestar de todos. 

Pesca ABC

Pesca ABC es una organización civil creada que lleva a cabo una técnica japonesa Ike-Jime, es decir, que no utiliza redes de pesca que afecten la vida marina silvestre para contaminar mucho menos el ecosistema. 

El método de pesca japonés Ike-jime, suele garantizar que el consumidor final de los productos marinos, tenga un producto extraído de manera responsable y sostenible para los mares. El Ike-jime es una técnica de sacrificio de pescados que se utiliza en la Japón desde hace más de mil años. Consiste en pescar al pez con anzuelo, clavar un punzón en la cabeza para lograr la muerte instantánea y luego introducir un alambre afilado en la médula espinal a través de la aleta caudal, con el fin de abatir el sistema nervioso, reduciendo al mínimo el sufrimiento del pescado.

Finalmente, el pescado es sangrado a través de un corte en las agallas y enfriado lo antes posible para evitar el crecimiento bacteriano. Este proceso debe ser realizado por un pescador experimentado y hábil que conozca la anatomía del pescado para evitar errores que dañen al animal y alterar la calidad de su carne.

Pesca ABC

El objetivo principal del Ike-jime es preservar la calidad de la carne del pescado; al prevenir que el animal sufra, se evita que las glándulas de estrés se activen y se produzcan hormonas como la adrenalina y con ello la producción de ácido láctico. De este modo, se consigue que el producto pueda durar más tiempo en anaquel y mantenerse fresco durante más tiempo que la carne de un pescado sacrificado mediante técnicas comunes.

Además de preservar la calidad de la carne, el Ike-jime también es considerado una forma más respetuosa de tratar a los animales de consumo humano, ya que representa una muerte rápida y sin dolor. Este modelo de pesca sostenible lleva un par de años en acción, e involucra diferentes procesos y técnicas para generar una pesca sostenible con el uso de anzuelos especiales, y trato del producto final.  

Pese a que el inicio del proyecto fue un poco difícil, especialmente tratar de hacer que los pescadores lo adopten, hoy en día hay más personas del sector interesadas en ser parte de este modelo. Sin embargo, hace falta que más empresas adopten el proyecto para comercializar el pescado que se obtiene.

Abrirá en México el primer restaurante con enfoque ‘cero desperdicio’
MXCity
Este restaurante busca ser punta de lanza contra el desperdicio alimentario a través de prácticas sostenibles y agroecológicas.

Foto destacada Baldío

Este restaurante busca optimizar cada ingrediente y eliminar los desperdicios.

 

A pesar de lo rico, práctico y divertido que puede ser visitar un restaurante, este sector es de los que mayor impacto tienen en el desperdicio de alimentos. Es por eso que desde hace muchos años, cada vez hay más restauranteros implementando diversas herramientas para optimizar su producción, disminuir sus costos fijos y reducir la pérdida de alimentos.

Es por eso que muchos restaurantes ya han implementado políticas de desperdicio cero en su negocio, con el fin de mitigar el impacto económico y medioambiental que genera el desperdicio de alimentos, además de ayudar a la población vulnerable. En México, el sector restaurantero es el que más desperdicia comida, solamente después del desperdicio en hogares. 

El primer restaurante con estas políticas se llama Baldío y busca ser pionero en la lucha contra el desperdicio alimentario, implementando prácticas sostenibles que aseguran que cada ingrediente sea utilizado de manera óptima.

Baldío

Así, pues, el primer objetivo de esta nueva propuesta es eliminar botes de basura, crear soluciones sostenibles que reutilicen y mejoren la vida tanto de los ingredientes como de los materiales empleados diariamente. Para esto, este  lugar tendrá su propio departamento de abastecimiento, gestionado por Arca Tierra, lo que representa la culminación de 14 años de construcción de un sistema de producción de alimentos regenerativos.

Cada plato será elaborado por el chef Francisco Prato y su equipo, pretende aprovechar al máximo cada ingrediente, destacando la labor de las familias campesinas. Para ello tendrá una estrecha colaboración con agricultores y proveedores locales para mantener una cadena de suministro consciente y responsable.

Baldío

Con esto se busca que los comensales puedan disfrutar desde bebidas prehispánicas, como tepaches, taberna, ticunchi, pulque hasta coctelería con ingredientes cultivados en las chinampas de Arca Tierra. Los creadores del restaurante cero desperdicio son Lucio Usobiaga, fundador de Baldío y director general de Arca Tierra, es de la opinión de que un restaurante puede ser un vehículo de ideas, salud, restauración y cultura.

Baldío es un proyecto líder en agricultura regenerativa en Ciudad de México; el segundo es conocido por ser el primer restaurante cero desperdicio del mundo, dirigido por el chef Douglas McMaster, galardonado con una estrella verde Michelin por sus prácticas sostenibles.

Por supuesto, Baldío estará en Xochimilco, un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO que sirve como el huerto de la Ciudad de México, y el lugar ideal para que el personal del restaurante lleve a cabo técnicas agrícolas ancestrales y coseche los productos que utilizarán en la cocina.

Sal Piqué, la auténtica comida y tradición guerrerense en el corazón de Chicago
MXCity
Sal Piqué es un restaurante con muchos detalles de la cultura, gastronomía y tradición mexicana que atiende a miles de latinos en Chicago. 

Foto destacada Sal Piqué

Sal Piqué es un peculiar restaurante que llevó la tradición culinaria de Guerrero a Chicago.

 

Sal Piqué toma su nombre, y retoma a la mascota del Mundial de fútbol organizado por México en el año de 1986. De hecho, la mascota se llama Pique, es un chile con bigote, un sombrero de mariachi y un balón de fútbol en su pie derecho. El verde picante simbolizaba todo el sabor mexicano y cuya pasión era jugar fútbol. 

En Sal Piqué también se usan los colores que representan a México, y es un restaurante de la ciudad de Chicago, que ofrece seis tipos de tacos, 14 tequilas y 14 cócteles: además, de que su cocina está influenciada por Guerrero. Roberto Flores y Zinnia Iglesias abrieron Sal Pique en 130 N. Northwest Hwy., en Park Ridge; pero enfrentaron demoras para instalar su letrero permanente y dependieron del boca a boca, dijo Iglesias. 

Sal Piqué

Chicago vio crecer su población latina en un 2 por ciento en la última década; de hecho, es la tercera ciudad más grande de los Estados Unidos, con más de 50 mil residentes agregados durante la última década a la población total de la ciudad, siendo en su mayoría latinos y asiáticos. La población latina creció en más de 40 mil personas, aproximadamente un 5 por ciento, en los últimos 10 años, y la población asiática creció en casi 45 mil, un aumento del 31 por ciento.

Como es la primera vez que los latinos superan a los afroamericanos, como el grupo racial o étnico más grande en Chicago, con ello se ha visto un incremento considerable de los restaurantes de comida mexicana, particularmente, siendo Sal Piqué, uno de los más representativos.

En efecto, Sal Piqué profundiza en la cocina al estilo Guerrero. El chef Flores eligió Park Ridge como ubicación para su segundo restaurante por un par de razones. Dijo que si bien Ovo Frito ha tenido éxito, tiene limitaciones porque la mayoría de sus clientes son estudiantes de la Universidad Northwestern. "No queremos depender tanto de los estudiantes", dijo Flores al periódico Chicago Tribune. “Hay momentos en que no están presentes y todo se vuelve lento”.

Sal Piqué

"Hoy en día, mucha gente trabaja desde casa, pero todavía quiere salir a comer", dijo Flores. “Sal Piqué será el espacio donde querrás celebrar algo especial, tal vez como un aniversario o un día festivo”.

El plato estrella del restaurante es la Carne a la Pique, es un filete de falda marinado con una guarnición de queso panela, ensalada, arroz y un plato regional llamado frijoles borrachos, un plato de frijoles guisados. Los frijoles borrachos se cocinan con tocino, jalapeños, cebolla y chorizo, salsa de tomate y cerveza Modelo, explicó Flores.

En el menú también hay tacos de pollo, bistec, barbacoa, camarones, verduras y pescado. El menú también incluye mariscos tradicionales con camarones cocinados en sabrosas salsas, mole y postres. El menú de bebidas incluye margaritas de lima, mora, mango, arándano, durazno, fresa y guayaba, cócteles clásicos y una mula mexicana.

¿Por qué le llamamos ‘chilaquiles’ al desayuno supremo de México? 
MXCity
Los chilaquiles representan muy bien a la gastronomía mexicana y en cada región es posible encontrar muchas variaciones de este platillo. 

Foto destacada Sofia Rabassa

Los chilaquiles son geniales porque son un desayuno completo, sencillo y delicioso.

 

Los chilaquiles son el desayuno ideal de millones de personas en México, y fuera del país. Este platillo tiene una historia interesante y bastante desconocida. De hecho, se dice que el nombre de los chilaquiles proviene del náhuatl ch?laqu?lli, que a su vez está compuesta por las palabras ch?l? chile, y aqu?lli "algo dentro o  metido en", haciendo referencia a la tortilla sumergida en la salsa.

Otra versión asegura que la palabra proviene del náhuatl chilli, que significa chile y de quilitl que es hierba comestible. Otro posible origen habla de la terminación ati, que es agua y quilitl, que significa quelite.

Más allá de estas interpretaciones de la lengua, en realidad, se desconoce si este platillo existía en la época prehispánica, y en todo caso, no existía en su forma actual. Esto porque el maíz y el chile eran ingredientes básicos en la cocina del pasado; pero otros elementos como el queso, la cebolla y la crema fueron introducidos por los españoles después de la Conquista.

Danny Pérez

En varios lugares, se dice que el misionero franciscano Alonso de Molina mencionó la salsa de chile en su Vocabulario en Lengua Castellana y Mexicana, que era muy típica en los nativos, quienes llamaban chilmulli (salsa de chile).  Se cree que para aprovechar las tortillas endurecidas de un día anterior, se bañaban en chilmulli para suavizarlas. 

El primer registro de los chilaquiles aparece en 1821, en un libro llamado Arte nuevo de cocina y repostería acomodado al uso mexicano, con una receta que incluía carne de puerco, chorizos, clemole, y tortillas:

 "Se cuece carne de puerco y chorizos (pero estos no se echan hasta que la carne esté á medio cocer,) se fríe todo y se aparta del fuego: se tiene pronto el clemole, las tortillas y el ajonjolí tostado; se pone capa de carne y se tapa con tortillas; se le echa caldo de clemole y un puñado de ajonjolí; de este modo se hace con las demas: se les echa manteca de la regular porque las tortillas la embeben mucho".

En El Cocinero Mexicano, otro recetario publicado en 1831, se encuentran cuatro recetas diferentes: los chilaquiles blancos, chilaquiles rojos o colorados, chilaquiles rellenos y chilaquiles tapatíos. En este texto de influencia hispana, se niega un origen prehispánico de los chilaquiles, y su invención se atribuye a la cocina de los conventos.

Danny Pérez

Una de las características más grandes de los chilaquiles, es que los comen todas las personas, se pueden comer en restaurantes mexicanos de todos los niveles e incluso en las esquinas de las calles, en fondas populares, y es un desayuno común para los oficinistas.

Lo único innegable de los chilaquiles es que forman parte de los 100 mejores desayunos en el mundo, según el sitio Taste Atlas, que colocó al icónico platillo mexicano, en cuarto lugar, reafirmando lo que una gran parte de los mexicanos y de los amantes de la comida mexicana en Estados Unidos han sabido por años.

Los chilaquiles están por debajo del kahvalti, un plato de Turquía, siendo el más delicioso del mundo. El segundo y tercer lugar fueron para el bougatsa, platillo de Grecia, y el roti canai, de Malasia. 

Dicho, explica: "Los chilaquiles son, en su versión más básica, una serie de pedazos de tortilla frita remojados en salsa de chile con carne y verdura opcionales". De igual forma resalta que el platillo es tanto popular en México, tenga gran cantidad de variaciones regionales con recetas distintas. Por ejemplo, en Sinaloa existe una versión que se prepara con salsa blanca, en California se acostumbran a servir con cilantro y aguacate, en Texas tienen elementos Tex-Mex como el queso cheddar y frijoles refritos, mientras que en Ciudad de México se acostumbra el uso del epazote.

Sal de Cuyutlán: conoce todo sobre el oro blanco y su ruta turística en Colima
MXCity
La geografía y el clima de Colima lo hacen el lugar ideal para crear la mejor sal y tener una ruta para conocer el “oro blanco”

Foto destacada Sal Real de Colima

La alta calidad de la sal de Colima la hace una "joya gourmet".

 

La geografía, el clima y el agua de Colima, hacen que sea un lugar único en el mundo, para producir sal. De hecho, la calidad de la sal es tan bueno, que aquí existe la Ruta de la Sal, en la Laguna de Cuyutlán, del municipio de Manzanillo; en donde trabajan cerca de 400 familias, produciendo el denominado "oro blanco".

Asimismo, se espera que la sal de Colima cuente con denominación de origen, agregando valor a la cultura, arquitectura y gastronomía del estado. Con esto también se espera que aumente el turismo del estado en general y de las comunidades salineras en particular. 

Esto porque la sal colimeña contiene 30 por ciento menos sodio que la sal común, haciendo que sea rica en calcio, magnesio y hierro. Esto hace que su sabor sea distinto y equilibrado, llegando a ser conocida como una "joya gourmet" por su alta calidad. De hecho, las salinas de Cuyutlán, fueron nombradas uno de los 7 tesoros del patrimonio cultural de Colima.

La Laguna de Cuyutlán es un extenso corredor biológico, muy cercano a la Bahía de Manzanillo, a media hora en auto desde ese famoso destino de playa. Aquí hay mangles rojos, blancos y negros, que son escudos naturales ante desastres como inundaciones y huracanes; son, también, áreas de reproducción y refugio de animales, como caimanes, iguanas, tortugas y hasta de 186 especies de aves, algunas de ellas residentes y otras migratorias.

Este hace que el paisaje sea uno de los más idílicos del país, una tierra rica en minerales de donde se extrae la sal, siendo la empresa Sal Real de Colima, la más reconocida, con una producción aproximada, en 2023, de 40 mil toneladas. La Ruta de la Sal es un recorrido de tres horas con tres destinos: área de los manglares, de producción y la Laguna de Cuyutlán.

Sal Real de Colima

En los manglares es posible conocer la importancia del ecosistema local, y algunas ocasiones es posible ver reptiles y muchas aves. La laguna es un Sitio Ramsar por ser considerado un humedal de importancia internacional; además, el cuerpo de agua más grande de todo Colima, ocupando cerca de 68 kilómetros cuadrados con una longitud de 37 kilómetros.

Lo que más llama la atención de esta Ruta, es el área de producción de la sal, en donde hay albercas inmensas llamadas "eras de cristalización", donde se forma este producto: se cosecha y se "cepilla" con unas escobas especiales. Incluso, podrás apreciar la flor de sal (el producto premium de la marca).

Es posible subir a los enormes montículos de sal, que pueden medir unos 3 metros de altura. Además, el recorrido te llevará por un área de empaquetado y una tienda para que puedas adquirir algunos productos de la empresa y de la región, como café y ponche.

De abril a mayo es cuando el agua se evapora y se forman los cristales salinos. Son tiempos de cosecha, donde se puede apreciar el trabajo artesanal para su recolección y el efecto "espejo" que provoca la sal disuelta en agua, en combinación con la luz del sol.

Sal Real de Colima

Ruta de la Sal en Colima

Dónde: Km 74 Carretera libre Armeria- Manzanillo, Nuevo Cuyutlán, Manzanillo, Colima.

Cuándo: de enero a mayo, aunque la mejor época es entre abril y mayo; de lunes a viernes en 2 horarios: 9:00 a.m. y 4:00 p.m. Dura unas 3 horas.

Cuánto: desde $150 pesos por persona. Incluye recorrido guiado, herramientas para las actividades y transporte.

Contacto

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Ads Blocker Detectado!!!

Hemos detectado que está utilizando extensiones para bloquear anuncios. Ayúdenos deshabilitando estas extensiones o software de Adblock.

Powered By
100% Free SEO Tools - Tool Kits PRO
x