Arte y Cultura
antropofagia y modernidad
Antropofagia y modernidad
Mariana Gaxiola
A través de la muestra se puede apreciar la cultura brasileña desde sus movimientos sociales.

Esta exposición busca acercar al espectador al arte brasileño, que poco se conoce en el mundo.

 

Existen corrientes artísticas que la mayor parte de la gente, al menos la sedienta de arte, conoce. Vanguardias como el surrealismo, el cubismo y el puntillismo son técnicas que causaron furor en su época por los paradigmas que rompieron y la propuesta original que exponían.

Sin embargo, del lado de América Latina, pocas son las corrientes que se conocen y se aprecian en el resto del mundo. Y bajo esta concepción, se exhibe en el MUNAL una de las colecciones de arte brasileño más importantes del planeta.

Antropofagia y modernidad” es el nombre de dicha muestra, la cual está integrada por más de 150 obras que ofrecen un panorama de los diferentes movimientos modernos ligados a la construcción cultural de Brasil y los inicios del arte contemporáneo de la nación.

Se trata de una exhibición que se constituye como la más completa cuando de arte brasileño se trata. Y es que la colección pertenece a Hecilda y Sérgio Fadel, dos amantes del arte.

Mediante pinturas, esculturas, instalaciones, obras gráficas y dibujos, la exposición se articula de manera cronológica en tres módulos, que a su vez se dividen en distintos núcleos temáticos. El primer modernismo en Brasil, la relación entre las raíces autóctonas, la modernización internacional, la ruptura con lo moderno y las experiencias contemporáneas son solamente algunos de los temas que se revisan a través de las piezas.

La curaduría corrió a cargo de Victoria Giraudo, e incluye obras de artistas como Vicente do Rego Monteiro, Emiliano Di Cavalcanti, Cícero Dias, Lygia Clark, Waldemar Cordeiro, Maria Marints, Anita Malfatti, Belmiro de Almeida, etc.

Es así como el Museo Nacional de Arte y el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires se unen para exponer por primera vez en México esta emblemática selección de obras del quehacer artístico brasileño del siglo XX. La muestra estará disponible hasta el 25 de agosto.

 

 

La sensibilidad fotográfica de Tina Modotti expuesta en la antigua sede del Senado
MXCity
Las fotografías de Tina Modotti muestran su incansable lucha por los derechos de la clase desposeída.

Tina Modotti es una gran artista adelantada a su tiempo.

 

Tina Modotti es una de las mujeres que se adelantaron a su tiempo: luchó por los derechos de la clase desposeída en varios países que acabaron siendo su patria. Tina Modotti es mexicana, pero tambien española, alemana o rusa. Y con su lente, Modotti logró capturar la maravilla de una nación floreciente: México. Son famosas las cananas y mazorcas mexicanas que simbolizan la guerra y la libertad.

Tina Modotti nació el 16 de agosto de 1896 en Udine, una pequeña ciudad de fábricas textiles en el norte de Italia, cercana a Trieste, el puerto del Mar Adriático. Su padre, Giuseppe Modotti, era de profesión mecánico y su madre, Assunta Mondini, estaba dedicada a las tareas del hogar.

 

 

Tina se educó en escuelas italianas y austríacas, pero debido a los escasos recursos económicos de su familia, a los 12 años se vio obligada a trabajar en una de las fábricas textiles de su ciudad natal; no obstante, la situación no mejoró y en 1913 la familia tuvo que emigrar a San Francisco (Estados Unidos), donde se empleó en una fábrica de seda (de 1913 a 1914) y después como modista (hasta 1917).

Tenía 21 años cuando se casó con un artista llamado Roubaix de l’Abrie Richey “Robo”. Al año siguiente de su matrimonio incursiona en Hollywood como actriz de películas mudas. Robo iría a México primero que ella y le escribiría en sus cartas maravillas sobre el exquisito país, mismas que más tarde motivarían a Tina a viajar a tierras mexicanas.

 

 

 

Tina tiene su primer contacto con México en 1922, luego de la muerte de viruela de Robo. Sería hasta agosto de 1923 cuando se establecería en el país, en consciencia plena de su plenitud de su sexualidad. No se inhibía por su desnudez, a ella le gustaba juguetear desnuda; le molestaban las ataduras, los botones, los cinturones o cualquier prenda que le estorbara para moverse. Tenía una forma muy especial de caminar, de hablar, todo en ella era llamativo, y más para los mexicanos poco acostumbrados a una mujer con esas características. La mayoría de las mujeres del país ni pensarlo, ellas no podrían ser como Tina.

 

 

 

Tina se impresionó tanto con México, que quiso plasmarlo en imágenes fotográficas como un homenaje, aunque no sólo captaba sus formas estéticas, sino que retrataba la visión de un país lleno de miseria e injusticia. Conmovida por la explotación en la que vivía la clase trabajadora de la posrevolución mexicana, Tina se convierte en revolucionaria activista desde principios de los años veinte, desarrollando fuertes lazos con miembros del grupo de la Unión Mexicana de Artistas, entre los que se encuentran Manuel Álvarez Bravo, Diego Rivera, Charlot, Orozco y Siqueiros.

En la Antigua Casona de Xicoténcatl fue inaugurada la exposición fotográfica “Tina Modotti. Sensibilidad y crítica”, que visibiliza la vida y obra de la artista que descubrió el camino del objetivismo estético, donde la naturaleza y las cosas de la vida cotidiana pasan a convertirse en elementos abstractos y orgánicos, dignos de ser fotografiados. Esta es la primera vez que la antigua sede del Senado abre sus puertas al público en general para exhibir los acervos que no tienen espacios para ser mostrados a la población. Al corte de listón asistieron, la escritora, periodista y activista, Elena Poniatowska; Lucina Jiménez, directora general del INBAL; Carmen Gaitán, Directora del Munal; David Caliz, curador de la muestra y Bernardo Noval, titular de Casa Nuestra.

 

 

 

La exposición está  integrada por 40 fotografías organizadas en cinco núcleos, que visibilizan la vida y obra de Tina Modotti (1896-1942). Fotografías como “Calle de barrio” y “Miseria”, la artista captura otras realidades ancladas en la desolación y la desigualdad socialLa exposición finaliza con el dramatismo del exilio de Tina Modotti en 1930, después de haber sido acusada del atentado al presidente Pascual Ortiz Rubio. Esta muestra se inscribe en una estrategia para ofrecer en la infraestructura del Senado de la República un abanico de manifestaciones artísticas y culturales de todas las regiones de México

La muestra de las fotografías de Modotti, es una de las propuestas internacionales de vanguardia que buscan propiciar espacios de convivencia, diálogo entre los ciudadanos, teniendo como interlocutores el arte y la cultura, elementos indispensables para el desarrollo social y humano de este nuevo México. La exposición fue organizada por el Senado de la República, con la colaboración del Museo Nacional de Arte (Munal) y del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).

 

 

 

Exposición Tina Modotti. Sensibilidad y crítica

Dónde: Casa Nuestra Xicoténcatl: Xicoténcatl 9, Centro Histórico de la Ciudad.

Cuándo: hasta el 14 de julio, de lunes a Viernes de 9:00 a 18:00

Entrada libre

La remodelación del Museo de las Constituciones ganó el Red Dot Design Award
MXCity
Red Dot Award otogró el premio Product Design 2019 al estudio mexicano Tuux por su intervención museográfica en el museo de las constituciones

El equipo del Estudio Tuux ha llevado a este museo en el Centro de la CDMX a la vanguardia del diseño.

 

El Museo de las Constituciones está ubicado en el ex templo del Máximo Colegio de San Pedro y San Pablo, en un emblemático edificio con más de 400 años de historia, que fue sede del primer Congreso Constituyente y Recinto Legislativo en 1824. A lo largo de los años ha sido templo religioso, almacén, caballeriza en la Revolución, biblioteca  y fue sede de la Hemeroteca Nacional y Museo de la Luz.

Desde el 10 de agosto de 2011, este Museo universitario de la UNAM, se ha dedicado a difundir las leyes fundamentales que ha tenido nuestro país, a través de un recorrido por nuestra historia, contada a través de sus constituciones, que han consolidado lo que somos como Nación.

 

 

Para conmemorar el Año del Centenario de la Constitución (2017), la Universidad inició a mediados de 2016 los trabajos de remodelación del Museo, con el propósito de realizar una renovación museológica integral, acorde con los contenidos, las tecnologías y los recursos museográficos de la realidad contemporánea, con la idea de ofrecer una visión renovada del texto constitucional.

Con la filosofía de dar respuesta y solución a problemas y proyectos culturales en áreas de diseño de producto, mobiliario, interiorismo comercial, arquitectura y museografía, el Estudio Tuux dotó de nueva vida y atractivo al Museo de las Constituciones, por lo que obtuvo el premio Red Dot Award 2019, categoría Diseño de Producto.

 

 

 

Rodrigo Alonso, diseñador industrial y uno de los líderes del Tuux, que en voz Mixe significa murciélago, explicó que su empresa de diseño y producción fue fundada en 2012, orientada al desarrollo de proyectos detallados, sustentables, coherentes y clara responsabilidad social, en el que convergen diversos perfiles de profesionistas.

El Red Dot Design Award 2019, les fue otorgado por una institución de origen alemán del mismo nombre, y representa uno de los premios más importantes a nivel mundial en materia de diseño de producto. Este premio es una de las competencias de diseño más grandes del mundo. En 2019, diseñadores y fabricantes de 55 países registraron más de cinco mil 500 propuestas. El jurado internacional está compuesto por expertos de diferentes disciplinas y se reúne desde hace más de 60 años para seleccionar los mejores diseños del año.

 

 

 

El Museo de las Constituciones de la UNAM obtuvo el premio porque el jurado tomó en cuanta el recorrido y el diseño museográfico de Tuux. Este Museo forma parte del patrimonio histórico de la UNAM y ahora es un increíble espacio, pensado para académicos e historiadores, con un concepto muy teórico, y entendible para constitucionalistas y otros especialistas.

La apuesta fue abrir la museografía a públicos nuevos y jóvenes, no especializados, y parte del diseño de Tuux fue que a pesar del tema de las constituciones se hiciera atractiva, lo que resaltó en un diseño industrial sensacional.

 

 

 

 

El proyecto comenzó desde abril de 2016 y durante un proceso de examinación de varios días, donde se prueban los productos y se discuten para llegar a una decisión bien fundada con respecto a la calidad del diseño de las propuestas, se consolidó como un espacio con un gran nivel de innovación, funcionalidad, calidad, durabilidad y ergonomía.

Se erigieron una serie de muros grandes, con ligeras estructuras de madera que generan un diálogo contundente con la imponente arquitectura del ex templo de San Pedro y San Pablo. Fue un proceso que partió del análisis del espacio y de múltiples referencias y distintos recorridos museísticos existentes que enfrentaron retos similares. El diseño final de las estructuras y su geometría orgánica, lo hace resaltar como un espacio de exhibición dinámico y de tránsito fluido, que responde a una visión curatorial contemporánea y una museografía de recorrido no lineal.

 

 

 

Los muros se fabricaron con contrachapado de abedul certificado para la estructura y con laminado especial con chapa de teca proveniente de bosques nacionales de explotación sustentable, para las cubiertas. Se eligió la madera para generar una distinción cálida de los elementos históricos. También se le dio un fuerte énfasis tecnológico, hologramas y multiplicidad de sistemas interactivos, y para aportar un grano de arena en pos de la adopción de materiales considerados poco viables para sus usos arquitectónicos en México, como la madera. El interior de cada muro es un laberinto que alberga los cableados y equipos tecnológicos en grandes bastidores.

 

 

 

Estos bastidores se desarrollaron especialmente para el museo y consta de piezas verticales y horizontales que se intersectan y fijan mecánicamente con ensambles únicos. Se construyó un total de nueve muros de formas radicalmente distintas que resultaron en cuatro nuevas áreas de almacenaje, dos cuartos oscuros para mesas interactivas, una nueva área de oficinas, una sala de usos múltiples, un área de exposiciones temporales y un ágora con graderías. También se diseñaron y fabricaron mesas interactivas, soportes de obra, señaléticas, así como bancas, mesas y módulos interactivos para la nave y para los espacios contiguos, que incluye una sala de consulta y talleres. 

La ceremonia de reconocimiento del galardón alemán se celebrará el próximo mes de julio del 2019 en el Museo Red Dot, donde se exhibirán las maquetas de los proyectos ganadores.

 

 

 

Museo Nacional de la Constituciones

Dónde: San Ildefonso 58, Centro Histórico de la Cdad. de México, Cuauhtémoc, CDMX

Cuándo: Miércoles a domingo de 10:00 a 15:00

Entrada libre

Sitio web // Facebook // Twitter // Instagram