Bares y Antros
miercoles de karaoke
Miércoles de Karaexotíq
MXCity
Aquí no importa si sabes cantar o no, lo importante es que te atrevas a subirte al escenario.

Para aquellos que disfrutan de un buen karaoke. 

 

Regresa a El Imperial una noche más de su Karaoke con banda en vivo: Kara-Exotíq. Tras ser una de las noches más alocadas y con cantidad de gente que se sube a cantar al escenario, una vez más se organiza esta fiesta. Host: Ese Wey.

La Chingonería, una fábrica de cerveza artesanal muy reconocida de la CDMX
MXCity
La Chingonería, te ofrece un tour para conocer más sobre la fabricación de la cerveza artesanal en México.

La Chingonería, como su nombre lo dice, es una chingonería para hacer cerveza.

 

Las cervezas artesanales en México, más que ser productores de bebidas deliciosas, son un gran movimiento independiente que busca rescatar, interpretar y re-interpretar la diversidad de estilos de cerveza que hay alrededor del mundo. Parte de su intención es la de generar una “cultura cervecera” donde la gente se identifique, ofrecer productos de calidad y generar procesos innovadores y bebidas llenas de aromas, sabores e identidad.

El objetivo principal de las cervecerías “artesanales” es el de ampliar el abanico de opciones para los consumidores, y así lograr que exista una cerveza adecuada para diferentes tipos de maridaje, clima y/o momento. Aunque estas cervecerías representan el .1% del mercado total en nuestro país, entre las que se tiene un registro más o menos fidedigno, se sabe que en el país hay poco más de 600 proyectos cerveceros.

 

 

 

La primera fábrica de cerveza en todo el continente americano fue erigida en tierras mesoamericanas, solo 20 años después de la caída de la gran Tenochtitlán. La cultura cervecera en México se fue estableciendo gracias a los dos grandes grupos: Cuauhtémoc Moctezuma y Grupo Modelo, ambos pertenecientes a marcas internacionales. Las cervecerías artesanales mexicanas no son una moda pasajera y el movimiento obedece a una tendencia global.

La Chingonería, ess un término coloquial mexicano que se usa sólo en esos lugares en donde nos sentimos como en casa, donde hay una libertad exacerbada de la lengua, donde las palabras son medios para cultivar la convivencia, donde te puedes quitar los zapatos y dar paso a la risa, pero también es una casa productora de cerveza deliciosas.

 

 

 

En la Chingonería, saben que el sabor, el aroma y color de un tarro frío de cerveza agudiza los sentidos, e incita a la comodidad y familiaridad necesaria para todas las relaciones. El mundo de la cerveza es más complejo que los dos estilos  que nos quieren vender las multinacionales, de hecho es un mundo que desde su nacimiento está en continuo crecimiento.

La Chingonería, es una de las fábricas cerveceras de CDMX más populares en la industria. Sus cervezas más famosas son Acapulco en la Azotea, Tenebrosa y Házmela Rusa, y gracias a sus fermentadores han logrado concentran algunas recetas de Escollo, María Bonita, Paracaidista, Tiburón e Indajani.  Todo el lugar es un museo metalizado con malta, levadura, lúpulo y agua en su interior.

 

 

En La Chingonería te darán un vaso edición especial que te servirá para beber toda la tarde. Luego te darán un par de boletos para que los intercambies por dos cervezas. Eliges entre tres de sus clásicas cervezas de barril o una botella de Fobia (sí, la chela oficial de la banda), que es una mexican  lagger.

Con cerveza en mano, recorre la fábrica de la mano de un maestro cervecero, que  te explicará el proceso de elaboración, en cuánto tiempo se hace una cerveza artesanal y qué tan complicado es. El vaso de cerveza de barril cuesta $35, y las de botella, $40.

 

 

 

Puedes ver más detalles en Tours Cerveceros que además cuenta con la opción de trasladarte en Uber. Aunque no se necesita reservación, hay cupo limitado, así que  te recomendamos hacerlo para que te anoten en la lista y asegures tu lugar. Además, siempre tiene ofertas y regalos especiales a los primeros en registrarse.

 

 

 

 

Visita la Chingonería

Dónde: Centeno #544; col. Granjas México. Iztacalco

Para comprar cerveza de La Chingonería, busca el lugar más cercano aquí

Cuándo: sábado 27 de abril. 15:30 – 16:00 Visita guiada 16:00 – 18:00 ¡Birria y Barra libre! Más detalles aquí.

Cuánto: $550

Sitio web // Facebook // Twitter // Instagram

Tesoros escondidos: La extravagante cantina-museo La Faena
MXCity
La Faena con sus botanas y comida mexicana es rica, pero además, encontrarás vestigios surrealistas de la cultura taurina.

En el México del siglo pasado eran comunes los distintos grupos y sus reuniones; los novilleros de los sesentas hacían estas en una mítica cantina del centro de la ciudad: La Faena.

Ubicada en una calle y un edificio icónico, el ex Palacio del Marqués de Selva Nevada, La Faena es un sitio privilegiado. Ahora se encuentra en un notable desgaste, aunque muy poético.

Sus mesas de plástico contrastan con los azulejos de sus pisos, sus techos altos y las cubiertas de elegante y vieja madera que cubren la mitad de sus paredes. Pero sus singularidades más importantes radican en sus maniquíes y mostradores que exhiben sofisticados trajes de torero.

 

 

El lugar también guarda unos interesantes óleos de gran magnitud que muestran escenas de la tradición taurina, que aunque detona reservas en muchas personas, es indudable que fue gran parte de la cultura mexicana de siglos pasados.

Es un museo taurino pero no tiene nada que ver con la matanza de toros. “Faena” del latín “facienda” que significa “cosas que hay que hacer” nos deja en claro que una cosa que hay que hacer es visitar esta cantina-museo taurino que junto con El Bar Mancera -a sólo una puerta de distancia- son consideradas dos de las cantinas más antiguas y tradicionales del Centro Histórico de la Ciudad de México. Eso sí, mientras el Bar Mancera conserva el espíritu de hombre elegante de los años veinte con monóculo y whisky en mano, La Faena, sin afán ni pretensión de modernizarse, da paso al descascaramiento de los pósters taurinos, las vitrinas de trajes de luces que decoran el lugar y; permite que convivan tranquilamente teléfonos de madera empolvada de inicios del siglo XX con sillas y mesas de plástico, la caja registradora que triplica la edad de los asistentes más jóvenes, óleos de temas taurinos y un altar a la virgen de Guadalupe que está enmarcada por una serie de foquitos que se pudo haber escapado de algún árbol navideño para alumbrar la vitrina guadalupana.

 

 

 

La carta de comida y bebidas es de lo más variado de la zona y bien se puede ir sólo a degustar la comida que Eudoxia Hernández, con más de treinta años a cargo de la preparación de los alimentos, cocina en el momento y con las recetas originales. La sopa Azteca y el molcajete de carnes son clásicos. En el apartado de bebidas, a pesar de que ofrecen una amplia selección de Brandys españoles, vinos, mezcales y vodkas, la de la casa es la cerveza oscura de barril servida en su tradicional bola de cristal y acompañada de la botana, también de la casa que un día puede ser caldo de camarón, otro sopes o chicharrones y si tienes suerte, unas deliciosas quesadillas de papa.

 

 

 

Podrás visitar La Faena durante todo el día, pues sus puertas abren desde las once de la mañana. Su menú es sencillo y digno de las tradicionales cantinas: como sus molcajetes, sopa azteca, su típica botana a base unas ricas quesadillas de papa, tostadas de pata, cacahuates y los clásicos chicharrones. De bebidas encontrarás el abanico clásico de las marcas nacionales y algunas de barril. También tienen una amplia selección de de Brandys españoles, vinos, mezcales y vodkas.

 

 

La rocola que está en medio del salón tiene desde éxitos de la época de oro como Agustín Lara hasta las cumbias típicas de la Sonora Dinamita o Los Ángeles Azules, pasando por Roberto Jordán y Johnny Laboriel. En una sola noche puedes ver tanto a mujeres entaconadas, hombres con sombrero y accesorios de charrería, como al DJ en turno o el grupo tropical encargado de ambientar con cumbias en vivo.

Es quizá el único en su tipo en una ciudad tan grande como CDMX.: un museo-cantina. Se trata de uno de esos sitios legendarios que debes visitar como un tributo obligado a tu propia cultura general sobre la ciudad. Un surrealismo que se ha quedado prendado del pasado.

 

 

La Faena

Dirección: Calle de Venustiano Carranza 49, Centro Histórico de la Cdad. de México, Centro.

Teléfono: 01 55 5510 4417