El día que Jim Morrison visitó las pirámides de Teotihuacán (FOTOS)
MXCity
Jim Morrison visitó nuestro país junto a The Doors para ofrecer un mítico (y secreto) concierto en la Ciudad de México. Ocasión donde el legendario “Lizard King” no perdió la oportunidad de encontrarse en las Pirámides de Teotihuacán.
jim-morrison-en-las-piramides-de-teotihuacan

El controvertido Rey Lagarto, Jim Morrison, cantante y poeta en The Doors, llegó a pensar que su espíritu era en realidad la reencarnación de un antiguo indio piel roja. Esta conexión cósmica con la raza americana ancestral, es probablemente la responsable de que Morrison sintiera una profunda conexión con México. 

Jim Morrison se interesó por la cultura mexicana y en su aparición con The Doors en la Ciudad de México, en julio de 1969, dedicó un tiempo para visitar las Pirámides de Teotihuacán

jim-morrisonSi bien este es un ritual ya conocido entre extranjeros que pisan tierras mexicanas, lo cierto es que la visita de Morrison a las pirámides resulta un poco más simbólica. Morrison era conocido en el mundo del rock por sus danzas rituales de los espíritus –influencia acaso chamánica–, procesión fantasmagórica que llevaba a cabo en cada uno de sus conciertos donde solía afirmar que aquél “alter” piel roja se le presentaba en el escenario.

No existe historia oficial de los hechos pero, se dice que el promotor Mario Olmos y el cantante Javier Castro, invitaron a The Doors a tocar en la Plaza de Toros México. En aquel entonces, la banda acababa de salir de un pleito en Miami provocado por los legendarios desmanes de su frontman. Ningún promotor quería contratar al grupo, ya que cargaban con un juicio en contra de Jim por exposición indecorosa y en este caso, el concierto en la Ciudad de México era una muy buena oportunidad de seguir cosechando éxitos y fama.

Lamentablemente debido a la situación política tan delicada en que se encontraba el país –tenía poco tiempo de ocurrir la trágica represión a los estudiantes, la masacre del 68–, el gobierno mexicano se negó a permitir el concierto, por lo que se les ofreció tocar en El Forum, un pequeño salón propiedad de los hermanos Castro, que antiguamente se ubicaba entre la Av. Insurgentes y San Antonio.

Hubo quienes acertaron en que fue este un concierto deslucido, tal vez porque a fin de cuentas resultó privado –tan solo unos cuantos artistas, políticos y amigos personales de los Castro pudieron presenciar el acto. A pesar de las pocas presencias de aquél show, se rumora que Morrison estaba irreconocible: lucía una figura obesa, aspecto desgastado, gran barba y hasta un poco indiferente.

Comentan que incluso en pleno concierto dijo ser Fidel Castro en tono de broma. En internet encontramos solo unas pocas fotos y una grabación mal hecha por lo que su show en la Ciudad de México quedará recluso en el misterio y en leyendas volátiles.

Pero, como todos los mitos que envuelven la figura de Morrison, se cuenta que fueron invitados a pasear en limusina a través de la Ciudad de México, nada menos que por el hijo del voraz Presidente de la Republica de entonces, Díaz Ordaz.

Motivados por esa admiración religiosa que compartía Jim sobre los pueblos indígenas de Norteamérica, la banda decidió visitar las pirámides de Teotihuacán.

Se sabe que Morrison subió a la Pirámide del Sol, y que su alma de poeta se regocijó al tocar la cabeza gigante del ídolo en piedra de  la serpiente emplumada. Tal vez, las “puertas de la percepción” fueron abiertas nuevamente en la mente del cantante, o quizás le fueron develadas esas “cosas desconocidas e ignoradas”, como diría William Blake.

Su gran barba, parecida a la de un gran jefe de la tribu, cubría su rostro, se manifestaba sobre la gran pirámide como un viajero y su sombra. Jim Morrison falleció dos años después en París, según se dice, víctima de una sobredosis de heroína.

Pero, quienes confiaron en su sabiduría milenaria, especulan que The Lizard King no murió, solo el nombre de Jim Morrison lo hizo. 

A continuación, algunas fotografías que muestran su visita a las pirámides: 

jim-morrison-en-las-piramides-de-teotihuacan

jim-morrison-en-las-piramides-de-teotihuacan-3

jim-morrison-en-las-piramides-de-teotihuacan-piramide-de-la-luna

jim-morrison-en-las-piramides-de-teotihuacan-2

jim-morrison-en-las-piramides-de-teotihuacan

 

*Fuente: “The Lizard King”, J. Hopkins; “No One Here Gets Out Alive”; J. Hopkins; “Dias Extraños”, Merced Belen Valdes .

Malala dará una inspiradora conferencia en la Ciudad de México
Viviana Cohen
La ganadora más joven del Premio Nobel visitará nuestro país a finales de agosto...
Malala

“Es mejor vivir como un león un día, que vivir como esclavo cien años”

 

Vivimos en un mundo convulsionado en el que pocas personas tienen el valor de denunciar lo que está mal y de exigir que las cosas sean diferentes. Un mundo agraviado por la violencia en el que la gente opta por tener miedo. Sin embargo, de vez en vez, aparece la historia de alguien que tuvo el coraje, no sólo de enfrentarse a las injusticias, sino de transformar su propia realidad.

Tal es el caso de Malala Yousafzai una activista pakistaní que creció en el valle de Swat, una región tomada por el régimen talibán en la que de pronto se prohibió que las mujeres: estudiaran, fueran de compras, consiguieran trabajo o vieran la televisión. Aunque la mayoría de la gente guardó silencio, la familia de esta precoz joven tuvo el valor de luchar contra esta situación.malala

Y fue gracias a eso, que antes de cumplir 15 años Malala empezó a escribir para un blog de la BBC en el que denunciaba sus terribles vivencias dentro del régimen autoritario. Pronto, estos escritos se hicieron tan famosos que en el 2012 la niña sufrió un terrible atentado que terminó con tres balazos, uno en la cabeza. Esto indignó a todas las niñas pakistaníes que tenían la esperanza de vivir en una sociedad más justa.malala

Este fatídico incidente recorrió todos los periódicos del mundo. La fama de su valentía y de su inteligencia se esparció por varios países y sin quererlo Malala se convirtió en una de las personas más influyentes e importantes en lo que a defender derechos humanos se refiere. Su labor fue plenamente reconocida cuando en el 2014 se convirtió en la persona más joven en ganar el Premio Nobel de la Paz.Malala

Paz

Por todo lo anterior, es una buena noticia anunciar que este magnífico personaje visitará la Ciudad de México el 31 de agosto. Según lo anunció el Tecnológico de Monterrey hace uno días,  la activista pakistaní dará una conferencia en su plantel de Santa Fe en la que le contará a un nutrido grupo de universitarios su experiencia.  

Estamos seguros que la llegada de Malala será muy reveladora y nos dejará muchos aprendizajes como nación. Por lo anterior, es importante escucharla y dejar que su mensaje de paz e igualdad invada esta enrome ciudad.Malala

 

MALALA en el TEC

¿Dónde? Tecnológico de Monterrey 

¿Cuándo? 31 de agosto 

*El Tecnológico de Monterrey se reserva el derecho de admisión para sus alumnos. 

El legado de Leona Vicario o la guía para ser una mujer poco convencional
Viviana Cohen
Por las mañanas era una típica dama de clase alta y por las noches una revolucionaria que quería consumar la Independencia de México.
Leona

La historia de la mujer fuerte de la Independencia…

 

En la columna del Ángel de la Independencia viven los restos de una mujer que desafió con su tiempo y se atrevió a vivir exactamente cómo quería. Una mexicana que decidió dejar atrás su comodidad y saltó al vacío. Su nombre fue:  María de la Soledad Leona Vicario Fernández de San Salvador y nació en la Ciudad de México un día de 1789.

Desde muy pequeña Leona fue excepcionalmente inteligente. Aprendió a hablar y a leer antes que todos y quizá ese fue el motivo por el que sus papás le procuraron una educación ejemplar, algo poco usual para las mujeres a inicios del siglo XIX. Fue así como Leona creció interesada en la historia, la política y la pintura, arte que cultivó toda su vida.Leonora

Leona quedó huérfana a los 17 años y heredó una gran fortuna de sus padres. Para pasar el tiempo y porque sus inquietudes eran muchas, entró a trabajar al despacho de un tío que era abogado. Su pariente no sé fijo mucho en sus habilidades y preocupado por seguir las rígidas normas sociales y por su rebeldía la comprometió con un hombre mayor por el que Leona no sentía nada de nada.

Sin embargo, antes de consumar el matrimonio el destino puso en su camino a Andrés Quintana Roo un joven varonil, obsesionado con las ideas revolucionarias que apoyaba clandestinamente al cura Hidalgo. Leona se enamoró perdidamente de él, y desafiando lo “políticamente correcto” y el futuro prominente que le tenía planeado su tío, se escapó con su querido.Leonora

Cabe destacar que, el amor entre estos dos personajes fue muy importante para la Independencia. Según algunos biógrafos, en el otoño de 1812 Leona y Andrés se juraron lealtad eterna y cada uno siguió por su cuenta. Quintana Roo se fue a Michoacán a luchar con Ignacio López Rayón e intentar juntar un ejército para que luchar contra el Ejército Realista.

Vicario por su parte, se metió a un club llamado Los Guadalupe, una agrupación clandestina formada por criollos simpatizantes de la causa insurgente, en la que ella participó principalmente como espía debido a que su estatus de burguesa le permitía codearse con personas de la clase alta que en las fiestas y demás eventos sociales.  Leona

En 1814 un sirviente interceptó su correspondencia con las fuerzas opositoras a España. Entones el gobierno la recluyó en el convento de Belén de las Mochas. Le quitaron todos sus bienes y la dejaron a cargo de las religiosas. Afortunadamente, gracias a su pericia y a un disfraz de negra, logró escapar de su encierro.

Luego de meses de estar oculta en la capital, Leona logró llegar al campamento de José María Morelos en Oaxaca, y ahí entre todos los héroes que todavía acompañan nuestra historia se casó con Quintana Roo, nunca más se separaron. Durante muchos años la pareja huyó por todo el país viviendo en condiciones precarias. De hecho, su primera hija en una cueva.

Una vez consumada la independencia en 1821, Leona regresó a la Ciudad de México. Como compensación por su lucha y por todas las propiedades que le quitaron, el nuevo gobierno le regaló dos casas en la capital y una hacienda Ocotepec, Hidalgo donde pasó los años de su vida escribiendo artículos y pintando cuadros.  Leona

Leona Vicario murió en agosto 1842, pero su herencia persiste más allá del Ángel. Su legado se puede encontrar en los ojos las niñas que saben que nacieron para algo muy grande y sólo necesitan un par de papás de crean en ellas.

De cuando había una Librería de Cristal en la Alameda Central
Mariana Gaxiola
En lo que fuera una pérgola del arquitecto Adamo Boari, frente al Palacio de Bellas Artes, se erigió la olvidada Librería de Cristal.
libreria

En 1946, The New York Times calificó a esta librería como la más extraordinaria del mundo.

 

Como parte del plan maestro de Porfirio Díaz para embellecer y “afrancesar” las obras arquitectónicas que adornaban la ciudad, se pensó en renovar el afamado Teatro Nacional, actualmente conocido como el Palacio de Bellas Artes. Fue a principios del siglo pasado cuando dio inicio el levantamiento de esta apabullante construcción, diseño que corrió a cargo del arquitecto oriundo de Italia, Adamo Boari.

Si algo destaca de este magnífico palacio, son los detalles que se desdoblan no solo en su hermosa fachada, sino también en su interior y exterior. Y es que el italiano optó por sumarle a su edificación otros elementos que le brindaran más elegancia e identidad. Esculturas, murales, vitrales y butacas formaron parte de este cometido.

Pero hay un elemento más que muchos han ya olvidado, y se trata de la pérgola que pretendía unir la esencia de la Alameda Central y el nuevo Teatro Nacional. Una pérgola es una estructura que consiste en dos filas de columnas, con un techo encima que da cabida a un pasillo. Ésta se erigió detrás de la estatua de Beethoven, y pretendía fungir como un foro al aire libre que expusiera obras artísticas. Nadie hubiera adivinado que esta ondulada construcción se convertiría en la librería más fascinante del mundo en aquella época.

libreria

libreria

Para la década de los años 30, el espacio funcionaba como uno de descanso. Asimismo, se empleaba comercio informal bajo su techo. Los capitalinos solían frecuentar su sombra para leer, descansar o encontrarse con amistades.

Durante los años de la Guerra Civil Española, nuestro país se convirtió en refugio para varios exiliados. Uno de ellos, de nombre Rafael Giménez Siles, llegó a México con el objetivo de crear una librería que vendiera exclusivamente libros de autores iberoamericanos. Le presentó la ideal al entonces presidente Lázaro Cárdenas, quien lo apoyó para crear la Editora Iberoamericana de Publicaciones S.A. en 1940.

Fue así como se pensó en utilizar la pérgola existente y transformarla en una librería. El proyecto concebía la creación de un piso más y la cobertura de la estructura con piezas de cristal. La Librería de Cristal, que corrió a cargo del arquitecto español Arturo Sáenz, abrió sus puertas en 1941.

libreria

libreria

Naturalmente, su belleza la volvió un ícono citadino de la cultura. Contaba con bocinas, que hacían llegar la música hasta los rincones de la Alameda. Estaba dividida en cuatro secciones: librería general, libros técnicos, libros infantiles y libros económicos. Cabe mencionar, que en el segundo piso se organizaban conferencias, y la primera fue del escritor Alfonso Reyes. También había un pequeño café, en que siempre se hacían tertulias literarias, a las que eran asiduos personajes como José Vasconcelos, Juan José Arreola y Salvador Novo.

Lamentablemente, la librería sufrió deterioro y eliminación de secciones ante los trabajos de transporte público y drenaje. Acabó por ser demolida en 1973, pese a la pelea y defensa que empleó Martín Luis Guzmán. Ciertamente, varios intelectuales y empedernidos de la literatura, denunciaron este acto como “un atentado contra la cultura”.

Por fortuna quedan fotografías y testimonios que hablan de la belleza que se desenvolvía por cada rincón de la Librería de Cristal: un sitio plausible, un ícono de la ciudad y el proyecto cultural más olvidado del siglo XX. Conviene enterarse de esta clase de obras para apreciar que es posible hacer converger la arquitectura, las letras, el turismo y la cotidianeidad en un solo lugar, y en este caso, en una sola pérgola literata.

libreria

libreria

Fuente e imágenes: El Universal.

Un fantástico recorrido virtual por el Museo Tamayo
Mare Loustaunau
Descubre la historia y los secretos que albergan los rincones del Museo Tamayo Arte Contemporáneo.
tamayo

Un paseo virtual por uno de los emblemas arquitectónicos más importantes en Chapultepec.

 

Desde la década de los 70, el artista Rufino Tamayo empezó a adquirir plausibles obras para reunir una colección de arte contemporáneo internacional. Y con el objetivo de acercar al pueblo mexicano al arte del siglo XX de todo el mundo, el artista donó su increíble acervo, uno que impulsaría la creación del Museo Tamayo.

La idea del recinto es montar muestras que exhiban lo más representativo del arte moderno y contemporáneo internacional, así como la obra de su fundador, el gran Rufino Tamayo. Una de las metas del museo, es estimular la experiencia estética y el sentido crítico entre los diversos públicos que frecuentan las salas del lugar, mediante la investigación e interpretación de su abanico artístico.

Cabe mencionar, que Tamayo siempre estuvo interesado en que el museo se encontrara en la Primera Sección del Bosque de Chapultepec. Fue así como el gobierno accedió a ceder una zona del parque para albergar esta edificación, en lo que alguna vez fuera el Campo Azteca de Golf. El artista buscó al arquitecto mexicano Teodoro González de León para construir el museo, el cual, verdaderamente se vuelve una pieza más de la colección Tamayo.  

Es un hecho que la obra de este artífice es vital para comprender la arquitectura moderna de México, específicamente en la capital. Y es que resulta complicado imaginar la estética de la urbe sin la gran y diversa cantidad de edificios que se desdoblan alrededor de las diferentes colonias que comprenden esta metrópoli.

Lo interesante del proyecto es que es sencillo y funcional, pero al mismo tiempo, no se opone ante la modernidad. El Museo Tamayo es una composición que alude a las ruinas prehispánicas de manera abstracta, con su emblemática plataforma elevada que se encuentra en la entrada y la forma escalonada que la caracteriza.

También cuenta con elementos emblemáticos del arquitecto, como lo es el patio y el concreto cincelado. La luz que penetra desde los diferentes niveles del techo es un elemento que alumbra toda la identidad del Museo Tamayo. Por fortuna, para admirar lo moderno y lo antiguo, y lo local y lo universal, existe un recorrido virtual que permite adentrarse a todo rincón y sala del recinto. Inicia la aventura aquí.

tamayo

tamayo

tamayo

tamayo

tamayo

tamayo

tamayo