Arte y Cultura
Los nombres de la luna para los pueblos originarios
MXCity
En México, tenemos una diversidad cultural que hace florecer a su gente y a su historia; conoce parte de ella con los distintos nombres de la luna.

La riqueza lingüística de México es parte del legado de nuestros ancestros: aquí te traemos una probadita con los distintos nombres de la luna que todavía se usan hoy en día.

 

. . .

 

La mitología y la cosmovisión de los pueblos siempre van de la mano con su lengua; las palabras, en su origen, tienen significados rituales, que evocan todo un modo de vida y pensamiento. El momento de hablar, de comunicarse, es un acto de creación. La manera en que el ser humano pudo nombrar al mundo y, por ende, modificarlo y entenderlo, fue a través de la palabra. Sin embargo, cada pueblo pasa por su propio proceso de evolución, y su lengua cambia a la par.

 

nombres-de-la-luna

Imagen de: Wikimedia Commons

 

En la génesis de los idiomas, lo único que se podía nombrar era el medio natural. El hombre estaba rodeado por un mundo extraño y a veces inexplicable; la única manera de superar su miedo era tener alguna sensación de control, de poder sobre las cosas que lo rodeaban. El primer método para hacer esto fue darles una identidad. Para los pueblos prehispánicos, el nombre de todo lo que había a su alrededor estaba profundamente conectado con su forma de vida, como los nombres de la luna.

Una manera de congraciarse con la naturaleza salvaje e impredecible fue adorarla. Los elementos, plantas y animales recibieron nombre, al igual que el cielo y los astros. Estos últimos eran especialmente importantes, ya que solo se dejaban aparecer en el firmamento de vez en cuando, y su origen era más misterioso. Por ello es que los dioses astrales de Mesoamérica eran los más poderosos, etéreos y con más historias a sus espaldas.

 

nombres-de-la-luna

Imagen de: Más de México

 

Uno de ellos es la luna. Para los mexicas, la luna nació cuando dos dioses primigenios se arrojaron a una hoguera, sacrificando sus vidas para convertirse en el sol y dar vida al mundo. Sin embargo, dos soles eran demasiados, por lo que las demás deidades aventaron un conejo al segundo para aplacar su intensidad. Otra de las diosas lunares mexicas principales es Coyolxauhqui, la hermana de Huitzilopochtli. Este último está asociado con el sol, y los dos tienen cientos de hermanos más, llamados los Centzonhuitznahuas (las estrellas). Huitzilopochtli los tiene que matar a todos, junto con su hermana, para salvar a su madre, Coatlicue.

Así como este, hay muchos más mitos de la creación del sol y de la luna, tanto en las sociedades prehispánicas como en otros pueblos del mundo. No obstante, hay ciertas propiedades que la mayoría de ellos comparten: el sol se asocia con la energía masculina, luminosa, seca y penetrante. Es la energía de la guerra, de lucha, de supervivencia. Su contrario es la luna, la cual representa la energía femenina, oscura (en el buen sentido), húmeda, amorosa, suave y protectora. Aquí algunos de los nombres de la luna para los pueblos originarios:

 

nombres-de-la-luna

Imagen de: Pinterest

 

Bio´ (zapoteco)

 

Íizax (seri)

 

Chunéné (matlatzinca)

 

Ik´ (quiché)

 

Ixaw (tojolabal)

 

Ja´la´ (kiliwa)

 

nombres-de-la-luna

Imagen de: Arqueología Mexicana

 

Kúkuti (purépecha)

 

Malkuyú (tepehua)

 

Masadi (pima)

 

Matkuyu (totonaca)

 

Mecha (guarijío)

 

Meste (mexicanero)

 

Metztli (nahua)

 

nombres-de-la-luna

Imagen de: Wikimedia Commons

 

Representación del amor materno, el embarazo y la fertilidad. Se dice que tenía una serpiente de mascota, la cual llevaba en su estómago el agua del cielo. Metztli dominaba el agua del planeta con la serpiente, y tenía la facultad de mandar tormentas o inundaciones. En sus advocaciones violentas, se le asociaba con las tempestades y desastres naturales.

 

nombres-de-la-luna

 

Mhau (pame)

 

Soona´ (otomí)

 

T´unana (tlahuica)

 

Tepegki (kikapú)

 

Ch´ujnia (chol)

 

Zdaná (mazahua)

 

Ixchel (maya)

 

nombres-de-la-luna

Imagen de: Pinterest

 

Esta deidad femenina era un ser multifacético. A veces se le representaba como una mujer joven y a veces como una anciana, dependiendo de las fases lunares. Era patrona de los oficios relacionados con la concepción, el embarazo y el parto. También era diosa de la medicina, los textiles, la pintura, las aguas, el arcoíris, la noche y la fertilidad de la tierra. Aparece pintada en varias vasijas, y también como figurilla de barro. También se le describe en los códices del Posclásico, bajo múltiples advocaciones.

 

Algunas variaciones:

 

Luna creciente ? poyasoka (lacandón)

 

Luna hermosa ? quetzalmetztli (nahua)

 

Luna llena ? mechabili (yaqui)

 

nombres-de-la-luna

Imagen de: neomexicanismos.com

 

Luna menguante ? poyaoko (lacandón)

 

Luna nueva ? mecha bemela (yaqui); yankuek meste (mexicanero)

 

Luna que "trae agua" ? kalik at meste (mexicanero)

 

Luna tierna ? poyamina (lacandón)

 

Aquí el mito completo sobre la creación del sol y de la luna mexicas.

 

*Imagen destacada de: Más de México

Radiografía de las mejores obras de José Clemente Orozco
MXCity
El arte de José Clemente Orozco es el reflejo de la una Revolución muerta y del tormento de la existencia moderna.

Foto destacada: Milenio

José Clemente Orozco es uno de los muralistas más destacados y poco comprendidos del siglo XX.

 

. . .

 

En 1922 José Clemente Orozco se unió a Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y otros artistas para iniciar el movimiento muralista mexicano; un movimiento de tendencia nacionalista, educativa y popular que buscó implementar el concepto de “street art” que defendían los pintores, poniendo su arte al servicio de una ideología claramente izquierdista.

Pero lo que diferencia a Orozco de otros artistas, es que retomó las fuentes del arte prehispánico y las raíces populares mexicanas con un estilo donde podía reflejar inquietudes políticas, sociales, además su disposición a la docencia que desempeñó en la Unión de Pintores y Escultores.

Orozco fue un artista que eligió el compromiso político que logró capturar la cultura de nuestro país. Aquí te dejamos una radiografía de algunas pinturas que más nos gustan.

 

Maternidad

 

Wikipedia

 

Uno de los primeros frescos de Orozco que se asemeja a las representaciones renacentistas de María y el niño Jesús, con la excepción de la desnudez de la madre y repleta de simbolismos occidentales. Pero la pieza es bastante trasgresora, ya que el gobierno pos revolucionario alentó la producción de arte público para promover un programa nacionalista de unidad, pero Orozco uso figuras europeas con el fin de desafiar la afirmación del  presentando el estándar de belleza es europeo más que indígena.

Este mural en particular es de inmenso valor porque es el único superviviente de los primeros frescos de Orozco, ya que la mayoría fueron destruidos por estudiantes conservadores de la ENP, mientras que otros fueron demolidos por el propio Orozco.

Dónde: Escuela Nacional Preparatoria (ENP), Ciudad de México, México

 

La trinchera

 

Historia del arte

 

La trinchera muestra una parte diferente de las obras anteriores de Orozco. Aquí se ve su estilo franco y modernista en el que las formas están menos modeladas, la línea es expresiva y la paleta refleja lo oscuro y emocional. En el cuadro se ven tres soldados revolucionarios caídos y sin rostro formando una cruz en una escena dramática.

Con la moral decaída de la población respecto a la Revolución, se ilustra la negativa de idealizar la Revolución como hicieron Rivera y Siqueiros, mientras que Orozco busca promover la paz denunciando la violencia de la revolución. Este mural es de una expresión que contrasta con la plácida representación de Maternidad.

Dónde: Escuela Nacional Preparatoria (ENP), Ciudad de México, México

 

Prometeo

 

Historia del arte

 

Este Prometeo monumental que se elevaba hacia el cielo para tomar fuego, símbolo de sabiduría e iluminación, representa a Dios, la fuente de la sabiduría. El Titán está a punto de darle a la humanidad el poder del conocimiento por el que Zeus lo castigará cruelmente, como cuenta el mito griego. Alrededor de Prometeo hay masas de humanos mortales, algunos esperando ansiosamente el regalo, otros preocupados o en diversos estados de agitación.

Con este mural Orozco se opone a la idea de que las pinturas murales debían ser decorosas, impersonales y agradables. Si bien el tema es ciertamente apropiado para una universidad, el expresionismo de Orozco se muestra a una escala masiva como nadie antes lo había hecho.

Dónde: Pomona College, CA, Estados Unidos

 

La mesa de la fraternidad universal

 

Historia del arte

 

Esta escena muestra a personas de diferentes nacionalidades y profesiones sentadas alrededor de una mesa representada con una perspectiva inclinada hacia adelante; un libro abierto descansa en la esquina más a la derecha. El estilo es de economía expresionista desprovista de detalles. Se dice que Orozco construyó la imagen a partir de textos esotéricos de Jay Hambridge, un geómetra que promovió los “principios geométrico-estéticos” en el arte.

Esta cuadro tiene una paleta oscura y sombría de la obra enfatiza la perspectiva cínica del artista con respecto al resultado de la Revolución Mexicana y la posibilidad de una hermandad gobernante pluralista y democrática.

Dónde: The New School, NY, Estados Unidos

 

La epopeya de la civilización estadounidense

 

Muralismo Mexicano

 

Es un mural compuesto por 24 paneles, que cubren cuatro paredes en la Biblioteca Baker, es una representación compleja y en capas de la historia del continente americano en tres épocas: la época prehispánica, la época colonial y la era industrial moderna.

Aquí los primeros paneles son claros y armoniosos, mientras que los que representan los tiempos modernos son caóticos y superpoblados, lo que hace que el espectador se sienta abrumado. Este mural es crucial para ilustrar una diferencia fundamental entre Orozco y los otros muralistas mexicanos contemporáneos, en cuanto a color, optimismo, intensidad, texturas, filosofía en incluso en cuanto a la crítica y ambigüedad al muralismo mexicano.

Dónde: Dartmouth College, NH, Estados Unidos

 

Padre Hidalgo

 

Milenio

 

Un gran mural que cubre el techo y las paredes pintadas en severos y aleccionadores tonos de gris para contrastar con el naranja y el rojo llameante que rodea a Miguel Hidalgo, el cura instigador de la independencia. En el mural, Hidalgo, de rostro severo y monumental que ofrece un fuego de la humanidad enferma y asolada por la guerra, siendo una clara alusión al mito de Prometeo.

Orozco buscó a la vez elogiar a Hidalgo por su papel en el fomento de la rebelión de los indios y condenarlo, un sacerdote católico romano, cuya tarea era adoctrinar a los indios en un extranjero. Así, como lo enmarcó Orozco, mientras Hidalgo luchaba por los oprimidos, también estaba contribuyendo trágicamente a su opresión. En consonancia con sus ideales anárquicos, Orozco condena todos los credos institucionales en esta complicada serie de imágenes.

 

Katharsis

 

Historia del arte

 

Este cuadro con regularidad se ha descrito como una orgía de color brillante y formas dinámicas una muy expresionista alegoría sobre la guerra y la desintegración. Para ello empleó diversos motivos, muchos de ellos recurrentes en su obra: las armas, las masas de gente, la lucha, el caos?

Este cuadro muestra la prostitución (que ríe), las máquinas, la avaricia y codicia humanas, pero en la parte superior todo está ardiendo, como si con un último sufrimiento extremo el fuego fuera a purificarlo todo. Mediante esta composición caótica, dramática y siniestra lanza un mensaje de alarma. Nada que ver con las figuras casi serenas que había pintado su colega muralista Diego Rivera en el otro lado del edificio.

 

 

La Iglesia de Zozocolco Hidalgo que parece una araña
MXCity
Zozocolco es un lugar lleno de artesanías, sitios para el ecoturismo y una arquitectura compleja como la de esta iglesia.

Foto destacada: Identidad Veracruz

La arquitectura de la Iglesia de Zozocolco es tan mágica como el pueblo mismo.

 

. . .

 

El Pueblo Mágico de Zozocolco forma parte de la región totonaca de Veracruz, siendo uno de sus elementos culturales más relevantes las ceras escamadas. Para crearlas primero se arman los aros de bejuco, a los cuales se les cuelga el pabilo y se les baña de cera hasta que los cirios cobran forma.

Las flores que adornan estas velas se elaboran con moldes, primero se hierbe la cera en cazuelas y ya que está derretida se vacía el moldes. Luego se le deja secar un tiempo e inician a elaborar las hojas de cera del color que se desea, además de adornarlas con papeles multicolores.

 

 

En Zozocolco hay más de 150 familias dedicadas a las artesanías y a los trabajos de pita y muebles de cedro. Esta comunidad veracruzana también se dedica a la elaboración de artesanías de madera y objetos ornamentales utilizados en las danzas típicas.

Además de las grandes tradiciones culinarias y las numerosas pozas y arroyos que hay, este entorno natural es ideal para el ecoturismo y puedes ver mapaches, zorrillos, armadillos, codornices, chachalacas y diferentes variedades de insectos y reptiles.

 

 

La fascinante arquitectura de Zozocolco

 

Imagen: Daniel B.

 

Zozocolco es un sitio de contraste arquitectónico entre las casas de piedra de blanca laja labrada y algunos otros sitios con detalles coloniales. Es una población de calles angostas y empedradas, con iglesias construidas en el siglo XVIII, siendo la Iglesia de San Miguel, construida por los evangelizadores franciscanos, uno de los sitios más relevantes .

Este edificio sacro atesora numerosos retablos de enorme valor artístico e histórico. La iglesia franciscana de San Miguel Arcángel, tiene dos torres de más de 35 metros y sus 400 años de antigüedad, es considerada una de las primeras en el país.

 

 

Tiene seis arcos de piedra monumental que sostiene la imponente iglesia cuya estructura pareciera una araña en el centro del pueblo. Además tiene dos torres de más de 35 metros con cruces en la cima señalan hacia el cielo. En una está el campanario y en la otra el reloj con números romanos que dan un toque meramente colonial al monumento histórico.

El techo es a base de piedra de laja con bloques cortados. La construcción no tiene varillas y data desde hace más de 400 años. Es el principal atractivo turístico del pueblo y un símbolo de identidad para el municipio, que se encuentra en la región del totonacapan de la entidad veracruzana y que nace entre pozas y ríos que emergen de las montañas de la Sierra Madre Oriental.

 

 

La parroquia forma parte de la ruta franciscana entre Veracruz y Puebla, donde hay iglesias similares como la del municipio de Coxquihui o en el municipio de Tuzamapan de Galeana. La explanada también fue construida con piedra y ahí fue incrustado un palo metálico de los voladores de Papantla.

En este sitio, del 10 al 12 de noviembre, se realiza el festival de globos de papel china, cuya elevación significa el regreso de las almas al cielo, culminando así su trayecto en este mundo. Los 24 escalones que conducen a otra construcción de hace más de 100 años y que los pobladores llaman "curato", donde descansan los curas, los sacerdotes.

 

 

Los límites territoriales de la iglesia son de muros de piedra. Las altas paredes hacen que la sensación de la temperatura pase de calor a fresco con tan solo poner un pie al interior del recinto religioso, donde el aroma a cedro, madera utilizada para fabricar las bancas, sacia el olfato.

Aquí hay muchas esculturas de santos, donde la más sobresaliente es de San Miguel Arcángel doblegando a Satanás que luce al fondo y es lo primero que detecta la vista al ingresar. En la bóveda se observan hexágonos entrelazados de color amarillo, rojo y azul pegados en el techo que dan una sensación tridimensional sobre el área bautismal y el confesionario.

 

 

Otros atractivos de Zozocolco son el Cerro de las Golondrinas, el Mirador del Curato, capaz de observar el pueblo encajado en la sierra del Totonacapan. Y si te quieres refrescar están la poza La Polonia y la Cascada de Guerrero, lugares que te deleitarán con su increíble diversidad floral y vegetal.

Zozocolco celebra, antes del 8 de diciembre, uno de sus eventos más importantes; la Feria de la Purísima Concepción. En donde hay bailes, danzas de guaguas, negritos, moros, cristianos y voladores.

 

 

Zozocolco

Dónde: Calle Miguel Negrete Esquina Nicolas Bravo, Col. Centro, Zozocolco de Hidalgo, Veracruz.

Cuando: 10 al 12 de noviembre es el festival de globos

Entrada libre

Mariana Yampolsky, la fotógrafa de los pueblos originarios (FOTOS)
MXCity
Mariana Yampolsky enfocó su lente en el folclor mexicano, en la cara optimista y serena de las raíces indígenas.

Foto destacada: Cultura_Mx

Mariana Yampolsky tuvo una mirada muy particular para retratar a México.

 

. . .

 

Naturalizada mexicana en 1954, Marianne Gertrude Yampolsky Urbach nació el 6 de septiembre de 1925 en Chicago, Illinois, Estados Unidos, en medio de una granja donde se conservaban las tradiciones europeas ya que su familia había salido de Rusia a fuerza de la persecución contra los judíos; no obstante, aquel arraigo a su cultura no impidió que su padre, el pintor y escultor Oscar Yampolsky, le permitiera ingresar a la Universidad de Chicago cuando sólo tenía 16 años.

Fue ahí donde Mariana Yampolsky escucho del Taller de Gráfica Popular, fundado en México en 1937 y en donde los grandes artistas del momento se reunían a luchar contra la opresión, y así, sin siquiera hablar español, la joven artista viajó a México en 1944. Gracias a su amigo, historiador Justino Fernández, conoció José Clemente Orozco quien la animó a estudiar en Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda.

 

 

La primera mujer en el Taller de Gráfica Popular convivía con Leopoldo Méndez, Pablo O?Higgins, Luis Arenal y David Alfaro Siqueiros, y también estudiaba fotografía en la Academia de San Carlos con Lola Álvarez Bravo, de quien aprendió la importancia del sujeto retratado, disciplina que Mariana Yampolsky abrazó como la pasión de su vida.

Elena Poniatowska fue testigo cercana del trabajo de Yampolsky, con quien trabajo en conjunto varias veces, una con las letras y a la otra con toda una documentación de la entraña mexicana que capturó en un largo viaje por todo el territorio nacional donde tuvo contacto con diversas comunidades indígenas, en un tiempo en el que se desconocía su vasta cultura dando a conocer a México en libros y exposiciones.

 

 

La también profesora Mariana Yampolsky fundó el Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras del IPN, fue coeditora del Fondo Editorial de la Plástica Mexicana, colaboró con el Centro de Investigación de la Artesanía y con la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito y fue editora de la colección Colibrí de la SEP. Antes de partir de este mundo, recibió varios galardones que reconocieron su obra de más de 50 mil fotografías. El 3 de mayo de 2002, Mariana Yampolsky vio por última vez la tierra que la adoptó.

Aquí te dejamos con el recuento de algunas fotografías de la gran Mariana Yampolsky:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

10 dioses para descubrir el panteón mitológico maya
MXCity
Muchos dioses del panteón maya siguen sin ser identificados, tal vez se han fusionado con otras deidades o conceptos cristianos.

Foto destacada: Wikipedia

El Panteón mitológico maya había más de 250 deidades pero solo conocemos una parte ínfima de estas historias.

 

. . .

 

El panteón de los mayas abarca diversas deidades adoradas en lo que hoy es Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Tabasco, Chiapas, Guatemala, Belice, El Salvador y Honduras. No todos los dioses eran venerados en todas las ciudades o al menos, no con el mismo nombre, pero los símbolos parecen haber sido reconocido por todos los habitantes de estas regiones.

Los dioses participaron en todos los aspectos de la vida de los mayas. Controlaban el clima, la cosecha, dictaban a la pareja, presidían cada nacimiento y estaban presentes en la muerte. La ropa de los gobernantes imitaba la vestimenta de los dioses y la forma en que se planificaron las ciudades sirve para comprender el camino de los dioses. Pero para introducirnos más en este gran universo mitológico, es necesario conocer a algunas de las deidades más representativas de los mayas.

 

Kukulcán, La Serpiente Emplumada

 

 

La serpiente emplumada es el dios maya más conocido y prominente del panteón maya. Este dios también es conocido como Gucumatz en la designación maya quiché y como Quetzalcoatl en el idioma azteca náhuatl. Fue deidad del agua, el viento y uno de los tres dioses principales que se creía que habían creado el mundo y los seres humanos. Además, Kukulcán enseñó al pueblo las reglas de la ley, la agricultura, la alfabetización, las artes, la medicina, la arquitectura, la construcción, la caza, la pesca y todos los demás aspectos de cómo cultivar y administrar toda una civilización.

 

 

Itzamná, El Dios del Cielo

 

 

Es considerado el fundador de la cultura maya, patrón y protector de las ciencias, la astrología y la escritura. Itzamná es uno de los dioses mayas antiguos e importantes, conocido como el dios del cielo y también como el dios de la sabiduría. A menudo representado como un anciano sabio desdentado con una nariz grande, se lo consideraba un creador y sanador que también podía resucitar a los muertos.

 

 

Ix Chel, La diosa maya de la luna

 

 

Tenía poderosos atributos e identidades duales que la hicieron muy popular y todavía hoy es adorada. Se representa como una joven y bella seductora que defiende la fertilidad, el matrimonio y el amor, además de ser la diosa de las cosechas y el clima porque tenía poder sobre los ciclos lunares. También fue representada como una anciana marchita que tenía el poder de crear y destruir la tierra, a menudo representada con garras, colmillos y un cuerpo rojo adornado con símbolos de la muerte y calaveras.

 

 

Ah Puch, El Dios de la Muerte

 

 

Ah Puch es solo uno de los muchos nombres asociados con el aspecto de la muerte, incluidos Ahal Puh, Cizin y Yum Cimil. Está por encima de los demás conocidos por su dominio soberano sobre la muerte, el desastre y la oscuridad. Fue gobernante del inframundo maya y Metnal, el más abismal de los nueve infiernos mayas. No es un dios amable y su imagen se representa en estado de descomposición, con su máscara esquelética, el vientre protuberante (lleno de materia en descomposición), el cuerpo adornado con huesos y un colgante sin cuello con cuencas sin ojos.

 

 

Buluc Chabtan, El dios de la guerra

 

 

Buluc Chabtan era el dios maya de la guerra, la violencia y la muerte súbita. La gente le rezaba por el éxito en la guerra y, en pocas palabras, para que se mantuviera en su lado bueno para evitar una muerte súbita. La sangre era vista como alimento para los dioses y una vida humana era el regalo supremo para una deidad. Se sacrificaron tantas vidas humanas para apaciguar a esta deidad de forma regular.

 

 

Chaac, El Dios del agua

 

 

Relacionado con la vida y el poder de creación a menudo se le representa con una nariz grande y dos colmillos afilados. Para los mayas esta deidad era de gran importancia debido a los cultivos de maíz que necesitaban agua para emerger del suelo.

 

 

Yum Kaax, El Dios de la agricultura

 

 

El Dios del maíz y la agricultura a menudo se representaba joven y guapo con maíz en la cabeza, los colores con los que los mayas solían pintarlo eran el azul y el amarillo, porque para ellos el azul representa las verduras en general. El maíz era sagrado para la civilización maya, creían que a partir de este alimento se moldeaba y creaba la humanidad.

 

 

Chin, El Diosa homoerótico

 

 

Esta diosa se asocia a Cavil y Maran, además de ser maga y consejera de los reyes. También estuvo estrechamente asociada con las relaciones homoeróticas y la homosexualidad. Según el sacerdote Bartolomé de Las Casas, ella introdujo la homosexualidad a los nobles mayas que animaban a sus hijos a contraer matrimonios homosexuales. Se la asocia con la luna y, a veces, se la representa como una deidad masculina.

 

 

Hun-Hunahpu, El Dios del Maíz

 

 

Hun-Hunahpu y su hermano gemelo, Vucub Hunahpu, eran semidioses que, después de la creación del mundo, se volvieron expertos en el “juego de pelota de los dioses”. Los señores de Xibalbá se enfurecieron por el ruido de los gemelos y por eso idearon un plan para deshacerse de ellos. Invitaron a los jóvenes al inframundo para jugar un juego donde los gemelos fueron engañados y asesinados. La cabeza de Hun-Hunahpu se colocó en el eje de un árbol de calabaza que se llenó de frutos extraños.

 

 

Camazotz, El Dios de Xibalba

 

 

El dios murciélago de Xibalba que se alimenta de sangre. En el Popol Vuh, era el nombre común referido a los monstruos similares al murciélago encontrados por los héroes gemelos mayas Hunahpú e Ixbalanque durante sus pruebas en el mundo subterráneo de Xibalbá. Obligados a pasar la noche en la Casa de Los Murciélagos, los muchachos pueden mantener a las criaturas a raya hasta que Hunahpu fue decapitado intentando mirar la llegada del alba. Ixbalanque afligido llama a todos los animales, para que lleven cada uno su comida favorita para reconstruir la cabeza del hermano. Cuando el tapir vuelve con un chilacayote, Ixbalanque lo talla en una nueva cabeza para su hermano, y ellos pueden asistir al juego de pelota final, provocando la derrota eventual del Xibalba.

x