Arte y Cultura
7 pirámides ocultas en la Ciudad de México
Jaen Madrid
Pirámides que se mantienen ocultas entre el caos vial y la selva de concreto capitalina, esos vestigios místicos que todavía resuenan muy en lo profundo de nuestra conciencia colectiva.

Las pirámides siempre serán un recordatorio de lo sagrado que es la naturaleza y el universo para el ser humano. El triángulo –y las figuras que casi semejan uno– han sido desde hace milenios la manera en que los cultos simbolizaron a la luz, pero también a la divinidad, constituida por la fuerza, belleza y sabiduría que los dioses nos ejemplifican a manera de regalo. Estas construcciones teocráticas fungieron en algún punto de su origen y existencia como mapas del universo, como templos ceremoniales dedicados a las divinidades y hasta quizá como puertas interdimensionales, como en el caso de la gran ciudad de Teotihuacán, donde representaron al hombre en su camino a convertirse en Dios.

Las pirámides mexicanas poseen un peculiar halo de misterio que pocas construcciones en el mundo tienen. En muchos de los vestigios que hoy quedan en la Ciudad de México se construyeron numerosos templos católicos, como una manera occidental de mirar el triunfo de una religión sobre otra. Y aunque las pirámides no necesariamente profesaron una religión sino un culto universal a lo esencial de la vida, gracias a la ayuda de nuestros arqueólogos, aún podemos visitar algunas de ellas y descubrir que, tal vez, su fuerza enérgica sigue siendo impresionante.

La siguiente lista pretende mostrar las pirámides que se mantienen ocultas entre el caos vial y la selva de concreto capitalina, vestigios místicos que todavía resuenan muy en lo profundo de nuestra conciencia colectiva:

 

Piramide del Cerro de la Estrella

piramide cerro de la estrella

El cerro de la estrella, antiguamente conocido como Huixachtécatl  o “cerro de los espinos”, contiene una pequeña pirámide que se utilizaba para dar cabida a las ceremonias del Fuego Nuevo o los festejos del año nuevo en la cultura mexica. Según se sabe, a través de este ritual realizado con sacrificios humanos, los dioses permitirían que el hombre pudiera vivir otro nuevo ciclo. Este asentamiento data al preclásico mesoamericano (es una de las construcciones más antiguas que encontramos en la ciudad) y hasta la fecha, ahí se sigue conmemorando el año nuevo así como también el viernes santo. La estación Cerro de la Estrella de la línea 8 del metro, o la estación Culhuacán (línea 12) son las mejores opciones para llegar hasta este lugar.

 

Pirámide del cerro Mazatépetl

piramide del cerro del judio

Construcción teocrática edificada en honor a la tortuga jaguar, divinidad mítica de la fertilidad de la tierra. El cerro Mazatépetl también llamado “del judío”, se encuentra justo después de un arroyo, en el pueblo de San Bernabé Ocotepec en la Magdalena Contreras. La pirámide contiene, a los pies de su escalinata, la imagen de una tortuga con garras de jaguar y tres cruces en su cima, puestas en Semana Santa por algunos católicos como parte de ese extraño sincretismo religioso que profesa nuestra ciudad. Desde este lugar se puede también observar la Cuenca de México, sus fascinantes cordilleras que abrazan la ciudad. 

 

Pirámide de Tequipa

piramide de tequipa

Ubicado al sur de la ciudad, en el pueblo de Santo Tomás Ajusco en Tlalpan, está pirámide se encuentra edificada desde el postclásico tardío, y hoy, a pesar de haber resistido a los cambios del tiempo, permanece abandonada y en deterioro a causa de sus habitantes aledaños. En su cima poseía una figura, un hermoso cofre prehispánico de basalto de nombre “El Cuartillo”, que fue extraída de ese lugar para llevarla al atrio de la iglesia de Santo Tomás Ajusco. 

 

La Casa del viento o Templo Ehécatl

E

Se encuentra surrealmente enclavada en el metro Pino Suárez, conviviendo día a día con los transeúntes capitalinos que pasan por esta línea. Se trata de un pequeño adoratorio en honor al dios Ehécatl (aunque se sabe que en un principio también rindió culto a Tlaloc, dios de la lluvia), mismo que se le atribuían poderes enérgicos en torno al viento. Esta diminuta pirámide mide tan sólo 88m2, su hallazgo se hizo entre 1968 y 1970 cuando comenzó a construirse la línea de tren. El adoratorio de Ehécatl posee una forma peculiar: su fachada es de planta cuadrangular mientras que su parte posterior de planta circular, una especie de templo cilíndrico que, de acuerdo con documentos históricos, se podía llegar a ella a través de una entrada en forma de fauces de serpiente.

  

Pirámide de Cuicuilco

cuicuilco-zona-arqueologica

Cuicuilco fue una de las ciudades más antiguas del valle de México y se cree que tuvo relación con los antiguos olmecas, la cultura más arcaica de Mesoamérica. Sus vestigios están situados en el sur de la ciudad, en el cruce de Insurgentes Sur y Anillo Periférico. El recinto ceremonial fue destruido y abandonado debido a la erupción del volcán Xitle, sin embargo, fue la lava quien ayudó a preservar las ruinas. La pirámide de Cuicuilco es circular y está construida en el interior de una plaza con 110 metros de diámetro.

Debido a que la arqueología no puede entender muy bien ese plazo de tiempo, los investigadores sugieren que la construcción de la pirámide podría haber tenido lugar recientemente, lo que también refiere que Cuicuilco no tiene 8000 años de edad, sino 2100 años de antigüedad. Sin embargo, la evidencia física encontrada en la pirámide, al igual que la gruesa capa de lava y el período en que se produjo la erupción, coloca la pirámide a unos 8000 años. El hecho de que la pirámide de Cuicuilco tenga alrededor de 8.000 años de edad, nos dice también que las pirámides originales podrían tener su origen en el continente americano, y se expandiern más adelante en la historia hacia otras tierras.

 

Ruinas de la pirámide de Mixcóac

mixcoac

En  San Pedro de los Pinos, en la esquina de la avenida San Antonio y Periférico, se encuentran los vestigios de un centro ceremonial dedicado al hombre que se convirtió en dios de la caza: Mixcóatl, cuyo significado –”víbora en la nube”–, suele traducirse como una metáfora en torno a la serpiente celeste, o la Vía Láctea. En un principio se encontraba cerca del Lago de Texcoco pero con la invasión española fue destruido. Aproximadamente en el año 1521, los mexicas lo reconstruyeron en esta zona, dando cabida a una serie de festividades liderados por músicos y danzantes de Tenochtitlán y Tlatelolco. Hoy esta pirámide no es más que ruinas, pero a sus orillas se llevan a cabo diversas actividades culturales en el Centro Cultural La Pirámide.

 

Templo Mayor

templo mayor mx city

Sin duda, no puede faltar el templo y pirámide más emblemáticos de la Tenochtitlán, hoy la Ciudad de México. Esta pirámide era el centro absoluto de la vida religiosa azteca. Está situada en el centro de la ciudad junto a edificios coloniales y modernos, una mezcla brutal y a la vez fascinante. Este antiguo edificio comenzó a construirse en 1428. Aquí se reunían las ofrendas sagradas y los depósitos funerarios de los aztecas: en este lugar se hicieron miles de sacrificios humanos y tenía un gran un valor simbólico para los enemigos del imperio.

/ Fotografía principal: @webcamsdemexico

– Twitter de la autora: @surrealindeath 

 

También en MXCity: Sitios sagrados de la ciudad de México

Llorar, una galería de arte que celebra el llanto como expresión estética
Cristopher Garnica
Llorar, es un espacio que tiene como objetivo acoger manifestaciones estéticas marginadas en el umbral de los términos “gestión” y “cultura”.

_llorar CDMX, galería de arte.

 

Se agradece que en pleno siglo XXI, en la era de la felicidad llevada al hartazgo por todos los medios posibles, una galería adopte el llanto como una manifestación estética.

 

En efecto, la idea de tirar lágrimas como reacción emocional, es un fenómeno cultural asociado de manera estereotípica a la depresión y/o la tristeza, a la confrontación directa con nuestras emociones que nos colocan en un estado de vulnerabilidad, que paradójicamente, nos hace “sentir mejor después de llorar”.

_Llorar CDMX, también es un espacio de arte en la colonia San Rafael. Lo que antiguamente era un salón de baile barroco, ahora es un espacio que recibe y colabora con propuestas frescas sobre el quehacer artístico, no necesariamente artístico al estilo de Bellas Artes. Este un espacio se dedica a la gestión y producción cultural de manifestaciones únicas, donde uno puede ir, por qué no, solo a desparramar unas lágrimas para afirmarse en el mundo.

 

El objetivo de este peculiar recinto es trabajar con la ambigüedad de los términos “gestión” y “cultura”, donde sean rescatadas, renovadas y puestas en marcha, diferentes manifestaciones estéticas que tiendan a ser dejadas de lado por los espacios expositivos como consecuencia de las categorías que lleva consigo la noción de “obra de arte”.

_llorar está integrado por Amado Cabrales, Nicolás Zavala, Camila Gómez y Daniel Suástegui, quienes además se encargan de curar las propuestas, que busca captar el flujo de proyectos emergentes en la ciudad y ser un experimento curatorial que expropie lo público y lo privado.

 

 

Como el acto propio de tirar lágrimas, trabaja con aquellos materiales, sustancias, objetos, cosas, que han sido eliminadas del sistema porque ya no ostentan utilidad, como las lágrimas. Así que en su salón de baile de estilo barroco y pisos de pasta, con muros garigoleados y detalles dorados, se exhibe: Poesía y performance. Ritual y perreo. Cine, baile y show, además de exposiciones de artistas que trabajan con iconografía popular.

Su programa es el resultado de una convocatoria permanente, abierta a todos los interesados en realizar colaboraciones, eventos, exhibiciones y toda actividad cultural que sea afín a _llorar. Que tengan ganas de desmantelar la división que existe entre la alta cultura y la cultura popular abriendo espacios de posibilidades a otras sensibilidades.

_llorar CDMX Galería de Arte

¿Dónde? Miguel E. Schultz 26, San Rafael.

¿Cuándo? Lunes a sábado de 10:00 a 18:00

Consulta eventos especiales.

Entrada Libre

Facebook

llorar.cdmx@gmail.com

T. 01 55 3074 2484

En agosto 2018, Roberto Bolaño volvió a recorrer la Ciudad de México
Cristopher Garnica
La ciudad de México es la cuna de la carrera literaria de Roberto Bolaño, y en este recorrido puedes recorrer ese trayecto literario.

Los detectives salvajes, crónicas de la ciudad.

 

Los detectives salvajes es considerada la obra maestra de Roberto Bolaño. Con este texto que se lee exquisito, se celebran los viajes, la carretera y la contracultura de un México en forma de crónica biográfica novelada. Los Detectives.. son tres jóvenes poetas que toman a la Ciudad de México de pretexto, para, más que hablar, ser eso, salvajes.

La novela es un texto de bifurcaciones, de múltiples personajes amando, viajando en un terreno de muertes, asesinatos en manicomios y universidades, desapariciones y apariciones. Aunque sus escenarios son diversos (Estados Unidos, Francia, España, África) México, este portento de ciudad donde se encuentran toreros, prostitutas, editores perseguidos por pistoleros, es la médula para comprender las tres piezas que conforman la antología de los detectives.

En Los Detectives salvajes puedes recorrer la ciudad como si lo hicieras en carne viva, por la calle de Donceles, Bellas Artes, Álvaro Obregón en la Roma, el parque España. Este libro del escritor y poeta chileno, ha sido traducida a numerosos idiomas, entre ellos inglés, francés, alemán, italiano​ y neerlandés, y este autor goza de excelentes críticas tanto de escritores como de críticos literarios contemporáneos, se le considera uno de los grandes autores hispanoamericanos del siglo XX, de la talla de Jorge Luis Borges y Julio Cortázar, con quien suele ser comparado.

El 12 de agosto del 2018, el cronista Leonardo Tarifeño llevó a cabo un recorrido para conocer las calles del Centro Histórico de la Ciudad de México desde la visión del escritor chileno Roberto Bolaño. A través del paseo literario Distrito Bolaño, los asistentes podrán recrear el ambiente mexicano que lo formó en sus textos.

 

Esto se hizo para conmemorar los 15 años de la muerte del fantástico escritor, y a 20 de la publicación de Los detectives salvajes, donde una treintena de personas dedicaron su mañana dominical a recordar a Roberto Bolaño. El cronista y editor Leonardo Tarifeño fue el guía por las calles del centro de la Ciudad de México, la que fuera el escenario de sus novelas y donde se la pasaba.

Desde las 10:00 horas, en lo que ahora es la sede de una librería de viejo en República de Argentina y Donceles, inició el recorrido. Los convocados estaban curiosos por entrar a ver cuál había sido el departamento en el que Bolaño pasaba el rato de adolescente con sus amigos. Este recorrido se hizo a través de los ambientes específicos con quienes Bolaño tenía una historia personal. “Para Bolaño, la Ciudad de México no era una escenografía; se trataba, más bien, de un organismo vivo que nutría su imaginación y lo invitaba a transformarse en uno de sus grandes narradores”, explicó Tarifeño.

 

Bolaño nació en Chile, pasó su adolescencia y juventud en la Ciudad de México y su vida adulta en España. Murió, en 2003, a los 50 años. Su muerte prematura, apenas unos años después de la publicación de su afamada novela, lo convirtió en autor de culto para muchos. Prueba de ella fue ese grupo de curiosos en conocer los lugares en donde compraba, pasaba el tiempo, escribía y discutía.

Bolaño es un escritor sin biblioteca, sin abolengo literario“, dijo Tarifeño mientras dirigía al grupo a las pocas librerías de viejo que quedan en Donceles. Aún sobrevive Inframundo, una de las que frecuentaba. Sus difíciles condiciones económicas desde niño lo llevó a dedicarse a todo, no terminó la secundaria. Fue repartidor refrescos y gas, en Chile, México y España.

Tarifeño habló sobre los infrarrealistas, a los que pertenece Bolaño, siguieron en las sombras, siendo marginados, porque el escritor criticaba y se enfrentaba continuamente a Octavio Paz. El recorrido continuó por la calle Madero, luego en otra librería frente a la Alameda, y hasta el cine Bucareli, recién cerrado. Tras dos horas y media de caminata, los lectores no parecían fastidiados. Tarifeño despidió al grupo leyendo un fragmento del discurso de aceptación del Premio Rómulo Gallegos, que ganó por Los detectives salvajes:

“Mi libro es una carta de amor y de despedida a mi generación.

Fuimos estúpidos y generosos, como son los jóvenes,

que todo lo entregan y no piden nada a cambio.”

La encantadora danza del Ballet Mexicano de la Discapacidad (VIDEOS)
MXCity
El Ballet Mexicano de la Discapacidad promueve la inclusión en la danza, y permite el desarrollo de habilidades de las personas con capacidades diferentes.

Ballet Mexicano de la Discapacidad.

 

La danza es una expresión de la bondad innata del cuerpo. Por esa razón, el movimiento del Ballet Mexicano de la Discapacidad se ha alejado de las terapias convencionales para darle paso a sus propios métodos, mecanismos y exploraciones corporales ad hoc a sus posibilidad expresivas.

Es por que en el proceso creativo del Ballet Mexicano de la Discapacidad (BMD) los participantes logran una gran evolución personal, sin necesidad de las técnicas rigurosas del ballet clásico, de modo que una persona con discapacidad pueda convertirse en un bailarín profesional.

El BMD se fundó en 2009 de manera independiente y la vía pública de una zona del Oriente de la Ciudad de México, donde trabaja con regularidad y se presenta de manera esporádica. Este hermoso Ballet ofrece educación superior en el campo del arte y la danza a personas con discapacidad, además de brindar una atención personalizada a nivel cultural y artístico.

Esta propuesta fue obra del genio David Serna, quien ha logrado posicionar al Ballet en México, como un espacio donde la discapacidad y el arte tienen voz. David se basa en las habilidades y capacidades de cada integrante, ofreciendo un tipo de danza honesta y auténtica emanada del proceso creativo y de las emociones de cada individuo.

Serna se acerca a la discapacidad de manera empírica con cada integrante del ballet, además de estudiar diversas danzas alrededor del mundo. Es así como encontró en los mudras en la danza clásica de la India gestos con las manos, incluyendo posiciones específicas con los dedos, muñeca y palmas-, una idea para desarrollar danzas artesanales para quienes se ven muy limitados en sus movimientos corporales.

Serna es miembro del Consejo Internacional de la Danza ante la Unesco. Cuenta con una academia de arte, ha creado el Coro Manos Amorosas, mujeres que “cantan” en lenguaje de señas y que son sólo las abuelas y las madres de muchos bailarines, a quienes acompañan en cada ensayo, en cada función y que están detrás de ellos.

La compañía BMD lleva más de nueve años de trabajo ininterrumpido, y es una de las pocas en el mundo en donde los bailarines son sólo personas con discapacidad, que se ha presentado en diversos recintos universitarios, tales como el MUAC, la Universidad de Chapingo y la Sala de Conciertos Elisa Carrillo. Además se ha representado a México en el Festival Internacional de Discapacidad en Colombia.

El trabajo del BMD ha influido en la inclusión social de las personas con capacidades diferentes, ya que cualquier persona que vea al Ballet consigue cambiar su concepción de la discapacidad. Aquí te dejamos otro increíble trabajo para que puedas apreciar más del arte del BMD.

La cancha más hermosa del país en el barrio que más la necesita (FOTOS)
Cristopher Garnica
All Arquitectura ha creado una vibrante cancha de fútbol y básquetbol para una de las áreas más pobres y violentas de la Ciudad de México.

La Doce es una increíble cancha de futbol y basquetbol en Valle de Chalco.

 

All Arquitectura es un despacho fundado en el 2013 especializado en Arquitectura, Interiorismo, Urbanismo e Investigación Arquitectónica, con sede en la Ciudad de México. Este asombroso despacho, además de estar comprometido con la acción social, ha obtenido grandes reconocimientos tanto nacionales como internacionales.

All Arquitectura desarrolla diseños de pequeños espacios de trabajo y vivienda, hasta hoteles y oficinas para plantas de producción. El plan a seguir de este despacho arquitectónico, es convertir a la arquitectura en un medio para fomentar el desarrollo humano y, al mismo tiempo, impulsar una cultura basada en la eficiencia y la arquitectura sustentable.

Uno de los proyectos que llevó a cabo esta filosofía de trabajo, es La Doce en colaboración con la plataforma Love.fútbol, una organización sin fines de lucro que restaura y regenera campos deportivos en áreas marginadas de ciudades de todo el mundo. En este caso, mejorar las instalaciones de Valle de Chalco, una de las ciudades con los índices de violencia más altos del Estado de México, al oriente de la ciudad. Es el hogar de muchos grupos indígenas, y un vecindario cercano a Ciudad Nezahualcóyotl e Ixtapaluca, que en conjunto forman el mega-barrio marginal más grande del mundo.

 

La Doce tuvo el patrocinio del equipo de fútbol del Reino Unido, Manchester City, All Arquitectura refrescó el deteriorado lugar para crear un espacio social para que la comunidad lo use, y Love.fútbol puso parte del dinero para el desarrollo.

La superficie de la cancha está cubierta con un patrón de tablero de ajedrez en dos tonos brillantes de azul. Los asientos de las gradas para los espectadores están protegidos por marquesinas metálicas; y un mural vibrante recorre todo el sitio detrás de los asientos. A la cancha le fue colocado un nuevo edificio con área administrativa, baños y espacio de almacenamiento, con espacio para reuniones educativas y comunitarias.

 

Además le fue agregado un patio de guijarros con equipos de gimnasio, como barras de pull-up y bolsas de ponche para hacer ejercicio al aire libre. Este principio  ha sido llevado a cabo en ciudades de todo el mundo, agregando tonos llamativos a las canchas deportivas para regenerar los barrios o como una acción  artística, y se pueden encontrar ejemplos en París , Nueva York , San Luis y la ciudad belga de Aalst .

El proyecto obedece a las necesidades siempre cambiantes de una zona históricamente importante para la Ciudad y el Valle de México que a través de su gente y su carácter forma parte de una periferia siempre presente, indomable, pero con los brazos siempre abiertos. Sin más, te dejo con las hermosas fotos de Zaickz Moz.